Que leer

ROMÁNTICA Y JUVENIL

La literatura romántica tiene un enorme caldo de cultivo en la novela juvenil, un género siempre permeable a la mezcla con otras corrientes literarias. Sin embargo, nos preguntamos si se repiten los mismos patrones, pero rebajando la edad. María Guitart, editora de Planeta, con kilt. Normalmente son historias más cotidianas, que transcurren en escenarios más reales, como el instituto o la universidad. Piensa en la saga de Anna Todd o en las novelas de Federico Moccia», ilustra. «Y tiene que haber drama: chica y chico se conocen y son almas gemelas, pero se pelean por culpa del entorno, por un personaje secundario que malmete y que provoca una montaña rusa de emociones». Y en cuanto a las protagonistas, ¿se nota el cambio generacional con sus hermanas mayores de la romántica? «Sí, ya no son pasivas, han evolucionado, no están esperando a que las cosas pasen. Son más cañeras. Esto los autores lo tienen muy en cuenta: se están dirigiendo a un público lector que se está formando, por lo que en ocasiones no es raro que tengan un punto didáctico. Ah, y es importantísimo que la lectora se pueda identificar con la protagonista».

You're reading a preview, sign up to read more.

Related Interests

More from Que leer

Que leer3 min read
Anne Jacobs
A los lectores que ya han devorado la trilogía La Villa de las Telas les ha sorprendido saber que usted ya había publicado muchas novelas bajo varios seudónimos. Tengo varios seudónimos, Leah Bach, para mis novelas ambientadas en África; Marie Laval,
Que leer3 min read
Xxvi Encuentro Eleusino En Salamanca: Los Jardines De Epicuro
Venía Sánchez-Dragó de presentar su semblanza sobre Santiago Abascal pero su euforia se debía a que había derrotado al presidente de Vox jugando al futbolín. Una manera como cualquier otra de rendir homenaje al mismo Epicuro que centraba la XXVI edic
Que leer3 min read
Mesa De Recepción
En mis anos mozos, el concepto de padre adoptivo y padre biológico no era de uso común. Por los menos en las capas populares. En mi barrio ese lenguaje no era conocido. Esa sofisticada clasificación se reemplazaba por otra más plebeya. Los padres era