You are on page 1of 9

Educar en la era planetaria.

El pensamiento complejo como Método de aprendizaje en el error y la incertidumbre humana.


Edgar Morin, Emilio Roger Ciurana y Raúl Domingo Motta
Valladolid: Universidad de Valladolid

El libro está co-editado por el Servicio de Publi-


caciones de la Universidad de Valladolid, por Capítulo 1: el Método
Instituto Internacional para el Pensamiento (estrategias para el conocimiento
Crítico, por la Universidad del Salvador y por la y la acción en un cambio que se piensa)
UNESCO.
Introducción.
Prólogo (15) El método es un discurso, un ensayo pro-
longado de un camino que se piensa. Es un
(10) Luego de escuchar y analizar numerosas viaje, un desafío, una travesía, una estrategia
ponencias y documentos presentados y a partir que se ensaya para llegar a un final pensado,
del registro de diversos talleres realizados co- imaginado y al mismo tiempo insólito, imprevis-
mo de reuniones informativas, convenimos en la to y errante. No es el discurrir de un
necesidad de fortalecer el consenso y al mismo pensamiento seguro de sí mismo, es una
tiempo, el debate en torno a tres ejes temáticos, búsqueda que se inventa y se reconstruye
para nosotros estratégicos, no solo para la Nada más lejos de esta visión del método que
continuamente.
construcción de las currículas educativas sino aquella imagen compuesta por un conjunto de
también, para el fortalecimiento de las estrate- recetas eficaces para la realización de un resul-
gias ciudadanas, relacionadas con la defensa de tado previsto. Esta idea de método presupone el
la dignidad humana y con la resistencia a todo resultado desde el comienzo.
tipo de crueldad inscripta ―implícita o explíci-
tamente― en las formas institucionales del La relación entre experiencia, método
actual devenir de la edad de hierro planetaria. y ensayo.
Barbarie que contiene también, en forma dis- (16) El pensamiento complejo incluye en su
persa, los ingredientes de una futura civiliza- visión del método la experiencia del ensayo.
ción sostenida por la Unitas Multiplex del de- (17) Luego de las experiencias realizadas por
venir humano de la Humanidad. las ciencias y la filosofía en el siglo XX, nadie
(11) Surgieron de esta manera el desarrollo de puede fundar un proyecto de aprendizaje y
estos tres ejes temáticos: (1) la cuestión del conocimiento, en un saber definitivamente veri-
método, por un lado visto como camino que se ficado y edificado sobre la certidumbre. Tam-
inventa y nos inventa, donde de ser posible el poco se puede tener la pretensión de crear un
regreso, solo se regresa distinto, porque es otro sistema absoluto de posiciones posibles o el
el que regresa y ese otro es el mismo que cami- sueño de escribir el último libro que contenga
na errante entre el sueño y la vigilia. Por el la totalidad de la experiencia humana.
otro, como una poderosa herramienta para las Asumir esas experiencias implica desarrollar un
estrategias de conociendo y acción, con la fina- proceso de aprendizaje y de conocimiento, so-
lidad de organizar, ecologizar, globalizar y bre un suelo frágil caracterizado por la ausen-
contextualizar los conocimientos y las decisio- cia de fundamento.
nes. (2) La impresiona necesidad de aportar (18) Por esta razón el método no precede a la
claridad al uso cada vez más disperso y confuso experiencia, el método emerge durante la expe-
de la palabra complejidad, y al mismo tiempo, riencia y se presenta al final, para tal vez un
relacionar y diferenciar el concepto de Comple- nuevo viaje.
jidad de la idea de Pensamiento Complejo. (3)
El destino de la era planetaria, problema apa- El método como viaje y transfiguración.
sionante que muestra a la humanidad inmersa (18) Esto explica la actualidad y el valor de los
en una Odisea planetaria. Una humanidad versos de Antonio Machado que siempre nos
planetaria que se desenvuelve a través de una acompaña y nos da valor: Caminante no hay
tensió´n contradictoria y complementaria de camino, se hace camino al andar.
dos hélices mundializadoras: el cuatrimotor: (19) ¿Es posible el regreso, la vuelta al inicio
ciencia, técnica, industria e interés económico y del camino? Se vuelve, nos enseña la sabiduría
las ideas humanistas y emancipadoras del hom- que se desprende de los mitos, las tradiciones y
bre. En este contexto es preciso pensar en la las religiones, pero se regresa cambiado, el que
posible emergencia de una sociedad-mundo regresa es otro. Aprendizaje: transfiguración. Si
capaz de gobernar el devenir planetario de la el camino es una trayectoria en espiral, el mé-
humanidad.
Educar en la era planetaria Edgar Morin, Emilio Roger Ciurana y Raúl Domingo Motta.

todo ahora consciente de sí descubre y nos poseedor de la verdad se vuelve insensible a los
descubre distintos. errores que puedan encontrarse en su sistema
(20) Solamente una visión deficitaria e irre- de ideas y evidentemente tomará como mentira
flexiva puede reducir la dimensión múltiple del o error todo lo que contradiga su verdad. La
método a una actividad programática y a una idea de verdad es la mayor fuente de error que
técnica de producción de conocimiento. La se pueda considerar jamás; el error fundamen-
elucidación de las circunstancias, la compren- tal reside en la apropiación monopólica de la
sión de la complejidad humana y del devenir del verdad.
mundo requieren un pensar que trascienda el El descubrimiento de que la verdad no es inal-
orden de los saberes constituidos y la triviali- terable sino frágil, junto a la actitud del escép-
dad del discurso académico. tico, es uno de los más grandes, de los más
bellos, de los más emocionantes del espíritu
La relación entre el método y la teoría humano.
(20) Ciertamente el camino se inicia a partir de (24) Es cierto que los segmentos de estrategias
algo y también prefigura un fin. Aquí es impor- que hayan tenido éxito en el desarrollo de un
tante comprender el lugar que ocupa la teoría y método pueden ser archivados y codificados
cómo se relaciona con el método. Una teoría no como segmentos programados para el futuro si
es el conocimiento, permite el conocimiento. se dan las mismas condiciones. El método es
Una teoría no es una llegada, es la posibilidad una estrategia del sujeto que también se apoya
de una partida. Una teoría no es una solución, en segmentos programados que son revisables
es la posibilidad de tratar un problema. Una en función de la dialógica entre estas estrate-
teoría solo cumple su papel cognitivo, solo gias y el mismo caminar. El método es progra-
adquiere vida, con el pleno empleo de la activi- ma y estrategia al mismo tiempo, y puede modi-
dad mental del sujeto. ficar por retroacción de sus resultados al pro-
Se establece una relación recursiva entre méto- grama, por lo tanto el método aprende.
do y teoría. El método, generado por la teoría,
la regenera. Toda teoría dotada de alguna El método como estrategia.
complejidad solo puede conservar su compleji- (25) El programa efectúa la repetición de lo
dad al precio de una recreación intelectual mismo en lo mismo, es decir, necesita de condi-
permanente. Incesantemente corre el riesgo de ciones estables para su ejecución. La estrategia
degradarse, es decir, de simplificarse. es abierta, evolutiva, afronta lo imprevisto, lo
nuevo. El programa solo puede tolerar una
La errancia y el error. dosis débil y superficial de errores en su fun-
(21) ocurre que el “error”, en el momento de la cionamiento. La estrategia saca provecho de
duplicación reproductora, se manifiesta como sus errores.
fecundo con relación a la repetición de la nor- El método es obra de un ser inteligente que
ma u ortodoxia genética, que sería la “verdad” ensaya estrategias para responder a las incerti-
de una especie, cuando determina la aparición dumbres. Es un viaje que no se inicia con un
de cualidades nuevas que a su vez van a carac- método, se inicia con la búsqueda del método.
terizar una nueva especie. A partir de ahí, el Resiste la idealización (sustitución de la reali-
error con referencia a la antigua ortodoxia se dad por una idea), la racionalización (aprisio-
convierte en norma, es decir, “verdad” de la namiento de la realidad en un sistema) y la nor-
nueva. malización (eliminación de lo extraño o ajeno).
(22) el espíritu humano no refleja el mundo: lo (27) El pensamiento complejo no propone en su
traduce a través de todo un sistema neurocere- diálogo un programa, sino un camino (método)
bral donde sus sentidos captan un determinado donde poner a prueba ciertas estrategias que se
número de estímulos que son transformados en verán fructíferas o no en el mismo caminar
mensajes y códigos a través de las redes nervio- dialógico.
sas, y es el espíritu-cerebro el que produce lo
que se llaman representaciones, nociones e Los principios generativos y estratégicos
ideas por las que percibe y concibe el mundo del método.
exterior. (27) El método no es solo una estrategia del
(23) Las ideas no son reflejos de lo real, sino sujeto, es también una herramienta generativa
traducciones/construcciones que han tomado de sus propias estrategias. El método o pleno
forma de mitología, de religiones, de ideologías empleo de las cualidades del sujeto, implcia la
y de teorías (todas ellas son modos de trazar presencia ineludible del arte y la estrategia en
puentes sobre el abismo de la ignoracia), y el pensamiento complejo.
como tales, son susceptibles de error. Principios del método:
La aparición de la idea de verdad agrava el
problema del error, pues cualquiera que se crea

Página 2
Educar en la era planetaria Edgar Morin, Emilio Roger Ciurana y Raúl Domingo Motta.

(28) 1. Principio sistémico u organizacional. adquiridos. Pero el pensamiento complejo no es


Permite relacionar el conocimiento de las par- una nueva lógica. El pensamiento complejo
tes con el conocimiento del todo y viceversa. necesita de la lógica aristotélica, pero a su vez
(29) 2. Principio hologramático. Al igual que en necesita transgredirla (por eso es pensamiento).
un holograma, cada parte contiene práctica- (33) Dar a una idea su lugar, esa es también la
mente la totalidad de la información del objeto dificultad del pensamiento. Pensar es construir
representado, en toda organización compleja no una arquitectura de ideas, y no tener una idea
solo la parte está en el todo sino también el fija.
todo está en la parte. Por ejemplo: cada uno de Educar en el pensamiento complejo debe ayu-
nosotros, como individuo, llevamos en nosotros darnos a salir del estado de desarticulación y
la presencia de la sociedad de la que formamos fragmentación del saber contemporáneo y de un
parte. pensamiento social y político, cuyos modos
(30) lo que está presente en el espíritu indivi- simplificadores han producido un efecto de
dual no es únicamente el Todo como someti- sobre conocido y sufrido por la humanidad
miento, es también eventualmente el todo como presente y pasada.
complejidad.
3. Principio de retroactividad. Con el concepto El método y su experiencia trágica.
de bucle retroactivo rompemos con la causali- (33) La tragedia de toda escritura (y también de
dad lineal. Las retroacciones negativas actúan toda lectura) es la tensión entre su inacaba-
como mecanismo de reducción de la desviación miento y la necesidad de un punto final (la obra
o de la tendencia. Las retroacciones positivas acabada y la última interpretación posible).
son la ruptura de la regulación del sistema y la Ésta es también la tragedia del conocimiento y
ampliación de una determinada tendencia o del aprendizaje moderno.
desviación hacia una nueva situación incierta. (34) La tragedia de la reflexión se materializa //
4. Principio de recursividad. Es un principio por las tendencias unidimensionales del pensa-
que va más allá de la pura retroactividad. (31) miento positivo, del funcionalismo y de la re-
Es un proceso en el que los efectos o productos ducción del logos a la lógica, que terminan
al mismo tiempo son causantes y productores acorralando a la reflexión a través de la bús-
del proceso mismo, y en el que los estados fina- queda de positividades estériles.
les son necesarios para la generación de los La tragedia de la información se manifiesta en
estados iniciales. cada dominio del conocimiento y de la praxis
5. Principio de autonomía/independencia. No social por el aumento exponencial de los cono-
hay posibilidad de autonomía sin múltiples cimientos y las referencias.
dependencias. Nuestra autonomía como indivi- La tragedia de la complejidad se sitúa tanto en
duos no solo depende de la energía que capta- el nivel del objeto de conocimiento, como en el
mos biológicamente del ecosistema sino de la nivel de la obra de conocimiento. En el nivel del
información cultural. objeto de conocimiento, que mutila sus solidari-
6. Principio dialógico. Este principio ayuda a dades // y la disolución de los contornos y fron-
pensar en un mismo espacio mental lógicas que teras que ahoga todo objeto y que nos condena,
se complemetan y se excluyen. No podemos por otra parte a la superficialidad. En el nivel
concebir la complejidad del ser humano sin de la obra, el pensamiento complejo reconoce a
pensar la dialógica sapiens/demens; es preciso la vez la imposibilidad y la necesidad de una
superar la visión unidimensional de una antro- totalización, de una unificiación, de una sínte-
pología racionalista que piensa en el ser huma- sis.
no como un homo sapiens sapiens. (35) Esta triple tragedia no es solamente la del
(32) Principio de reintroducción del cognos- estudiante, la del que realiza su tesis, la del
cente en todo conocimiento. Es preciso devolver investigador, la del universitario; es la tragedia
el protagonismo a aquel que había sido exclui- de toda odisea humana, es la tragedia del saber
do por un objetivismo epistemológico ciego. El moderno. Por ello, es preciso que en la educa-
sujeto está dentro de la realidad que trata de ción y en el aprendizaje se tome en cuenta la
conocer. problemática de la conciencia del inacabamien-
Toda actividad metódica está en función de un to en el obrar. Para que toda obra y proyecto
paradigma que dirige una praxis cognitiva. Si no oculte su brecha sino que la señale.
es el paradigma quien gobierna los usos meto-
dológicos y lógicos, es el pensamiento complejo
quien debe vigilar el paradigma. El pensamien-
to complejo, a diferencia de un pensamiento
simplificador que identifica la lógica con el
pensamiento, la gobierna y así evita la fragmen-
tación y la desarticulación de los conocimientos

Página 3
Educar en la era planetaria Edgar Morin, Emilio Roger Ciurana y Raúl Domingo Motta.

Capítulo 2: la complejidad del superar el sobresalto desestabilizador de la


pensamiento complejo complejidad. Es decir, la complejidad sería
algo así como la expresión de una incapacidad
(el pensamiento complejo funcional, desconocimiento o ignorancia transi-
de la complejidad) toria del observador.
(Yo: el intento de reducir la complejidad a lo
Introducción. complicado y éste a lo simple, es como la pre-
(39) La asociación entre complejidad y compli- tensión de reducir los números reales a los ra-
cación, hasta el caso de considerarlos sinóni- cionales, expresándolos como fracciones de
mos, no sólo se encuentra en el ámbito del len- enteros. Se trata de otro nivel de estudio, más
guaje ordinario, sino también en distintos cam- amplio.)
pos científicos. (44) Para el determinismo, la incertidumbre que
(40) La complejidad es efectivamente el tejido causa un fenómeno aleatorio procede de la
de eventos, acciones, interacciones, retroaccio- debilidad de los medios y recursos cognosciti-
nes, determinaciones, azares, que constituyen vos del espíritu humano, de su ignorancia. // Sin
nuestro mundo fenoménico. Así es que, la com- embargo, el problema es más profundo. // El
plejidad se presenta con los rasgos perturbado- problema de la complejidad manifiesta una
res de la perplejidad, es decir de lo enredado, lo incertidumbre inelimitable en el seno mismo de
inextricable, el desorden, la ambigüedad y la la cientificidad.
incertidumbre. (45) La dimensión más profunda y perturbadora
(41) En la visión clásica, cuando una contra- de la complejidad no es su dimensión metafóri-
dicción aparecía en un razonamiento, era una ca y su potencial para medir lo enorme, las
señal de error. Significaba dar marcha atrás y emergencias y las dinámicas interactivas, //
emprender otro razonamiento. Pero en la visión aquello que es realmente perturbador para el
compleja, cuando se llega por vías empírico- reino determinista y para los cultores de la
racionales a contradicciones, ello no significa fosilización del lenguaje, es que la complejidad
un error sino el hallazgo de una capa profunda de cualquier cosa, remite a esa región del deve-
de la realidad que, justamente porque es pro- nir que no es reductible a la lógica, cualquiera
funda, no puede ser traducida a nuestra lógica. de ellas.
La complejidad no es complicación. Lo que es (46) En fin, la complejidad afecta sobre todo a
complicado puede reducirse a un principio nuestros esquemas lógicos de reflexión y obliga
simple. Este tipo de reducción, absolutamente a una redefinición del papel de la epistemolo-
necesaria, se vuelve cretinizante y destructiva gía. // Debemos hablar de pensamiento comple-
cuando se hace suficiente, es decir, pretende jo porque nos introducimos en una epistemolo-
explicarlo todo. El verdadero problema no es, gía de segundo orden o del conocimiento del
pues convertir la complicación de los desarro- conocimiento.
llos en reglas de base simple sino asumir que la (47) Si bien la complejidad emerge sobre todo
complejidad está en la base. en el campo de las ciencias naturales, no menos
cierto es que, si existe un ámbito al que le co-
La confusión entre caos, complejidad rresponde por antonomasia el calificativo de
y determinismo. “complejo” ese es el mundo social y humano
(43) Hace cuarenta años, cuando comenzó a que, por cierto, es primordial para la experien-
desarrollarse, se hablaba de la “ciencia del cia educativa. La razón es obvia porque una de
caos”, el que pronto pasó a denominarse “caos las preocupaciones fundamentales de toda edu-
determinista”, para diferenciarlo del caos pro- cación que se precie, es la preocupación por el
ducto del puro azar. Actualmente tiende a mejor modo de convivencia política en la polis.
afianzarse la palabra “complejidad”, que de-
signa el estudio de los sistemas dinámicos que Características del pensamiento complejo.
están en algún punto intermedio entre el orden (47) Sin duda alguna el gran desafío hoy es
en el que nada cambia, como puede ser el de las educar “en” y “para” la era planetaria.
estructuras cristalinas, y el estado total de des- Características del pensamiento complejo:
orden o caos como puede ser el de la dispersión 1. En primer lugar, el estatuto semántico y
del humo. epistemológico del término “complejidad” no
Una de las consecuencias de esta confusión se ha concretado aún.
entre “caos” y “caos determinista”, es aquella 2. (48) la complejidad concierne no solo a la
falsa idea de la existencia de un campo demar- ciencia sino también a la sociedad, a la ética y
cable de estudio, hoy en construcción, cuyo a la política. Por lo tanto, es un problema de
cometido sería mostrar que la complejidad no pensamiento y de paradigma. Concierne a una
es otra cosa que una transitoria complicación epistemología general.
que será puesta en su lugar, a través del algo-
ritmo de turno, simplificando el problema y así

Página 4
Educar en la era planetaria Edgar Morin, Emilio Roger Ciurana y Raúl Domingo Motta.

3. El pensamiento complejo sabe que la certi- Capítulo 3: los desafíos


dumbre generalizada es un mito y que es más de la era planetaria
potente un pensamiento que reconoce la vague-
dad y la imprecisión que un pensamiento que la
(el posible despertar
excluye irreflexivamente. de una sociedad-mundo)
4. (49) Un pensamiento complejo nunca es un
pensamiento completo. Introducción.
5. El pensamiento complejo sabe que existen (57) El principal objetivo de la educación en la
dos tipos de ignorancia: la del que no sabe y era planetaria es educar para el despertar de
quiere aprender y la ignorancia (más peligrosa) una sociedad-mundo.
de quien cree que el conocimiento es un proceso En este sentido es preciso indicar que el térmi-
lineal, acumulativo, que avanza haciendo luz no “planetarización” es un término más com-
allí donde antes había oscuridad, ignorando plejo que “globalización” porque es un término
que toda luz también produce, como efecto, radicalmente antropológico que expresa la
sombras. inserción simbiótica, pero al mismo tiempo
6. (50) El pensamiento complejo no desprecia lo extraña, de la humanidad en el planeta Tierra.
simple, critica la simplificación. (58) es la relación entre la Tierra y la humani-
(51) La complejidad reaparece al mismo tiem- dad que debe concebirse como una entidad
po, como necesidad de captar la multidimensio- planetaria.
nalidad, las interacciones, las solidaridades,
entre los innumerables procesos. De ello resulta El nacimiento de la era planetaria.
que el pensamiento complejo respeta lo concre- (59) Para entender la era planetaria es preciso
to, no en la antiteoría, sino en la complejidad concebir una historia general de la humanidad
teórica. que comienza con la diáspora del Homo sapiens
(52) El pensamiento complejo es lógico pero por todo el planeta.
también es consciente del movimiento irreme- Las sociedades arcaicas en su itinerancia por la
diable del pensar y la imaginación que rebasan Tierra se expandieron y se volvieron extrañas
el horizonte lógico. // El pensamiento complejo entre sí. // Pero en todas partes se formaron
no excluye la linealidad sino que, muchas veces, civilizaciones. // Las sociedades históricas, en
la incluye en la visión y construcción de mode- su expansión, rechazaron a las sociedades ar-
los recursivos para el conocimiento de la reali- caicas, empujándolas a la selva y los desiertos,
dad. // El pensamiento complejo piensa por donde los futuros exploradores y buscadores,
medio de macroconceptos, es decir por medio pertenecientes a la era planetaria, aún no cons-
de la asociación de conceptos atómicos separa- tituida, los descubrirán para cazarlos y aniqui-
dos por regla general, antagonistas a veces, larlos. Esas sociedades históricas fueron des-
pero que en su interrelación generan figuras piadadas con todo lo prehistórico, nada de
complejas que sin esa dinámica interactiva se aquella sabiduría milenaria fue asimilado, todo
volatilizan y dejan de existir. fue exterminado.
(53) La visión de las antropologías culturalis- (60) Estas civilizaciones, cuyas historias no
tas que niegan la realidad biológica del hom- tienen comunicación entre sí, comienzan su
bre, así como los biologicismos que creen que expansión guerrera o navegante y descubren en
la cultura está determinada por la biología, son su itinerancia la Tierra.
hijos de un pensamiento reductor, simplificador (61) A fines del siglo XV europeo, la China de
y lógicamente excluyente. Como lo es también los Ming y la India mongola eran las civiliza-
el pensamiento de aquellos que creen que todo ciones más importantes del globo. El Islam, que
es determinista o que todo es aleatorio. No continúa su expansión en Asia y en África, es la
comprenden que un mundo totalmente determi- religión de la tierra más difundida. El imperio
nista es tan absurdo como un mundo en el que otomano, que desde Asia se ha desplegado
solo existiese el azar. La fenomenología natu- sobre Europa oriental, aniquilando Bizancio y
ral, biológica y humana es una mezcla de or- amenazando Viena, se ha transformado en la
den/desorden; necesidad/azar; estabilidad/dina- mayor potencia de Europa. El imperio Inca y el
mismo. imperio Azteca reinan en las Américas y tanto
Una educación con vistas a una visión y re- Tenochtitlán como Cuzco superan en población,
flexión compleja de la realidad, colaboraría con monumentos y esplendor a Madrid, Lisboa,
los esfuerzos que tienen por objetivo la atenua- París y Londres, capitales de pequeñas nacio-
ción de la crueldad y la regeneración de la paz. nes jóvenes del oeste europeo.
Sin embargo, a partir de 1492, son esas nacio-
nes pequeñas y jóvenes las que van a lanzarse a
la conquista del planeta y, a través de la aven-
tura, la guerra y la muerte, darán lugar a la era
planetaria.

Página 5
Educar en la era planetaria Edgar Morin, Emilio Roger Ciurana y Raúl Domingo Motta.

La era planetaria tendrá el impulso de dos (66) El socialismo se proclama internacionalis-


hélices que motorizarán dos mundializaciones ta en su principio y la Internacional se da como
simultáneamente unidas y antagónicas. La misión, la unión del género humano.
mundialización de la dominación, colonización Pero aparecerá otro factor, la guerra, que tam-
y expansión de Occidente y la mundialización bién cumplirá su papel en el proceso de plane-
de las ideas que en el futuro se las comprenderá tarización.
como las ideas humanistas, emancipadoras, Son las interacciones entre los grandes imperia-
internacionalistas portadoras de una conciencia lismos y los pequeños nacionalismos los que la
común de la humanidad. desencadenan y los nacionalismos exacerbados
(62) Entre la Conquista de las Américas y la los que la nutren.
Revolución Copernicana surge el planeta y se (67) Como reacción al comunismo, recuperarán
desploma un cosmos. La Tierra deja de estar en su virulencia los nacionalismos y, en la Italia
el Centro del Universo y la humanidad pierde frustrada, en situación prerrevolucionaria,
su lugar privilegiado de la mano de la redondez aparece el fascismo, segundo totalitarismo,
de la Tierra. El occidente europeo debe recono- idéntico al comunismo en su sistema de partido
cer la pluralidad de los mundos humanos y la único y antagonista en su ideología nacionalis-
provincialidad del área judeo-islámica- ta.
cristiana. (68) Muchos espíritus desorientados por el
La era planetaria se abre y se desarrolla “n” y avance de los peligros, incapaces de creer en
“por” la violencia, la destrucción, la esclavitud, una democracia impotente, oscilan entre el
la explotación feroz de América y del África. Es fascismo y el stalinismo, sin saber cuál de los
la edad de hierro planetaria, en la que todavía dos representa el mal menor.
nos encontramos. La guerra se mundializa.
(69) Quince millones de hombres armados fue-
La edad de hierro planetaria. ron muertos y hubo treinta y cinco millones de
(63) Por un lado observamos el desarrollo ace- víctimas entre los civiles.
lerado de la occidentalización del mundo de la La Guerra Fría comienza en 1947. El planeta se
mano del imperialismo. polariza en dos bloques y en todas partes se
(64) La pujanza económica, el desarrollo de las libra una guerra ideológica sin misericordia.
comunicaciones, la inclusión de los continentes Surge el Tercer Mundo.
subyugados en el mercado mundial determinan (70) Pero si bien los modelos occidentales, la
formidables movimientos de población, amplifi- democracia, las leyes del mercado y los princi-
cados por el crecimiento demográfico generali- pios de la libre empresa triunfan claramente, el
zado. derrumbe del totalitarismo del Este no enmas-
Insensiblemente, la hélice mundializadora de la carará por mucho tiempo los problemas de la
economía alcanza a todo el planeta. economía, de la sociedad y de la civilización en
Los múltiples procesos de mundialización (de- el Oeste, no reducirá para nada los problemas
mográficos, económicos, técnicos, ideológicos, del Tercer Mundo, transformado en el Mundo
etc.) se interfieren y son tumultuosos y conflicti- del Sur, ni aportará en absoluto un orden mun-
vos. dial pacífico.
Por el otro lado, en este proceso de occidentali- El atentado terrorista contra la Torres Gemelas
zación asistimos también a la mundialización de de Nueva York indican un nuevo hito en este
las ideas de humanismo y de emancipación mismo sentido.
generadas por la inercia de la primera hélice, (71) La conmoción ha sido planetaria, no solo
que va creando las condiciones de expansión de por la envergadura del suceso, sino también por
esta segunda hélice, preparando la conciencia el inédito acceso a su contemplación en tiempo
incipiente de la necesidad de una civilización real, por parte de millones de personas en todo
planetaria. el planeta.
(65) En el siglo XIX, la teoría evolucionista de
Darwin hace a todos los humanos descendientes De la ilusión del desarrollo a la
de un mismo primate, y las ciencias biológicas mundialización económica.
van a reconocer la unidad de la especie huma- (72) El sueño de salir de la Edad de Hierro
na. planetaria parecía materializarse y realizarse
Auguste Compte hace de la humanidad la ma- en el impulso del progreso y el desarrollo. //
triz de todo ser humano. La música de Beet- Esta fe constituía el fundamento común de la
hoven, el pensamiento de Marx, el mensaje de ideología democrático-capitalista occidental,
Víctor Hugo y de León Tolstoi se dirigen a toda donde el progreso prometía bienes y bienestar
la humanidad. El progreso parece ser la gran terrestres y la ideología comunista, religión de
ley de la evolución y de la historia humanas. salvación terrestre, que llegaba a prometer el
“paraíso socialista”.

Página 6
Educar en la era planetaria Edgar Morin, Emilio Roger Ciurana y Raúl Domingo Motta.

La posguerra de 1945 vio la renovación de ricos, que generó los efectos perversos de la
grandes esperanzas progresistas. degradación del ambiente. Los países en desa-
(73) El desarrollo es la palabra maestra en la rrollo que adoptaron estos estilos de produc-
que se encontraron todas las vulgatas ideológi- ción y consumo están sufriendo esas mismas
cas de la segunda mitad de nuestro siglo. // la calamidades y la destrucción de sus culturas y
noción de desarrollo se muestra gravemente estilos de vida milenarios.
subdesarrollada. (78) La política del hombre o antropolítica pro-
De la mano de la ideología del progreso, // la gresará con el impulso de la segunda mundiali-
economía se mundializa hasta convertirse en un zación, reuniendo y organizando todos aquellos
todo independiente, su dinámica alimenta la movimientos de ciudadanos que, desde culturas
hélice de la primera mundialización hasta glo- diferentes, parten de la vivencia común del
balizar la presencia ciega y desbordante del planeta entendido como la casa de todos y que,
cuatrimotor: ciencia, técnica, industria e interés conservando los logros de la civilización técni-
económico. // El aumento de la desigualdad, a ca, reaccionan contra los efectos de una civili-
escala global // se hace insostenible y genera zación reducida a lo cuantitativo, el dinero, lo
perturbaciones y reacciones en todas partes prosaico y lo agresivo.
hasta convertirse en un malestar global. Los internacionalistas no entendieron el signifi-
cado de nación y, sin quererlo, sus errores
El revés de la trama. fomentaron el nacionalismo que al final los
(74) Pero en los inicios del siglo XXI la aparen- devoró. El peligro no son las naciones sino el
temente avasallante e irreversible carrera de la nacionalismo, que se niega a aceptar la cons-
hélice de la mundialización económica sufre trucción de posibles instancias colectivas de
perturbaciones. En forma paralela a su desplie- una escala superior a la nación, para solucio-
gue aparece otra dimensión que crece como su nar y gobernar problemas supranacionales.
sombra: la planetarización del malestar global. (79) Más allá de las equivocaciones, fracasos y
Mientras la noción de progreso se ha vuelto frustraciones, el planeta cuenta con la infraes-
incierta, las redes de comunicación en tiempo tructura necesaria para crear una sociedad
real permiten revelar y observar los males de planetaria.
nuestra civilización allí donde se esperaban (80) La vanguardia de esa ciudadanía planeta-
resultados positivos. ria está presente en todos los movimientos
(75) El revés del desarrollo es que la carrera humanitarios. // Esos organismos están al servi-
por el crecimiento cuesta la degradación de la cio de los seres humanos independientemente de
calidad de vida, y este sacrificio obedece solo a sus identidades culturales o nacionales.
la lógica de la competitividad. El desarrollo ha (81) Todos estos organismos trabajan con la
suscitado y favorecido la formación de enormes misma idea: todos somos ciudadanos, somos
estructuras tecno-burocráticas que por un lado hermanos de la misma Tierra, de la misma
dominan y pisotean todos los problemas indivi- patria. Desde luego, se trata de movimientos
duales, singulares y concretos, y por otro lado, dispersos y minoritarios, pero existen. Cada
producen la irresponsabilidad, el desapego. individuo, incluso si no forma parte de esos
Además de estas tendencias, han aparecido movimientos, siente que existen.
también una serie de contra-tendencias, que Sin embargo, es necesario considerar dos ca-
están desarrollándose. La primera contra- rencias. En primer lugar, faltan las instancias
tendencia se manifiesta en las resistencias pri- mundiales para asumir problemas fundamenta-
vadas e individuales a la atomización y al ano- les como los problemas de dimensión planetaria
nimato. (guerra, paz, ecología, economía, cultura…). En
La segunda resistencia nación tras la toma de segundo lugar, carecemos de la conciencia de
conciencia ecológica, la extensión del desem- una comunidad de destino. // Debemos vivir por
pleo y la desertización de los pueblos. la calidad de vida y no para acumular cifras y
estadísticas.
El posible despertar de la sociedad-mundo. (82) La era planetaria conlleva en su seno la
(76) Si bien los llamados movimientos anti- configuración de una sociedad planetaria y su
globalización están todavía lejos de una acción consecuente complejización de la política y de
conjunta y de la construcción de una visión su gobernabilidad global.
alternativa, sin embargo son fermentos de una (83) Pero aún estamos en la edad de hierro
búsqueda de posibles respuestas a una crisis de planetaria. // El planeta no es aún Tierra-
una civilización que solo avanzó en la dimen- Patría. La sociedad-mundo está en gestación
sión racional, instrumental y tecnológica, redu- inacabada, sometida a fuerzas destructi-
ciendo la búsqueda del bienestar a una modali- vas/creativas y tal vez no se llevará a cabo
dad de consumo casi compulsiva, resultado de nunca.
un estilo de producción y consumo de los países

Página 7
Educar en la era planetaria Edgar Morin, Emilio Roger Ciurana y Raúl Domingo Motta.

Epílogo: la misión de la educación para hacer de ella una posibilidad incierta, y


para la era planetaria. debe comprender que ningún desarrollo se
adquiere para siempre, porque como todas las
(87) La misión de la educación para la era cosas vivas y humanas, está sometido al princi-
planetaria es fortalecer las condiciones de po- pio de degradación y sin cesar debe regenerar-
sibilidad de la emergencia de una sociedad- se.
mundo compuesta por ciudadanos protagonis- Más libertad y más comunidad, más ego y me-
tas, consciente y críticamente comprometidos en nos egoísmo.
la construcción de una civilización planetaria. El subdesarrollo de los desarrollados es un
La enseñanza tiene que dejar de ser solamente subdesarrollo moral, psíquico e intelectual.
una función, una especialización, una profesión Hay un desarrollo específico del subdesarrollo
y volver a convertirse en una tarea política por mental bajo la primacía de la racionalización,
excelencia, en una misión de transmisión de de la especialización, de la cuantificación, de la
estrategias para la vida. abstracción, de la irresponsabilidad y todo eso
(88) Esta misión debe comenzar realizando una suscita el desarrollo del subdesarrollo ético.
acción institucional que permita incorporar en (92) La educación debe fortalecer el respeto
los distintos espacios educativos y de acuerdo a por las culturas, y comprender que ellas son
los diferentes niveles de aprendizaje, seis ejes imperfectas en sí mismas, como lo es el ser
estratégicos directrices para una acción ciuda- humano.
dana articuladora de sus experiencias y cono- (93) La disminución de la miseria mental de los
cimientos, y para una contextualización perma- desarrollados permitiría rápidamente, en nues-
nente de sus problemas fundamentales en la tra era científica, resolver el problema de la
prosecución de la hominización. La educación miseria material de los subdesarrollados.
planetaria debe propiciar una mundología de la También es preciso percibir que el desarrollo
vida cotidiana. tiene otras finalidades que implican vivir con
(89) Los seis ejes estratégicos directrices // comprensión, solidaridad y compasión. Vivir
están conformados a su vez por un principio mejor, sin ser explotado, insultado o desprecia-
estratégico fundamental: comprender y susten- do.
tar nuestras finalidades terrestres.
El EED que permite el regreso (reinvención) del
El eje estratégico directriz (EED) futuro y la reinvención (regreso) del pasado
conservador/evolucionante (94) En las sociedades occidentales y en sus
Esta estrategia consiste en aprender a percibir imitadores frustrados, la actual crisis de futuro
y generar dos esfuerzos. // Es preciso promover provoca la hipertrofia del presente y la fuga al
las acciones conservadoras para fortalecer la pasado. Suscitando reenraizamientos étnicos
capacidad de supervivencia de la humanidad y, y/o religiosos, así como la aparición de funda-
al mismo tiempo, es preciso promover las ac- mentalismos, como respuesta a la crisis de
ciones revolucionantes inscriptas en la conti- futuro y a la miseria del presente.
nuación y el progreso de la hominización. La relación con el presente, la de vivir y gozar,
no debería ser sacrificada a un pasado autori-
(90) El EED para progresar resistiendo tario o a un futuro ilusorio.
Este eje estratégico consiste en orientar las Por último, la relación con el futuro debe en-
actitudes de resistencia de la ciudadanía contra contrarse revitalizada en la medida en que la
el retorno persistente y los despliegues de la prosecución de la hominización es en sí misma
barbarie. // es la barbarie que surge de la tensión hacia un futuro. Pero de un futuro dis-
alianza de aquella antigua barbarie de violen- tinto al futuro ilusorio del progreso garantiza-
cia, odio y dominación, con las fuerzas moder- do. Un futuro aleatorio e incierto, pero abierto
nas tecnoburocráticas, anónimas y congeladas a innumerables posibles.
de deshumanización y desnaturalización.
El EED para la complejización de la política y
El EED que permita problematizar y repensar para una política de la complejidad del devenir
el desarrollo y criticar la idea subdesarrollada planetario de la humanidad
de subdesarrollo (95) complejizar la política requiere compleji-
(91) La noción de desarrollo es multidimensio- zar el pensamiento unidimensional implícito en
nal. Y como tal, debe sobrepasar o destruir los el ejercicio de la política actual.
esquemas no sólo económicos sino también de La inteligencia parcelada, compartimentada,
la civilización y cultura occidental que pretende mecanicista, desunida, reduccionista de la ge-
fijar su sentido y sus normas. La educación sión política unidimensional destruye el comple-
debe colaborar con el abandono de la concep- jo mundo en fragmentos desunidos, fracciona
ción de progreso como certidumbre histórica, los problemas, separa lo que está unido, unidi-

Página 8
Educar en la era planetaria Edgar Morin, Emilio Roger Ciurana y Raúl Domingo Motta.

mensionaliza lo multidimensional. Es una inte- El EED para civilizar la civilización


ligencia a la vez miope, présbita, daltónica, Nada es más difícil de alcanzar que la esperan-
tuerta, muy a menudo termina siendo ciega. za de una civilización mejor.
Destruye en su origen todas las posibilidades de (97) La civilización de la civilización demanda
comprensión y de reflexión, eliminando también la construcción de una geopolítica. // La geopo-
toda oportunidad de un juicio corrector o de lítica // se centraría en el fortalecimiento y
una visión de largo alcance. Por eso, cuanto desarrollo de los imperativos de la asociación y
más multidimensionales se vuelven los proble- de la cooperación, mediante la dinámica de las
mas, mayor es la incapacidad de esta inteligen- redes sociales horizontales articuladas con
cia para pensar su multidimensionalidad, cuan- organismos de vocación planetaria. Estas redes
to más progresa la crisis, mayor es la incapaci- son fundamentales para la creación y el susten-
dad para pensar la crisis, cuanto más planeta- to de una conciencia cívica planetaria que arti-
rios se vuelven los problemas, más impensados cule la información y los conocimientos necesa-
se vuelven. Incapaz de encarar el contexto y el rios para la implementación participativa de la
complejo planetario, la inteligencia ciega se política compleja y la construcción de una
vuelve inconsciente e irresponsable y sobre todo mundología de la cotidianeidad, capaz de per-
mortífera. cibir la interrelación y recursividad entre el
La incorporación del pensamiento complejo en contexto local, el individuo y el contexto plane-
la educación facilitará la generación de una tario.
política compleja. (98) La odisea de la humanidad sigue siendo
(96) La política de la complejidad // se expresa desconocida, pero la misión de la educación
por la doble pareja pensar global/actuar local, planetaria no es parte de la lucha final, sino de
pensar local/actual global. la lucha inicial por la defensa y el devenir de
nuestras finalidades terrestres: la salvaguarda
de la humanidad y la prosecución de la homini-
zación.

Página 9