You are on page 1of 3

Aprendiendo Música

La princesa está bella,

A

Pues ya tiene el prendedor,

B

en que lucen, con la estrella, A

verso, perla, pluma y flor.

B

A

Margarita, está linda la mar, y el viento

B

lleva esencia sutil de azahar: A

tu aliento

B

Ya que lejos de vas a estar A guarda, niña, un gentil pensamiento B al que un día te quiso contar A

un cuento.

B

2) Género lírico a partir de la canción UN BARQUITO DE CÁSCARA DE NUEZ, versión de Enrique Bunbury.

Un barquito de cáscara de nuez adornado con velas de papel se hizo hoy a la mar para lejos llevar gotitas doradas de miel.

Un mosquito sin miedo va en él muy seguro de ser buen timonel, y subiendo y bajando las olas el barquito ya se fue ...

Navegar sin temor

en el mar es lo mejor, no hay razón de ponerse a temblar. Y si viene negra tempestad reír, remar, y cantar. Navegar sin temor en el mar es lo mejor, que si el cielo está muy azul el mosquito va contento por los mares lejanos del sur.

Un barquito de cáscara de nuez adornado con velas de papel se hizo hoy a la mar para lejos llevar gotitas doradas de miel.

Un mosquito sin miedo va en él muy seguro de ser buen timonel, y subiendo y bajando las olas el barquito ya se fue ...

Al poder respirar en la brisa de la mar ¡qué apetito tan grande le da! Tres ballenas fritas con jamón se come al desayunar.

ACTIVIDADES:

  • 1- Presentación audiovisual de la canción.

en el mar es lo mejor, no hay razón de ponerse a temblar. Y si viene

3-

Cada grupo cantará la estrofa que le correspondió de manera que todos cantemos la canción.

Juego de imágenes:

4-

  • 1- ¿qué crees que ha guardado el mosquito en su barco de cáscara de nuez?

    • 2- Dibuja el barquito con sus gotitas de miel e imagina la palabra más bella que quieres sacar de él, escríbela.

      • 3- Ayuda al mosquito a navegar en el marilinto, ¡ya sabes que lo lograrás si navegas sin miedo!

3- Cada grupo cantará la estrofa que le correspondió de manera que todos cantemos la canción.

Ingrid Lileth Hernández Hernández Camila Andrea Ortíz Ramírez