You are on page 1of 2

A QUIEN PUEDA

INTERESAR
Comité de Estudiantes en Defensa de la Educación Pública, Humanidades - Año 1 Núm. 2 - Marzo 2010


De La Torre: ¡CUMPLE CON TU PALABRA!
Hacemos un llamado a continuar con las actividades de presión luego de
abordar al Presidente de la UPR, José Ramón de la Torre, en un restaurante de
Hato Rey, para cuestionarle el recorte de $100 millones al presupuesto. En ese
encuentro, logramos que el Presidente firmara un acuerdo en donde se compro-
mete a no vender ni privatizar la UPR, a no eliminar las exenciones de matrícu-
la, a no aumentar los costos de matrícula y a buscar los fondos necesarios para
garantizar las clases de verano.

De la Torre sostuvo que el recorte al presupuesto no afectará los servicios. El Presiden-


te miente. Con un ejemplo basta: en el 2005 nos impusieron los aumentos escalonados en
los costos de matrícula argumentando que había un déficit de $23 millones. Ahora que hay
un déficit de casi $200 millones, tratarán de arrebatarnos todos nuestros derechos pero es
posible detener esta embesti-
da. Podemos estudiar en una
Universidad Pública gracias a
las personas que lucharon en
el pasado para que así fuera.
Es nuestro deber continuar lu-
chando para que las generacio-
nes trabajadoras del futuro no
se vean privadas de una edu-
cación de excelencia.

Cuando el CEDEP le pre-


gunta a De la Torre si eliminará
la oferta académica de vera-
no, él dice no saber qué pasará
con ella. Sin embargo, es obvio
que tratarán de eliminar por
completo este servicio tan ne-
cesario para el estudiantado.
¡No lo permitamos! Aunque el acuerdo logrado es un paso hacia adelante, sabemos
que de la boca para fuera es fácil decir las cosas y que un papel puede aguan-
tar todo lo que le escriban. Por eso es importante continuar la resistencia. Si
no realizamos actividades de presión y militancia, seguirán alimentándonos con
mentiras. Sólo nuestra participación activa en los procesos de lucha puede lo-
grar que esos acuerdos se cumplan. ¡Por las clases de verano, por una educación
pública y de excelencia, exijámosle al Presidente que cumpla con su palabra.

Related Interests