You are on page 1of 1

c 

Pasan los días«las horas«los


minutos«los segundos« y yo sigo aquí.
Anonadada. Me gustaría tener la
suficiente fuerza de voluntad como para
hacerme entrar en razón. Mis días están
contados« y yo sigo viendo la vida
pasar como si de una película se
tratase. ¿Por qué soy la actriz
secundaria pudiendo ser la
protagonista? Estoy en un momento de la
película en el que todo es más
relajado, apenas hay acción ni un
resquicio de algo que merezca la pena
ser visto. Soy la actriz desanimada, y
también soy la actriz que da más vida a
la película, la más dinámica y
radiante. La cuestión es el
protagonismo que le doy a cada una.
Puede que mi alter ego y yo tan solo
estemos jugando un poco. Pero es hora
de hacer un cambio de papeles.