You are on page 1of 20

LEY ORGANICA DE LA SUPERINTENDENCIA DE ADMINISTRACION TRIBUTARIA

DECRETO NÚMERO 1- 98
EL CONGRESO DE LA REPUBLICA DE GUATEMALA,

CONSIDERANDO:
Que es necesario reformar estructuralmente la Administración Tributaria, para que se
recauden con efectividad los ingresos que el Estado requiere para cumplir con sus
obligaciones constitucionales, en particular las que tienen relación con el gasto social en
salud, educación, seguridad civil, vivienda e infraestructura; así como para la modernización
del Estado;

CONSIDERANDO:
Que en los Acuerdos de Paz suscritos por el Gobierno de la República en diciembre de 1996,
se adquirió el compromiso de llevar a cabo las medidas de administración y legislación
tributaria que permitan incrementar la carga tributaria del país;

CONSIDERANDO:
Que es urgente fomentar el cumplimiento de las obligaciones tributarias, lo cual debe lograrse
a través del combate a la evasión, la defraudación y el contrabando, la simplificación de los
procedimientos, una mayor efectividad de los sistemas que se aplican para la recaudación y
un mejor servicio a los contribuyentes, de manera que se eleve la moral tributaria de los
contribuyentes responsables que cumplen con sus obligaciones;

CONSIDERANDO:
Que para alcanzar los objetivos planteados en los considerandos anteriores, es indispensable
crear una entidad descentralizada, con personalidad jurídica, patrimonio y recursos propios,
en la cual el Estado delegue las facultades para administrar, recaudar, controlar y fiscalizar los
tributos, con independencia económica, funcional y administrativa;

CONSIDERANDO:
Que el establecimiento de una entidad descentralizada permitirá la creación de un cuerpo de
funcionarios profesionalizado para dar una mejor atención a los contribuyentes y lograr un
incremento en la recaudación fiscal en beneficio de toda la población,

POR TANTO,
En ejercicio de las atribuciones que le confiere el Artículo 171, literal a), y con base en lo que
establecen los Artículos 134 y 237, todos de la Constitución Política de la República de
Guatemala,

DECRETA:
La siguiente:
LEY ORGANICA DE LA SUPERINTENDENCIA DE ADMINISTRACION TRIBUTARIA

CAPITULO I
Sección Única
Principios Básicos
ARTÍCULO 1.- Creación. Se crea la Superintendencia de Administración Tributaria, como
una entidad estatal descentralizada, que tiene competencia y jurisdicción en todo el
territorio nacional para el cumplimiento de sus objetivos, tendrá las atribuciones y
funciones que le asigna la presente ley. Gozará de autonomía funcional, económica,
financiera, técnica y administrativa, así como personalidad jurídica, patrimonio y recursos
propios.
ARTÍCULO 2.- Domicilio. La Superintendencia de Administración Tributaria tiene su
domicilio principal, para todos los efectos legales y técnicos, en su oficina central ubicada
en la ciudad de Guatemala. También podrá fijar domicilio en cada una de las
dependencias que establezca en cualquier lugar del territorio nacional. Su denominación
podrá abreviarse SAT.
ARTÍCULO 3.- Objeto y Funciones de la SAT. Es objeto de la SAT, ejercer con
exclusividad las funciones de Administración Tributaria contenidas en la legislación de la
materia y ejercer las funciones específicas siguientes:
a) Ejercer la administración del régimen tributario, aplicar la legislación tributaria, la
recaudación, control y fiscalización de todos los tributos internos y todos los tributos
que gravan el comercio exterior, que debe percibir el Estado, con excepción de los que
por ley administran y recaudan las Municipalidades;
b) Administrar el sistema aduanero de la República de conformidad con la ley, los
convenios y tratados internacionales ratificados por Guatemala, y ejercer las funciones
de control de naturaleza paratributaria o no arancelaria, vinculadas con el régimen
aduanero;
c) Establecer mecanismos de verificación de precios, origen de mercancías y
denominación arancelaria, a efecto de evitar la sobrefacturación o la subfacturación y
lograr la correcta y oportuna tributación. Tales mecanismos podrán incluir, pero no
limitarse, a la contratación de empresas internacionales de verificación y supervisión,
contratación de servicios internacionales de información de precios y otros servicios
afines o complementarios;
d) Organizar y administrar el sistema de recaudación, cobro, fiscalización y control de los
tributos a su cargo;
e) Mantener y controlar los registros, promover y ejecutar las acciones administrativas y
promover las acciones judiciales, que sean necesarias para cobrar a los contribuyentes
y responsables los tributos que adeuden, sus intereses y, si corresponde, sus recargos
y multas;
f) Sancionar a los sujetos pasivos tributarios de conformidad con lo establecido en el
Código Tributario y en las demás leyes tributarias y aduaneras;
g) Presentar denuncia, provocar la persecución penal o adherirse a la ya iniciada por el
Ministerio Público, en los casos de presunción de delitos y faltas contra el régimen
tributario, de defraudación y de contrabando en el ramo aduanero.
h) Establecer y operar los procedimientos y sistemas que faciliten a los contribuyentes el
cumplimiento de sus obligaciones tributarias.
i) Realizar, con plenas facultades, por los medios y procedimientos legales, técnicos y de
análisis que estime convenientes, las investigaciones necesarias para el cumplimiento
de sus fines y establecer con precisión el hecho generador y el monto de los tributos.
Para el ejercicio de estas facultades contará con el apoyo de las demás instituciones
del Estado.
j) Establecer normas internas que garanticen el cumplimiento de las leyes y reglamentos
en materia tributaria.
k) Asesorar al Estado en materia de política fiscal y legislación tributaria, y proponer por
conducto del Organismo Ejecutivo las medidas legales necesarias para el cumplimiento
de sus fines.
l) Opinar sobre los efectos fiscales y la procedencia de la concesión de incentivos,
exenciones, deducciones, beneficios o exoneraciones tributarias, cuando la ley así lo
disponga. Así mismo evaluar periódicamente y proponer, por conducto del Organismo
Ejecutivo, las modificaciones legales pertinentes a las exenciones y los beneficios
vigentes.
m) Solicitar la colaboración de otras dependencias del Estado, entidades descentralizadas,
autónomas y entidades del sector privado, para realizar los estudios necesarios para
poder aplicar con equidad las normas tributarias.
n) Promover la celebración de tratados y convenios internacionales para el intercambio de
información y colaboración en materia aduanera y tributaria, cumpliendo siempre con lo
establecido en el artículo 44 de esta ley.
o) Planificar, formular, dirigir, ejecutar, evaluar y controlar la gestión de la Administración
Tributaria.
p) Administrar sus recursos humanos, materiales y financieros, con arreglo a esta ley y a
sus reglamentos internos; y,
q) Todas aquellas que se vinculen con la administración tributaria y los ingresos
tributarios.
ARTICULO 4. Facultad para contratar, delegar y restricciones. La SAT podrá contratar a
personas individuales o jurídicas para que le presten servicios administrativos, financieros,
jurídicos, de cobro, percepción y recaudación de tributos, de auditoría para la SAT y cualquier
otro tipo de servicios profesionales y técnicos, en los casos que sea necesario para el mejor
cumplimiento de las funciones que le competen.
También podrá delegar, cuando así sea necesario para el mejor cumplimiento de sus fines,
las funciones de recaudación, cobro y cobranza.
En casos específicos podrá delegar las funciones de fiscalización o control reservándose
expresamente para sí misma, en todos los casos, la facultad de realizar dichas funciones a
cualquier sujeto de control o fiscalización, en adición a las realizadas por terceros. En ningún
caso podrá delegar, en forma permanente y total, las funciones de fiscalización o control.
No serán delegables las facultades para determinar la obligación tributaria o el conferimiento
de audiencia ni la aplicación de sanciones que son de competencia de la SAT. Tampoco será
delegable el registro de los contribuyentes y la administración total ni permanente de sus
dependencias.
La persona individual o jurídica a la que se deleguen funciones de fiscalización o cobranza
judicial, deberá presentar ante la SAT una declaración jurada de no tener interés o vinculación
alguna con los sujetos pasivos a quienes les aplicará, por cuenta de la SAT, los servicios
objeto del contrato.

ARTICULO 5. Prohibición para exonerar de multas, intereses y recargos. La SAT no


podrá otorgar exoneración de multas, intereses y recargos, a los contribuyentes que hubieren
sido sancionados con los mismos por incumplimiento de sus obligaciones tributarias.

CAPITULO II
ORGANIZACION Y FUNCIONES DE LOS ORGANOS DE LA SAT
SECCION I
ORGANIZACION
ARTICULO 6. Estructura Organizacional. El reglamento interno de la SAT establecerá y
desarrollará su estructura y organización interna, creando las intendencias, unidades técnicas
y administrativas necesarias para el cumplimiento de sus atribuciones y su buen
funcionamiento. Dicho reglamento establecerá a que dependencia o dependencias competerá
conocer de las solicitudes y procedimientos que se establecen en el Código Tributario y
demás leyes de la materia. Ejercerá sus funciones con base en el principio de
descentralización.
La SAT contará con una Unidad específica de contribuyentes especiales, la que será
responsable del seguimiento y control de aquellos contribuyentes individuales o jurídicos,
calificados como tales por la Administración Tributaria. Dicha calificación estará relacionada
con la magnitud de sus operaciones, de acuerdo con los ingresos brutos anuales declarados y
del monto de sus activos.
El Superintendente deberá presentar anualmente al Directorio de la SAT, bajo su exclusiva
responsabilidad, un informe en el que conste haber practicado el seguimiento y control, de
todos los contribuyentes especiales que se encuentren registrados como tales en la Unidad
respectiva, y de haber iniciado las acciones necesarias para regularizar los casos de
incumplimiento tributario, incluido en esto último las auditorías conforme programas
elaborados para tal efecto.
Las autoridades superiores de la SAT serán:
a) El Directorio.
b) El Superintendente.
c) Los Intendentes

SECCION II
EL DIRECTORIO
ARTICULO 7. Directorio. El Directorio es el órgano de dirección superior de la SAT. Le
corresponde dirigir la política de la Administración Tributaria y velar por el buen
funcionamiento y la gestión institucional de la SAT. Además, tendrá las funciones específicas
siguientes:
a) Emitir opinión previa a su presentación sobre toda iniciativa de ley que presente el
Organismo Ejecutivo en materia tributaria o que pudiere afectar la recaudación
tributaria. Dicha opinión deberá incluir las implicaciones y los efectos fiscales,
administrativos y económicos de las normas propuestas;
b) Opinar sobre los efectos fiscales y la procedencia de la concesión de incentivos,
exenciones, deducciones, beneficios o exoneraciones tributarias, cuando la ley así lo
disponga. Así mismo, evaluar periódicamente y proponer las modificaciones legales
pertinentes a las exenciones y los beneficios vigentes, por conducto del Organismo
Ejecutivo;
c) Proponer al Ejecutivo, por conducto del Ministerio de Finanzas Públicas, las medidas
legales necesarias para el mejoramiento de la administración tributaria;
d) Asesorar al Organismo Ejecutivo en materia de legislación y política tributaria;
e) Aprobar o dictar las disposiciones internas que faciliten y garanticen el cumplimiento de
los objetivos de la SAT, de las leyes tributarias y aduaneras y de sus reglamentos.
f) Aprobar y reformar, a propuesta del Superintendente, los reglamentos internos de la
SAT, incluyendo los que regulan la estructura organizacional, el régimen laboral, de
remuneraciones y de contrataciones de la SAT;
g) Aprobar el presupuesto anual de ingresos y egresos de la SAT, así como sus
modificaciones y remitirlo al Organismo Ejecutivo y al Congreso de la República,
conforme lo establecido en la Constitución Política de la República y en la Ley Orgánica
del Presupuesto;
h) Aprobar la ejecución y liquidación del presupuesto de la SAT, para su posterior traslado
a la Contraloría General de Cuentas y al Congreso de la República, así como para su
publicación en el diario oficial;
i) Aprobar y publicar, anualmente, los estados financieros de la SAT;
j) Aprobar los procedimientos y el ámbito de la delegación a que se refiere el artículo 4 de
esta ley;
k) Resolver los recursos administrativos que le corresponda conforme a la ley, y
l) Las demás funciones que le confiere esta ley y otras leyes aplicables.
ARTICULO 8. Integración del Directorio. El directorio se integrará con seis directores, en la
forma siguiente:
a) En forma ex–oficio, el Ministro de Finanzas Públicas, quien lo presidirá. Su suplente
será el Viceministro de Finanzas que él designe.
b) El Superintendente de Administración Tributaria, quien participará con voz pero sin
voto, y quien actuará como Secretario del Directorio. Su suplente será el intendente
que él designe.
c) Cuatro titulares y sus suplentes, nombrados por el Presidente de la República de una
lista de doce personas, propuesta por la Comisión de Postulación que se establece en
esta ley.
ARTICULO 9. Comisión de postulación. La Comisión de Postulación estará integrada por
nueve miembros, en la forma siguiente:
a) El Rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala;
b) El Decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de San Carlos de
Guatemala;
c) El Decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de San
Carlos de Guatemala;
d) Un representante designado por los Rectores de las universidades privadas del país;
e) Un representante designado por los Decanos de las facultades o escuelas de Ciencias
Económicas de las universidades privadas del país;
f) Un representante designado por los Decanos de las facultades o escuelas de Ciencias
Jurídicas y Sociales de las universidades privadas del país;
g) Un representante designado por la Junta Directiva del Colegio de Profesionales de las
Ciencias Económicas;
h) Un representante designado por la Junta Directiva del Instituto de Contadores Públicos
y Auditores; y
i) Un representante designado por la Junta Directiva del Colegio de Abogados y Notarios
de Guatemala.
Cada miembro titular tendrá un suplente. Los suplentes de los titulares a que se refieren los
incisos a), b) y c) de este artículo serán los funcionarios que de acuerdo a las normas internas
de su institución, les corresponda suplirlos. Los suplentes de los restantes titulares serán
designados en la misma forma que el titular.
El cargo de miembro de la Comisión de Postulación es obligatorio y ad-honorem. Si alguna de
las personas que deban integrar la Comisión de Postulación tuviere impedimento, deberá
comunicarlo de inmediato a la entidad correspondiente para que se haga la nueva
designación.
Los miembros de la Comisión de Postulación no podrán integrar la nómina de candidatos a
miembros del Directorio.
ARTICULO 10. Requisitos. Los miembros de la Comisión de Postulación deberán llenar los
siguientes requisitos:
a) Ser guatemalteco.
b) Ser profesional universitario.
c) Encontrarse en ejercicio de sus derechos civiles.
ARTICULO 11. Impedimentos. No podrán ser miembros de la Comisión de Postulación:
a) Los que ejercen cargos de elección popular,
b) Los funcionarios de los organismos del Estado y de las entidades autónomas o
descentralizadas del mismo, excepto los de la Universidad de San Carlos de
Guatemala, para los efectos del artículo 9 literales a), b) y c) de esta ley.
c) Los parientes dentro de los grados de ley del Presidente o Vicepresidente de la
República y del Ministro o de los Viceministros de Finanzas Públicas.
La Comisión de Postulación será instalada por el Ministro de Finanzas Públicas, sesenta días
antes de la fecha en que el Presidente de la República deba designar a los nuevos directores.
Si en la fecha fijada para la instalación no comparecen por lo menos la mayoría de sus
integrantes, el Ministro:
a) Dará posesión a los presentes;
b) Suspenderá la instalación de la Comisión;
c) Requerirá por la vía más rápida, a quien corresponda, para que acredite al suplente; y,
d) Señalará nueva audiencia para instalar la Comisión.
Al integrarse el quórum que señala este artículo, el Ministro de Finanzas Públicas instalará la
Comisión de Postulación. Dentro del plazo de treinta días, contados a partir de la fecha de su
instalación, la Comisión de Postulación deberá presentar al Presidente de la República, la
nómina propuesta para que proceda a elegir a los directores.
Si en ese plazo la Comisión no hubiere presentado la nómina de candidatos para integrar el
Directorio, el Ministro de Finanzas Públicas y el Superintendente de la SAT, prepararán la
nómina y la presentarán al Presidente para los efectos correspondientes. Si este caso
ocurriese para la integración del primer Directorio de la SAT, dicha nómina será preparada y
presentada por el Ministro de Finanzas Públicas.
ARTICULO 12. Funcionamiento. El funcionamiento de la Comisión de Postulación se rige
por las normas siguientes:
a) La Comisión de Postulación elaborará la nómina escrita de doce candidatos a
miembros del directorio de la SAT, de la cual el Presidente de la República designará a
cuatro titulares y cuatro suplentes.
b) El Secretario de la Comisión de Postulación será electo en el seno de la misma.
c) La Comisión celebrará sesión permanente mientras dure su función. Se reunirá en el
Ministerio de Finanzas Públicas y su sesión será secreta.
d) El quórum será formado por cinco de sus integrantes y sus resoluciones se tomarán
por voto favorable de cinco de sus integrantes.
e) Las resoluciones se harán constar en actas que deberán ser firmadas por todos los
integrantes presentes.
f) La Comisión de Postulación se disolverá inmediatamente después de haber hecho
entrega al Presidente de la República del acta que contiene la nómina de candidatos a
miembros del directorio de la SAT.
ARTICULO 13. Nombramiento y remoción de Directores. El Presidente de la República
designará a cuatro directores titulares y cuatro suplentes entre cualesquiera de los doce
candidatos propuestos por la Comisión de Postulación. Tales directores ejercerán sus cargos
por tiempo indefinido, pudiendo ser removidos previa expresión de causa. Las personas
integrantes de la nómina de candidatos que no fueron nombrados como directores titulares o
suplentes, y que en adelante se denominarán postulados en nómina, sustituirán a los
directores suplentes, conforme se produzcan vacantes.
El Presidente de la República notificará al Congreso de la República del nombramiento de los
Directores a que se refiere el inciso c) del artículo 8 de esta ley, dentro de los tres días
siguientes de haber emitido el nombramiento.
ARTICULO 14. Objeción de nombramiento. El Congreso de la República, por voto de la
mayoría absoluta de los diputados que lo integran podrá objetar la designación de uno o más
de los directores a que se refiere la literal c) del artículo 8 de esta ley. Dicha objeción deberá
producirse dentro de los ocho días hábiles siguientes de haberse recibido la notificación sobre
la designación de los directores y surtirá efectos a partir del día siguiente de su notificación al
Organismo Ejecutivo.
En caso de producirse los nombramientos y la notificación respectiva durante un período de
receso de sesiones ordinarias del Congreso de la República, la Comisión Permanente de ese
Organismo conocerá el asunto y procederá a convocar a sesión extraordinaria del Congreso
de la República, de conformidad con la Ley Orgánica del Organismo Legislativo, para los
efectos correspondientes.
De producirse dicha objeción, el director cuya designación haya sido objetada, no podrá tomar
posesión de su cargo y el Presidente de la República deberá designar a un nuevo director.
Si habiendo recibido oficialmente la notificación de la designación, el Congreso de la
República no la objetare por el procedimiento y en el plazo señalado en este artículo, los
designados podrán asumir plenamente el ejercicio de sus cargos.
ARTICULO 15. Designación y vacancias. El Ministro de Finanzas Públicas y el
Superintendente de la SAT integrarán el Directorio mientras ejerzan dicho cargo.
Los suplentes ocuparán el cargo de los titulares a los que suplen en caso de ausencia
temporal o definitiva de los mismos.
En el caso de una vacante de director suplente, el Presidente de la República nombrará a uno
de los postulados en nómina a que se refiere el artículo 13, de esta ley, y procederá a notificar
al Congreso de la República para los efectos de la objeción de nombramiento a que se refiere
esta ley.
Al agotarse la lista de postulados en nómina, el Ministro de Finanzas Públicas procederá a
convocar a la Comisión de Postulación, la que conforme a lo dispuesto en esta ley, propondrá
una nueva nómina de cuatro candidatos, de la cual, en su oportunidad se seleccionará a
quienes habrán de llenar las vacantes de los directores suplentes.
ARTICULO 16. Calidades para ser miembro del Directorio.
a) Ser guatemalteco.
b) Ser mayor de treinta años de edad.
c) Ser de reconocida honorabilidad y capacidad profesional.
d) Encontrarse en el goce de sus derechos civiles.
e) Ser profesional acreditado con grado académico en el área económica financiera o
jurídica a nivel de licenciatura o post grado.
f) Haber ejercido la profesión a que se refiere el inciso anterior, por lo menos durante 5
años.
ARTICULO 17.- Impedimentos para integrar el Directorio. Son causas de impedimento
para integrar el Directorio, para los miembros a los que se refieren los incisos b) y c) del
artículo 8 de esta ley, las siguientes:
a) Desempeñar cargos de elección popular.
b) Ser integrante de un órgano de dirección de cualquier partido político, sindicato u
organización gremial o empresarial.
c) Ser Ministro de cualquier culto o religión.
d) Ser pariente, dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad, del
Presidente o del Vicepresidente de la República, del Ministro o de los Viceministros de
Finanzas Públicas o del Superintendente de la SAT.
e) Haber sido o ser condenado judicialmente por el incumplimiento de pago a una entidad
autorizada de crédito o al fisco.
f) Ser Magistrado en funciones.
g) Haberse motivado auto de prisión en su contra, o encontrarse sometido a juicio de
cuentas.
h) Haber sido o ser condenado por delito doloso en sentencia firme, mientras no haya sido
rehabilitado.
i) Padecer de incapacidad física calificada médicamente, que lo imposibilite para ejercer
el cargo, o haber sido declarado en estado de interdicción por tribunal competente.
j) Encontrarse en situación de insolvencia o quiebra, mientras no hubiere sido
rehabilitado.
Los integrantes a los que se refiere el inciso c) del artículo 8 de esta ley, no deberán
encontrarse desempeñando ningún otro cargo dentro de la SAT.
Los integrantes del Directorio que, con posterioridad a su designación, incurrieren en
cualesquiera de las causales o impedimentos indicados en este artículo o les sobreviniere una
de ellas, serán removidos inmediatamente de su cargo, por resolución del Directorio. Si éste
no lo hubiere resuelto dentro de los siguientes quince días a la fecha en que sobrevino la
causal o impedimento, el Presidente de la República procederá a su remoción.
ARTICULO 18. Responsabilidad. Los integrantes del Directorio desempeñarán sus
funciones bajo su exclusiva responsabilidad de acuerdo con la ley, y actuarán con absoluta
independencia de criterio, así como de cualquier interés distinto al de la Superintendencia. Sin
perjuicio de lo que establecen otras leyes, los miembros del Directorio, serán solidariamente
responsables por los daños y perjuicios que causen por los actos y omisiones en que incurran
en el ejercicio de sus funciones, excepto si hacen constar sus objeciones en el acta de la
sesión respectiva o razonan su voto adverso.
ARTICULO 19. Sesiones y quórum. Las sesiones ordinarias y extraordinarias del Directorio
serán convocadas por su Presidente. El Directorio sesionará válidamente con la asistencia de
por lo menos tres de sus integrantes, dentro de los cuales debe encontrarse el Presidente o
quien lo sustituya, y con la presencia del Superintendente o el Intendente que lo represente.
Sus decisiones serán adoptadas por mayoría de los presentes. No podrá realizarse más de
una sesión en el mismo día.
ARTICULO 20. Asesores ocasionales. El Directorio podrá, cuando así lo considere
necesario, invitar a participar en sus sesiones a asesores ocasionales para que participen, con
voz pero sin voto, en la discusión de temas específicos, sin perjuicio de presentar sus
opiniones por escrito. La convocatoria a dichos asesores se adoptará por punto resolutivo del
Directorio.

ARTICULO 21. Dietas. Los integrantes titulares y suplentes del Directorio y los asesores
ocasionales percibirán exclusivamente una dieta por reunión a la que asistan. El monto de
esta dieta será determinado en el reglamento interno de la SAT.

SECCION III
EL SUPERINTENDENTE DE ADMINISTRACION TRIBUTARIA
ARTICULO 22. Autoridad y jerarquía del Superintendente de Administración Tributaria.
El Superintendente de Administración Tributaria, que en esta ley también se denomina el
Superintendente, es la autoridad administrativa superior y el funcionario ejecutivo de mayor
nivel jerárquico de la SAT. Tiene a su cargo la administración y dirección general de la SAT,
sin perjuicio de la competencia y atribuciones que corresponden al Directorio.
El Superintendente ejercerá sus funciones con absoluta independencia de criterio y bajo su
entera responsabilidad de conformidad con la ley. Sin perjuicio de lo que establecen otras
leyes, el Superintendente es responsable de los daños y perjuicios que cause por los actos y
omisiones en que incurra en el ejercicio de su cargo.
ARTICULO 23. Atribuciones. Corresponden al Superintendente de Administración Tributaria,
ejecutar la política de administración tributaria y las atribuciones y funciones específicas
siguientes:
a) Cumplir y hacer cumplir las leyes, reglamentos, disposiciones y resoluciones en materia
tributaria y aduanera.
b) Ejercer la representación legal de la SAT la cual podrá delegar conforme lo establece
esta ley.
c) Resolver los recursos administrativos que le competen, según el Código Tributario y
otras leyes.
d) Imponer y aplicar las sanciones administrativas contempladas en las leyes tributarias y
aduaneras.
e) Ejecutar los actos y celebrar los contratos que sean competencia de la SAT, que de ella
se deriven o que con ella se relacionen, conforme a la ley y a los reglamentos de la
SAT.
f) Planificar, dirigir, supervisar, coordinar y controlar el correcto funcionamiento de la SAT.
g) Velar porque la ejecución de las funciones de la SAT asegure el cumplimiento de su
objeto.
h) Elaborar las disposiciones internas que faciliten y garanticen el cumplimiento del objeto
de la SAT y de las leyes tributarias, aduaneras y sus reglamentos.
i) Nombrar y remover a los funcionarios y empleados de la SAT.
j) Someter para su aprobación al Directorio los reglamentos internos de la SAT,
incluyendo aquellos que regulan la estructura organizacional y funcional de la SAT, su
régimen laboral, de remuneraciones y de contrataciones.
k) Someter anualmente a la aprobación del Directorio el presupuesto de ingresos y
egresos de la SAT, y remitirlo al Organismo Ejecutivo y al Congreso de la República
conforme a lo que establece la Constitución Política de la República y la Ley Orgánica
del Presupuesto.
l) Someter a la aprobación del Directorio la liquidación del presupuesto de ingresos y
egresos de la SAT, y remitirla a la Contraloría General de Cuentas y al Congreso de la
República conforme lo que establece la Constitución Política de la República y la Ley
Orgánica del Presupuesto.
m) Proporcionar la información o datos que requiera el Directorio o su Presidente, para el
cumplimiento de sus fines. Cuando se trate de información y estadísticas tributarias,
éstas se remitirán sin incluir identificación de contribuyentes específicos, salvo los
casos concretos, que conforme a la ley, corresponda al Directorio conocer y resolver.
n) Presentar cada cuatro meses, al Congreso de la República y al Ministerio de Finanzas
Públicas, un informe analítico de la ejecución presupuestaria de la SAT.
o) Remitir al Congreso de la República y al Organismo Ejecutivo, la memoria de labores
de la SAT, durante el primer trimestre de cada año.
p) Ejercer las demás funciones que le correspondan de acuerdo con esta ley, reglamentos
tributarios y aduaneros y otras leyes y disposiciones aplicables.
ARTICULO 24. Nombramiento. El Superintendente será nombrado por el Presidente de la
República quien lo seleccionará de una terna propuesta por el Directorio de la SAT. El
nombramiento será por tiempo indefinido.
ARTICULO 25. Calidades. Para ser Superintendente se requieren las calidades siguientes;
a) Ser guatemalteco.
b) Ser mayor de treinta años de edad.
c) Ser de reconocida honorabilidad y capacidad profesional.
d) Encontrarse en el goce de sus derechos civiles.
e) Ser profesional acreditado con grado académico en el área económica financiera o
jurídica a nivel de licenciatura o post grado.
f) Haber ejercido la profesión a que se refiere el inciso anterior, por lo menos durante 5
años.
ARTICULO 26. Impedimentos. Son causas de impedimento para ser nombrado
Superintendente de Administración Tributaria, las mismas que se establecen en el artículo 17
de esta ley, para los integrantes del Directorio. También será impedimento, el ser pariente en
los grados de ley de cualesquiera de los miembros del Directorio. El Superintendente se
dedicará con exclusividad al desempeño de su cargo y no podrá ejercer de ninguna otra forma
su profesión, salvo la docencia, conforme a lo establecido en la Constitución Política de la
República.
ARTICULO 27. Remoción. El Superintendente será removido por el Presidente de la
República, por las causales siguientes:
a) Cometer actos fraudulentos, ilegales o evidentemente opuestos a las funciones o los
intereses de la SAT en particular, y del Estado en general.
b) Actuar o proceder con manifiesta negligencia en el desempeño de sus funciones.
c) Haber sido o ser condenado en sentencia firme por la comisión de delito doloso. En
caso de procesamiento penal, quedará suspendido temporalmente para el ejercicio del
cargo, hasta que finalice el proceso y será sustituido interinamente de conformidad con
lo establecido en el artículo 28 de esta ley.
d) Padecer de incapacidad física calificada médicamente que lo imposibilite por más de un
año para ejercer el cargo o haber sido declarado por tribunal competente en estado de
interdicción.
e) Ser declarado en situación de insolvencia o quiebra.
f) Postularse como candidato para un cargo de elección popular, y
g) No cumplir las metas de recaudación tributaria establecidas en el convenio que se
celebre anualmente entre el Organismo Ejecutivo y la SAT para el efecto. Dichas metas
se establecerán tomando en consideración: a) las cifras de recaudación tributaria del
año anterior; b) la situación de la economía; y c) el presupuesto de ingresos aprobado
por el Congreso de la República para el año correspondiente.
ARTICULO 28. Sustitución. En caso de suspensión en el ejercicio del cargo, renuncia,
remoción o fallecimiento del Superintendente, corresponderá al Directorio nombrar
interinamente al intendente que lo sustituirá hasta que el Presidente de la República designe
al nuevo titular, de conformidad con el Artículo 24 de esta Ley. En caso de ausencia temporal
del Superintendente, éste será sustituido por el Intendente que designe el Directorio.
Al inicio de un nuevo período de Gobierno, el recién instalado Presidente de la República
podrá nombrar un nuevo Superintendente, cumpliendo con el procedimiento establecido en
esta ley.
ARTICULO 29. Representación. La representación legal de la SAT corresponde al
Superintendente, quién para su ejercicio podrá delegarla expresamente. El personal de la SAT
autorizado por el Superintendente tendrá representación para actuar en nombre de la misma,
en los procesos administrativos o judiciales correspondientes en que se ejerciten las funciones
atribuidas a la SAT por esta ley, los reglamentos internos de la SAT, el Código Tributario, el
Código de Aduanas, el Código Aduanero Centroamericano, su reglamento y las demás leyes
y reglamentos que integran el régimen tributario de la República.
En la sustanciación de dichos procedimientos o procesos, el personal de la SAT que
intervenga queda obligado y será responsable por su actuación, en razón de sus respectivas
materias.
El Superintendente también podrá otorgar mandatos judiciales para actuar en procesos
judiciales en que deba intervenir la SAT.

SECCION IV
DE LAS INTENDENCIAS
ARTICULO 30. Las Intendencias. Las Intendencias se estructurarán y organizarán bajo
criterios de eficiencia, eficacia y descentralización, conforme a las competencias, funciones y
atribuciones que el reglamento interno de la SAT asigne a cada una de ellas.
Las funciones que competan a las Intendencias, podrán ser delegadas a las unidades que la
SAT establezca en las regiones o departamentos de la República para el cumplimiento de sus
fines.
ARTICULO 31. Autoridad y jerarquía de los Intendentes. Los Intendentes son los
funcionarios del mayor nivel jerárquico de las Intendencias respectivas. Serán nombrados y
removidos por el Superintendente, y son responsables del cumplimiento de las funciones y
atribuciones asignadas a su respectiva Intendencia, de conformidad con esta ley, los
reglamentos internos de la SAT y las demás leyes aplicables. Por delegación del
Superintendente, ejercen la representación legal de la SAT.
Para ser nombrado Intendente se requerirán las mismas calidades establecidas para ser
Superintendente y les aplicarán los mismos impedimentos.

CAPITULO III
SECCION UNICA
REGIMEN ECONOMICO Y FINANCIERO
ARTICULO 32. Patrimonio y recursos. La SAT integrará su patrimonio, administrará sus
recursos y cumplirá sus funciones, conforme lo dispuesto en los artículos 121 y 134 de la
Constitución Política de la República de Guatemala.
La SAT tendrá presupuesto propio y fondos privativos; su formulación, aprobación, ejecución y
liquidación se regirán por la Constitución Política de la República, la Ley Orgánica de
Presupuesto y por lo dispuesto en esta ley.
ARTICULO 33. Recursos. Constituyen recursos de la SAT, los siguientes:
a) El monto equivalente al 2% del total de los tributos internos y al comercio exterior y sus
accesorios, que recaude la SAT y que deberá ser transferido de las cuentas de la
Tesorería Nacional diaria y automáticamente por el Banco de Guatemala a la cuenta
específica que operará a nombre de la SAT.
b) Los ingresos no tributarios, generados por servicios de certificación y otros que la SAT
preste, cuyas características serán establecidas por el Directorio.
c) Las donaciones y otras fuentes de financiamiento, provenientes de cooperación
internacional, previamente aceptadas y destinadas a la SAT, conforme a la ley.
d) Los aportes, transferencias, productos, legados y donaciones que se hagan a su favor,
tanto de origen público como privado.
e) Otras transferencias de fondos públicos que en forma justificada se le asignen del
presupuesto general de ingresos y egresos del Estado.
ARTICULO 34. Auditorías. Conforme lo establece la Constitución Política de la República de
Guatemala, la SAT estará sujeta a control y auditoría efectuados por la Contraloría General de
Cuentas de la Nación. El Directorio, adicionalmente, podrá contratar auditarías externas para
revisión de las cuentas propias de la SAT, con cargo al presupuesto de la entidad.

ARTICULO 35. Régimen de adquisiciones y contrataciones. La adquisición de bienes,


suministros y materiales, así como la contratación de servicios que requiera la SAT se regirán
por la Ley de Contrataciones del Estado. Se exceptúa la contratación de servicios y
delegación de funciones a las que se refiere el artículo 4 de esta ley, las que se regirán por un
reglamento que para el efecto emita el Directorio a propuesta del Superintendente.

CAPITULO IV
SECCION UNICA
DISPOSICIONES GENERALES
ARTICULO 36. Régimen laboral. El personal de la SAT estará sujeto al régimen laboral y de
remuneraciones establecido de acuerdo a las normas de la materia contenidas en la
Constitución Política de la República, en los Convenios Internacionales de Trabajo suscritos y
ratificados por Guatemala y el Reglamento de Trabajo específico de la SAT aprobado por el
Directorio. Supletoriamente se aplicará el Código de Trabajo.
ARTÍCULO 37. Funcionarios y empleados. Para efectos de la administración de recursos
humanos, el personal de la SAT se clasificará en funcionarios y empleados. Son funcionarios
el Superintendente, los Intendentes, los Asesores, los Gerentes, Subgerentes y los Jefes. Se
denominará empleados al resto del personal.
La contratación del personal de la SAT comprenderá contratos por tiempo indefinido,
contratos de plazo fijo y contratos para prestación de servicios profesionales. Todo el personal
permanente será contratado por tiempo indefinido.
Los contratos de plazo fijo o de prestación de servicios profesionales sólo podrán celebrarse
para funciones o actividades que no sean de carácter permanente.
La SAT establecerá un sistema de evaluación para todo el personal y un plan de carrera
administrativa tributaria para propiciar la estabilidad laboral.
ARTICULO 38. Ingreso y promoción. El ingreso de los empleados de la SAT y su promoción
se realizará previa selección y calificación de los candidatos, por medio de concurso de
méritos y por oposición.
Para poder ser nombrados, los funcionarios deberán llenar los requisitos establecidos para el
puesto, en esta ley y los reglamentos de la SAT.
ARTICULO 39. Gastos para comisiones oficiales. El personal de la SAT tendrá derecho al
pago de los gastos en que incurriera en la realización de comisiones oficiales. El Directorio a
propuesta del Superintendente, regulará los conceptos y montos de dichos gastos y
contemplará los procedimientos para la autorización, asignación, comprobación y liquidación
de éstos.
ARTICULO 40. Régimen disciplinario. El personal de la SAT que cometa infracciones o
incurra en las incompatibilidades, impedimentos o prohibiciones, establecidos en la presente
ley y reglamentos aplicables, será sancionado conforme a las normas que se establezcan en
su propio reglamento de trabajo.
ARTICULO 41. Prohibición.- El superintendente de Administración Tributaria, los Intendentes
y demás personal de la SAT, mientras ejerzan sus cargos, no podrán:
a) Ejercer por su cuenta o por medio de terceros, actividades profesionales, técnicas,
ejecutivas o de asesoría, con excepción de lo dispuesto en el artículo 112 de la
Constitución Política de la República.
b) Ser directores, funcionarios, empleados, asesores, auditores externos, gestores,
agentes de aduana o tramitadores de personas jurídicas o individuales. Tampoco
podrán ser representantes legales o mandatarios de personas individuales o jurídicas
para fines tributarios, ni socios o miembros de firmas de auditoría.
c) Solicitar o aceptar, directa o indirectamente, de los contribuyentes, responsables
tributarios o de los usuarios de los servicios aduaneros, dádivas u obsequios de
cualquier naturaleza con motivo del ejercicio de sus funciones. Esta prohibición se
extiende a los padres, cónyuges e hijos de los mismos.
d) Revelar la información a que se refiere el artículo 44 de esta ley, el primer párrafo del
artículo 96 y el artículo 101 del Código Tributario. La contravención a estas
prohibiciones será considerada como falta grave y motivará la inmediata remoción de
quienes incurran en ella, sin perjuicio de las responsabilidades penales
correspondientes.
ARTICULO 42. Declaración Patrimonial. Además del cumplimiento de las obligaciones que
estipula la Ley de Probidad y de Responsabilidad de Funcionarios y Empleados Públicos, todo
el personal de la SAT, deberá presentar, previo a la toma de posesión y también anualmente,
ante el Directorio de la SAT una declaración jurada patrimonial comparativa, consignando el
origen de los cambios de su patrimonio; de acuerdo con las normas que se establezcan en el
régimen laboral específico de la SAT.
Todos los funcionarios y empleados de la SAT también estarán obligados a presentar, previo
a la toma de posesión y también anualmente, ante el Directorio, una declaración jurada
patrimonial comparativa de su cónyuge e hijos menores consignando el origen de los cambios
de su patrimonio.
La SAT tendrá la facultad para verificar lo consignado en las declaraciones juradas
patrimoniales comparativas presentadas por su personal y está obligada a verificar las de
todos los funcionarios y selectivamente las del resto del personal.
La verificación de los cambios patrimoniales y el origen de los mismos, será obligatoria en
todos los casos de denuncia o sospecha de enriquecimiento ilícito y otros delitos relacionados.
ARTICULO 43. Incompatibilidad. El Superintendente, los Intendentes y demás personal de
la SAT estarán obligados a dedicar con exclusividad su actividad profesional, técnica o
ejecutiva al servicio de la SAT. Sus funciones serán incompatibles con el ejercicio de cualquier
otro cargo público o privado, a excepción de lo dispuesto en el artículo 112 de la Constitución
Política de la República.

CAPITULO V
SECCION UNICA
DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS
ARTICULO 44. Confidencialidad. Los integrantes del Directorio, el Superintendente, los
Intendentes, los demás funcionarios y empleados de la SAT y toda persona que le preste sus
servicios, con inclusión de los asesores, tienen prohibido revelar o facilitar información o
documentos de los que tenga conocimiento y que por disposición de la Constitución Política
de la República, del Código tributario o de otras leyes, deben permanecer en secreto o
confidencia. Asimismo, es prohibido revelar el monto de los impuestos pagados, utilidades,
pérdidas, costos y cualquier otro dato referente a la contabilidad de los contribuyentes.
ARTICULO 45. Recursos Administrativos. Los recursos administrativos que los
contribuyentes o sus representantes pueden interponer contra las resoluciones de la SAT en
materia tributaria, son los que establece el Código Tributario y las leyes aduaneras. Los
recursos administrativos que se interpongan contra las resoluciones de la SAT en materia no
tributaria o aduanera son los establecidos en la Ley de lo Contencioso Administrativo.
En materia tributaria, contra lo resuelto por el Directorio, procede el recurso de reposición;
contra lo resuelto por el Superintendente y los Intendentes, procede el recurso de revocatoria.
Ambos recursos se regularán por las disposiciones del Código Tributario.
ARTICULO 46. Informes. El Superintendente, con la aprobación del Directorio de la SAT,
deberá someter al Congreso de la República, al final de cada año fiscal, un informe
circunstanciado del cumplimiento, avances, mecanismos de eficiencia, eficacia, fiscalización y
control de sus funciones y atribuciones. El Congreso de la República, en sesión plenaria,
aprobará o improbará dicho informe, siguiendo el procedimiento establecido en ley, para la
liquidación de los presupuestos de los organismos del Estado.
ARTICULO 47. Archivo de documentos y expedientes. El archivo de documentación
contable, administrativa, de operaciones y registros tributarios, así como los expedientes de
obligaciones tributarias, formados de oficio o por investigación fiscal, podrá efectuarlo la SAT
mediante sistemas de microfilm, microfichas, otros sistemas electrónicos o por medio de otros
sistemas y medios seguros, que no sean regrabables ni susceptibles de alteraciones.
Las impresiones amplificadas de los documentos archivados por dichos sistemas y medios,
tendrán en juicio el mismo valor que la documentación original correspondiente. Los sistemas,
medios y procedimientos de archivo y la destrucción de documentos se establecerán en un
reglamento específico aprobado por el Directorio de la SAT.

CAPITULO VI
SECCION UNICA
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
ARTICULO 48. Organización de la SAT. Dentro de un plazo de seis meses contados a partir
de la fecha en que entre en vigencia la presente ley, la SAT deberá organizarse, evaluar,
establecer e implementar los procedimientos y sistemas necesarios para operar. La SAT
podrá iniciar sus operaciones parcial o totalmente durante dicho período, sin perjuicio de
poder continuar organizándose hasta el vencimiento del plazo que establecen este artículo y
el artículo 49 de esta ley.

ARTICULO 49. Inicio de funciones. La SAT deberá ir asumiendo de forma gradual, total o
parcialmente, las funciones, atribuciones y competencias que tengan asignadas a la fecha de
entrar en vigencia de la presente ley, la Dirección General de Rentas Internas y la Dirección
General de Aduanas. También asumirá las funciones de fiscalización tributaria que están
asignadas a la Superintendencia de Bancos.
A partir de la fecha de entrada en vigencia de la presente ley y a más tardar en el plazo de un
año, la SAT deberá haber asumido las funciones, atribuciones y competencias de las
dependencias, direcciones y entidades a las que se refiere este artículo que sean de su
competencia y necesarias para el cumplimiento de su objeto.
El Superintendente queda facultado para decidir la forma y fecha a partir de la cual la SAT
asumirá e iniciará a ejercer dichas funciones, atribuciones y competencias.
Cada vez que la SAT asuma e inicie las funciones a las que se refiere este artículo, deberá
emitir un acuerdo el cual deberá publicar, cuando menos una vez en el Diario Oficial y en dos
de los periódicos de mayor circulación del país.
A partir de la fecha que establezcan dichos acuerdos los procedimientos, gestiones nuevas y
las declaraciones que los contribuyentes tengan que iniciar o presentar, que antes eran
competencia de las direcciones o dependencias de las cuales la SAT asume funciones,
deberán presentarse o iniciarse ante la Intendencia o Unidad Técnica de la SAT que señale el
acuerdo respectivo.
Todas las gestiones, procedimientos, declaraciones y demás asuntos que se encuentren en
trámite o los nuevos que se presenten o inicien antes de la fecha que señale el Acuerdo,
deberán ser presentados, tramitados y resueltos por la Dirección o dependencia del Ministerio
de Finanzas Públicas que el Ministro de Finanzas Públicas designe para hacerlo. Se
establece un plazo máximo de dos años para que estas dependencias resuelvan todos los
asuntos pendientes ante ellas.
ARTICULO 50. Designación y toma de posesión de los integrantes del primer Directorio.
Los miembros del Directorio a que se refiere la literal c) del artículo 8 de esta ley, deberán ser
designados por el Presidente de la República dentro de los noventa días siguientes de
entrado en vigencia la presente ley y deberán tomar posesión de sus cargos, treinta días
después de haber sido designados, juntamente con el Ministro de Finanzas Públicas. El
Superintendente, tomará posesión inmediatamente después de haber sido nombrado
conforme al artículo 51 de esta ley.
ARTICULO 51. Nombramiento y toma de posesión del primer Superintendente. El
Superintendente deberá ser nombrado y tomará posesión de su cargo dentro de los treinta
días siguientes de haber tomado posesión los miembros del Directorio. Desde la fecha en que
entre en vigencia esta ley y hasta que tome posesión el Superintendente, el Ministro de
Finanzas Públicas en su calidad de Presidente del Directorio de la SAT, podrá ejercer todas
las funciones que le competen al Superintendente de acuerdo a la ley.
ARTICULO 52. Plazo para aprobar el reglamento e inicio de su vigencia. El reglamento
interno de la SAT será presentado al Directorio para su aprobación dentro de los treinta días
hábiles siguientes a la fecha de toma de posesión del Superintendente.
ARTICULO 53. Resolución de recursos administrativos. Los recursos administrativos que
se presenten después de que la SAT haya asumido cualesquiera de las funciones a que se
refiere el artículo 49 de esta ley, serán tramitados y resueltos por la SAT. Los recursos que se
presenten antes de esa fecha serán tramitados por las direcciones o dependencias del
Ministerio de Finanzas Públicas, que designe el Ministro para dicha función.
ARTÍCULO 54. Convocatoria de ingreso y programa de prestaciones. La SAT convocará,
con prioridad, al personal que labora en las Direcciones a que se refiere el artículo 49 de esta
ley, para ingresar a laborar en la SAT. Para optar a este ingreso, se aplicará el proceso de
calificación y selección, que atenderá esencialmente, razones de mérito, de capacidad,
idoneidad y honradez. El Ministerio de Finanzas Públicas debe aprobar y aplicar un programa
especial de pago de prestaciones por retiro y movilidad laboral, de los trabajadores de las
direcciones y dependencias a que se refiere el artículo 49 de la presente ley. Dicho programa
debe hacerse efectivo dentro de los primeros nueve meses a partir de la fecha en que entre
en vigencia la presente ley.
ARTICULO 55. Asignaciones presupuestarias. El Ministerio de Finanzas Públicas, deberá
efectuar los trámites legales necesarios, que permitan efectuar las transferencias
presupuestarias o ampliar el Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado vigente,
para contar con las asignaciones presupuestarias para cubrir el proceso de organización e
implementación de la SAT y el financiamiento del programa de retiro a que se refiere esta ley.
Se transferirán a la SAT los bienes físicos, muebles o inmuebles provenientes de las
direcciones y dependencias del Ministerio de Finanzas Públicas a las que se refiere el artículo
49 de esta ley, que a juicio del Superintendente sean necesarios para su funcionamiento.
Dicha transferencia se hará de conformidad con lo que establece la Ley de Contrataciones del
Estado y deberá contar con la anuencia del Ministro de Finanzas Públicas.
ARTICULO 56. Gestiones durante la transición. Todos los trámites, gestiones,
declaraciones o recursos que presenten los contribuyentes ante el Ministerio de Finanzas
Públicas durante el primer año de entrar en vigencia de la presente ley, pero que corresponda
presentar ante la SAT, deberán ser transferidos a la SAT dentro de las cuarenta y ocho horas
siguientes a su recepción. El funcionario o empleado del Ministerio de Finanzas Públicas que
no lo haga, será sancionado con multa de Un Mil Quetzales (Q.1,000.00.)
ARTICULO 57. Contrataciones durante la transición. El Ministro de Finanzas Públicas está
facultado para suscribir, a nombre de la SAT, los contratos que sean necesarios para la
organización y puesta en operación de la SAT.
CAPITULO VII
SECCION UNICA
DISPOSICIONES DEROGATORIAS Y FINALES
ARTÍCULO 58. Disposiciones derogatorias. Quedan derogadas todas las disposiciones
legales y reglamentarias, incluyendo los artículos de la Ley del Ministerio de Finanzas
Públicas, Decreto 106-71 del Congreso de la República, que se opongan a, o sean
incompatibles con lo dispuesto en esta ley.
ARTÍCULO 59. Subrogatoria. Todas las obligaciones, funciones, atribuciones, competencias
y jurisdicción que en materia tributaria y aduanera asignen las leyes y reglamentos a la
administración tributaria y aduanera, al Ministerio de Finanzas Públicas o al Ministro de
Finanzas, se entenderán asignadas a la SAT, a partir de la fecha en que la SAT asuma dichas
obligaciones, funciones, atribuciones, competencias y jurisdicción de conformidad a lo
establecido en el artículo 49 de esta ley.
Asimismo, las referencias que contengan las disposiciones legales respecto de las
atribuciones, competencias y jurisdicción correspondientes a las Direcciones y dependencias
a las que se refiere el artículo 49, deberán entenderse referidas a las Intendencias o Unidades
técnicas y administrativas de la SAT, una vez éstas asuman dichas atribuciones y
competencias.
ARTÍCULO 60. Vigencia. El presente decreto fue aprobado por más de las dos terceras
partes de los diputados que integran el Congreso de la República, de conformidad con el
artículo 134 de la Constitución Política de la República y entrará en vigencia 8 días después
de su publicación en el diario oficial.
PASE AL ORGANISMO EJECUTIVO PARA SU SANCION, PROMULGACION Y
PUBLICACION.

DADO EN EL PALACIO DEL ORGANISMO LEGISLATIVO, EN LA CIUDAD DE


GUATEMALA, A LOS DOCE DIAS DEL MES DE ENERO DE MIL NOVECIENTOS
NOVENTA Y OCHO.
ARABELLA CASTRO QUIÑÓNEZ
PRESIDENTA

ANGEL MARIO SALAZAR MIRÓN


SECRETARIO

MAURICIO LEON CORADO


SECRETARIO

PALACIO NACIONAL: Guatemala, once de febrero de mil novecientos noventa y ocho.

PUBLÍQUESE Y CÚMPLASE

ARZÚ IRIGOYEN

JOSE ALEJANDRO ARÉVALO ALBUREZ


MINISTRO DE FINANZAS PÚBLICAS