You are on page 1of 5

Cada día el cambio en las empresas y organizaciones se hace más

evidente. Lo que resultó ayer, ya tal vez no resulte para mañana. Y es que en
esta época, donde el mercado es una competencia, y donde la tecnología cada
vez es más avanzada, es necesario estar a la vanguardia. Muchas veces en las
organizaciones se hace difícil el adaptarse a los cambios. La resistencia al
cambio en los empleados, en los clientes y en la alta jerarquía no se hace
esperar. Ante esto, debemos ser nosotros los responsables de administrar
efectivamente el cambio. Por tal motivo debemos tener en cuenta que la
Administración del Cambio es el proceso de transformación que asegura el éxito
organizacional de la empresa reconociendo al cambio humano como una
constante ante el avance acelerado de la tecnología de información y los
cambios en las empresas. Según Rhon Durán, 2000
Y a su vez la Administración del Cambio considera los procesos y actividades
que ayudan a las organizaciones a adoptar cambios radicales, resultado de la
implantación de nuevos procesos o soluciones tecnológicas.
Los elementos que podemos tomar en cuenta a la hora de ejecutar un programa
exitoso de Administración del Cambio son:
1. Alinear las expectativas a todos los niveles de la organización.
2. Diseñar e implantar una estrategia de comunicación que permita manejar un
plan de comunicación efectivo.
3. Diseñar e implantar una estrategia para la definición de nuevos roles y
capacidades que permita evolucionar a los recursos humanos a la nueva
organización.
4. Diseñar e implantar una estrategia de transferencia del conocimiento y
entrenamiento que permita contar con una organización autosuficiente.
5. Diseñar e implantar una estrategia de aseguramiento del cambio que permita
medir y administrar la resistencia al cambio durante los proyectos.
El establecer una metodología para la Administración del Cambio permitirá
reconocer lo que sucede, provocar un cambio de actitud y percepción en los
colaboradores, llevarlo a la práctica del diario vivir y en consecuencia preparar a
la empresa para enfrentar mejor los cambios.
Para conocer un poco mas sobre los cambios debemos conocer
que tipos de cambios existen :
• Cambio drástico: suele darse en tiempos de crisis o de gran oportunidad,
cuando el poder está concentrado y hay un mercado que puede
aprovecharse racionalizando costos, reestructurando la organización y
reposicionando la estrategia. Si bien esta iniciativa puede ser eficaz,
también puede generar una resistencia encubierta. Debe equilibrarse con
el orden y el compromiso de toda la organización.
• Cambio sistemático: es menos ambicioso, más lento (gradual), focalizado
y se desarrolla en forma ordenada y cuidada. Suele ser promovido por
equipos y consultores que gestionan la planificación y el desarrollo
organizacional. Ejemplos de este abordaje son el mejoramiento de la
calidad, reprogramación de tareas, incorporación de mejores prácticas y
planificación estratégica. Si se enfoca en exceso, puede ahogar las
iniciativas. Este abordaje requiere liderazgo y depende de un alto
compromiso.
• Cambio orgánico: involucra procesos complejos bajo denominaciones
vagas o amplias (aprendizaje, proyectos de riesgo, etc). Este abordaje es
anárquico y a veces fragmentado; puede haber equipos trabajando con
propósitos encontrados, y disputándose los recursos. Este cambio no
está sistemáticamente organizado ni es necesariamente lógico en sus
intenciones, ni depende de agentes de cambio especializados; puede
desarrollarse como un desafío a esa autoridad. Un liderazgo inteligente
puede motivar el cambio orgánico. Con el tiempo, este cambio tiende a
manifestarse de manera sistemática.
• El ritmo del cambio: si el cambio drástico no se integra con otros
abordajes, puede terminar en drama; el sistemático, debilitarse y el
orgánico tornarse caótico; hay que combinarlos a los tres.
Por otra parte el cambio debe ir de la mano con una fuente de innovación
constante porque el mundo empresarial y organizacional está lleno de retos,
metas, y sueños que cada día van variando. Nosotros como empresarios
debemos adaptarnos a esos cambios, a las nuevas tendencias, y para lograrlo
no debemos quedarnos estancados, sino ir innovando.
Es a través del cambio que ocurre la innovación. Innovar significa “introducir
modificaciones adecuadas a la moda entendiendo por moda el uso, modo y
costumbre. Los procesos de cambio y de innovación dependerán de la cultura
organizacional que se tenga. Por el término de cultura organizacional se
entiende que es el conjunto de normas, hábitos y valores, que practican los
individuos de una organización, y que hacen de esta su forma de comportamien-
to.
Ya conociendo el término de cultura organizacional podemos entender que a
través de esta cultura muchas veces hay una resistencia al cambio, por parte de
algunos miembros que componen las áreas de trabajo.
Para superar la resistencia organizacional al cambio es necesario que existan
agentes de cambio dispuestos a superar los desafíos que día a día encontrare-
mos en nuestros ámbitos laborales.
Algunos aspectos que debemos tomar en cuenta a la hora de innovar son:
Según Leoncio Moreno (2006) para innovar necesitamos contar con:
• Confianza: los empleados deben tener confianza para compartir sus
ideas con el resto de la organización. Necesitan confiar en que pueden
cometer errores sin sufrir consecuencias negativas.
• Soporte de la dirección: la gerencia debe demostrar su compromiso con
la innovación mediante una buena comunicación interna y externa.
También deben demostrar compromiso siendo ellos mismos innovadores
y fomentando la creatividad asumiendo sus riesgos.
• Presupuesto: es necesario para implementar algunas ideas altamente
creativas, las cuales son por naturaleza más arriesgadas que otro tipo de
mejoras.
• Herramientas: para solicitar, almacenar, evaluar y compartir ideas de los
empleados. Otras áreas que requieren el uso de herramientas son:
sesiones de brainstorming, mapas mentales y otras técnicas que facilitan
el pensamiento creativo y la colaboración.
• Métodos de evaluación: son utilizados para evaluar las ideas generadas
mediante otras herramientas.
• Espacio: incluye salas de reuniones, sitio donde los empleados se
puedan reunir, pizarras, material para ser utilizado en reuniones.
• Reconocimiento: pequeños regalos o incentivos que motiven a los
empleados a participar y a compartir ideas creativas con la organización
• Tiempo: los empleados necesitan disponer de tiempo para ser creativos
El establecer una metodología de Cambio permitirá reconocer lo
que sucede, provocar un cambio de actitud y percepción en los
colaboradores, llevarlo a la práctica del diario vivir y en consecuencia
preparar a la empresa para enfrentar mejor los cambio, teniendo en
cuenta el aspecto de innovación en el ámbito organizacional porque cada
día se hace más evidente la necesidad de cambio en las organizaciones,
y el campo de la información es uno de estos, por tal razón que debemos
adoptar nuevos conocimientos, nuevas ideas y nuevas metas para no
quedarnos atrás en este proceso.

BIBLIOGRAFIA
• Gimon, Alonso. (2006). Marco Teórico del Cambio Organizacional.
Disponible en: http://www.gestiopolis.com/. Accedio 9 septiembre 2006.
• Real Academia de la Lengua Española. (2006). “Innovar”. Disponible en:
http://www.rae.es/. Accedido 13 septiembre 2006.
UNIVERSIDAD FERMIN TORO

VICERECTORADO ACADEMICO

FACULTAD DE CIENCIAS ECONOMICAS Y SOCIALES

ESCUELA DE ADMINISTRACION

INNOVACIÓN Y CAMBIO

INTEGRANTES
Agüero Leniangel C.I: 19886560
Sección: M115

Cabudare, Estado Lara