You are on page 1of 4

MORRO DEL SOL, ENERO TRECE

(2007)
A Godi Szyszlo, pintor y humanista

Ola, manto del fraile,


murmullo de las almas,
sacude con tu espuma,
el tiempo y el mugido
de esta bovina roca.
Donde el tren de la tarde,
trajo al juez y al tendero,
sus libros, su martillo,
mas su grave destino
sin retorno de aurora,
A morir en el Morro!
En el Marcavelica,
encornado de antenas,
y en el monte La Virgen,
del cura enamorado,
que abrazado a la luna,
bajo al mar infernal.
II

-----------------

Jueves trece, negra el alba,


negro de acero el clarn,
viento negro encubridor.
Y a lo lejos, la ciudad,
la vaca del Nuevo Mundo

tiembla sus ubres y pasta


cantando nanas de adis:
Blason, heraldo, rey rojo!,
estrofa de terracota,
oh gran ballena varada,
bajaras al redondel.
Y ola tras ola, sin fin,
te sitiaran las hormigas,
te acosaran los gusanos.
Y hora tras hora, sin fin,
Tus blancas y abiertas venas,
de hombres libres de Trujillo,
de Huanuco y Cajamarca,
caern entre las nubes,
de pecho y de ojos abiertos
por tanta metralla y odio,
por tanta rojiza bruma.
III

-----------------

Pero es alba de infortunio,


Y aunque el morro aun resiste
la lnea cayo en San Juan
Y entonces, toro de sal,
nadie mas vendr por ti,
no temblara Pachacamac,
ni el Cristo de los milagros.
Y el Huascar encadenado,

el mismo caon de Grau,


desgarrara tus entraas,
amenazando las ubres
de tu hembra amurallada.
IV.-----------------------Ya es de noche al medioda,
morro nio, solitario,
negras nubes en los andes,
te amortajan de sol negro.
Hroes y semidioses,
rodaron por tus caderas,
cataratas de dolor,
como rejones de muerte.
Y en seis horas, solo en seis,
con el permiso de dios,
manto a balazos raido,
burel de piedra, caiste.
V

-----------------------------

Noche, la luna gime,


mares de sangre en su piel.
Las islas son tu ataud,
piedras te lloran los peces
y te arrullan tiburones,
sus aletas son tus cirios.
Morro, cerro expiatorio,
paradojal cordillera,

te mataron brutamente,
estoqueado a caonazos,
un pual en vez de espada.
Y con la artera puntilla,
doblaste tus finas patas,
como Islero y Bailaor
los que matando murieron.
Y mas alla, en la llanura,
Vaca hurfana y preada
de todos abandonada,
Lima oyo el final mugido,
Y el ande entero temblo.
VI---------------------Trece, trece, solo trece,
fue trece cuando moriste,
morro de tierra hecha sol
y Golgota de la raza.
Pero al cabo, has de volver,
ceo fruncido de piedra.
Y entonces, Lazaro hermano,
Haz seor tu voluntad!.
Contigo volver el orgullo,
contigo comenzara el mar.