You are on page 1of 1

Ficha descriptiva del producto: Chocolate con leche

Origen: Ecuador
Productora: FUNORSAL

Descripción:
Está elaborado a partir de panela (azúcar sin
refinar) biológica de comercio justo de Ecuador y de
pasta de cacao de Ecuador. La panela procede de
cooperativas de la zona de Pacto. La pasta de cacao
procede del cacao de la zona subtropical.

El chocolate Consumo Solidario es el único chocolate


de comercio justo que se hace en España y no en
otros países de Europa.

El grupo productor
Las personas que procesan el cacao trabajan en una microempresa comunitaria que forma parte
de la Fundación de Organizaciones Campesinas de Salinas.

La FUNORSAL está formada actualmente por 27 organizaciones de base (cooperativas,


precooperativas y asociaciones campesinas con aproximadamente 3000 familias asociadas) las
cuales se han formado sobre todo para dar una respuesta concreta a la necesidad de financiación
de las familias. En la actualidad, el estilo autogestonario de la FUNORSAL incluye desde la
perspectiva económica, 30 empresas productivas, varios programas de reforestación y
piscicultura, una hospedería campesina, un hotel, un centro de acopio de quesos y varias tiendas
comunales.

La FUNORSAL se erige como el modelo alternativo de organización más maduro de la zona. En la


fabricación de este chocolate se incluye también panela biológica de comercio justo de las
cooperativas Santa Teresita y Vilojubema (Ecuador).

Contexto socio-económico

El pueblo de Salinas está habitado desde hace cientos de años debido a las minas de sal. Estas
minas de sal son el origen del nombre de la parroquia. Una vez que Ecuador fue incorporado a la
Corona Española las tierras fueron repartidas a los conquistadores. Al comienzo de los años 70, la
parroquia de Salinas era, según los estándares ecuatorianos, muy pobre. La mayoría de la
población no tenía acceso a los servicios básicos y vivían en chozas. Aunque el carácter de la
región sea definitivamente agrícola, la extracción de sal demora la principal actividad comercial de
la parroquia. Lamentablemente las minas se encontraban sobre las tierras de la familia Cordovez.
En 1972, se organizó la Cooperativa de Ahorro y Crédito para conseguir el acceso comunitario a
las minas de sal que por decreto habían pasado al control del Estado. Así, los salineros dieron el
primer paso que más tarde les permitiría salir del feudalismo agrario para lanzarse sobre nuevos
caminos del desarrollo comunitario. Rápidamente, el reembolso de los préstamos permite crear
una apertura hacia otras actividades económicas y realizar trabajos de infraestructura para la
comunidad a través de la FUNORSAL.