You are on page 1of 53

Unidad IV.

Los Tribunales

1. Concepto y clasificaciones

Se puede definir un tribunal como el órgano público establecido por la ley, para los efectos de
ejercer la función jurisdiccional a través del debido proceso.

Clasificaciones:

I. Desde el punto de vista de la órbita de su competencia;

Tribunales ordinarios son aquellos a los que les corresponde el conocimiento de la


generalidad de los conflictos que se promueven en el orden temporal, dentro el territorio de la
República. Ellos son, en orden jerárquico la Corte Suprema, Las Cortes de Apelaciones, los
Presidentes y Ministros de Corte, los Tribunales de Juicio Oral en lo Penal, los Juzgados de Letras y
los Juzgados de Garantía. (art. 5 inc. 2 COT)

Tribunales especiales: Son aquellos a quienes les corresponde únicamente el conocimiento


de las materias que la ley específicamente ha colocado dentro de la esfera de sus atribuciones en
atención a la naturaleza del conflicto o la calidad de las personas que intervienen en él.

Según el artículo 5 del COT, existen tribunales especiales que pertenecen al poder judicial y
aquellos que no pertenecen; dentro de los primeros encontramos, los Juzgados de Familia; los
Juzgados de Letras del Trabajo, los Juzgados de Cobranza Laboral y Previsional y los Tribunales
Militares en tiempo de paz; y dentro de los segundos los Juzgados de Policía Local, el Senado,
Tribunales Militares en tiempo de guerra, los Directores Regionales del SII, entre otros. La
importancia de esta distinción radica en la forma de aplicar el COT, en los tribunales especiales que
forman parte del poder judicial el COT se aplica sólo cuando las leyes que regulan el funcionamiento
de estos tribunales se remitan expresamente a él; en cambio en los tribunales especiales que no
pertenecen al poder judicial, sin perjuicio de que también se rigen por sus propias leyes las
disposiciones generales del COT se aplican sin necesidad de remisión expresa.

Tribunales arbitrales: Se llaman jueces árbitros a los jueces nombrados por las partes o por
la autoridad judicial en subsidio, para la resolución de un asunto litigioso (art. 222 COT), los
tribunales arbítrales se clasifican en árbitros de derecho, arbitradores y mixtos, dependiendo de la
forma de tramitar y resolver el asunto sometido a su decisión.

II. Desde el punto de vista de su composición:

Tribunales Unipersonales: Son aquellos en que el conocimiento y resolución de un asunto


esta radicado en un solo juez, los jueces unipersonales son la regla general en nuestro país y
pueden conocer en única o primera instancia. Debemos tener presente que si bien los Juzgados de
Garantía se componen de uno o más Jueces (art. 14 y 16 COT), son igualmente tribunales
unipersonales pues el ejercicio de la actividad jurisdiccional en cada caso se ejerce sólo por uno de
ellos; lo mismo pasa con los Tribunales de Familia.

Tribunales Colegiados: Son aquellos que se encuentran constituidos por más de un juez
(tres o cinco), los que deben desarrollar el ejercicio de la función jurisdiccional actuando
conjuntamente.

1
Desde el punto de vista de su funcionamiento los tribunales colegiados ejercen sus funciones
en sala o en pleno (lo que implica que todos los miembros que componen el tribunal deben avocarse
al conocimiento de un negocio ej. desafuero de diputados y senadores). Son tribunales colegiados la
Corte Suprema, las Cortes de Apelaciones y los Tribunales de Juicio Oral en lo Penal.

III. Desde el punto de vista de la preparación de los Jueces:

Se distingue entre Jueces legos y Jueces Letrados, siendo estos últimos los que detentan la
calidad de abogados.

En la actualidad, en los tribunales ordinarios y en los especiales que forman parte del poder
judicial, no hay jueces legos, es decir, son todos abogados.

Encontramos algunos casos de jueces que no son abogados en algunos Tribunales Militares
en tiempo de Paz (El Juez es el comandante de la respectiva División); algunos Jueces de Policía
Local, cuando aquellas funciones las ejerce el Alcalde, y los Jueces árbitros arbitradores, que no
requieren ser abogados.

IV. Desde el punto de vista de duración:

Tribunales comunes o permanentes: son aquellos que se encuentran siempre y


permanentemente a disposición de la comunidad, con independencia de si ella reclama su
intervención.

Tribunales accidentales o de excepción: son aquellos que no están siempre a disposición


de la comunidad y que se constituyen para determinados eventos, debemos tener presente que
estos tribunales están establecidos en la ley, y se constituyen para resolver un determinado asunto
luego de lo cual dejan de funcionar. Son los tribunales unipersonales accidentales y los jueces
árbitros.

Es bueno señalar que existen, tribunales permanentes a los cuales, por disposición legal se
les encomiendan el desarrollo de funciones específicas o especiales, dentro de los cuales podemos
destacar; Tribunales con dedicación exclusiva: (ley 19.810); las cortes de apelaciones pueden
designar a jueces que ejercen en materia penal para que se avoquen exclusiva y
extraordinariamente al conocimiento de determinados delitos en los que se encontrare gravemente
comprometido un interés social relevante o que generen alarma pública. Ministros en Visita
Extraordinaria: Son aquellos Ministros de Corte de Apelaciones o de Corte Suprema que estos
Tribunales acuerdan constituir ante un Tribunal determinado para que se avoque al conocimiento del
un proceso determinado. En el nuevo sistema procesal penal, no se contemplan ninguna de estas
instituciones.

V. Desde el punto de vista del rol que desempeña el tribunal:

Jueces sustanciadores: Son aquellos que se dedican exclusivamente a la tramitación del


procedimiento hasta dejarlo en estado de que este sea fallado por otro órgano jurisdiccional.

Jueces sentenciadores: Son aquellos que se encargan únicamente de la dictación de la


sentencia en procedimientos que se han tramitado ante otros Tribunales;
Jueces mixtos: Son aquellos que cumplen en forma conjunta ambas misiones, es decir, la de
sustanciar el proceso, y la de fallarlo.
2
En nuestro país, solo existen los jueces de carácter mixto, toda vez que los diversos
momentos jurisdiccionales (conocer y juzgar, principalmente) se encuentran encomendados por ley a
un mismo y sólo órgano.

No debe confundirnos la estructura del nuevo sistema procesal penal, en el que tanto los
jueces de Garantía como los jueces del Tribunal Oral en lo Penal tienen igualmente ese carácter
mixto, pues en cada caso cada uno de ellos debe conocer y resolver los asuntos que la ley
encomienda a sus respectivas competencias.

VI. Desde el punto de vista del lugar en que ejerce su Ministerio:

Jueces sedentarios: Son los que ejercen sus funciones dentro de un determinado territorio
jurisdiccional, dentro del cual tienen un asiento determinado, al cual deben acudir las partes para los
efectos de accionar (las partes vienen al tribunal).

Tribunales ambulantes: Son aquellos que acuden al lugar en el que residen o se encuentran
las partes para los efectos de impartir justicia (el tribunal va a las partes).

Hasta antes de la reforma procesal penal, no existía en Chile tribunales ambulantes, tras la
reforma y fundado principalmente en una razón de gestión, aplicación oportuna de justicia y
economía se crearon este tipo de tribunales, que pueden constituirse y funcionar en un lugar distinto
al que tienen su asiento; otro tanto pasa con el juzgado de Famita de Valparaíso que ejerce
competencia en las comunas de Valparaíso y Juan Fernández y varias veces al año se constituye en
esta última comuna para ejercer sus atribuciones.

VII. Desde el punto de vista de la jerarquía del Tribunal:

Según nuestra carta fundamental, los tribunales de justicia se clasifican en tribunales


superiores de justicia y tribunales inferiores de justicia.

Son tribunales superiores de justicia la Corte Suprema y las Cortes de Apelaciones.

Son tribunales inferiores de justicia, los Jueces de Garantía, los Tribunales de Juicio Oral en lo
Penal; los Jueces de Letras y los tribunales accidentales.

VIII. En atención a la extensión de la competencia que poseen:

Tribunales de competencia común: son aquellos que están facultados por la ley para
conocer de la generalidad de los asuntos, cualquiera que sea su naturaleza.

Tribunales de competencia especial: Los que, por el contrario, están facultados para
conocer sólo de determinados asuntos que la ley ha puesto dentro de la esfera de sus atribuciones.

La regla general que rige en nuestro país es la de la competencia común (incluso estamos en
presencia de una de las bases generales del ejercicio de la jurisdicción); pero ha existido una clara
tendencia a la creación de tribunales que ejerzan judicatura especializada.

Los jueces de letras con competencia común son aquellos que conocen de la totalidad de los
asuntos civiles y criminales y, en la medida en que no existan estos tribunales, también conocerán
3
de los asuntos del trabajo y de familia. Sin embargo, en las comunas con mayor cantidad de
habitantes se han establecido tribunales con competencia especial (arts. 29 y ss. del COT). Como
hemos dicho no se debe confundir un tribunal especial de un tribunal ordinario con competencia
especial.

Las Cortes de Apelaciones de todo el país son de competencia común, y no existe ninguna
especialización en su funcionamiento. La Corte Suprema también posee competencia común, sin
perjuicio del funcionamiento en salas especializadas (art. 95 y 99 COT).

Finalmente los tribunales del nuevo sistema procesal penal, en general tienen competencia
especial solo relativa a asuntos penales; sin embargo, en aquellas comunas en que se estimó que
por no existir un elevado número de asuntos penales, no se designarían Jueces de Garantía, las
funciones de éste son encomendadas al Juez de Letras, de tal suerte que en este evento pasan a
tener competencia común.

IX. En atención a la instancia en la que resuelven el conflicto:

Se clasifican en tribunales de única, de primera o de segunda instancia. Recordemos que el


concepto de instancia se encuentra supeditado a la procedencia del recurso de apelación, de tal
suerte que si no procede el recurso de apelación, estamos en presencia de competencia de única
instancia; si procede, estamos en competencia de primera instancia y si se está conociendo del
recurso, estamos en presencia de segunda instancia.

Única instancia:
- Los Jueces de Letras en causas civiles y de comercio cuya cuantía no exceda las 10 UTM.
- Las Cortes de Apelaciones: Recursos de casación en la forma; recursos de quejas y consultas
de resoluciones.
- Corte Suprema conoce en única instancia de la mayor parte de los asuntos sometidos a su
conocimiento; aunque algunos asuntos los conoce en segunda instancia (Apelaciones de
recurso de protección y de amparo).
- Tribunales Orales en lo Penal del NCPP: conocen siempre en única instancia ya que acorde al
art. 364 NCPP no es procedente el recurso de apelación respecto a sus resoluciones.
Mientras, los Jueces de Garantía, en términos generales, también conocen en única instancia,
pues solo determinadas resoluciones son materia del recurso de apelación (370 NCPP):
Artículo 370.- Resoluciones apelables. Las resoluciones dictadas por el juez de garantía serán
apelables en los siguientes casos: a) Cuando pusieren término al procedimiento, hicieren
imposible su prosecución o la suspendieren por más de treinta días, y b) Cuando la ley lo
señalare expresamente. De esta manera, el sentido del nuevo sistema procesal penal es que
el recurso de apelación sea una excepción.

Primera Instancia: Son aquellos que resuelven un asunto procediendo el recurso de apelación en
contra de sus resoluciones. Se trata esencialmente de los Jueces de Letras, que por regla general,
conocen de los asuntos que han sido sometidos a su conocimiento en primera instancia. Las Cortes
de Apelaciones conocen en primera instancia de solicitudes de Desafuero; recursos de amparo,
protección y amparo económico, además de los juicios de amovilidad de los Jueces de Letras. Por
último, la Corte Suprema no conoce de asuntos en Primera Instancia, pues no existe un tribunal
superior jerárquico a ese Tribunal.

4
Segunda instancia: Son los que conocen de los recursos de apelación entablados en asuntos de
primera instancia; la generalidad de los asuntos de segunda instancia son conocidos por las Cortes
de Apelaciones, salvo aquellos asuntos que son conocidos en segunda instancia por la Corte
Suprema.

X. Según la forma en que resuelven los asuntos sometidos a su conocimiento:

1. Tribunales de derecho: Son los que fallan aplicando lo establecido en la ley;


2. Tribunales de equidad; Son los que fallan aplicando las normas de la equidad natural.

Los primeros (De derecho) son la regla general en nuestro país, pues sólo se aplica la
equidad en defecto de una norma positiva (10 COT inc. 2 y 170 No. 5 del CPC). El caso más claro de
tribunal de equidad, es el de los jueces árbitros con calidad de arbitradores, que fallan aplicando lo
que su prudencia y equidad les dictaren (233 inc. COT).

2. Los tribunales ordinarios y su competencia

Los tribunales ordinarios son aquellos órganos jurisdiccionales que están establecidos y
regulados por el COT y cuya principal característica es su estructuración piramidal u orden
jerárquico; el art. 5 del cuerpo legal indicado enumera dichos tribunales.

Dentro de las características de estos tribunales, es que por regla general son permanentes,
son letrados, por regla general sedentarios, formales (actúan de acuerdo a los procedimientos que le
ley establece para el ejercicio de la jurisdicción contenciosa y voluntaria), pueden ser unipersonales
o colegiados, y son jerarquizados

Los Juzgados de Letras.

Estos tribunales se encuentran regulados en los artículos 27 a 48 COT; y se definen como


tribunales de derecho, unipersonales y letrados, que ejercen jurisdicción de primera o en única
instancia en una comuna o agrupación de comunas y cuyo superior jerárquico es la Corte de
Apelaciones respectiva.

Características:

1. Tribunales ordinarios.
2. Tribunales unipersonales.
3. Letrados.
4. De derecho; salvo en caso que la ley los autoriza para fallar conforme a equidad (170 nº 5
COT)
5. Permanentes.
6. Su territorio es una comuna o agrupación de comunas;
7. Tienen la plenitud de la competencia en primera instancia, salvo en aquellos casos en que
una ley especial encomienda el conocimiento de un asunto determinado a otro tribunal. Esta
competencia puede ser común o especial, siendo la regla general la competencia común.
8. Son tribunales inferiores.

5
Territorio Jurisdiccional:

La ley N° 18.776/89, adecuó la organización judicial al proceso de regionalización del país, en


general se puede decir que el territorio jurisdiccional de los jueces de letras es una comuna o
agrupación de comunas, idea corroborada por el art. 27 COT; que indica que en cada comuna
habrá, por lo menos, un juzgado de letras (los arts. 28 a 40 del COT establecen el número de
juzgados de letras de la República y el territorio jurisdiccional de cada uno de ellos).

Encontramos como excepciones a la regla precedente la establecida en el art. 43 COT


referente a los juzgados civiles de la Región Metropolitana, respecto de los cuales el Pdte. de la
República previo informe favorable de la Corte de Apelaciones de Santiago puede fijar como territorio
jurisdiccional en uno o más tribunales civiles de la RM una parte de la comuna; lo que se puede
modificar anualmente.

Clasificación:

En razón de su territorio jurisdiccional, hay tribunales con competencia sobre una comuna o
sobre una agrupación de ellas.

En razón de su competencia, existen tribunales con competencia común y otros solamente


con competencia civil.

En razón de su jerarquía, los jueces de letras pueden ser de comunas o agrupación de


comunas, de ciudad capital de provincia o de ciudades asiento de corte.

Competencia:
● Contenciosa civil de única y primera instancia (art.45 COT)
● Contenciosa comercial de única y primera instancia (art. 45 COT).
● Contencioso minero.
● Asuntos voluntarios.
● Asuntos criminales, siempre que el juez de letras cumpla funciones de juez de garantía (art.
46 COT, 14 COT).
● Causas de hacienda, conoce juez de letras asiento de corte, salvo que el Fisco opte por otro
tribunal (art. 48 COT).
● Competencia de menores y del trabajo cuyo conocimiento no corresponda a estos tribunales
especiales.
● Casos de causas en que intervengan aforados menores.

Los Juzgados de Garantía

Se encuentran establecidos y regulados en los artículos 14 a 16 del COT, el profesor


Maturana define a estos tribunales como “tribunales ordinarios, generalmente colegiados en cuanto a
su composición, pero siempre unipersonales en cuanto a su funcionamiento, letrados, de derecho y
permanentes, que ejercen sus facultades sobre una comuna o agrupación de comunas y que
conocen en única o primera instancia exclusivamente de todos los asuntos que se rigen por el
Código Procesal Penal”.

Características:
1. Son tribunales ordinarios.

6
2. Son unipersonales, pese a que un mismo tribunal puede estar compuesto por dos o
más jueces de garantía, no olvidemos que en esta diferencia el acento esta puesto en
cuantos jueces conocen y fallan simultáneamente de un asunto.
3. Son letrados.
4. Son tribunales de derecho.
5. Son permanentes.
6. Su territorio es una comuna o agrupación de comunas
7. Tienen competencia especial, sin perjuicio de que en algunas comunas pequeñas,
donde no se ha estimado oportuno crear jueces de garantía, tales funciones son
ejercidas por el Juez de Letras.
8. Se clasifican en Jueces de Garantía de Comuna o agrupación de Comunas; de Capital
de provincia y de Asiento de Corte de Apelaciones.
9. Su superior jerárquico es la Corte de Apelaciones respectiva.

Territorio Jurisdiccional: 16 COT: tienen su asiento en una comuna y ejercen su competencia sobre
la misma comuna o una agrupación de comunas

Competencia (art. 14 COT):

● Asegurar los derechos del imputado y demás intervinientes en el proceso penal, de acuerdo
a la ley procesal penal.
● Dirigir personalmente las audiencias que procedan, de conformidad al NCPP, como la
formalización de la investigación; audiencias para la concesión, modificación o revisión de las
cautelares, en especial, de la prisión preventiva; prueba anticipada de testigos; declaración judicial
del imputado como medio de defensa; cierre de la investigación en el caso que el Fiscal no la
hubiere cerrado en el plazo pertinente; aprobación de la suspensión condicional del procedimiento y
acuerdos reparatorios; preparación del juicio oral, etc.
● Dictar sentencia en los procedimientos abreviados (406 y ss NCPP)
● Conocimiento y fallo de las faltas, a través de un procedimiento simplificado 388 y ss. NCPP
● Infracciones a la ley de alcoholes (388 y ss. NCPP)
● Hacer ejecutar las condenas criminales y las medidas de seguridad y resolver las solicitudes
y reclamos relativos a dichas ejecuciones.
● Otras que la ley procesal le encomiende.

Los Tribunales de Juicio Oral en lo Penal.

Se encuentran regulados en los arts. 17 a 21 COT y se definen como tribunales ordinarios,


colegiados en cuanto a su composición y funcionamiento, letrados, de derecho y permanentes, que
ejercen sus facultades sobre una comuna o agrupación de comunas y conocen en única instancia
exclusivamente de todos los asuntos penales que se rigen por el NCPP.

Características:
1. Son Tribunales ordinarios.
2. Colegiados. Su número varía de un mínimo de tres a hasta 27 (21 COT) y funcionan en
una o más salas de tres miembros cada una de ellas, presidida por un Presidente de Sala.
La integración de estas salas se determina por medio de sorteo anual y la distribución del
trabajo entre las distintas salas se verifica a través de un procedimiento que adoptará el
propio TJOP a propuesta del Presidente del Tribunal. En cuanto a su funcionamiento, se
aplican en general las normas sobre los acuerdos de las Cortes de Apelaciones, que
veremos más adelante.
7
3. Son letrados y de derecho.
4. Son permanentes.
5. Su territorio es siempre una agrupación de comunas; por ellos son menos que los Jueces
de Garantía.
6. Tienen la plenitud de la competencia para conocer en única instancia de Juicio Oral en lo
Penal, respecto de todos los crímenes y simples delitos, salvo que sea aplicable alguna de
las salidas alternativas, que normalmente se verifican ante los Tribunales de Garantía.
7. Tienen competencia especial; solo asuntos criminales regulados en el NCPP.
8. Se clasifican entre TJOP de agrupación de comunas; de Capital de Provincia y de asiento
de Corte de Apelaciones.
9. Su superior jerárquico es la Corte de Apelaciones respectiva.

Competencia (art. 18 COT):

a. Conocer de las causas por crímenes y simples delitos, salvo aquellas cuyo conocimiento
pueda corresponder a los Tribunales de Garantía
b. Resolver, en su caso, sobre la libertad o prisión preventiva de los acusados puestos a su
disposición.
c. Resolver todos los incidentes que se promuevan durante el juicio oral.
d. Conocer y resolver todos los asuntos relativos a la ley de responsabilidad juvenil.
e. Conocer de todos los demás asuntos que le ley procesal penal les encomiende ej. demanda
civil restitutoria e indemnizatoria de la víctima contra el imputado.

Del Comité de Jueces (22 a 26 COT)

Nos referimos a una especie de organización interna diversa que se han dado los tribunales
que componen el nuevo sistema procesal penal y que existen en todos los tribunales de garantía que
se componen de más de un miembro y en todos los tribunales de TJOP, sin importar el número de
sus integrantes. En los tribunales compuestos por cinco o menos jueces, el comité lo integran todos
ellos, mientras que en los tribunales compuestos de más de cinco miembros, el Comité se conforma
solo por cinco de ellos, electos por la mayoría del tribunal, cada dos años. Estos comités no
desarrollan labor jurisdiccional sino que cumplen funciones de índole administrativo.

Los acuerdos en el Comité se adoptan por simple mayoría y en caso de empate, decide el
voto del Presidente.

Facultades:
a) Aprobar un procedimiento objetivo y general de distribución de causas entre los distintos
miembros del Tribunal;
b) Designar de la terna que presente el Presidente, al administrador del Tribunal;
c) Calificar anualmente al administrador del tribunal y removerlo en su caso;
d) Designar al personal del juzgado, a propuesta en terna del administrador;
e) Conocer apelaciones de resoluciones dictadas por el administrador del Tribunal por la
remoción de empleados del tribunal;
f) Decidir el plan de presupuesto, a propuesta del Presidente, para ser presentado a la
Corporación Administrativa del Poder Judicial.

Presidente del Comité de Jueces:

8
En general, le corresponde velar por el buen funcionamiento del tribunal y la ley le confiere las
facultades necesarias al efecto, como por ejemplo, proponer la remoción del administrador del
Tribunal.

Tribunales accidentales

Regulados en los arts. 50 a 53 del COT, los podemos definir como tribunales ordinarios,
unipersonales, letrados, de derecho y accidentales, que ejercen sus facultades en primera instancia,
conociendo de los asuntos que las leyes les encomiendan. Son designados nominalmente por la ley
y guardan estrecha relación con el cargo que desempeñan, su territorio coincide con el del juez de
letras al que reemplazan.

Son:
- Un Ministro de Corte de Apelaciones.
- El Presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago.
- Ministro de la Corte Suprema
- El Presidente de la Corte Suprema.

El personal auxiliar, actuarios y otros que sirven a estos tribunales accidentales son los mismos
funcionarios que sirven al tribunal que pertenecen cada uno de estos funcionarios.

Características.

1. Unipersonales.
2. Ordinarios.
3. De derecho.
4. De primera instancia.
5. Accidentales.

Territorio jurisdiccional:

Los tribunales accidentales tienen la misma jurisdicción que tienen los tribunales a que
pertenecen, ej. si es un Ministro de Corte de Apelaciones, tiene la jurisdicción de esa corte, si es un
Ministro de la Corte Suprema, tiene el tribunal accidental como territorio jurisdiccional toda la
República.

Competencia:

De un Ministro de la Corte de Apelaciones, designado por turno que ella fije, conocerá en
primera instancia de los asuntos señalados en el art. 50 COT.

El Presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago, quien se constituye en tribunal


accidental de primera instancia, por el solo hecho de detentar el cargo exigido por la ley, art.51 COT.

De un Ministro de la Corte Suprema, designado por el tribunal, conocerá en primera instancia


de las materias a que se refiere el art. 52.

Del Presidente de la Corte Suprema, de primera instancia conoce de los asuntos establecidos
en el art. 53 del COT.

9
Las Cortes de Apelaciones.

Se encuentran reglamentadas en los artículos 54 y ss. del COT. Las Cortes de Apelaciones
son tribunales ordinarios, colegiados, letrados, de derecho y permanentes, compuestos por un
número variable de ministros, que ejercen normalmente jurisdicción de segunda instancia como
superiores jerárquicos de los Juzgados de Letras y de Garantía y cuyo territorio jurisdiccional es
normalmente una región o parte de ella, conociendo además en única o primera instancia de los
demás asuntos que las leyes les encomienden.

Características:
1. Son tribunales ordinarios;
2. Son tribunales colegiados;
3. Son letrados y de derecho;
4. Son permanentes; sus miembros duran en sus cargos mientras dure su buen comportamiento
o hasta los 75 años;
5. Ejercen su ministerio dentro del territorio que les asigna la ley y que normalmente es una
Región o parte de ella. Actualmente hay 17 y su territorio lo fija el art. 55 COT.
6. Tiene la plenitud de la competencia en segunda instancia;
7. Son tribunales de competencia común;

Composición:

Las cortes de apelaciones se componen de los siguientes funcionarios:

Presidente: Es el que rige a la Corte respectiva, su duración es de un año a partir del primero de
marzo de cada año, y se turnan anualmente por orden de antigüedad (art.57 i 1° COT).

Ministros: Las cortes de apelaciones están integradas por un número variable de ministros (art. 56
COT) que tienen el rango y precedencia que corresponde a su antigüedad (art. 57 i 2° COT).

Fiscales Judiciales: (art. 350 y ss. COT), representan el interés público ante las Cortes (Suprema y
de Apelaciones).

Relatores: (art. 372 y ss. COT) Son los funcionarios encargados de efectuar al tribunal una
exposición metódica y sistemática del contenido del expediente (llamada relación) que permite a este
resolver adecuadamente las causas sometidas a su conocimiento.

Secretarios: Son los funcionarios encargados de dar fe de las resoluciones expedidas por el tribunal
y de dar cuenta diaria al mismo de las solicitudes que presenten las partes, sin perjuicio de otras
funciones que la ley les encomienda en determinados casos específicos

Otros funcionarios son el Oficial Primero, los Oficiales de Secretaría y los Oficiales de Sala (arts. 498
y 500).

Competencia.

En única instancia (art. 63 N° 1 COT)


● Recursos de casación en la forma.
● Recursos de nulidad contra sentencias definitivas del Tribunal Oral en lo Penal.
● Recursos de queja.
10
● Extradición activa.
● Solicitudes de declaración de concurrencia de causales para la negativa de proporcionar
información a los agentes del Ministerio Público.
● Recursos de Hecho (art. 196 y 203 CPC)
● Contiendas de Competencia (art. 190 y 191 COT).

En primera instancia (art. 63 N° 2 COT)


● De los desafueros de Diputados y Senadores.
● De los recursos de amparo y protección.
● De los procesos de amovilidad en contra jueces de letras.
● De las querellas de capítulos.

En segunda instancia (art. 63 N° 3 COT)


De la apelaciones presentadas, ante jueces civiles, de familia, del trabajo o de garantía.

Las Cortes de Apelaciones conocen también de las consultas, que es un trámite procesal
consistente en la revisión que un tribunal superior hace de un fallo dictado por un tribunal inferior,
respecto de las cuales las partes no hayan deducido recurso de apelación; el trámite de la consulta
es excepcional y procede por ej. en los juicios de hacienda, o sobre nulidad de matrimonio y divorcio.

Funcionamiento de las Cortes de Apelaciones:

Las CAP (Cortes de Apelaciones), pueden funcionar en sala o en pleno, el art. 66 i 1° del
COT, señala que la regla general es que los asuntos que se ventilen ante la CAP se deben ver en
sala y sólo se verán en pleno cuando la ley expresamente disponga que así sea. En todo caso
debemos tener presente que las cortes integradas por 4 miembros (art. 56 N° 1) funcionan siempre
en pleno, atendido el número de ministros que la componen.

En lo que respecta al funcionamiento en sala, cada sala funciona con tres miembros, salvo la
primera que tiene 4 miembros toda vez que el presidente de la corte integra la primera sala, aunque
para él es facultativo integrar sala.

Una cosa que se debe tener presente es que según el art. 66 i 2° COT, cada sala representa
a la corte en los asuntos que conoce, es decir lo que resuelve una sala lo resuelve la Corte, el
quórum para sesionar en sala es de mayoría absoluta de sus integrantes, es decir la sala debe
integrarse para sesionar con tres ministros.

El funcionamiento de las salas se divide en ordinario, que es el funcionamiento normal en el


número de salas que resulta de dividir el numero de ministros por tres, ej. Valparaíso 5 salas; pero
también se contempla un funcionamiento extraordinario, para que se produzca el funcionamiento
extraordinario es necesario que haya retardo en la vista de las causas, según el art. 62 i 2° del COT
hay retardo cuando dividido el total de causas en estado de tabla y de las apelaciones que deban
conocerse en cuenta, inclusive las criminales, por el número de salas el cuociente sea superior a
cien. En el caso de funcionamiento extraordinario las salas se pueden integrar por Fiscales judiciales
y por abogados integrantes.

11
En lo que respecta al funcionamiento de las Cortes en pleno como dijimos es excepcional y
supone que el asunto sea conocido por todos los miembros del tribunal y resuelto por la mayoría
absoluta de ellos, conocen las cortes de apelaciones en pleno:
● Aplicación de medidas disciplinarias, económicas y administrativas.
● Desafueros de Diputados y Senadores.
● Aplicación de medidas disciplinarias derivada de un recurso de queja que haya conocido
una de las salas de la Corte.
● La CAP de Stgo. conoce en pleno de las apelaciones y casaciones que incidan en causas
que haya resuelto su Presidente funcionando como tribunal excepcional.
● La sala que queda de turno durante el feriado judicial, tiene las mismas facultades y
atribuciones que el tribunal pleno, con excepción de los desafueros de diputados y senadores (art.
315 COT).

3. Funcionamiento de los tribunales colegiados, los acuerdos.

La tramitación de los asuntos ante los tribunales colegiados esta genéricamente regulada en
la normativa que regula el funcionamiento de las Cortes de Apelaciones, tal regulación se aplica
también ante la Corte Suprema con las excepciones que estudiaremos.

Tramitación de los asuntos en las CAP.

Respecto de toda causa que ingresa a la CAP, se debe realizar un primer trámite, cual es que
el secretario deja constancia de la fecha de ingreso al tribunal, se registra en el libro de ingreso y se
la asigna un rol de corte.

Luego se dicta la primera resolución que varia dependiendo del asunto de que se trate (si se
refiere a recursos de apelación la resolución es “en relación”; si trata de un recurso de queja o de
hecho, “informe el juez recurrido”; respecto de un recurso de amparo “informe al juez recurrido o al
funcionario que tenga a cargo el detenido”; cualquier otro asunto sin tramitación especial la
resolución es “dese cuenta”.); este tipo de providencias son las que se denominan de mera
substanciación (son las que tienen por objeto dar curso progresivo a los autos, sin decidir ni
prejuzgar ninguna cuestión debatida en juicio). Para saber quien es el encargado de dictar tales
resoluciones debemos distinguir si la CAP cuenta con sólo una sala, en cuyo caso quien dicta esta
resolución es uno de sus ministros (art. 70 COT); en cambio si la CAP esta compuesta por más de
una sala, la dictación de estas resoluciones corresponde a la sala tramitadora, en donde el Pdte. de
la CAP dicta la resolución si esta integrando la sala o alguno de los ministros que la integren. En todo
caso y como excepción a la regla precedente, si una sala ya esta conociendo de un asunto la
resolución de mera sustanciación deberá dictarla la sala respectiva.

Atendida la naturaleza de tribunal colegiado que tiene la CAP, es imposible el conocimiento


simultaneo de una asunto por todos los ministros, por lo que el conocimiento se hace por otros
funcionarios, a saber los relatores o secretarios (372 n° 1 y 380 n° 1 COT), ello sin perjuicio del
examen que los ministros crean necesarios hacer por si mismos. En la práctica la totalidad de la
cuenta corresponde a los relatores.

El art. 68 del COT señala que el tribunal puede resolver el asunto, en cuenta o previa vista de
la causa según corresponda, lamentablemente esta norma no dice que es lo determina la forma de
conocimiento y no existe norma expresa que lo señale.

12
Que un asunto sea conocido en cuenta, quiere decir que el asunto será fallado con la cuenta
que de al Tribunal el Secretario o Relator, sin que existan los restantes trámites que se consideran
para la vista de la causa. La resolución que se dicta en este caso es “dése cuenta”. Los tribunales
deben establecer horas de funcionamiento adicional para el conocimiento y fallo de las causas que
se ven de esta manera.

Que un asunto sea conocido previa vista de la causa quiere decir que la Corte sólo podrá
fallarlos una vez que se verifiquen una serie de trámites que en su conjunto se denominan “vista de
la causa”. La resolución que se dicta en este caso es la de “Autos en relación”.

Como dijimos el art. 68 COT, no da los criterios para poder determinar si un asunto se conoce
en cuenta o previa vista de la causa. Esta disposición, evidentemente, genera grandes dudas con
relación a cuando se puede proceder de una o de otra manera. Sin embargo, un análisis sistemático
de nuestro ordenamiento, permite concluir que las cuestiones jurisdiccionales se ven previa vista de
la causa y las cuestiones relativas a las facultades disciplinarias, conservadoras y económicas, se
ven en cuenta, sin perjuicio de las excepciones legales. Por ejemplo, se ven en cuenta, pese a ser
asuntos jurisdiccionales, las cuestiones relativas a la deserción de recursos de apelación; ordenes
de no innovar, sobreseimientos temporales y sentencias definitivas consultadas sin informe
desfavorable del fiscal.
También se ven en cuenta:
- La apelación de toda sentencia que no sea definitiva, a menos que cualquiera de las partes,
en el plazo de comparecencia en segunda instancia, solicite que se oigan alegatos de
abogados;
- La consulta en el juicio de hacienda se ve en cuenta para el solo efecto de ponderar si se
encuentra ajustada a derecho

El Recurso de queja, pese a corresponder a una manifestación de las facultades disciplinarias,


se ve previa vista de la causa.

La vista de la causa

Podemos distinguir las formalidades previas a la vista y la vista de la causa propiamente tal.

Formalidades previas: Notificación de resolución.


Colocación de la causa en tabla.

Notificación de la resolución: No olvidemos que según el artículo 38 del CPC, las


resoluciones judiciales sólo producen efectos en virtud de la notificación hecha con arreglo a la ley, la
resolución que se debe notificar es que aquella que ordena traer los “autos en relación”, lo que
implica que la corte estimó que la causa esta en estado de verse por lo que debe incluirse en la
tabla.

Para saber quien dicta la resolución “autos en relación”, debemos recordar lo visto a raíz de
quien dicta las resoluciones de mera sustanciación en los tribunales colegiados, en donde
distinguíamos si la CAP esta compuesta por una o más salas. Ahora bien y atendido lo establecido
en el artículo 221 y 50 del CPC, la notificación de esta resolución se hace por el estado diario, salvo
que se trate de la primera notificación en cuyo caso esta deberá ser hecha en forma personal (221
CPC).

13
Colocación de la causa en tabla: Notificada la resolución que dispone la relación la causa
queda en estado de tabla e ingresa al rol de las causas en tal estado con el fin de asignarle un
relator. Al relator le corresponde revisar y certificar que el expediente se encuentra en estado de
relación para que el Pdte. de la Corte la ponga en la tabla de la semana siguiente (372 N° 3 COT),
en caso que sea necesario traer a la vista documentos o cuadernos o expedientes no acompañados
o realizar tramites procesales previos a la vista de la causa el relator se lo informa al Pdte. de la
Corte que dicta las providencias correspondientes.

La formación de la tabla la debe hacer el Pdte. de la Corte el último día hábil de cada
semana, para ver los asuntos de la semana siguiente (art. 69 y 90 COT), la tabla se forma con todos
los expedientes que se encuentren en estado de relación, es decir, los previamente revisados y
certificados por el relator que corresponda. Se deben formar tantas tablas como salas existan en la
corte. Con relación a la formación de tablas, debe tenerse presente que se debe reservar un día para
la vista de las causas criminales, y otro distinto para las causas de Familia, sin perjuicio de las
preferencias que la ley o el Tribuna acuerden; y que las consultas en juicios de nulidad de
matrimonio se ven en audiencia especial, después de la hora de audiencia.

Debemos tener presente además lo establecido en el art. 69 i 4° del COT que establece una
excepción al sorteo basada en la regla de la radicación, es decir determinados asuntos deben ser
conocidos por la sala que ya ha conocido del asunto.

Pero, hay una serie de excepciones que constituyen la denominada tabla agregada o
preferente que se compone de las siguientes materias:

Art.162 del CPC “Exceptúanse las cuestiones sobre deserción de recursos, depósito de
personas, alimentos provisionales, competencia, acumulaciones, recusaciones, desahucio, juicios
sumarios y ejecutivos, denegación de justicia o de prueba y demás negocios que por la ley, o por
acuerdo del tribunal fundado en circunstancias calificadas, deban tener preferencia, las cuales se
antepondrán a los otros asuntos desde que estén en estado”.
Art. 192 CPC: Las apelaciones respecto de las cuales se haya concedido antes orden de no
innovar
549 Letra c) COT: Recursos de queja.
69 inc. y 6 COT: También se agregan a la tabla ordinaria, las apelaciones deducidas en contra
del auto de procesamiento en causas con procesados privados de libertad.
471 del Código del Trabajo: Las causas laborales gozan de preferencia para su vista y fallo.

Tenemos entonces formada la tabla con las causas ordinarias y las agregadas, pero pueden
incorporarse a la tabla en forma extraordinaria algunas causas referidas a materias específicas que
por su contenido deben ser vistas a la brevedad (art. 69 i 5 del COT). Esta agregación debe hacerse,
dependiendo de la materia, o al día siguiente hábil de su ingreso o el mismo día del ingreso si así la
urgencia del caso lo ameritare, o al día que el P de la Corte señalare siempre que no sobrepase 5
días del ingreso de los autos a la secretaría de la Corte. Podemos citar a modo ejemplar de causas
que se ven en forma extraordinaria: las apelaciones relativas a la prisión preventiva del imputado u
apelación de otras medidas cautelares, los recursos de amparo y las demás materias que establezca
la ley (ej. recurso de protección).

La vista de la causa propiamente tal.

Esta compuesta por una serie de formalidades que la diferencian con la cuenta, como hemos
dicho en la cuenta el tribunal juzga sólo en base a la relación del relator, no escucha alegatos,
14
consecuentemente en la cuenta no se coloca la causa en tabla. Esta distinción la reconoce el artículo
71 del COT quien indica que la regulación de la vista de la causa se entrega a los Códigos de
enjuiciamiento Civil y Penal, en el caso civil se aplican los arts. 163 al 166 del CPC.

Podemos distinguir en la vista de la causa los siguientes momentos:

DIA: Las causas deben verse el día señalado en la tabla, pero si concluida la hora de
audiencia queda pendiente alguna causa, el tribunal puede acordar prorrogar el acto, sino no la hace
se continuará en los días hábiles inmediatos hasta su terminación y sin que sea necesario colocarla
nuevamente en tabla (art. 164 CPC). El art. 222 i f. impone a la cada sala la obligación, antes de
comenzar la relación, de anunciar las causas que se ordena tramitar, las suspendidas y las que por
cualquier razón no hayan de verse y también las que no se verán por falta de tiempo, esto es lo que
se denomina “el anuncio de no vista”.

ANUNCIO: Se denomina anuncio a la obligación del tribunal de avisar la vista de la causa


antes de que ella se produzca, esto se realiza por medio de la colocación en lugar conveniente el
respectivo número de orden, el que se mantendrá en ese lugar hasta que se pase a otros asuntos.
(163 CPC).

También se denomina anuncio a la obligación de los abogados que quisieren hacer uso de su
derecho a alegar, ellos deben anunciarse personalmente con el relator respectivo, antes del inicio de
la audiencia, indicando el tiempo aproximado que emplearan en su alegato. Sin perjuicio de ello, tal
anuncio también puede hacerse por escrito, por medio de presentación efectuada antes del inicio de
la audiencia del día anterior a aquel señalado para la vista de la causa. De todas estas
circunstancias se deja constancia en el expediente por el relator y además, el mismo funcionario
debe dejar constancia de si efectivamente ese abogado alegó o no lo hizo.

SUSPENSIÓN O RETARDO DE LA VISTA: Sin perjuicio de que el artículo 164 del CPC
indica que las causas deben ser vistas el día señalado en la tabla existen algunas excepciones que
implican o suspender la vista (para otro día) o retardar la vista (el mismo día pero más tarde); tales
excepciones están establecidas en el art. 165 del CPC y se pueden resumir en los siguientes casos:
● Por impedir la vista el examen de causas agregadas en causa preferente o extraordinaria, o
por la continuación de las causas pendientes el día anterior.
● Por falta de tribunal, es decir, por falta del número de jueces necesario para pronunciar
sentencias en el tribunal (si es sala 3 miembros, si es pleno la mayoría) ej. ministro, implicado,
recusado o inhabilitado.
● Por muerte del procurador, del abogado patrocinante o del litigante que gestione por sí en el
pleito. En este caso la vista se suspende por 15 días contados desde la notificación al patrocinado o
mandante de la muerte del procurador o abogado o desde la muerte del litigante que obre por sí
mismo.
● Por muerte del cónyuge o ascendientes o descendientes el abogado defensor, dentro de los
ocho días anteriores a la vista.
● Por solicitarlo alguna de las partes (sus procuradores o abogados), de este derecho puede
hacerse uso una vez por cada parte y hasta dos veces, cualquiera sea el número de partes litigantes;
también puede pedirse por una vez de común acuerdo por las partes litigantes.

El escrito en que se solicite la suspensión debe ser presentado hasta las 12:00 hrs del día
hábil anterior a la audiencia, por la suspensión se debe pagar un impuesto cuyo valor varía si se trata
de la Corte de Apelaciones y Suprema, ahora la sola presentación del escrito extingue el derecho de

15
suspender, aunque la causa no se vea por cualquier otra razón. Finalmente no se puede solicitar la
suspensión del recurso de amparo.
● Por tener alguno de los abogados otra vista o comparecencia a que asistir en el mismo día
ante otro tribunal. El presidente respectivo podrá conceder la suspensión por una sola vez o
simplemente retardar la vista, atendidas las circunstancias. En caso que un abogado tenga dos o
más vistas en el mismo día y ante el mismo tribunal, en salas distintas, preferirá el amparo, luego la
protección y en seguida la causa que se anuncie primero, retardándose o suspendiéndose las
demás, según las circunstancias; y
● Por ordenarlo así el tribunal, por resolución fundada, al disponer la práctica de algún trámite
que sea estrictamente indispensable cumplir en forma previa a la vista de la causa. La orden de traer
algún expediente o documento a la vista, no suspenderá la vista de la causa y la resolución se
cumplirá terminada ésta.

Las causas que salgan de tabla por cualquier motivo volverán a ella al lugar que tenían.

LA RELACIÓN: Casarino define la relación como la explicación razonada y metódica que


hace el relator al tribunal, para que pueda compenetrarse del asunto sometido a su decisión. Antes
de la relación propiamente tal el relator debe cumplir algunas obligaciones previas, tales como: Debe
dar cuenta de todo vicio u omisión sustancial que notare en el proceso, en tal caso, es posible que el
tribunal ordene que se complete la tramitación de la causa (por lo que ésta saldrá en trámite); si se
trata de traer a la vista algún documento, teóricamente no se suspende la vista de la causa, pues es
deber del Relator traerlo antes. Debe dar cuenta de las faltas o abusos que pudieren dar pie al
ejercicio de las facultades disciplinarias (373 COT). Las relaciones son públicas para los abogados
que se hayan anunciado para alegar.

ALEGATOS: Es la exposición verbal que hacen los abogados en defensa de los derechos de
sus clientes ante los tribunales colegiados, al igual que la relación ellos también son públicos.
Durante el alegato, el Presidente del Tribunal podrá invitar a los abogados de las partes a que
extiendan sus alegaciones a cualquier punto de hecho o de derecho comprometido en el proceso;
pero esta invitación no obsta a la libertad del abogado para el desarrollo de su exposición.

Está prohibido presentar en la vista de la causa defensas escritas o leer tales defensas; pero
al término de la audiencia, los abogados podrán dejar a disposición del tribunal una minuta de sus
alegatos.

Sólo puede alegar un abogado por cada parte; alegando en primer término el abogado del
recurrente y a continuación el del recurrido, sin perjuicio de que ambos puedan, al final, hacer uso de
la palabra para rectificar errores de hecho solamente; sin poder replicar en lo concerniente a los
puntos de derecho. Si son varios los apelantes, alegaran cada uno de ellos en el orden en que hayan
entablado los respectivos recursos de apelaciones; y si son varios los apelados, intervendrán por el
orden alfabético de aquellos. En cuanto al máximo de duración de los alegatos de cada parte ella
depende la naturaleza del recurso que se alega y va desde 30 mtos. (rec. De apelación) a dos horas
(rec. casación en el fondo).

Las apelaciones y consultas relativas a la libertad del procesado, pueden resolverse sin
necesidad de alegatos, si después de escuchada la relación, no se estima necesario para
concederla.

Debemos tener presente que la vista de la causa constituye un trámite o diligencia


esencial en segunda instancia, cuya omisión constituye causal de casación en la forma.
16
TERMINO DE LA VISTA DE LA CAUSA: Tras el termino de los alegatos, es decir luego de la
vista de la causa, queda cerrado el debate y la causa queda en estado de fallarse, en este momento
pueden producirse varias situaciones, la primera de ellas es que la causa se falle inmediatamente,
caso en el cual se redacta la sentencia, se firma por los ministros y el secretario y se notifica a las
partes. Excepcionalmente la causa no se falla inmediatamente, ello ocurre en los siguientes casos:
● Se decrete alguna medida para mejor resolver (art. 159 CPC), en este caso en la decisión
del asunto deben participar los mismos ministros que asistieron a la vista.
● Se pida informe en derecho, por un término que fija el tribunal y que no puede exceder los
60 días;
● Cuando la causa quede en acuerdo, es decir, queda en estudio y se requiere de un análisis
para una mejor decisión, en este caso se suspende el debate judicial y se señala un plazo para
volver a la discusión, tal plazo no puede exceder de 30 días, o 15 días dependiendo del número de
ministros que requieran estudiar la causa. (art. 82 COT)

Normas especiales de la tramitación de causas de la reforma procesal penal en los tribunales


colegiados.

Se han contemplado normas un tanto diversas para estas mismas instituciones; pues la
audiencia se inicia tras el anuncio, después del cual, sin mediar relación, se otorga la palabra a el o
los recurrentes, para que expongan los fundamentos del recurso y las peticiones concretas que se
formulasen; luego se permite intervenir a los recurridos y finalmente se vuelve a ofrecer la palabra a
todas las partes, para que efectúen aclaraciones respecto de los hechos o de los argumentos
vertidos en la audiencia. En cualquier momento del debate, el Tribunal podrá interrumpir al expositor,
a fin de efectuarle consultas o para pedirles que profundicen sus argumentaciones.

Concluido el debate, el tribunal dictara sentencia de inmediato y si eso no fuere posible, en un


día y hora que dará a conocer a los intervinientes en la misma audiencia. La sentencia será
redactada por el miembro titular del Tribunal que éste mismo designare y los votos de minoría y
prevenciones, por su autor.

En cuanto a la radicación se aplica respecto de los recursos de amparo y las apelaciones


relativas a la libertad de los imputados u otras medidas cautelares personales.(69 inc.4 COT)

Los asuntos que se ven extraordinariamente, es decir, aquellos que pasan a la tabla de
“agregadas” son: (69 inc. 5)

- Las apelaciones relativas a la prisión preventiva de los imputados u otras medidas cautelares
personales;
- Los recursos de amparo
- Los demás que determinen las leyes

En cuanto a la suspensión y el retardo, en el nuevo proceso penal no procede la suspensión


de la vista de la causa. Así, por ejemplo, si faltan Ministros para conocer de un asunto, se suspende
o retarda el conocimiento de asuntos civiles para obtener de esa sala un Ministro que pueda
conocer. (356 NCPP)

La suspensión solo procede por causales de numerales 1 (impedirlo el examen de otras causa
colocadas en lugar preferente) 5 (Suspensión de las partes) 6 (Por tener el abogado alguna otra vista
o comparecencia) y 7 (Por disponerlo así el tribunal para la realización de algún trámite) del art. 165
17
del CPC.; Pero si en la causa hay una persona privada de libertad solo procede la suspensión por
muerte del abogado recurrente o del cónyuge o de alguno de sus descendientes o ascendientes,
ocurrida dentro de los ocho días anteriores a aquel designado para la vista. (357 NCPP)

Los acuerdos de los Tribunales colegiados.

Si bien esta materia esta regulada a raíz de la Corte de Apelaciones, ellas se aplican también
a la Corte Suprema.

El camino lógico que supone la confección de una sentencia judicial es sencillo cuando
estamos en presencia de un tribunal unipersonal, pues es una sola persona la que debe efectuar ese
juicio lógico; cuestión que se ve dificultada cuando estamos en presencia de un tribunal colegiado.

Con el fin de evitar o disminuir los inconvenientes que podrán derivarse de esta situación, el
COT (arts. 72 y ss) ha regulado los denominados “acuerdos en las Cortes de Apelaciones”

a) Personas que interviene en los acuerdos. Reglas:

- No pueden tomar parte en el acuerdo Ministros que no hayan participado en la vista de la


causa (75 COT)
- Si algún Juez ha cesado en funciones o se encuentra física o mentalmente inhabilitado para
intervenir en el acuerdo, queda relevado de esa obligación (79 COT)
- Si antes del acuerdo, alguno de los jueces que concurrieron a la vista de la causa falleciera,
fuere destituido o jubilara, se procederá a ver de nuevo el negocio (77 COT)
- Si antes del acuerdo, uno o más de los jueces que estuvieron en la vista de la causa se
imposibilitara por enfermedad, se procederá a una nueva vista si no pudiere comparecer dicho
Juez dentro de los 30 días siguientes o dentro del plazo menor que convinieren las partes (78
COT)
- No se procede a aplicar las tres últimas reglas cuando el fallo fuere alcanzado por el voto
conforme de la mayoría de los Miembros que concurrieron a la vista de la causa (art. 80 COT)

b) Forma de alcanzar el acuerdo, reglas:

- Los acuerdos se alcanzan por la regla de la mayoría absoluta.


- La circunstancia de carecer un juez del buen comportamiento que exigen la constitución y las
leyes debe ser acordada en la Corte Suprema por la mayoría del total de sus miembros (80
inc. 3 CPR)

c) Procedimiento para los acuerdos (83 y 84 COT)


- Primero, se resuelven las cuestiones de hecho (83 Inc. 1º a 3º COT)
- A continuación se resuelven las cuestiones de derecho (83 No. 4 y 5 COT)
- Las cuestiones parciales se toman como base para resolver la cuestión principal (83 No. 6
COT)
- La votación se produce en orden inverso a la antigüedad; es decir, comienza el miembro más
nuevo. El último voto será el del Presidente del Tribunal (84 COT)
- Hay acuerdo cuando existe mayoría legal sobre la parte resolutiva del fallo y sobre un
fundamento a lo menos en apoyo a cada uno de los puntos que dicho fallo comprenda, esto
es cuando hay mayoría legal de votos sobre la parte dispositiva de la sentencia y sobre
alguna de las consideraciones de hecho o de derecho que sirven de fundamento a la parte
resolutiva de la sentencia.
18
d) Discordia de votos: Nos referimos a la situación en que hay empate o dispersión de votos. Las
reglas que se consideran son:
- En materia civil (86 y 87 COT): Debe votarse separadamente cada opinión, excluyéndose
cada vez la que reúna la menor cantidad de votos y repitiéndose este procedimiento hasta
que se genere la mayoría legal.
- Si dos o más opiniones reúnen el menor número de votos, debe votarse cual de ellas debe ser
excluida.
- Si no es posible aplicar estas reglas, deben llamarse tantos Ministros como sea necesario
para que se forme opinión mayoritaria. En todo caso, el Tribunal debe quedar integrado por un
número impar de Ministros. En estos casos, se debe proceder a una nueva vista de la causa
y si ninguna opinión obtuviere mayoría legal, se limitará la votación a aquellas que estuvieren
pendientes al momento de llegar nuevos jueces.
e) Formalidades posteriores al acuerdo (85 y 89 COT); Una vez que se ha producido el
acuerdo, debe procederse a la designación del Ministro redactor de la sentencia, por medio de
una resolución que se notificará a las partes. En la práctica, existe un turno al efecto.- El
proyecto de la redacción de la sentencia se entrega a la Sala o Corte, de los cual el Secretario
levantará certificado. Además, en la sentencia deberá indicarse el nombre del Ministro
redactor.

LA CORTE SUPREMA

Se encuentra regulada en los artículos 93 y ss. del COT.

Es un tribunal ordinario, colegiado, letrado, de derecho y permanente, que detenta la


superintendencia directiva, correccional y económica respecto de todos los tribunales de la
República, con las excepciones indicadas por el constituyente.

Tribunal colegiado que ejerce jurisdicción en todo el territorio chileno que constituye la
jerarquía superior en la pirámide del Poder Judicial y cuya función normal y específica es velar por la
correcta y uniforme aplicación de la Constitución y las leyes.

En cuanto a su competencia, se caracteriza por tener una competencia exclusiva y excluyente


para conocer de los recursos de casación en el fondo y revisión de sentencias firmes.

Está actualmente compuesta de 21 Ministros (Uno de los cuales es su presidente); funciona


en salas especializadas o en pleno y tiene su sede en la ciudad de Santiago, por ser la Capital del
Estado. Es superior jerárquico de todas los tribunales del país y no tiene un tribunal superior
jerárquico.

Reconocemos como funciones principales de la Corte Suprema:


1° Ejercicio de la función correccional, disciplinaria y económica sobre todos los tribunales de
la nación.
2° Velar por el respeto de las garantías individuales.
3° Velar por la correcta y uniforme aplicación de las leyes, dándole a ellas su verdadera y
genuina significación.

ORGANIZACIÓN:

19
Como se dijo, se trata de un tribunal colegiado, compuesto de 21 Ministros, uno de los que
funge como Presidente. Es electo por sus pares, sin que rija la regla de la antigüedad, la que
tradicionalmente, sin embargo, ha sido respetada.

Además, tiene un Fiscal Judicial (350 COT); 1 Secretario (379 y 380); 1 prosecretario (93 i 4°
COT) y 8 relatores (93 y 372 COT), oficial primero, oficiales de secretaria, etc.

FUNCIONAMIENTO:

La Corte Suprema funciona ordinariamente dividida en tres salas especializadas o en pleno.


En forma extraordinaria, funciona dividida en cuatro salas especializadas o en pleno. Corresponde a
la propia Corte el determinar uno u otro medio de funcionamiento. Por tanto, no es aplicable el
concepto de retardo.
Cada una de las salas no puede funcionar sino con la concurrencia de a lo menos cinco de
sus jueces y corresponde a la misma Corte, por medio de auto acordado el determinar la forma de
distribución de sus integrantes en cada una de las salas de que se componga. La determinación en
tal sentido, debe permanecer vigente por lo menos por un período de dos años.

COMPETENCIA:

En general, conoce de los asuntos que la ley ha colocado en la esfera de sus atribuciones en
sala, pues la ley señala que esa es la norma general y que serán de competencia del pleno solo
aquellos asuntos que la ley expresamente señalare. (Art. 98 y 96 COT)

ART. 99 COT: Corresponderá a la Corte Suprema, mediante auto acordado, establecer cada dos
años las materias de que conocerá cada una de las salas en que ésta se divida, tanto en
funcionamiento ordinario como extraordinario. Al efecto, especificará la o las salas que conocerán de
materias civiles, penales, constitucionales, contencioso administrativas, laborales, de familia,
tributarias u otras que el propio tribunal determine. Asimismo, señalará la forma y periodicidad en
que las salas especializadas decidirán acerca de las materias indicadas en el inciso primero del
artículo 781 y en los incisos primero y segundo del artículo 782, ambos del Código de Procedimiento
Civil, respecto de los recursos de casación que hayan ingresado hasta quince días antes de la fecha
en que se deba resolver sobre la materia. En todo caso, la mencionada periodicidad no podrá ser
superior a tres meses.
Corresponderá al Presidente de la Corte Suprema, sin ulterior recurso, asignar los asuntos a cada
una de las salas, según la materia en que incidan, en conformidad a lo dispuesto en el inciso
anterior.
No obstante lo dispuesto en el inciso primero, la Corte Suprema, siempre mediante auto acordado,
podrá modificar la distribución de las materias de que conoce cada una de las salas, cuando una
repartición más equitativa de las mismas así lo requiera.
En caso que ante la Corte Suprema se encuentren pendientes distintos recursos de carácter
jurisdiccional que incidan en una misma causa, cualesquiera sea su naturaleza, éstos deberán
acumularse y verse conjunta y simultáneamente en una misma sala. La acumulación deberá hacerse
de oficio, sin perjuicio del derecho de las partes a requerir el cumplimiento de esta norma.

FUNCIONAMIENTO ORDINARIO:

PRIMERA SALA CIVIL

1. Recursos de casación en la forma y en el fondo, revisión y quejas en materia civil;


20
2. Casación en la forma y fondo; revisión y quejas en materias regidas por el Código de
Aguas y el Código de Minería;
3. Casación en la forma y fondo; revisión y quejas en materias regidas por el Código del
Trabajo y asuntos previsionales;
4. Apelaciones de Recursos de Protección de ICA de Temuco, Valdivia, Puerto Montt,
Coyhaique y Punta Arenas;
5. De los demás asuntos civiles que corresponda conocer a la Corte Suprema y que no
estén entregados al pleno;

SEGUNDA SALA PENAL


1. Casación en la forma y fondo; revisión y quejas en materias penales;
2. Apelaciones de Recursos de Amparo, cualquiera sea la materia en que incidan;
3. De los recursos que se dedujeren en materias de familia y demás asuntos relativos a ellas;
exhortos internacionales y exequator;
4. Apelaciones y consultas de sentencias o resoluciones dictadas por uno de los Ministros de la
Corte Suprema a que se refiere el art. 52 COT;
5. Apelaciones de protecciones provenientes de Cortes de Apelaciones de Arica, Iquique,
Copiapó, La Serena, Antofagasta y Valparaíso;
6. De los demás asuntos penales e infraccionales que le encomienden las leyes y que no estén
entregados al pleno.
7. Recurso de nulidad en materia procesal penal.

TERCERA SALA CONSTITUCIONAL Y CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO


1. apelaciones de Protección que provengan de Cortes de Apelaciones de Santiago, San Miguel,
Rancagua, Talca, Chillán y Concepción;
2. Casaciones en la forma y en el fondo deducidos contra sentencias de segunda instancia en
procedimientos Tributarios;
3. Recursos interpuestos en materias contencioso administrativas;
4. Consultas y apelaciones en materia de amparos económicos;
5. Apelaciones de sentencias dictadas por el Presidente de la Corte Suprema, en los casos a
que se refiere el artículo 53 COT (Nos. 2 y 3)
6. De los demás asuntos contenciosos administrativos que le corresponda conocer en pleno;

FUNCIONAMIENTO EXTRAORDINARIO.

PRIMERA SALA CIVIL

Conoce de los mismos asuntos de que conoce en funcionamiento ordinario, salvo aquellos que son
entregados al conocimiento de las demás salas.

SEGUNDA SALA PENAL

Conoce de los mismos asuntos de que conoce en funcionamiento ordinario, salvo aquellos que son
entregados al conocimiento de las demás salas. En cuanto a los recursos de protección, conoce solo
de las apelaciones de aquellos que se entablen en contra de las Cortes de Apelaciones de
Rancagua, Talca, Chillán y concepción; además, conocen de los asuntos relativos a la ley de
quiebras.

21
TERCER SALA CONSTITUCIONAL

Conoce de los mismos asuntos de que conoce en funcionamiento ordinario, salvo aquellos que son
entregados al conocimiento de las demás salas. En cuanto a las protecciones, las de las Cortes de
Apelaciones de Santiago y San Miguel. Además, conoce de los recursos de casación en la forma y
en el fondo, de revisión y queja en materia civil en que sea parte el Estado de Chile en el ejercicio de
sus funciones administrativas.

CUARTA SALA LABORAL

Conoce de los recursos de casación en el fondo y en la forma, de revisión y queja de asuntos


laborales y previsionales; de aquellos regidos por los Código de Minería y Aguas; de asuntos de
responsabilidad civil extracontractual; apelaciones de protecciones provenientes de las Cortes de
Apelaciones de Arica, Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena y Valparaíso; de los recursos
deducidos en materias de menores; exhortos internacionales y exequatur en las mismas materias y
amparos no propiamente criminales.

COMPETENCIA DEL PLENO

a) Contiendas de competencia en aquellos casos en que corresponda, por contiendas de


competencia entre autoridades administrativas y el poder judicial en los casos en que
no corresponde resolver al Senado.
b) Apelaciones de desafueros de Diputados y Senadores.
c) Reclamación de pérdida de nacionalidad.
d) Reclamación a que se refiere el inciso final del art. 19 No. 7 de la CPR.(indemnización
por error judicial)
e) Ejercicio de las facultades disciplinarias, económicas y administrativas.

ASUNTOS QUE CONOCE EN UNICA INSTANCIA

Recurso de casación en la forma contra fallos de las CAP, en sala. (98 n° 2)


Recurso de casación en el fondo.

COMPETENCIA EXCLUSIVA DE LA CORTE SUPREMA

a) Recursos de casación en el fondo;


b) Recurso de nulidad del NCPP, cuando se funde en la causa del Art. 373 letra a) NCPP, es
decir, cuando en la tramitación del juicio o en la dictación de la sentencia se hubieren
infringido sustancialmente derechos o garantías asegurados por la Constitución o por los
tratados internacionales ratificados por Chile que se encuentren vigentes
c) Recurso de nulidad del NCPP, cuando se funde en la causa del Art. 373 letra b) NCPP, es
decir, cuando en la tramitación del juicio o en la dictación de la sentencia, se hubiere hecho
una errónea aplicación del derecho que influya sustancialmente en lo dispositivo de la
sentencia y diversos fallos de los Tribunales superiores de justicia hubieren sostenido diversos
criterios sobre el asunto;
d) Recurso de nulidad del NCPP, cuando se funde en diversas causales y cuando al menos una
de ellas corresponda ser conocida por la Excma. Corte Suprema.
e) Conocer de los recursos de revisión.
f) Ejercer la superintendencia Directiva Correccional y económica que la Constitución le entrega.
22
FORMA DE TRAMITACIÓN ANTE LA CORTE SUPREMA; Se aplican las mismas reglas que rigen
para las Cortes de Apelaciones. Las modificaciones que existen;

- Corresponde el despacho de la cuenta diaria al presidente de la Corte, como también le


corresponde dictar las providencias de mera substanciación;
- Las tablas no se sortean; las forma el Presidente asignando cada uno de los asuntos a cada
una de las salas especializadas;
- La Corte Suprema puede destinar el comienzo de las audiencias al despacho de asuntos que
deben resolverse en cuenta; para el estudio de proyectos de sentencias y en el acuerdo de las
mismas;
- Sesión solemne del 1º de Marzo de cada año.

a. EL PRESIDENTE DE LA CORTE SUPREMA

105 COT: Corresponde al Presidente de la Corte Suprema, sin perjuicio de las atribuciones que otras
disposiciones le otorgan:
1° Ejercer con respecto a la Corte Suprema las facultades que los números 1, 2, 4, 5, 6, 7 y 8 del
artículo 90 de este Código confieren a los presidentes de la Cortes de Apelaciones;
2° Formar la tabla para cada sala, según el orden de preferencia asignado a las causas y hacer la
distribución del trabajo entre los relatores y demás empleados del tribunal.
Previo estudio de los asuntos que deberán ocupar la atención del tribunal en cada semana, su
Presidente formará la tabla con las siguientes indicaciones: día en que la Corte funcionará en un solo
cuerpo; días en que se dividirá en dos o tres salas; días que se destinarán a los acuerdos y horas
precisas en que se dará comienzo a la vista de las causas. Si en alguna ocasión y por motivos
graves y urgentes, acordare el tribunal retardar estas horas, dará de ello inmediata noticia a los
abogados, por medio de un cartel que se fijará en la tabla, suscrito por el secretario;
3° Atender al despacho de la cuenta diaria y dictar los decretos o providencias de mera
sustanciación de los asuntos de que corresponda conocer al tribunal, o a cualquiera de sus salas;
4° Vigilar la formación del rol general de las causas que ingresen al tribunal y de los roles especiales
para las causas que califique de despacho urgente u ordinario;
5° Disponer la formación de la estadística del movimiento judicial de la Corte Suprema y de las
Cortes de Apelaciones, en conformidad a los estados bimestrales que éstas deben pasar;
6° Adoptar las medidas convenientes para que las causas de que conocen la Corte Suprema y las
Cortes de Apelaciones se fallen dentro del plazo que establece la ley y velar porque las Cortes de
Apelaciones cumplan igual obligación respecto de las causas de que conocen los jueces de sus
respectivas jurisdicciones;
7° Oír y resolver las reclamaciones que se interpongan contra los subalternos de la Corte Suprema, y
8° Designar a uno de los miembros del tribunal para que quede de turno durante el feriado de
vacaciones.
El ministro que ejerciere este cargo tendrá la facultad de convocar extraordinariamente al tribunal
siempre que algún asunto urgente y grave así lo exija. En caso de licencia, imposibilidad u otra
causa accidental, será reemplazado por el ministro más antiguo del mismo tribunal que se halle
presente.

4. Los Tribunales Arbitrales

23
Son de aquellos tribunales que menciona el artículo 5º COT, que se regulan en el título IX
COT, en los artículos 222 y ss. COT.

Art. 222. Se llaman árbitros los jueces nombrados por las partes, o por la autoridad judicial en
subsidio, para la resolución de un asunto litigioso.

La anterior es la definición de los árbitros y tiene el mérito de asimilar los jueces árbitros a los
tribunales ordinarios; pero algunos dicen que parece limitar las fuentes de origen de la intervención
de los tribunales arbitrales a la voluntad de las partes o a la justicia en subsidio; en este punto hay
que aclarar desde ya que una cosa es la fuente de la justicia arbitral, y aquí encontramos a la ley en
los casos del arbitraje obligatorio y la voluntad de las partes, en el caso del arbitraje facultativo. Otra
cosa es la designación específica de la persona que desempeñará la calidad de árbitro y aquí
encontramos a la voluntad de las partes o a la justicia en subsidio, además de un caso en que lo
puede señalar el testador.

Caracteres:
1. Son Jueces; la ley así lo dispone.
2. Su origen, en cuanto órgano está en la ley en los casos de arbitraje obligatorio, o la
volunta de las partes en los casos de arbitraje facultativo. Pero en cuanto a la persona
específica que desempeñará el cargo, puede provenir su nombramiento del acuerdo de
las partes o por resolución de la justicia ordinaria, en subsidio, sin perjuicio de un caso
excepcional en que es el testador quién lo designa.
3. Su función es jurisdiccional, pues resuelven un conflicto de relevancia jurídica
promovido entre partes, en el territorio de la república y en el orden temporal.
4. En cuanto a la materia de que va a conocer el Juez, se distingue entre aquellos
asuntos que las partes someten voluntariamente a su conocimiento, no siendo de
arbitraje prohibido y sin perjuicio de aquellos casos en que forzosamente deben
intervenir.

Cuando analizamos las clasificaciones de los tribunales, entre otras distinguimos entre
tribunales ordinarios (que son aquellos que conocen de la generalidad de los asuntos y juzgan a la
generalidad de las personas); los tribunales especiales (que sólo conocen de los asuntos o juzgan a
las personas que expresamente determinan las leyes) y los tribunales arbitrales.

El origen de la institución es muy antiguo y probablemente los primeros conflictos humanos


fueron resueltos por especies de Tribunales arbitrales, antes de la institución de los Jueces de
Tribunales ordinarios. Durante la época Romana, los árbitros no tenían ninguna facultad de imperio y
por ello no podían ejecutar sus resoluciones, de tal manera que las partes se veían forzadas a
celebrar una cláusula compromisoria por la que convenían en el pago de una multa en el evento de
no acatar voluntariamente el cumplimiento de la sentencia. De esas instituciones romanas deriva la
circunstancia que a la cláusula por la cual las partes acuerden someter un determinado litigio a
arbitraje se llame compromiso y al juez en el que se hace recaer esa designación se le llame
compromisario. Cláusula compromisoria es aquella que efectúa una suerte de mezcla de ambas
situaciones, al someter un litigio al arbitraje (compromiso) y al reservarse el derecho de designar al
compromisario.

Jueces árbitros v/s jueces ordinarios y especiales.

24
1. Jueces árbitros no son funcionarios Jueces ordinarios y especiales son
públicos, ejercen sus funciones previa funcionarios públicos.
designación, nombramiento y juramento.
2. Conocen sólo de los asuntos que la ley, Conocen de la generalidad de los asuntos
la convención o el testamento han puesto o, en el caso de los jueces especiales, de
dentro de la esfera de sus atribuciones. aquellos que específicamente les señala
la ley.
3. Los árbitros en general fallan conforme Jueces ordinarios y especiales fallan
a derecho, salvo el caso de los conforme a derecho, salvo a falta de ley
arbitradores que fallan conforme a la que resuelva el conflicto en que fallan
prudencia y equidad. conforme a la equidad.
4. Tienen facultad de imperio en términos Tienen amplia facultad de imperio.
limitados (635 CPC)
5. Su fuente es la ley, en el caso del Su fuente es únicamente la ley.
arbitraje obligatorio, y la voluntad de las
partes, en el caso del arbitraje facultativo.
6. Es tribunal accidental y transitorio. Son tribunales permanentes.
7. Pueden letrados o legos(Arbitradores) Son siempre letrados.

635 CPC: Para la ejecución de la sentencia definitiva se podrá ocurrir al árbitro que la dictó, si no
está vencido el plazo por que fue nombrado, o al tribunal ordinario correspondiente, a elección del
que pida su cumplimiento.
Tratándose de otra clase de resoluciones, corresponde al árbitro ordenar su ejecución. Sin embargo,
cuando el cumplimiento de la resolución arbitral exija procedimientos de apremio o el empleo de
otras medidas compulsivas, o cuando haya de afectar a terceros que no sean parte en el
compromiso, deberá ocurrirse a la justicia ordinaria para la ejecución de lo resuelto.

Naturaleza Jurídica de los árbitros:

“Están instituidos por ley y desempeñan función pública. Como tribunales, los árbitros están
encargados de administrar justicia y desempeñar por consiguiente una función pública, ya que la
jurisdicción es atributo exclusivo del estado y sólo los órganos por él autorizados pueden ejercerla.
Los árbitros derivan su función de la propia ley, que se las otorga con carácter de extraordinaria”
(Aylwin Azócar, Patricio. El juicio Arbitral).

Entonces podemos señalar que la ley y no las partes es la que inviste a los árbitros de la
autoridad necesaria para ejercer la función de sentenciar, que es un acto de soberanía.

“Cierto es que los árbitros no son tribunales establecidos de una manera permanente, pero
esto no quita a su carácter ni altera la naturaleza de sus funciones. La ley reconoce el derecho de los
individuos para ser juzgados por jueces que les merezcan amplia confianza, y para hacer efectivo
ese derecho, crea, a más de los tribunales permanentes y para el evento de que las partes no
quieran someterse a ellos, otros tribunales que autoriza a las mismas partes para elegir en cada
caso. Al nombrar árbitros las partes no instituyen un tribunal ni conceden ningún poder, que esto ya
lo ha hecho la propia ley; sólo designan al juez, eligen la persona que va a constituir o integrar ese
tribunal y ejercer ese poder” (Aylwin P, ob cit)

25
“Pero si la función de los árbitros es pública, su investidura es de carácter privado. La ley sólo
instituye los jueces arbítrales, pero no los establece como órganos de existencia real permanente.
Puesto de que se trata de tribunales extraordinarios cuya jurisdicción por regla general es facultativo
para las partes, autoriza a éstas para darle vida y ponerlos en movimiento en cada caso concreto,
cuando quieran de común acuerdo someterse a ellos. Y aun en los casos en que el nombramiento
de los árbitros se hace por la justicia, en desacuerdo de las partes, cuando están obligados por ley o
por una convención a someterse a arbitraje, la designación tiene carácter de privado.” (Aylwin P, ob
cit)

Clases de árbitros

Árbitros de derecho: (223, inciso 2º COT) El árbitro de derecho fallará con arreglo a la ley y
se someterá, tanto en la tramitación como en el pronunciamiento de la sentencia definitiva, a las
reglas establecidas para los jueces ordinarios, según la naturaleza de la acción deducida.

Árbitros arbitradores:(223 Inciso 3º COT) El arbitrador fallará obedeciendo a lo que su


prudencia y la equidad le dictaren, y no estará obligado a guardar en sus procedimientos y en su fallo
otras reglas que las que las partes hayan expresado en el acto constitutivo del compromiso, y si
éstas nada hubieren expresado, a las que se establecen para este caso en el Código de
Procedimiento Civil.

En consecuencia, fallan de acuerdo a lo que su prudencia y equidad le dictaren (640 inc. 4


CPC) y en cuanto al procedimiento, debe estarse a aquel fijado por las partes y a falta de este debe
aplicar las normas mínimas que determina la ley, en el artículo (637 CPC).

Surgen, con relación a esta facultad de fallar conforme a lo que su prudencia y equidad les
dictaren algunas interrogantes:

- ¿Pueden fallar apartándose de las normas del procedimiento?; La respuesta es negativa,


cuando menos deben guardarse las formas de un justo y racional procedimiento que consagra
como garantía la CPR.
- ¿Pueden fallar extendiéndose a puntos no sometidos a su conocimiento? Se ha fallado por
nuestros tribunales que un fallo en que se excedan los términos del compromiso, es un fallo
que incurre en la causal de ultra petita y aún por incompetencia, por lo que puede ser anulada
por esas causales.
- ¿Puede un arbitrador fallar contra ley? Se ha sostenido que sí, pues el sentido de la equidad
puede ser diverso al de la ley. Otra cosa es con relación a normas constitucionales, que
probablemente deben entenderse que priman sobre las normas simplemente legales.
- ¿Puede fallar el arbitrador contra normas de orden público? No existe una posición doctrinal
única.
- ¿Puede fallar conforme a derecho? En la medida que considere que la norma se ajusta a lo
que la prudencia y equidad le indiquen, desde luego

Árbitros mixtos: (223 inc. 4º COT) Sin embargo, en los casos en que la ley lo permita,
podrán concederse al árbitro de derecho facultades de arbitrador, en cuanto al procedimiento, y
limitarse al pronunciamiento de la sentencia definitiva la aplicación estricta de la ley.

Por ello, se trata de jueces de derecho en cuanto al fallo y arbitrador en cuanto al


procedimiento para conocer del asunto.

26
Capacidad de las partes para designar a los árbitros

Sólo las partes mayores de edad y libres administradoras de sus bienes podrán dar a los
árbitros el carácter de arbitradores.
Por motivos de manifiesta conveniencia podrán los tribunales autorizar la concesión al árbitro de
derecho de las facultades de que trata el inciso cuarto del artículo anterior, aun cuando uno o más de
los interesados en el juicio sean incapaces (art. 224 COT).

Requisitos para ser árbitro Art. 225 COT:

1. Tener mayoría de edad, es decir, 18 años y tener la libre administración de los bienes. El
artículo en comento señala que los abogados habilitados para el ejercicio de la profesión
pueden ser árbitros, aún cuando sean menores de edad, esto no concuerda hoy en día con
los requisitos para ser abogado que señala el artículo 523 del COT que exige tener 20 años.
2. Saber leer y escribir.
3. Los árbitros de derecho deben ser abogados.

También hay prohibiciones, es decir no pueden ser árbitros:

1. Las partes litigantes del proceso, excepto en el caso de particiones de bienes.


2. El juez que actualmente estuviere conociendo de la causa, excepto cuando el nombrado
tuviere con alguna de las partes alguna causal que autorice su implicancia o recusación (226 y
317 COT)
3. Los Fiscales judiciales excepto cuando el nombrado tuviere con alguna de las partes alguna
causal que autorice su implicancia o recusación (480 COT)
4. Los Notarios.

Constitución del Tribunal Arbitral.

Para hacer funcionar el mecanismo del arbitraje es preciso, antes que nada, constituir el
tribunal arbitral. Los jueces árbitros están establecidos por la ley; pero no tienen vida permanente y
real: existen sólo en potencia, y corresponde a los propios interesados hacer de ellos una realidad
completa y colocarlos en aptitud de desempeñarse. Constituir el tribunal arbitral es pues, dar
existencia efectiva al organismo llamado a administrar justicia que la ley establece de un modo
abstracto.

La constitución del tribunal arbitral supone la voluntad previa de recurrir a juicio de


compromisarios, voluntad que puede tener su origen en un mandato imperativo de la ley o en una
convención de las partes. Un precepto legal que ordene el arbitraje o un acuerdo de las partes para
acudir ante árbitros, debe ser, en todo caso, el primer elemento en la organización de juicio arbitral;
se trata de elementos generadores: son las fuentes del arbitraje. Y según tenga el arbitraje su fuente
en la ley o en la convención, vale decir según sea forzoso o voluntario, la manera de constituir el
tribunal arbitral será más o menos simple.

En caso del arbitraje forzoso, o sea, de asuntos que deben resolverse por árbitros por
mandato de la ley, no será necesario una convención previa alguna para recurrir a juicios
compromisarios (árbitros), ya que no es posible demandar ante los jueces ordinarios, por no tener
competencia. Se debe proceder, por ello a constituir el tribunal en virtud del nombramiento de árbitro
y su correspondiente aceptación. En el caso del arbitraje voluntario, o sea, de asuntos para cuyo
27
conocimiento y decisión es facultativo recurrir a árbitros, porque no se trata de casos en que ello sea
obligatorio o esté prohibido, es indispensable un acuerdo previo entre las personas interesadas a fin
de someterse a la jurisdicción arbitral. Procede por ello convenir la realización del arbitraje, nombrar
el árbitro o árbitros y obtener la aceptación de éstos.

Esta diferencia entre arbitraje voluntario y arbitraje forzoso tiene fácil explicación, la fuente del
segundo está en la ley y no es preciso crearla; la fuente del primero es una convención que los
propios interesados deben celebrar.

El compromiso

Es una convención por la cual las partes substraen determinados asuntos litigiosos presentes
o futuros al conocimiento de las jurisdicciones ordinarias y los someten al fallo de ciertos árbitros que
designan.

Naturaleza jurídica: El compromiso es un pacto procesal, su objeto es derogar el orden


normal de las jurisdicciones substrayendo la decisión de ciertos asuntos a los tribunales que
corresponden según la ley y diferiéndola a un tribunal arbitral que los propios interesados establecen.
En su aspecto negativo, el compromiso implica una renuncia al conocimiento de las controversias
por la autoridad judicial, y crea una “excepción impeditiva” de inadmisibilidad de la jurisdicción
ordinaria. En su aspecto positivo, el compromiso provoca la sumisión de las partes al tribunal arbitral
y consecuencialmente al laudo y sentencia que dicten los árbitros designados.

La naturaleza de estos efectos reviste al compromiso del carácter de pacto procesal: Un


acuerdo de voluntades extrajudicial destinado a producir consecuencias procesales, por él se
pretende dar vida a un tribunal arbitral, a cuya jurisdicción se someten las partes.

No significa lo dicho que el compromiso importe un acto procesal; ordinariamente no lo es,


puesto que se verifica al margen de todo el proceso; no es un acto de un juicio. Sin embargo, puede
excepcionalmente aparecer como tal cuando se produce en el curso de un proceso ya incoado y se
manifiesta mediante una actuación común de las partes encaminada a concluirlo.

Requisitos del compromiso: Son los correspondientes a toda convención, consentimiento no


viciado, capacidad, objeto lícito, causa lícita y solemnidades. CONSENTIMIENTO: Debe ser
prestado por todas las partes interesadas en el litigio sometido a la decisión de los árbitros (art. 232 i
1° COT). CAPACIDAD: Las personas que concurran a la celebración del compromiso deben tener la
facultad de renunciar al derecho de ser juzgados por los tribunales ordinarios, por lo que se exige en
conformidad a la reglas del Código Civil (1445 a 1447). En consecuencia la celebración de una
convención de compromiso no es un acto de administración de bienes y tampoco lo es de
disposición de bienes, sin embargo, la ley chilena, para ciertas facultades determinadas exige una
capacidad especial. (art. 224 y 239 COT). OBJETO LÍCITO: Está constituido por el sometimiento de
un asunto al conocimiento de árbitros y el nombramientos de éstos, o sea por el asunto litigioso y el
tribunal arbitral; el asunto litigioso debe consistir en una controversia real actual o eventual o futura
que no sea arbitraje prohibido; el tribunal arbitral debe ser nombrado y quienes lo integran deben
reunir los requisitos y no estar afectos a las inhabilidades ya vistas. CAUSA LÍCITA: Está
representada por la finalidad de entregar un asunto al conocimiento de un tribunal arbitral, para cuyo
efecto y en virtud el compromiso, se le da competencia para ello. SOLEMNIDADES: Son las
exigencias de tipo formal y se reducen en la ley chilena al otorgamiento por escrito del compromiso o
del nombramiento del árbitro. (art. 234 COT)

28
Cláusulas del compromiso: Por aplicación del art. 1444 del Código Civil, encontramos en el
compromiso cláusulas esenciales (art. 234 N° 1, 2 y 3); cláusulas de la naturaleza, que son aquellas
que se entienden incorporadas por ley al compromiso a parte de pacto expreso sobre el objeto que
versan (art. 234 N° 4) y las cláusulas accidentales, son las que deben estipularse expresamente no
siendo de las llamadas esenciales ni de la naturaleza.

Efectos del compromiso: La celebración del compromiso produce la actualización de la


jurisdicción en el árbitro o árbitros y el consiguiente sometimiento de las partes a su potestad y
consecuentemente la pérdida de las funciones jurisdiccionales de los tribunales ordinarios respecto
del asunto sometido al juicio arbitral. El sometimiento de las partes a la jurisdicción del árbitro
nombrado determine la competencia privativa de éste para conocer del asunto litigioso mientras el
compromiso este vigente. Es por ello que si alguna de las partes recurre a la justicia ordinaria para
que conozca del mismo asunto, la otra parte puede impedir el examen de fondo mediante la
excepción de compromiso; finalmente debemos hacer presente que la exclusión de la justicia
ordinaria como efecto del compromiso, no debe entenderse en forma absoluta, porque las partes
pueden ocurrir de común acuerdo ante ella, poniendo así termino al arbitraje (art. 240 N° 1).

Término del compromiso: (240 y ss. COT)


- La manera natural de poner término al compromiso, es por el cumplimiento del encargo; es
decir, por la dictación de sentencia dentro del plazo que la ley o las partes le hayan señalado;
sin perjuicio de la facultad de conocer de la ejecución de la sentencia, si resta plazo pendiente
del compromiso.
- Si el árbitro fuere maltratado o injuriado por alguna de las partes.
- Si las partes recurren a la justicia ordinaria o a otro árbitro para la resolución del asunto.
- Si árbitro contrae una enfermedad que le impida seguir en funciones.
- Si por cualquier causa el árbitro debe ausentarse por largo tiempo del lugar en que se sigue el
juicio.
- Por revocación de común acuerdo por las partes.
- Por la muerte del árbitro.

La cláusula compromisoria.

Es un contrato por el cual las partes sustraen determinados asuntos litigiosos, presente o
futuros, del conocimiento de la jurisdicción ordinaria y los someten a juicio arbitral, obligándose a
nombrar actos en un acto posterior.

Se trata de una convención de arbitraje que no contiene nombramiento de árbitros.

Naturaleza Jurídica: Es un contrato civil, la cláusula compromisoria es una especie de


convención de arbitraje, pero a diferencia del compromiso reviste caracteres de un contrato por que
de ella nace para las partes la obligación de designar árbitros en un momento posterior. La cláusula
compromisoria también es un pacto procesal porque tiende a producir efectos procesales, cuales son
la derogación de las jurisdicciones ordinarias y la sumisión de las partes a la jurisdicción arbitral.

La cláusula compromisoria provoca una incompetencia absoluta de todos los tribunales


comunes para conocer de los asuntos a que se refiere y determina al respecto la jurisdicción
privativa de los tribunales arbitrales que oportunamente se designen.

En conclusión la convención de arbitraje puede ser de dos especies: una es el compromiso,


que contiene designación de árbitros y otra es la cláusula compromisoria, que no la lleva. Ambos
29
actos producen un efecto común, derogar la competencia de los tribunales ordinarios y someter a las
partes a jurisdicción arbitral. Pero mientras el compromiso da competencia única a determinados
arbitros, la cláusula compromisoria no, dejando a las partes obligadas a constituir oportunamente el
tribunal arbitral, cuantas veces sea necesario para resolver el asunto comprometido.

Requisitos: Usamos el mismo esquema con la única salvedad que no se por la naturaleza de
la cláusula compromisoria, no es preciso cumplir el requisito del art. 234 i 1° esto es la
individualización del árbitro.

Efectos: Son similares a los del compromiso, por un lado se produce la renuncia o exclusión
del conocimiento de los asuntos de que se trata por la justicia ordinaria y por el otro, el sometimiento
a la jurisdicción arbitralm pero este último efecto tienen un significado específico en la claúsula
compromisoria, porque se manifiesta en la obligación de nombrar árbitro, que viene siendo previa a
aquel sometimiento.

Nombramiento de los Árbitros.

Se nombra árbitro cuando lo ordena la ley, como es el caso de los arbitrajes forzosos, y
cuando se debe cumplir con la obligación que al respecto se pacta en virtud de una cláusula
compromisoria. El nombramiento de árbitro forma parte del compromiso, por lo que no tiene el
carácter independiente que corresponde a las dos primeras situaciones citadas.

Se puede designar árbitro de diferentes maneras, según se establece en la propia definición


del art. 222 del COT y del 232 del COT, por lo que el nombramiento puede hacerse:

Por convención de las partes: En virtud de un acuerdo tomado extrajudicialmente o en


presencia del tribunal.

Designación por la autoridad judicial: Es una fuente de designación bastante habitual y


tiene lugar cada vez que estemos en presencia de un compromiso en el que las partes no logran
designar de común acuerdo al árbitro; art. 232 Inciso 2º COT: En los casos en que no hubiere
avenimiento entre las partes respecto de la persona en quien haya de recaer el encargo, el
nombramiento se hará por la justicia ordinaria, debiendo en tal caso recaer dicho nombramiento en
un solo individuo y diverso de los dos primeros indicados por cada parte; se procederá, en lo demás,
en la forma establecida en el Código de Procedimiento Civil para el nombramiento de peritos.

La voluntad del causante o testador, en el caso de nombramiento de partidor de la herencia


(art. 1324 CC y 646 CPC); en este caso la designación del árbitro es un acto unilateral y, por tanto,
no un contrato, ya que el testador puede designar en vida al partidor de sus bienes, y el partidor es
un árbitro de derecho.

La ley: Se refieren algunos autores a aquellas situaciones en que es la propia ley la que se
encarga de someter determinados asuntos a arbitrajes. Un ejemplo de esta situación es el Tribunal
Arbitral de Marcas, que conoce de la segunda instancia en materias de propiedad industrial e
intelectual. La verdad es que estamos mas en situaciones de arbitraje forzoso, previstos en la ley, en
el que el tribunal arbitral tiene el carácter de permanente. Por ello, más propiamente, estamos
hablando de un tribunal especial.

Requisitos del nombramiento:


30
El Art. 234 COT, señala que El nombramiento de árbitro deberá hacerse por escrito, de modo
que con independencia de quien nombre al árbitro se debe cumplir este requisito.

Forma en que se produce el nombramiento.

Si hay una cláusula compromisoria o se trata de un caso de arbitraje forzoso o hay consenso
de someterse a arbitraje, las partes se ponen de acuerdo para nombrar uno o más árbitros,
cumpliendo con los requisitos aludidos (art. 232 i 1° COT).

Si no se ponen de acuerdo y se debe nombrar árbitro por existir una cláusula compromisoria o por
tratarse de una caso de arbitraje forzoso, se debe recurrir a la justicia ordinaria, ante quien se
nombra el árbitro o se hace la designación en conformidad a las normas del inciso 2° del art. 232
COT, que se remite al procedimiento para el nombramiento de peritos (art. 414 CPC); la falta de
acuerdo de las partes se presume en caso de inconcurrencia de alguna de ellas caso en que
también el nombramiento del árbitro es por el juez.

Número de árbitros que pueden intervenir: Arts. 237 y 238 COT.

Naturalmente, conforme a las reglas generales, el tribunal arbitral puede ser colegiado o
unipersonal. El principio general es que las partes pueden designar el número de árbitros que
estimen procedentes, con la única exigencia que el nombramiento de los árbitros debe hacerse con
el consentimiento unánime de todos los interesados.

Pero si es forzoso designar un árbitro (sea por tratarse de materias de arbitraje forzoso, sea por
existir cláusula compromisoria) y las partes no se logran poner de acuerdo en el número de los
árbitros, se aplican los siguientes criterios:

- Desde el punto de vista del procedimiento, se aplica el mismo previsto para la designación de
peritos del artículo 414 del CPC.
- El juez solo podrá designar como perito a un individuo.
- El nombramiento debe recaer en personas diversas a las dos primeras nombradas por cada
una de las partes (Art. 231 COT).

Si se nombran dos o más árbitros, ellos deben actuar en principio en la forma en que le
señalen las partes; por ejemplo, uno de ellos puede ser nombrado en calidad de substanciador y
otro en calidad de fallador; pero a falta de acuerdo deben concurrir conjuntamente a dictar todas las
resoluciones de substanciación de la causa (237 COT), aplicando las normas de los acuerdos de las
cortes de apelaciones para los efectos de los acuerdos.

Tercero en discordia: Se produce cuando los árbitros no logran ponerse de acuerdo en la manera
en que debe resolverse una situación, evento en el cual las partes pueden haber acordado que se
llame a un tercer árbitro para que éste se reúna con los restantes para así poder tomar una
determinación.

Implicancias y recusaciones de los árbitros: 243 COT: Los árbitros nombrados por las partes no
pueden ser inhabilitados sino por causas de implicancia o recusación que hayan sobrevenido a su
nombramiento, o que se ignoraban al pactar el compromiso.

31
De esta manera, en términos amplios, se invierte el sistema de implicancias y recusaciones que se
ha previsto en el ordenamiento general, siempre en atención al principio de la autonomía de la
voluntad de las partes contratantes.

Clasificación del arbitraje, según las materias en que recaen.

1. Arbitraje facultativo.

Constituye la regla general, pues puede ser sometido a arbitraje todo asunto que no sea de
aquellos que la ley considera como de arbitraje prohibido. En estos casos, normalmente, va a ser
competente la justicia ordinaria, salvo que exista el compromiso.

2. Arbitraje forzoso.

Por razones de buena administración de justicia, o por la complejidad de los asuntos de que
se trate, el legislador ha considerado la necesidad de imponer forzosamente determinados asuntos a
arbitrajes.

227 COT: Deben resolverse por árbitros los asuntos siguientes:


1° La liquidación de una sociedad conyugal o de una sociedad colectiva o en comandita civil, y la de
las comunidades;
2° La partición de bienes;
3° Las cuestiones a que diere lugar la presentación de la cuenta del gerente o del liquidador de las
sociedades comerciales y los demás juicios sobre cuentas;
4° Las diferencias que ocurrieren entre los socios de una sociedad anónima, o de una sociedad
colectiva o en comandita comercial, o entre los asociados de una participación, en el caso del
artículo 415 del Código de Comercio;
5° Los demás que determinen las leyes.
Pueden, sin embargo, los interesados resolver por sí mismos estos negocios, si todos ellos tienen la
libre disposición de sus bienes y concurren al acto, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 645 del
Código de Procedimiento Civil.

El artículo en comento tiene un nuevo inciso final el que señala que los interesados, de común
acuerdo, pueden solicitar a juez que conoce de los procedimientos de separación judicial, nulidad y
divorcio que liquide la sociedad conyugal o el régimen de participación en los gananciales.
Finalmente el artículo 228 de CPC dispone que fuera de los casos indicados nadie puede ser
obligado a someterse a arbitraje.

3. Arbitraje prohibido

Se trata de determinados asuntos que, por su carácter de orden público, el legislador


determina que en todo caso deben ser de competencia de los tribunales ordinarios

Art. 229. No podrán ser sometidas a la resolución de árbitros las cuestiones que versen sobre
alimentos o sobre derecho de pedir separación de bienes entre marido y mujer.
Art. 230. Tampoco podrán someterse a la decisión de árbitro las causas criminales, las de policía
local, las que se susciten entre un representante legal y su representado, y aquellas en que debe ser
oído el fiscal judicial. Todo lo cual se entiende sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 227; (Las
causas que debe ser oído el Fiscal Judicial, son aquellas que señala el artículo 357 COT).

32
Desarrollo del arbitraje

1) Nombramiento del árbitro; aceptación y juramento.

Recordemos que en presencia de un compromiso, en que se ha designado ya el árbitro, no es


necesario su nombramiento y por tanto bastará con una presentación al Tribunal Ordinario para los
efectos de su notificación, para que éste manifieste si acepta o rechaza el cargo. Si lo acepta, debe
procederse al juramento y por el contrario, si no acepta y no existen otros árbitros sustitutos, debe
procederse a la designación de un nuevo árbitro

La notificación al árbitro designado debe hacerse por personalmente o por cédula (44 CPC) y
una vez que acepta debe jurar desempeñar el encargo con la debida fidelidad y en el menor tiempo
posible. La formalidad del juramento es requisito de validez del arbitraje y por tanto si se omite, el
procedimiento es nulo.

2) Procedimiento.

El procedimiento varía según estemos en presencia de árbitros de derecho (que aplican


normalmente las disposiciones de los juicios ordinarios, sumarios o del procedimiento especial que
corresponda) o ante árbitros arbitradores, que sólo deben respetar en general las reglas de los arts.
636 y 637 CPC.

Los árbitros partidores, tienen un procedimiento especial que está referido en los artículos 646
y siguientes del CPC.

Limites de la competencia del árbitro.

La jurisdicción de los arbitros es limitada en cuanto a las personas a quienes alcanza, a la


materia a que se refiere, a la naturaleza de las facultades del tribunal y al tiempo en que se ejerce;
esta limitación es la que determina su competencia.

Limites subjetivos: La competencia del árbitro alcanza sólo a las partes que constituyen el
tribunal (art. 228 COT). Se incluye entre las partes a sus sucesores y a los que por un título legal o
contractual quedan ligados a las partes constituyentes del arbitraje, ej. codeudores solidarios.

Limites objetivos: Se refiere al aspecto cualitativo que determina la competencia, o sea, la


materia objeto del conocimiento del árbitro, los límites están fijados por la cláusula que señala el
asunto sometido al juicio arbitral. En consecuencia al árbitro sólo conoce lo que es objeto del juicio
arbitral y no puede extender su competencia más allá.

Otro límite viene dado por las prohibiciones de someter asuntos al arbitraje, ya que si
conociera alguno de esos asuntos se produciría como efecto la nulidad de todo lo obrado, porque el
árbitro sería absolutamente incompetente. Artículos 229 y 230 COT.

Puede considerarse también como límite objetivo de la competencia de los arbitros su falta de
imperio, o sea la privación de la atribución de requerir el auxilio de la fuerza pública para el
cumplimiento ejecutivo de las resoluciones judiciales.

33
Limites temporales: Los arbitros son jueces transitorios, como se desprende de su propia
naturaleza, el ejercicio de la jurisdicción del árbitro tiene una limitación temporal señalada en la ley
en forma supletoria. Artículo 235 COT.

Recursos contra las resoluciones de los Árbitros.

a) Árbitros de derecho; proceden los mismos recursos que en contra de las resoluciones de los
tribunales ordinarios, según la naturaleza del procedimiento;

b) Árbitros arbitradores: La apelación en general no procede y si se ha considerado, solo para


ante tribunales igualmente arbitrales. Ello en la medida en que:
- Las partes, en el compromiso, se hayan reservado expresamente ese recurso;
- Las partes en el mismo compromiso, hayan designado el tribunal superior que conocerá del
mismo;

La casación en la forma sólo procede por infracción a los denominados requisitos esenciales del
procedimiento. La casación en el fondo, no procede

5. Sistema de nombramiento de jueces. Subrogación e integración.

AUTOGENERACIÓN INCOMPLETA.

Nos referimos al sistema de designación de los jueces, el que históricamente ha reconocido


diversas modalidades:

1. Compra de cargo del Juez.


2. Elección popular de los jueces; se practica actualmente por la mayor parte de los
Estados de Estados Unidos de Norteamérica y en algunos cantones suizos.
3. Jueces elector por el parlamento; es muy criticado por alterar el principio de
independencia del poder judicial.
4. Jueces Nombrados por el poder ejecutivo; es también muy criticado por alterar el
principio de independencia del poder judicial.
5. Jueces designados por el propio poder judicial: Autogeneración: Puede generar tiranía
judicial.
6. Sistemas mixtos; en que intervienen cuando menos dos poderes públicos.
7. Jueces designados por el Consejo Nacional de la Magistratura (Francia e Italia). Es el
más reciente de los sistemas y tiene por objeto el evitar la politización en la designación
de los Jueces.

Sistema de nombramiento en Chile

Art. 78 CPR: En cuanto al nombramiento de los jueces, la ley se ajustará a los siguientes preceptos
generales.
La Corte Suprema se compondrá de 21 Ministros.
Los ministros y fiscales judiciales de la Corte Suprema serán nombrados por el Presidente de la
República, eligiéndolos de una nómina de cinco personas que, en cada caso, propondrá la misma
Corte, y con cuerdo del Senado. El ministro más antiguo de Corte de Apelaciones que figure en lista
de méritos ocupará un lugar en la nómina señalada. Los otros cuatros lugares se llenarán en
atención a los merecimientos de los candidatos, pudiendo figurar personas extrañas a la
34
administración de justicia, ya que cinco miembros de la Corte Suprema serán abogados extraños al
poder judicial que se hayan destacado en la vida académica o universitaria y cumplan los demás
requisitos de la ley orgánica respectiva.
Los ministros y fiscales judiciales de las Cortes de Apelaciones serán designados por el Presidente
de la República, a propuesta en terna de la Corte Suprema.
Los jueces letrados serán designados por el Presidente de la República, a propuesta en terna de la
Corte de Apelaciones de la jurisdicción respectiva.
El juez letrado en lo civil o criminal más antiguo de asiento de Corte o el juez letrado civil o criminal
más antiguo del cargo inmediatamente inferior al que se trata de proveer y que figure en lista de
méritos y exprese su interés en el cargo, ocupará un lugar en la terna correspondiente. Los otros
dos lugares se llenarán en atención al mérito de los candidatos.
Sin embargo, cuando se trate del nombramiento de ministros de Corte suplentes, la designación
podrá hacerse por la Corte Suprema y, en el caso de los jueces, por la Corte de Apelaciones
respectiva. Estas designaciones no podrán durar más de sesenta días y no serán prorrogables. En
caso de que los tribunales superiores mencionados no hagan uso de esta facultad o de que haya
vencido el plazo de la suplencia, se procederá a proveer las vacantes en la forma ordinaria señalada
precedentemente.

Regulación específica: Arts. 263 y ss. COT.

Estatuto legal del nombramiento de los Jueces

Nos referimos a los requisitos, inhabilidades, etc., para los Jueces, que están reguladas en el COT.

244 COT contiene las calidades en las que puede ser designados los Jueces.

Los jueces pueden ser nombrados con calidad de propietarios, de interinos o de suplentes.
Es propietario el que es nombrado para ocupar perpetuamente o por el período legal una plaza
vacante.
Es interino el que es nombrado simplemente para que sirva una plaza vacante mientras se procede a
nombrar el propietario.
Es suplente el que es nombrado para que desempeñe una plaza que no ha vacado, pero que no
puede ser servida por el propietario en razón de hallarse suspenso o impedido.

Según 245 COT se presume la designación en calidad de propietarios, si no se dice nada.

Art. 246 COT Ninguna plaza de la magistratura podrá permanecer vacante, ni aun en el caso de
estar servida interinamente, por más de cuatro meses. Vencido este término, el juez interino cesará
de hecho en el ejercicio de sus funciones, y el Presidente de la República proveerá la plaza en
propiedad.

247 COT precisa efectos de inamovilidad; la que se refiere a los titulares o propietarios, como
asimismo a los interinos y suplentes.

248 COT y ss. Requisitos para ser jueces; inhabilidades e incompatibilidades (VER)

263 y SS, Escalafones de empleados del poder judicial. (VER) También están las calificaciones,
procedimientos, apelaciones, fundamento, etc.

35
ESTATUTO DE LOS JUECES.

a) Instalación de los jueces; es el momento a partir del cual ellos pueden


comenzar a ejercer sus funciones y está marcado esencialmente por dos
elementos; el nombramiento y el juramento. (arts. 299 y ss. COT)

299 COT: Hecho el nombramiento de un juez por el Presidente de la República y expedido el


correspondiente título a favor del nombrado, prestará éste el juramento prevenido en los artículos
siguientes.

300 COT: Los miembros de la Corte Suprema prestarán su juramento ante el presidente del mismo
tribunal. Los de las Cortes de Apelaciones ante el presidente del respectivo tribunal. Ante el mismo
funcionario lo prestarán también los jueces de letras.

304 COT: Formalidades del Juramento: “Todo juez prestará su juramento al tenor de la fórmula
siguiente: "¿Juráis por Dios Nuestro Señor y por estos Santos Evangelios que, en ejercicio de
vuestro ministerio, guardaréis la Constitución y las leyes de la República?".
El interrogado responderá: "Sí juro"; y el magistrado que le toma el juramento añadirá: "Si así lo
hiciereis, Dios os ayude, y si no, os lo demande".

b) Prohibiciones de los Jueces. (316 y ss)


1.- Ejercer la abogacía.
2.- No pueden desempeñarse como árbitros y no pueden aceptar compromisos.
3.- No pueden expresar su opinión anticipada con relación a los asuntos que deben conocer. (320
COT)
4.- No pueden adquirir cosas o derechos litigiosos. (321 COT)
5.- Prohibición de adquirir pertenencias mineras.
6.- 323 COT: Se prohíbe a los funcionarios judiciales: 1° Dirigir al Poder Ejecutivo, a funcionarios
públicos o a corporaciones oficiales, felicitaciones o censuras por sus actos; 2° Tomar en las
elecciones populares o en los actos que las precedan más parte que la de emitir su voto personal;
esto, no obstante, deben ejercer las funciones y cumplir los deberes que por razón de sus cargos les
imponen las leyes;
3° Mezclarse en reuniones, manifestaciones u otros actos de carácter político, o efectuar cualquiera
actividad de la misma índole dentro del Poder Judicial; 4° Publicar, sin autorización del Presidente de
la Corte Suprema, escritos en defensa de su conducta oficial o atacar en cualquier forma, la de otros
jueces o magistrados.

c) Obligaciones de los Jueces:

1. Deber de residencia. (311 COT)


2. Deber de asistencia. (312 y 312 bis COT)

313 COT; Los deberes de residencia y de asistencia cesan durante el feriado judicial, que
comienza el día 1º de Febrero y se extiende hasta el primer día hábil de marzo; feriado que no rige
respecto de los jueces de letras que ejercen jurisdicción en materia criminal, laboral y de familia.

36
314 COT: Excepciones al feriado judicial: Durante el feriado de vacaciones funcionarán de lunes a
viernes de cada semana los jueces de letras que ejerzan jurisdicción en lo civil para conocer de
aquellos asuntos a que se refiere el inciso segundo de este artículo. En las comunas o
agrupaciones de comunas en donde haya más de uno, desempeñará estas funciones el juez que
corresponda de acuerdo con el turno que para este efecto establezca la Corte de Apelaciones
respectiva. En Santiago funcionarán dos juzgados de letras en lo civil, de acuerdo con el turno que
señale la Corte de Apelaciones de Santiago para tal efecto. La distribución de las causas entre estos
juzgados se hará por el presidente de este tribunal.
Los jueces durante el feriado de vacaciones deberán conocer de todas las cuestiones de jurisdicción
voluntaria, de los juicios posesorios, de los asuntos a que se refiere el N° 1 del artículo 680 del
Código de Procedimiento Civil, de las medidas prejudiciales y precautorias, de las gestiones a que
dé lugar la notificación de protestos de cheques, de los juicios ejecutivos hasta la traba de embargo
inclusive, y de todas aquellas cuestiones, respecto de las cuales se conceda especialmente
habilitación de feriado. En todo caso, deberán admitirse a tramitación las demandas, de cualquiera
naturaleza que ellas sean, para el solo efecto de su notificación.
La habilitación a que se refiere el inciso anterior deberá ser solicitada ante el tribunal que ha de
quedar de turno, y en aquellos lugares en que haya más de un juzgado de turno, la solicitud quedará
sujeta a la distribución de causas a que se refiere el inciso primero. Sin embargo, en este último
caso, y siempre que se trate de un asunto que con anterioridad al feriado esté conociendo uno de los
juzgados que quede de turno, la solicitud de habilitación se presentará ante él.
El tribunal deberá pronunciarse sobre la concesión de habilitación dentro del plazo de 48 horas
contado desde la presentación de la solicitud respectiva. La resolución que la rechace será fundada.
En caso de ser acogida, deberá notificarse por cédula a las partes.
En Santiago, los tribunales deberán remitir, salvo lo dispuesto en el inciso tercero de este artículo,
las causas habilitadas a la Corte de Apelaciones para su distribución.
En todo caso, las partes, de común acuerdo, podrán suspender la tramitación de cualquier asunto
durante el feriado judicial.

315: COT: Obligación de las Cortes de Apelaciones de designar una de sus salas para el turno del
feriado judicial, sala que tiene las mismas facultades que el Tribunal pleno, salvo en lo que se refiere
a desafuero de diputados y senadores.

En Santiago, quedan dos salas de turno.

3. Deber de cumplimiento diligente de sus funciones:

319 COT: Los jueces están obligados a despachar los asuntos sometidos a su conocimiento en los
plazos que fija la ley o con toda la brevedad que las actuaciones de su ministerio les permitan,
guardando en este despacho el orden de la antigüedad de los asuntos, salvo cuando motivos graves
y urgentes exijan que dicho orden se altere.
Las causas se fallarán en los tribunales unipersonales tan pronto como estuvieren en estado y por el
orden de su conclusión. El mismo orden se observará para designar las causas en los tribunales
colegiados para su vista y decisión.
Exceptúense las cuestiones sobre deserción de recursos, depósito de personas, alimentos
provisionales, competencia, acumulaciones, recusaciones, desahucio, juicios sumarios y ejecutivos,
denegación de justicia o de prueba y demás negocios que por la ley, o por acuerdo del tribunal
fundado en circunstancias calificadas, deban tener preferencia, las cuales se antepondrán a los otros
asuntos desde que estuvieren en estado.
37
b) Honores y prerrogativas de los Jueces:

Art. 306. La Corte Suprema tendrá el tratamiento de Excelencia y las Cortes de Apelaciones el de
Señoría Ilustrísima.
Cada uno de los miembros de estos mismos tribunales y los jueces de letras tendrán tratamiento de
Señoría.
Art. 307. Los jueces ocuparán en las ceremonias públicas el lugar que les asigne, según su rango, el
reglamento respectivo.
Art. 308. Los jueces están exentos de toda obligación de servicio personal que las leyes impongan a
los ciudadanos chilenos.
Art. 309. Los jueces jubilados gozarán de los mismos honores y prerrogativas que los que se hallan
en actual servicio.

CONTINUATIVIDAD

Nos referimos al sistema que ha considerado la ley para que los tribunales estén permanentemente
a disposición de la comunidad, con independencia de la persona que esté sirviendo esas funciones.
O sea, nos referimos a los mecanismos de subrogación e integración.

SUBROGACIÓN.

Es el reemplazo automático y que opera por el sólo ministerio de la ley respecto de un Juez o
Tribunal colegiado que están impedidos para el ejercicio de sus funciones.

Por tanto, se refiere tanto a tribunales colegiados como a tribunales unipersonales, con la salvedad
que, para que estemos en caso de subrogación de un Tribunal colegiado, debe afectar a todo el
Tribunal (A todos y cada uno de sus miembros); pues si sólo afecta a uno o más de sus integrantes,
hablamos de integración.

Al operar la subrogación por el sólo ministerio de la ley, ello implica que opera sin necesidad de que
haya un nuevo nombramiento del Juez subrogante.

Se entiende, en general que un Juez falta (para los efectos de la subrogación) en caso de su muerte,
enfermedad, permiso administrativo, implicancia o recusación); pero también se entiende que falta
en los eventos que describe el artículo 214 COT: por no haber llegado a la hora ordinaria a su
despacho; o no estuviere presente para evacuar determinadas diligencias que requieren su
presencia personal.

a. Subrogación de los Jueces de garantía: En general, es subrogado por otro Juez de


Garantías del mismo Juzgado; (206 COT); pero si ese juzgado contare con un solo
Juez, será subrogado por el juez con competencia común de la misma comuna o
agrupación de comunas; y a falta de este, por el secretario letrado de éste último (206
Inc. 2º)

Supletoriamente:
- Si no se puede aplicar lo anterior, se produce la subrogación por el Juez de Garantía de la
comuna más cercana perteneciente a la misma Corte de Apelaciones;
38
- Si no existe tal juez, subroga el Juez de competencia común de la comuna más cercana de la
misma Corte de Apelaciones y en su defecto, el secretario letrado de este último juzgado;
- Si no se puede aplicar lo anterior, se produce la subrogación por el Juez de Garantía de la
misma jurisdicción (Corte de Apelaciones) siguiendo el orden de su cercanía; para estos
efectos las Cortes de Apelaciones efectúan cada dos años una especie de tabla de cercanía
de los tribunales;
- Cuando no resultare aplicable ninguna de las reglas anteriores, actúa como subrogante un
Juez de Garantía y a falta de este, un juez con competencia común o su secretario letrado
que dependan de la corte de apelaciones más cercana.

b. Subrogación de los jueces de los Tribunales se Juicio Oral en lo Penal.

210 COT: En todos los casos en que una sala de un tribunal de juicio oral en lo penal no pudiere
constituirse conforme a la ley por falta de jueces que la integren, subrogará un juez perteneciente al
mismo tribunal oral y, a falta de éste, un juez de otro tribunal de juicio oral en lo penal de la
jurisdicción de la misma Corte, para lo cual se aplicarán análogamente los criterios de cercanía
territorial previstos en el artículo 207. Para estos fines, se considerará el lugar en el que deba
realizarse el juicio oral de que se trate.

210 Inc. 2º; A falta de un Juez del Tribunal Oral, lo subroga un Juez de Garantía de la misma
comuna o agrupación de comunas, que no hubiere intervenido en la fase de investigación.

210 Inc. 3º: Si no se pueden aplicar las reglas anteriores, subrogará un Juez del TJOP de la Corte de
Apelaciones más cercana o a falta de éste, un juez de Garantía de la misma Corte de Apelaciones
más cercana.

210 Inc. 4º En defecto de las reglas precedentes se aplica lo dispuesto en el artículo 213 o si ello
tampoco es posible, se suspende el Juicio Oral hasta la oportunidad más próxima en que alguna de
aquellas disposiciones resulte aplicable.

c. Subrogación de los jueces de Letras.

En general; son subrogados por el Secretario del mismo Tribunal, siempre que sea abogado. (211
COT)

A falta de ello; (212, 213 COT)


- Si en la comuna o agrupación de comunas hay más de un juzgado de letras, la subrogación la
efectúa el secretario del otro tribunal; a falta de éste, el juez del otro tribunal.
- Si son más de dos juzgados de letras de la misma jurisdicción, la subrogación se hará por el
que le sigue en orden numérico de los juzgados, y el del primero remplazará al del último.
- Si en la misma comuna o agrupación de comunas hay más de dos jueces de letras de distinta
jurisdicción, la subrogación corresponde a los otros de la misma jurisdicción según la regla
anterior; pero si ello no es posible, la subrogación se hará por el secretario que sea abogado
del tribunal de la misma jurisdicción o por el secretario abogado del juzgado de la otra
jurisdicción a quien corresponda el turno siguiente.
- Si en la comuna o agrupación de comunas hay un solo juez de letras, lo subroga el Defensor
Público, o por el más antiguo su hubiere más de uno. Si ello no es posible, subroga el Juez el
abogado integrante de una terna que anualmente confecciona la Corte de Apelaciones
respectiva.
39
- A falta de todos ellos, la subrogación se efectúa por el secretario abogado del Juzgado más
inmediato, entendiéndose por tal aquel con cuya cabecera sean más fáciles y rápidas las
comunicaciones, aunque dependan de distintas cortes de apelaciones, pero sin alterar la
jurisdicción o competencia de la primera corte.
- En defecto de todo lo anterior, el Juez del mismo tribunal indicado antes.

d. Subrogación en las Cortes de Apelaciones.

Si se trata solo de una sala (en la que no queda ningún miembro hábil) se difiere el conocimiento del
asunto para otra de las salas del tribunal y si ello no es posible, se subrogan según el orden que
establece el artículo 216 del COT.

e. Subrogación en la Corte Suprema.

Los subrogan los miembros de la Corte de Apelaciones de Santiago, llamados por orden de
antigüedad (218 COT)

INTEGRACIÓN.

La integración es el mecanismo que se considera para el reemplazo, por el solo ministerio de la ley,
de alguno de los Ministros de los tribunales colegiados que estén impedidos o inhabilitados para
conocer de un asunto.

a) Integración de las Cortes de Apelaciones.

La integración se hace llamando en primer lugar a los miembros no inhabilitados del mismo Tribunal;
luego, a los Fiscales Judiciales y finalmente a los abogados integrantes, que se extraen de una
nómina que con ese objeto elabora el Presidente de la República, previa formación de las
respectivas ternas por la Corte Suprema.

Tengamos presente que las salas de las Cortes no pueden funcionar con mayoría de abogados
integrantes. Además, estos abogados integrantes pueden ser recusados por las partes del proceso,
sin expresión de causa, pagando un impuesto en estampillas, no pudiendo ejercerse este derecho
sino respecto de dos de los abogados integrantes del Tribunal, aunque sea mayor el número de
partes litigantes. En estos casos, el Presidente del Tribunal debe proceder de inmediato a la
designación de otro miembro del tribunal, que no esté inhabilitado, para formar sala, salvo que ello
no sea posible por causas justificadas.

b) Integración de la Corte Suprema.

Si la falta o inhabilidad afecta a menos de la mayoría de los integrantes de la Corte o de alguna de


sus salas, se integra con los Ministros no inhabilitados; con su fiscal judicial y con los abogados
integrantes;

Si la falta o inhabilidad afecta a la mayor parte de los integrantes de la Corte Suprema o de alguna
de sus salas, se completa la integración con miembros titulares de la Corte de Apelaciones de
Santiago, llamados por orden de antigüedad.

40
7. Los auxiliares de la administración de justicia.

Nos referimos a los distintos funcionarios que cooperan con los tribunales en el ejercicio de su
actividad jurisdiccional

LA FISCALIA JUDICIAL.

La ley 19.519 de 1997, entre otras modificaciones relevantes introdujo un capítulo VI-A a la CPR,
actualmente capítulo VII según última modificación constitucional de 2005, por medio de la cual, en
términos generales se ha creado el Ministerio Público que actúa mediante los fiscales de Ministerio
Público y que s un actor esencial en la reforma procesal penal. Por ello, hemos llegado en nuestro
sistema a la existencia de dos clases de Fiscalías, las primeras que son las del Ministerio Público y
que interviene en la reforma procesa penal, y otro, el “histórico”, que es aquel al que nos referiremos
a continuación, cuyo nombre se ha modificado al de Fiscalía Judicial y que está regulado en los
artículos 350 a 364 COT.

DEF: es la institución que tiene como misión fundamental representar ante los tribunales de justicia
el interés general de la sociedad.

La Fiscalía judicial se compone por un Fiscal de la Corte Suprema, que es el jefe del servicio y por
los Fiscales de las Cortes de Apelaciones. El art. 58 COT regula el número de fiscales judiciales que
tiene cada Corte. (Valparaíso tiene tres)

No existen representantes de estos fiscales judiciales en primera instancia, pues no es necesaria su


intervención a este nivel. Antiguamente, quienes desempeñaban tales funciones eran los
denominados “promotores fiscales” que fueron derogados y eliminados a mediado de la década de
1920. Sin perjuicio de ello, antes de la reforma procesal penal podían intervenir en cualquier caso en
primera instancia, cuando lo estimasen conveniente, en todos los juicios de acción penal pública
regidos por en antiguo CPP, o cuando lo ordenaba el Fiscal Judicial de la Corte Suprema o cuando
se tratase de juicios tramitados en primera instancia por un ministro de Corte de Apelaciones.

REQ; Para ser Fiscal de la Corte Suprema o de la Corte de Apelaciones, se requieren los mismos
requisitos que para ser titular del mismo tribunal (461 COT) y no pueden ser fiscales quienes no
pueden ser jueces de letras (464 COT)

Nombramiento: Son designados por el Presidente de la República a propuesta en terna o quina del
propio tribunal, según se trate de Corte Suprema o de alguna de las Cortes de Apelaciones.

Funciones más importantes:

Las funciones se limitan a aquellos casos en que una ley expresamente requiera su intervención
(350 inciso 3 COT) y en los asuntos judiciales, según su naturaleza, puede actuar como parte
principal, como tercero o como auxiliar del Juez. (354 COT)

Actuaba como parte principal, y decimos actuaba ya que producto de la reforma procesal penal se
han derogado los artículos 357 número 1 y 356 del COT, que establecían estas funciones como
parte principal.

41
- En causas por crimen o simple delito de acción penal pública del antiguo CPP. Lo anterior, es
una mera enunciación teórica; pues los Fiscales no actúan como parte en los procesos
seguidos en primera instancia, tras haber sido derogados los promotores fiscales.
- También puede intervenir en segunda instancia en todo recurso deducido en procesos
penales por crimen o simple delito de acción penal pública, del antiguo CPP, especialmente a
través de dictámenes en los que consta su opinión del fallo o sentencia consultada o apelado.
(541 CPP)

Actúa como tercero:

Todas las veces que la ley orden que sea oído el parecer de la Fiscalía Judicial. Para tal efecto,
normalmente deben ser remitidos los antecedentes al Fiscal, antes de la dictación de la sentencia de
primera o segunda instancia (en la práctica, solo se cumple con las de segunda instancia), para que
este emita un dictamen denominado “vista fiscal”. (357 COT)

Se debe oír a la Fiscalía Judicial, entre otras, en las siguientes situaciones:


- En contiendas de competencia suscitados en razón de la materia o entre tribunales que
ejerzan jurisdicciones de diversas clases;
- En juicios de responsabilidad civil de los jueces o de otros funcionarios judiciales;
- En los juicios sobre el estado civil de las personas;
- En los negocios que afecten los bienes de corporaciones o fundaciones de derecho público, y
se trate de una causa que sea conocida por un tribunal unipersonal de excepción. (Artículo 50
COT, un ministro de Cote de Apelaciones)
- Cuando se pide a la Corte Suprema el cumplimiento de alguna sentencia extranjera (248
CPC)
- En los casos de recursos de revisión, debe oírse al Ministerio Público, antes del fallo.

Actúa como auxiliar del Juez:

En los casos en que el Juez le solicita su informe, sin estar legalmente obligado a hacerlo, con la
prohibición de que no puede hacerlo en materia criminal. (359 COT).

Responsabilidad de los Fiscales Judiciales:


Son responsables civil y disciplinariamente en el desempeño de sus funciones, aplicándoseles las
mismas normas que establece el COT con relación a la responsabilidad de los Ministros de Corte.
LOS DEFENSORES PÚBLICOS (365 COT)

Son los auxiliares de la administración de justicia encargados de representar ante los tribunales los
intereses de los menores, de los incapaces, de los ausentes y de las obras pías o de beneficencia.
Existe uno cuando menos en el territorio de cada Juzgado de Letras, salvo en determinadas
comunas más relevantes, en las que hay dos y en tales casos, actúan por turnos, conforme al
artículo 365 COT: Para determinar el turno se atenderá a la fecha de la primera providencia puesta
en cada negocio, y se contarán como uno solo los meses de enero y febrero.

Requisitos: Los mismos que para ser juez de letras del territorio en el que van a servir sus funciones.

Nombramiento: Por el Presidente de la República, a propuesta en terna de la I. Corte de


Apelaciones.

Funciones:
42
a) Informar, obligatoria o facultativamente, en asuntos judiciales que interesen a los incapaces, a
los ausentes ya las obras pías o de beneficencia.
b) Representar en asunto judiciales a los incapaces, a los ausentes y a las fundaciones de
beneficencia que no tengan guardadores, procurador o representante legal, actuando como
demandantes o demandados.
c) Velar por el recto desempeño de las funciones de los guardadores, de los incapaces, de los
curadores de bienes, de los representantes legales de fundaciones de beneficencia y de los
encargados de las obras de ejecución de obras pías.
d) Subrogación de los jueces de letras (Art. 213 COT); Solo en el caso de que en la comuna
exista un solo juez de letras y el Secretario del tribunal no pueda subrogar.

Remuneración:

Tienen derecho a cobrar honorarios profesionales cuando asumen la representación de un proceso,


en los casos a los que nos hemos referido.

No reciben sueldo fiscal (Salvo Santiago y Valparaíso) y solo perciben derechos por los dictámenes
que les solicitan los tribunales y por las diligencias a las que asistan, derechos que son fijados por
decreto exento, debiendo dejarse constancia en autos de los derechos que perciben.

LOS RELATORES JUDICIALES. (372 COT)

Def: Son los funcionarios encargados de dar a conocer el contenido de los procesos a los tribunales
colegiados. Lo anterior, sin perjuicio del examen que los miembros del tribunal colegiado estimen
oportuno efectuar del mismo expediente (161 CPC)

Salvo en la reforma procesal penal en que no hay relación del relator, esto por disposición del
artículo 358 NCPP, que refiere que en la vista de la causa en estas materias: “La audiencia se
iniciará con el anuncio, tras el cual, sin mediar relación, se otorgará la palabra a el o los
recurrentes para que expongan los fundamentos del recurso”.

Organización: Art. 59 COT; La regla general es que cada corte de apelaciones debe tener dos
relatores La corte Suprema tiene ocho relatores, sin perjuicio de los relatores interinos que designe el
propio tribunal para el caso. (Valparaíso 10 relatores)

Funciones:
1.- Dar la cuenta diaria de las solicitudes que se presentan en calidad de urgentes, las que no
pudieren ser despachadas por la sola indicación de la suma y de los negocios que la Corte mandare
pasar a ellos.

2.- Poner en conocimiento de las partes o de sus abogados el nombre de las personas que integran
el tribunal en el caso al que se refiere el artículo 166 del CPC. Nos referimos a aquellos casos en
que el tribunal esté integrado de una manera diversa a la ordinaria y permite que las partes o sus
abogados puedan ejercer algún derecho en contra del integrantes, esencialmente, el de solicitar su
recusación.

43
3.- Revisar los expedientes que se les entreguen y certificar que se encuentran en estado de
relación. En caso de ser necesario verificar cualquier trámite, se informa de ello al Presidente la
Corte, quien dispondrá su cumplimiento.

4.- Hacer la relación de los procesos. Antes de ello, debe cumplir con una serie de requisitos:

a) Dar cuenta, en cuanto empiece a figurar la causa en tabla, de los documentos que
acompañaron las partes en primera instancia y que no se hayan elevado conjuntamente,
además de los expedientes que sea necesario traer a la vista para resolver el recurso de
que se trate;
b) Dar cuenta de todo vicio u omisión esencial que notaren en los procesos, a fin de que el
tribunal resuelva si ha de verificarse previamente algún trámite;
c) Deben dar cuenta de los abusos que hubiesen cometido los funcionarios encargados de
los procesos y que pudieren dar pie para el ejercicio de las facultades disciplinarias;
d) Deben dar cuenta de la existencia de las faltas o abusos que notaren y que la ley sanciona
con multas determinadas;
e) Deben anunciar, en un formulario ad-hoc, antes del inicio de la vista de la causas, las
causas que se ordenará tramitar, las suspendidas y aquellas que por cualquier motivo no
hayan de verse, como por ejemplo, aquellas que no se verán por falta de tiempo;
f) Iniciar y proceder a la relación;
g) Concluida la relación, debe dejar constancia en el proceso del hecho de haberse producido
alegatos, individualizando a los abogados que intervinieron, con indicación si lo hicieron a
favor o en contra del recurso. Además, debe dar cuenta a la sala de la circunstancia de
haberse anunciado un determinado abogado para alegar y que no hayan concurrido a la
respectiva audiencia para hacerlo. Además, debe certificar si se acompañó minuta de
alegatos por parte de los abogados;
h) Debe anotar en la causa el nombre de los Ministros que hubieren concurrido a la vista de
la causa si no se despachare inmediatamente;
i) Cotejar con los procesos los informes en derecho, y anotar bajo su firma la conformidad o
disconformidad que notaren entre el mérito de éstos y los hechos expuestos en aquellos.
(372 No. 6 COT)

LOS SECRETARIOS

Def.: Son los Ministros de Fe pública, encargados de autorizar, salvas las excepciones legales, todas
las providencias, despachos y actos emanados de las Cortes de Apelaciones y de los Juzgados, y de
custodiar los procesos y todos los documentos y papeles que sean presentados ante la Corte o
Juzgado en que cada uno de ellos debe prestar sus servicios (379 COT)

Organización;: La regla general, es que cada Tribunal y Corte de Apelaciones, conste con un
secretario; sin perjuicio de las excepciones legales, como en la Corte de Apelaciones de Santiago,
en que hay tres secretarias, y de la Corte de Apelaciones de San Miguel, en que hay dos secretarías.
La Corte Suprema tiene un secretario y un prosecretario.

Requisitos: Para ser secretario de un juzgado de letras, archivero y conservador se requiere ser
abogado. (466 COT) Para ser secretario de Corte Suprema o de Corte de Apelaciones, se requieren
los mismos requisitos que para ser juez de letras de la comuna en que han de servir

Nombramiento: Son designados por el Presidente de la República, a propuesta en terna de la Corte


de Suprema o de la Corte de Apelaciones respectiva.
44
Funciones generales más importantes (Art. 380 COT):
1° Dar cuenta diariamente a la Corte o juzgado en que presten sus servicios de las solicitudes que
presentaren las partes;
2° Autorizar las providencias o resoluciones que sobre dichas solicitudes recayeren, y hacerlas saber
a los interesados que acudieren a la oficina para tomar conocimiento de ellas, anotando en el
proceso las notificaciones que hicieren, y practicar las notificaciones por el estado diario;
3° Dar conocimiento a cualquiera persona que lo solicitare de los procesos que tengan archivados en
sus oficinas, y de todos los actos emanados de la Corte o juzgado, salvo los casos en que el
procedimiento deba ser secreto en virtud de una disposición expresa de la ley;
4° Guardar con el conveniente arreglo los procesos y demás papeles de su oficina, sujetándose a las
órdenes e instrucciones que la Corte o juzgado respectivo les diere sobre el particular.
Dentro de los seis meses de estar practicada la visita de que trata el artículo 564, enviarán los
procesos iniciados en su oficina y que estuvieren en estado, al archivo correspondiente;
5° Autorizar los poderes judiciales que puedan otorgarse ante ellos, y
6° Las demás que les impongan las leyes.

Ver artículo 389 G COT en ración a quién ejerce algunas de estas funciones en los tribunales con
competencia en lo criminal donde no hay secretario.

LOS ADMINISTRADORES DE TRIBUNAL CON COMPETENCIA EN LO CRIMINAL

Def.: son funcionarios auxiliares de la administración de justicia encargados de organizar y controlar


la gestión administrativa de los tribunales de juicio oral en lo penal y de los juzgados de garantía (389
A del COT)

Req.: Se requiere poseer un título profesional relacionado con las áreas de administración y gestión
otorgado por una universidad o Instituto profesional, de una carrera de duración de ocho semestres a
lo menos de duración. Excepcionalmente en las comunas más pequeñas, se pueden designar
personas con estudios de duración inferior.

Nombramiento: Son designados a partir de una terna que elabora el Juez Presidente del Tribunal, a
través de un concurso público de oposición y antecedentes, que será resuelto por el comité de
jueces del respectivo tribunal.

Funciones:
Art. 389 B.- Corresponde a los administradores de estos tribunales:
a) Dirigir las labores administrativas propias del funcionamiento del tribunal o juzgado, bajo la
supervisión del juez presidente del comité de jueces;
b) Proponer al comité de jueces la designación del subadministrador, de los jefes de unidades y de
los empleados del tribunal;
c) Proponer al juez presidente la distribución del personal;
d) Evaluar al personal a su cargo;
e) Distribuir las causas a los jueces o a las salas del respectivo tribunal, conforme con el
procedimiento objetivo y general aprobado;
f) Remover al subadministrador, a los jefes de unidades y al personal de empleados, de conformidad
al artículo 389 F;
g) Llevar la contabilidad y administrar la cuenta corriente del tribunal, de acuerdo a las instrucciones
del juez presidente;
h) Dar cuenta al juez presidente acerca de la gestión administrativa del tribunal o juzgado;
45
i) Elaborar el presupuesto anual, que deberá ser presentado al juez presidente a más tardar en el
mes de mayo del año anterior al ejercicio correspondiente.
El presupuesto deberá contener una propuesta detallada de la inversión de los recursos que
requerirá el tribunal en el ejercicio siguiente;
j) Adquirir y abastecer de materiales de trabajo al tribunal, en conformidad con el plan presupuestario
aprobado para el año respectivo, y
k) Ejercer las demás tareas que le sean asignadas por el comité de jueces o el juez presidente o que
determinen las leyes.

LOS PROCURADORES DEL NÚMERO.

Def: (394 COT): Los procuradores del número, son oficiales de la administración de justicia
encargados de representar en juicio a las partes. Se trata de una especie de mandatario judicial, y
tiene algunas facultades adicionales a las que tienen el común de los mandatarios judiciales para
representar a las partes del proceso. También están regulados, en lo pertinente, por la ley 18.120.

En cada comuna o agrupación de comuna hay los Procuradores del Número que el Presidente de la
República determine, previo informe de la Corte de Apelaciones respectiva.

Req.: Solo se requiere que sean ciudadanos con derecho a sufragio; tener aptitud para el cargo y
tener la edad mínima de 25 años. (467 cot)

Funciones esenciales:

a) Representar a las partes, como mandatario judicial.


b) Representar gratuitamente a las personas que han obtenido privilegio de pobreza para litigar
ante los tribunales.

LOS RECEPTORES JUDICIALES. (390 COT)

DEF.: Los receptores son ministros de fe pública encargados de hacer saber a las partes, fuera de
las oficinas de los secretarios, los decretos y resoluciones de los Tribunales de Justicia, y de evacuar
todas aquellas diligencias que los mismos tribunales les cometieren.

Req.: Para ser receptor ante los juzgados de letras .... es menester tener las cualidades requeridas
para poder ejercer el derecho de sufragio en las elecciones populares y acreditar la aptitud necesaria
para desempeñar el cargo. Siempre será necesaria la edad de veinticinco años a lo menos para
desempeñar el cargo de procurador y de receptor.

Nombramiento: Los designa el Presidente de la República a propuesta en terna de la I. Corte de


Apelaciones respectiva.

Funciones:
1. Notificar, fuera de las oficinas de los secretarios de los tribunales, las resoluciones de
los tribunales;
2. Evacuar todas aquellas diligencias que los tribunales de justicia les acometieren.
Recordemos que el artículo 427 del CPC presume como verdaderos los hechos que
certifique el Ministro de Fe.
46
3. Recibir y autorizar la prueba testimonial o la absolución de posiciones en los juicios
civiles
4. Recibir y autorizar las informaciones sumarias de testigos de las gestiones no
contenciosas civiles.
5. Desempeñar las restantes funciones que las leyes les encomienden.

Obligaciones:

1. Cumplir con prontitud y fidelidad las diligencias que se les encomendaren ciñéndose
en todo a la legislación vigente.
2. Dejar en autos testimonio íntegro de las diligencias en que participen.
3. Anotar en autos los derechos que cobraren por sus actuaciones.
4. Servir gratuitamente a los pobres, de acuerdo con el turno mensual que para éstos
efectos, fija la I. Corte
5. Devolver los expedientes que retiren oportunamente a los tribunales.

LOS NOTARIOS.

Art. 399 COT: Los notarios son ministros de fe pública encargados de autorizar y guardar en su
archivo los instrumentos que ante ellos se otorgaren, de dar a las partes interesadas los testimonios
que pidieren, y de practicar las demás diligencias que la ley les encomiende.

Organización: En cada comuna o agrupación de comunas que se territorio de juzgado de letras


debe haber al menos un notario, sin perjuicio de la facultad del Presidente de la República de
designar más en aquellas comunas que sea necesario, previo informe de la I. Corte de Apelaciones
respectiva.

Req: Los mismos que para ser juez de letras. Son designados por el Presidente a propuesta en terna
de la Corte de Apelaciones respectiva.

Funciones (Art. 401 COT):

1. Extender los instrumentos públicos con arreglo a las instrucciones que, de palabra o por escrito,
les dieren las partes otorgantes;
2. Levantar inventarios solemnes;
3. Efectuar protestos de letras de cambio y demás documentos mercantiles;
4. Notificar los traspasos de acciones y constituciones y notificaciones de prenda que se les
solicitaren;
5. Asistir a las juntas generales de accionistas de sociedades anónimas, para los efectos que la ley o
reglamento de ellas lo exigieren;
6. En general, dar fe de los hechos para que fueren requeridos y que no estuvieren encomendados a
otros funcionarios;
7. Guardar y conservar en riguroso orden cronológico los instrumentos que ante ellos se otorguen,
en forma de precaver todo extravío y hacer fácil y expedito su examen;
8. Otorgar certificados o testimonios de los actos celebrados ante ellos o protocolizados en sus
registros;
9. Facilitar, a cualquiera persona que lo solicite, el examen de los instrumentos públicos que ante
ellos se otorguen y documentos que protocolicen;
10. Autorizar las firmas que se estampen en documentos privados, sea en su presencia o cuya
autenticidad les conste;
47
11. Las demás que les encomienden las leyes.

Escrituras públicas:

Def.: Instrumento público o auténtico es aquel extendido, con las solemnidades legales, por el
competente funcionario. (1699 CC)La escritura pública es una especie de instrumento público y se
le define como el instrumento público o auténtico otorgado con las solemnidades que fija la ley, por
el competente Notario e incorporado a su protocolo o registro público. (403 COT). Por lo tanto, sus
requisitos son:

- Ser otorgada por notario competente;


El notario competente es el de la comuna o agrupación de comunas en que se extienda el
documento, pues ningún notario puede actuar fuera de su territorio jurisdiccional. Si no se cumple
con este requisito, la escritura no puede ser considerada como escritura pública y el notario incurre
en responsabilidad. En algunas Comunas en que no existen Notarios, pueden autorizar
determinados actos los Oficiales del Registro Civil (Art. 85 de la ley de Registro Civil). Además, los
notarios no pueden autorizar documentos en los que se contengan estipulaciones a favor de
determinadas personas con las que se encuentren ligados de la forma que indica el 412 del COT)

- Debe ser incorporada al Protocolo o registro público.


Art. 429 COT: Todo notario deberá llevar un protocolo, el que se formará insertando las escrituras en
el orden numérico que les haya correspondido en el repertorio.
A continuación de las escrituras se agregarán los documentos a que se refiere el artículo 415 COT,
también conforme al orden numérico asignado en el repertorio. (450 COT)
Los protocolos deberán empastarse, a lo menos, cada dos meses, no pudiendo formarse cada libro
con más de quinientas fojas, incluidos los documentos protocolizados, que se agregarán al final en el
mismo orden del repertorio. Cada foja se numerará en su parte superior con letras y números.
En casos calificados, los notarios podrán solicitar de la Corte de Apelaciones respectiva autorización
para efectuar los empastes por períodos superiores, siempre que no excedan de un año.
Cada protocolo llevará, además, un índice de las escrituras y documentos protocolizados que
contenga, y en su confección se observará lo dispuesto en el inciso tercero del artículo 431. Se
iniciará con un certificado del notario en que exprese la fecha en que lo inicie, enunciación del
respectivo contrato o escritura y nombre de los otorgantes de la escritura con que principia.
Transcurridos dos meses, desde la fecha de cierre del protocolo, el notario certificará las escrituras
que hubieren quedado sin efecto por no haberse suscrito por todos los otorgantes. Este certificado
se pondrá al final del protocolo indicando el número de escrituras y documentos que contiene y la
enunciación de las que hayan quedado sin efecto.

- Debe extenderse con observancia de las solemnidades legales.

1. Firma de las partes, las que tienen el derecho de exigir que antes de firmar la escritura les sea
leída en alta voz. Si embargo, si todos los otorgantes están de acuerdo a firmarla
derechamente, leyéndola por separado cada uno de ellos, puede procederse de esa forma.
Debe usarse pasta o tinta indeleble para firmar.
2. Si una o más de los interesados no puede firmar, lo hará un tercero a su ruego, con tal que
ese tercero no tenga un interés contrario. La persona que no ha firmado, debe poner en todo
caso, la impresión dactilar del pulgar derecho o en su defecto, del izquierdo. Además, siempre
que el Notario lo exija, las partes deberán dejar su impresión dactilar. El notario debe dejar
constancia de estas circunstancias. Las partes tienen el plazo fatal de 60 días para firmar el
instrumento, desde que es incorporado al protocolo. Antes de eso, cualquiera de las partes
48
puede unilateralmente retirar su firma, siendo el único límite para ello el que otra de las partes
haya firmado.
3. Deben extenderse en idioma castellano y en estilo claro y preciso, y en ellas no pueden
emplearse abreviaturas, cifras ni otros caracteres que no sean aquellos de uso corriente.
Pueden extenderse de manera manuscrita, mecanografiadas o de otra manera que autoricen
las leyes.
4. Debe indicar la fecha y lugar de su otorgamiento; individualización del notario autorizante y el
de los otorgantes. La identidad se acredita con la cédula de identidad y en el caso de
extranjeros, con el pasaporte.
5. La escrituras deben ser rubricadas y selladas por el notario en cada una de sus fojas;
debiendo inutilizar con su firma y sello el reverso no escrito de las hojas en que se contenga la
escritura o sus copias.
6. Al final de la escritura, y antes de las firmas deben salvarse los errores, enmendaduras y
apostillas.
7. Debe dejarse constancia del nombre del abogado redactor en los casos de aquellas escrituras
que solo pueden ser redactadas por abogados.
8. las firmas de los otorgantes solo se autorizan una vez que hayan firmado todos los otorgantes.

Copias de escrituras públicas son aquellas que se entregan por el Notario a los interesados, pues
el original (llamado “matriz”) siempre queda en la notaria y se incorpora al libro o protocolo
pertinente. Pueden extenderse por cualquier medio y lo único que deben llevar es la fecha, firma y
sello del funcionario que las autorice.

Sanciones por falta de requisitos:

a) nulidad de la escritura, en aquellos casos de mayor trascendencia (412 COT)


b) No considerarse pública o auténtica y tener por tanto el valor de mero instrumento privado
(426 COT).
c) Tener por no escritos determinadas palabras (428 COT).

Las protocolizaciones.

DEF: Es el hecho de agregar al final del registro de un notario, a pedido de quien lo solicita (415
COT)

Formalidades:
- Debe dejarse constancia de ella en el protocolo, en el día en que se produce la
protocolización;
- Debe agregarse el documento al final del protocolo, dejando constancia de la fecha en que se
presenten, las indicaciones necesarias para individualizarlos, del número de páginas de que
consta y de la identidad de la persona que solicita su protocolización;

En general, todos los documentos pueden protocolizarse; pero no pueden protocolizarse los
documentos que consignen actos y contratos con causas y objeto ilícitos; salvo que lo pidan terceros
diversos a los otorgantes. (416 COT)

Ventajas de la protocolización:

49
a) El documento adquiere fecha cierta. El documento privado, respecto de terceros, tiene fecha
desde su protocolización en un registro público.
b) Otorga el carácter de instrumentos públicos a determinados documentos, que son aquellos
que menciona el artículo 420 COT.

420 COT:
1. Los testamentos cerrados y abiertos en forma legal;
2. Los testamentos solemnes abiertos que se otorguen en hojas sueltas, siempre que su
protocolización se haya efectuado a más tardar, dentro del primer día siguiente hábil al de su
otorgamiento;
3. Los testamentos menos solemnes o privilegiados que no hayan sido autorizados por notario,
previo decreto del juez competente;
4. Las actas de ofertas de pago, y
5. Los instrumentos otorgados en el extranjero, las transcripciones y las traducciones efectuadas por
el intérprete oficial o los peritos nombrados al efecto por el juez competente y debidamente
legalizadas, que sirvan para otorgar escrituras en Chile.

c) Sirve para conservar, bajo la responsabilidad del Notario, los documentos.

Instrumentos privados autorizados ante Notario.

El autorizar la firma de los otorgantes en instrumentos privados es una de las funciones que la ley
encomienda a los Notarios (401 No. 10 COT); pero esta autorización no convierte al documento en
“público”, sino que solo significa que el Ministro de Fe certifica que los otorgantes suscribieron ante él
el documento y que efectuaron las declaraciones que en el mismo se consignan.

La autorización de la firma puede hacerse no solo respecto de aquellas personas que firman ante el
Notario, sino que respecto de aquellas firmas que su autenticidad les conste por cualquier medio.

Libros que deben llevar los Notarios

1. El protocolo: Es el que se va formando con la inserción de las escrituras públicas que ante él
se otorguen, y a continuación de estas de los documentos protocolizados. Se debe iniciar con
un índice de las escrituras que contiene y de los documentos protocolizados. Contiene un
certificado del notario con la expresión de la fecha en que se inicia; enunciación del repertorio
del respectivo contrato y nombre de los otorgantes. Al final, se incorpora un certificado del
Notario con mención de aquellas escrituras que hubieren quedado sin efecto, por causales
legales.

2. El Repertorio: Es el libro en el que el Notario debe anotar las escrituras públicas y


documentos protocolizados, asignándoles a cada uno de ellos un número por estricto orden
de presentación. Este libro debe cerrarse diariamente, indicándose el Número del último
documento incorporado. Si no se hubieren efectuado anotaciones, se expresará esta
circunstancia.

3. El índice público: Se trata de dos índices, independientes de aquel que se incorpora en cada
protocolo. Uno de ellos es privado y el segundo, público. El público, contiene la generalidad de
los documentos presentados, agregados por orden alfabético de los otorgantes. El segundo,
privado, es aquel en que se anotan solo los testamentos cerrados, con indicación del
50
otorgante, lugar de su otorgamiento y del nombre y domicilio de los testigos. Este último libro
es reservado y solo puede ser exhibido previo decreto del Juez o a petición de quien exhiba
un certificado de defunción del testador.

Destino de los libros; Los protocolos con más de un año en la Notaria deben ser remitidos al Archivo
Judicial y los libros de índices de más de diez años tienen igual destino

Responsabilidad de los Notarios Art. 440 y 441 COT

Art. 440 El notario que faltare a sus obligaciones podrá ser sancionado disciplinariamente con
amonestación, censura o suspensión, según sea la gravedad del hecho.
Sin embargo, podrá aplicarse la sanción de exoneración del cargo al notario que fuere reincidente en
el periodo de dos años en los hechos siguientes:
a) Si se insertare en el protocolo escrituras o instrumentos sin haberse dado fiel cumplimiento a las
exigencias de los artículos 405 y 430;
b) Si por culpa o negligencia deja de tener la calidad de pública o auténtica una escritura en virtud de
cualquiera de las circunstancias previstas en el artículo 426;
c) Si no cumpliere con lo dispuesto en el artículo 421 o no cumpliere la obligación de salvar las
palabras interlineadas, enmendadas o sobrepasadas establecidas en el artículo 411;
d) Si se perdiere un protocolo del notario por culpa o negligencia de éste, y
e) Si faltare a las obligaciones señaladas en los N°s 7 y 8 del artículo 401 y en el 423.

Art. 441. Si en alguno de los hechos descritos en las letras a), b), c) y e) del artículo 440 mediare
malicia del notario, éste será castigado con la pena que señala el artículo 193 del Código Penal.

LOS CONSERVADORES.

DEF: Son los Ministros de Fe encargados de los registros conservatorios de bienes raíces, de
comercio, de minas, de accionistas de sociedades propiamente mineras, de asociaciones de
canalistas, de prenda agraria, de prenda industrial, de especial de prenda y demás que encomienden
las leyes (446 COT)

Organización: Debe haber uno en cada comuna o agrupación de comunas que constituya el
territorio jurisdiccional de un Juez de Letras.

En santiago, hay un solo registro conservatorio, para todas las comunas que dependen de la I. Corte
de Apelaciones de Santiago, el cual es servido por tres funcionarios; Un conservador de
propiedades; un conservador de Hipotecas y un conservador de Registros, interdicciones y
Prohibiciones.

Requisitos y nombramiento: Se aplican reglas de Notarios

Funciones; Llevar e inscribir los títulos que la ley ordena. Para tales efectos, llevan los “registros”
entre los que destacan el Registro de propiedad; el registro de Hipotecas; el Registro de
interdicciones y prohibiciones; el Registro de Comercio; Registro de Minas, etc.

LOS ARCHIVEROS

DEF: Son los Ministros de Fe pública encargados de la custodia de los documentos que la ley
establece y de dar a las partes, los testimonios que de ellos pidieren (453 COT)
51
Organización: Debe haber cuando menos uno por cada de apelaciones y en los demás territorios
que designe el Presidente de la República.

Requisitos y nombramiento: Se requiere solo el título de abogado (466 COT) y son designados por
el Presidente de la República a propuesta en terna de la I. Corte de Apelaciones respectiva.

Funciones más importantes:


a) la custodia de los procesos afinados ante jueces de letras e incluso Jueces árbitros;
b) La custodia de los libros copiadores de sentencias de los Tribunales;
c) La custodia de los protocolos de los Notarios.
d) Facilitar a cualquier persona, el examen de los procesos y libros;
e) Dar a los interesados los testimonios y copias que soliciten con arreglo a la ley.

LOS CONSEJOS TÉCNICOS. Ver 457 COT.

LOS BIBLIOTECARIOS JUDICIALES. Ver 457 Bis COT.

LOS ABOGADOS

En general, el COT no los contempla como auxiliares de la administración de justicia, pues no son
funcionarios. Están regulados en los artículos 520 a 529 COT.

DEF: 520 COT: Los abogados son personas revestidas por la autoridad competente de la facultad de
defender ante los Tribunales de Justicia los derechos de las partes litigantes.

Los abogados son investidos de la calidad de tales por la Corte Suprema:

Art. 521. El título de abogado será otorgado en audiencia pública por la Corte Suprema reunida en
tribunal pleno, previa comprobación y declaración de que el candidato reúne los requisitos
establecidos por los artículos 523 y 526.

Art. 522. En la audiencia indicada, después que el postulante preste juramento de desempeñar leal y
honradamente la profesión, el presidente del tribunal, de viva voz, lo declarará legalmente investido
del título de abogado.
De lo actuado se levantará acta autorizada por el secretario en un libro que se llevará especialmente
con este objeto.
En seguida se entregará al abogado el título o diploma que acredite su calidad de tal, firmado por el
presidente del tribunal, por los ministros asistentes a la audiencia respectiva y por el secretario.

REQUISITOS PARA SER ABOGADO: 523 COT.


1. Tener a los menos 20 años de edad
2. Tener el Grado de licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales extendidos por una
Universidad reconocida por el Estado.
3. No haber sido condenado ni estar actualmente acusado por crimen o simple delito que
merezca pena aflictiva;
4. Acreditar la existencia de antecedentes de buena conducta;
5. haber cumplido satisfactoriamente con una práctica profesional.

52
REQUISITOS PARA SER ABOGADO HABILITADO:

1. Los mismos anteriores;


2. Ser chileno, sin perjuicio de tratados vigentes;
3. Pagar una patente Municipal.

RESPONSABILIDAD DE LOS ABOGADOS.

En términos generales, tienen responsabilidad civil y criminal conforme a las normas generales, sin
perjuicio de la figura especial de prevaricación que es aplicable a los abogados.

Disciplinariamente, su responsabilidad se hace efectiva ante los tribunales ordinarios de justicia, por
infracciones a los estatutos orgánicos del Colegio de Abogados de Chile. No obstante, la afiliación a
esos colegios, no es obligatoria desde el DL 3621 del Ministerio de Justicia de 1981.

53