You are on page 1of 1

Fue alumno del Liceo San Agustn y del Instituto Superior de Comercio, pero por

tener que enrolarse en la Guardia Nacional, debido a los conflictos limtrofes


existentes con Argentina, abandon sus estudios en 1898.Comenz escribiendo
en La Lira Popular(los pliegos de poesa en dcima que se repartan )donde
comparti el oficio con otros poetas y payadores populares. Su reconocimiento
como poeta lo logr en el Ateneo Obrero de Santiago el 6 de agosto de 1899,
cuando ley por primera vez "Hijo del pueblo" y "Libertaria".
Fue el primer secretario del modesto Ateneo anarquista. En Santiago, public
en diarios, tabloides y revistas como El Obrero, La Ley y La Campaa, estas
publicaciones regulares en la prensa le fueron dando cierta opinin publica .
En 1902, se mud a Valparaso, donde colabor con el diario La Voz del Pueblo
y, posteriormente, con La Comedia Humana de Via del Mar. En 1904, public
sus poemas ms conocidos: "El pintor Pereza" en Chile Ilustrado y "Nada" en La
Lira Chilena.Como reportero, sus trabajos ms clebres, publicados en el diario
La Voz del Pueblo, son un conjunto de artculos y reportajes sobre la regin del
salitre (1905) y el recientemente descubierto sobre el fusilamiento de mile
Dubois, publicado en El Chileno de Valparaso en 1907.A raz del terremoto que
sacudi a Valparaso el 16 de agosto de 1906, Pezoa Vliz result severamente
herido al quedar atrapado en un derrumbe de las paredes de la pensin donde
resida, en la calle Viana en Via del Mar. Fue internado en el Hospital Alemn
de Valparaso con sus dos piernas destrozadas; posteriormente, despus de
una larga y dolorosa convalecencia, fue trasladado a Santiago e ingresado al
Hospital San Vicente de Paul, hoy Hospital clnico de la Universidad de Chile
su estancia all fue retratada en su poema "Tarde en el hospital", publicado en
1907, donde se le diagnostic tuberculosis al peritoneo, enfermedad de la
que muri el 21 de abril de 1908, con apenas 28 aos.

Al da siguiente de su muerte, un redactor del conservador Diario Ilustrado


escribi: Hoy sus ntimos llevarn su cadver al cementerio. Maana nadie se
acordar de l.3 Su obra se mantuvo indita hasta despus de su muerte,
conocindose an muy poco de ella, especialmente de aquella popular y social.