You are on page 1of 1

"El Viajero"

"YO VOY SOANDO CAMINOS"

Est en la sala familiar, sombra,


y entre nosotros, el querido hermano
Yo voy soando caminos
que en el sueo infantil de un claro da
de la tarde. Las colinas
vimos partir hacia un pas lejano.
doradas, los verdes pinos,
las polvorientas encinas!
Hoy tiene ya las sienes plateadas,
Adnde el camino ir?
un gris mechn sobre la angosta frente,
Yo voy cantando, viajero
y la fra inquietud de sus miradas
a lo largo del sendero
revela un alma casi toda ausente.
-la tarde cayendo est-.
En el corazn tena
Deshjanse las copas otoales
la espina de una pasin;
del parque mustio y viejo.
logr arrancrmela un da:
La tarde, tras los hmedos cristales,
ya no siento el corazn.
se pinta, y en el fondo del espejo.

El rostro del hermano se ilumina Y todo el campo un momento


suavemente. Floridos desengaos se queda, mudo y sombro,
dorados por la tarde que declina? meditando. Suena el viento
Ansias de vida nueva en nuevos aos? en los lamos del ro.

Lamentar la juventud perdida? La tarde ms se oscurece;


Lejos qued -la pobre loba- muerta. y el camino que serpea
La blanca juventud nunca vivida y dbilmente blanquea
teme, que ha de cantar ante su puerta? se enturbia y desaparece.

Sonre el sol de oro Mi cantar vuelve a plair:


de la tierra de un sueo no encontrada; Aguda espina dorada,
y ve su nave hender el mar sonoro, quin te pudiera sentir
de viento y luz la blanca vela hinchada? en el corazn clavada.

l ha visto las hojas otoales,


amarillas, rodar, las olorosas
ramas del eucalipto, los rosales
que ensean otra vez sus blancas rosas.

Y este dolor que aora o desconfa


el temblor de una lgrima reprime,
y un resto de viril hipocresa
en el semblante plido se imprime.

Serio retrato en la pared clarea


todava. Nosotros divagamos.
En la tristeza del hogar golpea ANTONIO MACHADO
el tictac del reloj. Todos callamos.

Related Interests