You are on page 1of 20

2

Índice
3María da a luz a Jesús

7Nuestros fundadores

8Imágenes de la Hna. Juanita.

9Dios sigue llamando

10Enviadas para misión

15La voz de los Cooperadores

16Noticias

17Anuncios

18Recursos

Edita: Equipo Vocacional Obreras del Corazón de Jesús


María da a luz a Jesús
Diciembre 2017 3

María, en el na- El texto de Lc.


cimiento, entrega lo 2,1-21 narra que al
mejor de sí, su hijo, llegar a Belén para
a los hombres. Vive cumplir con los re-
su maternidad con quisitos del censo,
alegría y entrega le llega a María el
fiel al plan del Pa- tiempo de dar a luz.
dre. Comienza una El evangelio nos
larga etapa en su ca- dice que no había
mino de fe, que culminará frente a la lugar para ellos en el albergue, en
cruz en el calvario. En ese momento esos días Belén estaría colmado de
María entregará totalmente a su hijo, viajeros, y claro, quien se iba a fijar
para que desde la muerte nos con- en un humilde carpintero y su espo-
duzca a la vida verdadera. Desde su sa; resultarían insignificantes entre la
nacimiento la Madre irá preparando a gente. Pero Jesús debía nacer y con-
Jesús para esa hora, e irá ella también tar para ello con un lugar abrigado,
preparándose para acompañarlo en su al menos. Así es como arreglan como
misión. pueden un pesebre para que María
De la Madre aprendemos a com- dé a luz a su hijo primogénito, lo en-
partir lo mejor para bien de todos los vuelva en pañales y lo recueste junto
hombres. Aprendemos a desprender- a ella. Podemos pensar la cantidad
nos de las cosas, y aún de lo que ama- de cosas que pasarían por el pensa-
mos para seguir los caminos de Dios miento de María en esos momentos.
y procurar realizar su voluntad. De Entre el dolor del parto, su sorpresa
ella tomamos fuerzas para compro- y desconcierto ante las cosas de Dios.
meternos con nuestro pueblo, sus do- ¡Nada menos que Dios mismo, na-
lores, sufrimientos y esperanzas. En ciendo aquí en un pesebre! Por ella
medio de él queremos gestar la ve- no había problema, siempre se las
nida de Jesús. De María aprendemos arreglaba en lugares humildes. Pero,
a dar la vida por los que nos rodean Jesús, entre la paja de un establo…
y vivir para los demás. Ella alimenta ¡Qué misteriosos son los caminos de
nuestro trabajo por un mundo mejor, Dios! Es llamativo destacar que, ape-
donde brille claramente la luz de Je- nas nacido Jesús, es María quien lo
sús, el Salvador. abriga y lo arropa. Pese a haber dado
a luz allí mismo, no descansa de in-
4

mediato sino que su primera preocupación es que su hijo esté bien. No repara
en ella misma sino que atiende primero a Jesús, pese al cansancio y dolor que
produce cualquier parto, más en esas condiciones. Ya desde el nacimiento,
María aparece íntegramente dedicada a su Hijo. Han pasado largos meses
desde aquel día en Nazaret, donde recibe el mensaje de la Anunciación. Su
entrega sencilla comienza a manifestarse en obras concretas.
Primero está Jesús y su misión, todo gira en torno a él. Incluso su propia
vida, libremente ofrecida para ser la madre de Dios.
Los primeros destinatarios de la bue-
na noticia de Jesús, el Salvador, son los
pastores. La posada estaría llena de gente;
algunos, más importantes –o por lo menos
más ricos – que María y José; para ellos sí
había lugar. Sin embargo, nadie en la po-
sada, ni siquiera en la ciudad, es advertido
del nacimiento ocurrido. Podemos pensar
que quizás algunos lo hayan conocido,
pero sin darle más importancia que la de
un simple parto. Máxime teniendo en cuenta que sus padres eran un sencillo
carpintero y su mujer venidos de lejos.
Para descubrir a Jesús es necesario una actitud del corazón, no basta con
los sentidos. Puede ocurrirnos, como a sus contemporáneos, que pasemos
frente a él sin reconocerlo. Quienes sí descubren a Jesús son los pastores.
Alejados de la ciudad pasaban la noche en vela. La noticia del nacimiento los
sorprende. La luz del Señor signo de vida y novedad, los envuelve. Sienten
temor, que más que miedo es respeto ante las cosas de Dios. También María
había experimentado este sentimiento ante la venida del ángel. Pero la presen-
cia de Dios no puede engendrar miedo sino alegría: no teman, les traigo una
buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo. Los pastores, admirados,
quieren comprobar por sí mismos lo que habían visto y oído. Se ponen en ca-
mino rápidamente en busca del niño. Unos a otros comentan: “Sí, sí; debemos
estar atentos. La señal es un niño recién nacido, en pañales, acostado en un
pesebre”.
Muchos se hubieran reído ante el anuncio del ángel o, por lo menos, no hu-
biesen prestado atención a sus palabras. Sin embargo, los pastores, hombres
pobres y sencillos, reconocen en ese mensaje la esperada llegada del Mesías.
Es una gran alegría para todos, la esperanza de la liberación ha llegado. Dios
Diciembre 2017 5

no ha olvidado sus promesas. Está con nosotros. Su nombre es Jesús y ha


nacido en un pesebre. Solo los pobres del lugar, los pastores de Belén, tienen
conocimiento de suceso. Dios se hace hombre desde los pobres y son ellos los
primeros destinatarios de su mensaje.
La pobreza del pesebre y la
sencillez de un chiquito recién
nacido son la señal segura que
confirmará el anuncio. Cosas
familiares y cotidianas que los
pastores sabrán ver. Dios que
nace pobre y solo, entre la paja
que servía de descanso a los
animales. Los pastores van a su
encuentro cantando alegremen-
te. Lo reconocen como suyo.
Este es el Mesías. En el pesebre
hallan a José, María y el Niño. Felices los que creen que se cumplirán las
promesas de Dios. Cuentan todo lo que han escuchado y se marchan alegres
alabando y glorificando a Dios. Han buscado y han encontrado. Desde aquel
día sus vidas serán distintas. Habrán hallado una razón para vivir. Jesús, el
Salvador está entre nosotros.
Recostada a un lado de Jesús brindándole calor y refugio seguro, María
observa todo lo que pasa. Escucha los relatos de los pastores y contempla sus
rostros alborozados. Los deja acercar y tocar despacito a Jesús. Vuelve a mi-
rar sus rostros y los escucha alejarse entre cantos. Todas estas cosas las guarda
en el corazón y las medita silenciosa. Forman parte de su ya iniciado camino
hacia el Señor. Muchas resultan todavía incomprensibles y misteriosas. Sin
embargo, ya habrá tiempo para comprenderlas; mientras tanto, a seguir el
camino.
Jesús nace pobre, entre los pobres. Todavía hoy a muchos le cuesta identi-
ficar al Dios en el cual han puesto sus esperanzas con este que nace humilde-
mente en un pesebre porque no hay otro sitio para sus padres. Esta solidaridad
de Dios con los que sufren, con los que viven marginados nos interpela y
desafía. Entre nosotros también existen muchos hermanos que no tienen lu-
gar. Para ellos no hay sitios en las fábricas u oficinas, para encontrar trabajo
digno; tampoco en los hospitales para atender su salud a menudo deteriorada;
y cuantos niños vagan por nuestras calles sin que nadie se fije en ellos, sin
lugar para ellos en las escuelas (incluso en muchas de enseñanza “católica”).
6

En todos ellos, verdaderas multitudes en algunos países, se hace presente


Jesús. Allí llega, llevado por la Virgen y desde allí es dado a luz. ¿Qué signi-
fica que Jesús nazca entre los pobres? ¿Cómo hacer de su mensaje una alegría
para todo el pueblo? ¿Qué hacer para que el cristianismo recupere su sentido
liberador y promotor de una vida más digna? Todos estos interrogantes se
esclarecen desde la óptica de María, la Virgen fiel. Para que Jesús naciera con-
forme a lo que había sido anunciado, ella camina varios kilómetros hasta Be-
lén. Una vez allí soporta el rechazo y la incomprensión, de los que teniendo,
le niegan un sitio para alojarse, ¿Irá a instalarse María con Jesús en nuestros
corazones si no estamos abiertos, si
rechazamos también a los que nece-
sitan? Sin quejas, comparte la esca-
sa comodidad del pesebre y allí da
a luz a Jesús, en solidaridad con los
pobres de todas las épocas. Muchas
cosas no comprende pero las medita
en su interior y las acepta silencio-
sa. A veces, la voluntad de Dios no
es tan clara como quisiéramos; pero
ella nos enseña a decir sí, y ponernos
en camino.
Jesús nace pobre. Ellos son los primeros en reconocerlo a través de una se-
ñal que todavía hoy puede servirnos. Seguramente en nuestro tiempo no hay
pesebres o por lo menos no son tan comunes como entonces. Lo importante
es descubrir que Jesús sigue naciendo entre los humildes. Al margen de los
grandes acontecimientos. Quizás esté en una pequeña villa o en un hospital o
en un hogar de ancianos o un instituto de menores. Nos hace falta descubrirlo
y ponernos a su servicio. Para ello podemos tomar ejemplo de los pastores.
Hacernos pobres con ellos, mantenernos en vigilia atenta, aprender a discernir
los anuncios que Dios nos hace a diario. Solo desde un compromiso de vida
y acción por los demás podremos hacer del evangelio una gran noticia de es-
peranza y alegría para todos. Es preciso cambiar el corazón, descubrir dónde
está Dios y, simplemente, practicar el amor. Como María.
“María, tú nos enseñas que Jesús nace hoy también entre los pobres. Tu
presencia viva entre los que sufren nos estimula a dar la vida por Jesús y
nuestro pueblo. Enséñanos a sufrir con los que sufren y a esperar con los que
esperan. A trabajar firmemente por hacer de nuestro mundo un sitio donde
haya lugar para todos, para vivir dignamente todos y no unos pocos”.
Diciembre 2017 7

Nuestros fundadores

Fueron 13 las que comen-


zaron el noviciado el día 19
de Marzo de 1941. Entre ellas
se encontraban las hijas de la
Fundadora que finalmente se
entusiasmaron con participar
en esta Obra creada para la
evangelización de los más des-
favorecidos de campos, pue-
blos y barrios marginales de las ciudades.
No tenían muchas nociones de lo que era un noviciado, pues ninguna te-
nía experiencia de vida consagrada, por lo que el Padre Castro fue asesoran-
do para que la formación que se requiere adquirir en este momento fuera la
adecuada. Ya en las reglas que habían escrito venían algunas pautas, pero
realmente la inexperiencia fue creando dificultades. Se nombró una Maestra
de Novicias, una mujer con carácter y buen espíritu y todas se dispusieron a
aprovechar con ilusión esta etapa de formación intensa que tendría que irla
capacitando para la misión que se les encomendaba y para ir forjando una
identidad que aún no estaba definida del todo, pues la incipiente Obra acababa
de dar sus primeros pasos.
A la vez que comenzaron los trámites para que la Congregación contara
con algún tipo de aprobación por parte de la Iglesia. Al inicio se contaba con
el beneplácito del Obispo de Córdoba, que durante años fue Director Espiri-
tual de Mª Jesús. Ella siempre sintió que le acompañaba en esta aventura y
siempre creyó que esto sería de gran ayuda en los trámites de la aprobación
eclesial que se procuró desde el inicio y que finalmente se hizo esperar. Pese
a esta y otras dificultades que surgen con facilidad en un grupo que comienza
a organizarse y que tiene que ir definiéndose y consolidando la propia iden-
tidad, las actividades van aumentando, con una marca inconfundiblemente
evangélica: el acercamiento a los pobres y el deseo de compartir su condición.
8

Queridos amigos lectores, les señalamos dos direcciones en las que pueden encontrar
el libro de los escritos espirituales de M. Mª Jesús Herruzo para descargarlo.
http://obrerascorazondejesus.blogspot.com/
http://es.scribd.com/doc/69953781/Senor-que-te-conozcan-y-te-amen

Imágenes de la vida de la Hna. Juanita

Niño Jesús
Esta hermosa imagen del Niño
Jesús acompañó la vida de Juanita
como compañero y testigo fiel de sus
dolores e ilusiones.
El Nacimiento de Jesús, contem-
plarle a Él hecho un Niño frágil, de-
pendiente e indefenso era algo que le
consolaba mucho a la Sierva de Dios,
quien se sentía profundamente iden-
tificada con esos sentimientos que para ella se habían convertido en algo
habitual.
El ser totalmente dependiente de los demás fue una de las pruebas más
duras que ella tuvo que superar, pues le cos-
taba mucho tener que complicar la vida de las
hermanas, depender de ellas hasta para las
cosas más insignificantes. Más que el dolor
físico le costaba esa dependencia, ese sentir-
se totalmente sin posibilidades de valerse por
ella misma.
Mirar a Jesús en un trance similar le con-
solaba y sobre todo le ayudaba a encontrar
sentido a algo que le costaba mucho.
Su vida nos invita a cada uno a mirar a
Jesús en sus diferentes etapas y momentos y
encontrar en Él sentido a los nuestros.
Diciembre 2017 9

Dentro del proceso de la causa de beatificación de la Hna. Juanita se ha comenzado con la recogida de
testimonios de todas las personas que la conocieron y de todas aquellas que tengan algo que agradecerle.
Por ello os rogamos que aquella persona que tenga algún testimonio nos lo haga llegar o se ponga en
contacto con nosotras a través de alguno de los siguientes medios:
* Obreras del Corazón de Jesús, C/ Real 30 – Villanueva de Córdoba – 14440 – Córdoba; Tlfno: 957
121404/ 610885974
* Email: mtomillo2000@yahoo.com.ar
* Puedes acceder a su blog, en la siguiente dirección: http://juanitamendez.blogspot.com y descargar
el libro de su biografía en la siguiente dirección: http://es.scribd.com/doc/69952059/Como-pequena-
violeta-a-los-pies-del-Sagrario
Agradecemos a todas las personas que están colaborando para que este proceso se vaya realizando,
para la mayor Gloria de Dios.

Dios sigue llamando


EXPERIENCIA DE MI VIDA ANTES DE LOS VOTOS PERPETUOS
Quiero compartir con ustedes lo que fue mi experiencia de vida unos
meses antes de los votos perpetuos. Muy buena y desafiante.
Previamente, mi deseo fue hacer los votos en mi país o en España con el fin de
que me acompañen las hermanas de ahí y una de mis hermanas. También, idea
que fue descartada. Al instante, lo puse en manos de Dios.
Este espacio de mi preparación a mis votos perpetuos, me ha permitido ir recono-
ciendo lo que me habita, aquellas cosas de mi vida que tengo que ir removiendo
y sintiendo. Mis propios miedos y resistencias. Me sentí libremente invitada a
entregar mi vida al servicio de Dios y de la humanidad. Una de las frases que me
ayudó fue: “da gratis lo que has recibido gratis”. Y una de la Madre Fundadora,
“que todos te conozcan y te amen”. Y bueno, a pesar de todas las dificultades y
obstáculos que se me presentaban, opté por hacer mis votos perpetuos en el se-
guimiento de Jesús en la familia de las Hnas. OBRERAS DEL CORAZÓN DE
JESÚS. Primera semilla Africana.
Me lancé en busca de la perla preciosa. Lo cierto es que, he tenido momentos
muy lindos, gozosos y no tan hermosos. Positivamente, afirmo que, vivir este
encuentro desde la mirada de Dios y desde el Espíritu que me impulsa a seguir
conociéndome y confiar que esto que vivo me alimenta y fortalece mi vida. No
solo porque existo, sino, porque me permite darme cuenta que hay que seguir
mejorando y todo esto requiere la disponibilidad.
Así también sentí el apoyo de todas las hermanas mis familiares, amigos y co-
nocidos. En algunas de mis oraciones a lo largo del camino se presentaban al-
gunas dudas. Esto generaba en mí una inseguridad. Después de siete años de
10

juniora (de votos temporales)


y así cosas que pasaban por
mi mente que no tenían sen-
tido al mismo tiempo vivía
unos profundos sentimientos
de alegría y plenitud. Hacía
un balance de todo lo que iba
viviendo, me daba cuenta que Dios me invitaba a ser TOTALMENTE para pro-
pagar el amor de Dios en el mundo. Me siento llamada a ser fiel compañera. Por
lo tanto, a entregar mi vida libremente.
Estoy feliz de esta invitación, compartir mi vida y la misión de Jesús. Haciéndole
presente en el mundo, como lo querían nuestros fundadores. Vivir como vivió,
célibe, pobre y obediente. Con mi compromiso soy instrumento del poder de JE-
SÚS, acompañar a las familias, llevar esperanza, visitar a los enfermos y salvar
a nuestro mundo.
No quiero dejar de agradecer, a mis padres, gracias a ellos le conocí a Él, cuando
sentí su llamada no fue algo desconocido, porque fue algo que ya conocía por
esto no dudé en responder. Gracias mamá, estoy segura que desde el cielo me
estás acompañando con alegría aunque no pudiste verme. Gracias a mis herma-
nos que siempre me han acompañado y tienen conmigo cada detalle de amor,
los sobrinos, amigos, conocidos. A mis Hnas. Obreras del Corazón de Jesús por
acompañarme siempre en mi formación humana y cristina, con vuestras oracio-
nes y sobre todo con vuestros testimonios y por último agradezco a todos que son
testigos de mi vocación por ÉL, pues solo el amor cuenta y da sentido a todo,
este amor es lo que me da vida en medio de las dificultades. Pues ese sentirme
amada es lo que da sentido a mi vida consagrada. Esta es mi rica experiencia.
Con un corazón agradecido le digo a mi DIOS GRACIAS por llamarme en esta
familia, y sobre todo de hacerme tuya, tuya y tuya para siempre. Que nunca Señor
me falte, tu gracia, la alegría y la fidelidad. Con tu gracia me basta.
Esther
Obrera del Corazón Jesús

Cristo mi Centro. Con este lema hemos celebrado con alegría y gratitud los votos
perpetuos de la Hna. Mª Isabel Parada Vaca. De nacionalidad boliviana, lleva
varios años en la comunidad de Asunción y justamente en una Parroquia de las
afueras de Limpio, localidad próxima a la capital, el día 3 de Diciembre nos re-
unimos para esta ceremonia en la que la Hna. María Isabel daba al Señor un SI
definitivo para ser Obrera suya hasta el final.
Diciembre 2017 11

Acompañada por sus familiares, hermanas y por


la comunidad parroquial, en la festividad de San
Francisco Javier la Congregación la acogía públi-
camente como miembro de la misma para que en
ella pueda realizar su consagración definitiva a
Dios, que con su gracia y fidelidad le sigue capa-
citando cada día para su mayor y mejor servicio.
Nuestra gratitud a Cristo Nuestro Señor que sigue
suscitando en las personas el deseo de seguirle y
servirle.

Enviadas para la misión


Una mañana diferente, desde el momento que teníamos que ir a cola-
borar con las Hermanas Obreras del Corazón de Jesús. Fue una gran
preparación y lo que más nos sorprendió fue la predisposición de las personas
para juntar leche, galletitas harinas, golosinas para los chicos. Cuando llegó ese
sábado todos los padres y los chicos de la Compañía de Danzas Renacer estába-
mos tan entusiasmados porque íbamos a dar, a enseñarles estas virtudes que nos
regaló la Virgencita que es la Danza, y jugar, compartir. Yo veía a los chicos de
la compañía con muchas expectativas.
Pero nosotros que estábamos preparados para ir a dar y dar de corazón, nos lleva-
mos una sorpresa: recibimos tanto de parte de esos niños, la pureza de su corazón
y ese amor tan puro. Cuando la Hermana nos dijo que eligiéramos un niño y
que él iba ser nuestro Angelito, fue tanta la conexión de ellos con nosotros y de
nosotros con ellos que fue una hermosa bendición. Fue una hermosa experiencia
que está pendiente de volver con los niños. Gracias Hermanas por permitirnos
compartir y ver otras realidades de la gran enseñanza que nos brindaron, y es un
gran trabajo que ustedes realizan día a día.
Gracias Hermana por per-
mitirnos ser parte de la her-
mosa labor que realizan con
los niños. A pesar de nues-
tros compromisos, queremos
volver y ser parte de ese gran
Amor que regalan los Niños.
Muchas gracias Hermanas,
muchas bendiciones.
12

Mis queridos amigos de Antorcha Vocacional, hoy comparto con us-


tedes unas cuantas líneas para contarles lo que ha ido siendo mi expe-
riencia en la comunidad de Puerto Wanda misiones Argentina.
Llegué el año pasado
por el mes de octubre.
Desde ese momento me
fui incorporando a to-
das las actividades de la
comunidad sobre todo a
las pastorales en las que
fui encontrándome con
el rostro del Dios vivo
que se iba manifestando
en los rostros de tantos
niños, jóvenes y adultos
con los que he podido compartir la catequesis hablándole de Jesús y de su gran
amor. Muchas veces siento que es poco lo que puedo dar pero el Señor me da
su gracia para poder hacerlo. Siento un profundo agradecimiento al Dueño de
la Mies por descansar su mirada en mí que soy pobre, débil y limitada. También
he tenido la oportunidad de compartir y de disfrutar del abrazo de los niños en
la guardería que muchas veces son los que te arrancan sonrisas, abrazos con
cada una de sus ocurrencias y picardías.
Sólo me queda decir gracias Señor por fijarte en mí. Me despido con esta frase
en el evangelio de Lucas “ Siervos inútiles somos hemos hecho lo que teníamos
que hacer” aunque a veces no lo hagamos ni cumplamos a cabalidad con lo
encomendado, pero ahí estamos confiadas en la gracia.
Moira Castellón
(Juniora Ocj)

La Voz de los Cooperadores


Queridos amigos de la revista Antorcha, queremos compartir con uste-
des la experiencia de acompañar al grupo de la Infancia y Adolescen-
cia Misionera recientemente formada en la Capilla San Silvestre del
Barrio Guapilo de Santa Cruz.
Al iniciar un poco triste porque había pocos niños, pero ahora contamos con
quince niños, niñas y adolescentes misioneros pobres, ya que el Barrio es pe-
Diciembre 2017 13

riférico. Su asistencia es
al toque de campanita los
sábados por la tarde.
Les interesa conocer más
y más de Jesús, estamos
conociendo hasta el tercer
valor del decálogo de la
IAM. Compartimos valo-
res humanos y cristianos
que se debe practicar en la familia. Evangelizamos con las visitas familiares,
que les ayudan a crecer, madurar, celebrar y compartir como niños misione-
ros. También aprendimos a elaborar manillas con colores de los cinco conti-
nentes, que enseñó la Hermanita Rosalía, por hoy estamos en actividades del
DOMUND, seguiremos los pasos de la Hermanita Basi, que la extrañamos.
Al terminar la jornada cantamos y jugamos, les premiamos con caramelos o
juguitos.
Soy Lilibeth Durby Álvarez Rojas
Cooperadoras de las Hnas. Obreras

Sí, verdaderamente los Cooperadores nos acompañan mucho en la


pastoral y en todo lo que implica la Misión Obrera. Formamos con
ellos una gran familia. En la Parroquia colaboran unos en la liturgia, otros en
la catequesis familiar como pareja guía, otros como educadoras, otros en el ser-
vicio del rosario y novenas por los difuntos, y otros, en cáritas, en el sacrificio
y la oración. Además cada uno con sus detalles y disponibilidad para ir a otros
lugares a misionar. Damos gracias a Dios por este gran don del carisma.
Hna. Rosalía

Queridos lectores de Antorcha Vocacional comparto con ustedes este


sentimiento. Estoy muy agradecida a Dios porque hace diez años fui
invitada a ser Cooperadora de la Obreras del Corazón de Jesús y día a día fui
cultivando esa espiritualidad que me ayudó a seguir descubriendo mis dones y
carismas para acompañar a la Congregación al punto de sentirme parte de ella.
Agradezco a las Obreras que me fueron formando, cada paso para que a través
de la misión yo pudiera ayudarles en la construcción del reino de Dios en los
lugares más recónditos de nuestro pueblo. Cariño a todas y un fuerte abrazo.
Teresita - Wanda - Argentina
14

Noticias
NUEVO GRUPO DE COOPERADORAS EN SAN JOSÉ DE LOS
ARROYOS
Un nuevo grupo de Cooperadoras ha surgido en la localidad de San José de
los Arroyos, Paraguay. Ya desde su comienzo está apoyando a la comunidad
en las actividades que ésta viene realizando, más aún en estos últimos meses
donde una tormenta causó grandes pérdidas, afectando sobre todo a las gentes
con pocos recursos de las compañías, entre las cuales se repartió víveres, ropa y
chapas para reparar los tejados. La comunidad de San José se siente bendecida
por este pequeño grupo que aumenta, con su colaboración, las posibilidades de
hacer el bien.
CELEBRACIÓN DEL 77 ANIVERSARIO DE LA FUNDACIÓN
El día 12 de noviembre nos reunimos en Asunción un grupo de hermanas de
las comunidades de Paraguay con el fin de dar gracias por el don del carisma
de las Obreras del Corazón de Jesús. Un carisma vivo, actual y necesario que
pretende hoy seguir dando a conocer a Jesús entre las personas del campo y entre
los que cuentan con menos medios.
Fue un momento de alegría, de compartir espontáneo y sencillo con espacios
para la oración agradecida, para compartir con gozo el don recibido, conscientes
de que el Señor nos ha llamado y vinculado como miembros de una misma
familia religiosa para que tengamos mucho en común y para que nos ayudemos
mutuamente a caminar y crecer en fidelidad de vida.
Agradecemos al Señor de nuestra vida, al Espíritu Santo, dador de todos los
dones por la gracia de nuestro carisma con el que queremos seguir sirviéndole
hoy.
LA COMUNIDAD DE WANDA JUNTO CON LOS COOPERADORES
Y OTROS LAICOS, hemos celebrado con mucha gratitud los 77 años de la
Congregación, compartiendo la adoración al Santísimo y la misa en la Capilla
Madre de Dios y luego un ágape en el refugio.
ENCUENTRO DE MATRIMONIOS DIRIGIDO POR MIEMBROS
DEL MOVIMIENTO FAMILIAR CRISTIANO
Los días 18 y 19 de noviembre la Pastoral de la Familia de la Parroquia de Sta.
Catalina de Pozoblanco celebró en la Casa de las Obreras del Corazón de Jesús
de Villanueva de Córdoba un encuentro de matrimonios dirigido por miembros
del Movimiento Familiar Cristiano procedentes de la Diócesis de Cádiz.
Diciembre 2017 15

A ese Encuentro Conyugal asistieron matrimonios de Pozoblanco e Hinojosa


del Duque.
Su finalidad, como su nombre indica, supone un encuentro en tres dimensiones:
un encuentro personal con uno mismo, un encuentro con el cónyuge y un encuentro
con Dios como pieza clave y timón de todo matrimonio cristiano. Y entre sus
objetivos están: posibilitar un sincero, profundo e íntimo diálogo entre marido
y mujer; descubrir, cada pareja, la situación real de su convivencia matrimonial;
conocer qué espera Dios, la sociedad y los propios hijos, de cada matrimonio; y,
lograr un mejor enfoque de la vida familiar.
Según comentaron los asistentes, el encuentro supuso un punto de inflexión en
su vida matrimonial y familiar. Volvieron a sus hogares con energías renovadas y
con la alegría de sentirse amados mutuamente y por Dios.
Agradecemos la acogida y el buen trato recibido por las hermanas de la Casa
Madre de las Obreras del Corazón de Jesús que nos hicieron sentirnos como en
nuestro propio hogar.
Fernando y Charo
Resp. Pastoral Familia y Vida - Parroquia de Sta. Catalina - Pozoblanco
http://pfamilia-stacatalina.blogspot.com.es/

· Se puede ver el boletín Antorcha Vocacional en el blog de la Congregación.


· Póngase en contacto con nosotros si lo quiere recibir por correo electrónico.

Anuncios
EL CENTRO DE ESPIRITUALIDAD “BUEN PASTOR”
• Les ofrece durante todo el año,
un espacio para encuentros, conviven-
cias, retiros…. Con amplias instala-
ciones y extenso patio.
• Hora Santa los terceros jueves de
mes.
Dirección: C/ Real, 30 Villanueva de
Córdoba (Córdoba)
Teléfono: 957 12 00 80 e-mail:
mariromero5@hotmail.es
16

RECURSOS
Celebración para el día de Nochebuena
Ambientación: (Se va leyendo de perada libertad.
forma pausada) - Jueces y Reyes dirigen a un pueblo
- La esencia de nuestro Dios es co- que se hundirá entre la injusticia y el
municarse, ofrecer su cercanía al ser olvido de Dios. El pueblo se divide y
humano. Habitar su historia. desaparece. Y ahí está el destierro. Un
- “Al principio era la Palabra”: todo nuevo éxodo hacia la cautividad.
comienza en el acto creador. Dios ha- - A pesar de todo, Dios sigue comuni-
bla y con su Palabra crea y da vida a cándose, ahora a través de los profetas:
todo el universo. Surge así su obra ma- Ezequiel, Isaías, Oseas… Gritan, cla-
yor: la humanidad. man, denuncian… y se convierten en
- “Y vio Dios que todo era bueno”… la esperanza de que Dios no les olvida.
y sin embargo surge el mal, la Torre de - De nuevo en su tierra, el pueblo al-
Babel, el diluvio, la muerte… berga la esperanza de la gran y defini-
- Pero Dios no se resigna a una crea- tiva comunicación de Dios: la llegada
ción a la deriva y llama a Abrahan a del Mesías.
salir de su tierra, a creer contra toda - Y por fin, bajo la ocupación roma-
esperanza y convertirse en el padre de na, el año 14 del reinado de Augusto,
todos los creyentes. Dios establece con en Belén de Judá, en un pesebre porque
su pueblo un primer pacto de amistad no tenían sitio en la posada; de María,
y fidelidad. esposa de José, nació Jesús, el Hijo de
- Su descendencia se establecerá en Dios, aquel que vendría a “anunciar la
Egipto, donde viven es- buena noticia a los pobres, a vendar los
clavizados y oprimidos. corazones rotos. A pro-
Pero Dios escucha el clamar la liberación”.
clamor de los oprimi- - Ahora el Dios que
dos, los de ayer y los de es comunicación con el
hoy. ser humano ha decidido
- Con Moisés al fren- incorporarse a nuestra
te, el pueblo comienza historia. La Navidad es
una larga marcha hacia el recuerdo permanente
una nueva tierra pro- de que vivimos – aun-
metida. Un éxodo en el que no siempre lo pa-
que el pueblo renueva rezca – en un tiempo de
su Alianza. Llega la es- esperanza. Nos lanza un
mensaje de optimismo
Diciembre 2017 17

sobre nosotros mismos y sobre la hu- habla cada día.


manidad: nos nace la liberación, Dios Pero, para escucharlo, es necesario
apuesta por el ser humano. No estamos estar bien atentos, porque su voz no es
solos en nuestro trabajo por la paz, por un grito que se deje oír por encima de
la justicia, por la verdad. Él ya está ahí los ruidos que llenan nuestra vida. Para
para construirlas a nuestro lado. oírlo es preciso silenciar antes tantas
Canto: voces: la publicidad que nos incita a
Pregón de Navidad consumir sin medida, nuestro anhelo
Hermanos y hermanas: de tener cada día más, el deseo de do-
minar a nuestros hermanos…
“Vengo a anunciaros una buena noti-
cia, una gran alegría para todo el pue- Como siempre, nos habla desde la
blo: os ha nacido un niño, el salvador, debilidad de los pequeños y olvidados
el Mesías. Esta es la señal: encontraréis de la tierra, desde los que no tienen ca-
una criatura acostada en un pesebre” bida ni voz en nuestro mundo. Y nos
habla, sobre todo, en el niño que hace
Este año no es fácil repetir las pala- más de dos mil años nació en un pe-
bras con las que el ángel anunció a los sebre y que hoy sigue naciendo, como
pastores el nacimiento del niño ¿cómo entonces, sin abrigo ni hogar,… por-
anunciar una gran alegría cuando todo que, después de veinte siglos, aún no
a nuestro alrededor parece dificultad y hay posada para los pobres.
crisis? Pero este año, más que nunca,
es preciso que alcemos la voz para pro- Preparemos en nuestros corazones
clamar la buena noticia de la cercanía –y en el corazón de nuestra comuni-
de Dios. dad- un rincón humilde en el que reci-
bir al niño que nace. Y hagamos como
Este año, especialmente este año, ne- los pastores, que al escuchar el mensa-
cesitamos celebrar que no es ajeno a je de parte de Dios, en la voz del ángel,
nuestras inquietudes, no nos creó para se alegraron y se pusieron en camino.
luego desentenderse de nosotros, sino
que sigue a nuestro lado y nos comuni- El Dios de todos los caminos va con
ca su amor de mil maneras. nosotros. Acompañó al pueblo esclavo
de Israel en la búsqueda de la libertad,
Así lo hizo desde el principio: habló animó a María a ponerse en camino
con el pueblo de Israel a través de sus para visitar a Isabel, guió a los magos
profetas y por eso se sintieron acompa- con la estrella para encontrar al Niño,
ñados por Él en su caminar por el de- su voz anima y acompaña a todos los
sierto; también hoy, su voz nos acom- que caminan al lado de los débiles y
paña en nuestra historia: la belleza de humillados.
la naturaleza, la ternura de los más
próximos, los logros por un mundo Hombres y mujeres, pequeños y ma-
mejor… son palabras don las que nos yores que formáis esta Comunidad,
escuchad en lo profundo de vuestros
18

corazones, la voz del ángel: alegraos 2. Hoy renace la PROFECÍA: la


porque no se olvidó de vosotros, mirad lucidez crítica que denuncia los meca-
la estrella y poneos en camino porque nismos creadores de opresión; detecta
esta noche nace el Niño. ¡Aleluya! los intereses que se esconden tras los
Canto: Gloria proyectos de los grupos dominantes;
anuncia con palabras y hechos el ideal
Lectura: Isaías 9, 1-3.5-6
de una sociedad de hermanos y de igua-
Símbolo del tejido comunitario les y no negocia jamás con la verdad.
que acoge al Niño
Dios es diálogo, comunicación, en-
carnación… Y nosotros, como comu-
nidad que celebra su venida, estamos
llamados a construir vínculos, lazos,
redes capaces de soportar la presencia
de este niño que hoy nace entre noso-
tros.
Vamos a construir este tejido comu-
nitario con los valores que nos hacen
capaces para el diálogo, el entendi-
miento, la tolerancia, la apertura, la 3. Hoy renace el COMPROMISO:
escucha… Valores de personas nuevas una acción positiva de transformación
que hoy, ante el misterio de la Encar- de la realidad. Por eso, el compromiso
nación de Dios, renacen en nuestra co- con los oprimidos y por su liberación
munidad. sólo es digno de este nombre cuando se
(Se presenta un pequeño bastidor que hará hace concreto en un caminar al lado de
las veces de cuna y, al menos, 7 cabos de otros que comparten el mismo sueño,
cuerdas de colores o cintas gruesas con las empeñan sus energías y gastan genero-
que se entreteje la red. Después de cada pá- samente su vida.
rrafo, una persona va tejiendo algunos hilos 4. Hoy renace la LIBERTAD: libres
de la red) para crear con otros las formas más
1. Hoy renace la SOLIDARIDAD: adecuadas de vivir, de ser cristiano. Li-
aquella que nos hace capaces de in- bres también de nosotros mismos, de
clinarnos sobre los caídos para levan- nuestro egoísmo, para estar más dispo-
tarnos junto a ellos. No hay lucha de nibles a la causa de los oprimidos y del
liberación que no sea también nuestra Reino.
lucha, atentos a las más diversas for- 5. Hoy renace la ALEGRÍA: que
mas de ayuda hasta de identificación nos hace asumir los conflictos y tensio-
con las consecuencias, a veces pesa- nes de nuestra opción. La ruptura con
das, de esta entrega. algunas estructuras sociales y eclesia-
les es en ocasiones el alto precio que
Diciembre 2017 19

ha de pagar quien quiere ser testigo trato, el abandono. Hacer rey a un niño,
de las bienaventuranzas. Aceptarlo y es colocar en el centro de nuestras vi-
hacerlo con alegría es imprescindible das a todo y a todos los que están abajo.
para quienes vivimos en la esperanza
cristiana.
6. Hoy renace la CONTEMPLA-
CIÓN: que a pesar de la lucha no nos
hace perder el sentido de la gratuidad,
el amor, la fiesta, la celebración. Como
Jesús, sabemos rezar con el corazón,
intentando descubrir el paso de Dios
por la historia.
7. Hoy renace la UTOPÍA: que tra- - Postrarse ante un niño pobre: Es
duce la esperanza evangélica en peque- descubrir que nuestro Dios apuesta
ños esperanzas históricas. La utopía de por los empobrecidos. Es saber que el
que todos puedan comer al menos una mal de la pobreza no tiene cabida en el
vez al día; la utopía de una sociedad sin Reino de Dios que esperamos. Es dar
explotación y organizada con la partici- esperanza con este nacimiento a todos
pación de todos. Y, finalmente, la gran aquellos que ya lo han perdido todo.
esperanza de la comunión con Dios en - Postrarse ante un niño-pobre-Dios:
un mundo totalmente renovado. Es reconocer que en este niño es Dios
(Finalmente, entre todos los que han par- mismo quien se nos muestra. Es saber
ticipado en el símbolo, se coloca al Niño so- que el acercamiento a lo divino ha de
bre la red construida) ser el horizonte del caminar de todo ser
Canto: humano.
Adoración del Niño Despedida: Se puede pasar el Niño
Jesús por los presentes para besarlo.
- Postrarse ante un niño: Es hacer (Mientras se canta algún canto apro-
causa común con lo pequeño, con lo piado)
débil, con aquellos que sufren el mal-

Os deseamos a todos los lectores y


colaboradores una

Feliz Navidad
Y un próspero 2018 lleno del Amor y la
Paz que nos trae Jesús
“El pueblo que caminaba en
tinieblas vio una luz grande,
habitaban tierras de sombra, y
una luz les brilló”.
(Is. 9,1)