You are on page 1of 3

TEMA 1.ANTONIO MACHADO.

LA POESÍA DE LA GENERACIÓN DEL


98
A) INTRODUCCIÓN HISTÓRICA. GENERACIÓN DEL 98 Y
MODERNISMO.
Con el modernismo y la Generación del 98 se abre la literatura del siglo XX. La
fecha de 1989, fecha del desastre colonial marca una época de brillantez literaria que
llegará hasta 1936 y será considerada como La Edad de Plata de la literatura española
en la que se desarrollarán movimientos como los ya citados modernismo y Generación
del 98, Generación del 27 y del 36. En este tema se analizará la Generación del 98 a
través del género poético que desarrolló Antonio Machado, pieza clave para entender
el desarrollo de este género a lo largo del siglo.
Se denomina Generación del 98 al grupo de escritores que irrumpen en el
panorama de la literatura española en la última década del siglo XIX, empujados por el
deseo de renovar la literatura española y dar una respuesta, como intelectuales, a los
graves problemas que aquejaban a España en el periodo de la Restauración, sobre todo
después de la pérdida definitiva de los últimos restos del imperio colonial (Cuba,
Puerto Rico y Filipinas), unida a la derrota militar sufrida ante EEUU, en 1898. Estos
escritores se centrarán en el problema de España, que deberá solucionarse mediante un
espíritu crítico e inconformista que combata el régimen de la Restauración desde
ideologías antiburguesas (socialismo y anarquismo) y que plantee una
modernización y europeización del país. Desde el punto de vista filosófico adoptarán
una actitud existencialista angustiada que genera una pugna entre intelectualismo y
vitalismo, es decir, entre la contemplación y la reflexión y la acción.
Respecto al lenguaje literario tanto los modernistas como la Generación del 98
pretenden buscar nuevas formas de expresión que superen el estilo retórico y ampuloso
del siglo XIX. En las letras hispánicas el Modernismo literario tiene su cuna en
Hispanoamérica y llegará a España con la llegada de Rubén Darío en 1892, aunque de
forma paralela a este movimiento que busca el esteticismo como rechazo del mundo
surge la Generación del 98, que con lenguaje sobrio y preciso presenta una actitud
crítica ante la realidad y la necesidad de cambios.
Fue la crítica literaria la que recurrió a esta dicotomía marcando las diferencias,
aunque la nómina de los autores era irregular y muchos de ellos se recogían entre los
dos grupos. De esta manera se diferenciaron:
A — Modernismo como el grupo de escritores más preocupados por aspectos
sensoriales y formales, que cultivaban preferentemente la lírica, y que permanecerían
ajenos a la historia de su época. El precursor fue Rubén Darío, al que siguieron otros
autores en España como Manuel Machado, Valle-Inclán o Juan Ramón Jiménez.
B- Generación del 98. Afectaría a un grupo de autores más próximos a intereses
intelectuales, cuya opción preferente es la narrativa e implicados en los problemas
históricos de su tiempo. Los miembros de esta generación serían el grupo de Los Tres
(Azorín, Baroja y Maetzu), Unamuno, aunque siempre tuvo una actitud independiente,
Valle Inclán y Antonio Machado.

B) DATOS BIOGRÁFICOS.
Dentro de los autores de la Generación del 98 Antonio Machado representa la
unión y evolución entre la nueva tendencia del modernismo y la hondura del
existencialismo y el intelectualismo que dota a su obra de un carácter atemporal.
Antonio Machado y Ruiz nació en Sevilla, en 1875 tal y como recuerda su
experiencia autobiográfica en el libro Campos de Castilla: “Mi infancia son recuerdos
de un patio de Sevilla…”.

1
Recibirá su formación en Madrid en la Institución Libre de Enseñanza, fundada por
relacionada con la ideología regeneracionista y reformadora. Además sus viajes a París
en compañía de su hermano le pondrán en contacto con las nuevas corrientes literarias,
principalmente el Modernismo de Rubén Darío.
La publicación en 1903 de Soledades, lo revelan como un poeta extraordinario.
En 1907 obtiene la cátedra de francés en el Instituto de Soria. Allí pasará una etapa
fundamental de su vida. En 1909 contrae matrimonio con Leonor Izquierdo, una
muchacha de 16 años (Antonio tenía 34), que en 1912 morirá. Machado, roto de dolor,
abandona la ciudad castellana y se traslada a Baeza (Jaén), aunque su corazón se
quedará en Soria, en el “alto Espino”, el cementerio donde reposan los restos de Leonor.
En 1919 se traslada a Segovia, en donde desarrolla una intensa actividad de cultura
popular (fundación de la Universidad Popular, colaboraciones en periódicos y revistas,
etc.) . En 1927 es elegido miembro de la Real Academia Española. Conoce por entonces
a Pilar Valderrama, la “Guiomar” de sus últimos poemas amorosos.
En Madrid le sorprende la guerra. Al ser firme partidario de la República, ha de
trasladarse a Valencia hasta que en 1939 pasa la frontera de Francia junto con su
madre. El 22 de febrero de 1939 muere el poeta, “ligero de equipaje / casi desnudo,
como los hijos de la mar”. Tres días después fallece su madre.

C) OBRA POÉTICA.
La producción lírica de Antonio Machado incluye tres libros principales: Soledades,
galerías y otros poetas, Campos de Castilla y Nuevas canciones, además del
Cancionero apócrifo y la poesía que escribió durante la Guerra Civil.
SOLEDADES (1903): Publicará una nueva edición donde suprimirá unos poemas
y añadirá otros, titulada Soledades, galerías y otros poemas (1907). Obra perteneciente
al modernismo intimista, con una veta romántica que recuerda a Bécquer y su
recreación de sentimientos puros e intensos. Refleja sentimientos universales como el
tiempo, la muerte, Dios… También hay recuerdos de la infancia, evocaciones del
paisaje y un amor más soñado que vivido. El resultado de ese mirar hacia el fondo
del alma es la soledad, la melancolía y la angustia. Destacan los símbolos, como el
del agua, símbolo de la vida cuando brota, de la fugacidad del tiempo cuando corre, o de
la muerte cuando está quieta o cuando es el mar.
Son símbolos de realidades profundas: el agua es símbolo de la vida cuando brota y
símbolo de la muerte cuando está quieta; la tarde o el crepúsculo simbolizan el declive,
se asocian a la tristeza, la vejez o la muerte; el huerto o el jardín simboliza la ilusión; la
noria se identifica con la monotonía; las galerías son los espacios donde transitan los
recuerdos o los sueños que nutren el alma. “En el ambiente de la tarde flota/ ese aroma
de ausencia/ que dice al alma luminosa: nunca,/ y al corazón: espera.”
Machado consigue superar en este poemario la visión artificiosa de la estética
modernista para centrarse en un planteamiento existencia y espiritual que busca
identificarse con la visión de los lectores para universalizarse.
CAMPOS DE CASTILLA (1912): En este libro se advierte un cambio de
perspectiva, de temas y de tono que le hacen centrarse en el mundo exterior. A la
emoción de su palabra poética contribuye un estilo caracterizado por la sobriedad
y la naturalidad expresiva.
Son poemas también intimistas, pero aporta algo nuevo: los cuadros de paisajes y
gentes de Castilla y las meditaciones sobre la realidad española. La visión de Castilla es
lírica y subjetiva: la dureza y austeridad del paisaje castellano sugieren los sentimientos
de soledad, fugacidad o muerte, sus constantes obsesiones. También encontramos
una visión épica y mística de Castilla, por su pasado histórico. La preocupación

2
patriótica le inspira poemas sobre el pasado, el presente o el futuro de España. Su crítica
es más comprometida que la de los autores del 98 en esta época, y hay una fe mayor en
la “otra España”.
La preocupación patriótica le inspira poemas sobre el pasado, el presente y el
futuro de España y se perfila un enfrentamiento entre dos Españas: la España de
charanga y pandereta (autoritaria, reaccionaria y clerical) frente a la España de la
rabia y de la idea (tolerante, liberal y abierta al progreso).
Por otra parte, destaca un largo poema narrativo, “La tierra de Alvargonzález”, que
trata el tema de la codicia, producto de la dureza y la miseria de aquellas tierras, la cual
lleva a dos hermanos a asesinar a su padre. La sección llamada “Proverbios y cantares”
recoge breves poemas de tipo lírico o filosófico, que condensan profundas ideas en
pocos versos, a la manera de la lírica popular. Destacan también los poemas de
conmovedoras evocaciones de Soria o de Leonor, la esposa muerta: ambos temas se
entretejen admirablemente en el poema “A José Mª Palacio”.
NUEVAS CANCIONES (1924): Su impulso creador parece haberse frenado, y se
incrementa su interés por la filosofía. Es un libro breve y heterogéneo: poemas que
recuerdan los de Campos de Castilla, otros sobre el campo andaluz, algunos poemas
intimistas, poemas de circunstancias… Pero lo más característico es la inclusión de
nuevos “Proverbios y cantares”, en donde lo lírico cede el puesto a lo conceptual:
sentencias o pensamientos, frecuentemente paradójicos, unas veces triviales y otras
veces profundos.
Destaca "El crimen fue en Granada" en la que muestra el dolor y la rabia por el
asesinato de Federico García Lorca. En los años posteriores su producción poética es
escasa.
POESÍAS COMPLETAS (diversas ediciones en 1928, 1933 y 1936), con nuevas
series de poemas, como el “Cancionero apócrifo” de Abel Martín y Juan de Mairena,
poetas de su invención. Cabe destacar asimismo las “Canciones a Guiomar”, testimonio
de su nuevo y tardío amor. Es importante también su conjunto de poesías de guerra, en
las que se decanta por el bando republicano.

D) INFLUENCIA DE LA OBRA LITERARIA DE MACHADO.


Machado fue el poeta más importante de la Generación del 98. Buen conocedor de
los clásicos y de la poesía popular, su originalidad y mérito literarios estriban en
continuar y revitalizar nuestra tradición poética con la sensibilidad y hondura de sus
versos. Por ello, la corriente neopopularista de la Generación del 27, entre cuya nómina
de autores destaca Federico García Lorca seguirá el ejemplo de Machado para recrear
mediante un lenguaje simbólico toda la tradición de la poesía popular en el Romancero
gitano. Para autores de generaciones posteriores Luis Rosales (Generación del 40), José
Caballero Bonald (Generación de los 60) o Andrés Trapiello (Generación de los 80)
entre otros autores han utilizado a Machado como influencia principal en su obra.