You are on page 1of 4

CONTABILIDAD DE COSTOS

también llamada contabilidad analítica, es una rama de la contabilidad que acumula


internamente la información relacionada con los costos y
tiene como propósito predeterminar, registrar, acumular,
distribuir, controlar, analizar, interpretar e informar de los
costos de producción, distribución, administración y
financiamiento para el uso interno de los directivos. Así, la
contabilidad de costos sirve para evaluar la eficiencia de la
gestión que se está realizando y suministrar información
financiera y no financiera de forma clara, comparable y útil
para el proceso de toma de decisiones.

A través de estos, se puede llegar al desarrollo de las


funciones de planificación, control y toma de decisiones dentro de una empresa mediante
la aplicación de técnicas específicas.

La contabilidad de costos mide, analiza y presenta información financiera y no financiera


relacionada con los costos de adquirir o utilizar recursos en una organización. Proporciona
información tanto para la contabilidad administrativa como para la contabilidad
financiera. Por ejemplo, calcular el costo de un producto es una función de la contabilidad
de costos que responde a las necesidades de valoración de inventarios de la contabilidad
financiera y a las necesidades de toma de decisiones de la contabilidad administrativa
(por ejemplo, la elección de los productos a ofrecer). La contabilidad de costos moderna
adopta la perspectiva de que la recopilación de información de costos es una función de
las decisiones administrativas que se toman. Así, la diferencia entre la contabilidad
administrativa y la contabilidad de costos no está definida claramente y con frecuencia se
utilizan ambos términos de manera indistinta.

La contabilidad de costes se define como un sistema de información que permite la


valoración de los bienes y servicios derivados de la actividad productiva de la empresa,
cumpliendo para ello los principios contables generalmente aceptados.

Generalmente, por contabilidad de costos se entiende cualquier técnica o mecánica


contable que permita calcular lo que cuesta fabricar un producto o prestar un servicio. Es
un subsistema de contabilidad general al que le corresponde la manipulación de todos los
detalles referentes a los costos totales de fabricación para determinar el costo unitario del
producto. Por manipulación de los datos de costos debe entenderse su clasificación,
acumulación, asignación y control. Contribuye con el estado de resultados determinando
el costo de los productos vendidos; colabora con el balance general, determinando el
costo del inventario de productos en proceso y del inventarios de productos terminados.

En un sentido general, sería el arte o la técnica empleada para recoger, registrar y


reportar la información relacionada con los costos y, con base en dicha información, tomar
decisiones adecuadas relacionadas con la planeación y el control de los mismos.
LA CONTABILIDAD AGROPECUARIA

es el punto de partida para obtener la información confiable sobre el entorno que involucra
al proceso de la producción, estableciendo adecuados controles y reuniendo una
adecuada información que sirva a éste para la toma de
decisiones. Todo sector agropecuario debe hacer uso de la
contabilidad, cualquiera que sea la importancia de su
explotación, ya que así obtendría una mayor comprensión del
resultado económico y a la vez tiene un
mejor conocimiento para determinar si debe seguir en su
cultivo actual, diversificarlo, combinarlo o arrendar la tierra.

La contabilidad agropecuaria se aplica también a otros fines


tales como obtener información necesaria y correcta para
cumplir con los requisitos del pago del impuesto de la renta;
ayudar al finquero a planificar el mejoramiento de la
infraestructura de su finca, con lo que éste tendrá mayor
conocimiento sobre la gestión empresarial y
la rentabilidad del negocio, de acuerdo a los beneficios obtenidos en la explotación.
Asimismo, obtiene la información necesaria para hacer comparaciones entre periodos y
determinar si ha habido errores que en el futuro pueden ser corregidos de acuerdo a las
experiencias vividas, brindar la información necesaria para reunir los requisitos solicitados
por los entes financieros para el trámite de créditos.

La Contabilidad Agropecuaria es una rama de la Contabilidad General, netamente


especializada y su contabilización se realiza de la misma manera que la contabilidad de
costos industriales. Es el registro y ordenamiento de la información de las transacciones
practicadas en unidades económicas dentro de las empresas agropecuarias con el objeto
de cuantificarlas para tomar decisiones de carácter administrativo. Es el punto de partida
para obtener la información confiable sobre el entorno que involucra al proceso de la
producción, estableciendo adecuados controles y reuniendo una adecuada información
que sirva a éste para la toma de decisiones. Contabilidad Agropecuaria, es un sistema de
información financiera, que permite en cualquier momento conocer el resultado
económico y financiero, a través del procesamiento de las operaciones en términos de
débito y crédito registrados en las cuentas durante un período.

La Contabilidad Agropecuaria se aplica también a otros fines tales como:


• Obtener información necesaria y correcta para cumplir con los requisitos del pago
del impuesto de la renta.
• Ayudar al finquero a planificar el mejoramiento de la infraestructura de su finca, con lo
que éste tendrá mayor conocimiento sobre la gestión empresarial y la rentabilidad del
negocio, de acuerdo a los beneficios obtenidos en la explotación.
• Obtener la información necesaria para hacer comparaciones entre periodos y determinar
si ha habido errores que en el futuro pueden ser corregidos de acuerdo a las experiencias
vividas.
• Brindar la información necesaria para reunir los requisitos solicitados por los entes
financieros para el trámite de créditos
CONTABILIDAD BANCARIA

Hace referencia a que la misma es quien se ocupa de la capacitación, la medición y la


valoración de todos aquellos elementos financieros que
circulen internamente en un banco. Por otra parte
comprende también la actividad de control de
la información de todo el dinero que circule en una
entidad bancaria con el fin de suministrarles a los
gerentes bancarios, las herramientas para que puedan
realizar la toma decisiones que determinarán cuáles
serán los próximos pasos del desarrollo de la contabilidad
bancaria. En este sentido es fundamental que se tenga
en cuenta la particularidad que poseen los bancos, ya
que se debe analizar el proceso interno correspondiente
a la transformación de valores, con la finalidad
de poder ofrecer flujos de información mucho más
adecuados.

Para lograr esto, la contabilidad bancaria debe realizar un análisis técnico de todas las
actividades que se desarrollan en el banco; las particularidades por las cuales se destaca
la entidad; las posibilidades de la misma frente a la obtención de toda la información que
requiere y las necesidades correspondientes al flujo de la misma. Independientemente de
cual sea el caso, el objetivo más importante que posee el desarrollo de la contabilidad
bancaria es mejorar el mismo, aumentando el flujo de información económica que
respecta al banco en cuestión. De esta manera poder planificar una evolución de
los productos y servicios ofrecidos por el banco, será mucho más sencillo.

Aspectos primordiales de la contabilidad bancaria

La contabilidad bancaria, si bien suele aplicarse con las mismas normas que en cualquier
otro tipo de entidad financiera, generalmente en este caso, la misma va cambiando en
una manera dinámica, pero también exigiendo cierta flexibilidad en todos
los procesos donde intervenga. Es muy importante que consideremos, son tres los
aspectos que residen en la contabilidad bancaria, los cuales son,

 En primer lugar, el conocimiento real de los costos, para poder realizar


una reducción o una racionalización de los mismos.

 En segundo lugar esta el conocimiento de las rentabilidades de todos


aquellos productos o servicios que desarrollan los bancos, con el fin de una mayor
satisfacción de sus clientes

 El tercer aspecto que se considera en la contabilidad bancaria es el control


de las variables fundamentales, como por ejemplo, los riesgos que los bancos
están propensos a asumir durante el desarrollo de todas sus actividades.