You are on page 1of 26

REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

“PA RTICIPACION
– ACCION Y FILOSOFIA”

Autor: Prof. Gerardo Barbera

UNIVERSIDAD DE CARABOBO
FA C U LTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
VALENCIA - ESTADO CARABOBO, VENEZUELA

RESUMEN
Esta reflexión es fruto de un trabajo realizado en equipo, con la
colaboración activa de todos los participantes, que durante el proceso de
investigación dieron el mejor esfuerzo, para poner en práctica los elementos
metodológicos propuestos por el Método de Investigación Acción
Participativa. Desde el cual se planteó la necesidad de aumentar el nivel
de participación de los alumnos de la sección “15” de “Ética Profesional”,
de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo,
con la finalidad de mejorar la actitud de los estudiantes a las asignaturas
filosóficas. Para alcanzar estas metas, se planificaron varias sesiones de
clase, en donde, con la participación de todos se planteó el problema, y
se planificaron las estrategias didácticas a seguir con el objetivo de
favorecer la actitud de los alumnos hacia las clases de filosofía. Se
demostró, que por lo menos en el caso de la sección “15” de Ética
Profesional, el haber aplicado el Método de Investigación Acción
Participativa llevó a los alumnos a ser protagonistas a lo largo de todo el
proceso. La participación de los estudiantes fue de alto nivel en todos los
pasos del proceso de enseñanza-aprendizaje de la Ética Profesional, y en
consecuencia, los alumnos mostraron un nivel alto de actitud favorable, lo
cual facilitó el proceso de enseñanza aprendizaje de la asignatura Ética
Profesional.
Palabras clave: Participación, Acción, Estrategia, Filosofía
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

PA RTICIPATO RY ACTION AND PHILOSOPHY


ABSTRACT
This analysis is the product of a team work which was characterized
by the active collaboration of all of its participants who along the whole
research process did their best to put into practice the methodological
elements proposed by the Participatory Action Research Method. The
team members raised the necessity of increasing the level of participation
of the students attending section fifteen of the subject Professional Ethics
at the School of Education, University of Carabobo with the intention of
improving the attitude of students taking philosophy classes. To achieve
these goals several class sessions were planned in which, with the
cooperation of all of the participants, the problem was set up and didactic
strategies to follow were proposed. The application of this research method
led the students of section fifteen not only to assume a chief role along the
teaching and learning process, but also to show a positive attitude towards
the subject which in consequence led them to a better performance in
Professional Ethics .
Key words:Participation, Action, Strategy, Phylosphy

Situación Problemática
La Filosofía se presenta como una asignatura “extraña”, como una
disciplina cuyo nombre, la mayoría de los estudiantes apenas han
escuchado. Y si por casualidad el alumno ha tenido contacto con textos
filosóficos, casi siempre se trata de “seudo filosofías”, probablemente de
carácter oriental; pero que tienen muy poco que ver con la Filosofía
Occidental, en donde se enseñan asignaturas como la Lógica, la Ontología,
la Metafísica Aristotélica,laÉtica,la Antropología Filosófica, Teoríadel
Conocimiento, Filosofía de la Ciencia, Filosofía de la Educación,
Epistemología, Historia de la Filosofía, y las diferentes corrientes del
pensamiento filosófico occidental.
En la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de
Carabobo, el pensum de estudio del año 1996 presenta en su estructura
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

cuatro asignaturas adscritas al Departamento de Filosofía: Fundamentos


Epistemológicos, Filosofía Antropológica, Filosofía de la Educación y Ética
Profesional, cursadas en el primer semestre, segundo semestre, tercer
semestre y sexto semestre, respectivamente.
El nombre de las asignaturas y los contenidos parecen impresionar a
los alumnos de la Facultad de Educación, desde el mismo inicio de la
carrera y probablemente ocasione prejuicios negativos hacia las asignaturas.
Por otra parte, por no haber en Carabobo la especialidad en Filosofía, se
hace difícil encontrar profesores especialistas en el área y, además, no
existe una bibliografía adaptada al nivel de formación académica de los
alumnos de la carrera de educación. Todos estos factores van creando un
clima no adecuado para el proceso de enseñanza- aprendizaje de las
asignaturas del área de Filosofía.
Otra dificultad consiste en que la mayoría de los contenidos no son
relacionados con la vida y algunos alumnos han manifestado, que ni siquiera
le encuentran relación con la carrera de Educación; parece ser,quelas
asignaturas de Filosofía sobraran, que no tuviesen un lugar significativo
dentro del pensum de estudio.
El problema de ver como algo “extraño” las asignaturas de Filosofía,
puede que esté relacionado con la situación estructural y geofísica del
Departamento de Filosofía, ya que es el único en su naturaleza en toda la
Universidad de Carabobo.
En el Estado Carabobo no existe un centro filosófico, ni en los estados
vecinos, como Aragua, ni en Cojedes, ni en Yaracuy. El Departamento
puede ser concebido como una isla incomprendida. No ocurre lo mismo
en Caracas, Zulia, y Mérida, donde existen varios centro universitarios
con escuelas de Filosofía, con publicaciones propias y con una cultura
académica donde las asignaturas de Filosofía tienen un lugar significativo y
se les da la importancia real a las mismas como fundamentos de la visión
existencial, profesional y epistemológica de los egresados.
Las asignaturas filosóficas están dirigidas a ayudar a responder
interrogantes existenciales, tales como, ¿cuál es el sentido de la vida?,
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

¿para qué educo?, ¿qué persona quiero formar?, ¿qué significa ser
educador?. La relación entre la filosofía, la educación y la sociedad, y
cuáles son los fundamentos de los conocimientos alcanzados, ¿son
relativos?, ¿absolutos? ¿pertenecen a cuál paradigma? ¿son objetivos?
¿no importa fundamentar los conocimientos? ¿qué es la verdad?, entre
muchos otros interrogantes.
El efecto de todos estos elementos mencionados puede observarse
en el bajo nivel de frecuencia de participación de los alumnos en las clases
de cualquier asignatura filosófica. Las clases parecen una prueba de
resistencia y de paciencia. Esta situación dificulta la tarea de motivar a los
alumnos hacia los estudios de las asignaturas de Filosofía.
Una de las probables causas de la actitud negativa de los alumnos
hacia las asignaturas filosóficas, puede consistir, en que las mismas se
presentan como un conjunto de contenidos demasiados abstractos, de
lenguaje altamente especializado, fuera del alcance de la mayoría de los
estudiantes. Además, casi siempre los contenidos suelen ser presentados
ajenos a la cotidianidad, y que poco o nada tienen que ver con la vida
concreta de los alumnos; es decir, las asignaturas filosóficas no le crean
interrogantes significativos a los estudiantes, y solamente se convierten en
obstáculos que deben ser superados con los exámenes. Por lo que en
este ejercicio se utilizó la metodología de Investigación Acción Participativa,
con el fin de que los alumnos participen de manera real y efectiva desde el
mismo inicio del proceso de investigación.

¿Cómo ha definido el grupo su propio problema?


En el Método de Investigación –Acción Participativa, se plantea,
que desde el inicio del proceso de investigación, la participación del grupo
como sujeto protagonista y responsable de la totalidad del proceso es
esencial.
De tal manera, que la primera tarea consistió, en construir las
condiciones adecuadas para que el grupo, una vez propuesto el tema,
comenzara a reflexionar hasta que el problema surgiera del análisis grupal.
Teniendo en cuenta que se perseguía conseguir un mayor nivel de
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

participación del grupo en la formulación del problema, se dedicó en el


salón de clases los últimos treinta minutos a una actividad de reflexión, en
donde los alumnos, de manera particular, en una hoja blanca, fueron
invitados a escribir una lista, con los principales problemas que ellos habían
vivido, en torno a las asignaturas de Filosofía que habían cursado, sin
importar el orden de dichos problemas.
Los alumnos que conformaron el grupo de investigación pertenecían
a la asignatura “Ética Profesional”, que se dicta en el sexto semestre,
después de haber cursado tres asignaturas de filosofía: Fundamentos
Epistemológicos, Filosofía Antropológica, Filosofía de la Educación.
La propuesta cayó de sorpresa, dos alumnos preguntaron el “para
qué” de la actividad. Respondí que se trataba de una evaluación del
Departamento en función de nuevo diseño curricular que la Facultad estaba
elaborando. La razón pareció convincente. En la primera sesión
participaron 30 alumnos, las respuestas con sus respectivas frecuencias
fueronlassiguientes:
•Las clases son aburridas, sin motivación (24 veces)
•Bibliografía no adecuada al nivel de los estudiantes (21 veces)
•La bibliografía utilizada es complicada (21 veces)
•Poca participación de los alumnos (20 veces)
•Los profesores no saben explicar (20 veces)
•El lenguaje elevado de los libros (19 veces)
•Los profesores hablan mucho (18 veces)
•La forma de evaluación (14 veces)
•La postura ideológica de algunos profesores (14 veces)
•No me gusta la Filosofía (14 veces)
•La Filosofía es difícil (12 veces)
•La Filosofía tiene mucho contenido (11 veces)
•El lenguaje de algunos profesores es muy técnico (11 veces)
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

•Falta de estudios previos en bachillerato (11 veces)


•Desconocimiento de la relación de la Filosofía con las menciones
(10 veces)
•La Filosofía no se entiende (9 veces)
•Falta de tiempo para leer tantas cosas (8 veces)
•Poca relación de los contenidos con la situación actual (6 veces)
•Las exposiciones de los alumnos son fatales, nadie entiende (4 veces)
•Ruido en las aulas de clases (3 veces)

En esta primera sesión, no hubo propiamente una actividad del grupo


como una totalidad, solamente se realizó una actividad individual parecida
a un examen escrito, pero no hubo intercambio entre los miembros del
grupo. El segundo paso consistió en ampliar la participación del grupo y
en globalizar las respuestas en torno a dimensiones básicas más generales,
como pueden ser: el contenido, las estrategias de clases, el profesor,el
alumno, la bibliografía, etc. Y a partir de esa globalización formular un
problema que pueda ser abordado por el grupo en las siete semanas de
clases que nos quedaban.
Durante el segundo encuentro el grupo fue dividido en cuatro
subgrupos, dos de nueve integrantes y dos de ocho. La propuesta fue que
cada pequeño grupo tomaría una dimensión, desde la cual formularía un
problema que realmente pudiese ser abordado por el grupo en el tiempo
de clases que nos quedaba, quedando organizados de la siguiente manera:
•Grupo 1: “El profesor”
•Grupo 2: “El alumno”
•Grupo 3: “La bibliografía”
•Grupo 4: “Las dinámicas”

La actividad de reflexión en los pequeños grupos tenía una duración


de treinta minutos. La mayoría de los alumnos participaron de manera
activa, pero en todos los grupos de reflexión se notaba que algunos alumnos
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

no participaban, era como si estuviesen fastidiados o esperando el final de


la clase para comenzar a vivir de nuevo. Parecía una actividad de clases,
pero no una reflexión acerca de un verdadero problema. Es decir,“los
alumnos le estaban haciendo caso al profesor”.
Después de treinta minutos, donde algunos alumnos sí reflexionaron,
se pasó a la plenaria en donde cada grupo presentó el problema en un
papelógrafo, preferiblemente en forma de pregunta o de una frase que
llamaraalareflexión:
•Grupo 1: “La mayoría de los profesores no saben explicar “
•Grupo 2: “Poca participación de los alumnos”
•Grupo 3: “La bibliografía es complicada y escasa”
•Grupo 4:“Todas las clases son expositivas por parte de los
profesores”

Se hizo ver que a pesar de que hubo un nivel de participación y


reflexión aceptable, no todos participaron y que en vez de plantear un
problema, se escogió, según la dimensión que le había tocado a cada
grupo, la alternativa de mayor frecuencia. Sin embargo, había que seguir
avanzando. Era necesario escoger una de las alternativas propuestas o
elaborarotraqueglobalizaralascuatroalternativas, paralocuallosalumnos
se organizaron en un solo grupo general y se colocaron los pupitres en
forma de “Herradura”, quedando al frente los cuatros papelógrafos con
las anteriores propuestas, de manera que se pudiese formular el problema
que se deseara abarcar, teniendo como criterio el tiempo de clase que nos
quedaba en el semestre.
La primera alternativa que surgió como problema fue:
“Definitivamente, los profesores no saben explicar, son aburridos, puro
hablar de cosas sin sentido”. Luego pregunté al grupo: “¿qué podemos
hacer?”. De pronto hubo una especie de silencio, todos se miraban sin
saber que decir, hasta que alguien soltó la solución: “fuera todos los
profesores de Filosofía”, algunos rieron la salida del bachiller, otros me
miraron como con cierto temor, esperando una respuesta severa o una
llamada de atención del profesor.
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

Volví preguntar al grupo: “¿Cuándo comenzamos?, me parece muy


buena la propuesta, se trataría de hacer una lista de todos los profesores
de Filosofía, total son solamente catorce, yo los conozco a todos,
colocaríamos al lado de los nombres las causa por las cuales exigimos su
expulsión de la Universidad, hacemos una campaña, llevamos la lista a los
medios de comunicación, viene el escándalo y a ver que sucede... ¡claro!,
esa lista llevaría la propuesta de mi propia expulsión, ¿les parece bueno el
plan de acción?”.

Las respuestas comenzaron a surgir:


__ “Profesor,¿ustedestáloco?,anosotrosesaquiennosvanaexpulsar”,
“déjese de cosas profesor, mire que usted es capaz”, “en realidad no son
todos los profesores...”, ”mejor buscamos otro problema... ”
La última frase pareció la solución salomónica, sin embargo insistí:
__ “Si el problema es el profesor, el problema es el profesor y
punto”—Ya la actitud había cambiado. En el fondo todos sabíamos, que
eso de “expulsar a todos los profesores de Filosofía” no era muy en serio.
Sin embargo, había que formular un problema.
Los alumnos comenzaron a intervenir, “yo creo que el problema no
es el profesor, sino las dinámicas que utilizan...”, “yo creo que las cosas
mejorarían si bajaran el lenguaje a nuestro nivel, nosotros no somos
filósofos...”, “ a mí me parece que nosotros tampoco ponemos de nuestra
parte” – Hubo otras intervenciones, pero no pude copiarlas. Por el tiempo
que nos quedaba de clase tuve que intervenir:
__ Mejor vamos precisando un poco más. A ver, qué propuestas
hay. Les recuerdo que deben ser realmente abordables por nosotros, en
el tiempo de clase que nos queda en el semestre.
En definitiva, después de algunas intervenciones quedaron dos
propuestas:
1. “¿Cómo hacer dinámicas las clases de Filosofía?”
2. “Mejorar la participación de los estudiantes”
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

Lesdije:
__ “Bueno, hay que escoger uno de los dos problemas, o formular
uno nuevo que los abarque a los dos”.
Comenzó la discusión. Es bueno aclarar que ya, en ese momento, la
participación de casi la totalidad del grupo era activa. Por lo menos, la
motivación para la reflexión se había logrado. Intervine:
__ Bueno, ya que son treinta y cinco, número impar, podemos
someterlo a votación, total en nuestro país somos expertos en asuntos de
elecciones.
A todos les pareció bien y la primera propuesta resultó ganadora
con 22 manos levantadas, el problema quedo así: “¿Cómo hacer más
dinámicas las clases de Filosofía?”. Cuando las cosas parecían haber
terminado, y algunos alumnos comenzaban a recoger sus cuadernos, volví
aintervenir:
__ Un momento, hasta aquí está muy bien, pero aclaro, eso de:
“¿cómo hacer más dinámicas las clases de filosofía”, más que un problema,
parece el título de un libro o de un manual para los profesores”. Yo creo
que hay que hacerlo más concreto y que se pueda abarcar en las semanas
que nos quedan, tendríamos que buscar una posible solución aplicarla y
evaluarla, ¿qué les parece?.
La reacción surgió: “no, profesor, usted lo único que hace es anotar
y anotar, como si fuese un secretario, ¿por qué no lo hace usted”, “si
verdad, profesor, —Insistió otro—, por qué no lo hace usted”.
El tiempo estaba en mi contra, los alumnos tenían esa especie de
“fastidio” que da minutos antes de terminar la hora. Y en el fondo ellos
tenían razón, mi participación no podía reducirse a ser el secretario y
facilitador de la dinámica grupal. Por otra parte la participación del grupo
en el planteamiento del problema se había logrado, todos estaban
interesados, y habían propuesto el área problemática a tratar, “hacer más
dinámicas las clases de Filosofía”. Después de mi participación como
“técnico” el problema quedó planteado de la siguiente manera: El
problema, resultado de este ejercicio consistió en la necesidad de aplicación
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

de estrategias didácticas, que permitan convertir en aprendizajes


significativos los contenidos de la asignatura de Ética Profesional, para
aumentar el nivel de participación de los alumnos de la sección “15” del
sexto semestre, durante el lapso del segundo semestre del 2000, de la
Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Carabobo.

OBJETIVOS DEL ESTUDIO


Objetivo General:
Aumentar el nivel de participación de los alumnos de Ética General
de la sección 15, a través de la aplicación de estrategias didácticas, basadas
en aprendizajes significativos.
Objetivos específicos:
a) Realizar un diagnóstico participativo para determinar el problema,
en los alumnos de la sección 15 de Ética Profesional.
b) Planificar las estrategias didácticas a ser aplicadas a los alumnos
de la sección 15 de Ética Profesional, para aumentar el nivel de participación
de los mismos.
c) Aplicar las estrategias didácticas para aumentar el nivel de
participación de los alumnos de la sección 15 de Ética Profesional.
d) Evaluar el efecto de las estrategias didácticas aplicadas a los
alumnos de la sección 15 de Ética Profesional para aumentar el nivel de
participación de los mismos.

Justificación del estudio


El presente trabajo se enmarca dentro del campo de las estrategias
didácticas adecuadas para llevar a cabo el proceso de enseñanza de las
asignaturasfilosóficas.
De acuerdo a Rodríguez (1989:15), “la filosofía, por lo tanto, no es
contemplación pura, lejana de la realidad, sino reflexión crítica, que se
entromete en el movimiento de la vida”. Por lo cual, la Filosofía se presenta
como el conjunto de conocimientos que fundamentan las opciones
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

transcendentales del hombre, en cuanto le dan sentido a su existencia y a


su labor profesional.
De manera especial, el docente está llamado por vocación a ser guía
de los miembros de la sociedad, es el “maestro” por excelencia. Por lo
tanto, el educador debe tener bases sólidas en cuanto al ser mismo de su
profesión. La educación es una tarea que apunta con la claridad posible
hacia horizontes definidos en cuanto al marco antropológico y en cuanto
al marco sociológico. Las bases de una formación sólida que dé sentido
a la tarea del educador se encuentra en la dimensión del conocimiento,
haciendo énfasis en lo referente al proceso mismo del conocimiento, y en
cuantoalaposibilidadycríticadelconocimientocientíficoyalaposibilidad
de llegar al conocimiento verdadero.
También la Filosofía otorga las herramientas necesarias para que
el estudiante elabore su propio marco antropológico, que le lleve a
optar por un modelo de persona ideal, que le facilite en su labor la
construcción de una sociedad más justa. Precisamente, la Filosofía
de la Educación le indica el para qué se educa, qué razones guían el
proceso de aprendizaje, hacia dónde se quiere llegar.Y en este sentido,
la Ética Profesional construye en el estudiante, ese campo moral que
lo forma, como el educador que responde a las necesidades de
orientación de los alumnos, con quienes llegarán a trabajar.
Las asignaturas filosóficas fortalecen dimensiones esenciales del
perfil del egresado, tienen como intención fortalecer la capacidad de
crítica y de tomas de opciones conscientes. Particularmente, la Ética
Profesional, tal como lo afirma Fagothey (1981:46): “El hombre
individual confía en su propia percepción para decidir el grado de
responsabilidad de sus actos, y en su propia conciencia para juzgar el
carácter bueno o malo, la bondad o la maldad de dichos actos”. El
educador se convierte en sujeto responsable de la moralidad de la que
va a ser maestro y guía.
De tal manera, que las clases de Ética Profesional deben formar
en cuanto a los fundamentos de la moral del educador, de ahí la
necesidad de la teoría, como elemento esencial de formación, pero
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

que cobra verdadero sentido si lleva al alumno a la reflexión sobre


elementos existenciales de su ser personal y profesional. Se trata, por
lo tanto, de buscar la manera, o las estrategias didácticas más adecuadas
para hacer de las clases de Ética Profesional “laboratorios” de vida, en
donde la reflexión y la formación sean prioritarias, y no la información
de acontecimientos históricos, a veces, totalmente ajenos a la vida y la
situación concreta.
Además, la indagación sobre los efectos posibles, en cuanto al nivel de
participación y de motivación, que se pueden alcanzar a través de aplicación
de estrategias didácticas, que se centren en procesos grupales, puede crear
un punto de referencia a los docentes, quienes piensan que la enseñanza de
la Filosofía no se lleva de la mano con eso de “recursos y estrategias”.
Es bueno señalar, que también se encuentra como un propósito de
este trabajo, el querer “poner en práctica” el Modelo de Investigación-
Acción-Participativa, como una propuesta metodológica adaptada a las
ciencias sociales, y de manera especial, dentro del campo de la Educación.
Desde aquí se propone, un proceso de investigación que tiende día a día a
ser un trabajo de equipo, y no la tarea de un ser “especial” escogido por
alguna divinidad, para que solamente él, como un individuo encerrado en sí
mismo, pueda alcanzar la verdad absoluta y guardarla como un tesoro.
La cuestión, en el fondo, se convierte en una propuesta
metodológica: es decir, no se trata solamente de una visión pragmática
que nace y muere en la resolución de un problema determinado. La
investigación no se reduce al proceso de resolución de problemas, como
quien realiza una carrera de obstáculos, el proyecto de investigación
consiste en caminar por el campo del saber, en donde las opciones
epistemológicas entran en juego. De tal manera, que la investigación se
convierte en una propuesta epistemológica, donde método y realidad se
implican y se complementan.

L A INVESTIGACIÓN ACCION PA RTICIPATIVA


El tipo de investigación es Investigación Acción Participativa (IAP).
La población estuvo conformada por 40 alumnos de la sección “15” de
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

Etica Profesional. La experiencia se realizó con el 100% de los estudiantes.


LaInvestigaciónAcciónParticipativaresultaser unaalternativaválida,dentro
del campo de las ciencias sociales, por adecuarse a su objeto de estudio,
que no es un “elemento físico”, determinado y predecible por las “leyes
eternas del Universo”, que pueden ser abarcados en su totalidad existencial
por los métodos “objetivos”, puesto que, definitivamente, el hombre es un
ser personal, cuya conducta no responde a las leyes de la física tradicional.
Se trata de afirmar lo específico del fenómeno humano y social, en
cuanto tal, y que por lo tanto, su estudio implica abrirse hacia nuevos
paradigmas epistemológicos, distintos al de las ciencias físicas tradicionales.
Se propone la opción de mirar la realidad social con lentes nuevos y mejor
adaptados, para la comprensión y la investigación, dentro de las ciencias
sociales y, de manera especial, dentro del campo de la educación, lo cual
conforma un ambiente sistemático adecuado para la aplicación del modelo
de investigación acción- participativa.
Dentro del sistema educativo, la investigación - acción - participativa
es aplicable desde el mismo inicio, en función de mejorar el proceso de
enseñanza – aprendizaje, permitiendo la liberación de las potencialidades
creadoras de los individuos y la movilización de recursos humanos, para la
solución de problemas y para la reflexión. Y, a partir de los mismos, generar
una nueva visión de la realidad, como consecuencia del nuevo método
planteado. En este sentido, Rodríguez J. (1989:30) nos habla acerca de la
importancia de la elección del método desde el mismo inicio del proceso:
Hoy más que nunca, la importancia del método es decisiva en
todos los sectores de la vida humana. Si, por ejemplo, queremos ir a
los Teques, la meta puede ser común, pero el camino distinto. Podemos
hacerlo: a pie, en bicicleta, en carro, en helicóptero. El camino
condicionará la visión de la realidad. Sobre todo cuando constatamos
que el método forma parte de la realidad, no será la misma visión de
los Teques si la hemos recorrido a pie o en carro o la hemos sobrevolado
en avioneta. No estamos discutiendo que una visión sea mejor que la
otra, sino señalando la diversidad de comprensión de esa pequeña
ciudad encantadora de los Teques.
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

Dentro de este ámbito, parece adecuado el modelo metodológico


deinvestigación- acción- participativa, presentado por Astorgay Van
der Bijl (1996:19), en su obra “Manual Diagnóstico Participativo”. Ambos
autores, partiendo de su experiencia de investigación en el área de las
ciencias sociales, específicamente, desde las comunidades, plantean la
necesidad de “sistematizar el trabajo”, para evitar que se pueda pensar
que la investigación- acción – participativa, carece de seriedad y que
puede ser cualquier cosa espontánea, que se puede llevar a cabo sin
ninguna disciplina de investigación sistemática. Estos investigadores
refuerzan este criterio, como necesario en la Investigación Acción
Participativa:
Las acciones transformadoras exigen a la organización seguir un
camino ordenado que incluya actividades como observar, preparar,
reflexionar y actuar. La gran mayoría de organizaciones populares están
de acuerdo con estas consideraciones. Sin embargo, existe una práctica
generalizada de actuar de forma espontaneísta e inmediatista. Es decir,
se actúa casi “de golpe”, sin la suficiente reflexión sobre los problemas
de los compañeros, sin discutir entre todos lo que si se quiere lograr,y
sin revisar críticamente las acciones realizadas. Este estilo de trabajo
provoca fracasos en nuestras acciones, por no apuntar a las necesidades
más importante de la gente y a los objetivos políticos de la organización.
Así, en vez de fortalecerse, la organización se debilita, desperdicia
esfuerzos y cae una y otra vez en los mismos errores. Entonces, las
acciones que realizamos no las podemos hacer “a tontas y a locas”. Es
necesario que el trabajo en la organización constituya un proceso
sistemático. Para cada acción nos hace falta seguir etapas ordenadas,
tanto antes como después de su realización. El conjunto de estas etapas
es el llamado “ciclo de trabajo”. Nos indica cómo proceder en el trabajo
organizativo, por dónde empezar, por dónde seguir y por dónde terminar.
En tal sentido, desde este modelo de investigación se proponen
algunos pasos esenciales del proceso, con el fin de facilitar la
sistematización y comprensión de los resultados y de propiciar la marcha
del proceso de investigación, que no puede ser un camino a ciegas o en
manos del azar, por lo que señalan las siguientes etapas:
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

1. Diagnóstico, que consiste en conocer los problemas de


nuestra realidad: Esta primera etapa es tal vez, la que define todo el
proceso de investigación, ya que determina el núcleo de la temática sobre
la cual se va a trabajar. En esta fase del diagnóstico, se sistematiza el
àrea problemática, a travès de la participación de todos los estudiantes
quienes son en realidad los que “sufren” el problema, y pueden definirlo
en su verdadero sentido, con la participación y orientación del Profesor.
Durante el proceso del diagnóstico, se hizo énfasis en la necesidad
de “cuantificar” los elementos que iban surgiendo, de manera tal, que no
se cayera en la mera subjetividad, sin ninguna referencia a la realidad.
Para lograr este objetivo, se tomó en consideración la frecuencia numérica
de los indicadores señalados por los alumnos. Así se lograba desde el
inicio del proceso el elemento participativo que lo define.
2. Planificación, consiste en preparar acciones para solucionar
los problemas: La planificación implica el proceso, mediante el cual se
preparan y se organizan las estrategias, que todo el grupo ha visto, como
alternativas necesarias para la solución del problema diagnosticado.
Durante el proceso de la planificación, el grupo, en función de los
objetivos propuestos, debe elaborar un plan de acción, en donde quede,
claramente señalado, las estrategias a realizar, la forma de llevar a cabo
esas estrategias, los recursos, los participantes, el tiempo de ejecución,
y la forma de evaluación.
3. Ejecución, se trata de realizar las acciones planificadas:
La ejecución es la etapa “crítica” de todo el proceso de investigación
planteado. En la planificación cobra sentido lo diagnosticado y lo
planificado.
La planificación es el proceso en el cual se realiza el plan de acción
elaborado por el grupo, teniendo como meta los objetivos planteados
en cuanto a la solución de los problemas definidos con anterioridad.
Durante este proceso, se realizan las acciones planteadas, utilizando los
recursos necesarios y propuestos durante la planificación, procurando
respetar el tiempo establecido.
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

4. Evaluación, valorar las acciones que hemos realizado: El


proceso de evaluación consiste, principalmente, en detenerse en el camino,
para, de manera grupal y participativa, reflexionar acerca de los resultados
alcanzados con la ejecución de las estrategias, y determinar hasta qué
punto los objetivos, en cuanto a la solución del problema de la Investigación,
fueron alcanzados.
Durante este proceso de evaluación se valoran, en cuanto a elementos
de la ejecución, lo referente a recursos, responsables, tiempo empleado,
la forma del trabajo. La valoración, durante el proceso de evaluación,
debe realizarse de forma sincera y realmente crítica, para tratar de ser lo
más acertado posible , con la finalidad de aprovechar lo positivo, y de no
cometer los posibles errores, que se detectan durante el proceso de
evaluación.
5. Sistematización, consiste en reconstruir las experiencias de
todo el proceso de trabajo: La sistematización se considera como el
proceso de establecer lo aprendido, en función de profundizar en la
Investigación, en cuanto tal. Por lo tanto, durante la sistematización, se
reconstruye el proceso desde el diagnóstico, hasta la evaluación, con la
finalidad de ampliar la conciencia y la visión de todo el proceso de
evaluación, de manera tal, que en un segundo ciclo dialéctico, la profundidad
adquirida permita un proceso de investigación de mayor alcance y de
resultados más transcendentales.
Una vez establecidos los pasos, se aclara que el criterio, desde el
mismo momento del diagnóstico será de trabajar de forma “participativa”,
de tal manera de ser lo más coherente posible con el modelo metodológico
propuesto. Astorgay Van der Bijl ( 1996:37) opinan, acerca del elemento
“participativo”, desde el proceso del diagnóstico y a lo largo de todo el
proceso de investigación propuesto:
En el diagnóstico participativo, los miembros de la organización son
sujetos de las actividades. Todo el proceso está en sus manos. Son ellos
los que toman las decisiones sobre qué diagnosticar, para qué y cómo,
de acuerdo a los intereses de la propia organización. La organización
busca la participación amplia y activa de sus miembros desde la definición
del problema hasta la formulación de conclusiones.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

El Método de Investigación Acción Participativa, se planteó como


un proceso educativo en sí mismo, en donde todos los participantes
aprovecharon, no sólo los resultados finales, sino todos los momentos del
proceso, como una oportunidad para compartir experiencias y
conocimientos.

APLICACIÓN DE LAS ESTRATEGIAS


Primera Estrategia:
Para la tercera sesión, después de haber planteado el problema se
aplicó la estrategia didáctica el “ Docente Antiguo- Docente Moderno”.
Para analizar el tema “ El Compromiso Moral de la Profesión Docente”
•Objetivo de la Estrategia: Motivar la participación de los alumnos
en cuanto a
•la reflexión sobre el papel moral de la profesión docente”.
•Tema de la clase: “El compromiso moral propio de la profesión
docente”.
•Alumnos participantes: 38 alumnos de Ética Profesional, de la
sección 15 del sexto semestre de Educación Tiempo: 90 minutos.
•Recursos : Papel bond (por lo menos ocho), marcadores de
colores,tirro, tijeras.
•Horario: - 7:30 AM – 9:30 A
7: 30 - 7:45 : Instrucciones – Motivación de entrada.
7: 45 - 8: 00 : Realización de los dibujos
8:00 – 8:45 : Reflexión grupal acerca del tema
8:45 – 9:15 : Reflexiones finales.

Ejecución de la actividad planificada


La actividad comenzó a la hora programada con los alumnos que
habían llegado al aula. Se tenía presente que el factor tiempo era
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

importante para conseguir los objetivos a través de la estrategia programada.


Comencé presentando el tema “ El papel moral de los educadores”,
tratando de hacer ver,desdeeliniciodelaclaselaimportanciadelaactitud
moral del profesor dentro del proceso de enseñanza escolar, y que no se
trataba de una profesión cualquiera, ya que la mayoría de los educadores
tendrían que trabajar con niños, lo que implicaba un compromiso en la
formación, y no sólo en la instrucción de los alumnos.
La primera tarea consistió en dividir a los alumnos en ocho pequeños
grupos, al principio estaban conformados por tres, o por cuatro alumnos.
Después de media hora de haber comenzado la clase, ya todos los grupos
tenían por lo menos cuatro participantes.
El ejercicio consistía en que los grupos impares (1,3,5,) dibujarían a las
maestras antiguas y a las alumnas antiguas, colocando al lado del dibujo
características positivas y negativas de ambos personajes. Los alumnos que
conformaban los grupos pares (2,4,6,) harían el mismo ejercicio, pero
dibujando a la maestra moderna y a las alumnas modernas.
En línea general y, como tono de resumen, se puede decir que en
cuanto al dibujo de la maestra antigua, dibujaron una maestra con cara
seria, con lentes, con vestido largo, con el cabello recogido y con una regla
en la mano. En cuanto a las características colocaron que era seria, regañona,
con vocación, repetitiva, memorística, castradora, poco dinámica y que, en
algunos casos, maltrataba físicamente a los alumnos.
En cuanto a la alumna antigua, la dibujaron con falda hasta dos cuartas
debajo de la rodilla, con medias largas, con moños, con cara tímida y con un
cuaderno en la mano. Como característica colocaron que era obediente,
tímida, poco participativa, no abierta al diálogo, temerosa de la mayoría de
sus maestras.
Los grupos que dibujaron a la maestra moderna, la describieron con
pantalones a la moda, con el cabello suelto, con actitud dinámica, con celular
y con un televisor sobre el escritorio. Las características fueron, moderna,
activa, creativa, dinámica, poco religiosa, reposera, preocupada porestar
al día en cuanto a los estudios, abierta al diálogo y democrática.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

La alumna moderna estaba vestida como “Shakira”, a la moda,


con celular, computadora, alegre y dinámica, otra tenía una falda corta
y elegante, ambas con el cabello suelto. Entre las características
resaltaron, participativa, creativa, dinámica...
Después pasamos a la plenaria. Se trataba de presentar las
reflexiones a través de los dibujos. Pasó un “secretario” por cada grupo.
Lo que presentaron fue la lectura de las características que habían
colocado a sus respectivos personajes, con algunos comentarios acerca
de los dibujos.
La reflexión al comienzo estaba lejos del objetivo de la clase, en
cuanto al tema del compromiso moral. La reflexión se presentó en torno
a la comparación de dos sistemas educativos, el antiguo y el moderno.
El nivel de participación iba creciendo, ya que algunos salieron en defensa
de uno y de otro estilo de docencia, “ la de ahora sólo piensa en los
triples y en el dinero y la de antes tenía más vocación “, por otra parte,
“Esa maestras de antes aplicaban el reglazo parejo”... etc.
Como el tema de la clase era otro, hice que se fijaran en otro detalle:
“¿Qué había en común entre todos los cuadros, ya sea de los modernos
y de los antiguos; es decir, entre los ocho dibujos independientemente
de la época que representaban...?”.
Al principio costó para que se dieran cuenta, pero se logró que
surgiera la semejanza, en todos los dibujos, la alumna y la maestra
respectiva se parecían, una parecía la copia de la otra, tanto en las
modernas, como en la antigua.
La pregunta, para llevar la reflexión al campo moral surgía: ¿Qué
significaba esta coincidencia?. Entonces llegamos a las reflexiones
principales del compromiso ético:
• “todo alumno tiende a copiar la forma de ser del maestro”
• “ en la educación se transmite una forma de ser, un modelo de
vida”
• “ el docente siempre es un modelo para sus alumnos”
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

• “ este proceso se da de manera inconsciente”


• “ la educación es esencialmente un compromiso de formar a los
alumnos”
La reflexión hacia el compromiso ético se había logrado, y la
participación de los alumnos fue de un nivel alto, y la clase fue motivada
desde la experiencia de vida real y no desde la lectura de libros de textos.
Pienso que el objetivo se logró de manera satisfactoria.
Evaluación de la experiencia
En cuanto a la actividad realizada en clase los alumnos manifestaron:
__ “ durante la clase del día de hoy nos encantó la actitud del profesor.
La clase estuvo muy divertida, participativa, dinámica y amena. Las
estrategias fueron muy buenas y significativas, donde se demostró que
trabajar en equipo da buenos resultados, porque todos participamos”
Otro equipo expresó:
__ “Muy dinámica, significativa. Se pudo comparar y discutir las
características de los maestros y alumnos tradicionales con los actuales,
esto nos dio una clara visión del cómo y cuánto ha cambiado el proceso
de enseñanza-aprendizaje. Se utilizaron estrategias que nos motivaron y
nos gustan más que las clases empupitradas y aburridas. Fue
participativa...”.
Otro de los grupos participantes, escribió:
__ “ Participativa y dinámica, dominio de las actividades por parte
de los alumnos, integración de todos los equipos en cuanto a la discusión.
Muy alegre y creativa. Motivación. Esperamos que este tipo de actividad
se repita, ya que fue muy significativa para nosotras.
Por otra parte, el otro grupo expresó:
__ “La experiencia en clase fue muy fructífera, porque cada uno de
los integrantes de cada grupo, aportó sus ideas para desarrollar la actividad
establecida, por lo tanto se logró una interacción entre todos, lo que se
logró gracias a las estrategias utilizadas, las cuales fueron las más adecuadas
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

para el objetivo que se buscaba. Sin embargo, a pesar del poco tiempo,
el objetivo se cumplió...”.
Y un último grupo, describió su experiencia, en los siguientes
términos:
__ “ La experiencia de hoy además de ser muy significativa, fue
muy diferente a las clases tradicionales de filosofía, pues tuvimos la
oportunidad de participar, de manera espontánea y así construir entre
todos el contenido de la clase, que se basaba en diferenciar las
características positivas y negativas del maestro y del alumno tradicional
del actual, con esto pudimos concluir que el alumno siempre se parece a
su maestro, porque él es un guía y su modelo a seguir.También pudimos
reflexionar sobre la importancia de ser un buen modelo de educador,ya
que en gran parte de nuestras actividades, dependerá de la aceptación
de nuestros alumnos. Con este tipo de dinámica, además de compartir,
se une más al grupo, podemos expresarnos libremente, desarrollar nuestra
creatividad, perder el temor a la hora de expresar nuestras opiniones, y
como si fuera poco, aprendemos el tema de la clase. Parece mentira,
pero a través de juegos y dibujos, de recuerdos, anécdotas, podemos
construir aprendizajes y comprender que lo complicado de la filosofía
depende de nuestra forma de afrontarla, y de las propuestas del facilitador

.

Segunda Estrategia:
Para la cuarta sesión se planificó la estrategia “ La Piñata y La
Reina”. Para el encuentro se realizó una piñata y la elección de la reina
de carnaval, simulando dos actividades que resultan muy comunes en
las labores educativas que se llevan a cabo en el mundo escolar,en
donde los alumnos de Ética trabajarán en un futuro cercano.
•7:30 AM – 7:45 AM Motivación
•7:45 AM – 8:15 AM La Piñata
•8:15 AM – 8:45 AM Elección de la Reina
•8:45 AM – 9:30 AM Reflexión grupal
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

La estrategia consistió, en partir de la experiencia y de la


descripción de ambas actividades, para desde ahí, reflexionar acerca
de los valores que se transmiten a los niños a través de estas
actividades.
La primera actividad a realizarse fue la piñata, a cargo de uno
de los grupos de alumnos. La actividad se realizó de la misma manera
que se realiza en la vida cotidiana. Fueron pasando “Los niños”, con
los ojos vendados, y se escuchó el tan conocido “Dale.. dale”, en
donde el coro celebraba el afán del participante en tumbar la piñata.
Luego todos perdieron el control y se lanzaron a la conquista de los
caramelos y regalos surgidos de la piñata rota.
La segunda actividad consistió en la elección de la reina de
carnaval del salón. Cada uno de los grupos de la clase eligió a su
propia Madrina. Las participantes pasaron al frente, y de forma
ordenada, fueron desfilando una a una frente a todo el público
presente, quien aplaudía a la candidata de su preferencia. Luego del
desfile inicial, cada una de las candidatas fue pasando al centro del
salón para que el público, con sus aplausos, le diese una puntuación...
hasta que quedaron las dos últimas finalistas, y las eliminadas pasaron
a sentarse, hasta que al final se eligió a la reina del salón, quien repartió
besitos a todos los presentes, mientras lloraba de la emoción...
Al finalizar las actividades, los grupos comenzaron la reflexión
acerca de los valores y antivalores contenidos en las actividades
realizadas, escribieron sus conclusiones, y un miembro de cada grupo
las expuso en una plenaria grupal, para facilitar el diálogo entre
todos...

Evaluación de la experiencia
Se utilizó para esta actividad una piñata con forma de cabeza de
payaso, en cuyo interior había caramelos y papelillos. Posteriormente el
equipo encargado ubicó a los participantes en forma de círculo, alrededor
de la piñata. A cada uno se le entregó una bolsita para que guardara las
cosas que agarrara.
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

Luego se avisó a los alumnos para que participaran en la piñata y se


comenzó a escoger a los que le iban a caer a palo a la piñata, a los cuales
se le vendaban los ojos con un pañuelo, y se le entregaba el palo para que
golpeara a la piñata hasta que la rompieran. Así sucesivamente fueron
pasando los alumnos, mientras que el resto del grupo gritaba y aplaudía
motivando al que en ese momento estuviese golpeando la piñata (con
palabras como “dale”, “arriba” “más abajo” etc.) con eso se despertaba
cierta algarabía y emoción, que iba creciendo conforme iban pasando los
alumnos.
Luego de tantos golpes, la piñata se rompió y cayó su contenido al
piso, luego todo el grupo se lanzó al piso, a recoger caramelos, sin importar
nada, si el piso estaba sucio, olvidándose de los amigos. Luego en el piso,
se quitaban los caramelos uno a los otros, hasta que llenaron lo más que
pudieron, cada cual su propia bolsita, algunos no agarraron nada, otros
agarraron mucho, el más fuerte o el más hábil tuvo éxito, luego todos se
pararon y entre risas y comentarios se fueron tranquilizando...
Como reflexión, la piñata siempre ha sido un elemento importante
dentro de las fiestas infantiles venezolanas, el hecho de tener una hermosa
piñata con el motivo de nuestra preferencia, en cuyo interior se encuentran
las gratas sorpresas: caramelos, juguetes papelillos, representa un mundo
de magia que todos quieren tocar.
Por el contrario de este hermosos relato, el hecho de romper una
piñata, conduce a sacar del interior toda esa agresividad.
• Valores: Compañerismo, amistad, tradición, alegría, entusiasmo.
• Anti-valores: competencia, agresividad, disgusto, envidia,
frustración.
Para “la elección de la Reina” se decoró el salón de acuerdo a la
ocasión, se utilizaron cadenetas de papeles, globos de colores, y
serpentinas. Luego el grupo expositor, llamó a una chica por grupo,
cada una debía mencionar su nombre y el grado que representaba.
Colocaron los nombres de los participantes en el pizarrón, y se procedió
a la elección de la reina.
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

Los alumnos tenían que levantar la mano a favor de la reina de su


preferencia. De tal manera, que la que tuviese mayor número de votos,
quedaría elegida como la reina del salón. Se presentó el caso, de que
dos participantes resultaron con el mismo número de votos, y como
sólo se debía escoger a una reina, se volvió a realizar el proceso de
votación hasta que quedó una ganadora.
En ese momento se vio la expresión de la cara de las participantes,
como de tristeza, pero al mismo tiempo de disgusto. Se coronó a la
reina, le entregaron un cetro, y una banda, le tomaron fotos, y repartió
caramelos...
•Valores: compañerismo, amistad, belleza, alegría.
• Anti-valores: envidia, preferencias, discriminación, frustración,
tristeza,cultoalofísico.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
Consideraciones Finales
En el presente trabajo de investigación fue ejercicio significativo la
aplicación consciente de una alternativa metodológica cualitativa, como
lo es el modelo de Investigación – Acción- Participativa. El método de
investigación- acción- participativa, permite trabajar con un grupo de
estudiantes en donde se puede observar que la mayoría de los
participantes logra un nivel alto de participación, desde la misma etapa
del diagnóstico hasta las evaluaciones de las experiencias, y de la
efectividad de las estrategias didácticas ejecutadas.
Sin embargo, la experiencia, como ese primer trago para captar el
sabor del buen vino dio resultados excelentes, por lo menos en el docente,
hasta el punto de sentirse identificado con el método en cuanto herramienta
de investigación en problemas comunitarios, y dentro del campo
educativo. Las estrategias aplicadas permitieron que todos los
estudiantes, reunidos en pequeños grupos pudieran tener la oportunidad
de participar activamente en la elaboración del proceso de enseñanza.
Por otra parte, las estrategias permitieron que el proceso de enseñanza
REVISTA CIENCIAS DE LA EDUCACION

comenzara desde las propias experiencias de vida de los alumnos, y no


de contenidos abstractos. Se hizo más palpable este aspecto en la
estrategia de la piñata, y de la elección de la reina.
Partiendo de la evaluación de los alumnos, y de las observaciones
del docente, como coordinador de las actividades, se aprecia que hubo
un cambio significativo en cuanto a la motivación y al nivel de participación
de los alumnos durante las clases. Por lo tanto, se puede afirmar que
los contenidos de las clases de Filosofía pueden llegar con mayor facilidad
a los alumnos y motivar su participación, si se aplican estrategias
didácticas adecuadas, que permitan a los alumnos comprender el
significado del proceso de enseñanza partiendo de sus propias
experiencias de vida concretas.
Cada día se hace más palpable que el problema no está en los
“contenidos abstractos de la Filosofía”, sino en la comodidad de algunos
profesores, que en algunas oportunidades se quedan solamente en análisis
abstractos aprendidos a veces en Latín, y que de manera consciente o
inconsciente piensan que la Filosofía no es una asignatura para todo el
mundo, sino para unos cuantos elegidos, divorciándola totalmente de la
vida concreta de los alumnos.
Se observó que el nivel de participación y el nivel de motivación
pueden hacer más comprensible el contenido de una clase de Filosofía.
Probablemente, “alguna vez en la vida”, a estos alumnos se les pregunte,
en qué consiste el compromiso moral del educador, la relación entre
ética y educación, los valores transmitidos en una piñata o en una elección
de reina de carnaval, no recordarán los contenidos abstractos de algún
tomo perdido, sino las estrategias que juntos hemos vivido...
Sin embargo, tengo que reconocer de manera responsable, que la
mayoría de las reflexiones se quedaron en el plano fenomenológico, “lo
que vivimos”. No se profundizó lo suficiente en cuanto al contenido
filosófico de la Ética, nos quedamos en las vivencias morales, en las
moralejas. Y eso en Filosofía no es suficiente, no se trata solamente de
hacer las clases “más bonitas”. Si lo único que el alumno asimila del
proceso son las anécdotas, entonces, los objetivos de la asignatura no
UNIVERSIDAD DE CARABOBO / FACE

se cumplen. Las estrategias de motivación son válidas como recursos


que faciliten el proceso de reflexión filosófica propia de la Ética
Profesional.
Sin duda queda un segundo reto, lo que está más allá del primer momento
vivencial, que realmente es necesario, pero no suficiente. ¿Cómo abarcar temas
comola libertad,laontologíadelosvalores,elfundamentoúltimodelaética,
laéticayelsentidodelavida...,tomandoen cuenta labibliografíafilosóficaal
respecto? En el próximo artículo contaré una nueva experiencia en este sentido.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Astorga. A.– Van Der Bijl. B. (1996) “Manual del Diagnóstico Participativo”.Ed.
CEDECO.

Bansart. A. (1993). “Autores de su propio desarrollo en La Investigación al servi-


cio de la comunidad”. Caracas. Ed. Fundambiente.

Blandes. J. (1996). “La investigación – Acción: un reto para el profesorado”.Bar-


celona- España. Ed. Inde.

Cerda. H.(1991). “Los elementos de la Investigación” Bogotá. Colombia. Ed. El


Buho.

Fagothey.A. (1981). “Ética, Teoría y Aplicación”. México. Ed. Interamericana.

Gevaert. J. (1978). “El Problema del hombre”. Salamanca. Ed. Sígueme.

Lima. L. (1983) “ La Investigación- Acción, una vieja dicotomía”. Lima. Ed. Celats.

Rodríguez. J. (1989). “¿Cómo hacer Filosofía?”.Los Teques. Ed. Salesiana.