You are on page 1of 3

ANAFORA

 ¡Abajo la tiranía, abajo la opresión, abajo la monarquía!


 Pierdo dinero, pierdo amigos, pierdo
 Ernesto, aquel que escribió grandes poemas, ha ganado un premio.
 Corre y corre que así nunca te atraparán.
 Romeo y Julieta están enamorados, ella sufre en soledad y él planea encontrarla.
 La brisa entre los abedules, la brisa entre los robles, la brisa entre los nogales, la brisa entre
los abetos.
 Quien se animara a enfrentarlo, quien se animara a desafiarlo, quien se animara a
confrontarlo.
 Ya llegamos, ya nos vamos.
 Lucharemos en las playas, lucharemos en los aeródromos, lucharemos en los campos y en
las calles, lucharemos en las colinas, nunca nos rendiremos
 La diosa de la guerra, aquella a la que se le ofrecían sacrificios, era la más venerada.
 Aquí están los detenidos, aquí está la policía.
 Pensado en vos, pensando en mí, pensando en nosotros.
 No entiendo a los que se rinden, no entiendo a los que no luchan.
 ¡Vivan los novios, vivan los enamorados!
 Tonto para leer, tonto para escribir, tonto para escuchar.

HIPERBATON

1. Caían como lluvia las hojas de los árboles otoñales.


2. No lo quiera tu madre.
3. Perplejo me he quedado.
4. Mi hogar, lejos se encuentra.
5. Suavemente cantaban las aves cada primavera.
6. Es bella la sonrisa que ilumina tu rostro.
7. Visitaba la vieja ciudad, como cada verano.
8. Admirable la música compuesta por el excéntrico Mozart.
9. Regresarán exhaustas las aves del sur.
10. Bellos son tus ojos café.
11. Ríen los niños en el parque.
12. Marrones hojas cubren el suelo.
13. Visitan la costa las aves hambrientas.
14. Bellas son las nubes que cubren la luna brillante.
15. Tibias son las aguas que bañan las costas.
16. A sus hijos la madre protege en medio de la tormenta.
17. Con suavidad las hojas eran movidas por la brisa de verano.
18. Anonadada por sus expresiones, la joven decidió abandonar el lugar.
19. Sonreían los jóvenes enamorados en medio de la muchedumbre y el bullicio.
20. A la muchedumbre el anciano le dio sus sabios consejos.
21. Jugaban alegremente entre los altos pinos.
22. Comprendía la muchedumbre que con esa pequeña ayuda nada alcanzaba.
23. Entre la neblina y la oscuridad se asomaban los ojos del temeroso animal.
24. Asustados corrieron a los brazos de sus madres.
25. Suave es tu cabello rojizo.
26. Dichosos los ojos que te ven.
27. Con emoción cantaban los jóvenes el himno.
28. Derramaban lágrimas de alegría.
29. Tristemente los jóvenes debieron despedirse una vez más.
30. Fríos son los días en el norte.
METÁFORA

“Tus ojos son perlas.” En las metáforas puras, se coloca el término real y se lo identifica con
uno imaginario por medio del verbo ser.

“Tus ojos, luceros de tu rostro.” En este caso se coloca el término real y, seguido de una
coma, el imaginario.

“Los luceros de sus ojos.” En esta figura retórica, se compara un elemento imaginario con uno
real, que en este caso son luceros y ojos. Es una forma de decir que los ojos son como luceros,
por su semejanza.

SIMIL
Se reía como un niño.
Sus ojos son azules como el mar.
Se cayó al suelo cual saco de papas.
El plato principal es una suerte de paella.
Sus rizos eran dorados cual el sol de verano.
El niño era rápido como la luz.
La luna es como una uña gigante.
Sus dientes eran blancos cual las perlas.
Su tono de voz era una suerte de melodía.
Era como un loro, no dejaba de repetir lo que yo decía.

PERSONIFICACION
El árbol abrazaba a aquel pequeño arbusto desprotegido ante el furioso viento que peinaba la
copa de los sauces.” En este caso, se le atribuye al árbol una acción humana, la de abrazar. Al
viento, la cualidad de furioso y la acción de peinar, propias del hombre.
“La muerte llegó y sorprendió al anciano mientras caminaba por el bosque.” En esta oración,
es la muerte a la que se le atribuye la acción de llegar a un lugar, propia de seres animados.
“Todo lo mira la luna de abril, ella sigue las olas que se tienen que ir” (Luis Alberto Spinetta) En
esta canción, se le atribuyen a la luna acciones de seres animados, como lo son mirar y seguir.
“El conejo estaba seguro de que podría vencer a la tortuga, que se desplazaba muy
lentamente. Es por esto que decidió relajarse y visitar a sus amigos. Cuando se dio cuenta, ya era
tarde, la tortuga, con su paso lento pero constante, había alcanzado la meta y lo venció.” En este
fragmento, tanto la tortuga como el conejo tienen cualidades humanas: compiten, se relajan,
visitan amigos, entre otras cosas.
“La bicicleta se quejaba por los años que tenía. Sus ruidos se escuchaban hasta el otro lado
de la casa.” Aquí la bicicleta es la que se somete a una personificación ya que se dice que esta se
queja, actitud propia de seres humanos o animales.
“La flor lloraba y gritaba cuando se dio cuenta de que el niño la abandonaba para nunca volver.
Le suplicó que le haga compañía y tuvo que dejar de lado su orgullo por primera vez.” En este
caso, es la flor la que adquiere rasgos y acciones humanas.
“Cada vez que el tren llegaba a la estación chillaba, por lo que todo el pueblo advertía que
alguien nuevo llegaría al lugar o bien, lo abandonaría para comenzar una nueva vida en la
furiosa ciudad.” Aquí, al tren se le atribuye una acción propia de un ser animado, mientras que a
la ciudad una cualidad del mismo tipo.
“Las plantas, como cada mañana, se desperezaron al ver los primeros rayos de sol que
cubrían sus hojas.” En esta oración, las plantas realizan una acción propia de los seres humanos
o animales: desperezarse.
“El perro sonrió de alegría al ver que el niño regresaba de su primer día de clases. Se acercó y
le movió la cola”. En este fragmento se le atribuye al perro una acción propia de los seres
humanos: sonreír.