You are on page 1of 5

Presentación.

Nombre: FELIX EMANUEL

Apellido: Paredes García

Numero: 24

Curso: 4to B.SEC

Materia; Ciencias Sociales

Profesor: Jonathan muñoz


La agricultura.
Para empezar el tema de la agricultura debemos saber
que el origen de la palabra viene del latín, formada de
ager, agri (campo de cultivo) y cultura (actividad del
cultivo, cultivado, ver: cultura), derivada del verbo
colere (cultivar, habitar). De ahí también la palabras:

Agricultor con el sufijo -tor que indica agente, o sea,


"el que" hace agricultura.

Agrimensura, formada con mensura, o sea, arte de


medir terreno.

Agrícola con la raíz col- (del verbo colere y significa a


la vez cultivar y habitar) y el sufijo -a (agente, que
realiza algo), que encontramos en palabras como
cavernícola y terrícola. Hoy usamos agrícola con el
valor adjetivo de algo relativo a la agricultura, pero en
latín era un sustantivo y significaba agricultor, el que
realiza la actividad (-a) de cultivar (col) un campo (agri-
).

La palabra latina ager se asocia con la raíz


indoeuropea *agro(s)- , presente en el griego αγρός y
de ahí las palabras agrónomo, agronomía y agrología.
El verbo colere es vinculado con *kʷel- (revolver,
mudar) que comparte con el griego κύκλος (kyklos =
rueda), y de ahí las palabras: ciclo, bicicleta,
motocicleta, enciclopedia, ciclón.
La agricultura ha cambiado bastante ya que la
agricultura moderna se caracteriza por el empleo de
ciencia y tecnología. Ahorrando recursos económicos y
temporales e incrementando la cantidad y calidad de
los productos.

Este modelo de cultivo nace con la finalidad de


responder a las necesidades de los mercados,
comercializando miles de toneladas. Dicho empleo de
técnicas y maquinaria avanzada reducen riesgos como
la dependencia de factores climáticos o la mano de
obra, incorporando sistemas mucho más eficaces.

Sin embargo aquí verán algunas de las características


de la agricultura moderna:

 Es caracterizada por incorporar la ciencia y la


tecnología para ser más eficiente.
 Ahorra recursos como tiempo y dinero logrando así
una mayor producción en cantidad, calidad y
beneficios en general.
 Utiliza técnicas de automatización para reducir el
riesgo de la dependencia eliminando así problemas
muy frecuentes como el clima y la acción de mano
de obra.
 Se puede ahorrar mucho tiempo en acciones como la
cosecha e incorporando máquinas de tipo
cosechadoras que trabajan automáticamente y con
una alta eficiencia.
 El mantenimiento es más completo y minucioso
respecto a los fertilizantes, control de plagas entre
otras.
 La capacidad productiva es mucho mayor y responde
a las necesidades del mercado.
Pero en cambio la finalidad de la agricultura tradicional
siempre ha sido subsistir. Dicha técnica se
caracterizaba por la carencia de tecnificación y
tecnología. De manera que su producción era escasa y
se limitaba para el propio consumo del agricultor y su
familia.

Las herramientas básicas de esta labor eran la hoz, la


azada o la pala, excepto en situaciones extraordinarias
donde el agricultor poseía un tractor. Aun así su
rendimiento no era utilizado en su máximo potencial.

En la actualidad, las personas que mantienen una


agricultura similar siguen consiguiendo resultados
parecidos, debido a la exclusiva dependencia de las
capacidades físicas de los trabajadores.

En lo siguiente verán algunas de sus características:

 Practicada en pequeñas propiedades utilizando


técnicas rudimentarias, artesanales antiguas.
 Tiene como objetivo principal el autoconsumo,
subsistencia o agregado familiar.
 Requiere mano de obra y en algunos casos ser
impulsado por tractos como el uso de animales.
 fue utilizado por varias culturas (Poli cultura).
 Productividad y rendimiento bajo.
 Se necesita un control y estar permanentemente
ocupado (intensivo).
 Elevado porcentaje de población agrícola.
 Organización de tipo tribus o familiares.
 Conocimientos técnicos básicos para poder
mantenerlo.
Así terminamos sabiendo que Por los años 90, la brecha
entre la producción de productos de cultivos
tradicionales y modernos era muy pareja sin mucha
diferencia pero sin embargo a partir del año 2000 se
empieza a ver una cierta diferencia que empieza a subir
de forma notable.

La agricultura moderna empieza a tomar forma donde los


productos principalmente exportables presentan un
despegue importante, creciendo a una tasa promedio
anual de 6,65% mientras que la agricultura tradicional se
mantenía a un ritmo mucho menor de un 2.20%.

Actualmente esta información sigue manteniendo esa


gráfica y es probable que por la alta demanda así como
el rendimiento de la agricultura moderna esta siga
subiendo de forma considerablemente.