You are on page 1of 20

INSTITUTO NORMAL RAFAEL LANDIVAR

MAZATENANGO, SUCHITEPÉQUEZ

4TO. BACH EN CIENCIAS Y LETRAS

PRODUCTIVIDAD

APRENDIZAJE COLABORATIVO Y COOPERATIVO

MARILYN ODARIZ ESTRADA IXTACUY

SECCIÓN: “A”

CLAVE: 17

27 DE FEBRERO DE 2017
INTRODUCCIÓN

El aprendizaje colaborativo es un método de enseñanza y aprendizaje en el cual los

estudiantes trabajan en equipo para explorar una cuestión importante o crear un

proyecto con sentido un grupo de estudiantes discutiendo una conferencia o

estudiantes de diferentes escuelas que trabajan juntos a través de Internet en una

tarea compartida son

El aprendizaje cooperativo, el cual será el enfoque principal de este taller, es un tipo

específico de aprendizaje colaborativo. En el aprendizaje cooperativo, los

estudiantes trabajan en grupos pequeños en una actividad estructurada. Ellos son

individualmente responsables por su trabajo, y el trabajo del grupo en su conjunto

se evaluó. Los grupos cooperativos de trabajo cara a cara y aprender a trabajar en

equipo.

En pequeños grupos, los estudiantes pueden compartir los puntos fuertes y también

desarrollar sus habilidades más débiles. Ellos desarrollan sus habilidades

interpersonales. Ellos aprenden a lidiar con el conflicto. Cuando los grupos

cooperativos son guiados por objetivos claros, los estudiantes incurrieron en

numerosas actividades que mejoren su comprensión de los temas explorados.

Con el fin de crear un entorno en el que el aprendizaje cooperativo puede tener

lugar, tres cosas son necesarias. En primer lugar, los estudiantes necesitan sentirse

seguros, pero también cuestionado. En segundo lugar, los grupos deben ser lo

suficientemente pequeño que todo el mundo puede contribuir. En tercer lugar, los

estudiantes trabajan juntos en tareas deben estar claramente definidas. Las

técnicas de aprendizaje cooperativo y colaborativo que aquí se presenta deben

ayudar a que esto sea posible para los maestros.


APRENDIZAJE COLABORATIVO Y COOPERATIVO

El aprendizaje cooperativo o de colaboración es un proceso en equipo en el cual los


miembros se apoyan y confían unos en otros para alcanzar una meta propuesta. El
aula es un excelente lugar para desarrollar las habilidades de trabajo en equipo que
se necesitarán más adelante en la vida.

Aprendizaje Cooperativo o de colaboración es interactivo,


como miembro del equipo usted tiene que:
 Desarrollar y compartir una meta en común
 Contribuir con su comprensión del problema: con preguntas, reflexiones y
soluciones
 Responder y trabajar para la comprensión de las preguntas, reflexiones y
soluciones que otros provean.
Cada miembro le da lugar al otro para que hable, colabore y sus aportes son
 Tenidos en cuenta por otros y por usted mismo
 Dependen tanto de otros como de usted
Cómo hacer para que el aprendizaje en equipo funcione

 El aprendizaje en equipo comienza con entrenamiento y comprensión de la


manera en que funcionan los grupos.
Un instructor comienza moderando una discusión y sugiriendo alternativas
pero no le impone soluciones al equipo, especialmente en aquellos casos en
los que les resulta difícil trabajar juntos
 De tres a cinco personas
Con una mayor cantidad de miembros resulta difícil que todos se involucren
 Equipos designados por el docente
Funcionan mejor que aquellos que se auto asignan
 Capacidades diversas, entorno, experiencia
 Cada individuo fortalece al equipo
 Cada miembro del grupo es responsable no sólo de colaborar con sus
fortalezas sino también de ayudar a los otros a comprender la fuente de
sus propias fortalezas
 Cualquier miembro que se sienta en inferioridad de condiciones o
incómodo con la mayoría debería ser alentado activamente a colaborar
 El aprendizaje se ve influenciado en forma positiva con una perspectiva
diversa y experiencia, aumentando las opciones para resolver
problemas expandiendo la gama de detalles a considerar
 El compromiso de cada miembro con respecto a una meta que sea definida y
comprendida por el grupo
 Registros confidenciales: son una buena manera de evaluar quién está
colaborando y quién no
 Los grupos tiene el derecho de dejar a un lado a un miembro que no
colabora o no participa después de haber probado diferentes soluciones
(la persona despedida deberá entonces encontrar otro grupo que lo/a
acepte)
 Miembros individuales pueden dejar un grupo en caso de que
consideren que están realizando la mayor parte del trabajo con poca
ayuda del resto (a menudo a esta persona le resulta sencillo encontrar
otro grupo que reciba de buena gana su contribución)
 Principios de operación y responsabilidades compartidas, definidas y
acordadas por todos los miembros, las mismas incluyen:
1. Compromiso para asistir, preparar y estar a horario en las
reuniones
2. Discutir y presentar su desacuerdo focalizando en los temas
tratados dejando de lado la crítica personal
3. Responsabilizarse por la tarea compartida y realizarla en tiempo
establecido.
Puede que tenga que realizar tareas para las que tiene poca experiencia,
no se sienta bien preparado o considere que las pueda hacer aún mejor.
Acepte el desafío, pero siéntase cómodo al decir que puede necesitar
ayuda, entrenamiento, un mentor o tener de desistir y hacer una
actividad diferente
¿Qué diferencia el aprendizaje cooperativo del colaborativo? ¿Cuáles son sus
formas de acción concretas? ¿Existe una necesidad real de diferenciarlos o
dividirlos?
En relación con esta diferenciación terminológica hay multitud de literatura al
respecto y, como es lógica, de información más o menos consensuada. A
priori,parecen dos conceptos o dos procesos de aprendizaje muy parecidos,
pero si se ahonda más allá de los análisis teóricos y se mezclan con los puramente
prácticos o experimentales, se pueden encontrar algunas diferencias
significativas que, sin embargo, no excluyen el uno del otro, sino que más bien
complementan, pudiendo usarse de forma activa en función de diversos aspectos
que puedan rodear la práctica educativa concreta.
La colaboración focaliza el trabajo de conjunto en el valor del proceso, mientras
que la cooperación subraya más el producto o la meta de dicho trabajo. El
término «colaboración» presenta unas fronteras de acción más difusas y, por tanto,
es algo menos hermético que el de «cooperación», que tiene un carácter más
instructivo o estructurado.
La cooperación no deja de ser una respuesta a la predominante educación
tradicionalista, que potenciaba la competitividad; por su parte, la colaboración es
una variante dentro de la cadena evolutiva de propuestas de actuación para
la creación de recursos y métodos en entornos de aprendizaje. Citando a Begoña
Gros:

La colaboración entra cuando la cooperación termina.


La evolución del concepto «cooperativo» hacia el «colaborativo» proviene de algo
más profundo y que transciende los muros de la educación para imbricarse
directamente en un posicionamiento social y filosófico de vida personal y grupal.

 Por un lado, ambos aprendizajes se desarrollan enfocándolos a diferentes


edades, niveles y experiencias. De esta manera, el aprendizaje colaborativo tiene
una relación más íntima con la Educación Superior, mientras que el aprendizaje
cooperativo se asocia más con la Educación Primaria y Secundaria.
 Por otro lado, la utilización de uno u otro tiene una relación íntima entre el
profesorado y el nivel de autoridad que ejerce sobre su alumnado en relación
con el conocimiento. Dentro de un contexto de aprendizaje colaborativo, el
alumnado y el profesor o la profesora trabajan conjuntamente pero los alumnos
no son tan dependientes del profesor, experimentando un aprendizaje más
horizontal. En cambio, en un aprendizaje cooperativo se dan una serie de
condicionantes que lo diferencian del colaborativo, ya que el profesor o la
profesora todavía se asemeja a un experto que propone, distribuye y
supervisa las tareas al grupo.
Toda esta aproximación terminológica no es una regla escrita, simplemente es una
reflexión a través de la experiencia con grupos y la bibliografía de otros
investigadores e investigadoras y de compañeros. Aun así, la utilización de uno u
otros aprendizajes no debe ser categórica en relación a la edad, la experiencia
o las capacidades.
El aprendizaje colaborativo o cooperativo pueden ser utilizadas como métodos o
procesos híbridos, flexibles e interconectados, que vendrán determinadas por cómo
se va afrontar en sus diferentes niveles la propuesta o acción pedagógica.
Los aprendizajes colaborativo o cooperativo pueden ser utilizados como métodos o
como procesos híbridos, flexibles e interconectados, y que vendrán determinados
por cómo se va afrontar la propuesta o acción pedagógica en sus diferentes niveles.
Y, lo que es más importante, hacer de ambos un uso activo como herramienta
pedagógica que proporcione gran variedad de beneficios en comparación con
los esfuerzos competitivos. Algunos de estos beneficios son:
 Altos logros y gran productividad desde un prisma sostenible.

 Buenos resultados a nivel cognitivo.

 Mejora del apoyo mutuo, compromiso y actitudes proactivas.

 Mejora de la salud psicológica, competencia social y autoestima.

 Puede ser una buena herramienta para mejorar el clima en el aula.

 Su puesta en práctica es muy valorada por estudiantes y profesorado.


 Estos beneficios abarcan un amplio rango de estudiantes y agentes educativos.

Para finalizar, he preparado una infografía básica en la que apunto las cuatro
diferencias entre el aprendizaje colaborativo y el cooperativo.

APRENDIZAJE COLABORATIVO

En su sentido
básico,
aprendizaje
colaborativo (AC)
se refiere a la
actividad de
pequeños grupos
desarrollada en el
salón de clase.
Aunque el AC es más que el simple trabajo en equipo por parte de los estudiantes,
la idea que lo sustenta es sencilla: los alumnos forman "pequeños equipos" después
de haber recibido instrucciones del profesor. Dentro de cada equipo los estudiantes
intercambian información y trabajan en una tarea hasta que todos sus miembros la
han entendido y terminado, aprendiendo a través de la colaboración.

El aprendizaje colaborativo es el empleo didáctico de grupos pequeños en el que


los alumnos trabajan juntos para obtener los mejores resultados de aprendizaje
tanto en lo individual como en los demás.

El aprendizaje colaborativo no es sólo un conjunto de pasos para trabajar de manera


ordenada en un grupo, mucho más que eso es una filosofía de vida, en la que los
participantes tienen claro que el todo del grupo es más que la suma de sus partes.

Esta forma de trabajo en el aula representa una oportunidad para que los
profesores, a través del diseño de sus actividades, promuevan en sus alumnos el
desarrollo de habilidades, actitudes y valores. Por ejemplo: capacidad de análisis y
síntesis, habilidades de comunicación, actitud colaborativa, disposición a escuchar,
tolerancia, respeto y orden entre otras más.

En la actualidad el uso de actividades colaborativas es una práctica muy difundida


en todos los niveles educativos. Se recomienda particularmente para los niveles de
secundaria, preparatoria y en los primeros semestres de nivel profesional.

Diferencias entre Cooperación y Colaboración


En el ámbito educativo ha existido el debate en cuanto al uso de los términos
cooperación y colaboración. Esta distinción se ha hecho con base en el grado de
estructuración del proceso de interacción de los alumnos, es decir, entre más
estructurada y guiada sea la actividad esta será cooperativa y en la medida en que
los alumnos logren realizar sus actividades con mayor autonomía será colaborativa.

En el aula, el aprendizaje colaborativo permite a los alumnos ser parte activa de su


proceso de enseñanza. Así, los estudiantes logran desarrollar habilidades como la
responsabilidad individual y grupal, habilidades interpersonales y la interacción
estimuladora, que también se pueden replicar en las empresas, organizaciones y
emprendimientos.

Sin dudas, el aprendizaje colaborativo es uno de los temas de innovación


educativa sobre lo que más se ha investigado y escrito en los últimos años.
Así, diversas publicaciones y expertos en educación han hablado sobre el impacto
positivo que genera en el clima del aula, el aprendizaje de los alumnos y
la aceptación entre los estudiantes.

Pero, ¿qué es el aprendizaje colaborativo? Según explica “Aula Planeta”, es la


“adquisición de conocimientos y habilidades a través de dinámicas de trabajo en
grupo e interacción. Esto activa en los alumnos procesos mentales como el
razonamiento, la comprensión y el pensamiento crítico. Su objetivo es que los
alumnos construyan su propio aprendizaje y se enriquezcan a través del
intercambio de ideas y la cooperación con sus compañeros”.
Este enfoque pedagógico permite desarrollar diversas habilidades en las salas de
clases, por lo que se ha expandido en muchas escuelas y colegios de todo lo el
mundo. Pero no solo en el aula se pueden ver sus beneficios, sino que también
se pueden extrapolar a otras áreas de la educación y el trabajo, como
empresas, organizaciones y emprendimientos.

Te presentamos 5 ventajas del aprendizaje colaborativo que recopiló “Aula


Planeta”, y que podrás aplicar en el área que quieras para generar grandes
beneficios.

1. Interdependencia positiva

El poder relacionarte de manera recíproca con el resto ayudará a establecer


objetivos comunes, poder apoyarse en el otro y valorar el trabajo de los
demás. Además, podrás generar una cultura de colaboración que permita compartir
recursos y respetar los roles asignados, aspecto fundamental para poder llevar a
cabo todos los proyectos que te propongas.

2. Responsabilidad grupal e individual

Al asumir metas y objetivos comunes, cada miembro se hace responsable de su


parte del trabajo en pos de contribuir a las metas comunes. De esta manera, el
aprendizaje colaborativo refuerza la autonomía individual, así como la confianza de
que todos los miembros están dando el máximo en la tarea que les fue
encomendada. También permite promover valores como la responsabilidad y el
trabajo en equipo.

3. Habilidades interpersonales

Al igual como los alumnos se relacionan con compañeros diversos en el


aprendizaje, el aplicar el enfoque colaborativo ayuda a mejorar las relaciones
interpersonales y las habilidades sociales, tanto individuales como grupales. Así,
la empatía, la participación, implicarse en los procesos y el diálogo se ven
reforzados en el aprendizaje colaborativo. Por otro lado, el poder resolver conflictos
en conjunto y tomar decisiones considerando todos los puntos de vista influyen de
manera positiva en el trabajo y apoyo mutuo.

4. Interacción estimuladora

Además de todas estas ventajas, el aprendizaje colaborativo desarrolla


sentimientos de pertenencia y cohesión en el grupo, por lo que permite generar
un círculo virtuoso de estimulación por los objetivos y el grupo. En este
sentido, aumenta la motivación y cada miembro se preocupa por su crecimiento
personal. Además, el poder compartir ideas con el resto potencia la creatividad e
imaginación para encontrar nuevas soluciones o enfrentar nuevos desafíos.

5. Evaluación grupal

Este es un aspecto central del aprendizaje colaborativo. En el aula, los estudiantes


son los responsables no solo de evaluar su propio trabajo, sino también el de sus
compañeros, fomentando el esfuerzo del resto y la autocrítica de los
estudiantes. Así, al replicar el aprendizaje colaborativo en otras áreas, se
premia el trabajo del equipo y se inhibe la competitividad.

IMPORTANCIA:

El aprendizaje colaborativo es una forma de aprendizaje que tiene muchas ventajas


entre los jóvenes estudiantes. Personalmente opino que la forma de estudiar
individual, estricta o de memoria ya está empezando a quedar obsoleto. Es cierto
que los alumnos debes aprender a estudiar por sí mismos para después poder
utilizar estrategias de aprendizaje con los demás, pero el aprendizaje colaborativo
también les abre muchas puertas en cuanto a encontrar diferentes formar de
aprender.

El aprendizaje colaborativo en el aula de cualquier nivel de estudios es sin duda un


método fundamental que se basa en realizar actividades de aprendizaje en conjunto
donde los alumnos pueden y deben trabajar en equipo (tanto dentro como fuera
del aula) para poder interactuar entre ellos con la meta de conseguir un mismo
objetivo común.

VENTAJAS Y DEVENTAJAS

– Las ventajas del aprendizaje colaborativo son múltiples pudiendo destacar entre
ellas la de estimular habilidades personales, disminuir los sentimientos de
aislamiento, favorecer los sentimientos de autoeficiencia y propiciar, a partir de la
participación individual, la responsabilidad compartida por los resultados del grupo.

– Con relación al conocimiento, el trabajo colaborativo permite el logro de objetivos


que son cualitativamente más ricos en contenidos asegurando la calidad y exactitud
en las ideas y soluciones planteadas.

– Otra ventaja del aprendizaje colaborativo es que propicia en el alumno la


generación de conocimiento, debido a que se ve involucrado en el desarrollo de
investigaciones, en donde su aportación es muy valiosa al no permanecer como un
ente pasivo que solo capta información.

–Los principales obstáculos a los que se enfrenta el aprendizaje cooperativo son


la resistencia al cambio en los paradigmas de trabajo en equipo por parte de los
estudiantes, y el buen diseño de herramientas para el trabajo mismo. Es por eso
que al diseñar un entorno de aprendizaje cooperativo se deben tomar en cuenta los
siguientes aspectos: estilos de aprendizaje, modelos educativos y las técnicas y
tecnologías de la comunicación.
-Estilos de aprendizaje: no todas las personas aprenden o generan su
conocimiento de la misma manera, es por eso que se deben ofrecer distintos
recursos que permitan, al usuario, elegir la fuente y el medio de información que
más le convengan. Así como la correcta integración dentro los equipos de trabajo y
las tareas específicas asignadas a cada miembro.
– Modelos educativos: debe elegirse el modelo que mejores resultados ofrezca al
entorno diseñado, y que permita a cada estudiante, generar conocimientos
mediante la investigación de temas, los cuales deben plantear un reto a su intelecto,
de manera que sea factible el contrastar resultados con otras personas.
– Técnicas y tecnologías de la comunicación: se debe buscar un punto común,
por el cual distintos estudiantes puedan comunicarse de manera óptima entre sí, sin
importar las distancias geográficas, o la sincronía en el tiempo.

APRENDIZAJE COOPERATIVO

El aprendizaje y el trabajo
cooperativo es un enfoque que
trata de organizar las actividades
dentro del aula para convertirlas
en una experiencia social y
académica de aprendizaje. Los
estudiantes trabajan en grupo
para realizar las tareas de manera
colectiva.

El aprendizaje en este enfoque


depende del intercambio de información entre los estudiantes, los cuales están
motivados tanto para lograr su propio aprendizaje como para acrecentar los logros
de los demás. Uno de los precursores de este nuevo modelo educativo fue el
pedagogo norteamericano John Dewey, quien promovía la importancia de construir
conocimientos dentro del aula a partir de la interacción y la ayuda entre pares en
forma sistemática.

Si bien en la literatura pedagógica tiende a verse la relación aprendizaje


colaborativo - cooperativo como sinónimos, según autores como Panitz "La
diferencia esencial entre estos dos procesos de aprendizaje es que en el primero
los alumnos son quienes diseñan su estructura de interacciones y mantienen el
control sobre las diferentes decisiones que repercuten en su aprendizaje, mientras
que en el segundo, es el profesor quien diseña y mantiene casi, por completo el
control en la estructura de interacciones y de los resultados que se han de obtener".

En el aprendizaje cooperativo intervienen los diferentes tipos de canales de


aprendizaje. Se puede indicar que los canales que prevalecen en este tipo de
aprendizaje son el canal visual, auditivo y kinestésico.

Elementos del aprendizaje cooperativo

Basado en grupos heterogéneos para el desarrollo de diversas actividades puede


desenvolverse a través de diversos instrumentos de trabajo, ya que las
interacciones en el aula se dan de forma espontánea. 2 Un ejemplo puede ser esos
casos en los que los pares se llegan a entender mejor que con la misma explicación
presentada por el docente. Spencer Kagan lo define como: "La suma de las partes
interactuando es mejor que la suma de las partes solas".3

Las principales ideas en el aprendizaje cooperativo se pueden definir en:

1. Formación de grupos: Estos son grupos heterogéneos, idealmente de 4


miembros con diversos niveles de competencia, donde se debe construir una
identidad de grupo, práctica de la ayuda mutua y la valorización de la
individualidad para la creación de una sinergia.
2. Interdependencia positiva: Es necesario promover la capacidad de
comunicación adecuada entre el grupo, para el entendimiento de que el
objetivo es la realización de producciones y que estas deben realizarse de
forma colectiva.
3. Responsabilidad individual: El resultado como grupo será finalmente la
consecuencia de la investigación individual de los miembros. Esta se
apreciará en la presentación pública de la tarea realizada.
4. Participación equitativa. El trabajo que hay que realizar se distribuye entre
todos los componentes del equipo de forma equitativa (proporcionada a las
posibilidades de cada uno).
5. Interacción simultánea. En la resolución de la tarea todos los estudiantes
dialogan, contrastan sus pareceres y toman decisiones consensuadas.
Además, según Jordi Adell y Auxi Sales (1999) el aprendizaje cooperativo “favorece
la democracia y la solidaridad en el grupo y la autonomía en la organización del
propio aprendizaje”.

Para que los puntos anteriores se consoliden, es necesario que el docente haya
desarrollado las habilidades relacionadas a la anticipación de las acciones. Esto es:
prever; tener claro el procedimiento para la obtención de un resultado concreto tanto
del material didáctico como del escrito, para la realización de la actividad en
cualquiera de las etapas del trabajo. El dar o recibir ayuda no mejora al aprendizaje
en grupo, sino el tener la conciencia de necesitarla, comunicar esta necesidad e
integrar la ayuda ofrecida en el propio trabajo (Guadalupe Gómez-Pezuela Gamboa,
2007). Es así como el trabajo cooperativo contribuye en el desarrollo de habilidades
comunicativas, trabajo en grupo y flexibilidad en el pensamiento.

Redes Sociales en Internet y el aprendizaje colaborativo

Las redes sociales pueden ser una herramienta de retroalimentación y una fuente
de aprendizaje colaborativo, ya que se pueden compartir conocimientos y consultar
aportaciones de otras personas.; sin embargo se ha llegado a confundir el término
”colaborativo” con “cooperativo”, pues la mayoría de las ocasiones se da por
fidedigna toda la información que es encontrada en estos sitios, y ya no se continua
el proceso de aprendizaje consultando otras fuentes o corroborando que la
información esté respaldada con referencia. Tomando en cuenta que en el ámbito
educativo ha existido el debate en cuanto al uso de los términos cooperación y
colaboración. Esta distinción se ha hecho con base en el grado de estructuración
del proceso de interacción de los alumnos, es decir, cuanto más estructurada y
guiada sea la actividad esta será cooperativa y en la medida en que los alumnos
logren realizar sus actividades con mayor autonomía será colaborativa.

Al analizar las características y resultados del trabajo colaborativo se entiende que


el proceso inicia con el trabajo cooperativo y a medida que se lleva a la práctica, se
estimula el pensamiento superior, se asimila el uso de las Tecnologías de la
Información y la Comunicación (TIC`s) alcanza un nivel colaborativo. De esta
manera se aprecia a las redes sociales en internet como un acompañante en la
evolución del pensamiento si se hace buen uso de ellas en la educación.

Sin embargo, también es importante resaltar que para que las redes sociales y
las TIC ´s puedan ser efectivas dentro del aula, se necesita preparar de manera
adecuada a los docentes, ya que no solamente se trata de introducirlos a esa
metodología y que trabajen como puedan, sino que necesitan de una capacitación
que les indique la manera adecuada y correcta de utilizar las TIC´s en el aula para
que puedan realizar el proceso de enseñanza de una manera en la que no
solamente se favorezca su proceso de enseñanza, sino también el aprendizaje
colaborativo en los alumnos.

Actualmente se proponen dentro de los modelos de aprendizaje colaborativo la


creación y el uso de audioblogs y tvblogs pues se ha demostrado que los alumnos
que llevan a cabo estas actividades desarrollan habilidades relacionadas con el
dominio de lenguajes audiovisuales, colaboran en equipo y aumentan su capacidad
de autocrítica.

IMPORTANCIA:
Aprendizaje Cooperativo”, dirigido por Manuel Chamorro. El Curso hacía referencia
a la necesidad de realizar algunos cambios metodológicos para que los docentes
sigan las directrices que nos marca la actual sociedad y, así, no quedar enquistados
en una educación excesivamente tradicional.
No obstante pienso que esos cambios metodológicos no tienen por qué ser
radicales sino que lo ideal sería un aprendizaje basado en la combinación del
modelo tradicional con el innovador como principio de complementariedad, un
principio que permite determinar el valor educativo de las distintas formas o modelos
de enseñanza y que permita construir la práctica educativa más adecuada.
Por ello, considero necesario que el profesor, previamente, tenga que realizar un
análisis de las prácticas de aprendizaje que viene utilizando en el aula para ver si
siguen siendo necesarias o no. Así, el profesor, tendría que mantener las prácticas
actuales que sean válidas como: análisis de concepciones previas, elaboración de
proyectos, trabajo en equipo del profesorado, relación familia-centro…Modificar
algunas prácticas: definir y seleccionar actividades…Incorporar algunas prácticas
nuevas: analizar las tareas que el profesorado propone a sus alumnos, desarrollar
tareas compartidas en el curriculum formal o informal…Ahora añadimos que esas
consecuencias nos obligan a sustituir el tradicional eclecticismo de la práctica (todo
vale con el fin de hacer lo de siempre) por un principio de integración.
En este sentido pienso que el aprendizaje cooperativo puede ser un método válido
para conseguir un mejor aprendizaje de nuestros alumnos. Antes de entrar en
detalle conviene saber lo que se entiende por aprendizaje cooperativo. El
aprendizaje cooperativo es el sistema que emplea el profesor en el aula o fuera de
ella con grupos diversos que pretenden, mediante su trabajo activo, preparar
conocimientos y actividades por ellos mismos utilizando, para ello, todo tipo de
material didáctico (libros, enciclopedias, Internet…) para su posterior comunicación
a sus compañeros y al profesor.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS:

VENTAJAS
1.- Se incrementa la motivación, las interacciones, los alumnos colaboran y
aprenden unos de otros, equilibrándose el ritmo de trabajo en un ambiente general
de autosuperación.

2.- Los estudiantes están motivados a dar lo mejor de sí para contribuir a los éxitos
de los demás o, en su caso, del equipo.

3.- Fomenta el autoaprendizaje, ya que los alumnos seleccionan la información y


crean sus propios contenidos.

4.- Ayuda a mejorar (¡atención! Sólo si el profesor realiza el seguimiento adecuado)


la empatía y la asertividad.

5.- Produce entornos educativos que favorecen el interés y la implicación.


DESVENTAJAS
1.- Tiene una desventaja importante respecto a otros sistemas que fomentan
también el trabajo en grupo. En el Aula invertida, por ejemplo, los estudiantes deben
venir con los contenidos visualizados y preparados, por lo que se promueve más la
implicación y la concentración (recuerda nuestro artículo: “Aula Invertida o Flipped
Classroom“). Lo que sucede en el trabajo cooperativo (y más en el colaborativo) es
que las etapas previas a la fijación de objetivos y la elaboración de un esquema de
trabajo claro pueden alargarse con discusiones, desacuerdos,etc.
2.- Contra lo que se suele afirmar, la práctica demuestra que un solo profesor no
puede atender con celeridad a los distintos grupos. Esto supone que buena parte
del trabajo se realiza en ausencia de maestro o facilitador: los chicos se sienten
perdidos, las dudas tardan en resolverse, empeora el ambiente de clase, etc.

3.- Los grupos presentan desequilibrios internos que es complicado compensar. Se


producen subgrupos y “efecto líder”.

4.- Es fácil que se produzca la sensación de “pérdida de tiempo”, que es muy


desmotivante.

5.- Los grupos se encasillan en roles y en sistemas de trabajo, incluso cuando son
ineficientes.

En conclusión: el aprendizaje cooperativo y colaborativo funciona bien cuando se


prepara adecuadamente el entorno. Es muy recomendable que existan espacios
amplios, que los alumnos puedan alejarse y acercarse según prefieran y que se
impliquen dos o, mejor, tres profesores para atender y guiar a los grupos. Al igual
que sucede con el Aula Invertida o con el trabajo por proyectos u otros métodos, lo
importante es saber qué método es más conveniente según el objeto de
conocimiento y la intención que se persigue.
CONCLUSION

Como vemos en la infografía se puede diferenciar entre dos tipos aprendizaje. En


primer lugar encontramos el Aprendizaje Cooperativo, en el que los alumnos
interactúan entre sí para conseguir metas individuales, ayudándose unos a otros:
elaboran los apuntes en común, resuelven dudas y problemas, extraen información
de un documento, etc… En segundo lugar el Aprendizaje Colaborativo, que se
concentra en metas que debe desarrollar el grupo y en el que no hay objetivos
individuales, sino de todo el equipo. En esta otra infografía podéis ver las claves
para que el trabajo colaborativo en el aula sea un éxito:

En conclusión: el aprendizaje cooperativo y colaborativo funciona bien cuando se


prepara adecuadamente el entorno. Es muy recomendable que existan espacios
amplios, que los alumnos puedan alejarse y acercarse según prefieran y que se
impliquen dos o, mejor, tres profesores para atender y guiar a los grupos. Al igual
que sucede con el Aula Invertida o con el trabajo por proyectos u otros métodos, lo
importante es saber qué método es más conveniente según el objeto de
conocimiento y la intención que se persigue.

SKILLS21 se basa en la generación de entornos de aprendizaje en los que se


produzcan experiencias significativas, que generen una mayor profundización e
interiorización de los conocimientos y las competencias.

En muchas ocasiones se provocan los trabajos cooperativos, que estimulan la


inteligencia emocional, la comunicación verbal y no verbal, la comprensión de los
roles de equipo, etc., pero siempre bajo una tutorización atenta. El objetivo no es
“guiar” al grupo, sino poder analizar posteriormente cómo ha sido el trabajo, que
roles se han asumido y qué ineficiencias se han observado. Siempre según
comportamientos observables y que pueden ser analizados.

Como vemos, aquí se produce una ganancia enorme con respecto al aprendizaje
cooperativo, puesto que en éste se espera que las competencias se desarrollen
espontáneamente, sin que los estudiantes reciban después comentarios, consejos
o sugerencias más que sobre el resultado externo de su trabajo.
COMENTARIO

Estos tipos de aprendizaje, también llamados “comunidades de


aprendizaje” o “comunidades de práctica”, están orientados a que el alumnado
colabore en su formación explorando, contribuyendo y, en definitiva, aprendiendo
en equipos virtuales a través de trabajos en grupo. A partir de esto, se ha creado
una nueva versión de aprendizaje enfocado a esta nueva metodología: Social-
Learning.
El aprendizaje colaborativo hace referencia a la enseñanza en grupos y al hecho de
que el grupo intenta lograr resultados en equipo y no sobresalir de manera
individual.
Los elementos claves para este tipo de aprendizaje son que el grupo persiga un
objetivo común y comparta recursos e información (interdependencia positiva), se
ayuden unos a otros a trabajar de manera más eficiente (promoción a la interacción),
que cada cual se responsabilice de su aportación (responsabilidad individual) y que
cada estudiante sea capaz de mantener una buena relación de cooperación y esté
dispuesto a dar y recibir comentarios y críticas sobre sus aportaciones (interacción
positiva).
En el aprendizaje colaborativo el rol del profesor cambia radicalmente. Pasa de ser
actor principal del aula, a alguien que facilita el proceso de comunicación y
exploración del conocimiento.
Seleccionar adecuadamente las aplicaciones que facilitan la comunicación y
colaboración como foros de discusión y debate, blogs, wikis, grupos virtuales o
listas de distribución, entre otros.
El uso de estas aplicaciones para motivar el aprendizaje colaborativo, trabajando
juntos en un proyecto común como, por ejemplo, asignar a un grupo el papel de
evaluador del trabajo del otro.
Y por último, pero no por ello menos importante, que el docente cree unas
condiciones y un clima idóneo para que el alumnado pase de un auto-aprendizaje a
un aprendizaje colaborativo centradas en la participación del estudiante como parte
de una “comunidad de aprendizaje”. El profesor debe motivar la participación del
alumnado invitando a la participación.
FUENTES DE CONSULTA

http://www.vertice.org/blog/aprendizaje-colaborativo-cuando-el-alumno-se-
apodera-del-aula/

https://educacion2.com/la-importancia-del-aprendizaje-colaborativo/

https://saiaequipo3.wordpress.com/2012/08/10/ventajas-y-desventajas-del-
aprendizaje-colaborativo/

https://es.wikipedia.org/wiki/Aprendizaje_cooperativo