You are on page 1of 4

ANFIBIO CULTURAL, DIVORCIO ENTRE LEY, MORAL Y CULTURA.

ANGIE SOFÍA BENITO GONZÁLEZ

UNIVERSIDAD FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS

FACUTLAD DE CIENCIAS Y EDUCACIÓN

PROYECTO CURRICULAR DE MATEMÁTICAS

BOGOT'A D.C

2018
Antanas Mockus es un bogotano nacido el 25 de marzo de 1952 de orígenes lituanos.

Licenciado en filosofía y matemáticas de la Universidad de Dijon. Profesor, vicerrector y

rector de la universidad Nacional, y además fue alcalde dos veces de la ciudad Bogotá. Su

obra "Anfibios Culturales, Divorcio entre Ley, Moral y Cultura" hace un análisis sobre la

trascendencia fundamental que tienen los anfibios culturales dentro de la sociedad y el papel

que cumplen en la contribución de tres procesos significativos en las sociedades

contemporáneas: reducción del divorcio entre la ley, moral y cultura, la construcción de

democracia y la superación de la violencia.

Según Mockus, el paso del conocimiento sólo es posible si hay selección, jerarquización y

adaptación de este mismo, tomándolo de un lado para llevarlo a otro y contextualizándolo en

función de su destino. La metáfora del anfibio cultural está ligada directamente con una

corriente de investigaciones liderada por Basil Berstein en la Universidad de Londres; esta

corriente ve la educación como un proceso social del paso del conocimiento, y que este

proceso en buena parte determina a la sociedad.

Así, un anfibio cultural es la persona que se desenvuelve fácilmente en varios contextos

culturales y permite la comunicación ente las mismas. En relación con los procesos

anteriormente mencionados, en el primer aspecto: el papel del anfibio cultural se plantea en la

intensificación de la vida social y en la transformación de la regulación cultural. En el

segundo aspecto: el anfibio tiene un rol pedagógico al señalar e ilustrar la posibilidad de crear

y acatar reglas comunes. Y en cuanto al tercer aspecto: la función del anfibio es ser el

intérprete y facilitador del entendimiento ente los distintos contextos culturales.

En un sentido más generalizado, un anfibio cultural es alguien quien es capaz de obedecer

a un conjunto de reglas sin perder la integridad moral e intelectual. Y cabe decir, que es esta

integridad la que ayuda a seleccionar y jerarquizar el conocimiento para "traducirlos" y hacer


posible llevarlos, apropiarlos a otro contexto. Es decir, el anfibio sabe adaptarse a códigos

culturales que corresponden a diversos medios con sus tradiciones, y puede tomar partes de

una tradición y llevarlo a otra cultura después de haberlos transformado.

En lo que respecta a la ley, la moral y la cultura, Mockus habla de: lo legalmente aceptado,

de lo moralmente aceptado y de lo culturalmente aceptado. Lo legalmente aceptado se refiere

a un conjunto de normas jurídicas acompañadas de un mecanismo orientado a lograr su

cumplimiento, es. Lo moralmente aceptado se delimita mediante los juicios o argumentos que

plantea un individuo frente al uso de su autonomía. Lo culturalmente aceptado corresponde a

todos aquellos comportamientos que son aceptados o deseables independiente de lo que dice

la ley o el juicio moral individual.

Mockus plantea que el divorcio entre la ley, la moral y la cultura es inevitable, y que para

reducir este, no es suficiente intensificar la comunicación persona, "el diálogo", sino también

intensificar la interacción expresiva y estratégica.

Las tres regulaciones descritas anteriormente parecen ser fundamentales en sociedades

contemporáneas y el anfibio cultural puede contribuir o mantener dentro de un cierto limite el

divorcio que existe entre la ley, la moral y la cultura. Este lo que hace es intensificar la vida

social y de esta manera ayuda a evidenciar las tensiones que provoca la diversidad cultural en

esas tres regulaciones.

En conclusión, las diferencias sociales impiden que haya un buen aprovechamiento del

saber, por eso es necesario los recontextualizdores o bien llamados anfibios culturales, que

son capaz de desempeñarse en diversos ámbitos culturales. Estos toman parte del

conocimiento de un contexto, lo ordena, lo "traducen" y lo llevan a otro. Sin estos anfibios no

hay paso del conocimiento, lo que impide que haya generación de conocimiento científico y

técnico. Estos anfibios son los educadores, los departamentos de estado y autoridades
educativas locales, instituciones universitarias, medios de educación como revistas,

seminarios, etc.