You are on page 1of 2

LA EXPEDICIÓN DE LA KON-TIKI

Thor Heyerdahl

Kon-tiki fue el nombre de la balsa utilizada por el explorador noruego Thor Heyerdahl
(1914-2002) en su expedición de 1947 por el océano Pacífico desde Sudamérica hasta la Polinesia.
El nombre de la embarcación se debía al dios solar de los incas, Viracocha, de quien se decía que
antiguamente había llevado el nombre de «Kon-Tiki». Kon-Tiki es también el nombre del libro
que escribió Heyerdahl sobre su experiencia.

Heyerdahl sostenía que pobladores procedentes de Sudamérica podrían haber llegado


hasta la Polinesia ya en tiempos precolombinos. El propósito de Heyerdahl era demostrar la
posibilidad de que el poblamiento de la Polinesia se hubiese llevado a cabo por vía marítima,
desde América del Sur, en balsas idénticas a la usada durante la expedición y movidas únicamente
por las mareas, las corrientes y la fuerza del viento, que es casi constante, en dirección este-oeste,
a lo largo del Ecuador. No obstante, la expedición dispuso de ciertos elementos como una radio,
relojes, mapas, sextantes y cuchillos, aunque los mismos no fueron relevantes a la hora de probar
que una balsa como la utilizada podía realizar la travesía.

La expedición Kon-Tiki fue financiada mediante préstamos y contó con donaciones de


parte del ejército de Estados Unidos. Heyerdahl viajó tiempo antes a Perú, donde, junto con un
pequeño grupo de personas y dentro del espacio provisto por las autoridades nacionales, se dedicó
a la construcción de la balsa. Para ello, se emplearon troncos de madera balsa y otros materiales
autóctonos, y se mantuvo el estilo de construcción indígena tal como se observó en las
ilustraciones dejadas por los conquistadores españoles.

La travesía comenzó el 28 de abril de 1947. Heyerdahl y otros cinco integrantes viajaron


durante 101 días a lo largo de casi 7000 km por el océano Pacífico, hasta llegar a un arrecife en
el atolón de Raroia, en las islas Tuamotu, el 7 de agosto de 1947. Toda la tripulación llegó a tierra
sana y salva.

El libro Kon-Tiki, que Heyerdahl escribió relatando las peripecias de la expedición, fue
un best-seller y se tradujo a 66 idiomas, y la película que se filmó ganó un Oscar al mejor
documental en 1951.

Habiendo descubierto que los predecesores de los incas y los antiguos habitantes de
ciertas regiones de la Polinesia adoraron a un mismo dios solar, llamado Kon-Tiki, el autor del
presente libro dedujo que los primeros pobladores de las islas del Pacífico fueron americanos de

Página 1|2
los tiempos preincaicos. Pero otros investigadores objetaron que en aquella remota época, los
aborígenes peruanos solo poseían balsas, con las que era imposible cruzar el Pacífico.

Para demostrar la exactitud de su hipótesis, Thor Heyerdahl hizo construir una balsa, fiel
imitación de los modelos antiguos, y, en compañía de cinco camaradas, intentó la experiencia y
la llevó a feliz término.

Esta aventura ha sido llevada a la gran pantalla recientemente, y está nominada al premio
Oscar de mejor película de habla no inglesa.

Fotografía: Balsa utilizada por el explorador noruego Thor Heyerdahl (1914-2002) en su expedición de
1947 por el océano Pacífico.

Página 2|2

Related Interests