You are on page 1of 1

El espacio matemático de representación occidental, se originó con la creación de

Rene Descartes, el cual es un sistema coordenado de referencia ortogonal, en el que se


elige arbitrariamente el punto que servirá como centro de coordenadas y asignándolo
con el número cero, a esto se le llama plano cartesiano. Es un instrumento el cual se
sustenta en el punto-límite. Se puede resolver temas y recrear eventos que pueden
escapar a la realidad. De ahí que su espacio de locación y coordenadas se represente
en el plano cartesiano.
Para los griegos, el teorema es una proposición que se la obtiene deductivamente
como resultado de la operación de máxima generalización. Los griegos prestaban
atención al método deductivo, que consiste en hallar una teoría o hipótesis para la
organización de los hechos y que se podría aplicar de forma general para todo o un
conjunto de caso.

Un ejemplo de lo que consideraban los griegos, lo que era la generalización para


ellos, es el enunciado dado por Pitágoras que revela que, ‘’En todo triángulo
rectángulo el cuadrado construido sobre su hipotenusa es igual a la suma de los
cuadrados construidos sobre sus catetos’’

El papiro de Rhind consiste en un manual práctico de matemáticas egipcias, y sigue


siendo en la actualidad nuestra principal fuente de conocimientos acerca de cómo
contaban, calculaban y medían los egipcios.

En el constan 85 problemas que nos muestran, el uso de fracciones, la resolución de


ecuaciones simples y de progresiones y la medición de áreas y volúmenes. Se calcula
áreas de triángulos, trapezoides, rectángulos y círculos y volúmenes de cilindros y
prismas. Todo esto proveniente del acto práctico de medir superficies agrícolas, de
pesar las cosechas, de predecir los ciclos estaciónales, etc.

El antiguo Egipto, por obligación desarrolló más la geometría puesto que a causa
de las inundaciones anuales del rio Nilo sobre los cultivos agrícolas, aplicaron el
cálculo de superficies, basado en la observación, registro, sistematización y
generalización de las propiedades de las figuras geométricas planas, con esto daban la
respuesta a la persistente necesidad de reconstruir el amojonamiento que fijaba los
límites de las propiedades agrícolas.

Ahora las diferencias entre la geometría egipcia y griega, los egipcios solo tenían el
manual práctico sobre geometría que aplicaban de forma inductiva, es decir a través
de la experimentación y observación. Por decir así de una manera mecánica cuando se
presentaban sus problemáticas.

En cambio los griegos a través del desarrollo de la geometría egipcia ya establecida,


la perfeccionaron partiendo de sus principios, para la creación de teoremas o métodos
para la aplicación universal, que a partir de preguntas generales que se planteaban por
deducción, lograban llegar a una verdad absoluta.