You are on page 1of 1

APRENDER AJEDREZ

El Rey

El Rey es la pieza más importante del juego de ajedrez. El objetivo del juego es atrapar al rey enemigo (jaque
mate). Si un rey se encuentra en amenaza de ser capturado se dice que está en jaque, y el jugador debe
librarse de la amenaza. Si no es posible esto último el rey se encuentra en jaque mate y ese jugador pierde la
partida. Cada jugador dispone de un rey al comienzo de la partida, que debe proteger.
En notación algebraica el rey blanco comienza la partida en la casilla e1 y el negro en e8.
El jugador que juega con las blancas empieza el juego con el rey en la primera fila junto a la dama mientras que
el jugador con las negras inicia con el rey justo al frente.

Durante la apertura y el medio juego, es infrecuente que el rey desempeñe un papel activo en el desarrollo de
las piezas o que participe en la acción con carácter ofensivo. Normalmente, los jugadores buscarán protegerlo
de posibles ataques del adversario situándolo en uno de los flancos, en especial mediante el enroque protegido
por peones. Sin embargo, en el final, el rey emerge como pieza activa y ofensiva que normalmente pasa a
ocupar el centro del tablero.

Es difícil asignar un valor al rey en relación con el de otras piezas, ya que es una pieza que no puede ser
capturada o cambiada por las demás. En este sentido, su valor sería infinito. Pero en cuanto a sus posibilidades
como pieza ofensiva en el final, se le suele considerar ligeramente superior al alfil o el caballo.