You are on page 1of 16

UNIVERSIDAD

NACIONAL DEL ALTIPLANO


FACULTAD DE CIENCIAS DE LA
EDUCACIÓN
EDUCACIÓN SECUNDARIA: CIENCIAS
SOCIALES

CURSO: ESTRATEGIAS DEL ESTUDIO


UNIVERSITARIO
PRESENTADO POR:

CCAJAHUILLCA APAZA FLOWER


RAMOS ARCAYA LUIS GUSTAVO

SEMESTRE: I
1
PUNO – PERÚ
2014

ÍNDICE GENERAL

ÍNDICE ….……………………………………………..………………………………............. 2

INTRODUCCIÓN…………………………………………………………………………………. 3

1. EL PROCESO DE APRENDIZAJE………………………………………….............. 5

2. UN MÉTODO PARA APRENDER………………………………….…………………..

6
a. Memoria y atención...................................................................

6
b. Aprender a leer…………….…………………………………………….………………. 7
c. Aprender a escuchar………………………………………………………............ 8
d. Aprender a redactar………………………………………………………............ 9
e. Prepararse para la vida, no para los exámenes…………………………. 10
f. Aprender a explorar, probar y experimentar…………………........ … 10
RESUMEN DEL TEMA…………………………………………………………………………. 11
CONCLUSIONES…………………………………………………………….……….………… 12
BIBLIOGRAFÍA …………………………………..……………………………………………. 13

2
INTRODUCCIÓN
El aprendizaje es analizado desde distintas teorías siendo objeto de estudio de la
neuropsicología, la psicología educacional y la pedagogía, esta misma actualmente vista
como una herramienta necesaria para la transmisión de los contenidos en todos los niveles
psicológicos del pensamiento humano, utilizada tanto en el seno familiar como en
las instituciones educativas con mayor o menor grado de eficiencia el modelo y contenido.

Las correctas metodologías que permiten desarrollar una habilidad de estudio determinada,
adquirir una nueva información o consolidar una estrategia de conocimiento y acción, es
el tema de esta obra hecha por el Sr. Guillermo Michel, que sugiere desde un segundo
plano ser al mismo tiempo, una guía de motivación y de auto crítica.

Lo que hemos vivido, es llamado también aprendizaje. Estas experiencias son


herramientas (conocimientos) que podemos aplicar para la resolución de un
problema; pero existen además otros, del tipo que se introduce en forma diferente.

Desde la aparición del primer primate en la época prehistórica, ha sido inevitable


desarrollar la primerísima facultad de aprender.

El hombre ha estado sometido a un largo proceso de


aprendizaje que le permitió comprender el manejo de ciertas
habilidades que le facilitarían su subsistencia:

Caminó erguido después de comprender que en su postura


corva no veía venir a sus predadores. Observó el fuego
incandescer en un tronco impactado por un rayo, luego
aprendió a dominarlo para iluminarse, calentarse, ahuyentar a
las bestias salvajes, cazar, cocinar y dominar al enemigo.

Lo que el hombre no pudo aprender a hacer por él mismo, ni comprender cómo o por
qué se propiciaba, lo atribuyo a un Dios (como cada cual lo concebía), pero lo
importante de este hecho es la motivación por preguntarse ¿por qué?.

De entre la curiosidad surgió el para qué, con lo cual hizo herramientas y aprendió sus
usos, sembró la tierra y aprendió sus ciclos, domesticó a los animales y aprendió a darles
un propósito, inventó la escritura y aprendió a transmitir el conocimiento.

Esta capacidad pensante del hombre es la que lo condiciona a aprender de todo cuanto lo
rodea desde que nace y hasta que muere.
Desde entonces y hasta la fecha, el hombre se ha preocupado por despegarse del resto
de los animales, involucrando en el desarrollo de la especie humana el acto de aprender y
comprender.

El aprendizaje es una de las funciones elementales de los humanos y está relacionado con
la educación y el desarrollo personal, a través del cual las habilidades, destrezas y
conocimientos se adquieren o modifican; así, por añadidura, también las conductas
o valores.

Entre muchos factores que afectan al desarrollo de habilidades de aprendizaje está


la poderosa circunstancia del miedo como un freno, ya que la conciencia del cambio en
una persona, puede resultar desconcertante, estresante y desalentadora.

Es por ello que la motivación es la raíz de todo proceso educativo. Si se pretende llegar a
adquirir algún tipo de conocimiento, se debe estar “en onda” con ello, es decir,
posibilitar las condiciones para prepararse mentalmente ante tal evento, para así evitar
una serie de obstáculos que limitan nuestros actos de aprendizaje.

Desprenderse de estos malos hábitos sustituyéndolos por


otros “buenos”, hará la diferencia. Cuando se somete al
educando a tal aseveración, puede quedar en descampado
el hecho de mostrarle, al mismo tiempo, que es presa
de sus hábitos y que son ellos quienes lo llevarán
finalmente al no-aprendizaje.

Despojarse de estos hábitos es formalmente liberarse del


lastre que no permite levantar el vuelo. Así, la
desorganización, la inconstancia, la superficialidad, la
distracción, entre otros posibles se combinan con los
obstáculos que provee el medio ambiente.

Finalmente el interesado en aprender, debería reconocerse dentro de un grupo común, en


donde adquiere conocimientos, haciéndose partícipe de él y sintiéndose parte del mismo.
Este sentimiento de pertenencia lo empujará a consolidar también un sentido de
cooperación y sinergia.

Una vez dadas las circunstancias con las cuales un estudiante deberá interactuar, se
termina por aseverar que aprender es una habilidad innata del ser humano, que se tiene
quizá per se a su nacimiento dado que en el mismo útero materno el cachorro humano
comienza a aprender instintivamente el sonido del corazón de la madre o de su canto;
pero que como cualquier otra habilidad debe desarrollarse con la práctica cotidiana para
poderse ejecutar con virtuosidad, para lo cual debemos apegarnos a la técnica y principios
que nos permitan la óptima resolución de los problemas donde se apliquen los
conocimientos adquiridos.
1. EL PROCESO DE APRENDIZAJE

Es un proceso en el que se generan nuevos conocimientos, habilidades o


actitudes, que producen cambio en nuestro modo de ser o actuar. No deben
importar el género, la edad o/ni las condiciones socioeconómicas para
aprender.

El aprendizaje consiste en vivir las experiencias (adquirir nuevas habilidades


y aptitudes), de forma en que puedan incorporarse a la vida cotidiana.

Algunos aprendizajes se logran bajo ciertos tipos de experiencias, por


ejemplo:

Ø Ensayo y error: se graban en la memoria, y otras eliminadas, aquellas


soluciones que bien o mal, hacemos en la práctica; comparando los
resultados que habrán de ser puestos a prueba en nuevos sucesos. No
debe tenerse miedo de cometer errores.
Ø Imitación: a partir de un prototipo se copian patrones que son grabados
y en ocasiones modificados a partir de estos modelos probados.
Ø Condicionamiento: cuando una situación se asocia de manera que la
aparición de ésta produce la reacción de otra, como lo demostró Dr.
Iván Pávlov con sus perros quienes salivaban ante un acontecimiento
(estímulo): el sonido del metrónomo.
Ø Comparación: reflexionar, siendo conscientes de la(s)
consecuencias que producen ciertas coyunturas, como en la toma de
decisiones bajo ciertas circunstancias.

La fuerza interior que impulsa a una persona hacia el logro de un objetivo es


fundamental. La motivación conduce al interés, consciente y voluntario de
aprender pudiendo luego compartir nuestras experiencias.

Para poder aprender deben mantenerse claramente, ciertos objetivos. Estas


preguntas ayudan a orientar esos propósitos:

ü ¿Qué pretendo?
ü ¿Qué quiero aprender?
ü ¿Dónde lo aprendo?
ü ¿Quién lo enseña?
ü ¿Cómo voy a lograrlo?
ü ¿En qué momento lo hago?
ü ¿Cuándo lo quiero aprender?

Ergo, cada evento vivido, tendrá que ser sujeto de estos


cuestionamientos:

ü ¿Qué me enseña esto?


ü ¿Me conviene profundizar?
ü ¿Por qué?
ü ¿Cómo?

2. UN MÉTODO PARA APRENDER

Desde un punto de vista filosófico, la educación consiste en un proceso de


auto liberación, no en la sola transmisión de conocimiento. Nadie debe pensar
por nosotros, hablar por nosotros, ni actuar por nosotros.

2.1. Memoria y atención.

La memoria es Recordar el pasado (experiencias vividas), para dar pie a la


inteligencia. Una memoria mejor ejercitada es más eficiente.

La atención, consiste en focalizar las múltiples relaciones de algo con otra


cosa aparentemente desligada.

Cuanto más significativo sea lo que se aprende, mayormente será


memorizado
(interiorizado).

Cabe la posibilidad de poner en práctica lo siguiente para elevar la eficiencia


en el aprendizaje bajo este prurito:
i. Comprender
Si las cosas no tienen un significado, ni sentido, no habrá que recordarlas. Por
ello, se aconseja agrupar ideas en grupo, en un “sistema significativo”.

ii. b. Repasar

“Re-pensar”, como supone el autor, significa alimentar nuestra memoria,


para así evitar olvidar todo con el tiempo. Hacerlo periódicamente ayudará a
que el conocimiento se mantenga “fresco”.

iii. Usar claves nemotécnicas

Utilizar un sistema de memorización, mediante el uso de la hermenéutica


(palabras-claves y de símbolos visuales), que evoquen los conjuntos de ideas
grabados.

iv. Programar el aprendizaje

Aprender siempre (“Re-pensar”) en por períodos cortos no en sesiones


intensivas.

v. Concentración

Eliminar aquellas posibles causas de distracción. Del pensamiento debe


pasarse a la acción.

2.3 Aprender a leer.

Leer nos acerca a adquirir un nivel cultural


y un a tener un contexto diferente de la
vida.

Para leer con un alto grado de


entendimiento, pueden hacerse uso las
siguientes herramientas:

1. Hojear todo el libro: adquirir una visión global del contenido, de la


secuencia de las exposiciones y de las posibles relaciones que se
encuentren entre capítulos.
2. Formular preguntas: hacer preguntas que ejerciten la imaginación y
pensamiento crítico. Buscar las respuestas en lo que se lee
consecuentemente.

3. Leer activamente: subraye lo importante. Escriba aquellas palabras


que no se comprendan, seguido de la consulta obligada del diccionario;
incorporando así nuevas palabras al léxico cotidiano.

Elaborar fichas de los puntos clave y/o una síntesis global, así como
fichas bibliográficas clasificado varios temas, si fuese el caso.

4. Resuma en voz alta: con palabras propias, explicar lo que acaba de


leer, con énfasis en los puntos importantes.

5. Elabore cuestionarios y cuadros sinópticos: practique la capacidad de


reflexión y síntesis diseñando un cuadro sinóptico del tema de estudio.

2.4. Aprender a escuchar.

Escuchar requiere de concentración en lo que se está diciendo y de la


evaluación continua de su contenido.

Para incrementar las habilidades para escuchar y tomar notas puede hacerse lo
siguiente:

a. ¿Cómo escuchar mejor?

1. Preparación: previamente estudie sobre el tema con el objeto de


captar mejor la exposición.

2. Estar concentrado en la conferencia, no en el conferenciante.


Escuchar el contenido.

3. Mantener una mente abierta.

4. Mantenerse alerta, concentrado.

5. Escuchar-pensar-escribir: analizar las ideas, seleccionarlas y


escribirlas con palabras propias.
b. ¿Cómo tomar mejores apuntes?

Sugerencias:

1. Clasificar apuntes: ordenar por materia (separar una


materia de otra), fecha, nombre del conferenciante.

2. Escribir en forma clara.

3. Idear un sistema propio para así distinguir puntos principales y


secundarios.

4. Utilizar un lenguaje personal. Excepto en lo


técnico.

5. Emplear diagramas, ilustraciones y mapas


mentales.

2.5. Aprender a redactar.

La redacción de informes y ensayos sirven para organizar el pensamiento,


para ello se propone lo siguiente:

1. Elegir el tema: escoja temas que realmente interesantes según la


capacidad, tiempo, etc., con información extensa de fuentes confiables
y que sea accesible. Describa primero los objetivos, seguido de un
esquema de desarrollo y metodología a seguir.

2. Recopilar datos: seleccione la información con sus propias palabras


de las fuentes consultadas. Hacer fichas bibliográficas de los temas
consultados.

3. Clasificar la información: organice sus fichas bibliográficas, según


los temas y elimine lo innecesario. Adecuar el trabajo a la información
que se tiene disponible.
4. Escribir un borrador: hacer un boceto, con anotaciones acotadas;
dejando espacio para correcciones; y apoyándose con ilustraciones y
diagramas.

5. Escribir la redacción final: deje madurar el texto en un tiempo


razonable para tener un criterio mejor, verificando que haya un orden
lógico y una gramática correcta.

6. Escribir la redacción final: es necesario desarrollar los ensayos con


paciencia. La mejor forma de aprender es haciendo.

2.6. Prepararse para la vida, no para los exámenes.

La parte más importante de nuestra vida, consiste en prepararnos para decir


qué hacer con ella. Los exámenes son una sola parte de la vida, pero
únicamente una parte.

2.7. Aprender a explorar, probar y experimentar.

"Si lo veo, puedo, tal vez, recordarlo; si lo veo y lo escucho, seguramente me


podrá ser de alguna utilidad; pero si lo veo, lo oigo y lo hago, jamás podré
olvidarlo". 1

Para buscar respuestas a los exámenes de estudio, así como en la vida, mire,
escuche, pruebe, experimente y actúe. Para ello hay algunas sugerencias.

a. Practique la introspección: reflexionar para descubrir ¿quién? y


¿cómo somos? para saber, cómo actuar y sentir; así se desarrollará la
creatividad.

b. Practique la libertad: ser uno mismo y no un imitador para llegar a


ser libres, responsables y creativos.

c. Obsérvese a sí mismo: poner a funcionar todos los sentidos en lo que lo


rodea y hace. Sea sincero con los demás.

1 Guillermo Michel, 2005, APRENDER APRENDER, México, Trillas 1996 (reimpresión 2005)
RESUMEN DEL TEMA
CONCLUSIONES.

PRIMERO: El conocimiento se adquiere todos los días. La forma en la cual


el ser humano lo mama, tiene que ver con su contexto: la permeabilidad con su
realidad, las unidades sociales y familiares y su educación escolar, que en
suma hacen que el bagaje de experiencias vividas por el individuo sean
muchos datos registrados, aunque posiblemente no integrados al saber, a lo
largo de los años, atendiendo así a que a mayor cúmulo de experiencias
vividas, mayor aproximación se tiene al conocimiento integral de algo.

SEGUNDO: Toda vez que el experimentado individuo haya hecho una


comprensión de los hechos y con ello haya podido hacer suya la experiencia,
estará de manifiesto que el sujeto podrá saber inferir con cautela, la o las
respuestas a una circunstancia determinada, poniendo de manifiesto la
inteligencia y el intelecto, tras una muralla de datos agrupados en la memoria
que serán seleccionados, no por el azar, sino por aquellos que precisen la toma
de la decisión correcta.

TERCERO: Non dirigimos al planteamiento de las estrategias para que


alguien más adquiera conocimientos; de lo cual resolvemos que es de suma
importancia, aprender a leer, aprender a escuchar y aprender a redactar.
Actividades todas ejercidas en un aula, en donde la correspondencia de los
mensajes transmitidos van de un docente a un discente y viceversa.
CUARTO:
constantes, aAprender
mantenera el
mantener orden
entusiasmo enmotivación
y la nuestras actividades, a ser y a estar
en los proyectos
focalizados
para la preparación de la vida, no de los exámenes únicamente. son material
en el cumplimiento de las metas que se propongan,

7. FUENTES DE CONSULTA

BIBLIOGRAFÍA

Ø GÁLVEZ VÁSQUEZ, José. (2004), Métodos y técnicas de


aprendizaje. Teoría y Práctica. Editorial IMPRENTA GRAFICA NORTE.
Segunda Reimpresión Trujillo Julio 2004
Ø Guillermo Michel, 2005, APRENDER APRENDER, México, Trillas
1996 (reimpresión 2005)

WEBGRAFIA

Ø Google. Aprender. http://es.wikipedia.org/wiki/Aprendizaje

Ø Michel, Guillermo. Aprender a aprender.


http://es.scribd.com/doc/35494/Aprender-a-aprender-de-Guillermo-
Michel

Ø Google. Aprender a aprender.


http://www.galeon.com/aprenderaaprend
er/
Ø https://www.google.com.pe/search?
q=aprender+aprender&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ei=V9
CNU9G6I4isyATnmICICw&sqi=2&ved=0CCEQsAQ&biw=1242&bih
=60
Ø http://www.mariapinto.es/alfineees/capacidad_aprender_mapa.ht
m