You are on page 1of 3

UNA BUENA AISLACIÓN … DISMINUYE LA NECESIDAD DE CALEFACCIÓN.

Las políticas impulsadas por el gobierno han pasado por diferentes etapas de maduración con
respecto a la problemática de la contaminación medioambiental, especialmente en el caso de
contaminación por leña húmeda en nuestra región, iniciando con la restricción del consumo de
este tipo de leña hasta llegar al desarrollo de una serie de medidas contenidas en el Decreto
Supremo Nº08/2015 del MMA, que establece el “Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA)
por MP2,5, y MP10 para las comunas de Temuco y Padre Las Casas, el cual además del recambio
de artefactos, Monitoreo y reporte mensual de Leña Seca, Mejoramiento de la calidad de los
artefactos de combustión de leña y calidad del combustible, sensibilización y educación de la
comunidad entre otros y apostando a más allá que simplemente satisfacer una necesidad de
calefacción, si no que más bien a como disminuir esa necesidad. La respuesta llegó de la mano
del mejoramiento térmico de la vivienda, mediante la implementación de envolventes ya sean de
poliestireno o poliuretano expandido , aumento en los espesores de lana mineral/vidrio o el uso
de celulosa proyectada en muros cielo y pisos, el uso de termopaneles ( con DVH o doble
vidriado hermético y marcos de PVC) y sellos de infiltraciones como espumas de poliuretano,
burletes de felpa o goma, para así evitar el paso del viento a través de pequeñas aberturas que
representan un gran porcentaje de pérdidas de calor, los cuales se encuentran detallados en las
fichas técnicas de cómo y cuánto se debe aislar cada vivienda, los cuál viene a evitar las típicas
pérdidas de calor que se producen en un edificio tanto en pisos , muros , techos, ventanas,
puertas e instalaciones, remediándolo esencialmente mediante el sello y aumento resistencia
térmica, cubierta esta problemática es cuando recién nos debemos preocupar de la temperatura
interior de nuestra vivienda, buscando alcanzar alrededor de los 20° C que determina la OMS
como el promedio de una temperatura confort, el cual varia de persona en persona. Las opciones
variarán según las necesidades en cuanto a m2 a cubrir en la vivienda y el tipo de calor que se
busque.

No debemos eso sí olvidar que las viviendas necesitan recambios de aire ya que tanto el vapor
de agua producido por las personas como algunos tipos de combustión, generan una cantidad
importante de vapor de agua , el cual afecta al correcto funcionamiento de la vivienda, humedece
aislantes no permitiéndoles cumplir su función , genera degradación en los recubrimientos
producto de la humedad acumulada, entre otros. Es por esto que no debemos olvidar que si
bien podemos aislar completamente una vivienda, el correcto uso de sus moradores velando por
una correcta ventilación y recambio de aire, serán esenciales para mantener una vivienda
saludable.
Para evitar las infiltraciones en la vivienda, se recomienda el uso de:

Poliuretano expandido en infiltraciones de instalaciones como

ductos e instalaciones eléctricas, también puede ser una opción los sellos
de silicona en materiales que poseen un mayor juego de contracción y expansión.

En el caso de las puertas el uso de burlete tipo cepillo para superficies con

alfombra, burlete de goma para superficies más lisas como cerámicos y

en el caso de la espuma de poliestireno es ideal para superficies de pisos


flotantes.

Para las ventanas se pueden aplicar en forma mixta sellos de silicona en los puntos fijos y en las
zonas de abatimiento o desplazamiento de las ventanas distintos tipos de burletess , ya sean de
espuma, caucho o silicona su aplicación dependerá del tamaño de la abertura que querramos
cubrir.

.
Imagen DVH con marco de PVC

Hélibeth X. Duguet M.
Coordinadora de Especialidad Área Construcción

Arquitecto
Master en Medio Ambiente y Energías Renovables
(D)Evaluación y Desarrollo de Proyectos Inmobiliarios
Magister en Educación Superior Aplicada en la Educación.

Esquema de infiltraciones de aire fuente


http://www.certificadosenergeticos.com/solucionar-infiltraciones-puentes-termicos-caja-persiana