You are on page 1of 5

Estudiante: Michael Javier Díaz Vera

Código: 20152135023
Programa: Licenciatura en física
Asignatura: Mecánica Clásica I
Docente: Johanna Torres

ANALISIS CAPÍTULO 1 Y 2 de “ISAAC NEWTON: Obra y Contexto; Una Introducción”


Capítulo 1
Galileo
La defensa del sistema de Copérnico y la matematización del movimiento
Este capítulo aborda algunas de las características principales que plantea Galileo en su
nueva ciencia, todo esto debido a que Newton tomo gran parte de la obra de Galileo para
crear su trabajo científico, por eso en este análisis se buscara articular algunas de las
particularidades que compartían Newton y Galileo a la hora de hacer ciencia. Partiré
explicando los rasgos más generales de la ciencia de Galileo y como estos llegaron a ser
vinculados al modelo científico que estaría por iniciar Isaac Newton.
Galileo fue el principal defensor y difusor del modelo heliocéntrico de Copérnico, lo que
significaba criticar al modelo físico de Aristóteles. Esto lo hizo principalmente a través de
“El Mensaje de los Astros (El Sidereus Nuncius)” y “Las Cartas Sobre las Manchas Solares”.
El Sidereus Nuncius es un tratado en el cual Galileo explica como creo su propio telescopio
a partir de lo que denomina Alexander Koyre “un aparato con más características de
juguete”, convirtiéndolo en un instrumento destinado a la observación y medición con un
alta precisión. Con este telescopio logra observar los objetos fuera de la tierra, donde
observa que los cuerpos celestes no son perfectos como lo planteaba Aristóteles, además,
observa que el espacio es infinito.
Entre lo más destacable en este trabajo es la observación de los cuatro satélites de Júpiter
ya que le permite comprobar que la tierra no es el único centro de rotación en el universo.
También observa las fases de venus, lo que hizo evidente el hecho de que los planetas no
emiten luz propia y que la intensidad de esta luz en venus era mayor que en marte, júpiter
y Saturno, a diferencia de las estrellas que su intensidad de luz es constante, lo que
significaba que estaba más cerca al sol.
Por otro lado su trabajo matemático en las cartas sobre las manchas solares fue magnífico,
donde a partir de tratados geométricos demostró que las manchas se encontraban en la
superficie del sol y no, como exponían algunos de sus contemporáneos, a planeta que
orbitaban cerca al sol. Años más tarde, con otro tratado geométrico demuestra que la
posición del sol es un poco inclinada respecto a la elíptica de su trayectoria.
En estos tratados geométricos se evidencia la magistral habilidad de Galileo para integrar
todos los elementos de su observación con las matemáticas, en este caso la geometría, para
revelar aspectos de la realidad.
El trabajo científico más destacado de Galileo esta sin duda dedicado a la obtención de las
características generales del movimiento de un cuerpo en caída libre y a la ley de la inercia.
Todo esto parte de la idea aristotélica de que el mundo es el centro del universo, por lo
tanto no se mueve. Galileo a través de sus “Discursos” logra refutar algunos de los
planteamientos de Aristóteles a partir de los personajes de su obra.
Uno de estos argumentos de Aristóteles es el ejemplo de la torre, en el cual se quiere decir
que si se lanza una piedra desde una torre esta cae junto a la torre, pero que si la tierra se
moviera esta caería alejada de la torre en dirección dependiente del movimiento de la
tierra. Galileo desmonta este argumento con el ejemplo del barco. Si se coloca un balde
debajo de una gotera en la bodega de un barco en quietud las gotas de agua caerán en el
balde, y si el barco se encuentra en un movimiento constante seguirá cayendo en el balde.
Esto explica la razón de que la piedra caiga junto a la torre, que al igual que ella, la piedra
posee el movimiento de la tierra.
Otra idea que nos muestra en los discursos viene a partir de la suposición de una esfera en
un plano inclinado infinito, esta, por sentido común, se deslizaría a través del plano
infinitamente con movimiento acelerado. Si se trata de un plano inclinado hacia arriba y se
le aplica una fuerza esta se desacelerará hasta detenerse. Lo que nos lleva a la lógica de
que si es un plano sin ángulo de inclinación y se le aplica una fuerza esta se moverá
infinitamente. Pero todo esto bajo el ideal de despreciar cualquier tipo de fricción.
Con esto Galileo ya trae a colación dos ideas principales del movimiento de los cuerpos,
primero, la superposición de los movimientos, esto con el ejemplo del barco y la torre,
donde la piedra tiene un movimiento vertical de caída y uno horizontal, el de la tierra, y
segundo, la inercia de los cuerpo, donde se define el movimiento como un estado que
prevalece a menos que una fuerza detenga ese movimiento, esto mejor conocido como la
ley de la inercia.
Galileo también estudia el fenómeno de la caída de los cuerpos donde a través de un
maravilloso proceso de matematización, en base a la geometría, logra hallar una relación
entre el espacio recorrido en un cuerpo en caída y el tiempo que tarda en hacerlo, para
comprobar esto uso su famoso experimento de los planos inclinados, donde a partir de la
medición de la distancia y el tiempo logra obtener la relación de que la distancia recorrida
en un movimiento de un cuerpo en caída es proporcional al cuadrado del tiempo. Esta
proporcionalidad solo existe si se universaliza la forma de caer de los cuerpos, donde se
genera un nuevo conflicto con las ideas aristotélicas.
Para Aristóteles los cuerpos más pesados caen primero que los más livianos. Esto lo pone
en contradicción Galileo bajo el argumento de que, si se crea un nuevo cuerpo a partir de
dos simples y se deja en caída el liviano retrasaría la caída del pesado, pero este nuevo
cuerpo compuesto, al ser la suma de los pesos de los dos cuerpos simples sería un cuerpo
más pesado, por lo tanto debería caer más rápido, lo cual es una contradicción. Por eso para
Galileo todos los cuerpos caen a igual velocidad pero esto no sucede en la realidad por las
características de los cuerpos mismos y del ambiente en el que caen. Por lo tanto para
Galileo todos los cuerpos en el vacío caen a la misma velocidad.
Se ha establecido históricamente a nivel científico que la física de Newton es básicamente
la continuación de la física planteada por Galileo, esto hasta el punto que las suposiciones
de su investigación, como la primera ley de Newton, que es la misma ley de la inercia creada
por Galileo, y la idea de la caída de los cuerpos, de donde viene la ley de gravitación
universal, que no son más que planteamientos idealistas, y sus métodos, como la
matematización de los fenómenos, en el caso de Galileo apoyándose en la geometría
euclidiana, y en el caso de Newton en la geometría cartesiana, son esencialmente los
mismos. Entre las características principales que se encuentran en sus tipos de métodos es
que tomaban lo medible del fenómeno (como he mencionado anteriormente en los
fenómenos que tienen que ver con el movimiento, como también lo hizo con sus tratados
astronómicos) que están observando, de esta manera podían cuantificar e integrar a un
sistema matemático que permitiera realizar predicciones. Este sistema matemático está
regido por ciertas leyes universales que explican el mundo, que son de carácter ideal, como
es el caso de la ley de la inercia. Además relegan al experimento a un medio de
corroboración de estas leyes, como uso Galileo su experimento del plano inclinado en la
caída de los cuerpos.
Autores:

 Maurice Clavelin “La philosphie naturelle de Galilé”, Librairie Armand Colin, Paris -
1968.
 Carlos A. Hernandez “Galileo: El arte de la ciencia”, editado por la Universidad
Nacional de Colombia, Bogotá – 2004.
 Alexandre Koyré “Du monde de l’à-peu-près à l’univers de la présicion” en Etudes
d’Histoire de la Pensée Philosophique, Ed. Gallimard, París – 1971.
 Galilelo Galilei “Diálogos”.
 Galilelo Galilei “El Ensayador”, Editorial Sarp, Madrid 1984.
 Carlos A. Hernandez “Galileo: Las matemáticas y el mundo, revista novum”.
 José Granés S “ISAAC NEWTON: Obra y Contexto; Una Introducción” editado por la
Universidad Nacional de Colombia, Bogotá – 2005.
Capítulo 2
El contexto cultural de la obra de Newton
En este capítulo se da un marco político, social, cultural y económico en el cual se
desenvolvía Isaac Newton, donde también se hace un contraste respecto al contexto en el
que se desenvolvía Galileo Galilei. Este marco global del mundo en el que vivió Newton nos
dará una visión general sobre el tipo de pensamiento y actitud que tenía él hacía el mundo,
y como se cuestionaba el propio autor del texto en la introducción del mismo “¿Cómo se
manifiesta, según Newton, Dios en el mundo?”.
Haciendo un poco referencia al contexto cultural en el cual se ubicó Galileo llegamos al
renacimiento italiano, donde la forma de ver al hombre estaba cambiando, donde antes, en
el medioevo, se le veía a partir del grupo social al que pertenecía, donde el hombre siempre
permanecerá en una misma actividad imposibilitando el ascenso social, y en el
renacimiento, se veía al hombre desde su singularidad, la autonomía para adquirir el estatus
social que sus características le permitieran llegar, donde el hombre no se estancaba a una
actividad definida.
Pero el mundo empieza a tener esta nueva acepción a partir del modelo astronómico de
Copérnico, el cual Galileo difundió y defendió. Él tenía muy claro que el defender este
sistema generaba un debate más allá de la ciencia, donde entraba en conflicto con el poder
religioso, que había adaptado los principios aristotélicos a su religión, que como vimos en
el capítulo pasado fueron desmentidos por Galileo, además, contradijo las escrituras
sagradas y sus dogmas, lo cual le costó un problema con el clero del cual al final puedo salir
“bien librado”. La iglesia católica se opuso con violencia a la nueva ciencia dada por Galileo,
y con todo su poder espiritual, ideológico, político y cultural logro suprimir a partir del
miedo. Al final Galileo tuvo que rechazar el modelo Copernicano en contra de su voluntad,
de donde se recuerda la famosa frase en el mundo de la ciencia dicha por galileo a manera
de susurro; “eppur si muove” (y sin embargo se mueve) haciendo referencia a la tierra,
aunque no es más que una historia.
El contexto en el cual estuvo involucrado Newton fue un poco más favorable a nivel
científico, ya que en Inglaterra Enrique VII y el Papa tuvieron algunas diferencias, esto en el
siglo XVI, la monarquía se separó de la iglesia católica, quitándole todo el poder que tenía
en ese entonces en esta parte del mundo. A pesar de ello la monarquía quiso adoptar su
propia religión bajo la doctrina del cristianismo dando origen al puritanismo, donde llegaron
a la idea que para lograr la salvación espiritual se debía hacer por medio de obras materiales
que beneficien a la comunidad, y como se habla de un Dios trascendente, define un destino,
una misión, para cada persona, esta misión en función de la sociedad. Este es uno de los
principios de la ética puritana. Otra característica de la ética puritana es que la
interpretación de las sagradas escrituras es individual, cada persona debe hacer uso de su
razón para darle un sentido al mensaje bíblico, lo que permite a la razón ser parte de esta
ética, pero esta razón debe llevar a conocimientos aplicables a la realidad.
Fueron las características principales de esta ética los que permitieron a esta nueva ciencia
ser aceptada por el puritanismo inglés, ya que a cada sujeto le daba una misión en función
de la sociedad, y como es bien conocido, el desarrollo de la ciencia implica progreso nivel
social, por eso se veía a la ciencia más como una actividad religiosa que científica, donde el
modelo preferido era el empirista ya que se enfocaba en lo real, en lo que se puede ver a
través de los sentidos, siendo este uno de los principios de la ética puritana.
En un marco más personal y educativo podemos decir que Newton nació en la navidad de
1642, mismo día en el que muere Galileo, para algunos más que una simple casualidad.
Cuando Newton nació su padre ya había muerto y su madre lo abandonó, dejándolo con su
abuela, lo que dice en el texto que pudo causar algunos traumas, a los cuales se debe su
forma de ser; una personalidad introvertida y recelosa.
Durante sus estudios secundarios vivió con el boticario del pueblo donde vivía, lo que pudo
haber generado su interés en la alquimia. Para sus estudios universitarios ingreso a la
Universidad de Cambridge en donde también fue docente. Mientras hacia sus estudios, que
en ese entonces aún tenían un enfoque en la filosofía de Aristóteles, leía simultáneamente
los textos de algunos científicos como Bacon, Galileo, More, Descartes, entre otros, donde
se empezó a formar a nivel de esta nueva ciencia.
Dentro de todo este fenómeno que estaba generando esta nueva ciencia hubo un grupo
de personas de Inglaterra interesadas por este campo llamado “The Royal Society”, donde
atribuían la creación de esta nueva ciencia a Galileo y a Francis Bacon, pero guiados bajo el
método de Bacon, buscaban obtener avances científicos a partir de la experimentación que
permitieran el progreso de la sociedad. Newton fue presidente de esta asociación en algún
tiempo que rechazaba las prácticas de alquimia, pero Newton aprovecho un poco este
periodo de dirección cambiando el enfoque empirista y aprovechando un poco este papel
para defender sus intereses personales.
Si algo se puede apreciar de Newton a partir de todo esto es que era sin lugar a dudas un
auténtico puritano que estaba convencido que había sido escogido por Dios para develar
los secretos que él había dejado en el mundo, además su gran dedicación que posiblemente
era el factor de correlación que compartía con Galileo, que realizo su obra bajo las premisas
de la estética de la iglesia del medioevo, ambos bajo sus preceptos religiosos, aunque estos
difieran en ciertos puntos.
Autores:

 Frank E. Manuel”A Potrait of Isaac Newton Da Capo Prees” Inc. New York – 1968.
 White Michael “Isaac Newton, The last Sorcerer”, Addison Wesley – 1997.
 Westfall Richard S. “Never at rest. Byography Isaac Newton”, Cambridge University
prees – 1980.
 José Granés S “ISAAC NEWTON: Obra y Contexto; Una Introducción” editado por la
Universidad Nacional de Colombia, Bogotá – 2005.