You are on page 1of 6

pyrig

No Co

ht
t
C A S O C L Í N foI rC PO

by N
ub

Q ui
lica
tio
te n ot

n
ss e n c e fo r
Desórdenes
alimentarios
y problemas
CASO CLÍNICO

periodontales.
A propósito de
Cristina Serrano
un caso Cristina Serrano, Lourdes Rubio, Bettina Alonso,
Magister en Periodoncia por la UCM
Profesora colaboradora del Margarita Iniesta, Lorenzo de Arriba
Máster en Periodoncia de la UCM
Práctica privada en Periodoncia
e Implantes en Ciudad Real Palabras clave: desórdenes alimentarios, anorexia, bulimia, patología oral, lesiones periodontales.

Lourdes Rubio Resumen: Los desórdenes alimentarios son un grupo de alteraciones psicopatológicas que afectan a la relación del paciente con la comida y su propio cuerpo, dando lugar
Especialista Universitaria en a complicaciones sistémicas, que pueden desembocar en la muerte del paciente. Estos desórdenes también pueden afectar a diferentes estructuras de la cavidad oral, como
Medicina Oral por la UCM dientes, tejidos periodontales, glándulas salivales y mucosa oral. Objetivo: Conocer la patología oral que podemos encontrar en pacientes con determinados desórdenes
Profesora colaboradora del alimentarios, y cuál debe ser la actitud terapéutica del odontólogo ante este tipo de pacientes. Se presenta el caso clínico de una paciente con anorexia y bulimia nerviosa,
Título de Especialista en Medicina Oral que presenta lesiones orales, dentales y periodontales como consecuencia de estas alteraciones alimentarias. Conclusiones: El odontólogo desempeña un papel importante
de la UCM en la prevención de las secuelas dentales y sistémicas, en algunos casos de riesgo vital, que suponen este tipo de desórdenes alimentarios, por ello, es importante conocer
Práctica privada en Periodoncia las manifestaciones orales (erosiones, alteraciones en la mucosa oral, patología periodontal…) y sistémicas de las diferentes patologías alimentarias, con el fin de realizar
en Ciudad Real un correcto diagnóstico precoz de las mismas y adoptar una actitud terapéutica adecuada.

Bettina Alonso
Magister en Periodoncia por la UCM
Profesora Asociada del Dpto. de Medicina
y Cirugía Bucofacial de la UCM
Profesora del Master de
Periodoncia de la UCM INTRODUCCIÓN sirve para expresar alteraciones psíqui-
cas de varios tipos. Además, las com-
Margarita Iniesta Los desórdenes alimentarios son un plicaciones sistémicas asociadas con
Magister en Periodoncia por la UCM
grupo de alteraciones psicopatológicas estos desórdenes pueden terminar afec-
Profesora colaboradora del Dpto. de
Medicina y Cirugía Bucofacial de la UCM que afectan a la relación del paciente tando a múltiples órganos y sistemas,
Profesora del Master de con la comida y su propio cuerpo, ma- llegando a veces a provocar incluso la
Periodoncia de la UCM nifestándose a través de patrones de ali- muerte. De hecho, la Asociación de
Lorenzo de Arriba mentación distorsionados o caóticos. Desórdenes Alimenticios del Reino
Profesor Asociado del Dpto. de Según la Asociación Americana de Psi- Unido estima una tasa de mortalidad
Medicina y Cirugía Bucofacial de la UCM quiatría, dentro de este grupo de enfer- de un 10% para la bulimia. Las causas
Codirector del Título de Especialista medades se incluye la anorexia nervio- específicas de la muerte incluyen pa-
en Medicina Oral de la UCM
sa, la bulimia nerviosa y los desórdenes rada cardiaca y fallo multiorgánico
alimentarios no especificados de otra debido a inanición, deshidratación,
Correspondencia a: manera. desequilibrio electrolítico y suicidio de-
Cristina Serrano
El conocimiento actual de estas en- bido a depresión severa.
C/ Ramón y Cajal, 3, 2º A
13001 Ciudad Real tidades sugiere que el problema carac- Se observan diversas manifesta-
e-mail: info@periodonciaciudadreal.com terístico relacionado con la comida les ciones orales de estos desórdenes, que

Volumen 20, Número 3, 2010 209


Serrano y cols. Desórdenes alimentarios y problemas periodontales. A propósito de un caso
pyrig
No Co

ht
t fo
rP

by N
ub

Q ui
C L Í N I C O

lica
tio
te n
ot

n
ss e n c e
fo r
C A S O

1 2 3

4 5 6

7 8 9
Fig. 1 Paciente extremadamente delgada. Fig. 5 Erosiones oclusales con “islas de amalgama”.

Fig. 2 Callos en dorso de los dedos. Figs. 6 y 7 Absceso palatino en el 26, con gran pérdida
de inserción palatina.
Fig. 3 Erosiones en superficies palatinas de los dientes
superiores. Fig. 8 Imagen Rx de 26-27, con la lesión endoperio.

Fig. 4 Mordida abierta anterior como consecuencia Fig. 9 Rehabilitación con facetas de composite tras
de la erosión. el tratamiento periodontal.

afectan a mucosa oral, dientes, glán- CASO CLÍNICO 40 kg (índice de masa corporal: 14,87).
dulas salivales y tejidos periodontales Seguía un tratamiento con el especia-
(Lo Russo y cols. 2008; de Moor Presentamos el caso clínico de una pa- lista en endocrinología y había estado
2004). En múltiples trabajos se habla ciente de 30 años de edad, que vino a hospitalizada en varias ocasiones en el
de dichas manifestaciones orales, so- la consulta remitida por su dentista servicio de Trastornos alimentarios del
bre todo de las erosiones de las super- para que la tratáramos de la enferme- Hospital General de Ciudad Real,
ficies palatinas y linguales de los dien- dad periodontal que presentaba. La pa- como consecuencia de su conducta
tes y de las lesiones eritematosas en ciente se quejaba de inflamación, mo- alimentaria caótica. Estaba medicada
mucosa oral como consecuencia del lestias, retracción gingival, presencia con antidepresivos (mirtazapina, du-
ácido o del trauma producido por el de pus en la encía, mal aliento, movi- mirox, citrel, lexatin), con fármacos
dedo o el cepillo de dientes al pro- lidad dentaria, así como hipersensibili- para mejorar el tránsito intestinal (ci-
vocar el vómito. Sin embargo, en po- dad muy intensa tanto al frío, como al dine) y con etinilestradiol para regular
cos casos se relaciona con problemas calor, frente al dulce, al masticar y la menstruación, ya que, en ausencia
periodontales. al cepillarse. Asimismo, se quejaba de de anticonceptivos orales, presentaba
El objetivo de este artículo fue re- sensación de boca seca. amenorrea. Hace un año, le habían
visar las posibles manifestaciones ora- Reconoció padecer anorexia ner- diagnosticado osteoporosis bastante
les y periodontales de los desórdenes viosa asociada a bulimia. Ella lo rela- avanzada, que de momento estaban
alimentarios y presentar un caso de una cionaba con un trastorno obsesivo controlando de manera preventiva
paciente joven, con una historia de desde la adolescencia, que expresaba con los anticonceptivos orales. Pre-
anorexia y bulimia nerviosa, con ma- a través de la comida y en los estudios. sentaba también hipotensión arterial.
nifestaciones periodontales. La paciente medía 1,64 m y pesaba Era no fumadora. Sus analíticas solían

210 Periodoncia y Osteointegración


Serrano y cols. Desórdenes alimentarios y problemas periodontales. A propósito de un caso
pyrig
No Co

ht
ser normales, excepto para los niveles serción de la raíz palatina del 26 (Figs.
t fo
CRITERIOS DIAGNÓSTICOS rP

byC ANS
de proteínas, que solían ser bajos. 6 y 7). Según refería la paciente, había DE ANOREXIA NERVIOSA ub

Q ui
La paciente presentaba antece- sufrido abscesos de manera repetida en (American Psichiatric lica
Association 2000) tio
dentes familiares de enfermedad pe- esas localizaciones. Como consecuen- te otn

O
se nc e
• Negativa a mantener el peso delscuerpo
fo r
riodontal. cia de esa gran pérdida ósea se había
por encima del 85% de lo esperado
A la exploración extraoral presen- producido una lesión endoperiodontal

C L Í N I C O
según la edad y altura del paciente.
taba un aspecto demacrado y extrema- en dicha pieza.
da delgadez (Fig.1). Radiográficamente (Fig. 8), se ob- • Miedo intenso a aumentar de peso
o a llegar a ser gordo, incluso teniendo
Al observar sus manos, se percibía servaban defectos infraóseos, sobre peso insuficiente.
un hábito de onicofagia, así como de- todo en la zona 26-27, aunque también
dos callosos (Fig. 2), característicos del en la superficie distal del 36 y en la su- • Visión distorsionada del propio peso,
talla o forma; el anoréxico demacrado
paciente bulímico. Dichos callos se perficie mesial del 37. Asimismo, se se siente gordo.
producen en los dedos como conse- veía en general ensanchamiento del li-
cuencia de la provocación del vómito gamento periodontal en las zonas de • En mujeres, ausencia de al menos tres
ciclos menstruales consecutivos.
con los mismos. molares.
Durante la exploración intraoral, el Se le realizó tratamiento periodon-
hallazgo más llamativo eran las grandes tal consistente en medidas de higiene
erosiones en las superficies linguales de oral, mediante técnica de Bass y el uso tiene episodios ocasionales de hiper-
los dientes, sobre todo de la arcada su- de cepillos interdentales; raspado y ali- fagia descontrolada, que representan
perior (Fig. 3), que llegaban hasta el sado radicular por cuadrantes realizados una expresión de ansiedad, de depre-
punto de haber perdido sustancia den- en 24 horas siguiendo el protocolo de sión o de soledad; la percepción de esa
taria en los bordes incisales de incisi- desinfección total de la boca; se le pres- falta de control sobre la comida les da
vos, lo que provocaba ya una mordida cribió tratamiento antibiótico como miedo, por lo que eliminan la comida
abierta anterior (Fig. 4), signo bastan- medida coadyuvante en el tratamiento que acaban de ingerir mediante la au-
te característico de los pacientes que del absceso periodontal y se le recomen- toinducción del vómito, o mediante
llevan años provocándose el vómito. dó exodoncia del 26 por pronóstico pe- drogas del tipo laxante.
Se observaban también grandes riodontal imposible. Aunque no existe una única causa
erosiones en las superficies oclusales de Tras el tratamiento periodontal, el para los desórdenes alimentarios, la
los molares, con obturaciones de amal- día de la reevaluación al mes de la fase conducta más frecuente que los prece-
gama sobreelevadas, debido a la mayor básica, su índice de placa era < 10%. Su de es la dieta. Existen múltiples facto-
resistencia del metal a la erosión. Estas grado de motivación era muy alto. res que interactúan determinando la
imágenes son muy características y fre- Su índice de sangrado era también in- vulnerabilidad para desarrollar estos
cuentes en el paciente bulímico y se de- ferior al 10% y sus sondajes eran com- desórdenes, como la predisposición ge-
nominan “islas de amalgama” (Fig. 5). pletamente normales. Habían desapa- nética, imagen distorsionada del pro-
Al realizar la exploración periodon- recido todas sus molestias (incluso la pio cuerpo, disfunción familiar y pre-
tal, se diagnosticó una periodontitis cró- hipersensibilidad extrema que padecía). siones sociales.
nica generalizada inicial, pero en fase La paciente estaba muy interesada en Aunque la comida parece ser el he-
avanzada en áreas localizadas, con una mejorar la estética, por lo que una vez cho central, no es así. Los desórdenes
profundidad de sondaje que oscilaba en- controlado el problema periodontal, fue alimentarios son un medio para ganar
tre 4 y 10 mm (con recesiones gingiva- remitida al dentista restaurador para la autoestima, para crearse expectativas
les que oscilaban entre 1 y 7 mm). En realización de unas facetas de composi- no realistas y ganar control, aprobación
general podía observarse una mayor pér- te en incisivos (Fig. 9), que enmascara- y respeto de familiares y amigos.
dida de inserción periodontal y mayo- ron su mordida abierta anterior y satis- Los síntomas físicos que suelen pre-
res recesiones en las superficies lingua- ficieron sus expectativas estéticas. sentar los pacientes con anorexia ner-
les y palatinas de los dientes. viosa son: extrema delgadez (índice de
Muchos de los dientes presentaban DISCUSIÓN masa corporal < 17,5), vello lanugo que
movilidad grado I, y el primer molar su- cubre cara y tronco, baja frecuencia
perior izquierdo presentaba movilidad Los pacientes que sufren desórdenes cardiaca, baja presión sanguínea, cia-
grado II. alimentarios, tienen diferentes perfi- nosis de manos y pies, hipotermia, ame-
En el momento de la primera visi- les de conducta con respecto a la co- norrea y pérdida de tejido cardiaco y te-
ta, presentaba un absceso periodontal mida y la dieta. Los pacientes anoré- jido cerebral. La osteopenia es una
en las superficies palatinas de primer xicos sienten una necesidad obsesiva complicación médica seria en muchas
y segundo molares superiores izquier- de reducir su propio peso, principal- mujeres con AN. Suelen desarrollar os-
dos, con una profundidad de sondaje de mente mediante el ayuno, asociado a teoporosis de forma prematura (Faine
10 mm, recesión gingival de 7 mm, y veces a actividad física intensa. Por 2003). Nuestra paciente, presentaba
por tanto, una pérdida de inserción de otro lado, el paciente bulímico tiene amenorrea y una osteoporosis avanza-
17 mm, lo que afectaba al total de la in- miedo de engordar, pero inicialmente da, impropia de su edad. Ambas altera-

Volumen 20, Número 3, 2010 211


Serrano y cols. Desórdenes alimentarios y problemas periodontales. A propósito de un caso
pyrig
No Co

ht
esofágica, deshidratación, alteraciones
t fo sean
cas, haciendo que los síntomas
CRITERIOS DIAGNÓSTICOS DE rP

by N
LA ASOCIACION AMERICANA electrolíticas, que pueden provocar menos detectables a pesar de que ubel

Q ui
C L Í N I C O

DE PSIQUIATRIA PARA BN
arritmias y paros cardiacos, y daños en
l
cuerpo está sufriendo interiormente.icat
ion
1. Episodios recurrentes de atracones, hígado, pulmones y riñones. Suelen fu- Esto hace mucho más difíciltesu identi-
ot

n
nc e
ss epor
que se caracterizan por uno o ambos
fo r
mar más que la población general, para ficación si nos guiamos solamente
de los siguientes puntos: a) Comer,
en un período de tiempo discreto (por reducir el apetito y mantener el peso el aspecto físico, por lo que podría ser
ejemplo, en un período de dos horas), reducido. de gran importancia el diagnóstico de
una cantidad de comida que es sin Más que en la comida, hay que bus- las lesiones orales que son característi-
C A S O

duda mayor de la que la mayoría de las


car las causas de la bulimia en temas cas de este tipo de pacientes.
personas comerían durante un período
similar de tiempo bajo circunstancias psicológicos (desórdenes del humor, El síntoma oral más visible de una
similares. b) Sensación de carecer ansiedad, desórdenes obsesivo-compul- persona con desorden alimentario es la
de control sobre la comida durante sivos, trastorno bipolar…) y una sensa- perimolisis o erosión de las superficies
el episodio (es decir, no poder parar
de comer o controlar la cantidad de
ción de profunda carencia de control. palatinas de los dientes anterosuperio-
alimento que se está comiendo). Los episodios de atracón y purga pue- res. Se puede detectar tras seis meses
den ser severos, a veces con una ali- vomitando (DeBate 2005). El pH del
2. Un comportamiento inapropiado y
recurrente para prevenir la ganancia
mentación rápida y fuera de control vómito oscila entre 2,9 y 5,0. También
de peso, tales como: el vómito que puede parar cuando las afectadas suele asociarse al uso frecuente de be-
autoinducido; el mal uso de laxantes, son interrumpidas por otra persona o bidas ácidas y carbonatadas durante o
diuréticos u otras medicaciones; cuando el estómago les duele por la tras la gran actividad física que reali-
el ayuno; o el ejercicio excesivo.
hinchazón. Este ciclo puede ser repeti- zan. Es necesario realizar el diagnósti-
3. Los atracones y los comportamientos do varias veces a la semana o, en casos co diferencial con causas extrínsecas de
compensatorios inapropiados deben severos, varias veces al día. Algunas erosión, como reflujo gastroesofágico,
ocurrir, en promedio, por lo menos dos
veces por semana durante tres meses.
personas pueden vomitar inmediata- úlcera gástrica, vómito asociado a em-
mente después de comer, mientras que barazo o abuso de alcohol (DeBate
4. Una autoevaluación indebidamente otras comen de forma normal en socie- 2005). La erosión se caracteriza por una
influenciada por la figura y el peso.
dad y luego son bulímicas en privado. superficie pulida, uniforme y parecida
5. La perturbación no ocurre Las afectadas pueden usar este modelo a una cuchara, a diferencia de la forma
exclusivamente durante episodios de alimentación destructiva para ganar cortante aguda y angulada de una abra-
de anorexia nerviosa. control sobre sus vidas. Algunas no sión provocada por fuerzas mecánicas.
consideran un problema su enferme- En los pacientes con amalgamas,
dad, mientras otras se lamentan y te- debido a la erosión, protruyen las res-
ciones eran tratadas mediante estróge- men el círculo vicioso e incontrolable tauraciones sobre las superficies oclu-
nos. Algunas investigaciones han de- en el que se encuentran. sales erosionadas, formando islas de
tectado que ciertas pacientes bulímicas Suelen autoinducirse el vómito co- amalgama. Se va produciendo adelga-
sufren un desbalance hormonal de tes- locando un dedo u otro objeto, como zamiento de los bordes incisales de
tosterona y la administración de píl- un lápiz, en la parte más distal de la len- dientes anterosuperiores, produciendo
doras anticonceptivas que contienen gua para provocar el reflejo del vómi- transparencia del diente. A veces esto
estrógenos podría resultar en una dis- to. Como consecuencia de la utiliza- provoca fisuras y fracturas dentarias, y
minución de los síntomas. ción del dedo para la provocación del esa pérdida de los bordes incisales pue-
Aproximadamente el 50% de los vómito, con frecuencia se observan en de provocar mordida abierta anterior.
pacientes con anorexia nerviosa, tam- estos pacientes callos en los dedos. Es Todas estas características clínicas po-
bién presentan bulimia (Roberts, 1989). muy característico también el abuso de dían observarse claramente en nuestra
En el caso de nuestra paciente, se ob- laxantes, diuréticos o enemas (los pa- paciente.
servaban ambos procesos. La paciente cientes bulímicos que vomitan o utili- El paciente con desórdenes alimen-
presentaba una delgadez extrema, con zan laxantes se encuadran dentro del tarios presenta con frecuencia boca
un índice de masa corporal (14,87) grupo de bulimia tipo purgante) y ejer- seca o xerostomía. Las tasas de fluido
muy inferior al considerado en una per- cicio vigoroso y compulsivo (bulimia salival no estimulado son más bajas en
sona sana (IMC > 18), pero sin embar- tipo no purgante) para prevenir el au- los sujetos bulímicos que en los sanos,
go, se daba atracones, sobre todo de le- mento de peso. pero las tasas de flujo salival estimula-
che, llegando a beber varios litros Aunque nuestra paciente presen- do son normales. Factores que pueden
seguidos, que después vomitaba por una taba ambas enfermedades, anorexia y contribuir a la xerostomía en este tipo
mezcla entre dificultad para digerirlos bulimia, la mayoría de los pacientes bu- de pacientes pueden ser el vómito per-
y vergüenza por el atracón, que la inci- límicos presentan un peso normal, aun- sistente, la depresión (puede provocar
taba a provocarse el vómito. que la persona suele percibirse con so- xerostomía de origen psicogénico), el
Las consecuencias médicas del vó- brepeso. Además, es menos probable uso de medicación psicoactiva, los diu-
mito y abuso de laxantes y diuréticos que la persona baje de peso de un modo réticos, etc. Para reducir la deshidrata-
incluyen dolor de garganta, quemazón continuo, como sucede en las anoréxi- ción asociada al vómito repetido, sue-

212 Periodoncia y Osteointegración


Serrano y cols. Desórdenes alimentarios y problemas periodontales. A propósito de un caso
pyrig
No Co

ht
t fo
Tabla 1 Manifestaciones orales de los desórdenes alimentarios rP

byC ANS
ub

Q ui
Manifestaciones orales Principales causas
lica
tio
t n
ot

n
e

O
Lesiones mucosas Atrofia m. oral Deficiencia vit. ss e n c e
fo r
Lesiones eritematosas Vómito

C L Í N I C O
Paladar blando

Lesiones dentales Erosiones dentarias Vómito, bebidas ácidas


Caries Dulces, mala H.O.

Lesiones periodontales Gingivitis Déficit vit.C


Periodontitis Mala H.O.
Mala H.O.

Manifestaciones salivales Tumefacción glánd. salivales Sialoadenosis


Hiposalivación Fármacos

Síntomas orales Glosodinia Def. nutricionales


Hipersensibilidad dentinaria Alteraciones psicosomáticas
Xerostomía Caries, erosiones
Fármacos, alts. psicosomáticas.

len consumir grandes volúmenes de be- placa similar a los controles normales. proteínas y vitaminas puede exacerbar
bidas ácidas bajas en calorías, lo cual Sin embargo, es posible encontrarse dos la situación (Roberts y Tylenda 89).
tiende a aumentar las erosiones denta- situaciones. Por un lado, si son pacien- Según algunos autores (Roberts, 1989),
rias. tes bulímicos suelen ser pacientes muy la deshidratación de los tejidos blan-
Se observan, además, agranda- autoexigentes, por lo que sus índices de dos orales, debida a las alteraciones en
mientos intermitentes de una o ambas higiene oral suelen ser altos; mientras las glándulas salivales, junto con las
glándulas parótidas (ocasionalmente que los pacientes anoréxicos apáticos o deficiencias en la dieta y la mala hi-
también de las submaxilares) en un 10- deprimidos pueden tener tendencia a giene oral pueden tener una repercu-
50% de los pacientes que vomitan. El una peor higiene oral y por consiguien- sión negativa sobre la salud de los te-
agrandamiento suele producirse por te a un mayor riesgo de enfermedad pe- jidos periodontales y de la mucosa
una neuropatía periférica autonómica. riodontal (Lo Russo 2008). oral. En el caso de nuestra paciente,
La parótida es blanda a la palpación y En nuestra paciente, el índice de las recesiones y pérdidas de inserción
no suele ser dolorosa. No necesita tra- sangrado inicial era del 100%. En otros de las superficies palatinas eran mayo-
tamiento, excepto la recomendación estudios, sin embargo, se señalan índi- res que las de las superficies vestibula-
de hábitos alimentarios saludables y ces gingivales menores en pacientes bu- res, lo que está en concordancia con
cese del vómito autoinducido. límicos que en controles sanos (Philipp otros estudios (Touyz 1993). Esta si-
Se puede ver también enrojeci- 1991). Reportan índices de sangrado tuación periodontal suele ser poco ha-
miento de la mucosa oral como conse- más altos en anoréxicas, debido a los bitual en nuestros pacientes, salvo en
cuencia de irritación de los tejidos de- procesos depresivos, a la dejadez, mien- fumadores, por tanto, este dato puede
bido a los contenidos gástricos ácidos. tras que la paciente bulímica, al tener ser de relevancia clínica a la hora del
También se observa eritema faríngeo y un mayor grado de autoexigencia, nor- diagnóstico.
palatino resultante del trauma asocia- malmente tiene un buen índice de hi- La paciente además presentaba
do al uso del dedo o el cepillo de dien- giene oral y por tanto un índice de san- proximidad radicular entre las raíces
tes para inducir el vómito. grado bajo. Sin embargo, tras la etapa del primer y segundo molar superior iz-
Existe una mayor controversia en la de motivación, enseñanza de técnicas quierdo que, junto con la pérdida de
literatura con respecto a la relación en- de higiene oral y el tratamiento perio- inserción palatina, pudo provocar bol-
tre desórdenes alimentarios y enferme- dontal, mejoró sus índices de placa y sas periodontales más profundas en
dad periodontal (DeBate 2005). El pico sangrado hasta niveles casi impercep- esas localizaciones, con abscesos pe-
de incidencia de edad para los desór- tibles. riodontales de repetición y pérdida de
denes alimentarios se produce en la Se ha observado a veces un erite- inserción periodontal del total de la
adolescencia y en adultos jóvenes, mo- ma gingival generalizado como resul- raíz palatina.
mento en el que la existencia de enfer- tado de la combinación de xerostomía Otros estudios (Touyz 1997; Nishi-
medad periodontal en fase avanzada es y deficiencias nutricionales. La pérdi- da 2000) relacionan la gingivitis y pe-
infrecuente (Lo Russo 2008). da de humedad y de las propiedades riodontitis que puede observarse en es-
El estado periodontal suele ser simi- protectoras de la saliva pueden resul- tas pacientes con la deficiencia de
lar al del paciente normal. Los pacien- tar en una deshidratación de los teji- vitamina C, el llamado escorbuto, que
tes bulímicos suelen tener índice de dos periodontales, y la deficiencia de suele darse en países subdesarrollados.

Volumen 20, Número 3, 2010 213


Serrano y cols. Desórdenes alimentarios y problemas periodontales. A propósito de un caso
pyrig
No Co

ht
El escorbuto suele asociarse a la llama- el reconocimiento por parte del dentis-
t fo
muy erosionados. Para el tratamiento
rP

by N
da “gingivitis del escorbuto”, con una ta de las lesiones erosivas causadas por ub
de la hipersensibilidad, pueden aplicar-

Q ui
C L Í N I C O

encía característicamente roja brillan- el hábito bulímico puede ser la prime-


l
se fluoruros, composites y selladores deicat
ion
te, inflamada, ulcerada y con tenden- ra indicación de que el paciente nece- fisuras. Si la paciente sigue vomitando,
te ot

n
se le puede recomendar que sess e nc e
fo r
cia al sangrado espontáneo, que se re- sita intervención médica o psicológica. enjua-
laciona con un rápido desarrollo de Esto es especialmente importante en gue inmediatamente con bicarbonato
bolsas periodontales y pérdida denta- niños y adolescentes, que pueden tener o con fluoruro sódico de pH neutro, y
ria, como consecuencia de la alteración un alto riesgo de empeorar su salud ge- que se cepille los dientes antes del vó-
C A S O

que se deriva del déficit vitamínico en neral si no se diagnostica el desorden mito con una pasta fluorada. Es de gran
la formación del colágeno, la movili- alimentario y no se inicia un tratamien- importancia explicarle a la paciente
dad de los neutrófilos y la respuesta in- to efectivo. que nunca debe cepillarse inmediata-
mune (Matesanz 2008; Nishida 2000). Para un diagnóstico precoz por par- mente después del vómito, porque en
Nishida y cols. encontraron una ligera te del odontólogo, es fundamental que ese momento el esmalte reblandecido
relación (aunque estadísticamente sig- mejore su conocimiento sobre las ma- tras la exposición al ácido es más sus-
nificativa) entre déficit de vitamina C nifestaciones físicas y orales de los de- ceptible a la abrasión del cepillado (De-
y riesgo aumentado para enfermedad sórdenes alimentarios (DeBate 2005). Bate 2009). Debe aconsejárseles, asi-
periodontal (OR: 1,19). En el caso de Es importante prestar atención a los sig- mismo, que eviten las bebidas y comidas
nuestra paciente, en ninguna analítica nos clínicos característicos: erosiones ácidas, y sobre todo el cepillado denta-
presentó deficiencia de vitamina C, palatinas, islas de amalgama, recesiones rio inmediatamente después. Pueden
sólo ocasionalmente, niveles bajos de palatinas no asociadas a tabaco… incrementar su flujo salival mediante el
proteínas. Una vez realizado dicho diagnósti- uso de chicles sin azúcar o medicacio-
co, debe potenciarse el mantenimien- nes estimulantes de la saliva.
IMPLICACIONES CLÍNICAS
to de una rutina preventiva y de unos El diagnóstico precoz y el trata-
Y TERAPÉUTICAS buenos procedimientos de higiene oral, miento de la condición bulímica es la
incluyendo la aplicación de fluoruros clave para prevenir graves secuelas den-
Aunque nuestra paciente ya había sido tópicos durante las visitas dentales ru- tales y mucho más importante para evi-
tratada en múltiples ocasiones de su tinarias. Pueden realizarse procedi- tar complicaciones multiorgánicas de
desorden alimentario, con frecuencia, mientos restauradores en los dientes riesgo vital.

BIBLIOGRAFÍA
American Psychiatric Association. (1994) De Moor RJG. (2004) Eating disorder-induced Nishida M, Grossi SG, Dunford RG, Ho AW,
Diagnostic and statistical manual of mental dental complications: a case report. Journal of Trevisan M, y Genco RJ. (2000) Dietary
disorders. 4th edition. Washington, DC. oral rehabilitation 31, 725-32. vitamin C and the risk for periodontal disease.
Burkhart N, Roberts M, Alexander M y Dodds A. Faine MP. (2003) Recognition and management of Journal of periodontology 71, 1215-23.
(2005) Communicating effectively with eating disorders in the dental office. Dental Philipp E, Willershausen-Zönnchen B, Hamm G
patients suspected of having bulimia nervosa. clinics of North America 47, 395-410. y Pirke KM. (1991) Oral and dental
Journal of the American Dental Association 136, Fairburn CG y Peveler RC. (1990) Bulimia characteristics in bulimic and anorectic
1130-7. nervosa and a stepped care approach to patients. Internation Journal of eating disorders
DeBate RD, Seberson H, Zwald ML y cols. management. Gut 31, 1220-22. 10, 423-31.
(2009) Development and evaluation of a web- Lo Russo L, Campisi G, Di Fede O y cols. Roberts MW y Tylenda CA. (1989) Dental
based training program for oral health care (2008) Oral manifestations of eating aspects of anorexia and bulimia nervosa.
providers on secondary prevention of eating disorders: a critical review. Oral Diseases 14, Pediatrician 16, 178-84.
disorders. Journal of dental education 73 (6), 479-84. Touyz LZ. (1997) Oral scurvy y periodontal
718-29. Matesanz P, Matos R y Bascones A. (2008) disease. Journal (Canadian Dental Association)
DeBate RD, Tedesco LA, Kerschbaum WE. (2005) Enfermedades gingivales: una revisión de la 63, 837-45.
Knowledge of oral and physical manifestations literatura. Avances en Periodoncia 20, 11-25. Touyz SW, Liew VP, Tseng P y cols. (1993)
of anorexia and bulimia nervosa among Milosevic A y Slade PD. (1989) The orodental Oral and dental complications in dieting
dentist and dental hygienist. Journal of dental status of anorexics and bulimics. British dental disorders. International Journal of eating
education 69, 346-54. journal 167, 66-70. disorders 14, 341-7.

214 Periodoncia y Osteointegración