You are on page 1of 2

Biografía[editar]

Pocos datos biográficos se tiene sobre Pancho Fierro. Se sabe que nació en Lima el 5 de
octubre de 1807 y se le bautizó el 5 de febrero de 1809 en la Iglesia del Sagrado Corazón
de Jesús (Parroquia de Los Huérfanos) en ese entonces Vice-Parroquia de la Catedral.
Fue mulato, hijo de don Nicolás Rodríguez del Fierro, criollo español ordenado
de sacerdote y de Carmen Fierro, esclava de la casa familiar de don Antonio Rodríguez del
Fierro y Pollos, prior del Tribunal del Consulado de Lima y coronel del Batallón de Milicias
del Comercio de Lima, y doña Nicolasa Ignacia de Robina y Gallegos, dama perteneciente
a importantes familias de la sociedad virreinal limeña, padres de don Nicolás y abuelos
paternos del pintor.
Fue manumitido desde su nacimiento, es decir, nació libre siguiendo la regla no sancionada
que rezaba que el hijo de un español no debía nacer esclavo. No se conoce que realizará
estudios de pintura pero desde temprana edad mostró su talento para este arte. En el mes
de mayo de 1828 contrae matrimonio en Lima con Gervasia Rosa Cornejo Belzunce,
natural de la Hacienda Mataratones en la provincia de Cañete, pero también formó familia
con otras mujeres de las que dejó dilatada descendencia.
Artista bohemio, de lento intuitivo, se ganaba el sustento pintando letreros comerciales
y carteles de toros o moldeaba figuras toscas para los nacimientos. También practicó
la pintura mural en las paredes hoy derruidas o borradas de muchas casas limeñas. Pero
sus mejores dotes de artista las volcó en numerosas acuarelas sobre cartulinas, en las que
retrató tipos y costumbres de finales de la época colonial y de las primeras décadas de la
República del Perú, transmitiéndonos la imagen de un mundo pintoresco, que abarca todas
las clases sociales. En ese campo tuvo imitadores y competidores nacionales y extranjeros
pero Pancho Fierro destacó por su talento. Así lo atestigua los diversos padrones de los
gremios de empresarios de los diferentes ramos industriales elaborados para el pago de la
patente presentados a la Prefectura de Lima, en cuyas relaciones de pintores Pancho Fierro
figuró como pintor de segunda y luego de primera clase al lado
de otro afamado pintor, el mulato José Gil de Castro.

Supuesta fotografía de Pancho Fierro.


Según Ismael Portal, era “de color honesto, mulato, de más de
mediana estatura, grueso, de barba cerrada, mirada penetrante,
habilísimo y de lo más agudo”.
Falleció en el hospital Dos de Mayo, el día de Fiestas Patrias de
1879, a la edad de 70 años probablemente calculando su edad
a partir de su bautismo ocurrido en 1809 y no la de su
nacimiento en 1807. La nota necrológica publicada en el
diario El Comercio, asegura que, además de sus acuarelas,
dejó numerosos cuadros al óleo y retratos a carboncillo "única
herencia de su desconsolada familia". También resalta su importancia como artista
costumbrista, habiendo sido para la pintura peruana lo que Manuel Ascencio Segura lo fue
para la literatura.

Francisco Fierro Palas (1809-1879), pintor popular conocido como Pancho Fierro.
Nació en Lima en 1809, siendo sus padres Nicolás Fierro y Carmen Palas. Aparentemente,
su habilidad para la pintura fue innata, aunque la falta de una depurada técnica evidencia
su formación autodidacta. Su actividad se relacionó de manera permanente con su destreza
manual y se ganaba la vida pintando letreros y carteles taurinos, moldeando pequeñas
figuras para adornar los nacimientos navideños y realizando decoraciones
murales. Plasmó en innumerables acuarelas diversas escenas de la vida limeña,
retratando a tipos de todos los estratos sociales y de todos los oficios, constituyendo
un invalorable testimonio de las costumbres cotidianas en la capital peruana durante
el segundo tercio del siglo XIX.

Principales obras de Pancho Fierro


Desfilan en sus láminas la jamonera, el turronero, la buñuelera, la placera, el anticuchero,
el bizcochero, el heladero; danzas como las de los “chunchos”, la de las “pallas”, el “son de
los diablos”. A pesar de haber vivido la efervescencia de los tiempos de la emancipación,
son pocas las acuarelas que retratan esta etapa, excepto -según señala Angélica
Palma- “las rotuladas Un sitiador del Callao, Un oficial del ejército argentino-chileno. Fui del
ejército libertador y El sargento Zapata”. Prefirió, en cambio, la estampa costumbrista de
las tapadas, los esclavos, los veraneantes en Chorrrillos, los indios, los clérigos, etc.
El propio autor vendía sus acuarelas en el almacén de los Broggi y, con el correr de los
años, resultaron siendo muy apreciadas por viajeros y coleccionistas como el diplomático
francés Leoncio Angrand o el etnógrafo ruso Leopoldo Shrenk, dando lugar a que en la
actualidad obras suyas puedan hallarse en países tan distintos como Estados Unidos,
Rusia, Francia o Argentina. Entre los peruanos, el tradicionista Ricardo Palma fue poseedor
de la colección más importante, que en la actualidad se conserva en la pinacoteca municipal
de Lima.

Muerte de Pancho Fierro


Pancho Fierro muere en la más absoluta pobreza el 28 de julio de 1879 en el hospital
de caridad del Dos de Mayo. Como el artista no firmaba sus acuarelas, se ha dado el caso
de habérsele atribuido algunas ajenas y, al mismo tiempo, que no sean muy confiables los
títulos y fechas de estas pinturas. En 1975, Manuel Cisneros Sánchez publicó Pancho
Fierro y la Lima del 800, un estudio sobre el pintor mulato, incluyendo numerosas
reproducciones a todo color.

Related Interests