You are on page 1of 2

MODULO EMPRESA E INICIATIVA EMPRENDEDORA.

Wendy Conchado Pérez.

ANÁLISIS DE LA RELACIÓN DE LA ACTUAL FUGA DE EMPRESAS


CATALANAS CON SU ENTORNO GENERAL.

El entorno en el que se desenvuelve una empresa va a afectar tanto directa como


indirectamente al correcto desarrollo de su actividad ya que ambos sistemas se
interrelacionan e influyen entre si. Actualmente, debido a la situación de tensión
política y social causada por el movimiento independentista, se está viviendo en
Cataluña un fenómeno de “fuga” masiva, sobre todo de grandes empresas, que
deciden cambiar su domicilio a otro lugares que consideran más seguros y
estables para el desarrollo de su actividad.

El entorno general esta compuesto de aquellos factores que afectan a todas las
empresas independientemente de su sector. Está compuesto por cuatro tipo de
factores:
• Factores político-legales: sería el sistema político y de gobierno existentes y
la legislación que afecta a las empresas.
• Factores económicos: momento del ciclo económico (crisis o crecimiento),
situación del mercado laboral, tipos de interés, tasa de inflación y renta
media disponible de la población.
• Factores culturales: estilo de vida general, demografía y cambios sociales.
• Factores tecnológicos: son el nivel de desarrollo tecnológico y el de
inversión en I+D+I.

A continuación, pasamos a analizar cada factor y su influencia en el fenómeno de


fuga.

Factores político- legales.


Son los más importantes en este caso. Si se llegara a una situación de
independencia real, el gobierno catalán no puede asegurar la pertenencia de la
nueva República a la Comunidad Económica Europea, estar fuera de la misma
supondría la anulación del libre mercado con los países vecinos, lo que su vez
supondría impuestos por importación-exportación. Esto afectaría tanto al
suministro a los clientes de otros países (en los que entrarían los españoles) como
a los proveedores extranjeros. La empresas se verían obligadas a ejercer su
negocio dentro de los límites de la comunidad o a asumir costes que antes
existían. Otra consecuencia de la salida de la U.E. Sería la pérdida de la ayudas
europeas y la pérdida de los ventajas conseguidas por la Comunidad en tratados
con países de otras regiones del mundo.
Además, la inestabilidad política genera la incertidumbre acerca de como será
finalmente la organización del estado, posibles cambios en el sistema político que
implicarían a su vez cambios en la normativa laboral y de impuestos, en ayudas y
subvenciones, tramitaciones necesarios en la creación o modificación de
sociedades, política medioambiental, etc. Evidentemente, siempre hay cambios en
este sentido, las normativas se van adaptando a los tiempos pero suelen ser
cambios graduales, sin embargo en este caso sería repentinos y los empresarios
no pueden si quiera hacerse una idea clara de hacia dónde les llevará la situación.
La inestabilidad genera dudas e inseguridad por lo que los directivos eligen
cambiar el domicilio a un territorio que les pueda otorgar más garantías.

Factores económicos.
Son, también, de los más influyentes. La situación inestable puede provocar un
parón en el consumo por miedo aunque la población mantenga su renta disponible,
es posible que las familias decidan ahorrar por miedo a las consecuencias de la
situación: bloqueos por parte del gobierno de España o incluso la idea de guerra
civil. El ahorro “por si acaso” provoca la disminución del consumo y como
consecuencia se verían afectados los ingresos de estas empresas. A mayores
tenemos el problemas que provoca la inestabilidad en las finanzas: posibilidad de
aumento de la inflación, aumento de los tipos de interés, esto implicaría que, ante
la duda, los empresarios decidan marcharse.
Otro problema es la moneda, al salir de la U.E. ¿podría seguir empleando Cataluña
el Euro? En caso afirmativo ¿a qué precio?

Factores socioculturales.
En este sentido, un empresario puede plantearse la imagen de su empresa y cómo
la ve la sociedad. Una empresa con una imagen relacionada con España puede
verse rechazada por una población marcadamente independentista, llevando al
empresario a plantearse la posibilidad de un cambio de imagen o bien el traslado a
un mercado menos hostil.
También hay que valorar los cambios que podrían producirse en el estilo de vida de
la población, que podría pasar a ser más austera, como vimos en los factores
económicos.

Factores tecnológicos.
Estos factores no están tan directamente relacionados con la salida de las
empresas, sin embargo podemos plantear algunas dudas que pueden surgir entre
los directivos. Por ejemplo: siendo Cataluña uno de los ejes tecnológicos de
España ¿se mantendrá a este nivel en caso de que la independencia se haga
efectiva? ¿cual será la inversión en I+D+I? Si finalmente escapan numerosas
empresas ¿seré capaz de llevar a cabo mi negocio de forma viable en caso de
disminución de recursos tecnológicos?

En conclusión, podemos observar que los factores determinantes en la fuga de


empresas de Cataluña podría considerarse que son los políticos-legales y los
económicos. Sin embargo, realmente todos los factores están interconectados,
cambios en uno de ellos va a provocar cambios en los restantes y un análisis más
profundo sacaría a la luz muchos factores influyentes que en principio cuesta
imaginar. También podemos pensar que el factor determinante y que afecta a todo
en entorno general es la inestabilidad que sería la principal generadora de la huida
de las empresas.