You are on page 1of 2

Integrantes:

 Oviedo, Magalí
 Ordoñez, Noelia
 Trejo, Cynthia

Equipo Cátedra:

 Lic Quiroga, Maria Rosa


 LIc Revainera, Mariela

Fecha de presentación: lunes 28 de mayo de 2018


Reflexión grupal

De acuerdo al texto sugerido por el equipo cátedra, pudimos reflexionar


que la enfermería no es ajena ni está lejos a todos los avances y evolución en
materia de ciencia, tecnología, cultura, aspectos sociodemográficos y étnicos
de los últimos años, sino que ha ido creciendo e incorporando en su campo de
acción todas las modificaciones que aparecieron en este último siglo. Nos
atrevemos a decir que tuvo fuerte influencia por parte de la globalización que
se generó a escala mundial y que, a su vez, consistió en una creciente
comunicación e interdependencia entre los distintos países del mundo.
La Enfermería como disciplina profesional tuvo que ir ajustándose a las
demandas que generaron los distintos hechos puntuales y relevantes de la
historia ya que también es entendida como un servicio social, y como tal, debe
responder a la satisfacción de una determinada necesidad que tiene la
sociedad, dirigidos a sus integrantes que tienen un territorio y una cultura en
común, con el fin de promover un bienestar social desde el ámbito de salud.
La actual dinámica social hace que el cuidado de enfermería se convierta
en un desafío permanente, pues el profesional enfermero debe considerar los
valores, creencias y prácticas de individuos que tiene bajo su cuidado, así
como manifestar el respeto por la diferencia cuando ofrece dicho cuidado.
Nosotros mismos somos los que desarrollamos nuestra competencia cultural,
cuando en nuestra labor profesional incluimos la diversidad cultural de la
persona y comunidad, dentro de nuestra valoración enfermera y
proporcionamos los cuidados especializados e individualizados. Así mismo
considerando al individuo como un ser humano holístico, con todas sus
dimensiones interdependientes.
Como dijimos en un principio, no solo las sociedades, la política y la ciencia
han cambiado, sino los conceptos de salud y enfermedad, junto con los
procesos de salud – enfermedad, que fueron dejando atrás viejas teorías y
pensamientos arcaicos.
En el mundo contemporáneo, a través del desarrollo científico de las
ciencias humanísticas, podemos afirmar que el estudio de estos temas, no
pueden ser patrimonio solamente de las ciencias médicas, sino también el
resultado de una cosmovisión que tenga soporte en otras ciencias también,
como lo es la Enfermería, es por eso que los conceptos y las perspectivas han
cambiado, haciendo de nuestros criterios críticos más sustentados y con otra
visión en el momento de efectuar un cuidado.
Por otra parte, la aparición de nuevas enfermedades, el desarrollo y avance
tecnológico en las instituciones de salud, el crecimiento sociodemográfico,
entre otros, fueron el puntapié para la diversidad cultural que visualizamos hoy
en día.
En conclusión, entendemos que el tópico de la cultura es importante en
Enfermería por varias razones: porque cada país se está volviendo más diverso
a través de la migración global. Segundo, porque la cultura es parte importante
de la identidad de cada persona y debe ser reconocida en el cuidado de
enfermería. Y tercero, porque el hecho de suministrar cuidado de la salud a
través de las diversas culturas constituye un enorme desafío, si el cuidado de
enfermería no se realiza de una manera sensible y competente, puede ser
inefectivo o hasta dañino.