You are on page 1of 153

Poder Judicial de la Nación

TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

SENTENCIA NÚMERO VEINTIUNO/DOS MIL DIECIOCHO: En la


ciudad de Santa Rosa, Provincia de La Pampa, a los
veintiocho días del mes de mayo del año dos mil dieciocho,
siendo las doce horas, en la sede del Tribunal Oral en lo
Criminal Federal, la Secretaria Actuante, Dra.Norma Beatriz
Martínez, integra la votación conjunta y por unanimidad
elaborada luego de la deliberación de la que participaron
el día 18 de mayo los Señores Magistrados que componen el
Cuerpo -recibida vía correo electrónico y certificada en
sus respectivos despachos- y de este modo quedan
conformados los fundamentos del veredicto recaído en la
presente causa. Los Dres. Orlando Arcángel COSCIA, Marcelo
Walter GROSSO y Luis Roberto José SALAS, dictan sentencia
en la CAUSA Nº FBB 2781/2013/TO3 seguida a José Antonio
Charlín, argentino, D.N.I: 13.214.446, nacido el 1 de marzo
de 1960 en Valentín Alsina Provincia de Buenos Aires, hijo
de Benedicto y de Pilar Martínez, domiciliado en calle Don
Bosco nº 3709 Piso 5 Departamento 503 de la ciudad de
Buenos Aires, abogado, quien durante el debate estuvo
asistido por los Dres. Francisco Daniel Pagani y Flavia
Lorena Fernández, en su calidad de defensores particulares
y fue acusado por la Dra. María Luz Castany en
representación del Ministerio Público Fiscal; de todo lo
cual;
RESULTA:
Se abrió el correspondiente debate mediante la lectura
de la parte pertinente del requerimiento de elevación a
juicio obrante a fs. 516/532vta. por el que el Fiscal
Federal Subrogante Dr. Juan José Baric imputó a José

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Antonio Charlín la autoría de los siguientes delitos: abuso
de autoridad (art.248 del C.P.) en concurso ideal (art.54
del C.P.) con malversación de caudales públicos (art. 260
del C.P.) -Hecho nº1-; en concurso real (art. 55 del C.P.)
con el delito de abuso sexual simple en situación de
violencia de género (art. 119 primer párrafo, segundo
supuesto, del C.P. y Ley 26.485) -Hecho nº2-; en concurso
real con daño (art. 183 del C.P.) en dos oportunidades en
concurso real entre sí (art. 55 del C.P.) -Hecho nº3-; en
concurso material con amenazas coactivas agravadas por
tener como propósito el de compeler a una persona a hacer
abandono del trabajo (art. 149 ter inc.2º, apartado b,
último supuesto, del C.P.), en nueve oportunidades en
concurso real entre sí (art.55 del C.P.) -Hecho nº4-; en
concurso material con amenazas coactivas agravadas por
tener como propósito el de compeler a una persona a hacer
abandono del trabajo (art. 149 ter inc. 2º, apartado b,
último supuesto, del C.P.) -Hecho nº5-; en concurso real
con amenazas simples en situación de violencia de género
(art. 149 bis primer párrafo, primer supuesto, del C.P. y
Ley 26.485) -Hecho nº6-; en concurso material con amenazas
reiteradas, en concurso real con amenazas con herramienta
amenazante –trincheta- en una oportunidad, y en situación
de violencia de género (art. 149 bis primer párrafo, primer
supuesto, 55 y 149 bis primer párrafo, segundo supuesto del
C.P. y Ley 26.485) -Hecho nº7-; en concurso real con
amenazas coactivas en situación de violencia de género
(art. 149 bis segundo párrafo, primer supuesto, del C.P. y
Ley 26.485) -Hecho nº8-; en concurso real con amenazas

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

coactivas (art. 149 bis segundo párrafo, segundo supuesto,


del C.P.) -Hecho nº9-; en carácter de autor material y
penalmente responsable (art. 45 del C.P.).
En sus conclusiones finales la Fiscal General Dra.
María Luz Castany mantuvo la descripción de los hechos y
disintió en algunas de las agravantes de las calificaciones
legales propuestas en el requerimiento de elevación a
juicio. En definitiva acusó a José Antonio Charlín como
autor de los siguientes delitos: abuso de autoridad (art.
248 del C.P.) en concurso ideal (art. 54 del C.P.) con
malversación de caudales públicos (art. 260 del C.P.)
-Hecho nº1-; en concurso real (art. 55 del C.P.) con el
delito de abuso sexual simple en situación de violencia de
género (art. 119 primer párrafo, segundo supuesto, del C.P.
y Ley 26.485) -Hecho nº2-; en concurso real con daño (art.
183 del C.P.) en dos oportunidades en concurso real entre
sí (art. 55 del C.P.) -Hecho nº3-; en concurso material con
amenazas coactivas agravadas por tener como propósito el de
compeler a una persona a hacer abandono del trabajo (art.
149 ter inc.2º, apartado b, último supuesto, del C.P.), en
nueve oportunidades en concurso real entre sí (art. 55 del
C.P.) -Hecho nº4-; en concurso material con amenazas
simples (art. 149 bis, del C.P.) -Hecho nº5-; en concurso
real con amenazas simples en situación de violencia de
género (art. 149 bis primer párrafo, primer supuesto, del
C.P. y Ley 26.485) -Hecho nº6-; en concurso material con
amenazas reiteradas, en concurso real con amenazas con
herramienta amenazante –trincheta- en una oportunidad, y
en situación de violencia de género (art. 149 bis primer

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
párrafo, primer supuesto, 55 y 149 bis primer párrafo,
segundo supuesto del C.P. y Ley 26.485) -Hecho nº7-; en
concurso real con amenazas coactivas en situación de
violencia de género (art. 149 bis segundo párrafo, primer
supuesto, del C.P. y Ley 26.485) -Hecho nº8-; en concurso
real con amenazas simples (art. 149 bis, del C.P.) -Hecho
nº9-; en carácter de autor material y penalmente
responsable (art. 45 del C.P.).
A la hora de determinar el monto punitivo solicitó que
se le imponga la pena de cinco años de prisión en función
de las siguientes agravantes: la cantidad de víctimas, los
daños producidos y efectos postraumáticos, la investidura
del imputado en su carácter de juez de la nación. Como
atenuantes valoró la falta de antecedentes penales en su
contra.
Peticionó también la pena de cuatro años de
inhabilitación especial (arts.248, 260 y 20 del C.P.); que
se comunique a la Dirección de Recursos Humanos del Consejo
de la Magistratura para que en caso de recaer sentencia
condenatoria sea agregada a su legajo personal y se le
otorgue una jubilación común -y no de privilegio- en su
carácter de ex magistrado, sobre todo teniendo en cuenta
que los hechos materia de juicio obedecen a abusos y
delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones como
tal.
Requirió además se oficie al Consejo de la
Magistratura, la Oficina de la Mujer de la CSJN, a la
Cámara Federal de Bahía Blanca y al Consejo Nacional de la
Mujer para que teniendo en cuenta la experiencia y las

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

dificultades que tuvieron las víctimas para denunciar los


hechos, en base a las disposiciones de jerarquía
constitucional y la eventual responsabilidad estatal que
conlleva el desconocerlas, se arbitren los medios para que
se elabore un protocolo o un área de actuación que le dé un
tratamiento específico a este tipo de supuestos de acoso
laboral en el ámbito de la justicia nacional.
Finalmente pidió que se extraigan testimonios y
remitan a la primera instancia a fin de que se ahonde en el
hecho descripto por Bauman con relación a la exhibición del
arma reglamentaria del custodio en el ámbito de su despacho
y el relatado por la testigo Almazán Aballay.
A su turno la defensa técnica de José Antonio Charlín,
ejercida por el Dr. Pagani, disintió con las conclusiones
finales de la representante del Ministerio Público Fiscal y
alegó sobre la absolución de su pupilo.
Manifestó que, antes de entrar a analizar y exponer
sobre los delitos enrostrados a su defendido y como
cuestión preliminar, pretendía destacar que “… el derecho
tiene que funcionar como límite, como sistema de
contención, cuando las pasiones sociales se desbordan. Su
función es delimitar el campo de actuación y determinar
cuál es la razón aplicable al caso concreto, teniendo en
cuenta todo el sistema en su conjunto, no el agravio por
elevado que sea de la víctima. Ciertamente esta
herramienta, canaliza la venganza privada, la sed de
sangre, puesto que si permitiéramos que el agravio
personal no tenga límites, sencillamente la vida se
tornaría insostenible. En consecuencia se solicita que se

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
tenga una correcta ponderación al momento de analizar si
estamos frente a una mera conducta antisocial o si la
misma reviste la gravedad y las cualidades suficientes,
científicamente exigibles por la ciencia jurídico penal,
para considerarla delictiva (Arts. 18, 19 C.N., 8.2 CADH,
14,3 CIPYP).”.
Agregó también que “Ante todo queremos como vector de
análisis señalar que realmente estamos en presencia de un
conflicto de entidad laboral, como también de inadecuación
de conductas interpersonales más que ante una hipótesis
delictiva, lo cual posteriormente será desarrollado”.
Por otra parte esgrimió palabras preliminares respecto
de la violencia de género y de sus alcances, para lo cual
se apoyó en legislación, doctrina y fallos acorde a su
interés.
Posteriormente procedió a refutar cada uno de los
hechos reprochados a Charlín. Entendió que en ellos no se
dieron los elementos subjetivos y objetivos de cada uno de
los tipos penales achacados. Para concluir solicitó que
para el hipotético y remoto caso de que el Tribunal no
adhiera a los criterios vertidos en su alegato, se tenga
por efectuada expresa reserva de recurrir ante un tribunal
superior. Peticionó que no se aplique ninguna medida
restrictiva de la libertad en razón de que su asistido
carece de antecedentes penales, tiene arraigo y contención
familiar, siempre ha estado a derecho, entregó el pasaporte
y se encuentra neutralizado cualquier riesgo procesal. Para
el remoto caso que el Tribunal entienda que es culpable,
reclamó que se cambie la modalidad del cumplimiento.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

En la dúplica y réplica que efectuaron las partes


ratificaron lo sostenido al alegar; y;
CONSIDERANDO:
A los fines de resolver la presente causa, se plantean
las siguientes cuestiones: PRIMERA CUESTIÓN: ¿Existieron
los hechos y fue su autor el imputado?; SEGUNDA CUESTION:
En caso afirmativo, ¿qué calificación legal corresponde dar
a los mismos?; TERCERA CUESTIÓN: En su caso ¿Qué sanción
debe aplicarse?
Cumplido el proceso de deliberación dispuesto por los
artículos 396 y concordantes del Código Procesal Penal de
la Nación los Magistrados deciden pronunciarse en voto
conjunto, a partir de lo cual resuelven las cuestiones
planteadas de la siguiente manera:
PRIMERA CUESTIÓN:
¿Existieron los hechos y fue su autor el imputado?
Los Doctores Luis Roberto SALAS, Marcelo W.
GROSSO y Orlando Arcángel COSCIA, dijeron:
1. Aclaraciones preliminares: Leído el requerimiento
de la elevación a juicio para abrir el debate sin que
existan cuestiones preliminares planteadas a resolver;
recibidos en audiencia pública los testimonios requeridos
por los abogados y agregado de modo directo el total de
elementos ofrecidos, fueron escuchadas las alegaciones
conclusivas del Ministerio Fiscal y la Defensa.
En este conjunto que ahora enmarca el espacio
decisorio, tenemos por cierta la existencia de tópicos
sobre los cuales no comprobamos discusión de partes.
Extremos esos que por su trascendencia procederemos a dejar

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
establecidos a suerte de "hechos notorios" para el caso, a
fin de no caer –o al menos intentar- en reiteraciones a lo
largo del pronunciamiento.
Así, entendemos que no existe controversia acerca de:
1. Las circunstancias en que acontecieron los hechos,
dicho esto en su mayor extensión interpretativa, de tiempo,
lugar, modo y personas prefijadas por el acusador público;
2. Los roles profesionales, funcionales,
administrativos y comerciales de todos los involucrados en
el caso;
3. La comprobación, a partir del mismo momento en que
el Dr. José Antonio Charlín se hiciera cargo como juez
subrogante del Juzgado Federal local, de conflictos
interpersonales internos y externos que tuvieron como
principal protagonista al acusado, a saber: problemas con
empleados y funcionarios del organismo judicial; con
actores externos a la dependencia (vgr. profesionales de
AFIP, agentes de custodia de Policía Federal Argentina,
integrantes de medios de prensa locales, titulares de
comercios capitalinos, titular del Centro Nacional de
Reconocimientos Médicos, etc.).
4. La exhibición de una personalidad de base inestable
e irascible, acreditada no solo por peritaciones médicas,
sino también por atestiguantes, con reconocimiento del
Defensor de confianza y de la Fiscal General en sus
alegatos de cierre.
Personalidad esa que, precisamente, en el discurso de
su Letrado llevó a reconocer que Charlín haya protagonizado
en ejercicio de la magistratura "...conductas socialmente

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

inadecuadas... conductas antisociales... acciones


desafortunadas... [a] montarse en cólera... [a exhibir]
momentos de ofuscamiento... [a] extralimitarse en el
derecho de corrección... [a producir] comentarios
desafortunados... [a generar] acciones desafortunadas de
muy mal gusto...".
Por fuera de cuanto arriba detallamos, enfrentando
esos extremos, se encuentran explicaciones indagatorias
orales y escritas del acriminado, rendidas ante el
Magistrado de Sección (agregadas a la discusión sin
oposición de partes; fs. 335/425 y 327/334,
respectivamente). Allí negó formulariamente los cargos,
dando vagas, imprecisas y difusas explicaciones.
Sin perjuicio que las mismas serán atendidas, en tanto
importen, anticipamos sin embargo que ninguna de ellas
comprometen las pruebas legalmente estipuladas en su contra
y valoradas por la Fiscalía General al momento de incoar la
sanción, inscribiéndose en negativas de práctica huérfanas
de apoyos para considerarlas válidas. Se constatan incluso
citas de jurisprudencia y doctrina ajenas a las temáticas
criminales atribuidas, propias de otros ámbitos de
discusión, motivo que torna innecesario, cuando no
inapropiado, su tratamiento en el marco de la debida
fundamentación del decisorio puesto a nuestro cargo.
Quede también dicho que frente al debate oral y
público, Charlín no se avino a declarar. En los respondes
vinculados al interrogatorio de identificación sí utilizó
espontánea y libremente casi dos horas de tiempo real de
audiencia para dar cuenta de su persona, condiciones de

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
vida y demás antecedentes profesionales (ver video
grabación de audiencia, integrativa del acta de juicio).
Finalmente, decimos también para la sentencia, que las
alegaciones y pretensiones conclusivas de la acusación
aparecen razonables, lógicas, y ajustadas a derecho, por lo
que las entendemos aplicables en la causa, respetando así
la titularidad de acción penal que aquel organismo detenta
en lo relativo a su solicitud de cierre. En efecto, vista
la tesis Fiscal, ésta supera ampliamente el estándar de
fundamentación exigido por los reglamentos y Leyes
aplicables al funcionamiento de ese Ministerio, resultando
aptas para inclinar la decisión hacia el acogimiento de su
postura, imponiéndose la condena del acusado, sin anexar
mayores fundamentos (Artículo 120, C.N.). No obstante esa
válida pretensión, el Cuerpo ofrecerá propias razones en
aras de cumplir debidamente con el deber legal de
motivación del decisorio, fundamentos aquellos que solo
explicarán algunas diferencias menores con el alegato
acusatorio. Desde este mismo inicio dejamos en claro, de
manera unánime, que para el Cuerpo el caso sujeto a estudio
reviste gravedad institucional, con niveles y alcances no
observados con anterioridad en nuestra ya larga carrera
como Magistrados.
Por razones de mejor orden discursivo, respetaremos
el camino analítico propuesto por la Fiscalía General,
uniendo análisis de hechos y autoría material por cada
supuesto sujeto a estudio. Veamos entonces las imputaciones
en particular.
2. Los actos de investigación: La presente causa

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

reconoce su inicio el día 14/8/13 en oportunidad que el


señor Fiscal Federal Subrogante –doctor Juan José Baric-
formuló al señor Juez Federal Subrogante con asiento en
Bahía Blanca, requerimiento de instrucción conforme lo
dispuesto en los artículos 180 y 188 de la ley ritual.
Para proceder de tal manera, enunció que el día 9 del
mismo mes y año se dio inicio a diversas actuaciones ante
ese Ministerio Público, debido a la presentación espontánea
en aquella sede de un grupo de empleados y funcionarios del
Juzgado Federal sito en esta ciudad, quienes dieron cuenta
de una serie de episodios que involucrarían en calidad de
imputado al por entonces Juez Subrogante, doctor José
Antonio Charlín –quien había entrado en funciones durante
la primera quincena de junio de 2013-.
De los testimonios colectados hasta ese momento, la
Fiscalía consideró que surgiría la comisión de diversos
delitos que incluirían, en preliminar aproximación, los
siguientes: amenazas, malversación de caudales públicos y
daños, además de sendos actos discriminatorios.
En razón de lo expuesto y coligiendo que la situación
por la que estaría atravesando el personal del Juzgado
Federal local era real y sumamente grave, solicitó la
judicialización de lo actuado hasta esa fecha y la
disposición de medidas de urgente trámite, a fin de
preservar la posible prueba material de los hechos
denunciados. Remitió en la emergencia copia digital de las
declaraciones recibidas en su sede de funciones
(fs.60/vta.).
Posteriormente se agregaron los originales de las

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
denuncias y testimonios recogidos hasta el 13 de agosto del
año 2013, en el siguiente orden:
- el 9/8/13 se presentó en Fiscalía la ciudadana
Alicia Susana Traverso, Prosecretaria Administrativa
(interina) de la Secretaría Tributaria, quien denunció
distintas situaciones de violencia verbal, insultos, daños
sobre bienes muebles, amenazas a personal del Juzgado y
profesionales que concurrían al mismo, así como manejo
inapropiado de los fondos de la Secretaría Electoral, todos
protagonizados por el imputado en su carácter de magistrado
a cargo de dicha sede judicial (fs.72/74vta.);
- el 10 del mismo mes radicó denuncia Daniela Susana
Anocíbar, Secretaria Tributaria del Juzgado Federal, que
brindó detalles de episodios de violencia verbal y amenazas
proferidas por el denunciado que habría presenciado, así
como otras circunstancias vinculadas al manejo de los
fondos electorales que habrían llegado a su conocimiento
(fs.75/79);
- en igual fecha declaró como directa damnificada
Adriana Lía Bauman, Secretaria Privada, quien relató
acerca del maltrato verbal recibido en diversas ocasiones
por parte del magistrado -el que habría llegado a
amenazarla en una ocasión con una trincheta- así como los
daños que éste habría producido sobre la pared con
machimbre detrás de ella, en ocasión de uno de sus
habituales arranques de cólera (fs.80/83vta.);
- también el día 10/8 radicó denuncia la doctora
Alicia Cristela Cánepa, Secretaria Civil del juzgado, la
que habría sido testigo presencial de diversos hechos

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

mencionados por sus compañeros de trabajo precedentes y


agregando otras circunstancias de igual gravedad,
vinculadas a otros colegas de labor (fs.84/85vta.);
- el mismo día declaró Manuel Adrián Bauman, empleado
del Juzgado, quien relató los hechos padecidos por su madre
Adriana y demás situaciones ocurridas con compañeros del
área de Maestranza y de las Secretarías Penal y Tributaria
(fs.86/87vta.);
- el Prosecretario Civil Juan José Zabala abonó los
dichos de Adriana Bauman con sus propias apreciaciones y
agregó circunstancias que lo tendrían como sujeto de
amenazas veladas por parte del juez (fs.88/89);
- dentro de la jornada del día 10 declaró la doctora
Perla René Bertolozzi, directora del Centro Nacional de
Reconocimientos Médicos, quien hizo referencia a las
presiones recibidas del magistrado para extender
irregularmente la licencia de su antecesor en el cargo
(fs.90/91);
- más tarde declaró Ana Carmina Besga, personal
contratado de la Secretaría Civil, quien brindó detalles
sobre diversos episodios violentos protagonizados por el
magistrado, que habría presenciado (fs.93/94);
- hizo lo propio en igual fecha Celia Nora Traverso,
haciendo hincapié en la tensa relación sostenida con el
magistrado por su labor como Habilitada de la Secretaría
Electoral y responsable del manejo de los fondos otorgados
a la misma, así como de los contratos del personal avocado
a tareas eleccionarias (fs.95/98vta.);
- la doctora Iara Jésica Silvestre, Secretaria Penal

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
del Juzgado, radicó denuncia por las insinuaciones verbales
de carácter sexual, proferidas por el juez hacia su
persona. También declaró sobre irregularidades en los
procedimientos penales y en la disposición y manejo de
fondos de la Secretaría Electoral y gastos del automotor,
así como del maltrato sufrido por otros compañeros de
trabajo, por parte de aquél (fs.99/105);
- el ciudadano Sebastián Bruno, empleado del juzgado,
manifestó tener conocimiento de las situaciones vividas por
la doctora Silvestre, a través del relato de la letrada
(fs.106/vta.);
- Juan Cruz Canal aportó en ocasión de su declaración
testimonial un DVD-R con el audio de gritos e insultos
expresados por Charlín, el día 6/8/13 en la sede judicial.
Asimismo relató sobre una ocasión en que la doctora Barrio,
Secretaria Electoral, fue por orden del juez a interrogar a
todos los contratados como él, acerca del partido político
al que pertenecían y quién los habría recomendado para
lograr ese trabajo (fs.107/vta.);
- el Agente Fiscal ante la AFIP –doctor Héctor Raúl
Almirall- declaró el 12/8/13 sobre el trato irrespetuoso
que habría recibido de parte del magistrado, a partir de un
encuentro frustrado ocurrido un mes antes en el Juzgado, y
las amenazas de no tratar sus expedientes y hacerlo echar
de su trabajo, según le comunicara la doctora Anocíbar por
orden de aquél (fs.108/vta.);
- el doctor Maximiliano Tripputi, que se desempeñaba
en la Secretaría de Derechos Humanos, prestó testimonio
ante la Fiscalía en dos ocasiones. En la primera (13/8)

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

refirió los frecuentes maltratos verbales dirigidos a


Adriana Bauman por el juez, así como los golpes sobre
paredes, puerta y mobiliario del despacho de la judicatura,
que aquél propinaría durante sus ataques de ira
(fs.113/vta.). En la segunda oportunidad agregó otras
circunstancias acerca de una situación ocurrida con uno
de los custodios del magistrado –Dardo Abel Gandini-
(fs.204/vta.), sobre lo cual este último dio una versión
diferente (fs.139/140vta.) lo que motivó un careo durante
el cual ambos se mantuvieron en sus dichos (fs.229/230);
- los empleados judiciales Pablo Daniel Franck
(fs.114/vta.) y Eduardo Arsenio Fasano (fs.115/vta.)
declararon en esa fecha sobre circunstancias de su
conocimiento relativas a los exabruptos del juez hacia
Almirall;
- por su parte los testigos Leandro Esteban Aguirre
(fs.116/vta.), Sandra Elisabet Sevillano (fs.117/vta.) y
Martín Manuel Moneo (fs.118/vta.) quienes se desempeñaban
en distintas áreas del juzgado, depusieron sobre las
expresiones insultantes y despectivas que utilizaría el
magistrado cuando hacía referencia a Celia Traverso;
- el doctor Carlos Antonio Riera –titular de la
Defensoría Pública Oficial de Primera Instancia- declaró
sobre las situaciones de malestar general que habría
padecido personal de distintas Secretarías a raíz de las
conductas impropias del juez, conforme llegara a su
conocimiento por manifestaciones de los propios
damnificados (fs.119/120).
El 14/8/13 se hizo presente en la Fiscalía Celia Nora

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Traverso, aportando un juego de diez fotografías en papel
común, que contenían imágenes de un picaporte y un sillón
ubicados en el Juzgado, que habrían sido dañados por
Charlín el sábado 10/8 (fs.122). Se agregó asimismo una
constancia médica psiquiátrica que daba cuenta de la
licencia indicada a la doctora Barrio por presentar fatiga
crónica por stress laboral (fs.124) y un recorte del diario
‘El Diario de La Pampa’ que daba cuenta de las actitudes
que habría tenido el juez hacia un fotógrafo de ese
matutino (fs.127).
En tanto el Juez Federal con asiento en Bahía Blanca,
doctor Santiago Ulpiano Martínez –designado por la CFABB
para seguir entendiendo en estas actuaciones- dispuso que
la investigación prosiguiera en cabeza del representante
del MPF, el 15/8/13 el Consejo de la Magistratura nombró
Jueza Federal Subrogante del Juzgado Federal local a la
doctora Iara Jésica Silvestre, para mantener la
funcionalidad del Juzgado.
A partir de esta última fecha se continuó con la
recepción de declaraciones testimoniales y producción de
prueba a través de la Fiscalía, conforme sigue:
- el 15/8/13 declaró Juliana del Socorro González,
personal contratado de la Secretaría Electoral, quien
testimonió sobre la situación planteada con los contratados
y aportó una copia del instrumento en cuestión, que tenía
resaltado el artículo 7 que trata sobre la rescisión de los
contratos (fs.129/130vta.);
- en esa misma fecha se procedió a la entrega de
llaves del despacho de la judicatura y retiro de efectos

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

personales, por parte de Charlín (fs.134);


- el 20/8 de ese año, personal de la División
Criminalística extrajo fotografías del despacho del Juez,
del picaporte y cerradura que presentaban daños,
correspondientes a la puerta del despacho de la Secretaría
Electoral, así como de un sillón en el pasillo frente a la
Secretaría Penal (fs.138);
- al día siguiente prestó declaración Dardo Abel
Gandini, de quien ya se hizo referencia (fs.139/140vta.);
- ese mismo día se recibieron los testimonios del
director de ‘El Diario de La Pampa’ quien relató el
contenido del llamado telefónico recibido por parte del
juez (fs.141/vta.) y el fotógrafo de ese diario –Adrián
Emanuel Pascual- que hizo referencia a los hechos
publicados en el mismo (fs.142/143);
- también en esa fecha prestó testimonio María del
Carmen Almazán Aballay (personal de maestranza del
Juzgado), quien dio detalles de los gritos y golpes que
escuchara una tarde mientras cumplía sus labores,
procedentes de la Secretaría Privada o del despacho del
Juez, observando al día siguiente el machimbre de la pared
roto; y otras referencias sobre expresiones vertidas por el
magistrado en su presencia (fs.143/145);
- el doctor Antonio Curciarello –profesional apoderado
de una de las listas que se presentaban a las elecciones-
hizo mención a una reunión sostenida con el juez y a las
expresiones que este habría vertido en la misma
(fs.148/vta.);
- el Habilitado Contable del Juzgado Federal, señor

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Carlos Di Zitti, declaró el 22/8 sobre comentarios que
escuchara decir al magistrado, respecto del doctor Almirall
(fs.151/vta.);
- también sobre el particular declaró la
Sra.Maribel Hernández, empleada en el estudio jurídico de
un abogado del foro local (fs.152/vta.);
- por su parte el Crio. Daniel Fabián Avallone brindó
testimonio sobre sus frecuentes conversaciones telefónicas
con el juez (fs.153/vta.);
- una de las Agentes Fiscales ante la AFIP –doctora
Ana Cecilia Usín Aguilar- declaró sobre la situación
planteada con su colega el doctor Almirall (fs.154/vta.);
así como el doctor Hugo Mario San Pedro (fs.155/vta.), la
Asesora Mirta Mabel Mingote (fs.189/vta.) y la C.P.N de
aquella repartición, Rosana Sandra Benito (fs.193/vta.);
- el 22/8/13 se llevaron a cabo diversas pericias
sobre los daños registrados en el sillón, picaporte y
machimbre ya mencionados, que fueron incorporados con tomas
fotográficas a fs.162/164, fs.165/168 y fs.169/171
respectivamente;
- se incorporó a fs.175/186 vta. diversa documentación
e informe atinentes a la partida de Gastos de
Funcionamiento del Automotor, cuyo uso por parte del
magistrado había sido cuestionado en diversas declaraciones
testimoniales y denuncias;
- sobre el maltrato frecuente que padecerían algunas
de sus compañeras de trabajo de parte de Charlín, depuso
Diego Mario Moneo (fs.190/191);
- Guillermo Vicente del Campo, empleado en la

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

Secretaria Tributaria del Juzgado, brindó testimonio sobre


el frecuente maltrato verbal que recibiría Adriana Bauman
de parte del encausado (fs.199/200vta.);
- María Laura Álvarez, Prosecretaria Administrativa,
relató sobre un episodio de crisis nerviosa protagonizada
por Charlín ante Bauman (fs.201/202);
- el custodio de la PFA Miguel Marcelo Molinuevo
declaró a fs.203/vta.;
- el doctor Leonardo Ananía, abogado del foro local,
relató el 29/8/13 sobre el malestar percibido y comunicado
por personal de la Secretaría Electoral, a la fecha de los
hechos investigados (fs.205/vta.);
- el 2/9 de ese año, la Oficial Notificadora María del
Luján Pérez hizo referencia acerca de lo que había tomado
conocimiento a través de sus compañeros de trabajo
(fs.206/207);
- ese mismo día se incorporó un acta circunstanciada
sobre la compra de electrodomésticos y muebles de oficina,
con autorización firmada por el encausado y partida de la
Secretaría Electoral (fs.211), y resolución alusiva a la
misma (fs.212/vta.);
- el Jefe de la Policía de la provincia de La Pampa,
Ricardo Alberto Baudaux, declaró ante la Fiscalía Federal
el 10 de ese mes y año, acerca de una comunicación
telefónica que había sostenido con Charlín (fs.214/vta.);
- María Paula Torres –gerente del hotel ‘La Campiña’
donde se alojaba Charlín- brindó testimonio el 26/9/13
(fs.226/vta.);
- el Director Nacional Electoral comunicó por oficio

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
recibido en octubre de ese año, acerca del uso de las
partidas del Juzgado Federal con competencia electoral
(fs.231);
- a fs.258/261 y con fecha 15/4/14 se incorporaron
constancias de la Habilitación Contable del Juzgado e
informe de la señora Jueza Federal Subrogante, sobre gastos
de la partida de automotor.
En mayo del mismo año fue designado como Juez ad hoc
para seguir con la investigación el doctor Jorge Ignacio
Rodríguez Berdier, quien dispuso intervenir directamente en
la recepción y producción de prueba ordenando una serie de
medidas, a saber:
- la confección de croquis de las tres plantas del
Juzgado, que fueron incorporadas a fs.289/291;
- la recepción de declaración testimonial a la doctora
Brenda Wernicke, contratada en la Secretaría Electoral,
quien dio detalles de diversas conductas gravosas que
habría observado en el encausado (fs.293/294vta.);
- los testimonios de otro personal contratado ante esa
Secretaría, con referencias similares –Guillermina Pamela
Fasano (fs.295/296), Juliana Luz Miokovitch Traverso
(fs.297/298vta.) y Daiana Martina Solaro (fs.299/300vta.)-
todos ellos recibidos durante el mes de junio de 2014;
- la incorporación de documental relacionada con el
uso de la partida de gastos del automotor oficial
(fs.303/307);
- el testimonio de la doctora Rosaura Barrio,
Secretaria Electoral a la fecha de los hechos denunciados,
acerca de la situación conflictiva que habría padecido el

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

personal contratado (fs.323/326).


El 7/7/14 el señor Juez Federal ad hoc recibió en
declaración indagatoria a José Antonio Charlín, a quien le
impuso sobre los cargos y pruebas en su contra. Brindando
una declaración verbal en respuesta a los mismos
(fs.327/334; y descargo por escrito fs.335/424).
El 30/7 del mismo año el doctor Rodríguez Berdier
dictó auto de procesamiento sin prisión preventiva de José
Antonio Charlín, imputándole prima facie la comisión de los
hechos que encabezan este sumario (fs.427/461vta.).
Decisión esa homologada vía recurso por la Cámara Federal
de Apelaciones del circuito, con excepción de una
imputación relativa al delito de amenaza agravada
(utilización del arma reglamentaria del custodio de Policía
Federal Argentina esgrimida contra numerarios del juzgado).
Oportunamente, el Fiscal de grado presentó
Requerimiento de Elevación a Juicio (fecha 20/11/2015;
fs.516/532).
3. El Juicio: recepción y agregación de pruebas; las
imputaciones en particular:
3.1. Durante el debate fueron escuchadas las
siguientes personas bajo juramento de ley: Iara Jésica
Silvestre; Alicia Susana Traverso; Celia Nora Traverso;
Daniela Susana Anocibar; Alicia Cristela Cánepa; Héctor
Raúl Almirall; Mirta Mabel Mingote; Pablo Daniel Frank;
Eduardo Arsenio Fassano; Adrían Emanuel Pascual; Manuel
Adrian Bauman; Sebastían Bruno; Maximiliado Tripputi; Juan
José Zabala; Dardo Abel Gandini; Diego Mario Moneo; María
del Carmen Almazán Aballay; Walter René Goñi; Perla René

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Bertolozzi; Daiana Martina Solaro; Juan Cruz Canal;
Cristiana Domínguez; y Juliana del Socorro González.
El resto de testigos propuestos no concurrieron a
declarar ante el Tribunal (veintiséis personas más). En
acuerdo, Fiscalía General y Defensa solicitaron la
incorporación de esos testimonios prestados ante la
instrucción, petición que el Cuerpo por decisión unánime
homologó.
Luego el cuadro probatorio se terminó de consolidar
anexándose a satisfacción de letrados, los siguientes
elementos: requerimiento de instrucción de 60/vta.;
Certificado médico de fs. 124; recorte periodístico de fs.
127; Contrato C.N.E – González de fs. 129; Acta de entrega
de fs. 134; Acta de inspección ocular de fs. 138;
Fotografías de fs.163/164, 166/168 - 170/171; Partida
Gastos Automotor - Registro de movimientos de fondos de
fs.175/186 vta.; Constancia actuarial de fs. 211,
Resolutorio vinculado de fs. 212/vta.; Oficio Vice
Gobernadora – LP de fs. 219; Partida Gastos Automotor -
Sobre devolución $1.500 de fs. 258/261; Croquis de
fs.289/291; Elementos reservados, Secretaría de fs. 540;
Fotografías: Aportadas por Celia Nora Traverso (10 imágenes
en soporte papel) de fs. 52/122; División Criminalística +
CD-R (34 fotografías digitalizadas) de fs. 194 -
Documentación Sec. Electoral; Audio: DVD-R aportado por
Canal de fs. 37vta – 107vta; Prueba informativa: Dirección
Nacional Electoral de fs. 231, 303/307; Pericias de
fs.162/172; Informes Registro Nacional de Reincidencia de
fs. 577; Cuerpo Médico Forense CSJN – Psicodiagnóstico de

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

fs. 596/599, - Departamento de Psicología a fs. 603/605;


Informes arts. 26 y 41 del C.P., declaraciones de abono de
Sergio Maximiliano Montenegro de 25 LIP y de Hugo Alfredo
Coria 26 del LIP.
3.2. Las imputaciones en particular: 3.2.a. “Hecho
Nº1”: Le fue reprochado a José Antonio Charlín haber
dictado el día 10 de julio del año 2013 resolución
autorizando la compra por valor $ 8.627,64 de un sillón
Canela Stanley High; de un televisor Sony Led Full HD 32 y
de un reproductor marca Phillips Mod. 3800x700; todos pagos
a la firma “Marinelli” de esta ciudad ese mismo día,
conforme se desprende de la factura nº 0015-00008246.
También haber autorizado el 01 de agosto del año 2013
la compra, mediante oficio nº 2352/13 (cuenta corriente del
Juzgado Federal) de un equipo de música por un total de
$9.252, conforme la factura nº 0015-00008419; haber
adquirido en esa misma fecha sanitarios por la suma de
$5.591,40, conforme se desprende de la factura nº 2-
00019630 de la empresa “Insagas”. Y haber adquirido un
juego de sillones por la suma de $9.500, conforme la
factura de la empresa ”Fuzion”, que lleva el nº 0001-
00000508 a nombre de Charlín.
Los episodios arriba detallados exhiben congruencia
con aquellos que le fueran informados a lo largo de todo el
legajo. Eso se comprueba entre los establecidos en la
indagatoria tomada por el señor Magistrado de grado, los
descriptos por la Fiscalía de primera instancia al formular
el requerimiento de elevación a juicio y los reprochados
por la Fiscal General en su alegato final frente a la

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
audiencia pública.
Igualmente, queda dicho que la Cámara Federal de
Apelaciones del distrito examinó el caso, estableciendo
idéntica plataforma fáctica incriminatoria para fundar su
decisión, confirmando la tesis del instructor en su mayor
extensión (Autos: FBB 2782/2013/1/CA1, Secretaría I,
“Legajo de Apelación en “Charlín, José Antonio s
Malversación de caudales públicos, etc.”; sentencia del
29/12/2014; por cuerda y a la vista en el presente acto,
con excepción del evento que involucró al policía Gandini y
la utilización de su arma reglamentaria por parte de
Charlín, suceso a la fecha no sobreseído).
En ese marco, en juicio escuchamos importante cantidad
de testimonios, todos contestes al explicar la conducta
criminal del nocente; pasamos a citar esas explicaciones en
los puntos que aquí importan.
Celia Nora Traverso explicó ser habilitada de la
Secretaria Electoral del Juzgado Federal de La Pampa;
habiendo cumplido además funciones de delegada gremial, con
36 años de servicio en el Poder Judicial. Recordó que en
junio del 2013 el Dr. Charlín se hizo cargo del juzgado con
un inicio normal de funciones, normalidad que con el correr
de los días se fue tornando “difícil a insostenible”.
Recordaba a Charlín dirigiéndose a ella con dicciones tales
como “no seas forra… tenía mucha bajeza en sus
expresiones…”.
En cuanto al uso de fondos provistos para el organismo
esto recordaba: “… electoralmente reciben un dinero y ella
maneja la chequera como habilitada obviamente con orden

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

conjunta con el juez… sintió que él quería tener la


chequera en sus manos, ese año recibieron las partidas en
tres etapas.” Le había consultado previamente a su
secretaria si a la gente contratada se le daba una vianda
para comer, sólo a ellos porque no alcanzaba la plata y al
hablarlo con el juez le dijo que volviera mañana, eso era
una constante de él. Refirió que hacía valer su jerarquía,
en un momento le dijo “así como doy también saco”. Hacía
hincapié en que tenía que poner su gente. Recordó que
aparecían personas trabajando por orden de él; la tenía
mucho tiempo sentada y no firmaba y luego ordenaba que
volviera al otro día. Recordó que en una ocasión le dijo:
“… de acá me no me voy hasta que no me firme, porque si no
los chicos no cobran…”.
Insistió en la idea de retener la chequera porque su
responsabilidad era hacer la elección que lleva gastos
importantes. Recordó que el magistrado la consultaba si
podía comprar una computadora a lo que ella le informaba
que las partidas no eran para ese fin, negativa que no era
rotunda porque pasada la elección se podía solicitar a la
autoridad específica para el caso de sobrar dinero. Explicó
también que el auto del juzgado lo tenía las 24 horas y
muchas veces le pedía dinero para el combustible, cuando
ello dependía de una partida de la otra habilitación.
Concretamente explicó que Charlín compró con fondos
del juzgado y de la habilitación a su cargo un televisor,
un equipo de música, un juego de sillones, etc. Y que esa
“… plata no era para eso, ella se lo dijo, que era plata
para una elección y no lo entendió”.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
La Dra. Iara Jésica Silvestre, responsable de la
Secretaría Penal del Juzgado Federal con asiento en esta
Capital declaró sin fisuras los detalles del hecho
analizado; incluyó en su relato circunstancias acontecidas
luego de resultar apartado el incuso, ocasión en que fuera
puesta a cargo del organismo por decisión superior.
“…Respecto de los fondos especiales del Ministerio
del Interior, se encontró cuando se hizo cargo, que hubo
cambios en los sillones, un televisor, un equipo de
música, un escritorio moderno, el baño había sufrido
refacciones, un dvd. Recordó que se compró con fondos de
las asignaciones específicas por orden del Dr. Charlín…
ella no firmó dichas facturas, luego cree que se
secuestraron las cosas y quedó como depositario el Juzgado
Federal… estimo que el Dr. Charlín conocía la normativa al
respecto dado que la habilitada le tiene que haber dicho…
Traverso se lo explicó a ella cuando asumió como jueza…
supongo que Traverso lo había hecho con él también porque
es de práctica. Respecto del procedimiento de las
rendiciones no lo recuerda porque lo realizaba la
habilitada, la señora Traverso… su primera posición fue no
firmar… pero puede que haya firmado para liberar los
fondos, y firmar algunos cheques para los proveedores que
no tenían nada que ver… eran gastos que no eran hechos
por ella y que consideraba que no eran necesarios….
siempre dejó sentado que esos gastos no los había hecho
ella y que los consideraba indebidos… la Cámara Nacional
Electoral dijo que esos cheques estaban observados dado

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

que faltaban las firmas en los comprobantes y por eso pudo


haber firmado para liberar los fondos…”
Recordó que Charlín “… acondicionó el baño del
despacho del juez y que cambió los sillones también de su
oficina, un sillón para él, televisor, un equipo de
música…”.
Alicia Susana Traverso, en audiencia pública, recordó
sobre el particular que durante la gestión del Dr. Charlín
“… se acondicionó el baño del despacho del juez y que
cambió los sillones también de su oficina, un sillón para
él, televisor, un equipo de música…”.
La titular de la Secretaría Civil del Juzgado Federal,
Dra. Alicia Cristela Cánepa en debate explicó sobre el
hecho analizado que “… el problema con Celia Traverso era
porque ella manejaba la caja del electoral, era la
habilitada del electoral, y él quería tener una
disponibilidad de dinero importante, de hecho compro un
televisor, equipo de música, cambió escritorio, los
sillones, el auto iba y venía y la nafta no alcanzaba y
Celia se ponía bastante firme con el tema de los gastos…
”.
El Dr. Maximiliano Tripputi recordaba en audiencia que
con fondos de la Secretaria Electoral el magistrado
subrogante compró “… el sillón… un juego de living, un
televisor también, que actualmente está en el despacho del
juez… se enteró por Celia Traverso que fue con él a la
librería Marinelli y ella firma como habilitada del
electoral que dispuso la compra de esos insumos… Agregó
que no correspondía esa compra…”.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Obran anexas legalmente pruebas documentales que
confirman la existencia de los hechos atribuidos, todas a
la vista en el presente acto y a disposición para el
análisis y evaluación del Tribunal, a saber:
1. Resolución del 10/07/2013 Juzgado Federal Santa
Rosa, Secretaría Electoral: Charlín suscribió la decisión
en su carácter de Juez Federal Subrogante, disponiendo la
compra por valor de $8.627,64 (pesos ocho mil seiscientos
veintisiete con sesenta y cuatro centavos) para adquirir
bienes muebles y electrónicos con destino a su despacho,
tales como un sillón Canela Stanley High, un televisor
marca Sony, Led Full HD 32 y un reproductor Phillips modelo
3800x700; todos adquiridos a la firma Marinelli SA
(Pellegrini 155, Santa Rosa, La Pampa), abonados el mismo
día contra factura n° 0015-00008246;
2. Compra directa del 01/08/2013 Juzgado Federal
Santa Rosa, Secretaría Electoral: Charlín dispuso por
simple oficio judicial (Reg. 2358/13 Juz.Fed.SRLP) la
compra directa al comercio citado en el párrafo que
antecede de un escritorio con vidrio y un equipo de música
Minicomponente Philco, por el monto total de $9.252 (pesos
nueve mil doscientos cincuenta y dos), abonados ese mismo
día merced factura n°0015-00008419;
3. Compra directa del 01/08/2013, Juzgado Federal
Santa Rosa, Secretaría Electoral: Charlín realizó compras
directas a su nombre, sin dictar resoluciones ni librar
oficios como en antecedentes, procediendo solo a rendir
esos gastos por Habilitación, por un monto total de
$15.091,04 (pesos quince mil noventa y uno con cuatro

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

centavos) a dos comercios de la ciudad de Santa Rosa, por


los siguientes bienes: a) Insagas, calle Edison 843,
sanitarios y elementos vinculados (depósito, grifería,
espejo, etc.) por un total de $ 5.591,40 (pesos cinco mil
quinientos noventa y uno con cuarenta centavos), contra
factura n°2-00019630; y b) Fuzión Sillones & Sofás, Avenida
España 65, un juego de sillones, $9500 (pesos nueve mil
quinientos), con factura n°0001-00000508.
Es preciso destacar que las compras por orden, cuenta
y voluntad de Charlín para el período julio – agosto 2013
sumaron un total de $32.971,58 (pesos treinta y dos mil
novecientos setenta y uno con cincuenta y ocho centavos),
gastos asentados en la “Planilla Rendición Gastos
Electorales Elecciones Primaria 11-08-2013”. Gastos
consolidados según explica ese instrumento (igualmente a la
vista del Cuerpo) contra la “Cuenta Corriente Banco Nación
Argentina n° 49420072/78l “Secretaría Electoral LP. Gastos
Electorales”, Recibido Julio 2013: $52.500”. Luce también
en igual instrumento “Partida Toner” por una suma distinta
no sujeta a estudio.
Entonces bien puede concluirse para el fallo que los
gastos efectuados por el ex magistrado, ajenos al destino
que la partida poseía y para los cuales había sido
autorizada, girada a la sede y puesta bajo su autoridad y
responsabilidad funcional (erogaciones del juzgado federal
con competencia electoral, “Elecciones PASO 2013”),
alcanzaron poco más del 61 % del dinero enviado por el
Ministerio del Interior de la Nación a ese específico fin,
tema sobre el que volveremos más abajo.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Y es precisamente la Resolución n° 1863/07 dictada al
amparo de competencias propias del Ministerio del Interior
(a la sazón, a cargo del Contador Aníbal Fernández;
Resolución de fecha 13/08/2007 dictada en expediente n°
S0;20005350/2007) la que indicaba claramente en su artículo
1° que los fondos asignados al sostenimiento de gastos
electorales dispuestos a favor de los Juzgados Federales
con esa competencia tenían como destino de inversión los
denominados “bienes de consumo” y “servicios no personales”
(puntos 2 y 3; Manual de Clasificaciones Presupuestarias
para el Sector Público Nacional), categorización en la que
no ingresaban ninguno de los bienes adquiridos por el
nocente.
La propia instrucción fiscal elevó consulta a la
Dirección Nacional Electoral sobre alternativas de destino
y posibilidades de cambios en las erogaciones. El
08/10/2013, merced nota nº 946/13 del registro de aquella
dirección, el Dr. Alejandro Tullio en su carácter de máximo
responsable de la repartición respondía: “… que de los
comprobantes aportados surge que los elementos cuyas
facturas se acompañan a foja 6 (sillones, escritorio,
reproductor de sonido, televisor) etc.; foja 45 (sillones)
y 46 (sanitarios) hubieran requerido una solicitud expresa
del interesado y correspondiente autorización previa por
parte de esta Dirección, pero de cualquier manera se
hubiera denegado porque son gastos que deberían ser
cubiertos por partidas regulares del Poder Judicial al ser
expresa y exclusivamente de aplicación al proceso
electoral en curso…”.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

Frente a este escenario, tal lo explicado antes, los


descargos efectuados por el encartado no comprometen el
sólido cuadro de cargos que soporta Charlín en su contra.
Para el caso, valen asentar unos simples
razonamientos: a) sea por su condición de ciudadano, sea
por su condición de abogado y, principalmente, sea por su
calidad de juez, no puede admitirse desconocimiento del
derecho. Muchos menos falta de entrega de información de
funcionarios del Juzgado Federal al magistrado a cargo; y
b) para el supuesto que hubiera tenido dudas respecto de
los procedimientos aplicables disponía de todos los
resortes que el buen oficio informa para tomar una
decisión. Nada le impedía a Charlín recurrir a consultas
internas a distintos espacios; ni muchos menos optar por la
más básica y humilde práctica a la que recurre cualquier
profesional: sentarse en su despacho y estudiar el tema.
Nótese incluso que en los temas de análisis no estamos
ante asuntos que discurren por extensos argumentos
jurídicos que habitan opiniones diversas, sino, por el
contrario, estamos ante tópicos pautados reglamentariamente
y que no dan lugar a crisis interpretativas de ninguna
especie.
Nada de todo esto hizo Charlín y, en su antijurídica
conducta consumió dineros que no le pertenecían, que no
eran partidas del Poder Judicial de la Nación y que tenían
un destino especial por decisión del propio órgano dador de
la plata. Y todo ello para realizar erogaciones entre
menores y suntuarias, pero todas ciertamente prescindibles,
consumiendo irresponsablemente más del 61 % del total de la

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
remesa, en detrimento del proceso electoral que se
encontraba en curso y puesto bajo su responsabilidad
funcional.
Pero hay más para decir en el marco de cuanto propone
la cuestión sujeta a tratamiento: el simple sentido común
indica y/o sugiere a cualquier miembro de una burocracia
estatal con niveles decisorios, la prohibición de cambios
en el destino asignado a dineros que tienen aplicación
específica por reglamentos. Charlín no solo lo hizo sino
que además se arrogó facultades para ello merced actos
jurisdiccionales escritos, tal como fue, por ejemplo, la
resolución que dictara en la emergencia.
Sobre el punto resulta conducente destacar que para
dictar sus decisiones el imputado invocó las siguientes
disposiciones administrativas, según puede apreciarse de
sus respectivos textos: Res.1863/07; Res.0416/13 y 0074/13
(emanadas por el Ministerio del Interior; por el Ministerio
del Interior y Transporte y por la Dirección Nacional
Electoral, respectivamente; cfr. textos en dominio público
Web de las respectivas reparticiones).
La Res. 0416/13 basa su dictado en acordar gastos de
funcionamiento para las tareas a realizarse con motivo del
proceso electoral “año 2013”. Introduce y postula como
modalidad que los aportes a los destinatarios se hagan de
manera escalonada y que las nuevas remesas sean contra
rendiciones documentadas. Ello se inscribe, indudablemente,
a partir de un intento de mayor contralor de tales gastos.
Así entonces, anunciando la partida el total que se asigna
del presupuesto nacional a ese gasto y la mecánica de

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

adelantos parciales ya explicada (artículos 1 y 2, parte


resolutiva), decide puntualmente en su artículo tercero que
“… los fondos asignados por el artículo 1°, deberán
aplicarse a las finalidades establecidas en la Resolución
1863 del 13 de agosto de 2007”, esto es solo para “bienes
de consumo” y “servicios no personales”, texto éste ya
analizado arriba por su importancia y vinculación con el
caso.
Y es precisamente la Disposición 0074/13 emitida por
el Director Nacional Electoral la cual, asignando fondos al
Juzgado Federal local ($52.500.00; con obligación de rendir
comprobantes, según disposición 0416/13) explica en sus
fundamentos que los mismos tienen como destino “…la
adquisición de insumos para la confección de
documentación, elementos de oficina, elementos para
actividades de capacitación, viáticos por traslados, y
todo material que por su especificidad para una
determinada jurisdicción no sea provisto en forma genérica
por la Dirección Nacional Electoral…”.
De forma tal que la armónica lectura de las normas en
cita (invocadas por el propio ex magistrado) no daba lugar
a yerros acerca del destino que las sumas dinerarias
asignadas poseían, todo en contra o defecto de lo decidido
voluntariamente por Charlín en su gestión como juez.
En tanto, adquiere importancia recordar además que
práctica y experiencia judicial precedente enseñan los
procedimientos sobre las cuales se ejecuta el
“gerenciamiento administrativo y económico” de la unidad de
trabajo que representa cualquier oficina judicial (juzgado,

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
tribunal oral, cámara, etc.), procedimientos esos a los
cuales estaba también sometido el juzgado a cargo de
Charlín.
Los mismos resultan probados por su antigüedad y se
destacan por ser procedimientos simples y asequibles a
profesionales ajenos a la administración. Agregamos
entonces breves notas a este respecto para dar prueba de
cuanto decimos, no sin antes aclarar la coexistencia
excepcional en este fuero Federal, de Habilitaciones
distintas dentro de los Juzgados con competencia Electoral:
una dedicada, como es habitual, a todos los temas
administrativos financieros del juzgado; la otra haciendo
lo propio, aunque solo en temas atinentes a lo electoral
nacional.
Así explicamos a grandes trazos, que el juzgado
dispone de una dependencia específica cual es la Oficina de
Habilitación, oficina con un agente especializado y que
funciona con un sistema tradicional de administración: 1)
tanto dinero se asigna tanto dinero puede gastarse en
distintos rubros; todo se vuelca en libros separados para
su “respaldo”, con firmas conjuntas del juez, secretario y
habilitado de la dependencia. Para el supuesto que sobre
dinero de la partida, se devuelve al origen, como máximo,
al cierre del ejercicio; y 2) esas partidas tienen
asignación específica por gastos preestablecidos, con
obligación de expresarlos en “asientos” sobre libros
particulares y separados (funcionamiento, automotor,
intendencia y servicios).

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

Luego, necesidades extras o especiales se solicitan de


manera puntual; y solo aprobada y girada la remesa queda
expedito el gasto objeto de interés.
La Habilitación Electoral agrega datos no menores.
Recibe fondos por dos vías: a) Funcionamiento: derivados
por Habilitación del Juzgado (y por ende por el mismo Poder
Judicial), siendo estos mínimos y destinados a gastos
corrientes; y b) Ministerio del Interior, importantes,
aunque solo en épocas de elecciones para afrontar los
gastos de los procesos en curso.
A la fecha de los eventos juzgados no se llevaban
libros especiales y solo se rendían los gastos contra
recibos volcados en planillas levantadas a ese fin. El
primer grupo de gastos se informaba a la Oficina de
Habilitación del Juzgado de modo directo, mientras que el
segundo se hacía a la Dirección Nacional Electoral y Cámara
Nacional Electoral.
Público, consuetudinario y reglamentario era para ese
ámbito (y sigue siendo) que los “fondos electorales” tenían
destino específico con prohibición de cambio del mismo por
sola voluntad del Habilitado, del Secretario o del Juez a
cargo. Este esquema demuestra, según lo antes citado, lo
simple del mismo y la imposibilidad de incurrir en errores,
salvo decisión en contra, tal como ocurrió en autos.
Precisamente, una vez más, el objeto de esta partida
dineraria extra Poder Judicial encuentra su fundamento
en:”… contribuir con los gastos de funcionamiento de la
Justicia Nacional Electoral, en cada acto eleccionario…”
(Considerando, Res. 1863/07, Ministerio del Interior, ya

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
citada). Del grueso de esa partida, justamente, se apropió
el acriminado ilegalmente, tal como así lo explican las
pruebas puestas a nuestra consideración.
Por todos estos fundamentos, decimos entonces que José
Antonio Charlín es autor material y penalmente responsable
de los eventos atribuidos en el nominado “Hecho N° 1”, todo
en circunstancias de tiempo, lugar, modo y personas
provistas por la acusación, imputación por múltiples
sucesos que adquirimos definitivamente para la sentencia en
las condiciones antedichas. Ofrecemos por tanto, respuesta
afirmativa acerca de su responsabilidad criminal en caso
concreto.
3.2.b. “Hecho Nº 2”: Se encuentra acreditado que José
Antonio Charlín, estando en el interior del despacho de la
Secretaria Penal del Juzgado Federal de Santa Rosa, un día
hábil de trabajo -cuya fecha exacta no ha podido ser
determinada, pero sí ubicada durante el tiempo en el que se
desempeñó como juez subrogante- intentó abusar sexualmente
de Iara Jésica Silvestre.
El acusado tomó provechó de la situación de intimidad
en la que se encontraban y actuó de manera sorpresiva.
Primero colocó una de sus manos sobre el suéter de
lana de la víctima para luego pasarle la mano por la
espalda. Esto provocó que Iara Silvestre lo apartara, antes
de que Charlín pudiese acceder a la zona de sus pechos.
La acción descrita fue la concreción máxima -a la que
Charlín pudo llegar- al cabo de un conjunto de expresiones
verbales y acercamientos físicos, de significación sexual,
que el acusado le venía destinando a la víctima, abusando

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

siempre de la supremacía funcional que le otorgaba su


cargo.
Para arribar a la descripción indicada se tiene en
cuenta, en primer lugar, el relato brindado por Iara
Silvestre, única testigo de lo sucedido. Ésta señaló las
repetidas referencias que venía recibiendo de parte de José
Antonio Charlín, todas ellas en relación a sus pechos, a su
físico y a que seguramente engañaría a su esposo. Señaló en
forma precisa, en qué consistió el contacto físico que
materializó en su cuerpo el acusado deslizándole la mano a
lo largo de la espalda luego de tocarle el suéter. Indicó
que ella lo apartó y que a partir de ese momento le entró
un temor generalizado, por lo que solicitó a sus compañeros
de trabajo que nunca la dejaran sola con el juez.
Iara Silvestre expresó “ que es Secretaria Penal… que
cuando vino de una licencia ordinaria, ahí se enteró de la
llegada del Juez Federal… que el Dr. Charlín juró como
Juez Subrogante el viernes 14 de junio… Refirió que el
sábado siguiente, cuando ella estaba en el supermercado,
recibió una llamada porque el juez quería verla alrededor
de las 11 de la mañana. Ahí se presentó el Dr. Charlín y
lo conoció personalmente. Expresó que le pareció una
reunión bastante larga, estaban los dos solos, así hasta
las dos de la tarde. Recordó que en el medio de la reunión
le pidió un peluquero para que le sacara un turno.
Mencionó que el día lunes entró a trabajar temprano, y
cuando llegó el juez, la saludó con un abrazo muy efusivo,
lo que le pareció raro porque lo acababa de conocer. …
Recordó la testigo cuando ella le dijo que iba a mandar un

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
mensaje a su marido para que lleve a su hija a lo de su
madre, el Dr. Charlín le dijo: ‘escribile total le habrás
mentido tantas veces a tu marido’... Expresó que le
pareció chocante el comentario porque no tenían confianza,
no supo qué contestarle… terminaron muy tarde ese día, y
volvió a su casa angustiada. Dijo que comenzó una serie de
agresiones verbales de parte él que tenían que ver con sus
atributos físicos. Manifestó que la primera vez fue una
mañana -nunca llegaba antes de las 11- que la miró y le
dijo: ‘todo eso es tuyo o tenés bisturí’, y que ella le
contestó ‘es mío’, y él respondió en tono de burla.
Refirió que escuchó que la trató muy mal a la Dra. Barrio
…que todavía ella no era consciente que a ella también la
trataba mal. Recordó que le hizo el comentario sobre sus
atributos físicos, ‘la miraba todo el tiempo… ella
entendió que se refería a sus pechos porque movió su
cabeza’. Dijo que otra cosa que hacía el Dr. Charlín era
estar muy cerca de uno cuando hablaba, no respetaba el
espacio. Mencionó que una mañana entró y el Dr. le dijo
‘qué lindo lo que tenés puesto’. Recordó que se lo tocó y
ella lo apartó, ‘el despacho es chiquito y le deslizó la
mano a lo largo de la espalda, la dejó paralizada’. Dijo
que esto se lo comentó a sus compañeras, les dijo que no
la dejaran más sola, “dejemos abierta la puerta”. Ello a
pesar de que siempre, con todos los jueces que ha habido,
tenían por costumbre cerrar la puerta. Recordó la testigo
que en una oportunidad Charlín le dijo que había hablado
con un juez de Neuquén que estaba haciendo juicios de lesa
humanidad y que la conocía, que iba a trabajar allá. …

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

Declaró que un día fue a su despacho y Charlín hablaba con


una persona a la que le decía ‘si acá la tengo enfrente a
la Dra. Silvestre…no es sólo una cara bonita además es
inteligente’. Agregó la testigo que el Dr. Charlín …
insistía con ir a los juicios de lesa. Manifestó que ella
le dijo que no podía ir, entonces Charlín le dijo ‘con lo
caliente que está este gordo con vos no vas a tener que
trabajar, te van a pagar y no vas a trabajar’. Recordó que
eso se lo dijo ya cuando se iba y ese día llegó a su casa
llorando, no quería ir a trabajar más, se sentía mal, le
había sacado las ganas de trabajar. Contó que se sentía
mal porque ella siempre fue apasionada con su trabajo y le
había sacado las ganas de trabajar. Manifestó que llamó a
su compañero Sebastián Bruno, que en ese momento trabajaba
en la Secretaría Penal, para que la acompañase cada vez
que iba a su despacho. Relató que tenía miedo de cómo iba
a reaccionar, porque ella ‘tiene carácter fuerte… se iba a
tener que ir e iba a perder su trabajo’. Dijo que
Sebastián Bruno subía siempre con ella por las
dudas….Mencionó la testigo que el personal venía a
plantearnos cosas que le pasaban con el juez. Recordó que
a Celia Traverso le decía ‘la conchuda’ o ‘la yegua’. A
María Laura Álvarez le decía ‘el gato’, continuamente
hablaba así de las mujeres, el personal femenino no
aguantaba y se quejaba…”.
El testigo Sebastián Bruno, Jefe de Despacho de la
secretaría penal del Juzgado de Santa Rosa a la época de
los hechos, declaró en forma concordante con la damnificada
Iara Silvestre. Hizo referencia que a ésta le suscitaba

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
gran temor quedarse a solas con Charlín. Dijo que Iara
hacía referencia a los “comportamientos inapropiados” del
juez, que por ello le había pedido que no la dejase sola.
Refirió que Charlín se le acercaba, le hablaba de sus
senos, le hacía comentarios acerca de su marido, que le
dijo “no te preocupes que tu marido no se entera”. Señaló
que el juez “le realizó en su cuerpo un contacto físico”,
que a partir de allí la “notó totalmente angustiada” (la
negrita y el subrayado nos pertenecen).
Así declaró “Que Iara Silvestre es su compañera desde
hace unos 16 años, que con ella tiene una relación muy
cercana, dado que están ‘a un escritorio de por medio’.
Refirió que con la llegada de Antonio Charlín el clima
laboral cambió, hubo que hacer unas modificaciones, uno de
los cambios fue que él ‘pasó a llevar el despacho porque
Iara Silvestre se sentía mal y no quería hacerlo’. Expuso
que Iara Silvestre no quería estar sola con Charlín; le
dijo que ello se debía a ‘comportamientos inapropiados’
del juez, comentarios que Iara Silvestre quería evitar,
por eso iba él a llevar el despacho. Mencionó que
Silvestre pedía que siempre se mantuviese la puerta
abierta, para no quedar sola con el juez Charlín por estos
comportamientos inapropiados. Recordó que éstos tenían que
ver con frases, comentarios que le hacía, como por ejemplo
‘si sus pechos eran de ella o si tenían bisturí’, eso no
lo presenció él pero ella se lo contó. Expresó que la Iara
Silvestre es una persona que tiene un carácter fuerte,
firme, pero la situación la ponía. Recordó también otro
comentario que le hizo a Iara Silvestre respecto de su

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

marido. Charlín le dijo, no te preocupes, ‘si tu marido no


se entera’. Recordó que le comentó de un contacto físico,
situaciones complejas, había una invasión al espacio
físico de Iara Silvestre, ella ‘le dijo que se le acercaba
mucho, que la acosaba, son situaciones difíciles de
graficar’. Expresó que todo eso la afectaba a Iara, él la
notaba angustiada, había una situación compleja dada la
jerarquía del juez. Contó que Charlín le ponía seudónimos
a las mujeres que tenían que ver con cuestiones
despectivas, como ‘gorda’, ‘gato’. Refirió que Charlín
manifestaba que él era el juez federal, imponía
superioridad. Mencionó que sufrieron más las mujeres y las
personas del escalafón más bajo. Al respecto el testigo
dijo ‘trataba peor a una secretaria privada, o por ahí, se
animaba a más con un hombre que no tenía un cargo alto’.
Aclaró respecto de Iara Silvestre que la notó totalmente
angustiada, ‘que nunca la había visto así’. Contó que esta
situación insidió en la vida personal y profesional de
Iara, ella era una persona que un mes antes se manejaba de
determinada manera, ella en una situación normal nunca le
hubiera pedido que se encargara de llevar el despacho,
ella es una persona muy profesional, tiene un carácter muy
fuerte, en una situación normal nunca hubiera optado por
no llevar ella el despacho. Sin embargo Iara Silvestre se
escudaba cada vez más en él”.
Con relación al hecho que damnificara a Iara Silvestre
se expidieron varios testigos que corroboraron las
afirmaciones de la víctima y el contexto en el que el abuso
se produjo.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Así declaró Alicia Cánepa, Secretaria Civil del
Juzgado Federal de Santa Rosa. Concretamente indicó que la
Secretaria Penal, Iara Silvestre, refirió a un episodio de
connotación sexual, “ella contó que el juez le había
alabado el busto y que en otro momento le colocó la mano
en la espalda en una situación poco clara”. Señaló la
testigo concretamente que les había llamado la atención que
Iara Silvestre no reaccionara, a pesar del carácter que
tiene (la negrita y el subrayado nos pertenecen).
En ese mismo sentido declaró también Daniela Susana
Anocibar, secretaria previsional en el Juzgado Federal de
Santa Rosa. Esta hizo referencia –al igual que los testigos
anteriores- acerca del interés concreto manifestado
públicamente por el acusado acerca de los atributos físicos
de Iara Silvestre y el temor de ésta a quedar a solas con
él. También dio cuenta esta testigo acerca del conocimiento
de situaciones en las que Charlín provocaba un indebido
acercamiento físico sobre la víctima lo que la llevó a
pedir a sus compañeros que no la dejasen sola con él.
Así señaló “que a pesar de que personalmente no se
hablaba con varios empleados del juzgado, entre ellos Iara
Silvestre, ella sí sabía que ésta no quería estar a solas
con el Dr. Charlín, que pedía que la acompañaran. Se
enteró que el juez le hacía comentarios acerca de sus
pechos, le decía ‘si por ahí había pasado bisturí o no’,
que ‘como estaba tan buena le iban a dar cualquier
trabajo”. Declaró Anocibar “…que sabía que el juez que se
le acercaba físicamente. El juez Charlín se creía con un
poder supremo, que había que obedecerle; que ello era una

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

manipulación macabra porque buscaba información sobre los


empelados; ellos estaban peleados por determinadas
situaciones internas, pero el comportamiento de Charlín
terminó haciendo que personas que no se hablaban se
volvieran a hablar para declarar lo que estaba pasando”.
En ese mismo sentido la testigo Juliana del Socorro
González, por su parte, se refirió específicamente al
conocimiento que ella tuvo acerca de las insinuaciones que
Iara Silvestre sufriera de parte del juez Charlín con
relación a cómo se vestía.
También el testigo Maximiliano Triputti señaló
paralelamente que antes de la denuncia judicial él
efectivamente había tomado conocimiento acerca de la
situación de acoso que sufrió Iara Silvestre y también de
los comentarios que le hacía el juez acerca de su físico.
Por su lado, el custodio policial asignado al juez, el
oficial Dardo Abel Gandini con el que el acusado pasaba
muchas horas del día también, hizo referencia concreta a
las consecuencias que provocó el comportamiento del juez en
la damnificada. Así refirió a un pedido concreto de la Dra.
Iara Silvestre “respecto de custodia para su persona”. Dijo
que le constaba que ella se sentía mal estando sola con el
Dr. Charlín porque él se le acercaba mucho; dijo
específicamente así que sabía que la doctora no quería
estar sola con el juez.
En forma conteste se expidió también el testigo Diego
Mario Moneo, empleado de maestranza en la Secretaría
Electoral del Juzgado Federal. Así recordó el testigo el
comentario que le hizo el juez acerca de Iara Silvestre.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Declaró que en presencia de la Secretaria Penal le dijo
“mirá que tetas que tiene”, eso hizo que ella se pusiera
mal. Refirió que a Iara Silvestre –también a otras mujeres
contratadas en la Secretaría electoral- Charlín siempre les
hacía ese tipo de comentarios: “viste que linda que está”.
Dijo que a él “le parecía extraño que a un ordenanza le
hiciera esas referencias” (la negrita y el subrayado nos
pertenecen).
A su turno la testigo Daiana Martina Solaro también
declaró haber escuchado comentarios acerca de lo que
sucedía con la Secretaria Penal Iara Silvestre. Agregó que
el Dr. Charlín siempre hacía alusiones incómodas del
estilo: “qué rico perfume que tenés”; que eran momentos
incómodos, “se te acercaba y te decía algo del perfume o
del físico”.
Respecto al hecho de que se trata, el testigo Juan
José Zabala, empleado de la Secretaría Civil del Juzgado
Federal, corroboró el contexto en el que se produjo el
hecho de abuso sufrido por Iara Silvestre. Así señaló en la
audiencia de debate que sabía que a la Dra. Silvestre el
acusado Charlín le hacía permanentes alusiones acerca de la
prominencia de sus pechos y repetidas insinuaciones en
relación a su figura.
A su vez el testigo Pablo Daniel Frank, Oficial del
Juzgado Federal, también hizo referencia al contexto en que
se produjo el acoso físico cuando mencionó que le llegaron
varios comentarios con referencia a repetidas expresiones
del juez Charlín sobre determinadas partes del cuerpo de la
Dra. Iara Silvestre.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

La acción emprendida por Charlín, lejos de ser una


conducta aislada, se enmarcó en un acoso sistemático que
emprendió contra Iara Silvestre, realizándole continuos
comentarios referidos a sus atributos físicos,
especialmente en relación a sus pechos, con lo que se
mostraba obsesionado. La mujer sintió esos comentarios como
una agresión que le provocaba gran angustia.
Así en una oportunidad le hizo referencia a que podía
ir a trabajar con él en juicios de lesa humanidad en el
sur. Le dijo con relación al juez con el que decía estar
hablando “…está caliente con vos… no vas a tener que
trabajar…”.
Paralelamente a los comentarios de tono sexual que le
hacía durante las horas de trabajo, el juez Charlín acosaba
físicamente a la mujer colocándose a escasa distancia, no
respetando el espacio mínimo que ameritaba la relación
laboral que mantenían.
La situación referida era conocida por el personal del
juzgado tal como fue puntualizado por los testigos que
depusieron en la audiencia de debate oral.
En el contexto indicado, la maniobra emprendida de
manera sorpresiva por el acusado, se enmarcó en una
conducta agresiva con la víctima. Ésta sufrió el permanente
hostigamiento que motivó que pidiera ayuda a sus compañeros
para que no la dejasen sola con el juez.
Todo lo indicado, no deja duda que el acusado
emprendió el intento de abuso sexual el que se vio
frustrado dado el apartamiento que esta le impuso.
La defensa alegó que las maniobras de Charlín deben

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
calificarse como un “comportamiento inapropiado” que
tendría que tener una respuesta limitada a la sede
administrativa o del trabajo, ajena a una respuesta penal.
No se comparte dicha postura. La acción de Charlín
significó el comienzo de ejecución de una acción prohibida
por la norma, esto es acceder a las zonas pudendas de la
mujer sin su consentimiento, conducta que se vio frustrada
por una causa ajena a la voluntad del autor.
El acusado Charlín realizó la acción abusando de su
posición de supremacía funcional que le otorgaba su
condición de juez. Esto le permitía disponer de los tiempos
y de los lugares donde se encontraba con la Secretaria
Penal en los que ella podía resultar vulnerable.
El tribunal ha partido de analizar las declaraciones
de Iara Silvestre en la audiencia de debate oral. Desde el
punto de vista del relato este se presenta detallado,
coherente, con explicación del modo en que fueron
evolucionando los avances verbales y de acercamiento hacia
ella.
En la estructura del relato no se evidencian signos o
inconsistencias que lleven a aducir mendacidad. El tribunal
ha tenido conocimiento directo de la víctima y ha podido
advertir la veracidad en la que se condujo. Todos los demás
testigos han corroborado lo dicho por la víctima.
Este hecho debe considerarse como un caso de
“violencia contra la mujer” con los alcances que se darán
“infra” en el punto respectivo.
3.2.c. “Hecho Nº3”: Imputación que consistió en haber
roto con un golpe, durante un ataque de furia, parte del

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

machimbre que se encuentra recubriendo las paredes de la


Secretaría Privada del Juzgado Federal de La Pampa, donde
trabaja la Sra. Adriana Lía Bauman, hecho ocurrido el día 6
de agosto del año 2013. Haber roto en otro ataque de furia
de una patada la cuerina de un sillón que se encontraba en
la Planta Baja del pasillo, en las inmediaciones de la
Secretaría Electoral, hecho ocurrido el día 10 de agosto
del año 2013.
Nuevamente la imputación ha respetado a lo largo del
proceso el principio de congruencia, no registrando
variación durante las etapas por las que ha transitado el
legajo. También encontró confirmación el auto de
procesamiento frente al órgano federal de revisión
jurisdiccional (sentencia CFABB del 29/12/2014, ya citada).
Sendas pruebas documentales e instrumentales agregadas
a solicitud de los Ministerios han dejado constancia de la
existencia material de los eventos endilgados, a saber:
imágenes fotográficas y su respaldo digitalizado; e
informes técnicos sobre el sillón y sobre el revestimiento
tipo machimbre colocado sobre la pared de la Secretaría
Privada (fs. 55; fs. 117/119; fs. 162/164; fs. 169/171,
respectivamente).
Y durante la instancia oral, bajo juramento de
práctica, varios agentes judiciales recrearon los eventos
puestos a nuestro análisis, con atribución directa al
encartado. Recordemos sucintamente sus manifestaciones.
Memorando actitudes y acciones del imputado, la
prosecretaria Alicia Susana Traverso recordaba en el
particular que “… era como que quería dar miedo, quería

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
imponerse, pateaba los sillones… las reparaciones se
hicieron de lo que él rompió, tiene entendido que era una
pared… ella no presenció cuando se refería los golpes de
los sillones… el juez Charlín destrozó varios objetos como
el sillón, una pared, aclaró que en ese momento no escuchó
el golpe…”.
Por su lado la responsable de la Secretaría Tributaria
Dra. Daniela Susana Anocibar recordó sobre el punto los
ataques de ira y agresiones verbales del Magistrado y sobre
el punto dijo: “…vio que rompió una pared donde estaba la
antesala y escuchó los ruidos y se acercó cuando escuchó
los gritos y vio lo que había pasado…”.
Juan Cruz Canal, numerario administrativo del juzgado,
supo explicar que “… el Dr. Charlín rompió a patadas uno
de los sillones del mobiliario del tribunal y observó
golpes en picaportes y demás elementos del juzgado…”.
María del Carmen Almazán Aballay, ordenanza del
juzgado decía en relación a acusado y sus descontroles
sobre elementos del tribunal: “…un día a la tarde se
escuchaban golpes y gritos en la secretaría privada… se
escuchó hasta abajo porque los chicos de mesa de entradas
también lo escucharon, y al otro día como a mí me tocaba
limpiar, un machimbre de la secretaría privada vi que
estaba roto… también observó un sillón roto…”.
Otros testigos también dieron cuenta de los daños
materiales endilgados criminalmente a Charlín: unos por
conocimiento a través de terceros (vgr. Zabala, Solaro,
etc.); otros por vivencia directa (Adriana Lía Bauman,
Sandra Elisabet Sevillano, Leandro Esteban Aguirre; Martín

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

Manuel Meneo; Carlos Alberto Di Zitti; Diego Mario Moneo y


Guillermo Vicente del Campo; fs. 11/14; fs. 53/53 vta; fs.
54/54 vta; fs. 55/55 vta.; fs. 151/151 vta.; 190/191; fs.
199/200, respectivamente; declaraciones agregadas a pedido
de partes).
En audiencia de juicio el acusado no hizo uso del
derecho a declarar, procediéndose a incorporar, en este
tema, la indagatoria dada ante el instructor. Aquella
discurrió entre la simple negativa de los sucesos, para
tildarlos luego de “insignificantes”, claro está a la
espera del cese de esa acusación penal en su contra.
Pues bien, observado el conjunto probatorio sujeto a
estudio y confrontado el mismo a la posición defensista del
nocente, anunciamos la única interpretación que corresponde
al sub examine: dar respuesta afirmativa a la cuestión
planteada y declarar, fuera de toda duda razonable,
acontecidos los hechos tal como lucen planteados por la
acusación, siendo el imputado su único autor material.
En efecto, la reunión de prueba instrumental detallada
junto a un conjunto importante de testimonios indirectos y
directos explican a Charlín acometiendo de modo deliberado
sobre bienes propiedad del Poder Judicial de la Nación, con
el fin de provocar daños a los mismos. Bienes esos puestos
a su servicio pero también al amparo de su responsabilidad
(cuidado y preservación) como máximo responsable de esa
unidad de trabajo. Alteró, comprobadamente, la
especificidad y esencia de aquellos, comprometiendo, en
alguna forma, los fines que justificaban su ubicación en el
lugar.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Obviamente sus magras negativas nada agregan frente a
la contundencia de los cargos escrutados y, mucho menos, su
invocación a la pretoriana teoría de la “insignificancia”.
Más allá que estos planteos no son novedosos en el
legajo en tanto lucen reclamados y resueltos por la
Apelación (como el grueso de sus defensas, no verificándose
necesidad de alterar cuanto ya consta decidido en la
materia) lo cierto es que una correcta hermenéutica
interpretativa de la teoría que se invoca, incluye no solo
la verificación de intrascendencia en el resultado sino,
principalmente, en la acción.
Extremos no acreditados ni acreditables en ninguna de
sus especies, no solo por la condición de los bienes
afectados en tanto resultan “públicos”, sino también por
las circunstancias en las que fueron ocasionados y la
persona que los protagonizo (puntos no abordados por la
acusación, ni que tampoco reclama el tipo penal como
conditio para acreditar el daño).
Concretamente, comprobamos inéditos e injustificables
ataques de furia y descontrol que, según bien y fielmente
interpretamos junto a las demás circunstancias sólo
persiguieron poner en escena “actings” frente a sus
dependientes con el único y deliberado fin de instalar el
miedo generalizado entre aquellos. Acciones violentas que
trágicamente, tanto para los que las soportaron como para
la comunidad toda que perpleja las conocía por distintos
medios, fueron protagonizados por el único juez federal con
asiento en la Provincia de La Pampa. Sujeto que debía
ofrecer conducta ejemplar e intachable, no solo como forma

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

de honrar la magistratura que por “subrogancia” legal


ejercía, sino por las propias obligaciones reglamentarias
del cargo, obviamente despreciadas por el acriminado dentro
de su deliberado plan de acción (temas particulares sobre
los que volveremos más abajo, atento la gravedad
institucional que el presente caso explicita).
Así ha dicho la doctrina que “…Lo que decidirá
entonces la insignificancia será la finalidad, esto es el
dolo: habrá que verificar si la voluntad de realización
del autor comprende o no afectaciones relevantes para el
bien jurídico. Si las comprende estaremos en presencia de
un ilícito penal… lo que excluye la ilicitud es la acción
insignificante, no el mero resultado insignificante…”
(VITALE, Gustavo L. “Principio de Insignificancia y error”;
página 56. Publicaciones Universidad Nacional del Comahue,
Diciembre 1988). Y en nuestro caso, bajo ningún
entendimiento, pueden considerarse insignificantes las
acciones sometidas a estudio.
Por todo lo expuesto, según lo antedicho, damos por
comprobado definitivamente para la sentencia que José
Antonio Charlín ha protagonizado los episodios prefijados,
apareciendo como autor material de daños reiterados.
3.2.d. “Hecho Nº4”: Constituye aquí materia de
imputación penal el haber amenazado a los empleados que se
encontraban contratados en la Secretaría Electoral,
llamando a cada uno de ellos para que manifestaran a través
de quién habían ingresado a trabajar a dicha secretaria y
cuál era su afinidad política. A su vez les hizo saber que
“él podía echarlos si así quería…” porque “… quería traer

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
gente de su confianza… su gente…”. A cada empleado hizo
entregarle copia del contrato que habían oportunamente
firmado, donde lucía resaltado en fluorescente que “el
juzgado podía rescindir el mismo por la causa que crea
conveniente”. Hechos que ocurrieron el 08/07/2013.
Este suceso, así descripto e imputado, encuentra
“congruencia” a lo largo de las diferentes etapas por las
que ha discurrido el proceso, poseyendo a su vez trato y
confirmación en grado de Apelación. Adelantamos nuestra
respuesta afirmativa a la cuestión planteada en el acápite;
damos nuestras razones.
La audiencia oral y pública patentizó, sin hesitación,
lo sucedido, apareciendo nuevamente como único autor
responsable el imputado Charlín; repasamos entonces
aquellas atestiguaciones frente a la instancia para
sostener este aserto.
La Dra. Silvestre, Secretaria Penal y ex juez
subrogante, explicaba sobre el punto “…respecto del trato
con los empleados de la Secretaría electoral que estaban
contratados, circulaba la noticia que el juez los había
indagado sobre sus orientaciones políticas. Recordó que
presenció un llamado de Charlín con la Dra. Barrio, donde
estaba muy enojado con Celia Traverso y le decía que los
contratados no le tenían que hacer caso a Celia Traverso y
que le tenían que hacer caso a él. Agregó que hubo dos
versiones, una que era él quien los había citado para
preguntarles la orientación política y quién los había
hecho entrar al juzgado, la otra versión era que le había
ordenado a la Dra. Barrio que les preguntara. Dijo que

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

Charlín siempre hacía mención a que quería traer a su


gente…”.
Alicia Susana Traverso, de la Secretaría Tributaria,
en debate recordaba que a los dependientes contratados de
Electoral: “…se los llamó uno por uno para ver por quién
habían entrado y para ver a qué partido político
pertenecían, que él era el Juez federal y podía hacer
despedir a cualquiera y podía poner a su gente de la
Cámpora. Refirió que pasaron momentos muy estresantes, de
amenazas continuas y permanentes de que iban a ser
echados. Recordó que los empleados contratados no podían
obedecer a Celia Traverso, la desautorizaba continuamente.
Dijo que Charlín le llevó por escrito a su secretaria esa
orden y el interrogatorio, remarcando que él podía
despedirlos…”.
Celia Nora Traverso, Habilitada Electoral, esto decía:
“…Habló de los contratos y que el Juez tenía que cubrir
puestos. El juez un día le pide como habilitada los
contratos de la gente de la Secretaría Electoral, les
remarca a todos con un resaltador que podían ser
rescindidos, eran 9 u 11. Recordó que a la secretaria de
ella le hace citar a los 9 u 11, una parte de los chicos
estaban trabajando en vialidad que es donde se arman las
urnas, la secretaria Rosaura Barrio tenía orden de
preguntarles por quién estas ahí adentro y a qué partido
político perteneces. Los secretarios todos tuvieron miedo,
le consta, todos entraron en un estado de locura a nivel
profesional y personal, los chicos cuando les hacían esas
preguntas salían llorando, creían que los desafectaban.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Manifestó que en ese momento estaba una sobrina suya
trabajando como contratada y “Juliana entró en estado de
pánico porque creía que la iban a echar”, sobre todo por
ser sobrina suya y le dijeron que renunciara y obviamente
su orgullo la llevó a no hacerlo y el sufrimiento fue muy
grande, no solo de ella sino de todos los contratados.
Expresó la testigo que el doctor creyó que tocando a su
sobrina la iba a tocar a ella pero se equivocó porque ella
vela por todos los contratos no por uno solo. Dijo que un
día la llama la Dra. Barrio, un día sábado a las 7 de la
mañana y le pregunta si iba al juzgado porque estaban
haciendo nombramientos…”.
Daniela Susana Anocibar, titular de la Secretaría
Tributaria, recordó que en relación a su hermano también
empleado de ese juzgado federal “…le peligraba el
contrato, y que los empleados les fueran firmando la
renuncia…”.
La señora Secretaria Civil, Dra. Alicia Cristela
Canepa, explicaba los sucesos de la siguiente forma: “…
sobre mensajes por parte de Charlín dijo que
constantemente mandaba mensajes. Rememoró que cada vez que
uno entraba al despacho siempre estaba con el teléfono,
hacía parecer que tenía muchísimos contactos y que si
ellos no cumplían sus órdenes quedaban sin trabajo, esa
era la sensación que se tenía… otra cosa que le llamaba la
atención era que él decía que iba a traer a todos los
suyos, de hecho trajo a unas personas, intentó que
trabajaran con ella o con la Dra. Anocibar pero no lo
logró, así que estuvieron sentados en la biblioteca toda

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

una mañana sin hacer nada. No confrontó con ella por ese
tema, ella no conocía a esas personas, cree que uno era
abogado…”.
Daiana Martina Solaro, a la época de los hechos
“contratada” en la Secretaría Electoral, así respondía
sobre el tema: “…Recordó también que estaban todos
trabajando en la Secretaría Electoral y les llevaron una
copia del contrato que habían firmado y estaba resaltado…
la cláusula número 7” y los llamaron para que vayan de a
uno al despacho de Rosaura Barrio que les dijo que por
pedido del Dr. Charlín les preguntaba cuál era su
orientación política y por qué persona habían ingresado al
juzgado, agregó que Rosaura les pidió disculpas y que
estaba muy avergonzada por la orden del Dr. Charlín.
Expuso que luego de que le exhibieran el contrato
resaltado el cual en su cláusula séptima decía “Ambas
partes podrán rescindir el contrato de común acuerdo; la
contratante podrá hacerlo en cualquier momento si los
servicios del contratado no resultan satisfactorios o
necesarios, o bien por razones de servicio”. Refirió que
sintió que le iban a rescindir el contrato; Rosaura les
dijo que el Dr. Charlín estaba muy enojado y esa fue la
sensación de que se iban a quedar sin trabajo… el episodio
del contrato fue al principio, los primeros días, fue
previo al proceso electoral venidero. Expresó que Rosaura
Barrio que era la jefe del electoral, no les explicó los
motivos de la entrevista. “Por ahí se comentó que quería
que nosotros nos vayamos para traer su propia gente” dijo
la testigo.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Juan Cruz de la Canal, dependiente de la Secretaría
Electoral decía que “…Recordó que él era contratado y
tenía excelente relación con la Dra. Barrio”. Agregó que
luego de la llegada del Dr. Charlín, la Dra. Barrio estaba
desencajada, recordó que fue convocado por la Dra. Barrio
con el motivo de que el Dr. Charlín le encomendó que le
pregunte, “había un clima muy intenso, muy incómodo, se
encuentran con todos los contratos de cada uno de ellos
resaltados donde constaba que sus contratos podían ser
revocados en cualquier momento. En la entrevista le
consultaron qué orientación política tenían y por quién
habían ingresado al juzgado”; aclaró que “la Dra. Barrio
constantemente se disculpaba dado el tenor de las
preguntas”. Refirió que “él no contestó ninguna de las
preguntas de la Dra. Barrio”. Aclaró “que el ambiente era
muy incómodo y el contrato subrayado generó temor en él y
en sus compañeros de que puedan prescindir de ellos sin
motivo alguno…”.
Constan además como elementos para formar convicción
sendos testimonios judicializados. Originalmente ofrecidos
por los Ministerios para su recepción en debate luego
fueron desistidos, conformándose los letrados con su
anexión directa, lo que así resolvió el Colegiado.
Entre aquellos destacamos los siguientes:
1. Dra. Rosaura Barrio, Secretaria Electoral (fs.
323/326; testimonio recibido en su domicilio por el
instructor por licencia médica vinculada al caso) dijo: “…
recibo a comienzos del mes de julio de 2013 un mensaje de
texto del Dr. Charlín en que me solicita convoque a todos

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

los empleados contratados por el Ministerio del Interior y


Transporte de la Nación para recibirlos en su despacho. En
forma posterior se apersona en la secretaría en manifiesta
actitud de nerviosismo y ante mi pregunta me expresa:
‘Celia se me paró de manos’ refiriéndose a la Sra. Celia
Traverso, Jefe de Despacho y Habilitada de la Secretaría
Electoral… Continuó hablando del temor que le generó el
conflicto con Celia, ante la posibilidad de una
paralización de la Secretaría Electoral por parte de ella,
dada su función de Delegada Gremial y familiar o allegada
de algunos de los contratados. Ante esta situación… me
ofrezco a recibir a los empleados contratados en mi
oficina, para evitar que él lo hiciera en la suya. La
intención que me movilizó fue la de tranquilizar al
personal contratado, que fue nombrado por el Juez Federal
Subrogante inmediato anterior, Dr. Marcelo Piazza… En la
humildad de mis posibilidades me dispuse a orientar al
personal contratado. En ese momento sentí que no existía
otra opción más que intervenir… El Dr. Charlín quería
saber quién los había recomendado… En el caso de la Srta.
Juliana Miokovitch, sobrina de la Sra. Celia Traverso, me
vi en la obligación moral de sugerirle, a raíz del
mencionado conflicto, que indicara que su ingreso había
sido por recomendación de su madre la Sra. Alicia
Traverso, Prosecretaria de la Secretaría Tributaria y
Previsional del Juzgado. Para con el joven “Juan” en ese
momento novio de Juliana Miokovitch, tuve una actitud
similar. Respecto del contratado Víctor Anocíbar, hermano
de la Secretaria Tributaria y Previsional del Juzgado

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Federal, Dra. Daniela Anocíbar, cumplimenté la orden de
recibirlo conversando con Víctor, dado que al ser familiar
de una Secretaria se daba por sentada la recomendación. En
relación a los contratados restantes, me permití sugerir
que en caso similar a los dos primeros, relacionaran su
ingreso a la Secretaría, con el Dr. Pedro V. Zabala, quien
se encontraba de licencia por enfermedad que derivó en su
fallecimiento. Fue una situación horrible la vivida, los
empleados quedaron muy mal después de esa reunión con
temor sobre su futuro laboral.”
Ana Carmina Besga (fs. 93/94) explicó que después de
un incidente con Celia Traverso, Charlín mandó copias de
los contratos a todo el grupo, resaltando con fluo donde
decía que el juzgado podía rescindir el mismo por la causa
que creyera conveniente; fue llamada por la doctora Barrio
y le hizo un interrogatorio acerca de la forma en que había
ingresado al Juzgado y si tenía contactos políticos; supo
aclararle que lo hacía por órdenes del Juez.
Leandro Aguirre (fs. 116/116 vta.) recordó el momento
en que fueron llamados los contratados para ser
interrogados por la Secretaria sobre la orientación
política, por quien había ingresado al Poder Judicial y si
conocían referentes políticos. Ocasión en que también se
les comunicó que el juez los podía echar y que todos
estaban a prueba.
Juliana del Socorro González (130/130 vta.) explicó
que Charlín dispuso que un empleado de Electoral les
alcance una copia del contrato de cada uno, donde lucía
resaltado el artículo 7; inicialmente se les indicó que los

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

iba a recibir el juez pero finalmente fueron recibidos en


la Secretaria Barrio. Ella pidió disculpas por lo que iba a
hacer, manifestando que estaba obligada a hacerlo y era
contra su voluntad, procediendo a interrogarla acerca de
quién recomendó su ingreso y sobre sí tenía militancia
política, preguntas que se negó a responder.
Recordó además que pasadas las 13:30 horas de ese día,
en oportunidad en que el Juez ingresaba a la Secretaria
Civil le fue preguntado la razón por la que había
practicado el cuestionario, respondiendo “que nada, que no
nos preocupáramos, porque acá está lleno de gente, hijos,
parientes y que iba a terminar dejando a todos afuera si
quería (haciendo alusión a los contratados), salvando a los
que él quisiera”.
Aportó copia del contrato con el resaltado del
artículo 7 al que hizo referencia, lo que se reservó en
Secretaría.-
Brenda Wernicke (fs. 293/294) memoró la versión de
pasillo sobre que se darían de baja contratos para que el
Juez hiciera ingresar personas, describiendo el temor
generado. La Secretaria los reunió y les hizo preguntas
referidas a cuestiones personales y políticas. Supo decir
que todos salían muy mal del mentado encuentro.
Guillermina Pamela Fassano (fs. 295/296), explayándose
sobre la convocatoria ordenada por el juez y que realizó en
definitiva la Secretaria por orden de aquel, dijo que se
sintió muy mal, presionada, que estaban asustados y temían
por la continuidad laboral. Explicó que desde 2007

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
trabajaba en Electoral y nunca había vivido una situación
semejante.
Juliana Luz Miokovitch Traverso (fs. 297/298)
recordaba la reunión con la Secretaria por orden del Juez
en la que fueron llamados de a uno los nueve contratados. Y
Concretamente decía al respecto: “Te hacía sentir miedo,
todos pensábamos que nos iban a echar, más aún, cuando
momentos previos a esto, nos habían dado una copia del
contrato que teníamos, donde estaba subrayado con
resaltador la parte que decía que nos podían echar. Fue
para nosotros un mensaje intimidatorio, más en mi caso
porque era la sobrina de Celia Traverso y él estaba en
contra de ella. Antes de entrar a la entrevista lloré, la
situación fue horrible. Yo me fui muy mal, tenía miedo de
perder el trabajo, incluso mi familia me decía que renuncie
porque me veía muy mal.”.
En lo relativo a la prueba documental del caso, además
de obrar a disposición del Cuerpo la totalidad de los
contratos del personal Electoral de ese momento, lucen
reservados dos contratos con marcación fluorescente
aportados durante la instrucción (Solaro y González).
Todos los empleados electorales contratados,
(escuchados por la investigación y el juicio) reprodujeron
los hechos de idéntica forma y se expresaron en un único
sentido: el miedo sufrido por la acción del acusado, miedo
que incluyo de manera unívoca y clara temor concreto por la
pérdida de sus trabajos. El mismo escenario fue recreado
por funcionarios de ley describiendo en sus colaboradores
sensaciones de angustia por la situación que los

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

comprometía. Muchos de los declarantes agregaron a ese


miedo puntual, idénticos sentimientos vinculados a
sucesivos actos de fuerza sobre cosas y violencia moral
sobre los empleados, protagonizados por el mismo ex
magistrado (golpes sobre objetos varios, gritos en
despachos y pasillos, insultos, etc.).
Y el momento para semejante despliegue delictual sobre
los contratados no fue casual, ni ejecutado fuera de tiempo
o contexto oportuno en el designio criminal del inculpado.
Precisamente, y a riesgo de abordar temas que bien podrían
encontrar lugar en la tercera cuestión en la sentencia,
según pudo saberse la acometida fue previa a las “PASO
2013”, acción que corresponde con lógica analítica
inscribirla y relacionarla con las públicas y permanentes
expresiones de Charlín frente a funcionarios y empleados:
“…traer a su propia gente…”.
De lo antedicho solo surge una interpretación, a
explicar, si se nos permite el giro, con lenguaje clásico
de la política más rancia: Charlín descontaba por la
presión ejercida sobre los agentes judiciales renuncias
inmediatas. Luego, en “tierra arrasada” y en el marco de la
urgencia impuesta por el calendario electoral en curso,
procedería al desembarco inmediato de sus “candidatos” en
las vacantes, con suscripción de nuevos contratos,
alineando así “tropa” en la sede judicial.
Pero además de cuanto analizamos arriba, tenemos para
nosotros que el imputado en su forma general de expresarse
y actuar, no dejaba de medir posibles “escenarios
políticos” a hipotéticamente suscitarse por sus embestidas

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
contra los contratados, todo lo cual hablaba de una forma
armónica (además de fuera de toda ética en el ejercicio de
la magistratura, antirreglamentaria e igualmente ilegal) de
actuación.
En efecto, no perdemos de vista las preguntas que
obligó a responder (bajamente, por interpósito funcionario)
a los agentes judiciales involucrados: 1) ¿por quién habían
ingresado al Poder Judicial? y 2) ¿cuál era su tendencia
política?.
Una vez más, por lógica, psicología y experiencia,
entendemos para el fallo que, de comprobar el ex magistrado
“padrinos poderosos” o “procedencias partidarias” que le
resultaran afines a sus gustos y/o que pudieran complicarlo
en sus aspiraciones, descartaría, obviamente, la baja el
agente en cuestión.
Pero hay más ejemplos que patentizan un Charlín atento
a la “política” más que a la función judicial, ofendiendo,
claramente (y una vez más), sus obligaciones como juez.
En efecto, recuérdese – aún a riesgo de reiterarnos y
acometer desprolijamente sobre otros eventos sometidos a
estudio en otros espacios de argumentación – cuanto pudimos
enterarnos en juicio sobre las interpelaciones del acusado
a su Secretaria relativas a un proceso penal que
involucraba a una persona de apellido “Marin”, inquiriendo
al fedatario reiteradamente para que despeje posibles
vínculos familiares con el ex gobernador provincial (ver
declaraciones de la Dra. Silvestre). Idéntica situación
describió la funcionaria con una persona de apellido
“Roger”, narrando impaciencias con una causa por trata de

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

personas que envolvía a diferentes autoridades locales de


aquel entonces.
Y tenemos incluso en este patético escenario
estudiado, mixturando “política” con “miedos” y “miedos”
con “política”, ocasiones en las cuales el nocente arengaba
a sus dependientes judiciales diciéndoles que “… teníamos
que agradecerle a la presidenta Cristina Kirchner del
trabajo que teníamos”; que, previo tomar de las manos a una
empleada le “… dijo que tenía que votar bien y que tenía
que votar a Fernández Mendía… que le iba a conseguir un
subsidio porque ella tenía una nena… que quería traer a su
gente de la Cámpora…”; para también espetarle,
desvergonzadamente a la esposa del extinto juez Federal
Pedro Zabala, mientras este todavía se encontraba
gravemente enfermo debatiéndose entre la vida y la muerte,
por teléfono que: “…Ud. es una vende patria igual que su
marido, Menen y Marín”, vaya a saber a la saga de cuales
conclusiones.
Y hasta, insólitamente, exhibir su torso desnudo a un
empleado invitándolo a que viera “…sus heridas de guerra…”,
y aún adelantarle a un ordenanza que ante la proximidad de
un recital de “La Renga” en la ciudad de Santa Rosa “…
quería poner un palco para ver a la banda… que el
intendente lo pusiera para los empleados hombres del
juzgado…” (ver declaraciones en juicio de María del Carmen
Almazán Aballay; de Juliana del Socorro González; Diego
Mario Moneo).
En el mismo espiral volitivo delictual puesto en
escena para generar miedo y desconcierto en sus

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
interlocutores, no dudó en apelar Charlín en sus
“discursos” a expresiones o sueltos con frases o contenidos
propios del último proceso dictatorial acontecido en la
República Argentina. A guisa de ejemplo transcribimos
manifestaciones del imputado según recuerdos de los agentes
empleados del juzgado: “… cómo podemos hacer desaparecer a
ésta…”; “…había que meterle la cabeza en la laguna hasta
que dejaran de salir burbujas…”; o, más grave aún, “… Ud.
sabe que yo tengo al ejército a mi disposición…” (Diego
Mario Moneo; Juan José Zabala; Adrián Emanuel Pascual;
todos escuchados en debate bajo juramento de ley).
El golpe bajo a nuestra memoria que implican estas
expresiones no exime de obligación de anexar mayores notas
a nuestros fundamentos. Ello así sin dejar de memorar, con
igual perplejidad, haber escuchado de atestiguantes el
interés expreso del ex juez por participar en juicios de
Lesa Humanidad a propósito de un cierto “lustre” que según
su “lamentable criterio” esos procesos agregarían a su
carrera (ver declaraciones en juicio de Iara Silvestre).
Frente a todo este inmenso panorama incriminatorio
ninguna explicación indagatoria de Charlín pudo justificar
penalmente sus conductas.
Efectivamente a modo de responde, tenemos para la
sentencia que la conducción de una oficina judicial no
puede admitir formas como las aquí exteriorizadas, formas
esas que nada tienen que ver con nuevos y mejores
paradigmas en la conducción de personas y la ejecución de
tareas asignadas a equipos de trabajo. Nunca asistimos a
este tipo de cruentos escenarios, ni mucho menos hemos

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

vivenciado estilos laborativos como éste que hayan irrogado


sufrimientos deliberados a empleados judiciales. Agentes
que al menos un par de ellos a la fecha siguen padeciendo
“estrés post traumático” a causa de las acciones del señor
Charlín (v.gr.: caso Bauman, tema sobre los que volveremos
abajo con mayor detalle).
En definitiva, por los argumentos que anteceden, solo
corresponde homologar la pretensión de la Fiscal General en
lo relativo al nominado “Hecho nº4”, declarando que los
sucesos criminosos existieron y que José Antonio Charlín ha
sido su autor material, todo en circunstancias de tiempo,
lugar, modo y personas propiciadas por la acusadora, fuera
de cualquier duda razonable.
3.2.e. “Hecho Nº 5”: El día 12 de julio de 2013, el
imputado José Antonio Charlín, amenazó al Dr. Héctor Raúl
Almirall, agente de la Administración Federal de Ingresos
Públicos (AFIP), cuando éste, luego de esperarlo por más de
dos horas en vano, se retiró del Juzgado antes de comenzada
la reunión que había sido convocada por el entonces juez,
informando que tenía otros compromisos asumidos. Es allí
cuando Charlín comenzó a proferir gritos e insultos, entre
los que decía que le prohibía la entrada al Juzgado, que lo
iba a hacer echar de su trabajo y distintas groserías
contra el abogado.
La víctima de este hecho, hoy jubilado, concurría por
aquel entonces asiduamente a la sede del Juzgado Federal en
virtud de su desempeño como agente de la AFIP.
Efectivamente, en dicha fecha, concurrió a una reunión
convocada por el entonces Juez, la que aparentemente sin

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
motivo alguno demoró excesivamente su comienzo, razón por
la que el Dr. Almirall decidió retirarse, avisándole de
ello a la Secretaria Tributaria del Juzgado, Dra. Anocibar,
ya que debía cumplir con otras tareas a las cuales se había
comprometido.
En el momento en que se retiraba, ocasionalmente el
Dr. Almirall se cruza con Charlín -quienes no se conocían
previamente- saludándose ambos en forma normal sin saber
cada uno de ellos, quién era la otra persona.
Con posterioridad a ello, el hoy imputado preguntó
quién era esa persona que acababa de retirarse y cuando le
comentaron que se trataba del Dr. Almirall, se molestó
porque, según su criterio, éste no lo había saludado de la
forma que un juez federal se merecía –desconociéndose, por
otra parte, cuál es esa “forma”-. Vale agregar, como ya
dijimos, que el Dr. Almirall no sabía que él era el juez
federal, no obstante lo cual, descartamos que el saludo
brindado por Almirall haya sido ofensivo o grosero, máxime
cuando ninguna prueba existe ni se aportó a ese respecto.
Lo cierto es que a partir de allí, con la retirada del
Dr. Almirall, sumado al “inadecuado” saludo, Charlín
comenzó una embestida contra el funcionario de AFIP,
carente de cualquier razonabilidad y mucho menos de
justificación alguna.
La Dra. Daniela Anocibar -que calificó la situación
vivida con Charlín en el Juzgado como de escándalo y
desquicio- fue testigo, diríamos, privilegiada de la
actitud asumida por Charlín contra Almirall. Dijo en
audiencia Anocibar que “para Charlín, Almirall era un

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

garca”, según lenguaje expreso del Magistrado, y que no


quería que este hombre volviera al Juzgado. Esa decisión,
le fue transmitida a Anocibar para que a su vez la
transmitiera a las autoridades de la AFIP local. Adelantó
-y posteriormente lo hizo - que hablaría con la Jefa de la
AFIP para que a Almirall “…lo pasaran a pasiva…”, según
insistentemente decía.
Que toda esta situación fue anunciada y transmitida en
la mesa de entradas de la Secretaría Tributaria, en horario
de atención al público mediante gritos y golpes al
mostrador de parte de Charlín, quien se encontraba
enfurecido con este hombre a quien solamente había
“cruzado” una sola vez en la vida y se habían saludado
desconociéndose el uno al otro.
El testigo Frank, declaró en la audiencia de debate,
haber presenciado cuando Charlín –gritando y golpeando el
mostrador- le dijo a Anocibar que no quería ver más a esa
persona en el Juzgado y que si lo veía, “… lo iba a pagar
con sangre…” o “… iba a correr sangre…”. Dijo Frank que
posteriormente se enteró que se refería a Almirall.
También declaró en similares términos el testigo
Fasano.
Es cierto que ambos refirieron no saber en ese momento
de quién hablaba Charlín, enterándose a posteriori, que se
trataba del Dr. Almirall. De todos modos, la gran cantidad
de prueba sobre la ocurrencia de este hecho, permite sin
lugar a duda tener por acreditado que esa charla entre
Charlín y Anocibar, mantenida en ese mostrador, acompañada
de golpes en el mismo y gritos, tenía que ver con el Dr.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Almirall.
Las declaraciones incorporadas por lectura con acuerdo
de partes de Di Zitti (fs. 151/vta. del Expte. y 107/108
Cuerpo de juicio) y de Vicente del Campo (fs. 199/200 vta.
del Expte. y 152/155 Cuerpo del Juicio), también dan cuenta
de este hecho, como así también las declaraciones de Cánepa
y Aballay, en la audiencia de debate.
La testigo Mingote, quien era por ese entonces Jefa de
la Oficina Jurídica de Santa Rosa, también tomó
conocimiento, vía Anocibar, de la decisión del entonces
Juez Charlín de impedirle la entrada al Sr. Almirall. Esta
testigo le restó importancia a la prohibición impuesta por
Charlín por dos motivos: el primero tenía que ver con que
los agentes fiscales de AFIP, dependían de la oficina a su
cargo y en segundo lugar, porque no se podía impedir el
trabajo de los agentes sin una disposición o resolución
expresa.
Algo parecido expresó el propio Almirall al declarar
en debate. Dijo que él entendía que la denegación de
justicia dispuesta por el entonces juez, no podía
materializarse y menos de esa forma verbal. Que el mensaje
de Anocibar –que se mostró molesta por tener que
transmitirle estas decisiones de un juez- fue que Charlín
iba a pedir a la AFIP que lo pasen a pasiva y que no lo
quería ver en el Juzgado. No obstante ello, el propio
Almirall dijo que empezó a concurrir al Juzgado a primera
hora, con la seguridad de que Charlín no estaba, (ya que
venía tarde), para no cruzarse con el juez.
La actitud asumida por Charlín con relación a

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

Almirall, no se trató de un hecho aislado o de algo dicho a


la ligera. Diversas declaraciones testimoniales que fueron
incorporadas al debate, dan cuenta del fastidio que le
había producido al hoy imputado esa actitud de Almirall de
no saludarlo como, según él, correspondía.
Maribel Hernández, empleada del Dr. Saires declaró que
en una oportunidad el entonces juez se acercó a ella y le
dijo “que se habían terminado todos los privilegios… por
culpa de Almirall”, agregándole: “…vos tenés que ir y
agarrar del cogote al doctor Almirall porque todo es culpa
de él…”. (fs. 152/vta. del Expte. y fs. 109/110 del Cuerpo
de juicio)
Ana Usín Aguilar, empleada de Afip, dijo que el juez
habría dicho que “… mientras el Dr. Almirall estuviera en
la AFIP, iban a tener que sufrir ciertas restricciones por
parte del Juzgado…” (fs. 154/vta. del Expte. y fs. 113/114
del Cuerpo de Juicio).
Otro empleado de la AFIP, Hugo San Pedro declaró a fs.
155/vta., manifestando que Charlín le había dicho que “…
no le había agradado la actitud de Almirall de retirarse
antes de la reunión con el personal de la AFIP…”. También
le manifestó ese desagrado a la testigo Rosana Benito,
quien declaró a fs. 193/vta.
De manera tal que este saludo inadecuado y este retiro
de parte del Dr. Almirall antes de comenzar la reunión
pactada para dos horas antes, generó en el hoy imputado, un
enojo tal que lo llevó a proferir frases como “… va a
correr sangre…” o “… lo va a pagar con sangre… ”,
expresiones –sin lugar a dudas- desmedidas, teniendo en

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
cuenta el particular motivo.
En idénticos términos a los postulados en los
considerandos que anteceden, ello da cuenta de dos cosas:
En primer lugar, confirma el calificativo de “persona
violenta” con la que su propio Abogado definió al imputado;
y en segundo lugar, que los dichos de Charlín –a viva voz
y, obviamente, con la intención de que todos lo escuchasen-
no tuvo otra finalidad que generar en la víctima cierto
temor a las consecuencias que podría traer aparejada su
concurrencia al Juzgado, y también una advertencia hacia
todo el que escuchara, de cuál sería la forma en que
manejaría el poder con el que había sido investido.
En la audiencia de debate, Almirall –a casi cinco años
de ocurridos los hechos y ya encontrándose jubilado-,
intentó demostrar –sin éxito, creemos- no haberse sentido
amedrentado por esa amenaza. Sin embargo, centró su
postura, en que no se le podía prohibir la entrada al
Juzgado sino lo era mediante una resolución y/o disposición
escrita, y por ende, no podía serlo en forma oral y
mediante un intermediario, como lo fue la Dra. Anocibar.
Sin embargo, el Dr. Almirall comenzó a cambiar sus
hábitos de concurrencia al Juzgado, haciéndolo en horarios
en que sabía que el juez no estaba. Dijo, además, Almirall,
que notaba que los empleados se sentían incómodos con su
presencia, lo que daba cuenta de cierta situación violenta
que podía generarse si se daba otro encuentro entre ambos.
Queremos decir con esto, que si Charlín y Almirall no
volvieron a cruzarse nunca más, lo fue por la actitud de
este último quien, aceptando tácitamente la prohibición

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

verbal, trataba de concurrir el Juzgado en horarios


distintos a los del Sr. Juez. Si Almirall, como dio a
entender en la audiencia, no le dio importancia a la
prohibición, no hubiese modificado sus horarios de
concurrencia.
Ello nos lleva a concluir, que existió un
amedrentamiento de parte de Charlín y un temor fundado de
parte de Almirall, de que pudiera “correr sangre”, aun en
términos figurados.
Tenemos, entonces, por acreditada la ocurrencia del
hecho identificado como número 5, en las condiciones de
tiempo lugar y modo en que fuera narrado, como así también
que quien fuera el autor de dichas amenazas, no fue otro
que el entonces juez Charlín, dando así respuesta al
interrogante de esta cuestión y respecto a este hecho, cuya
calificación legal analizaremos al tratar la siguiente
cuestión.
3.2.f. “Hecho Nº6”: Se le imputa a José Antonio
Charlín expresar en reiteradas oportunidades
manifestaciones intimidantes hacia la persona de Celia Nora
Traverso, quien se desempeñaba en el momento de los hechos
como Habilitada de la Secretaría Electoral, las que
limitaron su libertad de autodeterminación y le causaron
temor, encuadrando el Ministerio Público Fiscal su
accionar, en el delito de amenazas simples.
En el presente caso, Traverso manifestó en su
declaración que el encartado en varios episodios le había
propinado expresiones intimidantes, y que había tenido
otras conductas similares de ese carácter. Manifestó que

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Charlín en un momento le ordenó a los gritos al
Prosecretario Electoral en presencia de la Secretaria
Privada que hiciera saber a los empleados contratados, que
por culpa de ella (en referencia a Traverso) estaban en
riesgo todos los contratos. Traverso sostuvo en su
declaración que la forma en que se relacionaba con ella,
con insultos y con amenazas permanentes, era consecuencia
de la controversia suscitada por el manejo de los fondos
electorales, y que la persecución que sentía era por ese
tema.
Al declarar en audiencia de debate, comenzó haciendo
referencia a esa tarea (manejo de los fondos electorales) a
lo que sumó su condición de delegada gremial. En función de
dichas actividades consideró, y así lo dijo en la
audiencia, haber sido la que más sufrió la persecución del
entonces juez.
Compañeros de trabajo fueron concordantes en confirmar
sus dichos, quienes brindaron detalles del trato insultante
y amenazante que el imputado mantenía con Traverso, como
así también cuando se refería a ella frente a otras
personas. Dentro de las varias manifestaciones efectuadas
por el imputado, puede citarse lo que dijo en una
oportunidad en relación a Traverso: “…a esta yegua la voy
a hacer mierda, a mí me van a sacar pero les voy a dejar
el éxodo jujeño”. Juliana del Socorro González declaró en
audiencia de debate haber presenciado cuando Charlín,
señalando a Celia Traverso, mencionó esa frase.
Daniela Anocibar, declaró en la audiencia, que en una
oportunidad estaban en el despacho del Dr. Charlín junto

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

con la Dra. Barrio, y la señora Traverso no le quiso firmar


unos cheques porque no correspondía el uso de esa plata.
Que Charlín se enojó, dijo barbaridades de Traverso delante
de Barrio. Que a los pocos días, Charlín mandó un mensaje a
la Dra. Barrio, a la Dra. Cánepa y a la testigo, ordenando
“que los empleados no le tenían que hacer caso a Celia
Traverso”.
Cánepa recordó que en una oportunidad el juez estaba a
los gritos y ella le preguntó a Bauman qué pasaba,
diciéndole ésta que había problemas con la habilitada
electoral que era Celia Traverso y cuando Charlín salió
decía cosas como “… conchuda hija de re mil puta… ”, “… yo
los voy a poner a todos en caja, en esta juzgado nadie
sabe trabajar…”. Dijo también la testigo que los problemas
con Celia Traverso eran porque ella manejaba la caja del
electoral, era la habilitada del electoral y el juez quería
tener una disponibilidad de dinero importante y “…Celia se
ponía bastante firme con el tema de los gastos”.
Diego Moneo relató que a Adriana Bauman y a Celia
Traverso “…las tenía como muy de punto”.
Varios testigos hicieron referencia a este destrato
hacia Celia Traverso, como por ejemplo, Adriana Lía Bauman
(fs. 80/83 vta.) Ana Carmina Besga (fs. 93/94), Juliana
Miokovitch Traverso (fs. 297/298 vta.), Leandro Aguirre
(fs. 116/vta.), Sandra Sevillano (fs. 117/vta.), Rosaura
Barrio (fs. 327/334), todos incorporados por lectura, y en
audiencia Iara Silvestre, la ya citada Daniela Anocibar,
Diego Moneo y Juliana Del Socorro González.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Así, en el caso de Celia Traverso, se advierte sin
hesitación, una actitud más que agresiva de parte de
Charlín, que, sin llegar a anunciar un mal a sufrir,
encuadra claramente en la figura de amenazas. Ello así por
cuanto los insultos, los gritos, y los maltratos continuos,
constituyeron una situación de ensañamiento que, sin lugar
a dudas, provocaron en Traverso pánico, desde que dicha
situación generada por el entonces juez, se convirtió en
una constante en el ámbito laboral del Juzgado Federal de
Santa Rosa, sobre todo con algunos de sus empleados,
casualmente, todas mujeres.
Nótese que dicho estado de temor, nerviosismo y
locura, llevó a la hermana de la víctima, a abandonar
intempestivamente la sede del Juzgado, para concurrir a la
Fiscalía a denunciar, refiriendo la propia Alicia Traverso
en audiencia, que no recuerda lo que sucedió en el trayecto
entre el Juzgado y la Fiscalía, en virtud del estado en el
que se encontraba, lo que pudo ser corroborado por el
personal de Fiscalía, al hacer mención al estado en que
llegó la denunciante, presa de un ataque de nervios, pánico
y llanto.
La Excma. Cámara Federal de Bahía Blanca, al confirmar
el procesamiento de Charlín, dijo –en relación al hecho que
damnifica a Celia Traverso-, que “…La doctrina entiende
que el delito de amenazas atiende a la tutela del aspecto
psicológico, en el sentido de la libre formación de la
voluntad, y la autodeterminación, de tal suerte que
aquellas lesiones que se materialicen en dicho ámbito de
la libertad, y lo vulneren, serán calificadas a priori

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

como amenazas… En ese marco, se afirma que el bien


jurídico protegido es la libertad de la persona y el
derecho que todos tienen al sosiego y a la tranquilidad
personal en el desarrollo de su vida (Jorge Barreiro,
“Delitos contra la libertad, en comentarios al Código
Penal, p. 484, citado por Donna, Edgardo A. “Derecho Penal
Parte Especial” Ed. Rubinzal Culzoni, 2011, p. 334).
En ese entendimiento, cualquier acción que tenga como
fin alarmar o amedrentar a la víctima y que pueda
concretarse verbalmente, por escrito, a través de gestos, o
de cualquier otro modo, encuadra en el concepto de amenaza
y, en este sentido, todo lo que vivió Traverso, ninguna
duda cabe que fue generador de temor cierto, afectando su
libertad para ejercer sus funciones, pero por sobre todas
las cosas su tranquilidad en esa actividad que venía
desarrollando en forma eficiente, desde hacía tanto tiempo.
Entendió asimismo la Excma. Cámara de Bahía Blanca,
que “…También los insultos recurrentes perpetrados por
Charlín para referirse a Traverso configuran la amenaza,
toda vez que el tipo penal contempla también que el objeto
hacia el que el mal anunciado apunta, puede ser
inmaterial, como el caso de la amenaza de desprestigiar…”
Respecto al maltrato que tuvo que padecer Traverso
durante el tiempo en que Charlín ejerció la subrogancia del
Juzgado, existen numerosos casos que van, desde el uso
constante del mote de “yegua” para referirse a ella, al “no
seas turra”, “los voy a hacer mierda” o, tal vez el más
grave o al menos el más desafortunado y terrible de querer
“hacerla desaparecer”, frase ésta que adquiere, tristemente

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
en nuestro país, una connotación dramáticamente especial.
Esta última frase, Charlín la manifestó por teléfono,
delante de varios empleados –incluida Traverso, por
supuesto- y en principio estaba hablando con el Comisario
Avallone de la Policía Federal, a quien concretamente le
consultaba sobre cómo hacer “desaparecer” a Traverso. Ahora
bien, al declarar Avallone en la instrucción, negó que
Charlín en alguna oportunidad le haya pedido semejante
cosa.
Sostenemos que, por lo que diremos a continuación,
poco importa si Charlín hablaba con Avallone o si simulaba
hablar con él por teléfono, toda vez que la destinataria de
la amenaza era Celia Traverso y bastó con que, en su
presencia, hablara o simulara que hablaba con un comisario
de la Policía Federal para efectuarle tamaño pedido, para
generar en la víctima lo que pretendía. El hecho de que la
propia Celia Traverso, además de otros compañeros,
escucharan a Charlín realizar ese pedido, resulta más que
suficiente como para producir el efecto que el imputado
deseaba: amedrentar, alarmar, atemorizar, aterrorizar a
Celia Traverso, afectando seriamente la libertad para
ejercer sus funciones, pero por sobre todas las cosas su
tranquilidad en el desarrollo de las mismas.
Intranquilidad, amedrentamiento, desestabilidad, que llegó
incluso a su vida personal, enfrentando por estos hechos no
solo problemas de pareja, sino también de salud, como supo
explicar en debate.
Pueden agregarse además, situaciones como las narrada
por Traverso en cuanto al pago de los sueldos de los

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

contratados. Dijo la testigo que un día la tuvo mucho


tiempo sentada y no firmaba nada y luego de mucho tiempo,
le dijo que volviera al otro día a lo que Traverso le
respondió que de allí no se iba hasta que no firme,
“porque si no los chicos no cobran”.
Damos así respuesta al interrogante de a la cuestión
planteada y respecto a este hecho, cuya calificación legal
analizaremos al tratar la siguiente cuestión.
3.2.g. “Hecho Nº 7”: Se tiene por acreditado que el
acusado amenazó al menos en cuatro oportunidades a Adriana
Lía Bauman, Secretaria Privada del Juzgado Federal de Santa
Rosa. En ellas, en medio de insultos y gritos que le
infundieron temor le hacía saber a la damnificada, de
manera directa o indirecta, que iba a adoptar represalias
funcionales en su contra -como hacerla echar- ello a partir
de las exigencias laborales que le realizaba en su
condición de jefe.
Las reiteradas amenazas, al menos, incluyeron las
siguientes circunstancias:
a) en una oportunidad, luego de hablar con la
Secretaria de Superintendencia de la Cámara de Bahía Blanca
Dra. Beilinson y echarle la culpa a Adriana Bauman de lo
que estaba sucediendo con los certificados médicos del Dr.
Zabala profirió insultos, golpes, gritos y patadas a las
puertas diciendo “la reputa madre que los pario hijos de
remilputas… Los voy hacer mierda a todos”;
b) en otra oportunidad, luego de hablar por teléfono
con la esposa del Dr. Zabala, le dijo a Adriana Bauman que
la esposa del juez era “una irrespetuosa hija de remil

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
putas”, que no podía hablarle así a un juez federal, que
todo era culpa de Bauman, que por su culpa había tenido que
escuchar las barbaridades que le dijo Mónica Zabala, la
esposa del juez titular, y le dijo “al que no le guste,
hijos de remilputa, van a tener que renunciar… Se van a
tener que ir ellos, no yo… Yo voy a ser titular de este
juzgado…” a los gritos, cerca de la cara de Adriana Bauman,
mientras golpeaba la pared de machimbre, hasta que ésta se
rompió;
c) en otra oportunidad le dijo a María del Carmen
Almazán Aballay, personal de maestranza, sabiendo que ésta
se lo diría a Adriana Bauman, a raíz de que por error lo
había llamado por el nombre del juez titular: “tengo ganas
matarla…de meterle la cabeza en la laguna hasta que dejen
de salir burbujas”;
d) en otro momento el acusado Charlín amenazó a
Adriana Bauman -fingiendo una inexistente situación de
broma- pasándole el brazo izquierdo por el cuello, y
colocándole con la mano derecha, cerca del cuello, la
trincheta que ella tenía en el escritorio.
Se tiene en cuenta en primer lugar lo manifestado por
Manuel Adrián Bauman, empleado de Mesa de Entradas de la
Secretaría Penal del Juzgado Federal de Santa Rosa quien,
además, es hijo de la damnificada Adriana Bauman. Éste,
dado la especial relación familiar que tiene con la
damnificada, es un testigo privilegiado acerca de las
consecuencias que el hecho le provocó -a manera de estrés
postraumático constatado incluso a la fecha de la audiencia
oral- a partir de las sucesivas amenazas y el acoso que

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

sufriera de parte de Charlín. Señaló el testigo que el


indicado contactaba telefónicamente a su madre fuera del
horario de trabajo -aún en horas nocturnas- sin ninguna
razón que justificase actuar de ese modo. El testigo dio
cuenta de la presión a la que era sometida su madre por el
acusado, derivado ello de la obsesión de éste por hacerse,
antes del tiempo debido, de los certificados médicos por la
licencia médica del juez Zabala, para asegurarse de eso
modo la mantención de la subrogancia en el cargo. El
testigo refirió la zozobra que tuvo que soportar su madre
por la portación que hizo el acusado -en su propia oficina-
del arma del custodio Gandini y la situación amenazante que
sufrió cuando desde atrás le apoyó la trincheta en el
cuello.
Este refirió que el juez empezó con “llamados muy
tarde y muy largos, hasta de dos horas, que llamaba a su
mamá a eso de las 11 de la noche, hasta las dos de la
mañana” para hacer la agenda para el día siguiente. “Que
como el juez llegaba tarde, esa agenda era innecesaria, no
tenía razón de ser, y al otro día sucedía lo mismo” que
“los mensajes eran pautas para mi vieja, haciendo
referencia a otras personas, a distintas situaciones,
algunos eran con ira”. Recordó que su madre vivió
situaciones difíciles; que una vez una compañera de la
secretaria electoral, preocupada por la situación, le avisó
al declarante para que fuera a buscar a su mamá. Agregó el
testigo que cuando subió ésta lo calmó y le dijo que
“estaba todo tranquilo”. Refirió que ya se estaban dando
varias situaciones “la chica que trabaja a la tarde como

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
ordenanza no quería trabajar a la tarde sola, tenía
miedo”. Lo mismo pasaba con el chico que trabajaba como
ordenanza en la Secretaría electoral, Diego Moneo, éste
tampoco quería estar solo, hasta llegó a romper su teléfono
porque lo estaba superando la situación, ya no sabía cómo
esquivar al juez. Ante la pregunta de la fiscal sobre la
situación que vivía su madre dijo el testigo que eran
“llamadas, tonos de voz, golpes en los despachos,
patadas…” El juez estaba ofuscado. Relató que el enojo era
en distintos momentos y por distintas circunstancias, una
de las cosas que lo ofuscaba mucho y que le comentó su
madre, era la cuestión del certificado del Dr. Pedro
Zabala. Agregó que la llamaba a Mónica Zabala para que no
se demoraran con el certificado, aunque ella estaba pasando
por una situación muy particular. Mencionó el testigo que
el juez la trató de una manera indebida. Recordó cuando
Charlín en su oficina le exhibió el arma de Gandini a su
madre, señaló que ella se refugió en el despacho contiguo
del juez y buscó ayuda en la Secretaria Civil Alicia Cánepa
que allí estaba. Relató que su madre le tuvo que pedir a
Gandini que no le diera más su arma reglamentaria al juez,
pero indicó que Gandini debió ceder y tuvo que volver a
prestarle el arma en los pasillos del juzgado.
Refirió el testigo que su madre le contó que Charlín
la tomó por la espalda y le puso una trincheta a la altura
del cuello. Aclaró Bauman que veía muy mal a su madre, muy
preocupada. Dijo que el juzgado siempre había funcionado
bien, que este tipo de situaciones que nunca se habían
vivido tenían mal a su madre. Agregó que ésta empezó hacer

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

tratamiento psicológico, y que hasta el día de hoy todo lo


señalado es un tema que no pudo superar “empieza a hablar
y llora, se angustia, en dos minutos y llora”, “tratamos
de no hablar del tema”, dijo al respecto. Su madre “no lo
puede revivir sin angustiarse muchísimo”.
A su turno, el testigo Diego Mario Moneo, empleado en
la Secretaría Electoral, hizo amplias referencias a las
repetidas amenazas sufridas por Adriana Bauman,
especialmente para que llamase a la esposa del titular del
juzgado, Pedro Zabala, para que acompañe los certificados
relativos a la licencia por enfermedad de largo tratamiento
que necesitaba para prorrogar la subrogancia. El testigo
fue conteste –lo mismo que el testigo anterior- al
referirse al temperamento iracundo y cambiante del juez,
cuya destinataria era Adriana Bauman y a la situación que
se vivió en el juzgado cuando éste manipuló el arma del
custodio, en la oficina de la damnificada, desde la que
apuntó hacia el pasillo, más precisamente a la zona de la
cocina donde él estaba. El testigo Moneo fue muy claro
también al describir el episodio amenazante vivido por la
secretaria privada, hecho que sucedió en su presencia,
cuando Charlín –queriendo aparentar una inexistente broma-
le apoyó una trincheta a Bauman, a la altura del cuello, y
el efecto traumático que ello le produjo.
Así refirió que Charlín “estaba como alterado y
después estaba retranquilo, que eso tenía que ver cuando
entraba al baño, allí cambiaba su temperamento”. Agregó que
“a Adriana Bauman le puso una tricheta en el cuello, él lo
vio porque estuvo presente, alguien más había, dijo que

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
quería hacerla llamar por teléfono a la mujer de Pedro
Zabala y le apoyó la trincheta en el cuello…decí que no
tenía el cosito salido sino se mandaba una macana”. El juez
“pretendía meter miedo, asustar, no sé si quería meter
gente nueva”. Recordó que luego de ello Adriana Bauman tuvo
que llamar a la mujer del Dr. Zabala. Mencionó el testigo
“Adriana tenía que llamar a cada rato a la mujer de
Pedro”. Recordó que en el hecho de la trincheta “Bauman se
quedó dura, tenía una guillotina, qué podía hacer, estaba
el custodio ahí pero no hizo nada, nadie podía hacer nada,
Charlín hizo como que era un juego”. Mencionó que en el
horario de la mañana, Charlín no estaba, llegaba a partir
de las 12, “todos queríamos que él estuviera tranquilo que
no se alterara por nada”. Agregó que “a Adriana Bauman la
tenía de punto…la situación era muy tensa”. Refirió que un
día vio al juez que estaba apuntando con un arma, desde la
oficina de Bauman, hacia la cocina donde él estaba, y se
dijo a sí mismo: “ya veo que a éste se le escapa un tiro,
me lo puede dar a mí”. Dijo el testigo que en el episodio
del arma sintió miedo y pensó que estaba en peligro su
propia vida. Recordó haberlo escuchado amenazar por
teléfono a la señora del Dr. Pedro Zabala para que renuncie
a su cargo y decirle “usted es una yegua vende patria
igual que su marido, Menem y Marín”. Agregó que eso lo
escuchó directamente él. Recordó que el juez Charlín “en
frente mío trató mal a mucha gente y los gritos se
escuchaban por todo el juzgado”. Aclaró que Charlín le
gritó a Rosaura Barrio, en la Secretaría Electoral, luego
gritó por los pasillos, donde están las escaleras, “como

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

podemos hacer desaparecer a esta”, creía que en referencia


a Celia Traverso.
El testigo Juan José Zabala, prosecretario
administrativo de la Secretaria Civil del Juzgado Federal
de Santa Rosa La Pampa, dio cuenta de las sucesivas
amenazas sufridas por la damnificada, de quien era vecina y
con la que, hacía muchos años, compartía diariamente el
transporte desde y hacia el juzgado. Relató el daño
psicológico sufrido por Adriana Bauman a partir del
cotidiano trato recibido por el juez, situación que –según
dijo- aún la afecta al día de hoy, a pesar de haber
transcurrido casi cinco años de sucedidos los hechos.
Así refirió Zabala “que desde hace unos 27 años lleva
a Adriana Bauman a la casa porque viven relativamente
cerca. Recordó que el estado de Bauman era tremendo, de
gran nerviosismo, día a día lloraba más, dado que sufría
maltratos, gritos, blasfemias de todo tipo. Señaló que el
juez Charlín la presionaba en el trabajo por cosas
totalmente irrelevantes. Señaló que la damnificada estaba
cada vez estaba más compungida, no quería ir a trabajar;
que hoy en día “con sólo tratar el tema ella se pone mal”.
Refirió que Adriana Bauman le dijo que Charlín “recontra
puteó a la persona que era el anterior Juez, Pedro Zabala,
que pedía las licencias por enfermedad”. Señaló que “todas
las situaciones terminaban siendo presiones para Adriana
Bauman”. Recordó que Bauman le contó sobre una cantidad de
blasfemias que dijo Charlín por teléfono junto con la
notificadora Pérez, quien bajó llorando. Dijo el testigo
que “había miedo en las secretarias del juzgado, muchas

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
veces subí con la secretaria Cánepa por temor de lo que
podía pasar”. Puntualizó que la actitud del juez era
“generar miedo, sobre todo a las mujeres”, el nerviosismo
era tremendo, sobre todo en las secretarias, había una
situación insostenible para trabajar. Dijo el testigo que
“las situaciones de violencia se daban siempre en
presencia de mujeres, nunca varones”. Refirió que aunque
él nunca lo presenció, “las mujeres venían y comentaban lo
que les pasaba”. Con relación a los certificados, dijo que
estos eran presentados en tiempo y forma dado que la Cámara
de Bahía Blanca es exigente al respecto, pero Charlín
quería que al juez titular le dieran licencias más largas
para poder quedarse en el cargo. Dijo que Charlín se
refería a la esposa del juez Pedro Zabala diciendo: “ésta
hija de mil puta no me alcanza el certificado”.
De la obsesión por los certificados que tenía Charlín,
y las consecuencias que de ello se derivaron para Adriana
Bauman, quien se vio obligada a llamarla infinidad de
veces, dan acabada cuenta también las declaraciones de la
médica de reconocimiento Dra. Perla René Bertolozzi,
profesional quien, como se señala “infra”, también fue
víctima de amenazas de parte del acusado.
Así señaló Bertolozzi “que durante toda una semana
Adriana Bauman la llamaba por teléfono -y a veces más de
una vez por día- solicitándole los certificados del Dr.
Zabala”, señaló la testigo que el juez Pedro Zabala tenía
cáncer y tenía justificada la licencia hasta el día 20 de
ese mes. Así fue que el juez la llamaba para que lo
justificara los primeros días del mes. Recordó la testigo

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

que “el día viernes Adriana me debe haber llamado hasta 10


veces” y le dijo “pero qué te pasa, si vos sabes como es,
que no se podía hacer lo que le pedía”. Aclaró que en una
oportunidad la llamó el propio juez Charlín para que le
justificara al juez Pedro Zabala -por adelantado- la
licencia; y como le dijo que no Charlín “le dijo pero vos
que te pensás?, no sabes con quien estás hablando?”, le
inquirió “que me iba a venir a hacer recagar hija de remil
puta yo soy elegido, por ello dijo que cerró la oficina y
se fue a la casa llorando”. Dijo que nunca le había pasado
una cosa así, nunca se imaginó que una persona con ese
cargo la pudiera tratar de esa manera. Agregó que “la
señora Bauman me llamó un montón de veces” y ella le
contestaba: “pero Adriana escúchame si vos sabes cómo
trabajamos nosotros”. Manifestó “que lo único que
recordaba ahora era el miedo que sintió un montón de días
mirando por las ventanas vidriadas de su oficina por temor
a que Charlín se apareciera”.
La testigo María del Carmen Almazán Aballay, quien
durante la subrogancia del juez Charlín prestara, en horas
de la tarde, funciones de personal de maestranza en el
Juzgado Federal de Santa Rosa, fue conteste también en
señalar la situación apremiante vivida por Adriana Bauman
generada por las acciones desplegadas por el acusado y el
efecto psíquico que ello le produjo. Específicamente dio
cuenta que cuando Bauman una vez, por error, lo llamó por
el nombre del juez titular le dijo a ella y al custodio que
tenía ganas de: “meterle la cabeza en la laguna hasta que
dejaran de salir burbujas” (la negrita y el subrayado nos

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
pertenecen).
Así indicó que ella tenía trato diario con Adriana
Bauman. Refirió que Adriana estaba diferente desde la
llegada del Dr. Charlín “Ella estaba aterrada igual que
yo”. Manifestó respecto de Adriana Bauman “que se enteró
que fue apuntada por un arma”, “eso era un rumor muy
grande”. Recordó que “otro día recuerdo que el vino hasta
la cocina muy enojado, estaba el chofer, y dijo que
Adriana –sin querer- dos veces lo había llamado Dr. Pedro
y tenía ganas de meterle la cabeza en la laguna hasta que
dejen de salir de burbujas, yo estaba aterrada, no podes
escaparte”; dijo también la testigo que “le quiso agarrar
el arma al policía y el policía le dijo lo van a meter
preso a usted y a mí”. Dijo la testigo “que en el juzgado
se vivía un clima tenso, que ella particularmente vivía
tensionada todo el día”. Declaró la testigo que “Adriana
Bauman estaba mal, estaba aterrada y en una ocasión le
prohibió hablar con ella, le dijo que Adriana era una
traidora porque era amiga del Dr. Pedro Zabala”.
Daiana Martina Solaro, que al momento de los hechos
trabajaba como empleada contratada de la Secretaría
Electoral del Juzgado Federal, también hizo referencia
expresa a las continuas amenazas que sufría Adriana Bauman
de parte del acusado. Relató las exigencias relativas a los
certificados médicos del titular del juzgado. Refirió cómo
Charlín la llamaba a Bauman permanentemente al celular que
siempre llevaba consigo, y el hecho del que fue testigo, en
una oportunidad, en el cual que “el juez le gritaba y
Adriana Bauman se quedaba sin poder contestarle”. Indicó el

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

efecto que el accionar del acusado había causado en la


persona de la víctima: “Adriana estaba como vencida”.
Así manifestó la testigo Solaro que desde la llegada
del Juez Charlín, en el Juzgado se vivía con mucha tensión.
Refirió que el juez llegaba cerca del mediodía y ahí
sucedían situaciones que los ponían nerviosos, sentían
miedo. Contó que presenció situaciones de miedo, “un día
me llamó por el interno me pidió que suba, para llevarles
unos papeles”. Recordó que salió del despacho del juez, que
Adriana le hacía señas para que se quedara, que salió el
juez de su despacho e iba caminando con el puño cerrado,
golpeando la pared, la puerta de biblioteca y el escritorio
“que esa fue la situación que más miedo le generó”. Dijo
que “era normal escuchar golpes y gritos”. Mencionó otro
hecho de violencia del Dr. Charlín donde pegó un golpazo a
una puerta y le pegó una patada a un sillón. Recordó “que
Adriana Bauman cambió notablemente desde la llegada de
Charlín, ella siempre tenía el celular con ella y más de
una vez hemos estado trabajando, la llamaba y se
escuchaban perfectamente los gritos del Dr. Charlín y se
veía cómo se ponía Adriana … era como que no podía ni
responder, era si doctor, si doctor, era como que estaba
vencida”. Refirió que Adriana Bauman le comentaba “que el
Dr. Charlín se enojaba mucho por el tema de los
certificados médicos del Dr. Zabala” y que se enteró que el
juez Charlín en una ocasión le sacó al arma al custodio.
A su turno el testigo Juan Cruz Canal, quien durante
la estadía del juez Charlín trabajó como empleado
administrativo en la Secretaría Electoral del Juzgado

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Federal de Santa Rosa, dio acabada cuenta de la forma
amenazante en la que el juez Charlín trataba a su
secretaria privada.
Así refirió “que era habitual que Charlín golpeara las
cosas y gritara”… Agregó que en una oportunidad registró
con el celular –audio que fue ofrecido como prueba y
reproducido durante la audiencia de debate- los gritos que
Charlín profería desde su despacho del primer piso, tal
como se escuchaban desde el sótano. Aclaró que desde el
sótano grabó el audio, y a pesar de existir dos pisos de
distancia el sonido se pueden escuchar los gritos. Aclaró
que el audio tenía que ver con una charla del juez con la
secretaria por los certificados médicos del juez titular.
Recordó que el audio decía “llamala ahora” reiteradas
veces, había insultos “como hija de puta”, “que se creen
que soy pelotudo yo”. Luego de escuchar el audio el testigo
lo ratificó, “lo recuerdo bien, él insultaba a su
secretaria y a la persona que estaba hablando su
secretaria por teléfono”. Agregó que luego de la llegada el
Dr. Charlín, la secretaría electoral Rosaura Barrio estaba
desencajada. Dijo que en el juzgado había un clima “muy
intenso, muy incómodo”. Remarcó el testigo la diferencia de
trato que hacía entre el personal femenino y masculino,
señaló los descalificativos que decía el juez como “hija
de puta”, “esa yegua”, pero esos términos no los usaba con
los varones. Recordó el episodio de la trincheta con
Adriana Bauman y también se refirió al suceso del arma del
policía federal, “decía que venga que se la voy a dar
entre la cejas” pero no recordó a quién se lo decía.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

La testigo Alicia Susana Traverso que fue la persona


que llevó adelante la denuncia inicial de los hechos que
estaban sucediendo en el juzgado federal de Santa Rosa,
señaló la forma amenazante en que Charlín se dirigía
siempre a los empleados, y el temor que provocaba con sus
actitudes violentas. Puntualizó específicamente la presión
y maltrato que desarrolló a partir de su empecinamiento en
lograr que el juez titular del juzgado no prorrogase las
licencias por su enfermedad y renunciase para poder ocupar
definitivamente el cargo en el que estaba subrogando.
Señaló la testigo que para realizar ello amenazaba a la
secretaria privada Bauman.
Así dijo “que un día le llegó a su hermana el
comentario de que la secretaria Adriana Bauman escuchó
cuando Charlín hablaba con un comisario y le preguntaba
“cómo podía hacer para desaparecer a esa yegua hija de
puta, porque le estaba entorpeciendo la vida”. Dijo la
testigo: que eso fue muy fuerte. Declaró que su hija que
estaba contratada en el electoral, Juliana Miocovich
Traverso, que también pasó situaciones con el juez…
refirió que pasaron momentos muy estresantes, de amenazas
continuas y permanentes de que iban a ser echados. Dijo
que…ella denunció a Charlín y no entiende como lo pudo
haberlo hecho, no sabe si fue porque tenía a su hermana o
a su hija, ella escuchaba como Charlín rompía cosas. Salió
corriendo desesperada a denunciarlo, pensó: “acá saca un
revolver y nos mata”, lo denunció a la mañana que había
gente, no le importó nada”. Recordó que Charlín estaba
generalmente de tarde… como que se acostumbraron a esa

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
situación. Recordó que fueron unos gritos tremendos, las
barbaridades que le decía a Mónica, la señora del Dr.
Zabala, cuando llevaba sus certificados médicos de su
marido. Dijo que la señora pedía prórroga y el juez se
volvía loco, y se escuchaba “esta yegua hija de re mil
puta no entiende que el marido tiene cáncer que se va a
morir”. Mencionó que él quería estabilidad y por eso se
enojaba mucho. Ella lo escuchaba. Rememoró que esa mañana
se dijo “si ya lo hace en horario de mañana y decía si va
al baño y tomara droga, por ahí había momentos que era un
erudito”. Dijo que “era como que quería dar miedo, quería
imponerse, pateaba los sillones” y dijo bueno esto no da
para más y salió a Fiscalía. Declaró que “en ese trayecto
no era ella y no sabe cómo llego hasta ahí”, la
tranquilizaron y luego empezó a hablar. Recordó que antes
de salir le dijo a Daniela “me voy y arrancó”, antes fue
al sótano y le dijo a su hija Juliana “ándate del juzgado”
para protegerla. Mencionó que en una oportunidad Juan
Canal grabó desde abajo los gritos desorbitados del Dr.
Charlín. “Era para dar miedo o no sé, él se desquiciaba”,
recordó la testigo. Dijo también que se apropiaba de su
secretaria Adriana Bauman, la llamaba a las dos de la
mañana. En las vacaciones de julio llamaba constantemente
a secretaria porque le quería cortar la licencia a ella,
un acoso continuo dado que él era el juez. Manifestó que
el desarrollo de las tareas del juzgado se obstaculizaba,
las secretarias dejaron de ser “dueñas de sus vidas”
porque estaban ahí hasta lograr que firmara… que el juez
estaba siempre con el celular y hablaba con gente de

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

cargos y se hacía el importante”. Recordó también que algo


que la indignaba mucho era que todas tenían un apodo y
nunca se los dijo a la cara, su hermana era una
“conchuda”, otra era “una yegua”, otra era “un gato, ella
era “una india azabache”.
La testigo Daniela Anocibar, Secretaria Tributaria del
Juzgado Federal, fue muy precisa acerca de las amenazas
reiteradas que sufrió Adriana Bauman y el efecto
psicológico de temor que ello le produjo.
Así aclaró “que ella se fue al despacho de la Dra.
Cánepa y ésta le dijo que Charlín estaba totalmente
desquiciado, que golpeaba, que pegaba, que gritaba… que
fueron en busca del custodio del Dr. Charlín para decirle
que no llevara el arma, porque sabían una vez se la había
sacado para amenazar a una persona”. Relató “que
continuaban los gritos y las órdenes para que siga la
situación de presión y fundadas en el miedo”. Dijo la
testigo “que en el momento que llegaba el juez se sentían
los gritos, los maltratos y comentarios como ponerle una
trincheta en el cuello a Adriana Bauman, la amenazó para
que le consiguiera los certificados para continuar en la
función. Entonces se desbordaba. Contó que Adriana Bauman
vivía atemorizada por las situaciones que vivía a diario”.
Agregó la testigo “que Adriana Bauman hoy por hoy sigue
sufriendo” -dijo que lo sabía porque es su amiga-. Indicó
la testigo “que incluso Adriana no pudo ir a la operación
de su hijo producto de todas las exigencias que Charlín le
imponía que cumpliera”. Respecto del certificado de salud
del titular para él poder continuar en su cargo de juez

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
contó que cuando esa situación no se daba empezaba a
descontrolarse y a hablar mal del Dr. Zabala y de su
esposa; dijo que “le exigía a Adriana Bauman que los
consiguiera, le decía que si no lo hacía su hijo iba a
perder el trabajo. Tenía que conseguir ese certificado a
costa de cualquier cosa”.
La testigo Juliana del Socorro González declaró
también con relación a las amenazas sufridas por Adriana
Bauman.
Así declaró “que para el momento de los hechos ella
trabajaba como contratada en la secretaria electoral del
Juzgado Federal de Santa Rosa, que su contrato era
informal y temporal, que fue derivada a la mesa de entrada
de la secretaría civil. Recordó haber visto a Celia
Traverso y escuchado al Dr. Charlín que la ve y le dijo ‘a
esta yegua la voy a sacar’… ‘a mí me van a sacar, pero acá
va a haber otro éxodo jujeño’. Dijo que desde la llegada
del Dr. Charlín era todo bastante tenso, había destratos.
Recordó el episodio del arma y que apunto con ella a su
secretaria Adriana Bauman. Declaró que sabía del episodio
de la trincheta, que la agarró y se la puso en el cuello
de la secretaria Bauman”.
El testigo Maximiliano Tripputi dio cuenta de las
amenazas y gritos que sufrió Adriana Bauman, muchas de las
cuales escuchó desde su oficina, contigua al despacho del
juez y de la damnificada.
Así señaló Triputti “que él escuchó que Charlín le
pedía a su secretaria Bauman que llamara a la esposa del
Dr. Zabala por el certificado…que cuando terminaba la

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

llamada los reproches iban a la señora Bauman”. Expresó que


se escuchaba que Charlín decía “como puede ser que siga de
licencia, por qué no renuncia”, se enfurecía por la
licencia. Declaró que el juez golpeaba el escritorio y
gritaba con vehemencia en la cara de Adriana Bauman. Dijo
que Charlín venía tranquilo pero luego se enojaba. Refirió
que la señora Bauman le contaba que le había gritado y eso
era lo que él presenciaba cuando salía de su despacho: “él
escuchó golpes del Dr. Charlín en una de la puerta de la
biblioteca, eran golpes violentos”. Dijo que después de
esos golpes volvía a su despacho. Dijo el testigo que lo de
la trincheta no ocurrió en su presencia, pero que Adriana
le contó cómo había sucedido: “que el Dr. Charlín le había
puesto una trincheta en el cuello”. Respecto al hecho del
arma el testigo dijo que “yo lo que recuerdo es que en ese
momento estábamos en el despacho del Dr. Charlín y éste le
pide el arma a Gandini, fue una escena rápida”. Agregó que
durante la estadía del Dr. Charlín a Adriana Bauman se la
veía cansada, angustiada, trabajaba hasta altas horas. Dijo
que la inspección ocular efectuada la puso un poco nerviosa
y que presentó un certificado médico para no declarar.
El Sargento Primero Dardo Abel Gandini, personal
policial asignado a la custodia del juez Charlín refirió
que él era custodio y chofer del Juzgado Federal, que lo
fue a buscar a Bahía Blanca cuando juró.
Dijo que Charlín tuvo comportamientos raros, primero
el horario, mencionó que tuvo que pedir que le dieran apoyo
y pusieran otro chofer a la tarde. Agregó que por ahí se
enojaba por algunas cosas y él le decía que se

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
tranquilizara. Refirió que Charlín tenía la costumbre de
decir “le voy a sacar el arma a Gandini y voy a pedir que
aquel desaparezca”. Dijo que una vez se olvidó el arma en
su casa y Charlín se la pidió pero él dudó; que se dio
cuenta de que no la tenía, “entonces a partir de eso a
veces pasaba y lo palpaba para ver si la tenía”. Agregó que
Charlín tenía diferencias con Adriana Bauman y con Celia
Traverso. Él le pedía a Adriana que le hiciera alguna nota
por la continuación de su contrato y ella por ahí no lo
hacía, entonces Charlín hacía comentarios “como a ésta la
voy a hacer desaparecer”, refiriéndose a Adriana Bauman.
Contó sobre cómo era la rutina, que siete y media iba a
buscar el auto e iba nueve y media de la mañana al hotel,
el bajaba desayunaba y lo esperaba que desayunara hasta las
once de la mañana, llegaban al juzgado alrededor del
mediodía. Respecto del clima del juzgado notó un trato
especial diferenciado con las mujeres, “noté que es como
que las mujeres se escondían cuando llegaba el juez
Charlín, todas tenían miedo”. Acotó que Charlín hacía
diferencia entre los hombres y las mujeres, “él era más
fuerte con las mujeres para exigirles”. Respecto del
certificado del Dr. Zabala recordó maltratos cuando llamó a
la Dra. Bertolozzi para que adelantara los certificados, él
se enojó y dijo que la iba a hacer echar, le preguntó a
Adriana quién era el jefe de ella y ahí fue cuando le palpó
el arma, la tomó y por respeto al juez permitió que se la
sacara. Dijo que eso le arruinó la carrera e intentaron
echarlo y aún hoy están intentando echarlo. Manifestó que
no tuvo capacidad de frenarlo dado que era el juez. Refirió

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

que luego Adriana Bauman le pidió que no le diera más el


arma porque le había pasado una trincheta por el cuello.
Aclaró que en un primer momento no tomó conciencia de la
gravedad de lo del arma, pero cuando se tomó conocimiento
del hecho se dijo “soné acá voy a tener problema” y Charlín
me dijo “si a vos te sancionan yo voy a estar peor”.
Explicó que eso sucedió luego de las elecciones, un día
lunes, cuando ven en los diarios que salió la denuncia.
Manifestó el testigo que eso le cambió la vida. Que luego
de las repercusiones periodísticas y le dieron 45 días de
arresto. Dijo que él no está autorizado a prestarle el arma
a nadie. Aclaró que el arma tenía cargador, seguro y bala
en la recámara y que el juez le preguntó cuánto pesaba el
arma.
El testigo el testigo Eduardo Arsenio Fassano Oficial
en la Mesa de entradas en la Secretaría Tributaria dio
cuenta acabada de las amenazas sufridas repetidamente por
la damnificada Adriana Bauman de parte del juez Charlín.
Refirió concretamente el testigo “que la señora
Bauman recibía amenazas por parte del Dr. Charlín”. Dijo
así que Adriana “siempre se encontraba incómoda”. Refirió
además “que en el juzgado todo el mundo estaba exaltado y
se podía sentir que la gente tenía mucho miedo”.
A su turno el testigo Pablo Daniel Frank, Oficial del
Juzgado Federal, también dio cuenta en la audiencia de
debate de que llegaron a su conocimiento las amenazas
sufridas por la secretaria Adriana Bauman por parte del
juez. Así mencionó concretamente que se enteró de que el
juez le había apoyado una trincheta en el cuello a la

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
señora Bauman.
Por su parte, Alicia Cristela Cánepa, Secretaria Civil
del Juzgado Federal de Santa Rosa, señaló en forma concreta
-entre las irregularidades provocadas por la conducta del
juez- las continuas amenazas que le profería a su
secretaria privada, Adriana Bauman. Dijo la testigo que
hizo el intento de aliviar la situación de Bauman, pero que
ello no pudo concretarse dado que el acusado no prestaba
atención a sus sugerencias al respecto.
Así refirió “que comenzaron a pasar hechos de
violencia, pero ninguna de las mujeres perjudicadas contaba
estas cosas. Recordó que en una oportunidad “el juez
estaba a los gritos” y le preguntó a Bauman qué pasaba y le
dijo “que había problemas con la habilitada del electoral
que era la señora Celia Traverso”, cuando salió Charlín
decía cosas como “conchudas hija de re mil putas”, “yo los
voy a poner a todos en caja, en este juzgado nadie sabe
trabajar”, también hacía referencia a Rosaura Barrio que
“como secretaria no servía”. Dijo que a partir de ahí
comenzaron a sucederse un montón de situaciones, por
ejemplo un día que subió a firmar el despacho, entró Bauman
con un certificado del Dr. Zabala, para prorrogar la
licencia, que decía la sigla “C-34”, entonces empezó a los
gritos, “dijo que parecía más la batalla naval que un
certificado”. Recordó la testigo que le dijo que le traía
un libro con las siglas para que viera que significaba así
se tranquilizaba. Mencionó que un día empezó a escuchar
gritos, patadas, golpes en la biblioteca, salió de la
biblioteca, Charlín entró a su despacho gritando, decía que

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

la señora del Dr. Zabala era una “hija de re mil puta”,


que lo iba a hacer renunciar al Dr. Zabala, para que él se
pudiera quedar como juez federal permanente de Santa
Rosa”. Dijo que Charlín volvió a meterse a la biblioteca y
cuando ella quiso entrar a calmarlo, le dijeron “que no
entrara porque el juez tenía el arma del guardia custodio
Gandini y no sabían qué podía pasar”. Refirió también “que
un día subió y encontró a Adriana Bauman que estaba muy
mal porque le había agarrado el brazo y le había apoyado
una trincheta en el cuello”. Dijo que ella decidió hablar
con el Dr. Charlín para que al menos a Adriana Bauman le
repartieran el horario, porque la tenía desde la 7 de la
mañana hasta las 10 de la noche en que él se iba. Dijo que
Charlín le contestó que él le certificaba las horas extras
y que se la tenía que bancar, ella le quería poner a otra
secretaria. Refirió “que el hijo de Bauman, Manuel, veía
que su mamá estaba cada vez estaba peor y recordó que ahí
se empezaron a juntar los secretarios y no podían creer lo
que estaba pasando y empezaron a ver qué pasaba, qué
podían hacer”. Dijo que inclusive los varones de su
secretaría no la dejaban sola y se turnaban para que no
estuviera sola. Declaró la testigo que habían decidido
juntarse un viernes a la tarde, “no puede ser que
trabajando en la justicia no supieran qué hacer”, guardaban
silencio cuando él hacía referencia a compañeros de trabajo
con expresiones como “indio toba” a Alicia Traverso,
“gorila” a Daniela Anocibar; “inútil” le decía a Rosaura,
“ella era la poca amiga del juzgado”. Recordó que tuvo
enfrentamientos con la Dra. Bertolozzi por los certificados

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
del juez Pedro Zabala. Agregó que “Adriana Bauman fue la
más afectada y la que más agresiones y violencia recibió”.
Mencionó que otra cosa que le llamaba la atención era que
“él decía que iba a traer a todos los suyos, de hecho
trajo a unas personas, intentó que trabajaran con ella o
con la Dra. Anocibar pero no lo logró, así que estuvieron
sentados en la biblioteca toda una mañana sin hacer nada”.
Refirió la testigo “que los hechos que sufrió Adriana
Bauman, fue la amenaza con la trincheta que le apoyó en el
cuello, además violencia verbal, gritos y golpes, que era
permanente el clima de violencia que se vivía arriba”. Dijo
que, para ella, esos hechos de violencia era porque que
“él quería quedarse como Juez Federal de Santa Rosa y todo
aquello que lo impidiera lo perturbaba”. “Cuando no le
permitían utilizar el dinero como él quería se alteraba,
cuando presentaban los certificados del Dr. Zabala también
se alteraba”. Mencionó que no se sabía cómo calmarlo,
hablaban lo mínimo y necesario para no alterarlo (la
negrita y el subrayado nos pertenecen).
La damnificada Adriana Lía Bauman declaró ante el
fiscal interviniente en sede instructoria, a fs. 80/83
vta., declaración incorporada por lectura en la audiencia
de debate oral. Bauman declaró que sufrió repetidamente
gritos, amenazas e insultos de parte del acusado, ya desde
la primera semana en que se desempeñó como juez federal de
Santa Rosa. Señaló que la mayoría de las amenazas se daban
por motivo de los certificados médicos del Dr. Zabala, por
las llamadas a la esposa del juez titular. Dijo que las
amenazas también se dieron luego de hablar con la médica de

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

reconocimiento Dra. Bertolozzi y con la Secretaria de


Superintendencia de la Cámara Federal de Bahía Blanca, Dra.
Marcela Beilinson, Charlín le dijo que todo estaba
sucediendo por culpa suya por no haber obedecido en su
momento, cuando le había dicho que los llamara una semana
antes. Que comenzó a enojarse, gritar, insultar y golpear y
patear puertas, diciendo “los voy hacer mierda a todos!”.
Que esa referencia siempre se repetía. Señaló que dado el
temor que le tenía al juez, había agendado su número como
“Aaab”, para que le saliera en el teléfono antes que
cualquier otro contacto. Señaló que Charlín en una
oportunidad la tomo desde atrás, pasándole el brazo
izquierdo por el cuello, colocándole cerca del cuello, con
la mano derecha, la trincheta que tenía en su escritorio;
que eso fue muy atemorizante para ella, que sintió terror,
quedó dura, sin poder moverse, más aún debido a los
repetidos episodios de violencia que el juez había venido
provocando. Que el empleado del juzgado Guillermo Vicente
le había dicho que no estaban de acuerdo como la trataba el
juez, a lo que le preguntó que si ella llegaba a necesitar
su testimonio si podía contar con él, a lo que le respondió
que sí. Señaló que esa misma tarde Charlín salió de su
despacho imputándole que por su culpa, había tenido que
soportar que la esposa del juez Zabala le dijera
barbaridades, a lo que comenzó a gritar “no me voy a ir,
me van a tener que fumar. Y al que no le guste, hijos de
mil puta, van a tener que renunciar! se van a tener que ir
ellos no yo. Yo voy a ser el titular de este juzgado!”
De las declaraciones de los testigos señalados, no

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
queda margen de duda de que Adriana Lía Bauman, secretaria
privada del acusado, sufrió repetidamente del juez, gritos,
insultos, golpes en las paredes y puertas, con las que
Charlín le anunciaban el desagrado que tenía respecto a su
actuación, en especial con relación a la obtención de los
certificados médicos del juez titular para prolongar su
permanencia en el juzgado.
La andanada de gritos e improperios que le destinó
Charlín a Bauman, tuvo como finalidad anunciarle que estaba
desconforme con su labor, y que debido a ello tomaría
represalias funcionales en su perjuicio.
La situación indicada ha sido expuesta de manera
constante por todos los testigos que declararon en el
juicio.
Todos hicieron referencia a los anuncios de
represalias que Charlín realizaba permanentemente contra su
secretaria privada, y en especial, al episodio en el que
Charlín tomo a Bauman por la espalda y le acercó al cuello
una trincheta.
Los testigos –en especial su hijo Manuel Adrián
Bauman- hicieron referencia a las secuelas psicológicas que
le causó a la víctima el trato que le impuso el acusado,
las que incluso le impidieron declarar en la audiencia de
debate oral. Esto a riesgo de sufrir un agravamiento por el
estrés postraumático que aún padece a pesar del trascurso
del tiempo
Como se señalará en el punto referido a la
configuración típica de la acción, al que nos remitimos, se
tiene en cuenta que la víctima ha recibido las amenazas en

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

un contexto de violencia de género.


3.2.h. “Hecho Nº 8”: José Antonio Charlín profirió,
vía telefónica, expresiones de contenido amenazante a la
Dra. Perla Rene Bertolozzi, Directora del Centro Nacional
de Reconocimientos Médicos, al solicitarle por sí o por
interpósita persona, en reiteradas ocasiones, certificados
médicos para justificar la licencia médica del Magistrado
titular del Juzgado, Dr. Pedro Zabala.
La nombrada víctima, concurrió a la audiencia de
debate a prestar declaración testimonial. Dijo que por ese
momento era Directora del Centro nacional de
Reconocimientos Médicos, que su asiento de tareas era en
esta ciudad y que en esa función, el Juzgado Federal de
Santa Rosa era un organismo más al cual ella asistía para
justificar las licencias por largo tratamiento.
Recordó que durante toda una semana Adriana Bauman la
llamó por teléfono y a veces más de una vez por día,
solicitando que le justificara la inasistencia al Dr.
Zabala que tenía cáncer y tenía justificado hasta el día 20
de ese mes, pero la llamaba los primeros días para que
justificara en esos días. Dijo recordar que un día viernes
“…Adriana me debe haber llamado hasta diez veces, y le
dije: qué te pasa? Si vos sabés cómo es y que no se
puede…”. A posteriori, la llamó el Dr. Charlín para
solicitarle lo mismo y como ella le dijo que no, el hoy
imputado le dijo “… pero vos que te pensás, no sabés con
quién estás hablando…?”, diciéndole que iba a concurrir a
su lugar de trabajo “…para hacerte recagar, hija de mil
putas…”. Que ante dicha manifestación, Bertolozzi cerró su

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
oficina y se retiró a su casa llorando, por temor a que
efectivamente concurriera Charlín y continuara propinándole
ese espiral de violencia.
La declaración testimonial de Adriana Bauman, en
primer lugar, da cuenta de lo sucedido con esta
profesional. La misma testigo reconoce haberla llamado ese
día en reiteradas oportunidades por pedido (o exigencia,
diríamos) del entonces juez.
Recordemos en primer lugar que varios testigos han
manifestado en audiencia, que la situación de las prórrogas
de la licencia del Dr. Zabala, generaban en Charlín un
malestar exagerado y constante.
Así surge de distintas declaraciones testimoniales
brindadas en el debate, como por ejemplo lo sostenido por
Celia Traverso, cuando narró que una tarde Charlín gritó
“que suba esa yegua”, y todos pensaban que la “yegua” era
ella, pero al subir, Charlín estaba hablando por teléfono y
en ese momento, “la yegua no era yo, la yegua era la
esposa del Dr. Zabala”, por un certificado que necesitaba.
La testigo Cánepa refirió haber presenciado en una
oportunidad cuando Adriana Bauman le acercó a Charlín un
certificado del Dr. Zabala para prorrogar la licencia que
contenía la sigla “C34” como diagnóstico y entonces empezó
a los gritos, diciendo que eso parecía “… más la batalla
naval que un certificado…”. La testigo se ofreció a
acercarle un libro con las siglas para que viera qué
significaba, así se tranquilizaba, mencionando además, que
un día empezó a escuchar gritos, patadas, golpes en la
biblioteca y Charlín entró a su despacho gritando y decía

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

que la señora del Dr. Zabala “era una hija de re mil puta,
que lo iba a hacer renunciar al Dr. Zabala para que él se
pudiera quedar como juez federal permanente en Santa
Rosa”. Nótese que, ya de por sí, para la señora del Dr.
Zabala debió ser muy duro sobrellevar el proceso de
enfermedad de su marido, como para sumarle, además, no solo
la concurrencia al Juzgado para la presentación de
certificados médicos, cumpliendo con un trámite
burocrático, aunque necesario, como para además, tener que
enfrentarse con situaciones como las que le tocó vivir en
un edificio destinado al servicio de justicia.
Moneo refirió, según ya explicamos, haber escuchado a
Charlín amenazar por teléfono a la señora del Dr. Zabala
para que éste renuncie a su cargo y decirle “…usted es una
yegua vende patria igual que su marido, Menem y Marín…”.
Almazán Aballay recordó que un día estaba en la cocina
con el chofer, cuando llegó Charlín muy enojado porque
Adriana “…dos veces, sin querer, lo había llamado Dr.
Pedro y tenía ganas de meterle la cabeza en la laguna
hasta que dejen de salir burbujas…”. Acto seguido, trató de
sacarle el arma al custodio (Molinuevo), pero éste no se lo
permitió, emergencia que le ocasionó a la testigo una
situación de pánico que supo describir con mucho cuidado.
Maximiliano Triputti, al declarar en audiencia, dijo
recordar que en los dos meses que estuvo el Dr. Charlín el
escuchó que le pedía a su secretaria Bauman que llamara por
el certificado del Dr. Zabala, dijo “la hace llamar a la
casa de Zabala, y atendió la señora. Específicamente muy
bien no escuché la conversación”. Dijo que cuando terminaba

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
la llamada los reproches iban a la señora Bauman, le
gritaba en la cara y golpeaba el escritorio con su puño.
Mencionó que también habló con la jefa de reconocimientos
médicos, la Dra. Bertolozzi. Expresó que se escuchaba que
Charlín decía “como puede ser que siga de licencia, que
por qué no renunciaba, se enfurecía por la licencia del
Dr. Zabala”. Declaró que golpeaba el escritorio y gritaba
con vehemencia en la cara de Adriana Bauman. Dijo que
Charlín venía tranquilo pero el tema Zabala “lo sacaba”.
Y esa situación que lo preocupaba tanto, lo llevó a
dirigirse directamente en forma telefónica a la propia Jefa
de Reconocimientos Médicos, en los términos que ya
mencionáramos.
El testigo Gandini recordó haber presenciado esa
conversación telefónica, mediante la cual Charlín le pedía
a Bertolozzi que adelantara los certificados, enojándose
con ella y diciéndole que la “iba a hacer echar”. Luego de
ello, Charlín le preguntó a Bauman quién era el jefe de
Bertolozzi, y, sin solución de continuidad, quitó el arma
al custodio Gandini, quien por respeto al juez, permitió
que se la quitara, impávido ante la situación.
No caben dudas que las indicaciones dadas por Charlín
eran susceptibles de afectar sus propias motivaciones y
esquemas intelectivos y éticos, toda vez que la Dra.
Bertolozzi, no estaba de acuerdo –no por capricho, sino por
exigencias legales- con la confección del certificado
requerido por el imputado, quien ante la negativa de
práctica y estilo, le propinaba insultos y amenazas.
Al declarar en la audiencia de debate, la víctima de

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

este hecho narró lo sucedido, mencionando que la noche


anterior a su declaración, no había podido dormir por lo
traumático que había resultado para ella la situación que
le tocó vivir. Dijo además, que el día que recibió ese
llamado telefónico de Charlín, no solo huyó despavorida de
su lugar de trabajo, en el que se encontraba sola, por el
pánico que sintió ante la posibilidad que este hombre fuera
a verla, sino que además, debió requerir atención médica
por la hipertensión provocada por el incidente, lo que
motivo una breve internación.
Charlín reconoció la existencia de ese llamado, aunque
niega que el mismo se haya producido en esos términos, no
obstante lo cual, si sumamos a los dichos bajo juramento,
pero además, espontáneos y vacíos de cualquier ultra o
extra intencionalidad de Bertolozzi, los testimonios que
dan cuenta de la ocurrencia de este hecho, con las
particularidades denunciadas, no podemos más que concluir
que, efectivamente, dicha comunicación telefónica existió
en los términos relatados, generando en la víctima un
justificado temor y amedrentamiento.
Corresponde mencionar que el imputado no se conformó
con insultar y atemorizar a la víctima, sino que además,
logró comunicarse con los superiores de Bertolozzi en
Buenos Aires, para sugerir una sanción a la profesional,
agregando mayor alarma y terror en la doctora que a poco de
jubilarse, debió soportar este trance que hasta problemas
de salud le trajo aparejado. Situación de la que la víctima
se enteró cuando la llamaron desde Buenos Aires para
comentarle que Charlín había llamado por ese tema.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Encontramos entonces probado el hecho por el que fuera
acusado Charlín y que damnificó a Bertolozzi, y así lo
decidimos, fuera de cualquier duda razonable.
3.2.i. “Hecho Nº9”:Se encuentra acreditado que el día
13 de agosto de 2013, siendo aproximadamente las 17:30 hs.,
en el edificio de Vialidad Provincial, de esta ciudad de
Santa Rosa, José Antonio Charlín intimidó al periodista
Adrián Emanuel Pascual, periodista de “El Diario de La
Pampa” diciéndole: “ah…usted es del diario, pórtese bien
usted… no pueden escribir lo que escriben contra mí, nunca
me llaman por teléfono”. Luego lo apartó, lo llevó a un
pasillo y le dijo a la cara desde muy cerca, a modo de
amedrentamiento: “usted sabe que yo tengo el ejército a mi
disposición” (la negrita y el subrayado nos pertenecen).
El testigo Adrián Emanuel Pascual que trabaja como
reportero gráfico en el Diario de La Pampa, desde el año
2013, señaló la forma en que fue amenazado por el acusado,
indicó que fue apartado por él y que le hizo una expresa
referencia a las publicaciones que había realizado su medio
de las circunstancias de acoso referidas por los empleados
del juzgado.
Refirió “que trabaja como fotógrafo de El Diario de
La Pampa desde febrero de 2013. Agregó que en agosto del
2013, días después de las elecciones, trabajando para el
diario, le tocó ir a un recuento de votos por la tarde y
entonces quiso hacer una foto con el juez Charlín; que
cuando le dijo a éste que era del Diario, el acusado le
dijo: “ah…usted es del diario, pórtese bien usted… no
pueden escribir lo que escriben contra mí, nunca me llaman

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

por teléfono”. Expresó el testigo que el juez Charlín lo


apartó y lo llevó a un pasillo y le dice “usted sabe que
yo tengo el ejército a mi disposición”.
Refirió el testigo que para salir de la situación le
dijo al acusado que por cualquier queja que tuviera tendría
que hablar con el Director, y entonces Charlín le preguntó
quién era. Recordó el testigo que al juez “lo tenía muy
pegado al lado suyo y le hablaba a la oreja”. Refirió que
Charlín lo intimidaba diciéndole que lo llame a Walter Goñi
(que era el director). Dijo que lo llamó y habló con él y
luego de que hablaron le dijo que podía sacar la foto.
Mencionó que lo que pudo molestarle al acusado fue una
información acerca de los rumores por los acosos. Dijo que
al otro día salió en la publicación “el gallito canta” un
artículo “como que hubo un apriete” y que le comentaron que
al otro día, por una radio, Charlín pidió disculpas.
Señaló el testigo que cuando Charlín lo apartó y lo
llevó a un pasillo, él que se sintió intimidado; dijo que
estaban los dos solos y tuvo una sensación de excesiva
cercanía con Charlín; describió “que si esa conversación
hubiese pasado en una cancha de fútbol hubiera esperado
que la otra persona le hubiera pegado una piña” (la negrita
y el subrayado nos pertenecen).
Por su parte, el testigo Walter René Goñi, director
del diario “El Diario de La Pampa” corroboró lo dicho por
el reportero Adrián Pascual. Así refirió que por intermedio
del teléfono del reportero Pascual tuvo un contacto
telefónico muy breve con el juez Charlín, en una cobertura
que se hizo después de las elecciones. Agregó que cuando lo

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
llamó Pascual él estaba en la redacción, que lo atendió y
le pasó con el Dr. Charlín, dijo que no recordaba bien,
creía que había un problema con sacar fotografías. Dijo que
en un principio no le dio mucha importancia a la cuestión,
pero cuando llegó Pascual le contó el conflicto que tuvo
con el Dr. Charlín: le dijo que el juez lo apartó a un
costado y lo obligó a que lo llamara por teléfono. Que en
su momento le pareció un llamado singular y atípico y nunca
entendió por qué lo había llamado. Recordó que Pascual
hacía muy poco que estaba trabajando y lo notó muy
preocupado. Recordó que la nota periodística obrante a
fs.87 “la escribió con el fotógrafo al lado”. Luego de
serle leída su declaración testimonial ante la instrucción
obrante a fs. 191, en la que refiere que el Dr. Charlín lo
quería amedrentar y que tenía poder” señaló: “cuando una
autoridad te llama al teléfono es porque tiene un
objetivo, el cual era para hacerme sentir su autoridad
pero yo no le di importancia, no le di cabida”. Aclaró que
no se sintió intimidado pero que la comunicación tenía ese
objetivo, dijo que nunca vivió situaciones similares con
otros jueces federales. Explicó que la noticia ‘El Gallito
Canta’ mostrar lo ridículo del hecho a publicar. Dijo que
no le dio mayor trascendencia en su momento pero que hoy le
da otra connotación a los hechos sucedidos dentro del
Juzgado Federal. Señaló que para Pascual fue difícil la
situación vivida dado que hacía poco tiempo que estaba
trabajando. Dijo el testigo “que el objetivo era
amedrentarme como lo hizo con el fotógrafo”. Explicó que no
le dio margen a nada y que por eso Charlín no tuvo éxito

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

con el llamado (la negrita y el subrayado nos pertenecen).


A las declaraciones vertidas, se le debe adicionar que
hace el texto de la nota que salió publicada el 14/8/2013
en la sección de “El Gallito Canta” de “El Diario”, que
obra a fs. 127, y fuera exhibida durante la audiencia de
debate, y reconocida por el testigo Walter Goñi, como de su
autoría, a partir de lo sucedido con el periodista Pascual.
En dicha nota se señala que en el día anterior el juez
Federal Subrogante, José Antonio Charlín le inquirió al
fotógrafo del diario con voz de mando “pórtese bien…”
lanzándole la advertencia de “que tenía el ejército a su
disposición… si quiero lo dejo entrar, sino no”, actuando
como dueño del lugar. Indica la nota que “como si esto no
fuera suficiente, luego lo tomó de un brazo, lo apartó del
resto de los trabajadores de prensa y lo obligó a llamar
desde su celular al Director del Diario”.
De la prueba señalada, no queda duda de que el
abordaje realizado por Charlín, sobre el periodista de “El
Diario” Adrián Pascual, cuando éste se hallaba cubriendo la
nota con motivo de las elecciones en las que estaba
interviniendo el acusado como Juez Federal de Santa Rosa,
tuvo como finalidad infundirle temor.
La acción referida estaba destinada a influir de
manera torpe en la línea periodística crítica que -Charlín
entendía- estaba llevando a cabo en su contra el medio al
que pertenecía el damnificado.
Esto incluía una referencia específica del motivo del
amedrentamiento que estaba realizando y el mal grave que le
anunciaba al periodista de acuerdo al poder que el acusado

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
se atribuía (“pórtese bien… tengo el ejército a mi
disposición”).
Con todo lo expuesto damos respuesta por la afirmativa
a la PRIMERA CUESTIÓN planteada, teniendo a José Antonio
Charlín como autor material y penalmente responsable de la
totalidad de los eventos criminales que le fueran
atribuidos, todo de acuerdo con cuanto fuera postulado por
la Fiscal General en debate. ASÍ VOTAMOS.
SEGUNDA CUESTIÓN:
¿Qué calificación legal corresponde dar a los mismos?
Los Doctores Luis Salas, Marcelo W. Grosso y Orlando
Arcángel COSCIA, dijeron:
Nuevamente razones de método y economía discursiva
aconsejan unificar explicaciones vinculadas a la pluralidad
de tipos penales en aplicación, en la medida que así sea
posible. En ese derrotero será respetado el pedimento de la
Fiscalía General, a excepción de un matiz relativo al
delito de abuso sexual simple, según explicaciones que
brindaremos infra. Veamos entonces la subsunción legal de
las conductas discernidas en autos.
a. Abuso de autoridad y Malversación de caudales
públicos, en concurso ideal (artículos 260, 248, 54 C.P.):
Tal como suele explicar la doctrina de forma unánime y
mayoritaria malversar hace referencia a una “mala
inversión”, a una inversión ilícita de caudales públicos y
ajenos por parte del agente responsable de los mismos. De
allí que correctamente se entiende en la actualidad que el
bien jurídico bajo tutela (dentro del enorme abanico que
patentiza el integrador título “Delitos contra la

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

Administración Pública) sea la función administrativa,


concretada ella en los especiales deberes del responsable a
cargo del cuidado de fondos estatales. Así, esa misma
modernidad interpretativa entiende, y en nuestro criterio
entiende bien, que el ilícito no solo pretende proteger al
erario público del administrador infiel sino también al
erario público del administrador falto de probidad para el
fiel desempeño de función pública.
De allí que el ilícito en cuestión ha registrado a
través del tiempo denominaciones tales como aplicación
indebida de fondos o mala aplicación de fondos públicos.
Charlín, magistrado en ejercicio de la función pública
y por tanto sujeto activo en términos de análisis del tipo
objetivo, concretó la acción descripta por el cuño legal
toda vez que, dio a los caudales asignados por resoluciones
y disposiciones oficiales a fines específicos, un destino
distinto. Y en este legajo nunca se puso en dudas o crisis
que las sumas dinerarias consignadas no tuvieran un destino
concreto prescripto por ley (o sus equivalentes, tales como
decretos o resoluciones) en forma puntual. Tampoco se ha
dudado que el dinero objeto de conflicto era plata
correspondiente al patrimonio del Estado Nacional, razón
por la cual hablamos en el legajo de caudales públicos.
Subjetivamente el tipo penal encaja en la forma
anímica y cognitiva dolosa, solo compatibilizable bajo su
especie directa. El imputado, según los antecedentes
probatorios explicados en los párrafos que anteceden, sabía
que eran fondos públicos con fines específicos puestos bajo
su órbita y administración y, no obstante sus obligaciones

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
funcionales, trocó el destino de los mismos aplicándolos a
favor de otros no autorizados, aunque sin sacarlos del
ámbito o esfera de la misma gestión oficial. Los cargos y
análisis han comprobado la acabada consumación del tipo
penal al acreditarse testifical y documentalmente la
utilización de los dineros asignados a otros fines
distintos para los que habían sido dispuestos.
A su vez, en el discurrir de los sucesos imputados,
Charlín dejó sus huellas impresas en la infiel
administración pública. En efecto dictó en una oportunidad
una resolución y despachó en otra un oficio autorizando
compras, ambos al amparo de su firma y sello, para la
adquisición de objetos ajenos a los destinos originales
para los cuales los dineros habían sido asignados.
Es claro que el incuso, abusando de la autoridad que
fuera confiada, perturbó el orden y normal desarrollo de
cosa pública, afectando el bien jurídico tutelado.
La acción se ha visto plenamente concretada y acabada
en su realización al comprobarse el dictado de las
decisiones explicadas, siendo acertado el criterio de
Fiscalía al asegurar que “ley o reglamento” corresponde ser
interpretado en sentido amplio, es decir, comprensivo no
solo de las normas nacionales, sino también de las
provinciales o municipales, y los decretos en todas sus
especies y jerarquías.
La actuación de Charlín ha sido dentro del ámbito de
sus propias funciones, resultando él quien se encontraba
autorizado para disponer de los fondos en cuestión.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

Desde la esfera subjetiva el abuso de autoridad es


igualmente doloso, reclamando también para su concreción la
forma directa. En el caso, fuera de toda duda, el imputado
supo lo que hacía y quiso para si los resultados postulados
por el tipo penal sujeto a análisis y aplicación.
Estamos ante una misma saga conductual que infraccionó
dos tipos penales distintos, de allí la concurrencia ideal
de tales infracciones, debiendo responder Charlín a título
de autor. Finalmente tenemos para la sentencia, en el
análisis y aplicación de los tipos penales escogidos por la
Fiscalía, la inexistencia de causales de justificación
legal de la conducta o eximentes o minorantes de la
responsabilidad penal detectada.
b. Abuso sexual simple: La acción que se ha tenido por
acreditada, constituye el delito de “abuso sexual en grado
de tentativa”, el que debe ser atribuido a José Antonio
Charlín, en carácter de autor (arts. 45 y 119, primer
párrafo del C.P.).
La circunstancia de que el acusado apoyó la mano en el
cuerpo de la mujer, por sobre el suéter que llevaba, para
luego pasarle la mano a lo largo de la espalda, debe ser
entendida en su contexto. Éste le dio a la acción el claro
significado de ser un comienzo de aproximación sexual y no
simplemente física.
Se tiene en cuenta que el acusado y la mujer ofendida
no tenían ninguna relación previa de confianza que pudiera
transformar el contacto físico que emprendiera Charlín como
una manifestación amistosa o de afecto.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Por el contrario, el acusado había hecho repetidas
referencias a los atributos físicos de Silvestre, a la
forma y apariencia de sus senos. Ello no tuvo ninguna otra
connotación que no fuere la descripción de deseos o
impulsos puramente sexuales.
Cuando sucedió el hecho la mujer estaba trabajando. El
acusado se le aproximó y la tocó por sobre el suéter y en
la espalda actuando por sorpresa, sin que hubiera ningún
motivo que lo justificase. El acto es abusivo pues el acto
pretendía tener un contenido sexual –que finalmente no
llegó a concretar por el rechazo que provocó en la mujer-
prescindiendo el acusado del consentimiento de la mujer.
Y aunque Charlín había emprendido antes del hecho,
propiamente tal, avances que degradaban a la damnificada a
la entidad de un objeto sexual en los que le hizo
referencias vinculadas con el tema de su figura –incluso a
que estaría acostumbrada a engañar a su marido- con la
mujer no tenía ninguna relación previa de la que pudiera
inferir la existencia de un consentimiento actual.
La defensa ha minimizado la importancia del hecho,
aduciendo que los avances podían ser calificados
simplemente como “conductas inapropiadas” que no tenían
relevancia penal. No puede compartirse esa interpretación.
Los delitos sexuales, si bien atrapan una constelación
de acciones y resultados que pueden ser descritos
materialmente, solo pueden ser delimitados adecuadamente si
se los entiende como una forma de expresión cuyo
significado debe ser encontrado en cada caso concreto.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

Los esfuerzos dogmáticos de reconducir el proceso de


subsunción típica a una larga enunciación de actos
corporales, o por vía del descubrimiento de un determinado
animus del autor, no han llevado a soluciones
satisfactorias. Un tocamiento puede o no ser un abuso
sexual, según el significado que tenga dicha conducta en el
contexto en el que ha sido realizado y ello no puede
determinarse a la luz de un supuesto resultado material
como si se tratase, por ejemplo de una lesión, más un
elemento subjetivo especial del autor al momento del hecho
(“ánimo lascivo”. Cfr. Javier De Luca- Julio López
Casariego, Delitos contra la Integridad Sexual, Código
Penal Comentado, Baigun-Zaffaroni –dir- Hammurabi, 2da.
Edición, Tomo 4, p. 573/4).
Tomando el contexto de la relación laboral existente
entre el acusado y la víctima, y las sucesivas
insinuaciones que le hizo de tipo verbal (comentarios de
tono sexual sin ninguna licencia previa otorgada por la
mujer) y físico (acercamientos excesivos, roces), que solo
causaron rechazo, tensión e incomodidad en la mujer, los
tocamientos que se probaron en el presente juicio solo
pueden ser considerados como un avance físico de contenido
y finalidad sexual.
Estos actos tuvieron comienzo de ejecución pero no
pudieron concretarse por motivos ajenos al autor, por lo
que el abuso sexual ha quedado en grado de tentativa (art.
42 del C.P.).
El hecho que se califica como abuso sexual, debe ser
considerado también como violencia contra la mujer, según

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
las referencias que se harán “infra” en el punto
respectivo.
c. Amenazas: Los “amenazas” imputadas a Charlín
discurren desde su forma simple (art. 149 bis del C.P.;
Hechos 5, 6 y 9), pasando por especies agravadas, tales
como la Coacción (art. 149 bis segundo párrafo del C.P.
-Hecho 8-; por tener como propósito compeler a otro a
hacer abandono del trabajo; art. 149 ter, inc. 2, apartado
b, último supuesto del C.P. – hecho 4) y por el uso de arma
(art. 149 bis, primer párrafo, segundo supuesto del C.P. –
hecho 7-).
Sostiene Tazza, que la amenaza es “cualquier acto por
el cual una persona, sin motivo legítimo, anuncia
deliberadamente a otro que quiere causarle algún mal
futuro”, agregando que “la noción del delito de amenaza es
enteramente objetiva y su esencia consiste en haber
querido infundir un temor y en haber realizado con ese fin
algún acto que pueda infundirlo”.
Agrega el citado autor que “la acción típica consiste
en hacer uso de amenazas… pero requiere de una de las
finalidades allí consagradas: puede ser tanto como alarmar
o amedrentar. Alarmar significa crear inquietud,
desasosiego, fomentar el sobresalto con la conminación de
un mal. Amedrentar, por su parte, importa tanto como
atemorizar, infundir miedo a un tercero”. (autor citado,
Código Penal de la Nación Argentina comentado, Parte
especial, Tomo I, Rubinzal Culzoni Editores, Año 2018,
página 678)
A partir de estas premisas doctrinarias es que

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

analizaremos las conductas llevadas a cabo por Charlín,


para encuadrar las mismas en los delitos de marras, en base
a las particularidades de cada uno de los hechos materia de
atribución penal.
Cuando hablamos de la acción típica de este delito,
sistemáticamente acudimos a los términos utilizados por el
autor citado, de alarmar o amedrentar, pero existen algunos
criterios aclaratorios sobre actos concretos que configuran
la amenaza en términos penales. Así, se sostuvo que la
acción prevista en el tipo penal de amenazas, importa “…
asustar, atemorizar, sobresaltar, inquietar e infundir
miedo para alarmar y/o amedrentar. Dicho en otras
palabras, significa dar a entender, bajo cualquier índole,
forma o método, que se quiere hacer un mal, siendo que
generalmente –y no exclusivamente- se manifiestan por
actos, palabras y/o signos”. (“El delito de amenazas”,
Pablo Guillermo Lucero, Ediciones D&D, Buenos Aires, Año
2011, pág. 81).
Y el hoy imputado, durante el tiempo que subrogó la
magistratura federal en esta ciudad, según entendemos con
certeza provista por sus formas para ejercer la autoridad
dispensada (ciertamente ajenas a cualquier reglamento,
código de ética y debido cumplimiento del cargo) pasó a
auto convertirse, a auto considerarse una “personalidad” en
la Provincia, con fluidas comunicaciones con policías
locales, federales, fuerzas de seguridad y armadas, con
políticos locales y nacionales, y aún con la sociedad toda,
sintiéndose una suerte de “luminaria” llegada al territorio
pampeano para “redimirlo” de sus errores y defectos (“…yo

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
los voy a poner a todos en caja, en este juzgado nadie
sabe trabajar…”, según recordaba la Secretaria Cánepa; “…
a esta yegua la voy a sacar, a mi me van a sacar pero acá
va a haber otro Excedo Jujeño…”, explicaciones de González,
recordando expresiones públicas del ex juez referidas a
Celia Traverso, etc.).
En función de lo expuesto, como ya algo dijimos,
ejerció de manera inapropiada –exorbitada, podríamos decir-
ese poder jurisdiccional con el que fue honrado, espetando
insultos y destratos generalizados, pero “amenazas” en
distintas formas y especies subsumibles en tipos penales
diversos, a propósito de sus fines personales.
Diversas manifestaciones de los testigos, dan cuenta
de actitudes desafortunadas o reprochables (parafraseando a
su propio Defensor) que no representan sino un errado y
autoritario manejo de poder que nada tiene que ver con la
“auto exigencia” que, según sus dichos, pretendió insuflar
al personal del Juzgado local (los “…iba a poner en caja…”
porque “…en este juzgado nadie sabe trabajar…”; testimonio
de la Dra. Canepa, ya citado).
Si le sumamos a ello la personalidad violenta que
mencionó y reconoció su Asistente Legal, explicada también
por todo el personal, no cabe duda que esa forma de ejercer
el poder, se tradujo en actitudes amenazantes con
significación jurídico penal, que dieron a entender –como
dice el autor citado- que se quería hacer un mal (mal que
estaba en perfectas condiciones de realizarlo), generando
inquietud, alarma y temor fundado en sus ocasionales
víctimas.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

El audio presentado por el agente Juan Cruz Canal a la


investigación, hoy agregado como prueba al debate sin
oposición de partes, tomado desde el sótano del juzgado
Federal con Charlín a los gritos e insultos a su Secretaria
Privada y con golpes a distintos objetos, habla de cuanto
explicamos en el párrafo que antecede.
Esto gritaba el ex juez, según registro del mentado
audio reproducido en audiencia pública: “… llamala,
llamala a esa hija de puta, llamala, llamala ahora,
llamala ahora… mogólica, llamala, llamala, llamala te
dije… a mi no me va a tratar así… soy pelutudo yo?...”. De
seguido, habiendo obtenido la llamada la Sra. Bauman, se
escucha a Charlín gritando: “… no quiero hablar, no quiero
hablar, me estás jodiendo?, no quiero hablar…”, con un
violento portazo que cierra el episodio. Todo esto se
relaciona, según reconstruimos testimonios mediante, a
enfados de Charlín con la señora del Juez Zabala y los
certificados médicos que la misma debía presentarle en el
marco de crisis de salud terminal que padecía el Magistrado
titular.
Precisamente, la inspección ocular practicada durante
el juicio permitió mensurar las dimensiones del edificio,
la considerable distancia entre ambos sectores y, por ende,
cuantificar de modo cabal, la violencia del episodio
descripto. Solo escuchar ese audio, exime otra vez de
mayores fundamentos.
Así las cosas, Bauman debió soportar la “broma” de la
trincheta en su cuello, Bertolozzi abandonó aterrorizada su
lugar de trabajo luego de la comunicación telefónica que

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
recibió de Charlín temiendo por su vida, Almirall modificó
sus horarios de concurrencia al Juzgado para no encontrarse
con el juez, Traverso debió presenciar una comunicación
telefónica – que pudo o no haber existido - en la cual a
viva voz pedía que la hicieran desaparecer a ella, Pascual
fue retirado en solitario por el juez de un lugar público,
para decirle “… que tenga cuidado… ”, pidiéndole que lo
comunicara por teléfono con el responsable del diario, los
contratados de electoral eran advertidos de la posibilidad
de rescisión unilateral de sus contratos mientras personas
ajenas al Juzgado esperaban en mesa de entradas para acudir
en sus reemplazos ni bien presentaran sus renuncias.
¿Puede sostenerse seriamente de la simple lectura de
cuanto arriba decimos que los actos cometidos por Charlín
fueran sencillamente “desafortunados”, o simples reproches
laborales en el marco de facultades de dirección que sobre
ellos ejercía, o sencillamente, puertas afueras del
juzgado, constituían actuaciones del magistrado con el
entorno local para una mejor vinculación del organismo con
la sociedad toda?. De ninguna forma; entendemos, con el más
absoluto convencimiento y en función de las características
del delito en trato, que los hechos calificados como
amenazas – en sus distintas modalidades - encuadran sin
esfuerzo en los tipos penales escogidos, y ninguna
interactuación del ex juez, en los términos en que las
planteó desde su sitial de autoridad, encuentran la más
mínima justificación jurídica, reglamentaria, lógica o
racional para dispensarlas criminalmente en el legajo.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

Al analizar la figura de las amenazas, la Apelación


local explicaba que “…La figura de amenazas consiste
esencialmente, en haber querido infundir temor, y en haber
realizado con ese fin, algún acto que pueda infundirlo.
Comete el delito de amenazas quien, con el fin de
atemorizar, anuncia a otro un mal grave, injusto, posible
y futuro, con idoneidad para intimidar, y que depende de
la voluntad del agente causar, por acción u omisión...”
agregando que “…Aunque no se exige el efectivo
amedrentamiento de la víctima, sí se requiere el propósito
específico de causarlo…”.
Es que deben abandonarse, en nuestra opinión, las
conductas de manual que se utilizan a los fines de analizar
este tipo penal, y exigirnos entender la figura, con una
visión integradora de las circunstancias previas y
coetáneas en que se vertieron expresiones del tenor de las
que utilizaba Charlín en su propio ámbito laboral y a
empleados que compartían con él varias horas de su día
dentro del mismo edificio. Así lo aclaró la Alzada al
confirmar el auto de procesamiento, cuando sostuvo que “…
El juicio acerca de la idoneidad de la amenaza debe
atenerse o valorarse a las circunstancias concretas del
hecho (condiciones personales del amenazante, y del
amenazado), e igualmente de las circunstancias de tiempo,
lugar, medio ambiente social, etc., aunque con total
prescindencia de si la víctima está o no protegida o en
condiciones de protegerse ante la eventual o futura
concreción del mal amenazado...”.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
La situación vivida por el personal durante esos
cincuenta y ocho días, superó ampliamente lo que podría
aparecer como tolerable y esperable de cualquier superior,
aun cuando éste trate de justificarlo en base a supuesta
“auto exigencia” que pretendía contagiarles. Alicia
Traverso lo calificó en la audiencia como “un acoso
continuo, dado que era el juez”, agregando que en ese
tiempo las secretarias dejaron de ser dueñas de sus vidas
porque debían estar allí hasta lograr que firmara el
despacho. Agregó la testigo que se apropió también de su
secretaria (Bauman), la llamaba a las dos de la mañana y en
vacaciones de julio se comunicaba también constantemente
porque quería cortarle la licencia a ella. Cánepa decía
también que cada vez que uno entraba al despacho, siempre
estaba con el teléfono, “hacía parecer que tenía
muchísimos contactos y que si ellos no cumplían sus
órdenes quedaban sin trabajo, esa era la sensación que se
tenía”. Dijo además la testigo que otra cosa que le llamaba
la atención era que “él decía –refiriéndose a Charlín- que
iba a traer a todos los suyos, de hecho trajo algunas
personas, intentó que trabajaran con ella o con la Dra.
Anocibar pero no lo logró, así que estuvieron sentados en
la biblioteca toda una mañana sin hacer nada”, hasta que
definitivamente se retiraron.
Manuel Bauman contó en audiencia, que ya se estaban
dando varias situaciones que hablaban entre compañeros, por
ejemplo “la chica que trabaja a la tarde como ordenanza no
quería trabajar a la tarde sola; tenía miedo” y que también
“el chico que trabajaba como ordenanza en la Secretaría

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

electoral, Diego Moneo, tampoco quería estar sólo, hasta


llegó a romper su teléfono porque lo estaba superando la
situación, ya no sabía cómo esquivar al doctor”. Y fue el
propio Moneo el que declaró que “todos queríamos que él
estuviera tranquilo, que no se alterara para nada” y
también que “uno nunca sabía para dónde iba a disparar
todo”. En audiencia se le preguntó sobre el episodio con el
arma y dijo que “… lo vio dado que estaba en la cocina y
escuchó algo medio raro y se asomó y vio que estaba con el
arma apuntando para su lado y se metió adentro…”. Agregó
que “Charlín con esa escena quería imponer, limpiarnos a
todos y cambiar la gente”.
Gandini dijo en audiencia que “las mujeres se
escondían todas cuando llegaba el Dr. Charlín”.
Iara Silvestre dijo en audiencia que un día llegó a su
casa llorando, no quería ir a trabajar más, se sentía mal,
le había sacado las ganas de trabajar. Contó que se sentía
mal porque ella siempre fue apasionada con su trabajo y le
había sacado las ganas de trabajar.
Manifestó que llamó a Sebastián Bruno, que en ese
momento trabajaba en la Secretaría Penal, para que la
acompañe cada vez que iba a su despacho. Relató que tenía
miedo de cómo iba a reaccionar, porque ella “tiene
carácter fuerte”, “que se iba a tener que ir e iba a
perder su trabajo”. Dijo que Sebastián Bruno subía siempre
por las dudas. Agregó que la situación era caótica en el
orden laboral, sumado a las otras cuestiones que se daban
con él, que afectaban anímicamente. Era un caos, cada vez
venía más tarde. Dijo que estaba comprometida su

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
responsabilidad funcional, por ejemplo con lo de la causa
de trata de personas de Lonquimay.
Mencionó la testigo que el personal venía a
plantearnos cosas que le pasaban con el juez. Recordó que a
Celia Traverso le decía “la conchuda” o “la yegua”, a María
Laura Alvarez le decía “el gato”, continuamente hablaba así
de las mujeres; el personal femenino no aguantaba y se
quejaba. Recordó que cuando sucedió este hecho de violencia
que presenció o escuchó Alicia Traverso, ésta salió
corriendo a la fiscalía a hacer la denuncia.
Manifestó que hubo una situación en que Charlín empezó
a romper paredes de machimbre, donde tomó un arma del
custodio y esa situación que percibió Alicia Traverso, la
hace estallar, y fue a denunciarlo a la fiscalía.
Es así, entonces, que cuando se habla de alarmar o
amedrentar a la víctima, se concluye que a partir de los
dichos (insultantes, agraviantes, denigrantes y a los
gritos) se coloca a la víctima en una situación en la que
espera, con temor fundado, una consecuencia que puede
ocurrir y dañarla.
Y estos insultos, gritos, conversaciones y hasta -si
se quiere- simulación de llamados telefónicos a viva voz
para que lo escuche el destinatario de la amenaza,
realizados por un juez que, aun tratándose de un subrogante
había sido designado por el Poder Ejecutivo con Acuerdo del
Senado, no hacen más que afirmar o asegurar, que cualquier
empleado con poca o mucha antigüedad en la justicia, sintió
sin lugar a dudas ese temor, no sólo a perder el trabajo,

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

sino a que alguna desgracia pudiera haberle sucedido a


propósito de semejantes descontroles del juez a cargo.
Y ese temor generado por el comportamiento
habitualmente violento de Charlín, se ve patentizado en la
actitud de personas que comenzaron a cuestionarse sobre sus
posibles responsabilidades en la generación de esas
reacciones. Así se cuestionaban, incausadamente, a
propósito del desconcierto y angustia en que los había
sumido: ¿qué podíamos hacer para que el juez no se enoje?
(Diego Moneo); ó, simplemente, ¿Seré yo? (Alicia Cánepa).
Obviamente libertad y capacidad de autodeterminación de las
personas ya se habían afectado, lo cual afirmamos fuera de
cualquier duda o cuestionamiento posible.
La testigo Traverso, dijo en la audiencia de debate
que esta situación parecía no tener fin y que algunas veces
pensó que podría terminar con alguien muerto. Su hermana,
Alicia Traverso, concluyó –previo a dirigirse a la
Fiscalía- refiriéndose a Charlín que “…acá saca un
revolver y nos mata…”, luego de escuchar que en un ataque
de ira, el entonces juez estaba “rompiendo todo”. Y Moneo,
refirió también que en el episodio del arma “sintió miedo
y pensó que estaba en peligro su propia vida”.
Y la posibilidad de alguna muerte -que puede aparecer
como exagerada o exorbitante-, no necesariamente debemos
pensarla como ocurrida exclusivamente a manos del hoy
imputado. Recuérdese la internación que padeció Bertolozzi
luego del llamado amenazante de Charlín, o la carrera
desesperada de Alicia Traverso hacia la Fiscalía por las
calles de Santa Rosa –en cuyo trayecto “no era ella y no

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
sabe cómo llegó hasta allí”-, o la situación que padeció
Almazán Aballay dentro de la diminuta cocina con Charlín y
Molinuevo, cuando el primero intentó sacarle el arma
reglamentaria cargada.
No era ilógico pensar que alguna muerte podía haber
ocurrido efectivamente. De ahí, que las situaciones vividas
por las víctimas de los delitos calificados como amenazas,
resultan indicativas de esos temores o amedrentamientos
exigidos por las figuras en trato.
Y precisamente, castigando el delito de amenazas, la
ley ha querido proteger la libre y sagrada determinación
del individuo ya que, este delito atenta, por un lado,
contra la libertad o tranquilidad espiritual de la víctima,
pero además y cuando hablamos de coacción, se anula la
libertad de determinación del individuo, ya que se ve
prácticamente obligado a actuar como se lo exige e impone
el autor, que, tratándose en este caso de un juez federal y
dirigido a los empleados del juzgado a su cargo, genera aún
más temor y hasta pánico por la situación implícita de
poder, ejercido en este caso, de una forma omnipotente.
Así, la calificación legal que corresponde a los
hechos de amenazas son los apuntados, respecto de lo cual,
daremos algunas precisiones.
En el caso de las amenazas coactivas del art. 149 ter,
inc. 2, apartado b, último supuesto, no se nos escapa lo
manifestado por la Sra. Fiscal en su alegato de cierre,
cuando nos ilustró sobre los antecedentes de la misma,
concluyendo que en el caso también tuvo esa amenaza, una
connotación política.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

Sin volver a recrear el hecho identificado como nro.


4, tenemos probado que Charlín ordenó, por intermedio de la
secretaria electoral, que los contratados sean
interrogados. Dicho interrogatorio versó –como ya lo
dijéramos al referirnos a la materialidad- sobre sus
ideologías políticas y sobre quién los había recomendado
para los contratos electorales. A ello debe agregarse, que
dicho “cuestionario” se realizó teniendo los amenazados a
la vista copias de sus propios contratos, a los que se les
había resaltado la mención contenida en el mismo en cuanto
a que podían ser rescindidos unilateralmente, por supuesto,
por el titular del Juzgado.
El tipo penal habla de “compeler” a alguien, que según
el diccionario es sinónimo de forzar u obligar a otro; y
esto hizo y logró el ex juez sobre los contratados,
infundiéndoles temor sobre la posible rescisión de sus
vínculos laborales a su sola decisión. Lo cual afirmamos
considerando las circunstancias en que se produjeron
aquellas entrevistas, la figura e importancia del sujeto
activo que enderezaba ese interés, la vulnerabilidad de los
empleados a propósito de su condición laboral y, por sobre
todas las cosas, la inminencia de las elecciones primarias,
abiertas, simultáneas y obligatorias, con manifestaciones
de juez de “querer traer a su gente” de manera constante.
Es más, bien podían interpretar los damnificados frente a
las urgencias del magistrado, hasta posibles intenciones
del mismo de influenciar con “…su gente…” en los resultados
del proceso electoral en curso, vaya a saber en beneficio
de quien y merced a que medios, constituyéndose la

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
plantilla que integraban en un potencial estorbo para
Charlín, con consecuencias impensables contra de ellos.
Todo lo cual, aún hipotético y de difícil concreción,
repasadas las vivencias que venían soportando, no podía
sino considerarse seguramente entre los agentes judiciales
involucrados.
Ninguna víctima recibió orden directa de renunciar,
mas entendemos innecesario ese resultado para que se
configure la causal de la amenaza agravada de la que
hablamos (cfr. en doctrina: Di Renzi, Luis “Delitos contra
la libertad”, en Manual de Derecho Penal, Parte Especial,
Ricardo Levene (h) –Dir-. Víctor P. Zavalía Ediciones, Bs.
As. 1976). Explica Carrara, que “…la noción del delito de
amenaza es enteramente objetiva, y su esencia consiste:
1º) en haber querido infundir temor; 2º) en haber
realizado, con ese fin, algún acto que pueda infundirlo…” y
agrega el maestro citando a Berger y Boehmer que “…
naturalmente, el mal con que se amenaza tiene que ser
injusto…”. (Carrara, “Programa de Derecho Criminal”, Tomo
IV, Ed. Temis, Año 2000, págs. 356, 359).
Sin perjuicio de que, como sostuvo la Defensa, quien
finalmente debía resolver en el caso la desvinculación del
agente contratado era la Corte Suprema de Justicia de la
Nación, ninguna duda cabe que el juez era quien poseía la
facultad de firmar y rescindir los contratos en forma
unilateral. Y esa circunstancia era conocida por los
contratados que concurrieron a la entrevista y fueron
sometidos a un interrogatorio que nada tenía que ver con
sus funciones, a quienes se les exhibió además la copia de

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

su contrato remarcada en la forma en que dijimos y que


debieron escuchar que el propio juez quería “…traer gente
de La Cámpora…” para cumplir las funciones que hasta allí
ellos venían desarrollando.
De manera tal que existió esa connotación política a
la que aludiera la Sra. Fiscal y dicho proceder, formó
parte de una estrategia de Charlín para lograr que,
atemorizados, los contratados desistieran voluntariamente
de su vínculo, lo que en definitiva no sucedió por la
propia implosión del escenario, mas no por inexistencia de
la amenazas calificadas.
El mal anunciado no fue otra cosa, y nada menos, que
la posibilidad de la pérdida de un puesto de trabajo y el
consecuente ingreso de un salario al agente y su seno
familiar. Y dicha amenaza –velada o como quiera llamársela-
fue proferida por la persona que tenía en sus manos la
llave para llevar a cabo el mal anunciado.
Albin Eiser (citado por Pablo Lucero en la obra ya
citada), opina que “…hay amenaza en tanto y en cuanto la
manifestación produzca objetivamente la impresión de
seriedad y el autor quiera que ella sea tomada en serio
por el amenazado, siendo irrelevante si el autor está en
condiciones de ejecutar lo que amenaza, a menos que lo
contrario fuese evidente para el amenazado…”.
De manera tal que no puede más que concluirse que
Charlín estaba en condiciones de rescindir el contrato que
quisiera, que los contratados lo sabían y la celebración de
esas audiencias formales con cada uno de ellos por
interpósita persona pero por su orden, no tuvo otra

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
intención que la de compeler a las víctimas a que
abandonaran sus labores, dejándole vía libre para sus
espurios fines según anticipamos.
Finalmente, tal como ha quedado establecida la
imputación aparecen como víctimas de la acción los agentes
contratados de la Secretaría Electoral. Corresponde aquí
decidir y seleccionar el vínculo jurídico penal entre la
conducta – o conductas - y los múltiples damnificados. Tema
no abordado por los Magistrados que intervinieron con
anterioridad, ni tampoco por los sucesivos órganos de
acusación.
Debemos decidir si corresponde unificar vía
interpretación dogmática –o no– una serie de eventos
idénticos que cumplen con todos los presupuestos de hechos
individualmente punibles a sancionarse con las reglas del
concurso real; o, de adverso, establecer frente a la
pluralidad de hechos criminales observados como
inaplicables las previsiones del concurso real dando paso a
la excepción conocida como “delito continuado”. Entendemos
a ésta última como la solución correcta; pasamos a
explicarnos.
En primer lugar decimos que aquellas amenazas
calificadas por las que debe responder Charlín no son
hechos independientes si no, precisamente, lo contario.
Y ello es así porque “… existe delito continuado y no
reiteración (concurso real) si los hechos no son
independientes, guardando entre sí una relación vinculante
que los convierte en un hecho único, no con pluralidad de
encuadre – concurso ideal -, sino consumado como si fuesen

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

fracciones o etapas de un mismo curso de actos atrapados


por una unidad de designio…” (C.N.Crim.y Correc., Sala IV,
“Lopez, N.J.” 1989/12/21 (LL 1991-C, 272;DJ 1991-2-998).
El particular caso reúne las exigencias de doctrina y
jurisprudencia:
a) requisitos subjetivos: hay en la acción unidad de
designio (también llamada de propósito, o plan; explicativa
de un dolo unitario, total o de continuación): ello se
comprueba cuando la decisión delictiva es sobre una
pluralidad, ejecutando actos subjetivamente ligados a otros
futuros y semejantes, aunque aparezcan en la psiques del
autor como indeterminados. En nuestro caso esto no era así
porque el continente era preciso (los contratos
electorales) y resulta abarcado en su totalidad, lo cual
refuerza la consideración bajo la especie seleccionada;
b) requisitos objetivos: comprobadas las acciones
plurales, debemos acreditar homogeneidad de bienes
jurídicos afectados, también denominado “unidad de lesión
jurídica”. Circunstancia ésta claramente acreditada en el
cartular.
Por tanto, comprobados los extremos que se indican,
decimos para el fallo, definitivamente, que en el caso
particular no estamos ante “hechos independientes” entre sí
y que, en el marco de una aplicación prudente y racional
del derecho represivo es acertado decidir por una
consideración jurídico penal unitaria de la acción ilegal
sujeta a estudio.
Aplicaremos una sola pena, cual es la correspondiente
al delito seleccionado por la acusación y homologado por

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
sentencia: artículo 149 ter, inc. 2, apartado b, C.P.,
respondiendo Charlín en calidad de autor, precediendo luego
a mensurar la sanción considerando sí la pluralidad de
afectados. Nuestro voto.
En orden a otra de las figuras agravadas, entendemos
que cuando hablamos de la utilización de “armas”,
obviamente que hacemos referencia tanto a las denominadas
propias como impropias. Vale aclarar que la propia defensa
catalogó como arma impropia la utilizada por Charlín para
amenazar a Bauman.
Sostiene la doctrina, que la utilización de un arma de
estas características –impropia- configura la agravante
cuando son “…usadas como tales de manera inequívoca…” y
que, además, “…el autor debe exhibir, blandir o mostrar el
arma, no bastando la portación oculta del arma…”.
(D’Alessio, Código Penal Comentado y Anotado, LL, 2006,
pág. 344).
Sabido es por todos, el enorme poder de lesionar que
contiene una trincheta, -elemento poseedor de un filo
peligrosísimo-, de manera tal que el sólo hecho de
colocarlo en el cuello de una persona, excede en demasía,
la exigencia mencionada por el autor citado, por más que la
misma esté cerrada, ya que el sistema de extracción del
filo es un acto más que sencillo pudiendo haber ocasionado,
con la colocación de la misma en el cuello de la víctima,
consecuencias trágicas. A mayor abundamiento, tenemos en
consideración que nada de esto sabía la víctima en la
emergencia la que fue sorprendida por detrás por el juez,
quien, colocaba en tan increíble situación, un arma en su

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

humanidad.
La jurisprudencia ha sostenido, por un lado, que “…no
se exige para esta figura que las armas estén cargadas y
sean aptas para el disparo, desde que lo que cuenta es la
mayor posibilidad de atemorizar…” (C.N.Crim. y Corr.), pero
además que “…no se advierte motivo alguno para considerar
que la expresión ‘armas’ quiere decir una cosa en el art.
149 bis y otra en el art. 166, inc. 2º del Cód. Penal, por
lo que es plenamente aplicable al primero la doctrina que
ha establecido que el elemento arma simboliza un objeto
apto, en el caso concreto y según el modo en que fuera
utilizado, para dañar y que la ofensividad del arma
consiste en su aptitud para funcionar de modo dañoso en el
caso…” (SC Buenos Aires). Ambos citados por D’Alessio en la
obra a la que se acudiera, pág. 344).
Agregamos a lo dicho, por último y respecto a las
amenazas, que en el caso del hecho del que resultara
víctima la Dra. Bertolozzi, -coacción-, la ley impone una
exigencia que está referida a que la víctima haga, deje de
hacer o tolere algo contra su voluntad, lo que justifica
que se acuda a la figura de la coacción.
Como sostienen Breglia Arias-Gauna en su conocido
Código Penal Comentado, “…mientras las amenazas tienen por
objetivo la pura libertad espiritual del individuo, la
coacción atiende a su libertad exterior, pues tiene por
finalidad determinar la conducta…”.
En el caso, la obsesiva necesidad que le generaba la
posibilidad de, aunque duela decirlo, la muerte del juez
titular, fue lo que llevó a Charlín a exigirle a una

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
profesional del arte de curar, la confección de un
certificado que sabía perfectamente que no podía serle
otorgado en las condiciones en que era requerido, negándose
la galena por ir en contra de la ética profesional, lo que
motivó la amenaza de sufrir un mal, que sin lugar a dudas,
la víctima entendió como posible.
Como dijimos al referirnos a la materialidad de este
hecho, Charlín, luego de coaccionar a Bertolozzi, llamó por
teléfono a los superiores de la profesional, para poner en
su conocimiento la negativa de la profesional a su insólito
pedido, por lo que ese mal que pudo suponer la víctima, no
fue solamente el que podía dañar su integridad física, sino
el de alguna consecuencia injusta que afectara su situación
laboral. No nos olvidemos, que quien llamó a Buenos Aires
para, en cierta forma, denunciar, fue un juez federal, con
la carga que puede conllevar para el receptor del pedido u
orden, en el marco de la personalidad de ese ocasional
interlocutor.
Corresponde agregar que en los casos identificados
como nros. 6, 7 y 8, los mismos deben ser calificados
además, como cometidos en situación de violencia de género,
cuestión ésta la que trataremos en un punto específico.
d. Daño (dos hechos en concurso real; arts. 183 y 55
C.P.): Los hechos materia de atribución penal han
comprometido y menoscabado en su valor elementos materiales
por daños efectivamente irrogados por el autor, afectando
al bien jurídico penal tutelado.
Tal lo expuesto arriba el deterioro producido a los
bienes no tiene en el tipo penal cuantificación, pudiendo

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

ser de cualquier magnitud o alcance. Lo trascedente es la


acción explicativa del dolo del autor, tema suficientemente
abordado al tratar la invocación a la teoría de la bagatela
jurídica o insignificancia. Discutida la teoría desde la
mera observación del resultado solo se excluiría la
tipicidad cuando aquel sea de semejante nimiedad que no
alcance a despojar a la cosa de su carácter natural.
Extremo este, claramente, no acontecido en la especie.
De forma tal que las acciones exteriorizadas por
Charlín han afectado bienes muebles totalmente ajenos;
dañándolos de “…cualquier modo…”, haciéndolo con
conocimiento, intención y voluntad. Así se confrontan
completos no solo los requerimientos objetivos sino también
los subjetivos del tipo penal en aplicación.
Finalmente, no compartimos la postulación de la Fiscal
General en cuanto agravar la imputación en los términos del
inciso 5 del artículo 183. En efecto, no observamos que los
bienes efectivamente dañados sean de “uso público”; porque
aun siendo de propiedad del Estado Nacional no resultan de
aquellos puestos a uso y disposición de la comunidad en su
conjunto. Por lo cual entendemos no cabe dar lugar a esa
pretensión de la parte acusadora.
No hemos constatado en el caso causal alguna de
justificación legal de las conductas atribuidas razón que
torna a los episodios plenamente atribuibles al procesado.
Son dos episodios distintos con concurrencia material en
los términos del artículo 55 del código sustantivo,
debiendo responder Charlín a título de autor. Todo lo cual
así decidimos.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
e. Situación de violencia de género: Los hechos
descriptos “supra” como “2”, “6”, “7” y “8”, deben ser
considerados como actos de violencia contra la mujer (ley
26.485).
Compartimos en ese punto las consideraciones dadas por
el Tribunal Oral Criminal Nro. 9 de la Capital Federal, en
el caso “Juan Carlos Semeniuk”, Sentencia de 16/3/2012,
cuando afirmó “que aunque es evidente que por imperio del
art. 18 C.N. sólo pueden ser objeto de pena hechos de
violencia que satisfacen los elementos de la figura legal,
ello no exime de considerar que la violencia contra la
mujer, en importante cantidad de casos, no está
constituida por un hecho aislado que se resume en los
elementos de la tipicidad, sino por una situación dinámica
y más o menos perdurable, multiforme, y no necesariamente
típica, que debe ser aprehendida de modo contextual como
un continuum, aunque para la punibilidad sólo sea lícito
tomar en cuenta los hechos aislados que satisfacen una
figura legal determinada. Esta comprensión contextual del
continuum, que examina de modo dinámico la conducta del
imputado y de la presunta víctima, las relaciones de
dominio, sometimiento y subordinación, es pertinente en la
apreciación de la prueba de los hechos típicos, en la
medida en que ofrece una perspectiva adecuada establecer
el mérito de la acusación.” Señala el fallo, “que se aboga
sobre la necesidad de superar la valoración “estática” de
una conducta en función de su manifestación en un momento
y lugar preciso, y lo imperioso de percibir la violencia
de género como un fenómeno continuado de violación de los

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

derechos de la mujer víctima (De Asúa Batarrita, Adela, El


significado de la violencia sexual contra las mujeres y la
reformulación de la tutela penal en este ámbito. Inercias
jurisprudenciales, En Laurenzo, Patricia /Maqueda, María
Luisa /RUBIO, Ana, “Género, violencia y derecho”, 1ª. ed.,
Del Puerto, Buenos Aires, 2008, p. 105). Que una
comprensión del fenómeno de ese continuum impone abordar
una consideración del contexto. Sobre el punto es
pertinente evocar la opinión de la Comisión IDH en su
Informe sobre Acceso a la Justicia para Mujeres Víctimas de
Violencia en las Américas, en cuanto ha declarado que, en
casos de abuso sexual, “los Estados deben considerar el
conjunto de evidencias y el contexto en el que ocurre una
violación sexual, no sólo evidencias directas de la
existencia de resistencia física por parte de la víctima,
para efectivamente investigar y sancionar casos de
violencia sexual” (Comisión IDH, Informe cit.,
OEA/Ser.L/V/II, Doc. 68, 20 enero 2007, párr. 51);
señalando que “En todo momento, la cultura de la víctima y
el contexto en el que se produjo la violencia deben
tomarse en consideración” (ibídem, párr. 52)”.
El examen de los elementos de prueba recibidos en la
audiencia se ha abordado en cada uno de los puntos en los
que se hiciera referencia, desde esta perspectiva de
género.
Se ha podido apreciar el contexto en el que el acusado
asentaba la relación de supremacía por estar a cargo del
juzgado en el que se desempeñaban.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Se tiene en cuenta el estándar de valoración aplicable
a hechos que constituyen actos de violencia contra la
mujer, en los términos de los artículos 1 y 2.a de la
Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y
Erradicar la Violencia contra la Mujer, definido en la
primera disposición como “cualquier acción o conducta,
basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento
físico, sexual o psicológico a la mujer, tanto en el
ámbito público como en el privado”. En especial, resulta
pertinente examinar el sub-judice a la luz de lo dispuesto
por el artículo 2.b de esa Convención en cuanto declara que
“Se entenderá que violencia contra la mujer incluye la
violencia física, sexual y psicológica: (…) b. que tenga
lugar en la comunidad y sea perpetrada por cualquier
persona y que comprende, entre otros, violación, abuso
sexual, tortura, trata de personas, prostitución forzada,
secuestro y acoso sexual en el lugar de trabajo, así como
en instituciones educativas, establecimientos de salud o
cualquier otro lugar, y c. que sea perpetrada o tolerada
por el Estado o sus agentes, donde quiera que ocurra”.
El tribunal entiende que los hechos referidos deben
ser calificado como un acto de violencia contra la mujer,
por razón de su género, en tanto “las agresiones aparecen
especialmente dirigidas contra las mujeres”, como “mayor
blanco de ataque (por su) sexo” (cfr. Corte IDH, caso
“Perozo y otros vs. Venezuela”, sent. de 28 de enero de
2009, Serie C, Nro. 195, párr. 295).
Para poder precisar en qué consiste el término
“violencia de género”, que es claramente un elemento

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

normativo del tipo, deviene imprescindible acudir a


disposiciones contenidas en otras partes del ordenamiento
jurídico, que son las que pueden definirlo con la certeza
que el principio de legalidad reclama (Cfr. Sentencia del
TOCC nro 1 de la Ciudad de Buenos Aires, Causa 5272
“Cardozo, Francisco” del 31/10/16).
Nuestro país reconoció esta problemática relacionada
con la desigualdad de género y le otorgó jerarquía
constitucional (artículo 75, inciso 22), a los instrumentos
que protegen los Derechos Humanos, entre ellos a la
Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de
Discriminación contra la Mujer (CEDAW por sus siglas en
inglés).
Dicha Convención tuvo por objeto erradicar cualquier
tipo de discriminación contra las mujeres, dado que su
persistencia vulnera el principio de igualdad y respeto a
la dignidad humana.
Fruto de la mentada Convención, en 1994 se firmó la
Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y
Erradicar la Violencia contra la Mujer (Belem do Pará).
A través de ella, los Estados partes convinieron
adoptar políticas orientadas a prevenir, sancionar y
erradicar dicha violencia, por haber tomado consciencia de
la discriminación que sufren las mujeres, centrando todos
los esfuerzos para modificar los patrones socio culturales
y finalmente obtener la igualdad de sexos. La República
Argentina ratificó dicho instrumento a través de la Ley
24.632.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Por él se estableció en su artículo 1° que "se
entiende por violencia contra la mujer cualquier acción o
conducta basada en su género, que cause muerte, daño o
sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer tanto
en el ámbito público como en el privado".
A su vez, el artículo 2° indica que “Se entenderá que
violencia contra la mujer incluye la violencia física,
sexual y psicológica: a. que tenga lugar dentro de la
familia o unidad doméstica o en cualquier otra relación
interpersonal, ya sea que el agresor comparta o haya
compartido el mismo domicilio que la mujer, y que
comprende, entre otros, violación, maltrato y abuso
sexual; b. que tenga lugar en la comunidad y sea
perpetrada por cualquier persona y que comprende, entre
otros, violación, abuso sexual, tortura, trata de
personas, prostitución forzada, secuestro y acoso sexual
en el lugar de trabajo, así como en instituciones
educativas, establecimientos de salud o cualquier otro
lugar, y c. que sea perpetrada o tolerada por el Estado o
sus agentes, dondequiera que ocurra”.
Con respecto a los deberes estatales, dicha convención
establece en su artículo 7° que “los Estados Partes
condenan todas las formas de violencia contra la mujer y
convienen en adoptar, por todos los medios apropiados y
sin dilaciones, políticas orientadas a prevenir, sancionar
y erradicar dicha violencia y en llevar a cabo lo
siguiente:.. f. establecer procedimientos legales justos y
eficaces para la mujer que haya sido sometida a violencia,
que incluyan, entre otros, medidas de protección, un

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

juicio oportuno y el acceso efectivo a tales


procedimientos; g. establecer los mecanismos judiciales y
administrativos necesarios para asegurar que la mujer
objeto de violencia tenga acceso efectivo a resarcimiento,
reparación del daño u otros medios de compensación justos
y eficaces…”.
En este sentido, la Cámara Federal de Casación Penal,
a través del voto de la Dra. Figueroa sostuvo que “la
violencia contra las mujeres son todos los actos basados
en el género que tienen como resultado producirles un daño
físico, psicológico o sexual, que van desde una amplia
gama de padecimientos que vulnera el derecho a la vida, la
libertad, a la consecución económica, social y cultural, a
la autodeterminación, hasta la participación en
condiciones de paridad con los hombres en todos los
espacios públicos de la política de la que son ciudadanas.
Múltiples son los casos y causas para justificar según las
tradiciones o las ideologías, violaciones a los derechos
humanos de las mujeres, prácticas, acciones, omisiones,
tentativas desde golpes que pueden terminar con la vida de
las mujeres, o desfiguraciones del rostro y cuerpo con
lesiones leves, graves a gravísimas, mutilaciones
genitales, violaciones y abusos sexuales de niñas y
mujeres en el ámbito doméstico y familiar, el
hostigamiento y acoso sexuales, intimidaciones sexuales en
el trabajo, discriminaciones en la esfera de la educación,
la prostitución forzada y comercio internacional,
embarazos forzados, descalificaciones y desacreditaciones
sólo por el hecho biológico del sexo al que pertenecen.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Cuando esto sucede, no puede construirse una sociedad en
armonía, porque nunca podrá serlo si se torna natural
discriminar a la mitad de seres que componer su cuerpo
social….” (conf. Causa Nº 14.243- Sala II – “Amitrano
Atilio Claudio” s/recurso de casación).
Ley nro. 26.485, de “Protección integral a las mujeres
para prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra
las mujeres en todos los ámbitos donde desarrollan sus
relaciones interpersonales” tiene por fin prever y
sancionar las conductas que históricamente colocaron a las
mujeres y niñas en una posición subalterna al género
masculino.
La referida Ley 26.485, en línea con las normas
propias del Derecho Internacional de los Derechos Humanos a
las que ya nos hemos referido, define a la violencia contra
la mujer como: “toda conducta, acción u omisión que de
manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público
como privado, basada en una relación desigual de poder,
afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física,
psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así
también su seguridad personal. Quedan comprendidas las
perpetradas desde el Estado o por sus agentes. Se
considera violencia indirecta a los efectos de la presente
ley, toda conducta, acción u omisión, disposición,
criterio o práctica discriminatoria que ponga a la mujer
en desventaja con respecto al varón.” (artículo 4).
En suma, la violencia de género es violencia contra la
mujer, pero no toda violencia contra la mujer, es violencia
de género. En este contexto la violencia es poder y el

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

poder genera sumisión, daño, sufrimiento, imposición de una


voluntad, dominación, y sometimiento. La violencia supone,
por lo general, posiciones diferenciadas, relaciones
asimétricas y desiguales de poder. La violencia de género
implica todo esto y mucho más cuya agravación punitiva se
justifica, precisamente, porque germina, se desarrolla y
ataca en un contexto específico, el contexto de género
(conf. Ossola, Alejandro, “Violencia Familiar”, pág. 47,
Advocatus, Córdoba, 2011).
En el caso de autos, ya hemos precisado al valorar la
prueba incorporada en el debate se han comprobado
efectivamente las razones para considerar acreditado el
contexto de género en el que se desarrolló el hecho
acreditado. El despliegue de la violencia desarrollada
contra las mujeres por el acusado José Antonio Charlín, ha
sido de tal entidad que condujo así, sin más, a configurar
la situación de subordinación y sometimiento a la que ya
nos hemos referido.
Se reúnen de esta forma todos los extremos objetivos
que las normas de derecho internacional y nacional ya
reseñadas exigen para configurar el supuesto de “violencia
de género” al que alude la ley ya citada.
Debe decirse además que, desde el punto de vista
subjetivo, el imputado supo acabadamente el contexto de
violencia de género en el cual realizó los comportamientos
que se le atribuyen pues él, justamente, había sido el
exclusivo generador de los mismos. ASI VOTAMOS.
TERCERA CUESTIÓN:
¿Qué sanción debe aplicarse?

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Los Doctores Luis Salas, Marcelo W. Grosso y Orlando
Arcángel COSCIA, dijeron:
Pena de prisión: No existen -ni han sido alegadas-
causales de justificación o de inculpabilidad que
conviertan en lícita la conducta del acusado, o impidan
efectuarle un reproche penal.
A tal fin se considera la modalidad de los hechos, el
tenor de lo expresado por el imputado en su declaración
indagatoria y los informes psiquiátricos y psicológicos que
se le realizaran –señalados "supra" y que fueran
incorporados por lectura en el presente juicio- todo lo
cual establece que José Antonio Charlín pudo comprender la
criminalidad de sus actos y tuvo pleno dominio de sus
acciones (art. 34 del C.P.).
Que conforme se han resuelto las anteriores
cuestiones, corresponde ahora individualizar la pena que
corresponde imponer a José Antonio Charlín.
A tal fin consideramos justo imponerle la pena de
cinco años de prisión.
Advertidos de la prohibición de doble valoración de
circunstancias a los fines que propone el punto, la extrema
gravedad del caso sujeto a decisión nos obliga a prestar
especial atención a todos los elementos disponibles. Así,
consideramos como agravantes: a) en los hechos descritos
como “2”, “6”, “7” y “8” que han sido realizados contra
mujeres, en un contexto de violencia de género; b) el
impacto social que ha ocasionado en la comunidad pampeana,
en general, la pluralidad -y concentración en el tiempo- de
acciones ilícitas realizadas por Charlín como único juez

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

federal de primera instancia y de competencia múltiple;


c)la multiplicidad de hechos y de personas afectadas; d)
las secuelas psicológicas constatadas en muchas de las
víctimas; e) la afectación del servicio de justicia que se
vio entorpecido, durante su desempeño y con posterioridad a
él, a raíz de las consecuencias que tuvieron sus acciones;
e) el abuso de su posición funcional , tanto sobre
empleados como sobre integrantes de misma comunidad, aun en
la utilización antirreglamentaria de los bienes puestos a
su disposición para el cumplimiento del cargo; f) el
desprecio al ser humano en condición de enfermo terminal,
desprecio este que extendió a la mujer mayor de edad
demolida por la enfermedad de su compañero de vida; g) el
ultraje a la libertad de expresión de los medios de
comunicación que demostró, a pesar de la no percepción de
los perjudicados en ese sentido; h) y finalmente el
desprecio a las instituciones del Estado Constitucional de
Derecho que patentizó al colocar, a una rama central del
Gobierno Federal -el Poder Judicial de la Nación- en medio
–incluso- de una elección popular que estaba a su cargo
controlar como juez con competencia electoral, en una
suerte de parodia tan difícil de creer como de explicar.
No se advierten atenuantes, dado que la carencia de
antecedentes penales era una condición necesaria para el
ejercicio del cargo de juez.
Inhabilitación Especial: La Fiscal General dejó
solicitado la imposición de pena de inhabilitación como
principal, junto a la prisión del caso, sanciones esas que

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
alcanzan al conjunto de imputaciones formuladas (cuatro
años de inhabilitación).
Esa pena responde para a un tipo penal concreto cual
es el del artículo 248 del catálogo sustantivo.
Lo cierto es que consideramos que los hechos
ventilados en el debate importaron todos ellos una
situación de abuso del ejercicio del cargo de juez que
estaba realizando el acusado que a los fines de establecer
la pena a imponer debe ser ponderado adecuadamente a los
fines de concluir en la imposición de la pena justa.
Dada la facultad que nos permite la ley, esa pena
justa a construir, según nuestro leal y humilde
entendimiento, debe ser completada o compuesta mediante la
utilización de aquella que contempla el artículo 20 bis del
código penal. Así entendemos satisfacer correctamente el
camino a cubrir entre la magnitud de la pena y el injusto
establecido, a la hora de enlazarlos en la imposición de
una sanción.
Por otro lado, esa inhabilitación especial que
decidimos incluir agrega prevención general especial que,
por la gravedad de los eventos juzgados debe necesariamente
tener reflejo en la decisión.
Dejamos bien aclarado que, aun existiendo doctrina y
jurisprudencia que autorizaría excepcionalmente la
concurrencia entre la inhabilitación prevista en los tipos
penales en la parte especial y la inhabilitación particular
del artículo 20 bis del C.P., no recurriremos a esa fórmula
por entender que ello agravaría in malan parten la
situación del imputado. Ergo, anticipamos aplicar una

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

sanción de inhabilitación única (por supuesto inclusiva de


aquella solicitada por la señora Fiscal General) la cual
establecemos como justa y apropiada en diez años, sanción
que atrapa los demás casos juzgados que no agregan la
inhabilitación pero que claramente han significado abuso
funcional y que contaminaron el total de las acciones del
imputado en el conjunto de delitos aquí juzgado. Así
también decidimos.
Delito de amenazas con armas: Según luce de la
sentencia dictada por la Cámara de Apelaciones del circuito
al tratar el procesamiento dictado contra Charlín, como
también de las demás piezas anexadas al legajo y recibidas
en debate, no se encontraría resuelta la situación procesal
del nocente en punto al episodio de amenazas agravadas por
la utilización de arma de fuego que involucrara al custodio
del tribunal Dardo Abel Gandini. Por tanto, corresponde
devolver la causa al origen para que disponga al respecto,
considerando ahora también cuanto surge del debate
celebrado.
Asimismo, surgiendo del juicio un hecho similar al
descripto aunque no investigado, será también del caso
remitir copias al señor Fiscal de Grado a sus efectos (ver
declaración de Almazán Aballay). Todo lo cual decidimos de
consuno con la petición formulada por la Señora Fiscal
General en su alegato de cierre.
Régimen jubilatorio: La Sra. Fiscal General dejó
solicitado se comunique la sentencia al órgano de ley en el
entendimiento que el encartado no debería gozar de la
jubilación especial prevista para los Magistrados.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Al respecto pareciera ser que en el caso particular no
habrían operado las causales previstas en la Ley 24.018 que
excluyen a Magistrados del régimen jubilatorio específico
(artículo 24); y del mismo observamos, también
liminarmente, que Charlín no permaneció en el cargo el
tiempo mínimo previsto por el artículo 9 inc. a, para
consolidar aspiraciones al mencionado régimen.
Pero cuanto expresamos lo hacemos en la precariedad
interpretativa de no ser competentes en la materia, ni
mucho menos órgano llamado a decidir en el punto. Será
entonces la Administración Nacional de la Seguridad Social
(ANSES) la que en su momento resuelva disponiendo de los
antecedentes del interesado, los que incluirán, claro está,
copia de la presente sentencia a los fines que pudieran
corresponder.
Obiter dictum: Dejamos algunas consideraciones que
interpretamos hacen a nuestra responsabilidad como
Magistrados atentos, como ya anticipamos, a considerar que
este caso reviste gravedad institucional.
Quienes suscribimos este fallo somos personas con
muchos años de servicio en el Poder Judicial. Pero en todos
estos años nunca hemos vivido, ni aún visto, algo similar a
cuanto hemos presenciado en este juicio. Nunca hemos
asistido a la realización de tanto daño a un grupo de
trabajo dentro de un tribunal de justicia,
independientemente del fuero o instancia, protagonizado por
el juez a cargo de la dependencia, actuando al falaz amparo
argumentativo de mejorar los estándares de trabajo del
organismo.

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

El caso “Charlín” ha ocupado nuestro tiempo y nuestros


pensamientos de manera particular; convivimos
profesionalmente con el sufrimiento que dimana del caso
penal pero nunca habíamos asistido a un escenario de esta
envergadura, donde a propósito de miserables aspiraciones
personales ajenas al debido ejercicio del cargo, nada
pareció importar ni parecía encontrar límite. Donde ni
siquiera la enfermedad terminal de una persona y la
tragedia que ya enlutaba a su esposa mayor de edad, hubo de
poner mesura en las acciones delictivas del incuso.
Solo el valor de los agentes judiciales sometidos a
semejante escarnio auspició una salida para tamaña y tan
grave situación, sin que existieran mayores consecuencias
que lamentar.
Dentro de todas las conclusiones a las que hemos
arribado, dicho esto con el mayor y más humilde de los
respetos para las autoridades a las que hemos de
dirigirnos, tenemos para nosotros que vista hacia adentro
nuestra organización, luego de esta causa, deberían
revisarse sus procesos de selección de aspirantes a la
Magistratura, y muy especialmente en lo que respeta al
“perfil del juez” y sus aptitudes psicofísicas para acceder
a los cargos.
Pero hay un punto que nos ha generado tanta
preocupación como el anterior y que entendemos merece ser
destacado. Hemos comprobado la falta de un protocolo para
denunciar internamente eventos de esta naturaleza; como
también la inexistencia de un equipo interdisciplinario de
intervención rápida con capacidades suficientes para

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
detectar estas situaciones, para detectar estos “jefes”,
para anticiparse a la generación de tanto daño. Un equipo
que sepa distinguir una simple disconformidad con una forma
de conducir la oficina judicial de un caso como el aquí
juzgado.
Estamos convencidos por lo vivido en audiencia que
solo la fortuna dispuso no lamentar a la fecha una víctima
fatal. La utilización de armas propias e impropias por el
procesado y la continua agresividad descontrolada sobre los
agentes judiciales, pudo haber terminado con la vida de
alguno de ellos, sea por un disparo, por un corte letal o
por una descompensación física terminal producto de las
violencias morales soportadas. Varios de ellos aún hoy
siguen con tratamientos para recuperarse de lo vivido.
Fueron cincuenta y ocho días de infierno en el Juzgado
Federal de La Pampa, días vividos en soledad y pesar por
sus integrantes, sin acciones rápidas que los asistieran
ante semejante situación.
La tragedia pudo también haber tenido su reverso a
cuanto arriba decimos: el descontrol de un agente judicial,
de un familiar, o de un amigo íntimo de estos, sobre el
“juez agresor” con acometimiento físico sobre el mismo, con
consecuencias igualmente graves e impensables, amplificando
estrepitus social de una caso generador de vergüenza ajena.
Es más, no podemos dejar de recordar los colapsos físicos y
mentales de otros particulares involucrados, tal como ha
sido el que sufrió la titular del Centro Nacional de
Reconocimientos Médicos local, Dra. Perla René Bertolozzi,
profesional que declaró con vos quebrada en juicio y el

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

llanto a flor de piel. La misma Dra. Silvestre, mujer


interpretable por sus formas de expresión como de
personalidad y carácter, se quebró públicamente en debate
rompiendo en llanto al explicar la agresión sexual que tuvo
que soportar (cfr. video filmación de audiencias en estos
dos casos).
Por otro lado, sin que implique hacer derecho penal de
autor, también detectamos acciones precedentes y,
lamentablemente similares del procesado, en otros asientos
judiciales, con agresiones físicas directas sobre colegas
(vid. Declaración testimonial de la Dra. Cristiana
Domínguez, funcionaria de la Defensoría General con asiento
en el Departamento Judicial de Lomas de Zamora, Provincia
de Buenos Aires).
Ello patentiza la falta de conexión y concentración de
información sobre aspirantes a la Magistratura entre los
distintos Poderes Judiciales de la República.
Ciertamente, la existencia de un banco de información
integrado podría servir para evitar hechos de esta
naturaleza. Si administrativamente se ha pergeñado, por
ejemplo, una licencia única de conducir a nivel nacional
para evitar, entre otras cuestiones disvaliosas, que
inhabilitados de una jurisdicción obtengan su igual en
otra, parece más que acertado pensar y discutir si los
Poderes Judiciales, si los Consejos de Magistratura, si los
Colegios de Abogados, no deben generar ese banco único de
datos de aspirantes para evitar devenires de candidatos con
deméritos funcionales, administrativos, y aún de salud
psicofísica, que pudieran impactar en otro asiento o

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
departamento judicial para el caso de ser designado el
aspirante.
Creemos incluso que siendo el candidato a Juez un
Abogado, los Colegios profesionales también deberían
sentarse a pensar en este tema, todo a propósito de la
condición de auxiliares directos y privilegiados de la
actividad judicial que revisten los Colegas. Ellos, que
integran los Consejos de Magistraturas, también son
perjudicados directos de los magistrados mal seleccionados
y puestos en los cargos, siendo un ejemplo cabal en el
legajo el caso “Almirall”, en su condición de Agente Fiscal
AFIP ante el juzgado federal local. Recuérdese incluso que
el imputado interpeló a un jefe regional solicitándole la
desafectación del letrado de sus funciones (acción que
también ejecutó sobre la responsable del Servicio Médico
comunicándose con su propia jefatura).
El caso “Charlín” ha mostrado tanto, pero por sobre
todo tan dramático escenario, por lo cual entendimos que
nuestra función no podía agotarse con el dictado de la
sentencia. Debíamos, y así lo estamos haciendo, responsable
y respetuosamente, informar del fallo a las diferentes
autoridades y actores que aportan a la conformación de esta
rama del gobierno, dejando el tema en sus manos y mejores
oficios para que discutan y decidan la pertinencia o no de
acciones a futuro en sus ámbitos específicos, con el fin
último de que esto no vuelva a ocurrir.
Así hemos resuelto comunicar la sentencia a: Corte
Suprema de Justicia de la Nación, Consejo de la
Magistratura del Poder Judicial de la Nación; Departamento

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384
Poder Judicial de la Nación
TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA ROSA

de Medicina Preventiva y Laboral del Poder Judicial de la


Nación; Consejo Nacional de la Mujer; Ministerio de
Justicia y Derechos Humanos de la Nación; Comisión de
Acuerdos del Honorable Senado de la Nación; Administración
Nacional de Seguridad Social; Cámara Federal de Apelaciones
de Bahía Blanca; Junta Federal de Cortes y Superiores
Tribunales de Justicia de la República Argentina y de la
Ciudad Autónoma de Buenos Aires (JU.FE.JUS); Foro Federal
de Consejos de la Magistratura y Jurados de Enjuiciamiento
de la República Argentina (FOFECMA), y a la Federación
Argentina de Colegios de Abogados (FACA), adjuntando copia
de la sentencia y poniendo a disposición video filmación de
la audiencia de juicio para que puedan evaluar y vivenciar
cuanto aconteció en el debate. ASÍ TAMBIÉN DECIDIMOS.

LUIS ROBERTO SALAS

MARCELO W. GROSSO

ORLANDO A. COSCIA

Fecha de firma: 05/06/2018


Firmado por: LUIS ROBERTO JOSÉ SALAS, Juez de Cámara
Firmado por: MARCELO WALTER GROSSO, Juez de Cámara
Firmado por: ORLANDO ARCANGEL COSCIA, Juez de Cámara
Firmado(ante mi) por: NORMA BEATRIZ MARTINEZ, SECRETARIO DE JUZGADO

#27785683#208131338#20180605120217384