You are on page 1of 21

Matices en la música

Creo que la última parte de cómo leer una partitura debe incluir aquellas palabras y
símbolos que determinan las diferentes intensidades con las que una canción debería ser
interpretada. Aquí hay una lista de ellas:

De más lento a más rápido


Larghissimo
Largo
Grave
Larghetto
Lento Moderato
Lento
Adagio
Adagietto
Tranquillo
Tranquillamente
Meno andante
Andante
Andante Moderato
Piú andante
Andantino
Allegretto
Allegretto grazioso
Moderato
Moderato espressivo
Allegro
Allegro moderato
Vivace
Vivo
Allegrissimo
Presto
Vivacissimo
Vivacissimamente
Prestissimo

Aumentando o reduciendo la velocidad


Stretto
Stringendo
Accelerando
Affrettando

A tempo

Rallentando
Ritardando
Ritenuto

A piacere
A capriccio
Ad líbitum

Marcas de intensidad, de más a menos fuerte


fff
ff
f (forte)
mf (messo-forte)
p (piano)
pp
ppp

BUSCAR ESTAS PALABRAS

Escalas musicales
Ya que ha quedado entendida la diferencia entre un tono un un semitono, y que se han
conocido los intervalos, aprender acerca de las escalas musicales se vuelve más fácil. Una
escala es un conjunto de sonidos que fueron elegidos por su armoniosa secuencia. Podría
decirse que las escalas en sí mismas son pequeños subsistemas musicales.

En la música occidental hay una variedad de escalas. Las principales son las siguientes:

+ Escalas mayores
+ Escalas menores
+ Escalas pentatónicas
+ Escalas de blues
+ Escala cromática

Por comodidad, no voy a proveer ninguna explicación histórica profunda sobre cómo y
cuándo fueron utilizadas. Solo les dejaré las notas aquí, porque es lo que la mayoría de
ustedes desea encontrar.

Escala mayor
Las escalas mayores están basadas en la escala musical de do. Así, tenemos:

C–D–E–F–G–A–B–C
D – E – F# – G – A – B – C# – D
E – F# – G# – A – B – C# – D# – E
F – G – A – Bb – C – D – E – F
G – A – B – C – D – E – F# – G
A – B – C# – D – E – F# – G# – A
B – C# – D# – E – F# – G# – A# – B

En mi experiencia, es más fácil aprenderlas si te memorizas la secuencia:

tono – tono – semitono – tono – tono – tono – semitono

Escalas menores
Las escalas menores están basadas en la escala musical de la. Hay tres. Aquí tienes la
escala menor natural:

A–B–C–D–E–F–G–A
B – C# – D – E – F# – G – A – B
C – D – Eb – F – G – Ab – Bb – C
D – E – F – G – A – Bb – C – D
E – F# – G – A – B – C – D – E
F – G – Ab – Bb – C – Db – Eb – F
G – A – Bb – C – D – Eb – F – G

tono – semitono – tono – tono – semitono – tono – tono

Aquí tienes la escala menor armónica, la cual se construye elevando la sétima nota de una
escala menor natural un semitono. Aquí la tienes:
A – B – C – D – E – F – G# – A
B – C# – D – E – F# – G – A# – B
C – D – Eb – F – G – Ab – B – C
D – E – F – G – A – Bb – C# – D
E – F# – G – A – B – C – D# – E
F – G – Ab – Bb – C – Db – E – F
G – A – Bb – C – D – Eb – F# – G

tono – semitono – tono – tono – semitono – tono y medio – semitono

Por último, aquí tienes la escala menor melódica, que se construye elevando tanto la sexta
como la sétima nota de una escala menor natural un semitono. Aquí la tienes:

A – B – C – D – E – F# – G# – A
B – C# – D – E – F# – G# – A# – B
C – D – Eb – F – G – A – B – C
D – E – F – G – A – B – C# – D
E – F# – G – A – B – C# – D# – E
F – G – Ab – Bb – C – D – E – F
G – A – Bb – C – D – E – F# – G

tono – semitono – tono – tono – tono – tono – semitono

Tradicionalmente, la escala melódica menor se utiliza al ascender y la escala natural menor


se utiliza al descender. Los músicos suelen alterar esto cuando componen sus canciones.

Escalas pentatónicas
Las escalas pentatónicas son muy antiguas; en realidad, los Incas las usaban. Las escalas de
blues aparecen al hacer una distorsión en la escala con un semitono, llamado la nota blue.

Escala pentatónica mayor


La escala pentatónica mayor está compuesta de las siguientes notas:

A – B – C# – E – F# – A
B – C# – D# – F# – G# – B
C–D–E–G–A–C
D – E – F# – A – B – D
E – F# – G# – B – C# – E
F–G–A–C–D–F
G–A–B–D–E–G
tono – tono – tono y medio – tono – tono y medio

Escala pentatónica menor


La escala pentatónica menor está compuesta de las siguientes notas:

A–C–D–E–G–A
B – D – E – F# – A – B
C – D# – F – G – A# – C
D–F–G–A–C–D
E–G–A–B–D–E
F – G# – A# – C – D# – F
G – A# – C – D – F – G

tono y medio – tono – tono – tono y medio – tono

Escala de blues
La escala de blues tiene su origen en la música blues. Usa un sonido disonante extra, la
cuarta nota, llamada nota blue.

A – C – D – D# – E – G – A
B – D – E – F – F#– A – B
C – D# – F – F# – G – A#– C
D – F– G – G# – A – C – D
E – G – A – A# – B – D – E
F – G#– A# – B – C – D# – F
G – A# – C – C# – D – F – G

tono y medio – tono – semitono – semitono – tono y medio – tono

La escala cromática
Esta última escala incluye a todas las notas disponibles en la música occidental. Estas son:

C – C# – D – D# – E – F – F# – G – G# – A – A# – B – C

Otras escalas
En la música occidental, las escalas mayores y menores tienen su origen en las escalas de
do y la, respectivamente. Eso ya fue aprendido. Sin embargo, hay muchas otras escalas
musicales que se pueden usar. Estas vienen de los arreglos musicales de las otras notas
musicales. Se les conoce como modos musicales y se les ha dado el nombre de pueblos
griegos.

La escala basada en do es una escala Jónica.


[C – D – E – F – G – A – B – C]

La escala basada en re es una escala Dórica.


[D – E – F – G – A – B – C – D]

La escala basada en mi es una escala Frigia.


[E – F – G – A – B – C – D – E]

La escala basada en fa es una escala Lidia.


[F – G – A – B – C – D – E – F]

La escala basada en sol es una escala Mixolidia.


[G – A – B – C – D – E – F – G]

La escala basada en la es una escala Eólica.


[A – B – C – D – E – F – G – A]

La escala basada en si es una escala Locria.


[B – C – D – E – F – G – A - B]

Estas escalas son menos conocidas, pero todavía usadas. Además de estas, hay otras
escalas, pero por lo general no se les relaciona con la música occidental y estarán fuera de
este texto.

Continue con acordes...

Tonos, semitonos e intervalos


Ahora que sabes que no hay siete sino doce notas musicales y cuáles son sus nombres,
necesitas aprender qué son un tono y un semitono en la música, y cómo puedes usarlos.

Tonos y semitonos
Un semitono es la distancia que hay entre una nota y la siguiente en la escala cromática.
Hay un semitono de distancia entre mi y fa y otra entre la y la bemol también. Cuando la
distancia aumenta a dos semitonos adyacentes, se conoce como un tono, como cuando
hablamos de la distancia entre re y mi.

En la música, los sonidos entre dos notas son llamadas sostenidos o bemoles; sostenidos si
el tono asciende y bemoles, si desciende. Para verlo más claramente, déjame reescribir la
escala cromática una vez más, pero esta vez en ambos sentidos.

C – C# – D – D# - E – F – F# – G – G# – A – A# – B – C
C – B – Bb – A – Ab – G – Gb – F – E – Eb – D – Db – C

Como puedes ver, al subir se usan sostenidos y al bajar, bemoles. Aun cuando en términos
estrictamente teóricos no son exactamente los mismos sonidos son tratados como iguales.
De todas maneras, si deseas revisar una explicación más teórica, ve por qué hay sostenidos
y bemoles aquí.

Intervalos
la diferencia entre tonos y semitonos hace que la distancia entre dos notas sea teóricamente
definible. Estas definiciones son llamadas intervalos y hoy forman parte de la teoría
musical.

Hay muchos intervalos en la teoría de la música y un profesional no solo debería ser capaz
de comprenderlos sino también de identificarlos directamente al oírlos. La práctica hace al
maestro, sin duda.

Los intervalos son:

+ primas, si la distancia entre dos notas es de menos de un tono.


+ segundas, si la distancia entre dos notas es de dos tonos.
+ terceras, si la distancia entre dos notas es de tres tonos.
+ cuartas, si la distancia entre dos notas es de cuatro tonos.
+ quinta, si la distancia entre dos notas es de cinco tonos.
+ sexta. si la distancia entre dos notas es de seis tonos.
+ séptima, si la distancia entre dos notas es de siete tonos
+ octava, si la distancia entre dos notas es de una escala.

Algunos de ellos tienen nombres específicos, tales como:

+ Una segunda mayor está compuesta por dos notas con una distancia de dos semitonos.
+ Una tercera mayor está compuesta por dos notas con una distancia de cuatro semitonos.
+ Una cuarta justa está compuesta por dos notas con una distancia de cinco semitonos.
+ Una quinta justa está compuesta por dos notas con una distancia de siete semitonos.
+ Una sexta mayor está compuesta por dos notas con una distancia de nueve semitonos.
+ Una séptima mayor está compuesta por dos notas con una distancia de once semitonos.
+ Una octava está compuesta por dos notas con una distancia de doce semitonos.

Y todas ellas aceptan tres variantes, que son:

+ Un intervalo disminuido es medio tono menos que un intervalo justo. Es decir, una cuarta
disminuida tiene cuatro semitonos y una quinta disminuida tiene seis semitonos.
+ Un intervalo aumentado tiene, por el contrario, medio tono más que un intervalo justo.
Vale decir que una cuarta aumentada tiene seis semitonos y una quinta aumentada tiene
ocho semitonos.
+ Cuando uno resta un semitono de una mayor, se convierte en una menor.

Recuérdalas, porque serán muy importantes cuando se trate de aprender acordes.

Continúa con... Escalas musicales

Aprende + Arte + Música

¿Por qué hay sostenidos y bemoles?


En términos estrictamente teóricos, hay sostenidos y bemoles porque los dos sonidos no
son iguales. La diferencia entre ambos es tan pequeña, sin embargo, que se ha aceptado
considerarles la misma, ignorando esta pequeña diferencia.

Para entenderlo mejor, supongamos que la diferencia entre do y re es la misma que entre 10
y 20. En matemática, la mitad de ambas cantidades sería 15. Para ambos casos podemos
contar cinco números y llegamos al número 15. ¿Por qué? Porque en matemática
comenzamos a contar a partir del número siguiente, en estos casos, del 11 ó del 19.

En la música, sin embargo, comenzamos a contar desde el do o desde el re, no desde ningún
siguiente. Esto quiere decir que la cinco pasos después del do equivaldrían a 14 en nuestro
ejemplo anterior; y equivaldrían a 16 si contásemos desde el re... ¡no a 15! Los expertos en
música optaron por ignorar esta minúscula diferencia por dos razones: la primera, por
simplicidad; la otra, por practicalidad. ¿Se imagina un instrumento musical con ambos
sonidos entre el do y el re? ¡Eso haría tocar música algo brutalmente difícil de alcanzar!

Conocimiento + ¿Por qué?


Acordes
Un acorde es una combinación de al menos dos sonidos. Es importante conocer los acordes
porque ellos son los que definen el tono en el que se toca toda una canción.

Por su estructura, no todo instrumento musical puede tocar un acorde. Si te preguntas por
qué, es por su estructura. Los instrumentos de viento o percusión de una sola nota, como los
tambores, por naturaleza no pueden tocar two notas al mismo tiempo. Los instrumentos de
cuerda, como el piano o la guitarra, o los intrumentos de percusión con muchas notas, como
el xilófono, sí. Esto no significa que tres instrumentos de viento no puedan juntarse y
combinar sus sonidos para formar un acorde y mantener la belleza de la nota en la que una
canción se está tocando. En realidad, la música no sería lo que es si no pudieran hacerlo.

Además, necesitas saber que hay muchos acordes. Los básicos siguen siendo mayores y
menores, pero las variantes se pueden construir con tanta facilidad que cualquier lista sería
realmente larga. Es mucho más fácil entender la teoría. Revisa el tema de tonos, semitonos
e intervalos antes, si lo deseas.

Cómo hacer un acorde


Un acorde tiene básicamente tres notas:

+ La primera, que le da el nombre


+ La que está cuatro semitonos después, conocida como tercera
+ La que está siete semitonos después, conocida como quinta justa o simplemente quinta

Si uno toca estas tres notas juntas obtiene un acorde mayor.

Variantes
Con un acorde mayor uno puede construir fácilmente las siguientes variantes:

+ Baja la tercera un semitono y tendrás un acorde menor


+ Baja la quinta un semitono y tendrás un acorde disminuido
+ Eleva la quinta un semitono y tendrás un acorde aumentado
+ Eleva la tercera un semitono y tendrás un acorde suspendido de cuarta
+ Cambia la tercera por una segunda y tendrás un acorde suspendido de segunda
+ Añade una cuarta nota al acorde mayor, un tono antes de la octava, y tendrás un acorde
sétimo
+ Añade una cuarta nota al acorde mayor, un semitono antes de la octava, y tendrás un
acorde mayor sétimo
+ Añade una cuarta nota al acorde menor, un tono antes de la octava, y tendrás un acorde
menor sétimo
+ Añade una cuarta nota al acorde mayor, un tono después de la octava, y tendrás un
acorde noveno
+ Añade una cuarta nota al acorde menor, un tono después de la octava, y tendrás un
acorde menor noveno

Con honestidad, es más fácil hacerlos que decirlos. Incluiré la lista de notas en un
momento.

Los acordes se tocan o bien con las tres notas en simultáneo o en muy cortas sucesiones,
llamadas arpegio. Para completar un acorde, solo necesitas lograr que estas tres (o más)
notas estén presentes en la melodía, en cualquier orden que se necesite o desee. Así, para
tocar un do mayor, por ejemplo, se pueden tocar las notas que lo componen (C – E – G) al
mismo tiempo o una tras otra, en ese orden (es decir, siendo do la nota más baja) u otro (C
– E – G, E – G – C, G – C – E, etc.), lo que se conoce como inversiones. Esta es una de las
cosas que hace a la música tan versátil e interesante.

Lista de acordes
Acordes mayores
Los acordes mayores incluyen a estos tres sonidos. Para hacer los demás, solo necesitas
transportarlos de una escala a la otra:

C–E–G

El acorde recibe el nombre de su nota base o raíz. En esta lista, de do mayor a si mayor:

C–E–G
D – F# – A
E – G# – B
F–A–C
G–B–D
A – C# – E
B – D# – F#

Acordes menores
Los acordes menores incluyen a estos tres sonidos. Para hacer otros, solo necesitas
transportar de una escapa a otra:
A–C–E

Nuevamente, el acorde recibe el nombre de su raíz. En esta lista, de la menor a sol menor:

A–C–E
B – D – F#
C – Eb – G
D–F–A
E–G–B
F – Ab – C
G – Bb – D

Acordes aumentados
En estos, la quinta ha sido alzada un semitono.

Acordes aumentados mayores


C – E – G#
D – F# – A#
E – G# – C
F – A – C#
G – B – D#
A – C# – F
B – D# – G

Acordes aumentados menores


A–C–F
B–D–G
C – Eb – G#
D – F – A#
E–G–C
F – Ab – C#
G – Bb – Eb

Acordes disminuidos
En estos, la quinta ha sido reducida un semitono.
Acordes mayores disminuidos
C – E – Gb
D – Gb – Ab
E – Ab – Bb
F–A–B
G – B – Db
A – Db – Eb
B – Eb – F

Acodes menores disminuidos


A – C – Eb
B–D–F
C – Eb – Gb
D – F – Ab
E – G – Bb
F – Ab – B
G – Bb – Db

Acodes sétimos
En estos hay una cuarta nota, la que es la sétima nota bemol de la escala.

Acordes sétimos mayores


C – E – G – Bb
D – F# – A – C
E – G# – B – D
F – A – C – Eb
G–B–D–F
A – C# – E – G
B – D# – F# – A

Acordes sétimos menores


A–C–E–G
B – D – F# – D
C – D# – G – Bb
D–F–A–C
E–G–B–D
F – G# – C# – Eb
G – A# – D# – F

Acordes novenos
En estos hay una cuarta nota, la que está en el noveno tono de la escala.

Acordes mayores novenos


C–E–G–D
D – F# – A – E
E – G# – B – F#
F–A–C–G
G–B–D–A
A – C# – E – B
B – D# – F# – C#

Acordes menores novenos


A–C–E–B
B – D – F# – C#
C – D# – G – D
D–F–A–E
E – G – B – F#
F – G# – C# – G
G – A# – D# – A

Continúa con círculos armónicos...

Círculos armónicos
Ahora que tienes una idea de cómo utilizar tanto notas como acordes, queda solo un tema
por aprender. Estoy hablando de los círculos armónicos de acordes. Después de todo, son
quizá las combinaciones de acordes que con más frecuencia utilizarás durante una canción.

Hay tres círculos: mayor, menor y armónico.


Círculo mayor
Incluye a do mayor, la menor, fa mayor y sol mayor. Transporta a partir de allí:

C – Am – F – G
D – Bm – G – A
E – Cm# – A – B
F – Dm – A# – C
G – Em – C – D
A – Fm# – D – E
B – Gm# – E – F#

Círculo menor
Incluye a la menor, re menor y a mi mayor, menor o sétima. Transporta a partir de allí:

Am – Dm – E
Bm – Em – F#
Cm – Fm – G
Dm – Gm – A
Em – Am – B
Fm – Am# – C
Gm – Cm – D

Círculo armónico
El círculo armónico incluye a los siguientes acordes: do mayor, re menor, mi menor, fa
mayor, sol mayor, la menor y si menor bemol quinta. Este último acorde incluye a las notas
si, fa sostenido y re sostenido.

C – Dm – Em – F – G – Am – Bmb5
D – Em – Fm# – G – A – Bm – C#mb5
E – Fm# – Gm# – A – B – Cm# – Dmb5
F – Gm – Am – Bb – C – Dm – Emb5
G – Am – Bm – C – D – Em – F#mb5
A – Bm – Cm# – D – E – Fm# – G#mb5
B – Cm# – Dm# – E – F# – Gm# – A#mb5

Los círculos armónicos durante las canciones


En muchas canciones se inicia con un círculo armónico y se termina en el mismo círculo
armónico, pero esto no significa que no puedas hacer un cambio si lo deseas. Los
compositores lo hacen todo el tiempo.
Continúa con... El pentagrama

Aprende + Arte + Música

El pentagrama y la partitura
Un pentagrama es un pequeño conjunto de cinco líneas paralelas, horizontales sobre los
cuáles los músicos escriben y leen música.

Debes saber que el pentagrama no siempre ha sido de cinco líneas. Los pentagramas
antiguos tenían once. Los pentagramas para los cantos gregorianos tienen cuatro. Los
pentagramas de cinco líneas se originaron cuando los músicos simplificaron el de once
eliminando la línea central. La línea central es la que da el espacio a la nota do medio.

Hoy los músicos utilizan claves para especificar el orden en que las notas son distribuidas
en el pentagrama, permitiéndoles recrear el pentagrama de once líneas a través de dos
pentagramas paralelos con claves de sol y fa, de ser necesario.

Las notas en el pentagrama


En el pentagrama se considera que cada línea o espacio representa la posición de una nota.
Para saber qué nota corresponde a cada posición, los músicos utilizan una clave como
estándar. Son tres las claves populares hoy en día: la clave de sol o de agudos indica que la
nota sol está en la segunda línea; la clave de fa o bajos indica que la nota fa está en la cuarta
línea; y la nota do o de altos indica que la nota do está en la tercera línea.

En todas los pentagramas, las líneas se cuentan de abajo hacia arriba, y los bemoles y
sostenidos se expresan con los símbolos # y b, respectivamente.

Las notas se escriben de abajo a arriba y de la primera línea (la que está en la parte inferior
del arreglo) a la última (la que está en la parte superior del arreglo). En caso sea necesario
escribir una nota que se encuentra sobre o bajo el arreglo, se utilizan líneas auxiliares para
indicarlo. En la teoría, los pentagramas son infinitos. En la práctica no lo son, puesto que el
oído humano tiene sus límites.

A manera de ejemplo, esta imagen muestra cómo se acomodan las notas de do a do en los
tres pentagramas más utilizados.
Siempre se entiende que si dos notas están en una misma línea en el pentagrama serán
tocadas a la vez. Si están una tras otra, se tocarán en secuencia.

Los músicos también utilizan compases separados por barras para ordenar las notas en un
pentagrama. Una canción tendrá tantos compases como sea necesario.

Cómo leer y escribir una partitura


Ahora que entiendes qué es un pentagrama y cuáles son las posiciones de las notas en él,
imaginemos que vamos a escribir uno para aprender cómo se prepara y lee un pentagrama
también.

Coloca la clave
Todo inicia por colocar la clave. Esto indicará cuál nota es cuál en cada posición.

Colocar la armadura
Lo siguiente es colocar la armadura. Esta indica en qué tonalidad se tocará la canción. Aquí
tienes una lista:

+ Sin sostenidos o bemoles – do mayor o la menor


+ Un sostenido – sol mayor o mi menor
+ Dos sostenidos – re mayor o si menor
+ Tres sostenidos – la mayor o fa menor sostenido
+ Cuatro sostenidos – mi mayor o do menor sostenido
+ Cinco sostenidos – si mayor o sol menor sostenido
+ Seis sostenidos – fa mayor sostenido o re menor sostenido
+ Siete sostenidos – do mayor sostenido o la menor sostenido
+ Un bemol – fa mayor o re menor
+ Dos bemoles – si mayor bemol o sol menor
+ Tres bemoles – mi mayor bemol o do menor
+ Cuatro bemoles – la menor bemol o fa menor
+ Cinco bemoles – re mayor bemol o si menor bemol
+ Seis bemoles – sol mayor bemol o mi menor bemol
+ Siete bemoles – do mayor bemol o la menor bemol

Prueba identificarlas en el gráfico.

La armadura afecta a todas las notas en las líneas donde los símbolos sostenido y bemol son
colocados. Así, si eliges componer una canción en fa mayor —y, por lo tanto, utilizar una
armadura con una bemol en si— todas las notas si serán bemoles sin necesidad de símbolos
adicionales. Si por casualidad necesitases un si normal en la canción (y no bemol),
necesitarás usar un símbolo becuadro para cancelar el bemol en ese compás.

Quien aprende música por lo general se pregunta si hay alguna forma de memorizarlos con
facilidad. Hay una, mas no es infalible. Consiste en contar. Cuenta cinco notas,
comenzando desde el do, hacia adelante o atrás tantas veces como hayan símbolos en la
armadura. Por ejemplo, si la armadura tiene tres sostenidos, entonces contarás do, re, mi, fa,
sol para el primero; sol, la, si, do, re para el segundo; re, mi, fa, sol, la para el tercero. La
armadura corresponderá a un la mayor. Si la armadura tiene dos bemoles, entonces contarás
do, si, la, sol, fa para el primero; y fa, mi, re, do, si para el segundo. Teniendo en cuenta que
la distancia entre do y si es solo un semitono, entonces la armadura corresponderá a un si
mayor bemol.

Espero hayas entendido la idea. No es perfecta, pero de todos modos es una buena
referencia.

Agrega la marca de tiempo


Necesitamos terminar la parte inicial con la marca de tiempo. Esto indicará al músico
cuántos símbolos habrá en cada compás. Esto se indicará como una fracción en la cual:

+ El numerador es el número de tiempos que habrá en cada compás


+ El denominador es el valor de las notas que se tomarán como medida

Si alguna vez observas una C, significa que estás tocando una canción escrita en una marca
de tiempo de 4/4. Esto quiere decir que cada compás tendrá la duración que tendrían cuatro
negras.

Aquí tienes una tabla con la mayoría de valores de nota disponibles.

Valor numérico Nombre Símbolo de sonido Símbolo de silencio Duración

1 redonda 4

2 blanca 2

4 negra 1

8 corchea 1/2

16 semicorchea 1/4

Ahora escribe las notas


Una vez que se ha indicado la clave, la armadura y la marca de tiempo, puedes comenzar a
escribir (o leer) nota a nota hasta completar la canción. Solo recuerda que cuando se
necesiten tocar las notas al mismo tiempo, se les coloca en la misma línea (en paralelo). Si
se necesita que suenen en secuencia, se escriben una junto a la otra.

Todos los compases deben tener la medida que la marca de tiempo indica. Si por alguna
razón se necesita continuar con el sonido de un compás en el siguiente, se ligará. También
puede utilizarse una ligadura para indicar qué notas necesitan ser tocadas sin periodos de
silencio o descansos.

A veces verás notas con un punto al lado, un puntillo. Este indica que tocarás la nota más su
mitad. Por ejemplo, una redonda con puntillo sonará seis tiempos. Encontrarás doble
puntillo en algunas canciones también. Esto significa que la nota sonará su medida más las
tres cuartas partes de esta.

A veces verás tres o seis notas agrupadas con un tres o un seis. Esto se llama trecillo o
seisillo e indica que las tres o seis notas sonarán en el tiempo que normalmente corresponde
a una. Son útiles para los cambios de ritmo.

Un ejemplo completo para descargar. Es el Canon de Pachelbel en formato XML


comprimido. Que lo disfrutes.

Por último, para tocar una canción en otra tonalidad, se transporta. Esto quiere decir que se
mueven todas las notas tantos espacios hacia arriba o hacia abajo en la escala como sean
necesarios.

La importancia de entender la canción


Entender la teoría musical puede ayudarte a tocar cualquier instrumento o cantar —con
bastante práctica, desde luego—; pero no te hará un músico real, tal como se entiende a
nivel profesional. La música real va más allá de todo el talento o excelencia técnica que se
posea al cantar o tocar un instrumento. La música requiere de personas suficientemente
sensibles como para entender qué están tocando o cantando y poder transmitir lo que el
autor del tema tuvo en mente al componerlo. Después de todo, la música es arte y merece
ser tratada como tal.

Este es un detalle que los músicos no profesionales olvidan con frecuencia, así que quería
remarcarlo en algún lado. Los aspirantes a músicos deben siempre llevar sus estudios más
allá de las clases de piano o los ensayos de canto. Deben entender qué están tocando o
cantando; qué vivía o experimentaba el compositor cuando creó la canción. El no hacerlo a
menudo hace que las personas toquen una melodía de Bach sin darle esa pesada —casi
oscura— sensación barroca por la que su música es conocida. El no hacerlo hace que uno
termine cantando una canción que expresa odio por infidelidad como si fuese una balada
romántica.

También es por esto que la presencia de un director musical es importante para todos los
grupos musicales, sean estos pequeños coros o grandes orquestas sinfónicas. En caso de
dudas o ambigüedad, es él quien toma la decisión final sobre cómo sonará una canción ante
una audiencia.
Un músico de verdad es una persona culta. Todo aspirante debe tenerlo siempre presente.