You are on page 1of 1

“75 AÑOS EDUCANDO CUERPO, MENTE Y ALMA EN LA COMUNIDAD

DE BUGABA”
El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.
Proverbios 9:10

En muchas ocasiones escuchamos el término educación, pero se han preguntado, ¿Qué es la


educación? Como diría la sierva del Señor hace ya más de un siglo: La educación…Es el desarrollo
armonioso de las facultades físicas, mentales y espirituales. Prepara al estudiante para el gozo de
servir en este mundo, y para un gozo superior proporcionado por un servicio más amplio en el
mundo venidero.
Es por eso que la conmemoración de los 75 años de nuestro querida escuela se constituye en el
momento oportuno para dejar testimonio de cuanto han realizado tantos hombres y mujeres que
dejaron aquí su impronta y su huella.

El Señor es bueno y sabe dirigir a sus hijos cuando estos son humildes y sencillos. Y es que el mensaje
de salvación que proclamamos inició aquí en nuestro pueblito gracias a la educación adventista y
gracias a la obra de un incansable siervo del Señor: Ismael Ellis. Cuando Ismael se trasladó a la ciudad
de La Concepción ya traía en su corazón el amor de nuestro Señor Jesucristo que su mamá le había
predicado, y como él mismo lo repetía: "Cuando Cristo mora en el corazón, el hombre no puede
callar".

Luego de haber sido bautizado siguió predicando el amor de su fiel Salvador hasta su muerte. Su
espíritu misionero le hizo ir más allá de las barreras geográficas y también sociales. Es por eso que
en 1919, siendo un hombre de visión profunda, inició una escuela para beneficio del pueblo de La
Concepción. Esta escuela en sus inicios contó con 16 estudiantes de los cuales solo 3 adventistas ya
que no habían más adventistas en La Concepción.

Sin embargo ¡Alabado sea el nombre de Dios! porque hoy gracias a la iniciativa de Ismael Ellis, no
son 16 sino centenas de estudiantes cuyos padres anhelan un educación diferente. Y no solo eso,
esta semilla que germino aquí en nuestra escuelita se extendió más allá de nuestras puertas dando
origen a nuestro Instituto Adventista Panameño y todas las escuelas y colegios adventistas que
circundan la provincia del Valle de la Luna

Bien se dice que el futuro de nuestro país está en manos de los niños y como buenos ciudadanos
debemos preocuparnos por esto, para ello debemos procurar que los niños reciban una buena
educación, que propicie valores y experiencias. Ésta educación iniciará en la casa, donde se deberá
inculcarnos desde pequeños el gusto por la lectura y los buenos principios basados en la palabra de
Dios. Misma educación que se verá reforzado por nuestras maestras y maestros en la escuela.

Todo esto será con el fin de buscar un mejor futuro para cada niño, cada familia y en conjunto un
mejor futuro para la Nación. Es por eso que hoy les invito a reflexionar de lo importante que resulta
la educación; si en verdad están aprovechando y valorando el esfuerzo nuestros padres hacen por
enviarnos a la escuela, y piensen que hay muchas personas a las que les gustaría estudiar pero por
alguna razón no pueden hacerlo. Por último pregúntense: sin esfuerzo y educación, ¿Cómo quieren
superarse?, ¿Cómo quieren vivir mejor?, en fin, ¿Cómo quieren un país mejor?

Porque “EL QUE NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”

MUCHAS GRACIAS