You are on page 1of 8

MANUAL DE USO DEL SULFATO CÁLCICO COMO

MEJORADOR DE SUELOS

INTRODUCCION
El yeso agrícola es un mineral muy suave compuesto por sulfato de calcio di-hidratado
(CaSO4+2H2O) que ha sido utilizado por los agricultores desde hace mucho tiempo. Se
aplicó ampliamente como fertilizante en Europa en el siglo XVIII, incluso los griegos y
los romanos lo utilizaron. Más recientemente, el yeso se ha convertido en una enmienda
del suelo que ha demostrado ser capaz de recuperar suelos sódicos degradados y
mejorar varias propiedades físicas del suelo. El yeso puro está constituido por 79 % de
sulfato de calcio y 21 % de agua. El sulfato de calcio contiene 23.3 % de calcio (Ca) y
18.6 % de azufre (S); es moderadamente soluble en agua (2.5 g/L), aproximadamente
200 veces mayor que la cal agrícola. Esta característica de solubilidad del yeso hace que
el calcio sea más móvil que el calcio de la cal y le permite moverse con mayor facilidad
a través del perfil del suelo.

FUENTES DE YESO AGRICOLA Y SUS PROPIEDADES


Las fuentes de yeso para uso agrícola incluyen al yeso extraído de depósitos geológicos,
fosfoyeso derivado de la producción húmeda del ácido fosfórico (4.5 ton de yeso/ton de
ácido fosfórico), reciclado de yeso del colado de varios procesos de fabricación,
reciclado de paneles de yeso, y de desulfuración de gases de combustión (FGD) de yeso
de las centrales eléctricas. Este último por ejemplo representaba el 24 % del total de
yeso en EE.UU. en 2005.
La aplicación de enmiendas es una estrategia importante para la mejora de las
propiedades de los suelos, lo cual ayuda al aumento de la fertilidad del mismo y la
producción de mejores cosechas. Por otro lado, son muy graves los daños que se
ocasionan al suelo cuando no se hacen las prácticas de manejo adecuadas durante un
proceso de producción. Una de las propiedades más afectadas es el pH del suelo, como
se sabe, esta propiedad es de suma importancia para la adaptación de cultivos, pues
define en gran medida el adecuado crecimiento y desarrollo de los cultivos. En este
sentido, la acidez del suelo es uno de los problemas más frecuentes en los suelos
agrícolas, en particular en zonas de alta precipitación como las tropicales y las
subtropicales.
El yeso agrícola es un mineral común que se puede utilizar como enmienda y
fertilizante. Su composición varia de 17-20% de Calcio (Ca) y de 14-18% de Azufre
(S).
YESO AGRÍCOLA COMO MEJORADOR DE LAS PROPIEDADES FÍSICAS
DEL SUELO
La estructura del suelo se define como la disposición de partículas minerales primarias y
sustancias orgánicas en unidades más grandes conocidas como agregados.
La estructura del suelo influye en una amplia variedad de procesos del suelo, incluyendo
el agua y el transporte de productos químicos, la aireación del suelo y régimen térmico,
la erosión por el viento y el agua, la respuesta del suelo a la tensión mecánica,
germinación y penetración de raíces. Muchos suelos de regiones semiáridas y regiones
húmedas tienen una estructura inestable, esta característica los hace susceptibles a la
erosión y sobre todo de difícil manejo. Estos suelos son tendientes a dispersarse y
formar una suspensión estable de partículas en el agua. Como resultado de ello, se
desarrolla una estructura más compacta, en particular en la superficie del suelo. La
dispersión de las arcillas es causada por la repulsión mutua entre las partículas de arcilla
que resulta de la presencia de extensos campos eléctricos negativos que los rodea.

La floculación es el proceso opuesto, en el que la doble capa eléctrica está


suficientemente comprimida para que las fuerzas atractivas permitan la coagulación de
las partículas de arcilla individuales en microagregados. Las aplicaciones de yeso
pueden reducir la dispersión y promover la floculación de los suelos. La floculación es
una condición necesaria para la formación y estabilización de la estructura del suelo.
Los beneficios obtenidos con la aplicación de yeso en este tipo de suelos son una mayor
infiltración y percolación del agua que también ayudan a reducir la erosión y mejorar la
eficiencia del uso del agua.
La formación de costras en el suelo es otro problema común y se refiere a la destrucción
de la estructura superficial del suelo por impacto de la lluvia, lo que resulta en una capa
superficial enriquecida con partículas de suelo individuales y microagregados. Entre las
mayores afectaciones que tiene la formación de costras está el sellado de la superficie
causada por la destrucción del sistema de poros inter-agregados. Este sellado de la
superficie reduce la infiltración de agua y el intercambio gaseosos con la atmósfera y
también puede tener un efecto adverso sobre la emergencia de las plántulas.
La fuerza de las costras depende en gran medida del tipo de arcilla y del contenido de
humedad. El yeso ayuda a reducir la dispersión de las arcillas que llevan a la formación
de costras y también reduce la velocidad de secado de la superficie. Así, la tasa de
desarrollo de las costras y la resistencia final se ven afectadas por las adiciones de yeso,
mejorando significativamente la emergencia de las plántulas y el establecimiento del
cultivo. Los estudios de campo en varios lugares del mundo han indicado que los
rendimientos de los cultivos se pueden incrementar significativamente con la aplicación
de yeso, debido en parte a la mejora de la emergencia del cultivo y al aumento de aire y
a la entrada de agua en el suelo.
YESO AGRÍCOLA COMO MEJORADOR DE PROPIEDADES QUÍMICAS DEL
SUELO

Las propiedades químicas del suelo que se mejoran con la aplicación de yeso son: 1. La
mitigación de la acidez del subsuelo y la toxicidad por aluminio, favoreciendo el
enraizamiento y la capacidad de las plantas para absorber adecuadamente agua y
nutrientes durante periodos de sequía; y 2. Como mejorador de suelos sódicos. Estas
características del yeso representan un gran potencial para ofrecer beneficios a los
productores.
BENEFICIOS
 Disminuye la densidad del suelo
Los suelos tratados con yeso presentan una mejor densidad comparado con suelos no
tratados. La materia orgánica puede incluso disminuirlo más cuando se utilizan ambos.
Un suelo más suave es más sencillo de labrar y las cosechas son mejores.
 Ayuda a reparar suelos no aptos para labranza
Una aplicación general de yeso en el suelo puede resultar un buen procedimiento inicial
para preparar un terreno no arable, ya que el mismo, permite que la permeabilidad del
suelo dure varios años, ayudando a que los fertilizantes aplicados sobre la superficie
penetren de manera más sencilla.
 Previene el agrietamiento del suelo y ayuda a la germinación de semillas
El yeso disminuye y permite el agrietamiento de la superficie causado por las lluvias,
sistemas de riego o por ser un suelo inestable. La prevención en evitar el agrietamiento,
se traduce en una mayor germinación de semillas, de manera más rápida por lo que se
puede tener la cosecha unos días antes. La germinación generalmente se incrementa
desde un 50 hasta en un 100%. La prevención y el uso del yeso en suelos que tienden a
agrietarse generan una reacción de floculación.
 Disminuye la pérdida de fertilizante nitrógeno en el aire
El calcio que contiene el yeso ayuda a disminuir la volatilidad de nitrógeno de amonio
resultante de las aplicaciones de amonio, nitrato de amonio, urea, sulfato de amonio ó
cualquier otro fosfato de amonio. El calcio puede disminuir la efectividad del pH
precipitando los carbonatos y formando una sal compleja de calcio con el hidróxido de
amonio la cual previene la pérdida de amoníaco a la atmósfera. El calcio mejora la
absorción de nitrógeno por medio de las raíces de la planta, especialmente cuando éstas
son jóvenes.
 Ayuda a las plantas a absorber nutrientes
El calcio, el cual se encuentra en el yeso, es esencial para los mecanismos bioquímicos
por medio de los cuales las raíces de la planta absorben los nutrientes necesarios para su
desarrollo. Sin una cantidad adecuada de calcio estos mecanismos no pueden funcionar.

 Detiene la erosión
El yeso mejora la filtración del agua y mejora también la conductividad hidráulica del
suelo. Brinda una protección contra los caudales del agua que se hacen por tormentas
las cuales generan erosión en el suelo. De la misma manera, disminuye la erosión
causada por el viento. Los problemas de polvo se pueden erradicar, combinando el yeso
con polímeros solubles en agua. Con un suelo preparado y estabilizado se logra que
menor cantidad de pesticidas y residuos de nutrientes escapen de la superficie del
terreno para alcanzar ríos o lagos; por lo tanto, el yeso genera grandes beneficios al
medio ambiente.
 7. Mejora la estructura del suelo
El yeso provee calcio el cuál ayuda a que las partículas más pequeñas de arcilla se
junten formando una menor cantidad de partículas de arcilla, pero ahora más grandes.
Este proceso se llama floculación, el cual, es necesario para mejorar el terreno
permitiendo que el agua y el aire penetren de manera favorable mejorando el
crecimiento de las raíces.
 Mejora la calidad de los frutos y previene enfermedades de las plantas
La cantidad de calcio en los frutos generalmente es solamente marginal y a menudo
resulta deficiente en los frutos en desarrollo. Para obtener una buena calidad en los
mismos, es necesario que cuente con una buena cantidad de calcio, su función es
desplazarse lentamente de una parte de la planta a otra siendo los frutos el final de la
cadena, por lo que estos reciben una proporción muy pequeña del nutriente. Es por esto
que es importante que el calcio esté siempre disponible en las raíces. En suelos con un
pH muy alto no existe suficiente cantidad de calcio, por lo tanto, el yeso ayuda a que se
cubra ese requerimiento. El yeso es utilizado en los cultivos de cacahuate los cuales
crecen debajo del suelo, para mantenerse libre de enfermedades. Por otra parte el yeso
mejora la terminación tipo flor en la raíz de la sandía y el tomate y en el hoyo de las
manzanas. El yeso resulta más benéfico en el cultivo de papa en suelos ácidos debido a
que controla la sarna. La putrefacción de la raíz del aguacate causada por el
“phytophthora” es parcialmente controlable mediante el uso del yeso.
 Mejora las arcillas que se expanden
El yeso puede disminuir la expansión y el agrietamiento asociados con altos niveles de
sodio en las arcillas tipo montmorillonita. Conforme el sodio es reemplazado por calcio
en estas arcillas, se hinchan menos y por lo tanto no se obstruyen fácilmente los
espacios entre poros a través de los cuáles se mueven el aire, el agua y las raíces.
10. El yeso facilita el arar suelos ligeramente húmedos
Los suelos que han sido tratados con yeso tienen un rango más amplio de niveles de
humedad que permiten arar de manera más segura sin el peligro de una compactación o
defloculación. Esto es acompañado con una mayor facilidad de labranza y una
preparación más efectiva de la cama de sembrado y el control de la maleza. Se requiere
menos energía para la labranza.
 Previene el anegamiento de los suelos
El yeso mejora la habilidad del suelo para drenar y no anegarse debido a la combinación
de altos niveles de sodio, arcillas expandidas y exceso de agua. Con el uso del yeso se
obtienen mejoras en la taza de infiltración y en la conductividad hidráulica y se añade
habilidad a los suelos para tener un drenaje adecuado.
 Ayuda a hacer estable la materia orgánica del suelo.
El yeso es una fuente de calcio lo cual es el mayor mecanismo que une la materia
orgánica del suelo a la arcilla en el suelo lo cual proporciona estabilidad a los agregados
del suelo. El valor de la materia orgánica aplicada al suelo aumenta cuando esta se
aplica con yeso.
 Aumenta el valor de los orgánicos
El yeso aumenta el valor de los agregados de orgánico. La mezcla de yeso y orgánicos
aumenta el valor del resto de los agregados al suelo, especialmente para mejora de la
estructura del suelo. Los altos niveles de materia orgánica en el suelo son siempre
asociados con cantidades importantes de calcio lo cuál es en parte del yeso. La
disminución de calcio quema la materia orgánica del suelo cuando los suelos son
cultivados uniendo la materia orgánica a arcilla.
 Corrige la acidez del subsuelo
El yeso puede mejorar algunos suelos ácidos aún mejor que la cal. Se puede prevenir la
costra en la superficie. El efecto tóxico del aluminio soluble puede ser disminuido,
incluso en el subsuelo donde la cal no puede penetrar. Esto hace posible tener raíces más
profundas, lo cual resulta beneficioso para los cultivos. El mecanismo es más que un
reemplazo de iones de hidrógeno ácido, los cuales pueden ser disueltos del suelo para
dar un pH más alto. Los iones de hidrógeno no pueden migrar rápidamente en suelos
que contienen arcillas. Se sugiere que el sulfato de yeso forma un complejo (AISO4+)
con aluminio lo cual hace el aluminio no tóxico. También se sugiere que los iones del
sulfato reaccionan con los hidróxidos de hierro para liberar iones de hidrófilo lo cual da
el efecto de la cal que aumenta el pH del suelo. El yeso es utilizado ampliamente en
suelos ácidos.
 Tiene un 17% de sulfatos
El yeso tiene un 17% de sulfatos lo cual es la mejor forma de absorción de sulfuro para
las plantas.
 Ayuda a recuperar los suelos sódicos
El yeso es utilizado en la recuperación de suelos sódicos. Cuando el porcentaje de sodio
intercambiable de suelos sódicos es también alto, éste debe ser disminuido para
mejoramiento del suelo y un mejor crecimiento del cultivo. La manera más económica
de hacerlo es agregar yeso, lo cual es un sustituto del calcio. El calcio reemplaza el
sodio que se encuentra en los puntos de vinculación con la arcilla. El sodio es entonces
disuelto del suelo como un sulfato de sodio a un tiradero adecuado. El sulfato es el
residuo del yeso. Sin el yeso el suelo no puede ser sometido a dispersión o disolución.
Algunas veces un porcentaje de sodio intercambiable de 3 es alto, pero algunas veces se
puede tolerar hasta un 10, dependiendo del cultivo.

 Disminuye el PH de los suelos sódicos


El yeso disminuye inmediatamente el pH de los suelos sódicos o casi sódicos con
valores superiores a 8 ó 9 a valores de 7.5 a 7.8. Estos valores están en el rango de
aceptables para el crecimiento de plantas de cultivo.
 Hace a los polímeros solubles en agua más efectivos como mejoradores de
suelos
El yeso complementa e incluso magnifica los efectos benéficos de los polímeros
solubles en agua usados como agregados para mejorar la estructura del suelo. La
materia orgánica y el calcio, que viene del yeso, son el mecanismo para unir los
polímeros solubles en agua a las arcillas del suelo.
 Hace al magnesio un elemento no tóxico
En los suelos en los que la proporción de calcio-magnesio es desfavorable, como en
suelos de serpentina, el yeso puede crear una proporción más favorable.
 Mejora la eficiencia del uso del agua
El yeso incrementa la eficiencia de uso del agua en los cultivos. En áreas y tiempos de
sequía, esto es extremadamente importante. Mejora el nivel de infiltración del agua,
mejora la conductividad hidráulica del suelo, mejora el almacenamiento del agua en el
suelo, todo ello contribuye a un enraizado más profundo y a un uso más eficiente del
agua. De un 25% a un 100% más de agua está disponible en suelos tratados con yeso.
 Permite utilizar en la irrigación, agua de más baja calidad
La taza de absorción de sodio efectiva de agua de irrigación debe ser menor a 6 para
algunos cultivos y menos a 9 para otros. Cuando se exceden esos límites debe agregarse
yeso al suelo o al agua. El uso de aguas recuperadas o recicladas es importante para la
conservación de recursos naturales. Las aguas recicladas pueden ser utilizadas
satisfactoriamente si agregados con el yeso o los polímeros solubles en agua son usados
también. Se debe tener cuidado, sin embargo, para evitar la acumulación de sodio en los
niveles bajos del suelo debido a la dispersión cuando hay arcillas expandibles presentes.
 Disminuye la toxicidad de metales pesados
La taza de absorción de sodio efectiva de agua de irrigación debe ser menor a 6 para
algunos cultivos y menos a 9 para otros. Cuando se exceden esos límites debe agregarse
yeso al suelo o al agua. El uso de aguas recuperadas o recicladas es importante para la
conservación de recursos naturales. Las aguas recicladas pueden ser utilizadas
satisfactoriamente si agregados con el yeso o los polímeros solubles en agua son usados
también. Se debe tener cuidado, sin embargo, para evitar la acumulación de sodio en los
niveles bajos del suelo debido a la dispersión cuando hay arcillas expandibles presentes.
 Disminuye el efecto tóxico de la salinidad del NaCl
El calcio del yeso tiene un rol fisiológico en las plantas que aborden Sodio. Para las
especies de plantas que no toleran el Sodio, el Calcio las protege de la toxicidad del
Sodio (Na) pero no del Cloro (Cl).

 Mantiene las raíces y tubérculos del cultivo libres de arcilla


El yeso ayuda para que, en las raíces, bulbos y tubérculos de cultivos, como la papa,
zanahoria, ajo y betabel no se adhieran partículas de arcilla.
 Ayuda a la proliferación de lombrices de tierra
Un suministro de calcio con materia orgánica es esencial para las lombrices de tierra
que mejoran la aireación, mejoran la concentración y mezclan el suelo. Las lombrices
de tierra pueden realizar el labrado para la agricultura no labrada.
APLICACIONES

Como fuente de Azufre

 El cuarto elemento en importancia en la nutrición de la planta es el Azufre.

 Es un componente esencial de la proteína.

 Ayuda a la formación de clorofila.

 Procura el crecimiento más vigoroso de la planta.


 Ayuda a mantener el color verde intenso.

 Activa la formación de nódulos en la leguminosa.

Como fuente de Calcio

 Actúa en la temprana formación y el crecimiento de las raíces.

 Facilita el mejoramiento de la estructura del suelo.

 Estimula la producción de semilla y grano.

 Mejora el vigor de la planta.

 Neutraliza los tóxicos producidos por la planta.

 Aumenta el contenido de calcio en alimentos y follajes.