You are on page 1of 5

Endurecimiento de materiales

Templado de acero aleado

El temple es un tratamiento térmico al que se somete al acero, concretamente a


piezas o masas metálicas ya conformadas en el mecanizado, para aumentar su
dureza y resistencia (aumenta fragilidad y disminuye tenacidad). Se usa para la
obtención de aceros martensíticos.
La martensita es, tras la cementita, el constituyente más duro de los aceros. El
proceso se lleva a cabo calentando el acero a una temperatura aproximada de
915°C (ente 725 ºC y 1000 ºC), en el cual la ferrita se convierte en austenita (1)
después la masa metálica es enfriada rápidamente, sumergiéndola o rociándola
en agua, en aceite o en otros fluidos o sales.
Agua: es un medio rápido de enfriamiento. Se consiguen temples muy fuertes y se
utiliza para templar aceros al C. Puede producir deformaciones y grietas
Aceite: enfriamiento más lento. Se consiguen temples más suaves. Se utiliza para
aceros aleados.
Aire: es el enfriamiento más lento. Provoca casi aceros perlíticos; que son aceros
con un alto nivel de resistencia de tracción y que contienen una gran resistencia al
desgaste.
Hay dos tipos de temples, uno de ellos es el que se templa la totalidad de la pieza,
incluyendo su núcleo. Y otro es el Temple superficial que solo templa su superficie
externa, dejando blando el núcleo para que sea más flexible y tenaz, frente a la
superficie que se transforma en dura y resistente al rozamiento. A las piezas
templadas hay que darles un tratamiento posterior llamado revenido para eliminar
las tensiones internas.
Las tensiones internas son producidas por las variaciones exageradas que se le
hace sufrir al acero, primero elevándola a una temperatura muy alta y luego
enfriándola. Si el temple es muy enérgico las piezas se pueden agrietar, por eso
debemos guiarnos en las especificaciones de colores y guías de temperatura, tal
como podemos observar en la siguiente tabla.

(1) también conocida como acero gamma (γ) es una forma de ordenamiento
específica de los átomos de hierro y carbono. Esta es la forma estable del
hierro puro a temperaturas que oscilan entre los 900 °C a 1400 °C.
Experimento
En el experimento realizado por el equipo se procedió a endurecer el acero de un
desarmador, que frecuentemente son de acero, con cromo, vanadio y a veces
también molibdeno (2). Su diámetro y longitud de punta plana de 2.4 x 0.35 mm.

Procedimiento

Para templar el acero del desarmador, primero se hace un calentamiento rápido y


no oxidante, ya que si no, se quema el acero y se torna irrecuperable. (el acero
quemado es altamente maleable)
Debemos subir la temperatura aproximadamente hasta el rojo brillante 900º C
Si nos ubicamos en algún rincón con sombra, observamos cómo se enfría el
metal, es decir, se puede ver como va perdiendo el color rojo rápidamente,
apenas se comienza a ver como pierde color, súbitamente adquiere brillo como si
tomara mayor temperatura, en ese momento sumergimos la punta del
destornillador en agua (se podría haber utilizado aceite también) si no tomó mucho
temple probamos luego hacer el mismo procedimiento de nuevo.

El acero (si es templable) ya tiene temple, ahora debemos quitarle la acritud del
temple, por lo que debes flamear la parte templada nuevamente con el soplete, en
este caso no debe superar los 300ºC, así que no debe tomar color, es
simplemente un flameado.
Sólo debemos calentar la parte que necesitas que tome dureza. Si no se produce
el brillo está indicando que no llegamos a la temperatura de temple, para esta
prueba podemos practicar con una varilla de alambre de construcción o algún
acero sae 1045 ó 1070 , aunque no tome temple podremos aprender a distinguir el
color correcto de la temperatura (el 1045 y el 1070 si toman temple, puedes hacer
un pequeño cortafrío para probar).
Cabe mencionar que no se puede templar cualquier desarmador, con cualquier
fuente de calentamiento; si intentamos realizar el temple con un encendedor
común, lo único que se logrará será quemarlo, como también pasará si queremos
templar desarmadores baratos que no han sido templado antes y que basan su
dureza de un matrizado.

(2) Es un metal del grupo de los elementos de transición, de color blanco, duro
y maleable y propiedades químicas similares a las del cromo
Bibliografía

Puente Sánchez, Joel (1981) Tratamiento térmico para el templado de los


aceros aleados. (Tesis para grado de maestría) Universidad autónoma de
nuevo león.

Ochoa, Carlos, Tabla de guía de temperaturas,


https://ar.pinterest.com/pin/631700285204501238/
Procesos industriales área de manufactura

Procesos de manufactura
Endurecimiento de materiales
Ing. Gabino García Marrufo
PIM51D

Integrantes
Juan Carlos Aguayo
Luis Bernal
Juan Guillermo Ortega
Juan Enrique Valles