You are on page 1of 10

Santiago, cinco de julio del año dos mil dieciocho.

VISTOS:
PRIMERO: Que comparecen doña CLAUDIA CONSTANZA
CASTELLETTI FONT, Abogada, y, don ANÍBAL HERNÁN CORRALES
CASTILLO, abogado, domiciliados en calle Villavicencio 378, departamento
44, comuna de Santiago, por sí y en representación de sus hijos menores de
edad, ALFONSO MANUEL CORRALES CASTELLETTI Y PURIFICACIÓN
BEATRIZ CORRALES CASTELLETTI, quienes interponen recurso de
protección en contra de: 1) la CORPORACIÓN CENTRO CULTURAL
GABRIELA MISTRAL, organización de derecho privado, sin fines de lucro
que administra el Centro Cultural Gabriela Mistral, representada por su
director ejecutivo don FELIPE MELLA MORALES; y, por el presidente de su
directorio don RAMON DEL SOL LOPEZ CAULY, desconocen sus
profesiones, domiciliados todos en Av. Libertador Bernardo O’Higgins 227,
comuna de Santiago; y 2) la MUNICIPALIDAD DE SANTIAGO, representada
por su alcalde don FELIPE ALESSANDRI VERGARA, Abogado, domiciliado
en Plaza de Armas s/n, en favor de ellos y de sus hijos menores de edad,
ALFONSO MANUEL CORRALES CASTELLETTI, de actualmente tres años
de edad, y PURIFICACION BEATRIZ CORRALES CASTELLETTI, de un año
de edad. Explican que: En relación al Centro Cultural Gabriela Mistral, viven
en el domicilio de calle Villavicencio 378, departamento 44, comuna de
Santiago, desde el año 2011 hasta hoy y han podido vivenciar el constante
deterioro ambiental del entorno del denominado “Barrio Lastarria”, a causa
entre otros, del modo en que el recurrido CENTRO CULTURAL GABRIELA
MISTRAL (en adelante, indistintamente GAM), ha procedido en la
administración de los espacios públicos que bajo su esfera de resguardo, han
decidido abrir para el uso de la comunidad. Desde este año, Plaza Central
se encuentra habilitada exclusivamente para manifestaciones artístico-
culturales sin amplificación, mientras que Plaza Oriente, permite la
QKXRFWXJXL

amplificación con volumen bajo y Plaza Zócalo con volumen medio. Entre las
comunidades que tiene una relación periódica con la Unidad destacan LEC-
Latido en Clave, una agrupación de sala rueda de casino, que efectúa clases
de salsa y bachata todos los viernes a las 19,00 horas. El total de las
actividades ilegales y arbitrarias que generan ruidos molestos por los
usuarios del GAM y el GAM en si mediante sus propias operaciones, la
agrupa de la siguiente forma: 1. Actividades ejecutadas por terceros y
toleradas por acción del GAM. 2. Actividades ejecutadas por terceros y
toleradas por omisión de GAM. 3.- Actividades ejecutadas directamente por
acción del GAM. En particular, las actividades ejecutadas por terceros o por
GAM en dependencias bajo su custodia, se desarrollan en espacios abiertos
con y sin techumbres, sin aislación de sonido, especialmente, en los
siguientes puntos críticos que se ubican en: 1. Plaza Central 2. La reja que
separa el GAM con el Edificio Diego Portales ex Ministerio de Defensa. 3.
Plaza Zócalo 4. Plaza Oriente. En primer lugar, analiza las Actividades
ejecutadas por terceros y toleradas por acción de GAM, soporta distintos
grupos intermedios que desarrollan actividades artísticas y culturales, las que
detalla y que su publicidad-en relación al Baile Latino, y el Grupo LEC-,
apareció en diversas páginas sociales. De lo anterior que en evidencia, que
GAM ampara y tolera el uso de sistemas de sonido y amplificación (parlantes)
a terceras personas, que desarrollando actividades comerciales (cobrando
por la clase) y que generan ruido por sobre los límites que establece la
respectiva Ordenanza Municipal sobre Ruidos Molestos N° 80, de fecha 30
de octubre de 1998 y publicada el 14 de noviembre del mismo año. Además,
GAM permite que estos grupos de baile, incluso, usen su imagen corporativa
para realizar y promocionar sus actividades comerciales, lo que es un
indicador de que se trata de actividades consentidas y toleradas por la
Corporación que administra GAM. En segundo lugar, analizan las
Actividades ejecutadas por terceros y toleradas por omisión del GAM. Hace
presente que el GAM ha tolerado que personas, de forma individual o
colectiva, utilicen sin control alguno, los espacios comunes que rodean las
torres que la Corporación administra. Las fuentes de ruido se encuentran
cercanas a su domicilio, (a unos 100 metros de distancia) separada por el
patio de entrada al Edificio que hasta hace poco utilizaba el Ministerio de
Defensa Nacional y que el día de hoy se encuentra desocupado. El punto
QKXRFWXJXL

crítico de Plaza Oriente también genera ruido que llega indirectamente al


Edificio de Villavicencio 378. Los casos de los documentos video grabados
que acompaña, dan cuenta que los ruidos se generan en la Plaza Central
(Av. Libertador Bernardo O’Higgins 227, Santiago), Al lado de la Reja que
separa el GAM del ex Ministerio de Defensa (Villavicencio 364), Plaza Zócalo
y Plaza Oriente del GAM. También existen registros de personas que han
saltado la reja, y practican bailes en el patio de entrada de Villavicencio 364
(al lado de nuestro inmueble del 378). El problema estriba que de forma
permanente, reiterada y con regularidad, los usuarios del GAM ingresan a
este Centro Cultural portando sistemas de sonido, parlantes, radios
amplificadas o tambores (con los cuales proceden a recrearse mediante el
baile y escucha de distintos ritmos musicales, en distintos horarios y durante
el transcurso de toda la semana (de lunes a domingo), hecho que se realiza
usando un volumen que, a todas luces, es muy fuerte para el oído humano y
por sobre lo indicado en la respectiva Ordenanza Municipal N°80, al punto
que la escuchan a diario al interior de su domicilio. Lo anterior, se asevera
desde el momento que, pese al hecho de contar su habitación con un sistema
de ventanas dobles (termo panel), el ruido de los distintos sistemas de sonido
o golpes de tambor se escucha de igual modo al interior de su hogar a
consecuencia de su volumen y la multiplicidad de fuentes, que en algunos
momentos, operan de forma simultánea. Por regla general, los mayores
problemas de ruido ambiental generado por personas que escuchan a todo
volumen sistemas de sonido y bailan, acontece a partir de las 18-19 horas
(como lo ejecutado por el Grupo LEC) y finaliza (con suerte) a eso de las
23,00 horas, cuando se cierran las puertas de acceso a los espacios
comunes que rodean a las Torres A, B y C, que administra la Corporación
recurrida; lo anterior, no desdibuja el hecho que en otros horarios, ello
también ocurre y de modo análogo. Dan ejemplos de situaciones que han
ocurrido. En tercer término, analiza las actividades ejecutadas directamente
por acción del GAM. En este caso es el GAM que, con recursos propios,
instala sistemas de amplificación para los distintos eventos que organiza en
los distintos espacios comunes que rodean las Torres A, B y C, los que
generalmente se realizan los días sábado y domingo, en horas de la mañana
o tarde, pero de los que se le obliga a participar de ellos, mediante la escucha
de los mismos. A continuación, entrega ejemplos de las últimas actividades
QKXRFWXJXL

realizadas mediante el uso de la Plaza Central. Expone que de realizarse las


actividades en el interior del GAM, en el auditorio o en patios interiores, es
decir, en lugares con medidas de insonorización, no se vulnerarían sus
derechos fundamentales y no habría molestias para los vecinos. Hace
presente que lo que les afecta es que los ruidos molestos se producen en un
lugar como el GAM, que es un espacio público, que es de todos y de nadie.
En relación a la Municipalidad de Santiago, expresa que de acuerdo con la
normativa legal vigente, se ha producido por su omisión en fiscalizar y
sancionar, conforme lo establece la Ordenanza dictada por la misma
Municipalidad, para que cumpla con la obligación de ejercer las acciones que
correspondan o reprimir los hechos que causan perturbación a los vecinos,
pues éstos tiene derecho de vivir en un medio libre de contaminación. Agrega
que tampoco se aprecia que el Municipio realice o controle las actividades
económicas y lucrativas que realizan estas personas; es decir, no verifica la
existencia de patente municipal ni recauda los impuestos pertinentes, del que
también es responsable al GAM del pago de estos impuestos. En cuanto a
las normas que han sido vulneradas, particulariza los artículos 4 y 5 de la Ley
18.695; 23 del Decreto Ley 3.063 y Ordenanza Municipal de Santiago N°80,
sobre Ruidos Molestos. En cuanto a las garantías que denuncia, se fundan
en el artículo 19 N°s 8, 4, 1 y 24 de la Constitución Política de la República.
Enseguida, corrobora su tesis con jurisprudencia tanto de la Excma. Corte
Suprema como de esta Corte de Apelaciones. Finalmente solicitan se acoja
el recurso, y se dispongan las medidas que, en su concepto, restablecerían el
imperio del derecho que ha sido amagado, perturbado y amenazado por el
actuar omisivo de las recurridas.
SEGUNDO: Que evacua informe la recurrida, Municipalidad de
Santiago, pidiendo se desestime el recurso. En primer lugar, alega la
extemporaneidad de los hechos anteriores al 25 de enero del año 2018,
aplicando la regla contenida el numeral primero del Auto Acordado de la
Excma Corte Suprema, sobre Tramitación y Fallo del Recurso de Protección.
En segundo lugar, señala que las normas aplicables están contenidas en el
Decreto Supremo N°38 del Ministerio del Medio Ambiente y que, en la
actualidad se encuentra en la redacción de la nueva Ordenanza que será
aplicable para la comuna de Santiago. Reconoce que realizó controles y
fiscalizaciones por denuncias de vecinos- las que transcribe-, sin embargo,
QKXRFWXJXL

las visitas inspectivas al GAM, nunca arrojaron resultados positivos. Niega


que el Municipio no cumpla con su labor de fiscalización en materia de
Rentas Municipales, pues al concurrir al Centro Cultural, nunca detectó la
actividad económica que se denunciaron. Finaliza indicando que no ha
incurrido en ninguna de las conductas que se le han imputado, que ha
realizado fiscalizaciones y nunca detectó las actividades que denuncia la
recurrente, por lo que el recurso no puede prosperar.
TERCERO: Que evacua informe la recurrida Centro Cultural Gabriela
Mistral, en adelante GAM, solicitando el rechazo de la acción de protección;
en primer lugar, expone los antecedentes en que se sustenta el recurso;
luego argumenta que, la norma aplicable, contrariamente a lo que sostiene la
recurrente es el Decreto Supremo N°38 del Ministerio del Medio Ambiente,
que regula la emisión de ruidos, específicamente, la forma de medición y que
la fiscalización le corresponde a la Superintendencia del Medio Ambiente; que
según los antecedentes que aporta, no ha existido en su contra ninguna
denuncia ante el ente fiscalizador por la recurrente. También arguye que no
se está en presencia de un derecho indubitado que requiera el amparo de
esta Corte. Enseguida expresa que ninguna de las normas en que se
sustenta el recurso han sido infringidas y que la Ordenanza no es aplicable.
Alega la inexistencia de arbitrariedad o ilegalidad, ni la vulneración de
garantías y además hace presente que la mayoría de los hechos que se
denuncian y que sustenta el recurso resultan extemporáneos según las
normas del Auto Acordado.
CUARTO: Que el recurso de protección es una acción cautelar de
ciertos derechos fundamentales frente a los menoscabos que puedan
experimentar como consecuencia de acciones u omisiones ilegales o
arbitrarias de la autoridad o de particulares.
QUINTO: Que constituyen entonces presupuestos de esta acción
cautelar, los siguientes:
a) que exista una acción u omisión ilegal o arbitraria;
b) que como consecuencia de la acción u omisión ilegal o arbitraria
se prive, perturbe o amenace un derecho; y
c) que dicho derecho esté señalado como objeto de tutela en forma
taxativa en el artículo 20 de la Constitución Política de la República.
QKXRFWXJXL

SEXTO: Que el acto que se estima ilegal y arbitrario de parte de la


Municipalidad de Santiago, es que a pesar de los ruidos que generan los
amplificadores, altoparlantes y tambores que se utilizan en las actividades
en las Plazas que emplazan en el GAM y patios exteriores, no ha
fiscalizado el cumplimiento de la normativa vigente.
SEPTIMO: Que por su parte el GAM, a sabiendas, no ha cumplido la
normativa vigente sin que exista fundamento en el bien común o jurídico en
su actuar, sino la imposición que se puedan usar amplificaciones que
generan ruidos molestos en su entorno.
OCTAVO: Que, en primer lugar, debe tenerse en consideración que la
acción de protección no es una acción popular sino que quienes resulten
afectados por el actuar de los recurridos vulnerando sus garantías
constitucionales debe tratarse de personas indeterminadas, por ello al
analizar la procedencia del recurso, debe rechazarse cualquier alusión a los
vecinos del Barrio Lastarria, pues no fueron individualizados ni menos
interpusieron la presente acción; por tanto se centrará exclusivamente en la
recurrente, su cónyuge y sus hijos.
NOVENO: Que en cuanto a la extemporaneidad en la interposición de
la acción constitucional, debe tenerse presente que se han descrito hechos
que habrían presuntamente ocurrido entre el mes de octubre del año 2017
hasta febrero del año 2018, en el mismo lugar, patio y plazas del GAM. En la
especie, en concepto de esta Corte, debe entenderse que se trata de un acto
que se ha prolongado en el tiempo; y habiéndose deducido el recurso el día
23 de febrero del año en curso, no ha transcurrido el plazo de treinta días
que establece el Auto Acorado de la Excma. Corte Suprema sobre
Tramitación y Fallo del Recurso de Protección, por lo que esta alegación
debe rechazarse.
DECIMO: Que respecto de la normativa aplicable que ha sido materia
de la discusión, lo primero que debe establecerse es que los ruidos por los
que reclama la recurrente, vecina de GAM, se producen en las zonas
denominadas “Plazas” que se han abierto para el uso de la comunidad para
realizar diversas actividades culturales y artísticas, de lunes a domingo, en
diversos horarios. Tales actividades pueden ejecutarse, ya sea por terceros o
directamente por el GAM.
QKXRFWXJXL

UNDECIMO: Que de acuerdo con la letra d) del artículo 5° del Decreto


Supremo N° 38 del Ministerio del Medio Ambiente, de 12 de junio del año
2012, dicha normativa no es aplicable al caso de autos, por lo que la
normativa vigente al efecto es la de la municipalidad que corresponda, en
este caso, la Municipalidad de Santiago, lo que se corrobora además en el
artículo 1° de la Ordenanza N° 80 de 30 de octubre del año 1998.
DUODECIMO: Que la referida Ordenanza, prohíbe la existencia de
ruidos molestos, esto es, todo ruido y/o sonido que por su duración e
intensidad, ocasione molestias al vecindario tanto de día como de noche,
pues no puede perturbarse la tranquilidad y reposo de la población o causar
daño material a las personas o a su salud. (Artículos 2 y 3). Así también, el
artículo 6° letra h), prohíbe el uso de altoparlantes.
DECIMO TERCERO: Que la misma normativa establece que la
fiscalización está a cargo de los inspectores de la Unidad de Control de
Contaminación Acústica del Municipio y de Carabineros de Chile, y las
sanciones que pueden aplicarse por infracción a esta normativa (multas) son
de conocimiento de los Juzgados de Policía Local.
DECIMO CUARTO: Que el Centro Cultural Gabriela Mistral, más
conocido como GAM, es una persona jurídica, Corporación sin fines de lucro,
con inscripción vigente N°17395, de 28 de mayo del año 2009, funciona en
Avenida Libertador Bernardo O’Higgins N°s 201 al 227, amparadas por la
patentes comerciales correspondientes a Oficina Administrativa para
Establecimiento, Actividades Culturales y Artísticas, Restaurante Diurno y
Nocturno. Este Centro Cultural fue inaugurado como tal en el año 2010, para
la realización de todo tipo de Artes Escénicas.
DECIMO QUINTO: Que de acuerdo con los antecedentes
proporcionados por la recurrente; y atendida la naturaleza de los actos
denunciados, esta Corte estima que efectivamente la Municipalidad de
Santiago, ha omitido fiscalizar y, en su caso, denunciar, el incumplimiento de
la normativa -Ordenanza N°80- dictada por ella misma, puesto que el GAM,
es un Centro Cultural, abierto a la comunidad; sin embargo, se encuentra
inserto dentro del Barrio Lastarria, por lo que justamente debe fiscalizar, en
forma efectiva, dicho lugar y especialmente, las Plazas y lugares comunes
que forman parte de éste, para que se mantenga la tranquilidad y reposo de
la que deben gozar los recurrentes, como vecinos del lugar.
QKXRFWXJXL

DECIMO SEXTO: Que no constituía obligación de la recurrente


acreditar el nivel acústico de los sonidos que emanan de las actividades que
el GAM permite realizar al aire libre, sino que de la Unidad correspondiente
de la Municipalidad de Santiago, verificar el cumplimiento de la Ordenanza, lo
que no ocurrió. En efecto, si bien se ha agregado a estos autos, el Ordinario
N°4, de 5 de marzo del año en curso, se informa que desde el 8 de
septiembre del año 2017 al 1 de marzo último, se han realizado seis
fiscalizaciones a solicitud de vecinos del sector; sin embargo, no son
suficientes, pues tratándose de un Centro Cultural que permite que se
realicen actividades en su parte externa y, especialmente, en las Plazas,
funcionando todos los días del año y, en extensos horarios, el ente a cargo de
las fiscalizaciones debió precisamente, fiscalizar que tales actividades no
perturben la tranquilidad y reposo de los vecinos, lo que sí ha sucedido como
alega la recurrente y de su familia, sobre todo debiendo teniendo en
consideración que tiene dos hijos pequeños, vulnerándose con ello las
garantías contempladas en el artículo 19 N°s 8, 1 y 4 de la Constitución
Política de la República.
DECIMO SEPTIMO: Que respecto del GAM, está obligada a cumplir
con la normativa vigente, especialmente, lo que dice con la Ordenanza que
anteriormente se ha particularizado; pero no hay constancia que se le haya
denunciado y menos sancionado ante la existencia de algún incumplimiento a
la ya tantas veces citada Ordenanza; sin perjuicio de lo cual, para facilitar las
instalaciones que se encuentren al aire libre y en sus ”Plazas”, deberá
adoptar las medidas necesarias a fin de que no se utilicen tambores,
amplificaciones, equipos de sonido y cualquier otro sonido que provoque
ruido y que altere la tranquilidad y reposo de la recurrente y su familia.
DECIMO OCTAVO: Que por todo lo precedentemente razonado, el
recurso de protección se acogerá; y para restablecer el imperio del derecho,
se adoptarán las medidas que se indicaran en lo resolutivo.
Por estas consideraciones, citas legales y constitucionales, artículo 20
de la Constitución Política de la República y Auto Acordado sobre Tramitación
y Fallo de los recursos de protección, se resuelve que:
A.- Se acoge el recurso de protección deducido por Claudia Constanza
Casteletti Font, Aníbal Corrales Castillo y de sus hijos Alfonso y Purificación
Corrales Casteletti, solo respecto de la Municipalidad de Santiago, en cuanto
QKXRFWXJXL

ésta deberá, de inmediato, adoptar todas las medidas necesarias a fin de


cumplirse, en forma efectiva, la fiscalización y denunciar, si correspondiere, a
los infractores de la Ordenanza N° 80 que regula los Ruidos y Sonidos
Molestos para la comuna de Santiago, requiriendo cuando fuere necesario, el
auxilio de Carabineros de Chile, a fin de que no se produzcan los sonidos
molestos que perturben a la recurrente y su familia.
B.- Se rechaza, en cambio, el deducido en contra de Centro Cultural
Gabriela Mistral, sin perjuicio de lo decretado en el motivo Décimo Séptimo.
Regístrese, comuníquese y, en su oportunidad, archívese.
Redactó la ministra señora Marisol Andrea Rojas Moya.
Protección N°12.441-2018

Pronunciada por la Octava Sala de la Iltma. Corte de Apelaciones de


Santiago, Presidida por la Ministra señora Marisol Rojas Moya e integrada
además por la Ministro señora Gloria Solís Romero y por la abogada
integrante señora Carolina Coppo Diez, quien no firma, no obstante haber
concurrido a la vista y al acuerdo, por encontrarse ausente.

MARISOL ANDREA ROJAS MOYA GLORIA MARIA SOLIS ROMERO


MINISTRO MINISTRO
Fecha: 05/07/2018 11:22:41 Fecha: 05/07/2018 11:28:17

QKXRFWXJXL
Pronunciado por la Octava Sala de la C.A. de Santiago integrada por los Ministros (as) Marisol Andrea Rojas
M., Gloria Maria Solis R. Santiago, cinco de julio de dos mil dieciocho.

En Santiago, a cinco de julio de dos mil dieciocho, notifiqué en Secretaría por el Estado Diario la resolución
precedente.

QKXRFWXJXL

Este documento tiene firma electrónica y su original


puede ser validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la
tramitación de la causa.
A contar del 13 de mayo de 2018, la hora visualizada
corresponde al horario de invierno establecido en Chile
Continental. Para la Región de Magallanes y la Antártica
Chilena sumar una hora, mientras que para Chile Insular
Occidental, Isla de Pascua e Isla Salas y Gómez restar
dos horas. Para más información consulte
http://www.horaoficial.cl.