You are on page 1of 17

..

__
,,...,~\· !
,
·~

.1i .I· ·)··. J SANDRA AR.ijb{A;t ; q


" ~·
¡1

l •:
,
¡1 .r'
,,
¡I SANGRE JOVEN
·~.
~,,.,
i LAS MAQUILADORAS
l
11 ,\ POR DENTRO
..

EDITORIAL
NUESTRO TIEMPO, S. A.
FI DW -\3 _.e~5 3 ,~ '\

A-=t~ 05J85G .i
e

1 uf?:,tA,

INDICE
Pág.
Prólogo. Fernando Carmona
Introducción
7
11

B u;~~ T·EC..
Cafritulo 1
JQr t\.; · LA VIDA
a
~ ~~ i '
j.,,;.·· •
-'.~
.
. · . ir
---··' r· . 13
" ... por primera vez me sentí persona" 15
~.U Cic:ncias Sociales "i r\.úmí~inr~ " ; .. las tijeras se me venían encima... " 31,
"El trabajo en sí no es pesado... '' 36
" ... alambres alambres... "
40

Capítulo JI
Colección: Charlas con trabajadores LA SALUD
51
Manifiesto en El Diario de Juárez 53
"El polvillo está en todas partes... " 56
© Editorial Nuestro Tiempo, S. A. "Me gustaba mucho bailar"
60
Avenida Universidad 771-103 y 104 "¡No me pagarán mis manos!" 66
Col. Del Valle, Delegación Benito Juárez " ... sientes que :por fin respiras" 68
Código Postal 03100
"Todos la conocían por alegre"
México, D. F. 75
" ... ya ha cambiado mucho Almodo de
ISBN 968-427-128-X pensar de la gente... "
85
Primera edición, 1986
Segunda edición, 1989
Capítulo 111
Dcqtchos reservados conforme a la ley
LA RESPUESTA
95
Impreso y hecho en México "Con el fondo hicimos la bandera" 97
Prinúd end. l7laÓI in Mmeo " ... hacíamos tortuguismo" 104
"Tuvo que pasar la aduana" 112
"Un fuerte sabor amargo... " 118.
1

PROLOGO

1 Las.hj~toriasaquí contadas no sólo expresan el drama co-


tidiano de millones de mujeres mexicanas, víctimas de las
estrecheceseconómicasy de la opresión social y sexual, ni
hablan únicamente de los sufrimientos, angustias y del
"fuerte sabor amargo" de la derrota como dice una de
las obreras entrevistadas, cuando se movilizan por ele-
mentales reivindicaciones, sabor que por lo demás tiene
que soportar también la generalidad de los trabajadores
del sexo opuesto.
Ante todo son .un-..testimonio directo del profundo cam-
bio-.~-les vidas de .%0 mil trabajadores (más que la
ocupación total en viejas industrias mexicanas como la
minera, la petrolera y la eléctrica o en los ferrocarriles,
y en las más recientes como la automotriz), que en el
curso de unos cuantos años fueron arrancadas de su estre-
cho horizonte social previo al incorporarse a la producción
asalariada, y alterado también la vida de una docena de
ciudades principalmente en la frontera con los Estados
Unidos.
No es propósito de la autora del texto final ni desde
luego de las mujeres que aquí hablan -las verdaderas
autoras del libro-, intentar siquiera un estudio histórico,
económico,sociológicoo político, de ésos que algunos in-
vestigadoresespecializadosya realizan y que ojalá se mul-
tipliquen para un mejor c~ de la realidad de
las "maquilas", como llaman a estas empresas sus trabaja·
doras, que son u, .a moderna manifestación del desarrollo
del capitalismo al través de las fronteras, en un proceso
en el que el capital de los EUA y en menor medida el de
otras naciones, encuentra ,en países como México brazos
baratos, manos hábiles y todas las facilidades para alqui-
...._·~
8 ··SANGRE /OVE. AS MA.QUILADORAS POR DENTRO 9
lar la fuerza de trabajo virgen de miles y miles de mujere
obrera mexicana, a la "usanza" y según los crueles modos
"maquiladoras". • , ·
del desenvolvimiento capitalista que en los países sub-
Los relatos de este pequeño libro muestran .que, par desarrolladosde nuestros días son aún más desgarradores,
la mayoría, la explotación de que hoy sen objeto ,com violentose injustos que en el Senode las potencias indus-
obreras asalariadas constituye al mismo-tiempo un duro. trializadasde este sistema. En rigor estos relatos son tam-
paso hacia su liberación en su doble calidad de mujeres bién manifestaciones de la "taiwanización" o "sudcorea-
y de trabajadoras. Antes, ellas sólo se-arrastraban en -el nización" de un México estructuralmente dependiente,
pedregoso y sombrí~camino circular del sometimiento á
ante los cambios en la división internacional del trabajo
las rígidas reglas de una sociedad machista, .bien como que impulsa el capital· monopolista trasnacional, hecho
hijas, hermanas, madres, esposa~o amantes en la servi- éste que es efecto y causa al mismo tiempo de la crisis
dumbre hogareña; bien como empleadas en el trabajo do- .actual del sistema que empezó hace más de tres lustros.
méstico en las residencias de los ricos y los medio ric_Q! En los últimos cuatro años de aguda crisis económica
-"criadas" o "sirvientas"-; bien como subocupadas en nacional, a diferencia de las industrias más golpeadas con
las ocasionales y magramente remuneradas tareas en el el desempleoy el subempleo,las plantas maquiladoras han
pequeño comercio -o de lavar, planchar, coser, tejer o incrementado su ocupación de. manera notable (acaso en
limpiar para casas ajenas, además de las esclavizantesen un 60% o más en 1982-85), básicamente por una causa:
la propia, o bien como obreras a domicilio cuando no en
el abaratamiento brutal, en particular medido en dólares
lla prostitución.
por las fuertes devaluaciones del peso mexicano en tales
Ahora son mujeres que comienzan a conocer una Inci- años, de esta fuerza de trabajo mexicana femenina. A la
piente independencia económicay al mismo tiempo, a pa- par se ha .intensificadoel ritmo .Yaumentado la masa del
decer más directa y colectivamente -como clase- las trabajo no pagado a estas obreras, que producen para el
consecuenciasde su dependencia del régimen patronal y mercado norteamericano en auge económicocíclico desde
de la competencia entre sí·a la que éste las condena. 1983, y algunas plantas incluso para la industria bélica
Por ello a estas mujeres no les es fácil advertir, a veces estadunidense agrandada fuertemente desde 1981, en los
ni después de 1años de una extenuante labor mal pagada, años del gobierno de Ronald Reagan.
-con salarios reales a la baja, en adversas condiciones am- Dicho proceso se ve todavía más favorecido en estos
bientales y cuyo intenso ritmo es marcado por máquinas, años de aguda crisis de Ja economía mexicana, por una
bandas sinfín, normas o estándares permanentemente ele- política del Estado que otorga todo tipo de facilidades al
vados por-:fas empresas y controlado por supervisores capital extranjero, en cuyas inversiones,renegociacionesy
=-muchos de ellos también mujeres- que cumplen su nuevos préstamos las fracciones hegemónicas de la clase
misión en forma implacable, labor que causa accidentes dominante «nacional» quieren encontrar la salvación. Y
a veces mortales a algunas, quiebra los nervios y la salud por una política laboral que so pretexto de la defensa del
de muchas y mina la salud de todas; pese a esto, decimos, empleo y la lucha contra la inflación, somete a los salarios
no les es fácil entender que, como afirma otra trabajadora reales y las prestaciones sociales de los trabajadores del
entrevistada, "sus verdaderos problemas" comienzan en el país a una continua y ya insoportable rebaja.
momento en que son enganchadas como maquiladoras. Desde luego también favorece a las empresas maquila·
La8 historias contenidas en este libro son testimonio de doras el que estas mujeres recientemente incorporada&a
la formación de un nuevo e importante sector de la clase la clase obrera, son víctimas de un bajo nivel de organi-
------,
10 SANGRE ]OVE.

zación y del tipo de sindicalismoprohijado por los pa


trones nacionales y extranjeros y por el propio Estad
que dificulta el avance de su conciencia de clase, oscu
rece los "verdaderos problemas", incuba la corrupció
oculta a los principales adversarios y desvía, divide y de
bilita las luchas obreras como las relatadas en este libn INTRODUCCION
Sin embargo, el mensaje esencial que se desprende q'
la vida y conflictos de las trabajadoras mexicanas en l
producción de maquila, en empresas extranjeras "voláti
No pasa semana sin que en la prensa nacional haya por
les", con instalaciones semiprovisionalesy fácilmente li
lo menos alguna noticia o referencia a la industria ma-
quidables, no es ni puede ser un mensaje pesimista.
quiladora, y alguna mención a que gracias al impulso y
El proceso que de la noche a la mañana convirtió a a la promoción que el gobierno federal les ha dado estas
decenas de miles de mujeres en obreras productivas, es plantas ·se extienden por todo el país.
en gran medida irreversible. La mayoría no volverán Héctor Hernández Cervantes, secretario de Comercio
nunca a ser "abnegadas" y "sufrldas'' mujeres mexicanas y Fomento Industrial, declaró en Hermosillo, Sonora, en
por una básica causa: el capital de los monopolios ex- agosto pasado (1985) que impulsar esta industria ayu-
tranjeros y nacionales las requiere como asalariadas pro- dará enormemente a sacar al país de la grave crisis eco-
ductivas. Mientras, muchas comenzaron a hacer el apren- nómica en que nos encontramos. Muchos políticos y eco-
dizaje y a adquirir la conciencia que les abre los ojos, nomistas estudiosos del problema, han hecho declaracio-
y que en la resistenciay el combate contra la explotación nes en igual sentido.
les permite vislumbrar su propia fuerza, de lo cual abun-
dan los indicios en las páginas siguientes. Desde luego no faltan las voces de quienes señalan, al
contrario, que el aliento a las empresas maquiladoras y
La fuerza potencial de las obreras maquiladoras viene
a sumarse a la de sus hermanos varones sometidos a la al capital extranjero no es la solución,y que además co-
explotación asalariada. Con su trabajo ellas no sólo enri- rremos el riesgo de que definitivamente y por mucho
quecen, pues, a lejanos o cercanos patrones sino también' tiempo, si por ahí se canalizan los esfuerzos principales,
a la clase obrera mexicana, que en sí misma es el. sector México profundizará su dependencia económica de los
más coherente y disciplinado de la sociedad y el qu grandes países capitalistas desarrollados y en particular
de los Estados Unidos.
produce el grueso de la riqueza del país, en cuya unidad
de clase descansa el futuro de México. Un futuro en e Como no somoseconomistas ni estudiosasdel tema, no
damos nuestra opinión al respecto.
que la lucha de los.hombres y mujeres proletarios acabar
por abrir el camino a una genuina doble emancipació Pero nos parece importante ahora que los empresarios,
de éstas y muchas otras mujeres que hoy son ya obre la banca, Industria y Comercio, Hacienda y los gobiernos
o empleadas: su liberación social en cuanto trabajadora: de los estados, los líderes de las grandes centrales como la
y en cuanto mujeres. CTM y la CROC y los partidos políticos han dado y si-
guen dando su opinión al respecto, nos parece, insistimos,
de especial interés escuchar y difundir qué piensárr-y-dicen
Febrero las trabajadoras que viven diariamente en la industria ma-
<,

12 SANGRE /OVE:

quiladora. Se trata de un considerable ejército de 3p0 m


personas, de las cuales el 80% son mujeres y también
80% jóvenes, entre 15 y 25 años.
Para ello nos trasladamos a Ciudad J uárez, Reynos
Nuevo Laredo, Piedras Negras y Matamoros, platieam CAPITULO 1
y convivimoscon ellas por espacio de un año, graband
sus impresiones y relatos. Para realizar este trabajo ni LA VIDA
valimos de nuestros limitados medios y en todo moment
contamos con el interés, la solidaridad y el apoyo de lo
miembros y dirigentes de la Oficina de Información
Divulgación del Movimiento Obrero (OIDMO), que e
Monterrey ha abierto desde hace casi seis años una pre·
sencia y un camino a la investigaciónsobre los trabajad,
res del norte y noreste de nuestro país.
Tuvimos que escoger sólo unas cuantas entrevistas po
razones de economía; nos costó un considerable esfuerzo
pero creemosque publicamosaquí las más representativ
Esperamos que este libro sirva para que todos tengas
mos una idea más apegada a la realidad de lo que es l
industria maquiladora y hasta qué punto o en qué form
puede ayudar al desarrollo de México.
-,

•... , por primera vez me sentí


persona"

Hablar de mi vida parece fácil, pero no, a mí hay mu-


chas cosas que me dan vergüenza y no porque sean malas,
haya robado o algo así; no, lo que me da vergüenza es
lo que me ha pasado, lo que me hicieron y que yo aguanté.
Hablo porque usted dice que es importante y porque
111e prometió no poner mi nombre y esperando sirva para
que a las jóvenes no les suceda lo mismo.
Yo nací en un pueblito llamado San Juan el Viejo del
sur del estado, de chica mi padre era campesino ejidatario
y mientras fuimos chicos la íbamospasando. Los problemas
lf'mpezaronal crecer mis hermanos -que eran seis hom-
ires-c- y al faltar tierra para que la trabajaran. Me acuer-
lo que papá les daba un pedazo a cada uno cuando se
·asaban; pero llegó un momento en que ya no tenía que
arles y entonces hasta discutían entre ellos.Yo no era pro-
ilerna,porque como era mujer no entraba. en el reparto.
Así a los diecisiete años cumplidos conocí a Juan, bue-
110, realmente ya lo conocía, pero fue a los 17 años que
me pidió y nos casamos.
Desde un principio él hablaba de venirnos al norte;
tampoco había tierras que repartir en su familia y además
él decía que se ganaba más en la frontera y que si podía
pasarse el otro lado, mejor.
A mí realmente el matrimonio me vino a: perjudicar.
Eso es lo que he pensado siempre, aunque riunca lo dije,
porque estaba esperando que una tía me consiguiera tra-
bajo de maestra empírica, era algo que me entusiasmaba
mucho pero que por casarme lo perdí.
CAPITULO 11

LA SALUD
-,

A LA CONCIENCIA DE UNA CIUDAD:


10110 SER HUMANO TIENE DERECHO A LA PROTECCION
DE SU VIDA
" iim NllS EN UNA LUCHA DE MAS DE U~ SIGLO, HAN LOGRADOQUE LA LEGISLACION REFLEJESU
'"" UIO DE TRABAJAR EN UN AMBIENTE QUE LE DE SEGURIDAD, PROTEJA SU SALUD Y SU VIDA,
POR LO TANTO

DENUNCIAMOS:
• '''' 1 MPKESAS ELECTRONICASQUE UTILIZAN CONSTANTEMENTEEN SU PROCESODE PRODUCCIONEL
"'' liiNlll lllENO (T.C.E.l SUBSTANCIA CRETI, Y QUE CONOCIENDOLOS PELIGROS PARA LA SALUD DE LOS
TRABAJADORES COMO SON : -------,
.i¡r I ll: DE HIGADO COMPROBADO EN -DERMATITIS, ENROJECIMIENTO, RONCHAS
,;" 1 • t>I SDE 1975 SALPULLIDO, PARTIDURA DE LA PIEL, Y POSIBL
PARALISIS DE LOS DEDOS
''"'"¡•,AL CEREBRO:
MAlll O. CONFUSION E IRRITABILIDAD -DAÑOS A LOS ORGANOS VITALES:
1!llil'EZA, PERDIDA DE CONTROL -CAMBIO DEL RITMO CARDIACO
•1111\I< -PROBLEMAS DEL HIGADO
111\ll">EA
O VOMITO -PROBLEMAS DEL RIÑON
't MllLORES, ATURDIMIENTO Y DOLORES
Alll /A -CAUSA ACCIDENTES LABORALES:
-SOMNOLENCIA
1 i1 1 ONCENTRACIONES AL TAS: PER- -AFECTA ALJUICIO Y LA COORDINACION
' ,, 1 CONOCIMIENTO y LA MUERTE -PELIGRO AL FETO:
-ATRAVESANDO LA PLACENTA
111111 llCIONES DI: LA PIEL: -EN rRANUO A SU CIRCULACION FETAL )

~ 1os SINDICATOS POR SU: -A LA SECRETARIADEL TRABAJOY


""
111'1!
RESPONSAEILIDAD E INTERESEN CON-
111
1A.SCONDICIONES DE TRABAJO, EN LA.S
PREVISIDN SOCIAL:
-POR NO HACER EFECTIVAS LAS MEDIDAS DE PRO-
1• .t 1NCUENTRAN SUS REPRESENTADOS.

111 ru i SER CAPACES DE EXIGIR EL DERECHO DE


TECCION AL TRABAJADOR QUE LA LEY OTORGA
-POR REGISTRAR COMISIONES DE SEGURIDAD E
'" AllAJADORES DE PROTEGERSUSALUD Y SU
HIGIENE INEXISTENTES
-POR NO CAPACITAR A LOS REPRESENTANTES
n 1A SECRETARIADE SALUBRIDAD Y OBREROS DE ESTASCOMISIONES.
~·11~1ENCIAY AL INSTITUTO MEXICANO
1111SEGUROSOCIAL: PARA LA FAMILIA DE NUESTRO COMPAÑERO
,, r j( J CUMPLIR
CON LA RESPONSABILIDAD QUE MANUEL ALBERTO LOPEZ, TRABAJADOR DE CEN-
• 1 1ES OTORGA, DE 'JIGILAR LOS NIVELES DE TRALAB, NUESTRO MASSENTIDO PESAME,ROGAN-
11111\MINACION Y DE SEGURIDAD EN El TRABAJO DO QUE SU MUERTE NO SEA EN VANO Y QUE JAMAS
1t1 NO RECONOCER COMO ENFERMEDADES EN CD. JUAREZ, VUELVA A MORIR O VER SU SALUD
" t 'iONALES LOS DAÑOS CAUSADOS POR LOS DAÑADA UN OBRERO U OBRERA POREL CRIMINAL,,.
••11 i)S QUE SE MANEJAN EN INDUSTRIAS ELEC- DESCUIDO DE EMPRESAS, SINDICATOS, OFICINAS
11/rn'AS. Y AC;ENCIASGUBERNAMENTALES.

CENTRO DE ORIENTACION DE LA MUJER OBRERA, A.C.


RESPONSABLESDE LA PUBLICACION:
MARIAElENOALVARAllü MARIZACONrn~+os
O.ptv ..,. ¡~1u,<'><1,c.-.n1un,c><.•"' •cciO<W'.Í.•\ern.,
MAR1Af.l[NAVILLEGASD(G0N/.\l.fl 1€<ll5M0Nl[NEG~OH
O.p\od<';.,ludS.•t>dw<ct0<.1 C:ooc-0..,anóntl<Proy..:\u>

ESPfRANlAPACHECO GUllltRMINAl'OEVELLALV'°'
O.oto de ln'e't'~·"''"" Düe<coOn

Ciudad Juárez. Chih., a 18 dt: J11niodt: 1982


'4. LA CONCIENCIA DE UNA CIUDAD: \ 1 os SINDICATOS POR SU:

TODO SER HUMANO TIENE DERECHO A 1..r Lt ele responsabilidad e interés en constatar
PROTECCióN DE SU VIDA. luc, condiciones de trabajo en las que se encuen-
11 ;111sus representados,
LOS OBHEROS EN UNA LUCHA DE MÁS por no ser capaces de exigir el derecho de los
UN SIGLO HAN LOGRADO QUE LA LEGIS 1 rn hajadores die proteger su salud y vida.
ClóN REFLEJE SU DERECHO DE TRABAJ
\ 1 .. \ ~ECRETARfA DE SALUBRIDAD Y ASIS-
EN UN AMBIENTE QUE LE DÉ SEGURID
11. N< 'IJ\ Y AL INSTITUTO MEXICANO DEL SE-
PROTEJA SU SALUD Y SU VIDA, POR
TANTO r , 1 110 SOCIAL:
por no cumplir con la responsabilidad que la ley
11·." otorga de vigilar los niveles de contaminación
DENUNCIAMOS:
r de seguridad en el trabajo.
A LAS EMPRESAS ELECTRóNICAS QUE UT por no reconocer como enfermedades profesio-
ZAN CONSTANTEMENTE EN SU PHOCESO 11;deslos daños causados por los tóxicos que se
PRODUCCION EL T H 1 CLORO ET 1 L E manejan en la industria electrónica.
(T.C.E.) SUBSTANCIA CHETI, y QUE coNi'
CIENDO LOS PELIGROS PARA LA SALUD \ LA SECRETARfA DEL TRABAJO Y PREVl-
,fllN SOCIAL:
LOS TRABAJADORES COMO:
por no hacer efectivas las medidas de protección
CÁNCER DAÑOS A LOS óRGAN al trabajador, que la ley otorga,
- de hígado comprobado VITALES: por registrar Comisiones de Seguridad e Higiene
en animales desde 1975. inexistentes,
- cambio de ritmo c
DAÑOS AL CEREBRO díaco,
por no capacitar a los representantes obreros de
- mareo confusión e irri- - problemas al hígado,,, estas comisiones.
tabilidad, - problemas del riñón.
- torpeza, pérdida de con- 1 ·11
ra la familia de nuestro compañero MANUEL
trol muscular, CAUSA ACCIDENTES \LBERTO LóPEZ, trabajador de CENTROLAB
- náusea o vómitos, LABORALES: 111wstro más sentido PÉSAME, rogando que su muer-
- temblores, aturdimiento
11· no sea en vano y que jamás en Cd. Juárez se
y dolor de cabeza. - somnolencia,
- afecta al juicio y
, uelva a morir o ver su salud dañada un obrero u
EN CONCENTRACIONES ••hrera por el criminal descuido de Empresas, Sindi-
ALTAS: coordinación.
- pérdida del conocimien-
' ntos, Oficinas y Agencias Gubernamentales.
to y la muerte. PELIGRO AL FETO:
CENTRO DE ORIENTAClóN DE LA MUJER
IRRITACIONES DE LA - atravesando la pi OBRERA, A. C.
PIEL: centa,
- dermatitis, enrojeci- - entrando a la cire Publicado en El Diario de Juárez,
miento, ronchas, parti- ladón fetal. viernes 18 de junio de 1982.
da de la piel y parálisis
de dedos.
Súlo hay que agregar que era un joven de 21 a1111".
56 SANGRE JO 1t-1QUILADORAS POR DENTRO 57
11111g·a me llevó a CAMISAS DE JUAREZ y aunque
En El Diario de ]uárez, de Ciudad Juárez, Chihuah , h.rhia cosido, entré.
y en el mismo mes de junio de 1982 apareció la siguie
1 ".1 111íeso fue una maravilla porque yo no esperaba,
información : "Por encima de lo normal los acciden
'"l""ra lo había pensado, trabajar en una fábrica, por
de trabajo en esta frontera. Más de 14 trabajadores..
· "1111 • ése de que no terminé la primaria; con mi her-
cada 100, sufren accidentes laborales en esta ciudad";
""' 'ra diferente porque él sí la hizo y hasta certiíi-
Declaró el Dr. Ramón Navarro, Delegado del IM 1.. 1:nia, así que cuando mi amiga me dijo que me iba
en el Estado, en el Seminario de Actualización sobre 11. 11 yo pensaba que no .me iban a admitir y mi
giene y Seguridad. i"'"·' fue muy grande cuando me dijeron: "Quédese a
.1 '111 ele una vez'"; casi me desmayo de la emoción y
Más adelante leemos en la misma noticia: .1. l .11 ido seguí a - la supervisora que me fue explicando
"No se puede permitir que el progreso tecnológico q I'" rcnia que hacer. En dos días fui entrenada y em-
conlleva al desarrollo económico del país, se tradu ,r,. acarreadora de material, después fui cambiando
en detrimento de la salud o de la integridad física de .,,,,·11día manejar las máquinas y ahora coso.
clase trabajadora", expuso el Lic. Jorge Arturo Rodrígu 1 ·.i «-ldo no es la gran cosa, pero muy superior al que
1

titular de la Jefatura de Seguridad en el Trabajo, d '" Í:L en una casa; además es seguro, así ayuda uno
IMSS, en el mismo Seminario. 1, t.unilia y para los padres es una boca menos, en este
.. dos, mi hermano y yo.
1 " la gran ciudad aprende uno muchas cosas, entre
11. .1 vestirse mejor, a comer cosas que allá ni conocía-
"' \' a que la vida tiene muchas sorpresas para uno. Pri-
' ·· vivía con cinco muchachas, amontonadas todas en
". u.uto, pero luego nos separamos y ahora vivo sólo con
"' .imiga, estamos más amplias, más limpias, también
· .Iiversiones son diferentes, aquí vamos al cine, o a bai-
"El polvillo está en todas partes . . " 1 r.«:e uno con más libertad lo que quiere que en el
,. 1 <lodonde la gente es rechismosa y toda se conoce,
· ,., otra gran ventaja. Yo estaba bastante contenta con
Yo vine del sur del estado, mis padres son campesino "' 1111evavida.
y como éramos muchos en la casa, nueve hermanos y Y' 1 "' malo fue que hace dos años, después de estar cua-
de las mayores, me vine con un hermano también. L . "11la planta, empecé con problemas en la piel. Primero
idea de Raúl, mi hermano, -ra pasarse al otro lado, peri .. 11nenrojecimiento leve, casi ni se notaba, pero luego
nunca pudo arreglar sus papeles y yo pensaba trabaj 1.,,.«n aumento y con unas comezones terribles; así estuve
de sirvienta en una casa, ya que no termina la prirnari "i:1s semanas hasta que ya no aguanté las comezones y
me quedé en tercero, sólo sé medio leer. 1", a 1 Seguro Social.
Sin embargo como mi hermano no se pudo ir al ot Me dieron una pomadita y nada más, pero ésta en vez
lado un amigo lo llevó a la maquiladora donde trabajaba. 1,- quitármela me la aumentó y me irritó más la piel. N11c-
la PRODUCTOS MARINE, y le dieron empleo. A m uucnte fui al médico y entonces me recomendó que •o
68 11 1::2UlLADORAS POR DENTRO 69 '
'I
¡,
1:

Ha habido quien se corta un dedo, , "1., O'in embargo el periódico sólo saca las noticias 11

.1,, \ nunca publica por ejemplo que alguien ayudó


~
,,
mente y la empresa "demuestra" ·que la trabajadora tltfl ,rl,
la culpa· y no paga nada, sólo su atención médica en , ' ' ''i nadre en un problema, o que se recogió un 1111

1)1

hospital y en el Seguro Social mientras se recupera, "'" 1111/rfano o que se cuidó a un amigo enfermo; no,
luego vuelve a !a producción en otra área y sólo '"' lo publican y sucede a diario, pero publican las ~
seis meses o un año cuando mucho y luego va pa'Iu , 11,.ilas a toda plana y hacen que la gente se forme I~
!1
A ellos no les valen ni lágrimas ni nada, se lo d .. , 111ila impresión. ¡~

porque así le pasó a mi comadre. Como tenía mu r, 1 las que ahí trabajamos sabemos que eso no es w1;1
necesidad por los niños, les lloró, pero sólo la deja. , t•' y que hay personas muy mal habladas y otras que
seis meses m.is a que llegara diciembre, se acabó el e 1," en muy bien, como hay sinvergiienzas aprovechados
~
trato y en enero ya no la ocuparon y eso que t• . "" o otros muy decentes y también de todas las ideas
cuatro años de laborar en la misma empres;i._ 11 1 i¡~iones. ~
¿Dernand3.r? '·,,.,,c[u empecé a trabajar en SYLVANIA, hace 11 Gi.
!~

Quién demanda, si para hacerlo "'"', era "ensartadora de filamentos", que son esos alam-
que ir hasta ~
capital del estado, C:itHJad Victoria, qne cst'd ~ cu ' '''"' que llevan adentro los focos y uno los ensarta. Al
i!
.t trn 1pio cuando me pusieron a hacerlo yo no veía nada
horas de aquí; hay que contr:::rL~r un y para
11' .

que terer dinero y nru.ch2.s rosas ¡, 1( hasta que mi vista se acotumbró a lo muy pequeño
r.;:_.:.c na
lo hace. 1 " ¡
""'I grande
H .de hacerlo;
mi
sufrí
necesidad.
mucho, pero lo logré porque era
Se puede decir que ahí me
¡
eso ¡ iH soriarlo !
" 11.c la vista, porque además de ser un trabajo en el ~
~'!!~--~~~~·'l'!?~•·--1J~~-Mn•
.,,,m.;¡~.~ ;~-~••-- ,, •..• hay que hacer un gran esfuerzo con los ojos fijándo-
1,,,.

¡... en algo tan pequeño como el agujerito por donde


1.111'pasar el filamento, todo se hace frente a una gran
1,,: que le lastima a uno mucho, al grado de que día-
' 1.1111cnteal salir de la planta sigue uno viendo esa luz
4,;
!"" donde quiera; incluso en mis sueños ahí estaba. Era
,11·.1, como si yo la trajera por dentro, en mi cerebro y
!"'' mucho tiempo pensé que así se iba a quedar para
Yo lcngo 11 aüos , "1npre. Pasó mucho tiempo, incluso después de que salí
C'.l .td;Hjl !.O
hecho en dos empresas: Sl'T.\l_i\.i'fI,.\ a};o1a C'.! I-I ,1, :·ilií, que yo seguía viendo la luz .
.NEY\VE!.L. .xhora uso lentes, el doctor me dijo que tengo la vista
/\hi ~~econor.c a toda c!ase ,__~e 1 Cr\u~1ds. ~\ ~IL~ts P. '.111•:ada.Pienso que a la larga todos los que trabajamos
1

hiicucioncs y sobre Lodo los periódicos hablan mal de 1 , ,, maquilas vamos a usar anteojos, muchas de mis ami-
mujeres que trabajamos en maquilas: dicen que som 1'.·" ya los traen.
muy libertinas, pero hay de todo como en todas partel' ¡Eso fue lo que me quedó de SYLVANIA!
hay muchachas muy decentes y otras nada recornend Lntré a trabajar en HONEYWELL en septiembre de
bles, lo mismo señoras casadas muy serias corno otras nq, l 1:1 .e un año ( 1984). Ahí hacemos "componentes"; ellos
Yo lo gue pienso es que corno somos muchas pues ha¡' di'.en que son los que hacen que la resistencia pueda en-
70 i 11 AtAQUILADORAS POR DENTRO 71

cender y que esas resistencias van en todos 1 "'""'" una sale a la calle siente que por fin respira.
electrónicos, incluso en aviones. En realidad 11
,,u- vives! J
las cosas sin saber para qué sirven. 1 :.Hla artefacto de los que ahí se producen lo hacemos
"" 11· ~arias trabajadoras, por ejemplo en éste (rnostrán-
Hace unos meses en la ciudad de Chihuahua la ca
,¡.,,,.,s uno) intervienen cinco operadoras aparte de la sol-
del estado, llegó a la otra planta un periodista y and
,¡," \111a. El componente viene en un housing, o sea un
viendo por aquí y por allá, luego se fue a México y a
, .•.•.lrito negro donde todas sus partes van a ir pegadas.
un gran escándalo porque descubrió que ahí se ha
\ u ¡irimera operadora hace el housing, luego la siguen
partes para "misiles" de guerra. A nosotros no nos dije
¡,,,, 'Iue ensamblan los componentes y que son dos, luego
nada, todo lo supimos por rumores y si uno le pregun
111¡11eprueba a ver si está bien, si pasa; sigue la que
al gerente o a algún supervisor decían que no era cíe,
,,,\,L1, pega o "grapea". Todo esto lo hacemos con la
La verdad que la otra planta fue cerrada y ahorita:
sabernos si ya la abrieron. 1 u.da funcionando que es la que nos trae las cosas y
,,. las lleva. Nos cuentan el tiempo para cada rnovimien-
A nosotros nos ha tocado que cuando tiran los "ser '" y si quieren más prcducción la regularizan; para eso
(así le llaman a los desechos) a veces los recogemos -uve la banda, para darnos carrilla.
que son alambres o tablillas bonitas, de colores e inc l·'.nesta empresa se venia trabajando a toda rapidez,
doradas, pero cuando preguntamos qué son o para , iodo volumen. Había horas extras, las que uno quisiera,
sirven en general no quieren decirnos. Son misteri "·111teo veinticinco, las que uno quisiera hacer a la se-
Ni eso quieren que sepamos: qué hacemos y pá'' 11w1a; el sábado y el domingo podía trabajar y las. pa-
sirve. ¡•,.1lianal triple, pero eso era hasta hace cuatro meses,
n

En esta empresa se usan muchas sustancias quími'' .l-sde entonces ha bajado mucho la producción, quién
ya que todo va ensamblado, soldado o pegado. Por ej 11.tliea qué se deba. Pero eso sí, nunca nos han "desean-
plo se usa un pegamento cristalino llamado "Rapic M:ido".
es tan fuerte que donde cae arranca el pedazo, incl Ahora el trabajo viene por "partidas": por ejemplo
la piel. Se usa una especie de resina llamada "Pott" duramos dos semanas casi sin chamba, muy floja la cosa,
es apestosísima, además de que echa una gran human l:t ponen a uno a hacer cualquier cosa y luego de re-
cada que la operadora mete en ella las terminales; ¡ .ente viene el pedido y en una o dos semanas hay que
humo apestoso se esparce por toda la planta ya que ·w:arlo y entonces sí se trabaja en forma intensiva, con
pequeña campanita que hay arriba no alcanza a extraer, las bandas a todo volumen; en esos días hay mucha pre-
otra sustancia peligrosa es el "Acelerado Planchale" q1 >11Ón. Incluso la empresa "programa" los sábados y todas
también pega muy bien todo; se usan además el aleo tenemos que venir, si no, nos quitan la "bonificación"
y la acetona en todas las líneas, ya que llevamos todas y si alguien falta la "descansan" por dos o tres días, pero
piezas que hacemos. Las del estaño y la soldadura t «so casi nunca sucede porque nadie .falta, todas necesita-
bién producen gases y vapores que se riegan por t , mos mucho dinero.
la planta, ya que no hay extractores ni ventanas. No n En esta empresa escogen en forma especial a su per-
dan mascarillas ni guantes, ni nada que se le parezca. , sonal, las prefieren, a diferencia de todas las demás, ma-
Todo el tiempo que está uno dentro de la planta sien yores --entre 35 y 45 años--, que sean madres y si son
que la nariz le arde y el ambiente lo nota uno espes solteras mejor; yo pienso que esto es así para tenerlas
72 1 1-. AJAQUILADORAS POR DENTRO 73
bien amarradas, como las tienen, porque una mujer 1..,¡ ," y eso hace que se vean como enemigas y no hay
yor y cabeza de familia pues. . . no tan fácil mand , "'i ,;1íierismo, y ellos se aprovechan de eso.
trabajo a volar. La mayoría de mis compañeras tí \' •' estoy acostumbrada a que si necesito algo lo pido
muchos años trabajando ahí. v 111
mi supervisor no me lo da, voy con el que le sigue
Muchas de ellas no saben ni leer ni escribir; en O' 1 111 es necesario hasta con el gerente; pero ellas no lo
empresas por eso no las admiten pero ahí no, e inc , ,i11rnden y ni siquiera se atreven a pedirles nada, por-
aunque a veces a los supervisores se les dificulta ,1,,,. además no se los dan.
que entiendan lo que quieren que haga, una vez ap1 F11esta empresa los supervisores quisieran vernos como.
diendo sacan la producción como la mejor porque,· 11.1¡1cadoresy así tratan a la mayoría; a mí no porque
sí, se esmeran mucho. '' 11goexperiencia de otras plantas, pero a la mayoría sí
La mayoría de ellas aguantan malos tratos y hay' ¡ ,., tratan muy mal y cuando quieren deshacerse de al-
pervisores que son muy abusivos y hasta las hacen llol H"''ª operadora la cambian toda la semana de departa-
a un gran número de ellas, como si les estuvieran haci uunto en departamento: la ponen con un supervisor, lue-
do el gran favor para dejarlas trabajar; yo digo qu V." con otro, la mandan al Charnizal, al almacén, la po-
un complejo y no debe de ser así, porque nosotras s 11r11a barrer, a lavar baños, en fin, hasta que truena
las que más valemos en una planta. Sin nosotras r l.1compañera y "renuncia" por su propia voluntad. Les
habría producción; se los digo pero no me lo entien 1~11staque la gente se vaya sin dinero.
Lo más grave es que ahí no existe el respeto ni,'. Esta empresa que produce "resistencias" para toda cla-
operadora a supervisor ni de supervisor a ellas; ell ' '" de aparatos electrónicos y hasta para aviones hasta
desquitan con la que ven que pueden, porque en ca l1ace poco comenzó a dar "bonos" y sólo unos cuantos;
las que no se dejan con ~sas ni se meten. 11orejemplo el de "alimentos", o sea que el platillo nos
No hay sindicato ni idea para organizarse. Son ¡,, dan a 30 peso> cada uno; eso está bien porque la co-
chismosas y no se protegen ni en su misma "línea". mida es muy cara. El otro que dan es la famosa "boni,
he estado en otras plantas y nunca había visto ese t íicación" que dan cada mes y que hasta hace poco era
de quinientos pesos y ahora es de 1 000; yo creo que es
Ahí en su misma línea, entre sus mismas compaíie
1111a miseria, pero mis compañeras están encantadas. En
hay quien le vuela la pinza a la otra o cualquier ins ·
mento que necesite para trabajar, y es que cuando otras empresas dan para transportes y vivienda, pero aquí
110; solamente a fin de año dan "reparto de utilidades"
piden las cosas ellos siempre alegan que no hay na
así que en vez de pedir se las roban Por ejemplo, y son entre 200.00 y 300.00 pesos por operadora.
cosa muy necesaria son los mangos para las navaj Yo pienso que las maquiladoras sí han venido a favo-
manejamos mucho la navaja, sin embargo ellos no recemos porque le han dado trabajo a muchísima gente
los dan: entonces también se pide para protegernos que Je otro modo no sé cómo viviríamos. Lo malo es
dedos gasas, pero ni eso quieren dar. Yo tengo mi man. q11.~ pienso que están acabando con la gente. Es como si
pero lo traje de otra empresa. Todo eso está en los sup ·· ros usaran. Les damos toda nuestra energía, se puede
visores y en ellas mismas. Las han enseñado a que .tecir que nuestra juventud; nos cambian a donde quie-
pidan nada y solas resuelvan su problema. A mí eso ren; nos ponen hacer lo que quieren y luego el día que
me parece; porque entonces todas están cuidándose no la necesitan más a una, la presionan de tal forma que
e'
-..
•:·"2. ,
~;
¡1 ,..,,, ••..•,,,
,- ,J "tl
"'·¡.~"•• r
.~
¡
~
74 1 t', A1:1QUILADORAS POR DENTRO 75
la trabajadora sale, porque sale, y por su propia 11
!untad".
"Todos la conocían por alegre"
También hay casos muy graves como la chica y
señora que murieron en marzo y abril de este año. A t
nos asusta pensarlo. Lo que pasa es que estamos "a. \li hermana empezó a trabajar en SILVANIA el 30
rradas" con un contrato de un año. ,¡, • rwro de 1974, de ahí pasó a TUBOS ELÉCTRICOS
Y siempre hay el consuelo de pensar: "a mí no me .,, l'lBl y luego a. la planta de la HONEYWELL de
a tocar". !11.'111·z donde falleció.
A ellos no les interesa si una está enferma, lo único 1.;1 causa de su enfermedad, según el hematólogo que
¡,, vio en el hospital, fue que tenía una anemia en cuarto
quieren es que se les trabaje, incluso aunque lo esté.
lo vemos con la gente que ya tiene más años y que 11111110, provocada por la acetona. que es la sustancia
aparecen tal o cual enfermedad; por ejemplo los riñ •1,,,. ella venía manejando diariamente en su trabajo. Sin
a casi todas nos duelen y muchas para los ocho o 1•11rl1argo después de que falleció. a ese doctor ya no lo
años ya no nos funcionan bien. Ése es mi caso. Es 1•1Hlimos volver a ver.
enfermedad grave, sin embargo el Seguro Social sólo· En el hospital nos entregaron el acta de defunción
calmantes para el dolor y con el sueldo que gan d1111Úe dice que las causas de su fallecimiento fueron:
8 750 pesos a la semana, que es el mínimo, pues no "i-nclavamiento de amígdalas cerebelosas, hemorragia in-
alcanza a una para atenderse con médico particular, unparanqujmatosa cerebral y hipoplasia medular"; pero
Para colmo muchas empresas cuando les da la ~ r•ro,¡vaya usted a saber qué quiere decir!
se van sin más ni más. Se han dado casos de que] A nosotros realmente nos afectó muchísimo, porque
gente se va muy temprano el lunes a trabajar y, ¿ e 110nos lo esperábamos; mi hermana en diez días se en-
trabajo?, si la empresa "desapareció" el fin de serna' lrrmó y murió, nadie nos dijo que esto podía suceder.
Pero ¿quién tiene la culpa? Yo creo que el gobie En apariencia ella estaba bien y los médicos nunca qui-
porque no les exige ninguna garantía ni nada que s -ieron decirnos si desde antes estaba mala y no la ha-
parezca; antes al contrario, les permite venir y expri bían atendido, o qué sucedió. No, ellos después de muerta
nos y, ¿qué le queda ar México? Desechos humanos. 11C escondieron. Ya no los pudimos ver. ¡Eso es horrible!
Las gentes que trabajamos en maquiladoras, las mue Le voy a contar desde al principio porque puede que
chas, lo sabemos. Lo vemos y lo sentimos pero, ¿qué sea importante. Mi hermana estaba muy bien. Tan era
demos hacer? .isi que el año pasado ( 1984) , en el mes de enero, se
¿En qué otra cosa trabajar? Por eso ahí estarnos; rasó. Como a los dos o tres meses se embarazó y como
tándonos. se sentía bien siguió trabajando en la planta; además,
trabajando se sentía bien. La mandaron con una ginecó-
loga que era la especialista que necesitaba, y la doctora
le dio una larga explicación de por qué no debía tener
hijos pronto; le dijo que le iba a hacer unos estudios y
le dio los anticonceptivos.
Todo eso fue en noviembre. Mi hermana siguió tra,
bajando y tomando sus anticonceptivos; la doctora no·
Se terminó de imprimir este libro el
día 31 de octubre de 1989 en Talleres
Gráficos de Cultura, S. A. de C. V. Av.
Coyoacán 1031, Col. del Valle, Deleg.
Benitojuárez, 03100 México, D. F. Se
tiraron Z.000 ejemplares.
SANGRE JOVEN. Las maquilad oras por dentro, es un füm> qm; eon ma-
yores'( más j\l~~ost;tulos s'~pu~.-iefü~march ':·'.·;1:.r;ión colectiva.
Sin duda la iniciativa de la autora Sandra Arensi. su dec\.:;h!;;:partí-
ciµación en hacer las entrevistas y ordenarlas, su nada mcúncfüa ,
¡olidaridad con al hacer y q1.rnhac~rde les trabaiadoras 68 !Js lla-
madas rnaquí!adoras, fueron ::! r:;¡taii;zador de este obra. Psro es
JI esfuerzo d•} la mu.1-.vy su ¡m;tirporsció n u: los r.ive~sx 1i;:. i:; :?.> -
pletación, lo que da cohereneia y sentido a este Hl:Jm.Ls 0J:il~·~iv!·
dad de la <l\1mra de las entrevistas, ei relato ele las mujers$ de!'.·
maquila (de ésta se decís en los viajos molinos de harin~. . ~. que ers
po!vo residuai vendible). jw~tlfü:~n el titulo de Sangr•" ¡Ó'1en. Aun-
q1.1ane folt~íá:'I quienes rnc!amM! que nada menos ¡::mm en ci pro
. "'
C()'.l3 , ' y tampoec ~n 1:i:i
h:stonco . )"'H.>¡·rsnd a de 1a exp.t:·:.'iCit;~
( ... 1'~;
. í.!l ;':lu· u
JfH, que•~! medo corno se ia ha ,o,i:µiotar.lo slernpre. En cambio es ~
sanqrejoven éo~i preds!ór.- porque .:;mla sociedad ih: ahora: lamo- ·1
'Jal!dad de las maqui!;:id'lra::: es muy recie ita, sa re1,t~~ ciiJ i.m8 ¿:•¡':.ida r:
manera de la crn~ldad qui; ~'~axFCf«l, sn el dicho de q~,·::'ic:mala ·~
volu~tad Ó'; d•oses ciutfos se ~ag~en .a milpa dt! compadre. Las ~
et:
.compañías ma quiladoras tratan ~ lf's trHbajar.i1~rn:scual !f C(· a 2f,.:;,::; e
ajenas incluso e la explotación en sus ·n1fo~;sde orl¡je;i. P~ro el li- ~
bro ofrece una lección; la :,-;aymk de :a:t 20-0 mil írn&ajadoras de ~
esta reciente forma de explotaci6n "110 voiverén a ser nuncs ·:~b- E
neqadas' y 'sufrida¡;' mújerer; mex1ca;,as";!us injustas condiciones ~
~1evida !~s"seft'-1!<'r.:;;¡ fotu1·0, &i ísdo de los varones obreros, de ~
!i.beradñn so!:i~,, f!e'i. cuanto W>ll&jadorns y en cu ~•l1Q n:iujere~::· 1 :_

1
'~
2a.
EDH~ION&'

EDITORIAL NUESTRO TIEMPO