You are on page 1of 47

LIFE12 ENV/ES/000685

Manual técnico para una


gestión óptima de la hidráulica
en humedales restaurados
para mejora del hábitat y
Con el apoyo de:
de la calidad del agua

Con la contribución del instrumento financiero LIFE+ de la Unión Europea

Manuales técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales


Autores
Francisco J. Vallés, Miguel Martín, Beatriz Nácher
Carmen Hernández-Crespo, Ignacio Andrés-Doménech,
Miguel A. Eguibar, Sara Gargallo, Eduardo Albentosa
Instituto Ingeniería del Agua y Medio Ambiente
Universitat Politècnica de València

Diseño y maquetación:
MOEBO

Impresión:
ByPrint Percom S.L.

Impreso en España, 2016


ISBN: 978-84-945224-4-4
Depósito legal: Impresión bajo demanda

Reservados los derechos de propiedad intelectual.


Se autoriza el uso y reproducción del contenido para uso
particular y docente haciendo referencia a esta publicación.
Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse,
almacenarse o transmitirse en manera alguna por ningún
medio ya sea electrónico, informático, de grabación o de
fotocopia, con intereses de venta o comerciales.
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Prólogo

PRÓLOGO
En la actualidad, la visión moderna de las zo- El agua es el elemento clave. La DMA tiene de actuaciones, por lo que se han procurado
nas húmedas naturales que todavía perma- como objeto protegerla para proteger y me- escribir de una forma amena si perder rigor
necen en el planeta es totalmente diferente jorar el estado de los ecosistemas acuáticos, científico-técnico.
a la de hace unas decenas de años: se les terrestres y humedales. En este sentido, la in-
reconoce unos valores ambientales que los teracción de las tres Directivas es muy clara Existen cuatro guías-manuales técnicos de
convierten en ecosistemas de muy alto valor, ya que la DMA, al establecer el objetivo ante- los cuales tienes ahora uno entre las manos:
ayudan a la protección de los recursos hídri- rior, está contribuyendo a la conservación de
cos superficiales y subterráneos, mejoran la los hábitats, flora y fauna recogidos en la DH 1. Hidráulica.
calidad de las aguas…. y DA. La interpretación conjunta de las tres 2. Vegetación.
Directivas, junto con la obligación de desarro- 3. Avifauna.
En nuestro ámbito, tres Directivas europeas llar los Planes de Gestión de los espacios Red 4. Aspectos sociales.
son de aplicación directa al problema que Natura 2000, lleva a la necesidad de asegu-
nos ocupa: las comúnmente conocidas Direc- rar los recursos hídricos necesarios, en can- Los tres primeros tienen una primera parte
tiva Hábitats (DH, 92/43/CEE), Aguas (DMA, tidad y calidad, para los espacios protegidos. común en la que se describen los espacios
2000/60/CE) y Aves (DA, 2009). en los que se ha trabajado: tancat de la Pipa,
Es en este contexto en el que se ubica el pro- tancat de Milia y tancat de L’Illa, con la infor-
La Directiva Hábitats (1992) no menciona yecto LIFE+ ALBUFERA. ¿Qué pueden hacer mación básica de su funcionamiento durante
específicamente la palabra “humedal” pero los HHAA para recuperar un estado de con- los dos años, 2014 y 2015. A continuación se
varios de los hábitats descritos correspon- servación favorable perdido? ¿Qué pueden desarrollan los aspectos específicos de cada
den a los que se pueden encontrar en un hacer para mejorar las masas de agua a las uno. En los tres primeros podrás encontrar
humedal natural: en nuestro caso, L’Albufe- que están ligados y que deberían haber es- información relevante sobre la modificación
ra de Valencia, está identificado como “1150 tado en buen estado o alcanzar su potencial de la calidad de las aguas que se produce en
Lagunas costeras”. Por la misma Directiva, ecológico en 2015? ¿Qué pueden hacer para los HHAA.
estamos obligados a mantener los hábitats proteger los humedales naturales?
en un “estado de conservación favorable” ¿Lo
estamos? Éstas son las preguntas sobre las cuales
los resultados del proyecto LIFE+ ALBUFE-
En la Directiva Marco del Agua (2000), la RA pretenden arrojar un poco de luz y para
recreación y recuperación de zonas húme- lo que se han elaborado varios manuales de
das se sugiere como una medida adicional a trabajo. Estas guías constituyen una parte im-
desarrollar por los Organismos de Cuenca portante de los resultados del proyecto. Su
(parte B, Anexo VI) como elementos de sus intención es múltiple: que puedan servir a los
programas de medidas a elaborar para al- Organismos de Cuenca para su inclusión en
canzar los objetivos de la Directiva (Apdo 4, programas de medidas en los Planes Hidro-
Art. 11). Aquí, la percepción de los humedales lógicos de Cuencas; a la administración con
es más “instrumental” y menos “conservacio- competencias ambientales para que puedan
nista” lo cual nos permite otra aproximación ser empleadas para mejorar los hábitats es-
al tema de los humedales bajo el concepto pecialmente en zonas Red Natura 2000; para
de “infraestructuras verdes”. los profesionales que deseen ampliar sus co-
nocimientos en el empleo de estas “infraes-
Por último, en la Directiva Aves (2009) apa- tructuras verdes” y puedan replicarlas con
rece el término “humedal” para instar a los las variantes más adecuadas en cada zona.
estados miembros (Art. 4) a su protección y La intención es que sean de utilidad para
especialmente de aquellos humedales de im- todos ellos pero también para el público en
portancia internacional (Ramsar). general que desee aproximarse a este tipo

4 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 5
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Índice

ABREVIATURAS Y DEFINICIONES 0 INTRODUCCIÓN 9 B2 GESTIÓN DE LA VEGETACIÓN 51

ARU: Aguas Residuales Urbanas 01 HUMEDALES ARTIFICIALES 10 B3 RÉGIMEN DE FUNCIONAMIENTO: 53


Celda: unidad de HA con una entrada y una salida EN ESPACIOS NATURALES CONTINUO / INTERMITENTE
de agua. Puede estar conectada con otras en
serie para formar una parcela. 02 EL PARQUE NATURAL DE L’ALBUFERA: 11 B4 CALIDAD DEL EFLUENTE 56
CHS: carga hidráulica superficial (m3/m2/d) UNA ZONA HÚMEDA CON ESCASEZ
Cla a: clorofila a DE HÁBITATS NATURALES C GESTIÓN DE HUMEDALES ARTIFICIALES. 61
CMS: carga másica superficial (mg/m2/d) CONTROL Y MONITORIZACIÓN
DA: Directiva Aves (2009/147/CE), relativa a la 03 LOCALIZACIÓN Y DESCRIPCIÓN DE 12
conservación de las aves silvestres LOS HUMEDALES ARTIFICIALES C1 INSTRUMENTACIÓN Y METODOLOGÍA 62
DH: Directiva Hábitats (92/43/CEE), relativa a la PARA MONITORIZAR LA HIDRÁULICA
conservación de los hábitats naturales y de la A ELEMENTOS PARA EL DISEÑO 17 DEL SISTEMA
fauna y flora silvestres DE HUMEDALES ARTIFICIALES C1.1 Aforos 62
DMA: Directiva Marco de Aguas (2000/60/CE) C1.2 Caracterización de las variables 67
DQO: materia orgánica total A1 ORIGEN DEL AGUA A TRATAR 18 meteorológicas
DQOs: materia orgánica soluble C1.3 Compuertas 68
EDAR: Estación Depuradora de Aguas Residuales A2 MORFOLOGÍA. TIPOS DE CELDA 19 C1.4 Trazadores 69
HA: Humedal Artificial A2.1 Parcelas 20
HATLI: Humedal Artificial de tancat de L’Illa A2.2 Motas y diques 24 C2 INSTRUMENTACIÓN Y METODOLOGÍA 69
HATM: Humedal Artificial de tancat de Milia A2.3 Taludes y pendientes 27 PARA MONITORIZAR LA CALIDAD DEL AGUA
HATP: Humedal Artificial de tancat de la Pipa
ISO: Normas establecidas por la Organización A3 FLUJOS DE ENTRADA Y SALIDA. 28 C3 OBTENCIÓN DE HERRAMIENTAS DE GESTIÓN 71
Internacional de Normalización (ISO). CONEXIONES ENTRE CELDAS C3.1 Hidráulica 73
LR: laguna de reserva (sector C de HATP) A3.1 Compuertas. Vertederos 28 C3.2 Calidad de aguas 77
MAGRAMA: Ministerio de Agricultura, A3.2 Conductos sumergidos 32
Alimentación y Medio Ambiente A3.3 Canales de conexión 34 C4 COMPROBACIÓN DEL CUMPLIMIENTO 80
NT: nitrógeno total A3.4 Rejillas de protección 35 DE LAS VARIABLES HIDRÁULICAS DEFINIDAS
OD: oxígeno disuelto EN LA GESTIÓN/OPERACIÓN
PT: fósforo total A4 EQUIPOS 36
Sector A: HA de flujo subsuperficial A4.1 Motores de bombeo 36 D RECOMENDACIONES GLOBALES 83
Sector B: HA de flujo superficial (compuesto de A4.2 Sistema de control SCADA 37
n celdas) E REFERENCIAS 87
Sector C: Laguna somera B GESTIÓN DE HUMEDALES 39
SST: sólidos suspendidos totales ARTIFICIALES. OPERACIÓN
SSV: sólidos suspendidos volátiles
TRH: tiempo de retención hidráulica B1 VARIABLES HIDRÁULICAS 40
UNE: documentos normativos UNE (acrónimo de B1.1 Carga hidráulica superficial (CHS) 40
Una Norma Española) B1.2 Caudales 43
B1.3 Volumen a introducir 45
B1.4 Calados 46
B1.5 Tiempo de retención hidráulico (TRH) 49
0
Introducción

Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 9


Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Introducción

01 LOS HUMEDALES ARTIFICIALES la protección de las especies objetivo (que también con vegetación sumergida, funda- general, reducción de hábitats prioritarios
EN ESPACIOS NATURALES serán diferentes de unas zonas a otras) y mental para la alimentación de especies y de las aves que dependen de un buen es-
con la creación de hábitats deseables. Este acuáticas de gran valor ambiental. De hecho, tado ecológico del espacio. La “sopa verde”
En la UE, las infraestructuras verdes se con- triple objetivo implica un equilibrio entre la los HHAA deben diseñarse para que, al ir me- en la que se ha convertido el lago, con altas
sideran una de las principales herramientas ingeniería del HA y la biología de las especies jorando la calidad de las aguas de entrada concentraciones en materia orgánica, fito-
para abordar las amenazas contra la biodi- animales y vegetales que lo ocupan. Así, por conforme avanza por los distintos sectores plancton, sólidos en suspensión, nitrógeno y
versidad representadas por la fragmenta- ejemplo, el desafío de emplear materiales llegue a las lagunas donde se trabaja con la fósforo, mantiene una serie de problemas de
ción y la pérdida de hábitats y por los cam- “blandos” sin que las estructuras se desmo- vegetación sumergida con una calidad apta compleja solución:
bios de uso del suelo (Unión Europea, 2010). ronen, la imposibilidad de emplear láminas para su desarrollo. La importancia de vege-
impermeabilizantes sin que las filtraciones tación sumergida se puede comprender a •R
 educción de la cantidad de luz que llega al
Los humedales artificiales (HHAA) son un de aguas inunden o sequen las parcelas de partir del conocimiento de sus funciones en suelo de la laguna, dificultando la germina-
tipo de estas infraestructuras relacionadas manera no deseada, la maximización de los los ecosistemas acuáticos: ción de semillas de plantas acuáticas.
con el agua. Como tecnología de tratamien- flujos de agua por gravedad para evitar con- •D
 esaparición de peces autóctonos por falta de
to de aguas llevan empleándose desde hace sumos energéticos, la disposición de zonas •P
 ara su crecimiento utilizan los nutrientes del plantas acuáticas que suponen refugio ante
varias décadas como sistemas de tratamien- más densa o menos densamente vegetadas agua, por lo que son depuradoras naturales. predadores, principalmente peces exóticos.
to de aguas residuales urbanas de pequeñas para favorecer alguna/s especie/s, o por el •S
 uponen el lugar en el que los invertebra- •E
 scasez de insectos acuáticos que necesi-
aglomeraciones y en numerosas aplicacio- mismo motivo, el mantenimiento de zonas dos acuáticos hacen sus puestas. tan de plantas acuáticas para realizar sus
nes industriales. Su empleo en el medio na- con distintos niveles de agua, etc son muchas •D
 an cobijo a pequeños peces autóctonos puestas.
tural es todavía escaso pero existen notables de las condiciones que se han de perseguir y como el fartet, el samaruc, el gobio o la •R
 educción de la abundancia de las especies
ejemplos en el control de contaminación que se analizan en los manuales de esta serie, colmilleja mientras se alimentan de peque- de aves que necesitan de las plantas acuáti-
difusa de fósforo (Kadlec, R., 2016) y en la resultado del proyecto LIFE+12 ALBUFERA. ños invertebrados y algas microscópicas, y cas para establecer su nido, alimentarse de
reducción de la eutrofización de masas de sirven de refugio ante predadores. ellas o de los insectos que habitan en ellas.
agua. El interés que están suscitando estas La vegetación helófita e hidrófita juega un •S
 on lugares de alimentación de aves acuá- •A
 umento de la erosión y reducción de la su-
aplicaciones no solo es debido a la mejora de papel fundamental en los ecosistemas acuá- ticas herbívoras como el pato colorado (si- perficie de las matas de vegetación palus-
la calidad del agua sino a todos los beneficios ticos: sirve de alimento y refugio a aves y vert) y la focha común, así como de otras tre, debido al oleaje causado por el viento y
ambientales que aportan. El reconocimiento peces, captura nutrientes y CO2 atmosférico, especies que se alimentan de peces, como que la vegetación subacuática evitaría.
de los servicios ecosistémicos que propor- facilita el desarrollo de microorganismos los somormujos, zampullines y fumare-
cionan es un hecho (Vymazal, 2012), ya que que contribuirán a la mejora de la calidad de les, sirviendo además para estas especies Para la cual, sin duda, habría que empezar
se ha constatado que un correcto diseño, las aguas, incrementan la población de ma- como lugar en el que construir el nido. por mejorar la calidad del agua, permitiendo
ejecución y operación, facilita la reproduc- croinvertebrados acuáticos. Desde el punto •S
 uponen el ambiente en el que se alimen- establecer las condiciones necesarias para
ción de los mecanismos y procesos físicos, de vista de su aplicación en HHAA, además tan las polladas de muchas aves acuáticas, que se recuperen los ecosistemas acuáticos
químicos y biológicos que operan en los hu- de los ya mencionados, una alta cobertura cuya dieta se compone principalmente de y toda la biodiversidad asociada a ellos.
medales naturales y proporcionan servicios de helófitas en HHAA superficiales tiene dos insectos acuáticos.
similares como la mejora de la calidad de las consecuencias muy interesantes desde el El Parque Natural atesora una importante
aguas, el incremento de la biodiversidad, la punto de vista de la calidad del agua: pro- variedad de hábitats de elevado valor am-
mejora paisajística y su posible empleo como duce un efecto “tranquilizador” de las aguas 02 EL PARQUE NATURAL DE biental, pero de escasa superficie y en franca
lugares de ocio y educación ambiental. evitando la resuspensión de sedimentos que L’ALBUFERA: UNA ZONA HÚMEDA regresión: masegares, eneales y carrizales
puede producir el viento e impide el paso de CON ESCASEZ DE HÁBITATS son lugares en los que se reproducen pe-
Cuando se plantea la ubicación de un HA en la luz, que ya no puede ser aprovechada por NATURALES queñas aves escasas en l’Albufera como el
una zona natural, incluida en la Red Natura el fitoplancton. carricerín real, el bigotudo o la buscarla. Las
2000 o todavía no, mediante la transforma- El Parque Natural de l’Albufera de Valencia zonas húmedas, con apenas 350 ha, están
ción de un espacio, hay que tener en cuenta Sin duda, la vegetación que se desarrolle en forma parte de la Red Natura 2000. Su ele- constituidas por las matas y los ullals o ma-
el uso que la fauna va a realizar de él. Es por el HA va a jugar un papel clave en la presen- mento de referencia, el lago, presenta unas nantiales; en ellos habitan y se reproducen
ello que en su diseño y gestión deben con- cia de especies. En el proyecto se ha traba- aguas clasificadas como hipereutróficas des- las aves acuáticas, varias de ellas recogidas
templarse no solo los aspectos relacionados jado con vegetación helófita, principalmente de mediados de los años 1970. Esta situación en la Directiva Aves. Aunque, sin duda, es la
con la mejora de la calidad del agua sino con carrizo, enea, lirios, juncos y masiega, pero desencadenó la pérdida de biodiversidad en recuperación de la vegetación sumergida que

10 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 11
 " #
)*"" )$( ) &($&$ $7!"*()'+  $ 1$"  
  < =)*" 
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Introducción
     +"&'+# +"$)*(" )!$+(+" )'+)&(";

& )  )-   &('+6           9 "  +( @ ) !+)*( +" )'+! $" 
+%" $)*())&$)9

 %#   $    #


$) *()  )*" $")*(+$)
antaño dominó en el lago el hecho que su-
 " # Figura 2
)$(
pondría "*+$)
un hito !&$)  (($16
en su recuperación. Imagen aérea del

 
7 *(("$) "$)   $ tancat de la Pipa.
Potenciar la existencia de estos hábitats con
!"* *((!"*$ 0 +0
agua de calidad es uno de los objetivos de los
) )* &$( $   ".   
HHAA recreados en estos últimos años.
+  $9 (%")*$)
)&$) "$  )$ +" %"
03 LOCALIZACIÓN
"*($  F Y DESCRIPCIÓN
 6 )"$
DE LOS HUMEDALES ARTIFICIALES
'+ ) $")*(+0($" "*( A??E 0
A?@@  "*.
Los humedales artificiales  $"(;
(HHAA) están ubi-
cados%" ($(
en el  
,(
interior del Parque <=
Natural de
l’Albufera de Valencia. Dos de ellos, los ubi-
0+) )+") *((;
cados en el tancat de la Pipa (HATP) y en el
")6+ < 0 =9 
tancat de Milia (HATM), están en las orillas
!$($lago;
del propio $
mientras $))*()
que el localizado en
*&$)8
el tancat de
L’Illa +$ )+)+&(
(HATLI)  <);
está en el Estany
de la Plana una pequeña laguna costera en
*$(*&$=6 +$)+&( <);  '#    
 #
la desembocadura de una de las acequias
*$(*&$=0 +"))$!()<);
principales de desagüe del parque, la Carrera se han monitorizado tres simultáneamente:
de la*$(*&$=9
Reina. En la Figura 1 se muestra un es-
 '#    
 #
las tres de fp desde enero de 2014 hasta
quema con la ubicación de los tres espacios. junio de 2015 (en color verde en la Figura 3)
 y las tres de FG desde julio de 2015 hasta 

Los tres HHAA están construidos sobre an- diciembre de 2015. En el tancat de la Pipa
 
tiguos campos de arroz, tancats; terrenos el agua puede ser introducida por grave-
ganados al lago mediante aterramiento y dad desde sus dos extremos laterales: el 

cuya base está por debajo del nivel del agua D barranco del Poyo yla acequia del Puerto
 del lago. La creación de estos espacios no ha de Catarroja. Disponer de dos captaciones
Figura 1 sido una acción dentro de LIFE+ ALBUFERA, es interesante para dotarde mayor capa-
Detalle de ubicación de los HHAA de sino que se construyeron entre 2009 y 2011 cidad operativa al sistema, por ejemplo,
l’Albufera de Valencia. a iniciativa de la Confederación Hidrográfica manteniendo el caudal desde  una entrada
Fuente imagen de fondo: Google Maps. del Júcar (HATP) y Aguas de las Cuencas durante las labores de mantenimiento de la
Mediterráneas, AcuaMed (HATM y HATLI). La otra; pero si se emplean a la vez se dupli-
morfología de los HHAA es de tres tipos: de ca el coste de monitorización de la calidad
flujo subsuperficial (sector tipo A), de flujo del agua de entrada. El caudal introducido

superficial (sector tipo B) y lagunas someras en los dos años ha sido de 3.1 Hm3, lo cual
(sector tipo C).  &#  
 
hace una media de unos 60 l/s, de los cua-

les unos 20 l/s circulaban por el sector fp es bombeado periódicamente a l’Albufera Figura 3
El tancat de la Pipa dispone de tres secto- (enero 2014-junio 2015 y unos 40 por FG para mantener un nivel constante en el sec- Esquema de los
res de HHAA de flujo superficial designadas   
# $"##$"# %#%
(julio-diciembre 2015). El resto circula- tor C. "##- (
sectores del tancat
como FG, fp y F4. A su vez, FG y fp están ;0#%&)-(
ba por#$#$$%#
otros sectores del tancat. "$"###"-$"#!%;#$"
Como la de la Pipa.
constituidas por tres celdas en serie, mien- entrada es por gravedad, el agua fluye de El tancat de Milia dispone de un sector A, y
"$"## "0 $$#%&##!% "($
  #
tras que F4 está conformada por tres cel- manera continua en todos los sectores. El tres sectores B designados como BE, BC y BO.
das en paralelo. En total son nueve celdas$")$"##%$$/#$"#
nivel de agua en los sectores superficiales Cada#"978;#$%978<4
sector B está constituido por dos celdas
de las que en el proyecto LIFE ALBUFERA "&"%"95(#$"##%978<#$"978<0   
oscila entre 15 y 20 cm. El caudal de salida en serie, de las que se han monitorizado las 
 &#  
 

% %#"$"% ""&##%##'$"#$"#/""

 ((!% %"$$""0# "# $##$"#$ "3
12 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 13
$"("  "$&##$- " -$%#%$"
 '"  =2=@  1  &-#   ) "' ><;;  61
) %)   &  ) &" )& ( "' !'!)!('')!("1! !(!'
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Introducción
'  ""  '"  ?@;; >6 , %) ' (1!*)!"''("&'' '(""'
 " "'' )& () '""
"&'2
 (&( ""$&") '(  '( $&$&" $& && ) $&"!(
 )  ("  4 "5 , 4+"5  '("& 1 )1
     
 '$"   )  '("& 1 , "  )  "'#   + '  =;  , & 7
' +&" '    ) %) &) ' 
(&''("&'' "'""1, 2 día. La intermitencia del bombeo
 produce un entre 1,46 y 4,90 ha. Ésta es una
'("&'(8';'() de las sin-
"'B;6'92 
efecto de “llenado” y “vaciado” del sector A, " gularidades del proyecto
&"  "' '("&' LIFE+
')$&' ALBUFERA,
 ) &7
'("&'(" '(()"$"&"'' con una oscilación de nivel más de 20 cm y )la (&)')+&,,
gran superficie de las celdas de (&&)7
"' HHAA en
)
  '&1  ' %) '   " ("&-" ' grandes variaciones$2
en el+) "''("&''( (&>;,>@2'('($&$&"$&&&
caudal que circula las que se trabaja y que son propias de las
 ) )()&")$&"
desde el sector A hasta el BE (desde 0 has- ((&( ("(&&" )&7)&2
aplicaciones ambientales de los HHAA. 
"' '     2  '("&  '( ta unos 90 l/s). A lo largo de los sectores 

"&"$"&<A' $&",(  superficiales el caudal circulante reduce su

variabilidad y ya no    

'$"
se interrumpe. El nivel ) $%)!"'("&
'"" ("&-"2   
'  , )(&" '("&'  ' "' "" <1 =1 +90
de agua en los sectores B está entre 30 y 35
* "  "' (&'    %)  )   >,?2
$&=( "'' '&1
cm. Este HHAA está preparado para recibir $&"+
 (&'%)>,?'( " '(()'$"&(&'
en un futuro agua procedente
'1 %) )del("tratamien-
to terciario de la EDAR deAlbufera-Sur.
"  <   )  ("(  B 
     
     '2   $&",("
 
  '  
" ("&-" "' '("&' > , ?2      %)
El tancat de L’Illa 

 &de
dispone  ) $"& "" '
3'( ,
un pequeño '
        
    ,
sector A y cuatro sectores B designados' +)(  '" '( , 8) 7
%) " '"$) ("9$"&&+2 "&"
como B1, B2, B3 y B4. La parcela B2 tiene
'&"( (" (&""'2
( (" " & )' &( (  "2 
dos celdas en serie, mientras que B3 y B4
) (&")"'"<2>;>1&-# 
están constituidas por tres celdas, que junto
) (&")" "'"'!"'$&",("
 con B1 hacen un total) "'<A;;>61) %) &)  !      
de 9 > celdas. En el pro- Figura 6. Izquierda
yecto
'"LIFE
ALBUFERA
=2=@ se> 1han
&" )&  &-#
( "' ' 
"" '" >61
) "'><;;
monitorizado Imagen aérea del tancat de L’Illa.
>=;; 6,%)'" "'' )& () '"""&'2'("&'
)los%)  B3&
sectores  )
y B4. El tancat &" )& ( "'
de L’Illa reci-
be el agua por bombeo desde L’Estany de la Figura 7. Derecha
'
Planay ""
es devuelta  '"  ?@;; >6 , %)Esquema ' de los sectores del tancat de L’Illa.
<;
 al mismo Estany (aun-
 "
que no en el"''
mismo punto) por gravedad. )& () '""
Por lo tanto no recibe aguas directamente
"&'2
 (&( ""$&")
del lago. El caudal introducido ha sido de
$!/)" $""#!"  
- )
 ) 1.30
 ("
Hm3, a 
razón4
de unos"51800,m4+"5
3
/d, aun-  '("& 1 Tancat de la Pipa
Tancat de Milia Tancat de L’Illa
que en realidad el caudal diario durante los Sector Superficie Calado Sector Superficie Calado Sector Superficie Calado
"  )  "'#   + '  =;  , &
7 (ha) máximo (m) (ha) máximo (m) (ha) máximo (m)
días de bombeo ha sido de 3200 m3/d ya
.)"""!
'
que+&"
se bombea'  días
cinco  a)
la semana%) du- &) '
  
A 4.13 0.60 A 0.25 0.60
 rante unas ocho horas al día. El sector A se
'("&'(8';'() "'B;6'92
B 8.92 B 14.94 B 8.95
fp 1.46 BE 4.80    B1 1.44 0.50   
llena y vacía completamente en cada ciclo
fp1 0.36 0.30 B1E 1.80 0.40  B2 2.40 0.50
"de
&"
bombeo y "'
en los'("&'
sectores B ')$&'
el caudal cir-  ) &7 fp2 0.52 0.30 B2E 3.00 $!
0.40 %B21 0.74 $! 0.50
) (&)')+&,, "' (&&)7
culante también se anula antes del siguiente fp3 0.59 0.30 #!
BC 4.95 B22 1.65 #! 0.50
FG 4.90 B1C 2.02 0.40 +,
+, B3 2.60
+,
ciclo. Únicamente en el sector C el caudal
$2
Figura +)
4. Arriba "''("&''(
dos celdas de la línea BE. El sector A está(&>;,>@2'('($&$&"$&&&
for- fluye de manera constante. El nivel de agua
FG1 1.35 0.30 B2C 2.93 0.40 B31 0.72 0.50
FG2 1.82 0.30 
BO 5.18   B32 0.96  9168
0.50
 )aérea
Imagen )()&")$&"
del ((&(
mado por 18 celdas ("(&&" )&7)&2
en paralelo y también en los sectores B es el más alto de los tres FG3 1.72 0.30 
B1O 1.72 =1>70.40  B33 0.92  691>9
0.50
tancat de Milia. ha sido monitorizado. El tancat de Milia es el tancats, situándose entre 40 y 55 cm. Este F4 2.59 B2O 3.47 0.40 B4 2.52
F41 0.86 0.30
 619; 
B41

0.46 0.50
91=5
único de los tres en el que el agua debe de HHAA está preparado para recibir agua pro-
 F42 0.86 0.30  518; 5185
B42 
1.05 0.50 61=5
Figura 5. Abajo ser bombeada tanto a la entrada como a la cedente del tratamiento terciario de la EDAR
F43 0.87 0.30  51:7 5185
B43 1.01  8155
0.50
Esquema de los salida. El caudal introducido en los dos años de Sueca. C C  8.56 0.80 51:> C
5185 
2.83 0.90 91>:
    

'$"
sectores del tancat de proyecto)
ha sido $%)!"'("&
de 2.25 Hm3, a razón LE 6.00 0.60
 91>5   7157
de Milia. de unos 3100 m /d, aunque en realidad el
3
Algunos aspectos hidromorfológicos de los LR 8.00 0.70
 , )(&" '("&'  ' "' "" <1 =1  618: 5185  71>8
caudal diario durante los días de bombeo ha HHAA se recogen en la Tabla 1 para los tres
>,?2
$&=(  61=7 5185  :16=
sido de 4500"''
m /d ya que se bombea
3 '&1
cinco tancats. Hay que destacar que las superfi- Tabla 1
 61<7 5185  61<7
 (&'%)>,?'( "durante
días a la semana '(()'$"&(&'
unas ocho horas al cies de las parcelas monitorizadas están Dimensiones de los HHAA del proyecto LIFE ALBUFERA.
 71:>   819<
'1 %) ) (" "  <   )  ("(  B  51=; 5185  
 51=; 5185  
'2    $&",("
 
  '  
14 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales 
Manuales Técnicos para 51=< 5185artificiales en espacios
la gestión de humedales   // 15
naturales
" ("&-" "' '("&' > , ?2          =1:;
A
Elementos para
el diseño de humedales
artificiales

Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 17


Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Elementos para el diseño de humedales artificiales

A1 ORIGEN DEL AGUA A TRATAR como una baja biodiversidad piscícola y esca- son de aplicabilidad a las aguas de entrada, Recomendaciones
sez de vegetación sumergida. La composición lo que marca un límite para la aplicación ha- Es imprescindible analizar las características
El origen del agua que vaya a ser tratada en media obtenida a partir de las entradas en bitual de estas ecotecnologías. físico-químicas del agua a tratar, así como su
un humedal artificial supone un elemento HATP y HATM desde l’Albufera de Valencia se disponibilidad, o la variación de su disponibi-
clave en el diseño de estas infraestructuras presenta en la Tabla 2. El agua a tratar también puede estar muy lidad a lo largo del año, de manera que se
y su control es parte fundamental de su ges- afectada por escorrentías pluviales: fores- pueda asegurar un volumen suficiente para
tión. En función de la distinta procedencia (ur- Una opción de diseño muy interesante es tales procedentes de la cuenca vertiente; el mantenimiento de los HA.
bana, industrial, natural altamente modifica- incluir en los HHAA la posibilidad de rebom- agrícolas en el caso de que en el entorno
da…), sus características van a ser distintas y bear el agua tratada hacia la cabecera del predominen ese tipo de actividades; urbanas En casos en los que se prevea una insuficien-
su caudal, más o menos variable. En el caso sistema para aquellos casos en los que: en el caso de que la zona esté próxima a nú- cia de agua de entrada durante algún periodo
de los HHAA de l’Albufera, el origen del agua cleos de población. Especialmente en este úl- prolongado de tiempo, es necesario propor-
tiene dos fuentes: •L
 a calidad del efluente final no cumpla los timo caso las aportaciones de las descargas cionar sistemas alternativos de alimentación
estándares definidos (si los hubiera). de sistemas de colectores unitarios pueden del humedal, entre los que la recirculación
•A
 guas eutróficas procedentes de las masas •E
 l aporte se interrumpa por algún motivo afectar muy negativamente a la calidad de de caudales del propio HA ha resultado ple-
de agua del Parque Natural: del lago en los durante un periodo de tiempo prolongado. las aguas. namente satisfactorio en el ámbito del pro-
casos de HATP y HATM; del Estany de la •S
 e desee emplear la salinidad como traza- yecto LIFE Albufera. Es fundamental en este
Plana en el caso de HATLI. dor para averiguar los TRH (ver apartado caso hacer un seguimiento de la conductivi-
•A
 guas procedentes de EDAR tras un tra- C1.4). Lecciones aprendidas dad eléctrica (salinidad) ya que las pérdidas
tamiento terciario en los casos de HATM y Las aguas superficiales continentales de ca- por evapotranspiración, fundamentalmente
HATLI. En los procesos de rebombeo, el seguimiento rácter eutrófico pueden ser objeto de trata- en verano, pueden ser muy importantes.
de la calidad del agua, fundamentalmente de miento mediante HHAA ya que no presenta A modo de ejemplo, si en verano se evapo-
La primera fuente tiene su disponibilidad ase- su salinidad, debe de ser muy estricto ya que características que afecten negativamente a transpiran unos 5 mm/d (l/m2 d) de agua,
gurada al margen de que se puedan producir la evapotranspiración de las plantas reduce la vegetación de los HHAA (excesiva concen- para una superficie de 10 ha supone un cau-
oscilaciones de caudal asociadas a oscilacio- el volumen de agua circulante. Un valor ex- tración de sales). Además, es esperable que dal diario evaporado de 500 m3/d.
nes de nivel en el lago. La segunda fuente cesivo de salinidad puede perjudicar el desa- en los HHAA se vea incrementada la riqueza
Tabla 2 puede ser variable dependiendo de si el agua rrollo de la vegetación helófita y aunque ésta biológica del agua tratada. Los HHAA en espacios naturales son muy
Características del regenerada tiene otros usos (regadío, por es bastante tolerante, por ejemplo el carrizo recomendables para capturar sólidos en
agua a tratar. Se ejemplo) adicionales a los ambientales. En puede desarrollarse hasta con 20-45 g/L de Los sistemas rebombeo a cabecera se han suspensión y fósforo total procedentes de
indican los valores el proyecto solamente se ha trabajado con sales (Vymazal, 2013; Cooper et al. 1996), mostrado de gran utilidad: por ejemplo en fuertes escorrentías naturales y así evitar
medios, mínimos aguas eutróficas, caracterizadas por presen- para favorecer la diversidad vegetal es acon- el HATLI fue necesario recircular el agua que alcancen la masa de agua a restaurar.
(Mín.) y máximos tar elevadas concentraciones de fitoplancton, sejable no superar salinidades de 10 g/L (~20 del propio humedal, desde su sector C hacia Cuanto mayor sea esta captura mayores
(Máx.) obtenidos en dominancia de cianobacterias, elevada turbi- mS/cm) para helófitas (Cooper et al. 1996) ni su sector A, durante dos meses (noviem- serán las necesidades de mantenimiento de
las entradas a HATP y dez y coloración verdosa, y altas concentra- 4 g/L (~7 mS/cm) para macrófitas sumergi- bre-diciembre). Esto fue debido a que las los HHAA debido a la mayor velocidad de
HATM. PS: peso seco. ciones de materia orgánica y nutrientes, así das (Margalef, 1981). Estos valores también aguas de su captación (l’Estany de la Plana), colmatación de los mismos, pero estarán
conectadas con el mar mediante exclusas, cumpliendo de una manera más eficiente su
Variable* Media Mín. Máx. Variable Media Mín. Máx. sufrieron picos de elevada salinidad debido tarea de protección de la masa de agua: la-
DQO total (mg/L) 54.6 11.7 108.0 Alcalinidad (mg/L) 216.3 75.1 390.6 a la entrada de agua del mar. Esta salinidad minación de avenidas, papel habitual de los
DQO soluble (mg/L) 28.6 5.0 54.8 Conductividad eléctrica (µS/cm) 2181 606 3790 podía afectar a la vegetación y a la fauna del humedales naturales.
N Total (mg N/L) 3.84 1.39 14.15 Salinidad (g/L) 1.0 0.0 1.9
HATLI, por lo que disponer de un sistema de
Amonio (mg N/L) 0.349 0.029 2.450 Temperatura (ºC) 19.0 6.2 30.8
Nitritos (mg N/L) 0.144 0.005 5.760 pH 7.9 6.9 8.9 recirculación del HA fue fundamental duran-
Nitratos (mg N/L) 1.60 0.10 11.70 OD (mg/L) 8.9 1.8 16.5 te estos episodios. A2 MORFOLOGÍA. TIPOS DE CELDA
P Total (mg P/L) 0.268 0.080 0.835 %OD sat 87% 25% 174%
Fosfatos (mg P/L) 0.033 0.005 0.285 Clorofila a (µg/L) 80.2 9.3 486.0
Se ha observado que tras periodos de preci- La morfología de las masas de agua juega
SST (mg/L) 46.2 15.4 162.8 Porcentaje cianofíceas (%) 44% 0.2% 87.2%
SSV (mg/L) 19.5 0.0 64.3 Biovolumen (mm3/L) 28.6 0.8 95.9 pitación intensa se producen picos de sólidos un papel clave en la dinámica de los ecosis-
Turbidez (NTU) 45.7 16.2 276.0 Zooplancton (µg PS/L) 207.2 18.4 606.3 en suspensión y fósforo total, entre otros temas acuáticos. Así se reconoce en la Direc-
Sílice (mg/L) 2.7 0.1 9.3 contaminantes, en las aguas de captación. tiva Marco de Aguas cuando establece una

18 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 19
#  $%$&% # !#%   $  & 0    ( $.! ! 3
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Elementos para el diseño de humedales artificiales
$& $ %&# $1


     
serie de indicadores de calidad hidromorfo- porosidad (F) y el calado (h; m) (kA = kv·F·h); En el proyecto LIFE ALBUFERA se han tes- Variable kA (m/d) Tabla 4
lógicos como la variación de la profundidad y Q es el caudal a tratar (m3/d); Cinf es la con- tado distintas condiciones de operación (ca- Nitrógeno total 0.013 – 0.123 Valores de kA obtenidos
Fósforo total 0.041 – 0.103
anchura de un río, la estructura y el sustrato centración de entrada; Cef es la concentración lados, cargas hidráulicas, concentraciones Sólidos en suspensión 0.004 – 0.248 en los HHAA del LIFE
de las masas de agua, la variación de la pro- deseada en el efluente del humedal y C* es la
#  $ $ $ & & &! ! (   $$$% $ & %$1 de entrada, cobertura vegetal y tipología de Fitoplancton (Cl a) 0.052 – 0.292 ALBUFERA.
fundidad de un lago y la estructura de la zona concentración de fondo o concentración míni- humedal superficial / subsuperficial) con la
# #%(  #& $& $% & $# #$  
de ribera de ríos y lagos, entre otros. ma por debajo de la cual no se puede reducir la finalidad de ofrecer valores de los paráme- escenarios. Las simulaciones indican que
# $ ( #   !#& ) &# &#. $%#&%&# )$&$%# %
concentración de contaminante. Esta ecuación tros de diseño y operación que permitan op- la superficie necesaria para lograr una dis-
 $ $ & . ( #  En  !#& & ) $%#&%&#  * ## 
el diseño de HHAA destinados simultánea- es la resultante de aplicar un modelo cinético timizar tanto la calidad de las aguas, como la minución significativa de la concentración
mente a mejorar la calidad la calidad de las de primer orden a un reactor de flujo pistón biodiversidad de hábitats y aves. En la Tabla de fitoplancton, medido como clorofila a,
 $.%#%#$1
aguas y la biodiversidad en entornos natura- para simular la degradación de los contami- 4 se indican los rangos de valores obtenidos equivaldría a 300 sectores tipo A o lo que
les, los aspectos morfológicos son aún más nantes (Garcia y Corzo, 2008; Comín, 2014). para la constante cinética (kA). En general, los es lo mismo, 1.200 ha de humedal artificial
$$% $$&%  % # #       $ & $) 
importantes que en los HHAA destinados al máximos obtenidos corresponden al sector subsuperficial, lo cual reafirma las elevadas
(#$ %#$ %&# $.$ $!%$#
tratamiento de aguas residuales$$ ' $!#% %$"&$
urbanas. A En el caso objeto del presente manual, es de- subsuperficial, que presenta buenos rendi- necesidades de superficie de este tipo de in-
$% $ %# % % & $#$& $&#  $1%& 
continuación se recogen estos aspectos, ana- $#$%$ $!3
cir, diseño de humedales artificiales para me- mientos de eliminación para todas las varia- fraestructuras. En el documento Documen-
lizados a partir de los aprendizajes adquiridos jora ambiental de ecosistemas acuáticos de-
 * $ ! #%#$ !#* $ "&#$$   
.

) 1 bles y opera a altas cargas (hidráulica y má- to Técnico de Ampliación y Calibración del
en los tancats de la Pipa, Milia y L’Illa. gradados, la superficie de humedal artificial sica) de entrada, y los mínimos se obtienen modelo Albufera, disponible en la web del
podría determinarse también mediante los en aquellos sectores que operan a menores proyecto2, se describen el modelo matemáti-
criterios anteriores, sin embargo, ésta vendrá cargas de entrada1. co desarrollado y los escenarios simulados.
A2.1 Parcelas limitada por la disponibilidad de espacio en el
 
entorno de la masa de agua a recuperar ya Sin embargo, los modelos análogos a los
Tamaño que los HHAA requieren grandes superficies. representados por la ecuación anterior Morfología
Normalmente, cuando se diseña un hume- son muy limitados cuando en las masas de La parcela es el elemento base de los HHAA.

 dal artificial como sistema de tratamiento de En casos como el que nos ocupa, lo más co- agua existen diversas variables de calidad Su estructura original, la división parcelaria
aguas, la superficie necesaria de humedal se mún es que se disponga de una determinada de aguas fuertemente relacionadas entre sí previamente existente en la zona, condiciona
%.& $$ &&  #% $$% %# % % & $. $&3
determina en función de las necesidades de superficie (establecida probablemente por (nutrientes, materia orgánica, fitoplancton, el funcionamiento hidráulico en el sistema.
$ # & $%# &  $$ $%# % %.$#.
tratamiento, es decir, del caudal de agua a tra- el coste de la expropiación de terrenos) y se zooplancton, especies superiores como pe- Esta división es resultado de los usos y apro-
tar y de las características del agua de entra- estime el caudal a tratar a través de ecua-
&  &  %# % #) $ # %#$% $ & %#   $$#"&$%$  ces y aves), por lo que el empleo de modelos vechamientos históricos que se hayan efec-
da así como de los requisitos a cumplir en el ciones como la anterior. Para ello es nece- matemáticos de eutrofización sería más re- tuado (agrícolas, ganaderos, cinegéticos…) y
#   &%1   &   !    %& % ! #    &
efluente. La ecuación empleada habitualmente
 $& $&!# $  
sario conocer las velocidades de retirada de comendable para simular correctamente la que en el caso de los HHAA que nos ocupan
%0 para el cálculo de su superficie es la siguiente: contaminantes o las constantes cinéticas de evolución de la calidad del agua en la masa corresponde al arrozal. En este cultivo, las
dicho proceso. La aplicación de humedales de agua y en los propios humedales tras su parcelas se subdividen en elementos meno-
    artificiales para tratar agua eutrófica es rela- puesta en marcha. res que se denominarán celdas, separados
Tabla 3
  
 tivamente reciente y la información disponi- entre ellos por pequeñas motas, como se
   
Parámetros de ble sobre este tipo de parámetros de diseño En el proyecto LIFE ALBUFERA se ha desa- puede apreciar en la Figura 8.
diseño de HHAA para Donde k es la constante
$ $% %% !###$&
A
cinética de primer y operación se limita a unos pocos estudios
%  %&  rrollado un modelo completo de calidad de
tratamiento de aguas orden de disminución del contaminante en el (Dunne et al. 2012, 2013, 2015; Martin et al. aguas que reproduce los distintos procesos El aprovechamiento histórico de los terrenos
526)$&  !#&% $% %% (&%# 5(/3:6!# !#$ 5φ6
eutróficas obtenidos en humedal (m/d) y es igual al producto de la 2013). En la Tabla 3 se recopilan valores y que tienen lugar en masas de agua eutrofi- ya condiciona una de las primeras decisiones
<
)  5/65
diversos estudios. ?constante
(4φ46/ $ &  %# % #5
cinética volumétrica (kv; d-1) por 26/la $ %# 
rangos obtenidos en dichos3
estudios. zada. Se han modelado los tres humedales que hay que tomar en el diseño de los HHAA:
%#  /$ %#  $  &%& )7$ %#   artificiales del proyecto (HATP, HATM, HATLI) ¿en qué medida deben parecerse al medio
y se han vinculado los dos primeros con el agronómico original, en este caso el arrozal?
%# 
Variable  !#  & $!&#&# %# 
Concentración de fondo (C*) (mg/L; µg/L para Cla a) kA (m/d) 
Referencia
Nitrógeno total 1.5 0.060 ± 0.016 Dunne et al. 2013 lago. Una vez calibrado con los datos obteni- Como veremos, esta decisión deberá tomar-
%  %1$% & 

$ #$&% % ! #&%!### 
0.3 – 0.7 0.184 Martin et al. 2013 dos durante los dos años de monitorización, se teniendo en cuenta los diversos factores
&# %#&!$%
Fósforo total ! # $& # #  
0.030 – 0.044 $%  %$5 # )#*.
0.074 ± 0.038 Dunne et al. 2015 ha sido empleado para simular diferentes que en esta guía van a ir apareciendo, pero
0.044 – 0.076 0.278 Martin et al. 2013
;99>/.;9:=61
Sólidos en suspensión 0.5 0.301 – 0.795 Dunne et al. 2012
1.5 – 4.3 0.260 Martin et al. 2013 [1] En los apartados b1.1 y c3.2 se encuentran las definiciones de estos parámetros de operación (carga hidráulica y másica) y más información
acerca de su influencia sobre el funcionamiento de los hhaa.
 $ Fitoplancton
% (Cl a)
!#$%  & . $0.19 – 10.26
#. 0.178 ! #  # 
$  & $ #% $ Martin et
3al. 2013 [2] http://lifealbufera.org/index.php/es/documentos

$$% $ & %$#  $. $&!#&  #% !# %# #$


 %$#%#$ %##$.$ #.$% (# %  !# $! 
20 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 21
%#  $  &  #&!# #) "&$#"&## $$&!#$1
"26( $ "" $"$ !!"  !!) 1"#$#%/ " !4
 " óptima
Gestión " "$%  #"
de la hidráulica !"
para la mejora $ "
del hábitat  ! 
y de  "/ " ! " #! " !
la calidad del agua Elementos para el diseño de humedales artificiales
 $ "# "/"$ ! ! $! >1

Figura 8
Imagen de división
parcelaria en un campo
de arroz.


Figura 9


    
Imágenes de la parcela
de tancat de la Pipa en
 !% #"#!"#!!"(  $  "!! """ $ (
enero de 2006 (izqda.)
$# !""0. $  !!"  !! /
y en agosto de 2015 

"# " !!) -%!"/"# "! # !"#$# "%!4
(derecha). Fuente:
  para que el lector vaya recogiendo !+,' !
informa-! ! "
'
hidrológica de arrozal. Dos ejemplos de los Figura 12
"" #!"
Google Earth. $"# $ %  !  !/! !  $#!% ( !! 4 !+,' ! "
'
 ,!
               (&&+# !$   (&'*#   $! 
 ,!
               (&&+# !$   (&'*#   $!   ción veamos las estructuras parcelarias de tancats del proyecto LIFE ALBUFERA ilustran Distribución de celdas
% " ""#!$#$! " ! ! ""   (  #"("$"  #$ 4 $"$)&+$)(-(3!"$#*$$)!$))$))$"+/"&$(*#*/&$$)&(!
  !
  !   los tancats de la Pipa y Milia antes y después muy bien esta condición: un buen ejemplo es actual en HATP y
$"$)&+$)(-(3!"$#*$$)!$))$))$"+/"&$(*#*/&$$)&(!
#! "! 5% "$! ?/$! :9($! ::61 &(!%#*+!!)*%($"$(($0!6 $$)*#*!!$3! !
de la actuación de transformación (véase Fi- el tancat de la Pipa, que está rodeado por lago  !&;!)
HATM.
 ,!
               (&&+# !$   (&'*#   $! 
 ,!
               (&&+# !$   (&'*#   $!    &(!%#*+!!)*%($"$(($0!6 $$)*#*!!$3! !  !&;!)
  !
  !   3
gura&
9, / B 
Figura 10 y! +(
Figura 11).?@< "#*# +#) "$*)por
y acequias tres
)&(%#
de sus cuatro#*( !)
lados, por )"!()  !)  !$)
3 & / B  ! +( ?@< "#*# +#) "$*)  )&(%# #*( !) )"!()  !)  !$)
lo que únicamente linda con otro tancat, el de
 (($0!)3!$'+!$#-(*#+# "))"!(!)&(!)(($0!6
Figura 10 
 ,!
               (&&+# !$   (&'*#   $!   (($0!)3!$'+!$#-(*#+# "))"!(!)&(!)(($0!6
Como se puede observar, el cambio en todos la Sardina, por el norte y éste es una unidad
Imágenes de la parcela   !
 los casos ha sido muy importante y poco se hidrológicamente independiente con su propio
*($)&*$$#)((#!*$")$#))$(!+%#+# )!)+((!":
de tancat de Milia en  *($)&*$$#)((#!*$")$#))$(!+%#+# )!)+((!":
 parece la parcelación actual a la histórica motor. Un mal ejemplo es la parcela 1 del tan-
julio de 2005 (izqda.)  ."#&##)!&+#*$-)*(+!$6 /'+($(('+!+%#)*)
 ."#&##)!&+#*$-)*(+!$6 /'+($(('+!+%#)*)
como arrozal. No obstante ello, el HA del cat de L’Illa, que pertenece hidrológicamente
y en agosto de 2015  #()*(+*+()
tancat de la Pipa
-()
(celdas FG,
#
fp y
)&$)
F4 de la
#*+(!)
Fi-
!"*
al arrozal
! &$)!
contiguo y al que inunda
 "&!( -()$) "*(!)
 #()*(+*+() -() # )&$) #*+(!) !"* ! &$)! ligeramen-
"&!( -()$) "*(!)
(derecha). Fuente:  $"$3
gura 12)&$(  "&!$3
mantiene !"#)
unas motas  "&("!0%#6
de separación cuando
te por filtraciones %#
éste 
está! )*%# (  !$) 
seco.
Google Earth.  $"$3 &$(  "&!$3 !"#)  "&("!0%#6  %#  ! )*%# (  !$) 
 !$)"&$)(+##*)3$--()3)(!"#$(&$)!$#!#(+(!$)$)*)
entre celdas similares a las de los arrozales,


!$)"&$)(+##*)3$--()3)(!"#$(&$)!$#!#(+(!$)$)*)
lo que le convierte en un HA más similar a las Una variable morfológica del mayor interés
)*%#/!" $($("&(!!$)'+!&(! $#$#+#+#($!%
 )*%#/!"
parcelas de arrozal. $($("&(!!$)'+!&(! $#$#+#+#($!%
en las celdas es la relación entre la longitud

 (($0!6$) "&!$)!$)  !&($/*$
 !+)*(#"+/#)*$#:
 '&!
            (&&*# !$   (&'*#   $! 
 '&!
            (&&*# !$   (&'*#   $!   (($0!6$) "&!$)!$)  !&($/*$
 !+)*(#"+/#)*$#:
y la anchura (L:A) de las mismas. Para apli-
 %#5+#+# "&!$)! 
 3'+)*($$&$(!$/'+)&$(*())+)
Otro aspecto a considerar en la toma de deci- caciones en aguas residuales urbanas las re-
  !
  !
 %#5+#+# "&!$)! 
 3'+)*($$&$(!$/'+)&$(*())+)
+*($!$)3&$(!$'+,#"#*!#$#$*($ 3!!(#3&$(!#$(*/)*)+#
siones sobre la ubicación de un HA es el ase- laciones típicas L:A se encuentran entre 1:1 y

Figura 11 
 '&!
            (&&*# !$   (&'*#   $! 
 '&!
            (&&*# !$   (&'*#   $!   +*($!$)3&$(!$'+,#"#*!#$#$*($ 3!!(#3&$(!#$(*/)*)+#
  !
  !  +# ($!%"#* #&##*3:1
gurar la máxima independencia desde el pun- (USEPA,
$# 2000; "$*$(6
)+ &($&$ Salas et #
al. 2007).
"! Se"&!$
ha ) ! &(! ? !
Imágenes de la parcela +# ($!%"#* #&##*
to de vista hidráulico. Hay que recordar que la $#
comprobado que estas relaciones reducen el ) ! &(! ? !
)+ &($&$ "$*$(6 # "!  "&!$
;
##033 $! 1!3'13"3$#"
del tancat de L’Illa en
  7
!!3'+&(*#($!%"#*!(($0!$#*+$/!'+#+#!("#*&$(
 '&!
            (&&*# !$   (&'*#   $!     7
!!3'+&(*#($!%"#*!(($0!$#*+$/!'+#+#!("#*&$(
ubicación de estas infraestructuras verdes en riesgo de generación de zonas en las que el
julio de 2005 (izqda.)   ! := !*($#)+#$)*)*)$6
espacios naturales limita la posibilidad de em- agua se queda estancada, llamadas “zonas
!*($#)+#$)*)*)$6
y en julio de 2014 plear diversos materiales como, por ejemplo, muertas”. La presencia de “zonas muertas”
(derecha). Fuente: #-(!"$($!%!"/$(#*()#!)!))!(!%##*(!!$#*+/!#+(
láminas de impermeabilización. La afección reduce el tiempo de retención hidráulico (véa-
#-(!"$($!%!"/$(#*()#!)!))!(!%##*(!!$#*+/!#+(
Google Earth. ; 5<
de la  !) ")")6
gestión hídrica de (
los HHAA&!$#)
hacia los # se+)
apartado()+!) +(#)
B1.5) y, como !) (!$#)
consecuencia, el *&) 5 ) #:
; 5<  !) ")")6 ( &!$#) # +) ()+!) +(#) !) (!$#) *&) 5 ) #:
+#*(##*(?5?/A5?;3@>>>4!)*!6@>>D<6$"&($$'+)*)(!$#)(:
campos circundantes, o viceversa, debe ser la tiempo del que se dispone para que se pro-
+#*(##*(?5?/A5?;3@>>>4!)*!6@>>D<6$"&($$'+)*)(!$#)(:
menor posible con el
fin#(%#
de reducir los 
costes
+# ! ()$ 0$#)duzcan
# !)los'+
procesos de )
! + transformación de
'+ )*#3 !!") 80$#)
+# ! ()$
de gestión  forma
y la mejor #(%#
para ello
es 0$#)
que # !) '+ !En+
contaminantes. )5'+
la Tabla )*#3
se muestra esta !!") 80$#)

"+(*)96 &()#80$#)"+(*)9(+!*"&$(*#%#(+!$;-)&(*$
la parcela de HHAA coincida con una unidad relación para las celdas del estudio:
"+(*)96 &()#80$#)"+(*)9(+!*"&$(*#%#(+!$;-)&(*$
?6C< /3 $"$ $#)+#3 ! *"&$ ! '+ ) )&$# &( '+ ) &($+0# !$) &($)$) 
 ''!
         "   (&&*# !$  (&')#   $! 
 ''!
         "   (&&*# !$  (&')#   $!   
  ?6C< /3 $"$ $#)+#3 ! *"&$ ! '+ ) )&$# &( '+ ) &($+0# !$) &($)$) 
 !
 !  *(#)$("%#$#*"##*)6#!!C)"+)*()*(!%#&(!)!)!)*+$5
*(#)$("%#$#*"##*)6#!!C)"+)*()*(!%#&(!)!)!)*+$5
22 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales
 ''!
         "   (&&*# !$  (&')#   $! 
 ''!
         "   (&&*# !$  (&')#   $!   
  Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales
-'   !"!) &*" en espacios naturales // 23
   '
 !
 !  -'   !"!) &*"    '
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Elementos para el diseño de humedales artificiales

Tabla 5 Tancat de la Pipa Tancat de Milia Tancat de L’Illa Cuadro 1


Sector L:A Sector L:A Sector L:A
Relaciones entre Sectores C (flujo subsuperficial)    
  Recomendaciones
longitud y anchura A - A 0.27 A 0.10 sobre la morfología
Sectores B (flujo superficial)
   
(L:A) en las celdas de de las celdas.
los HHAA del proyecto fp 8.4 BE 2.71 B1 0.93 
fp1 2.28 B1E 1.08 B2 4.00 """#!" $! "+ ! """
LIFE ALBUFERA. fp2 2.54 B2E 1.63 B21 2.02
En sombreado '   !  #! "$" "" / +  !+ !$ 0 $  $
fp3 2.21 BC 2.54 B22 1.99
se encuentran FG 2.1 B1C 0.98 B3 3.20   !# #  "$ !!# $ # ! $- "# 
los sectores FG1 0.6 B2C 1.57 B31 1.00 "#! # !   "     !  ! $  $!  /0 ' 
FG2 0.7 BO 3.09 B32 1.16 #! $ / 0-
monitorizados. FG3 0.8 B1O 1.27 B33 1.03
F4 B2O 1.76 B4 3.07 )!     
)     
 
F41 2.13 B41 0.58 "     *.)- ),+
F42 2.13 B42 1.30
)    
   
 /0
F43 2.13 B43 1.18
Sectores C (laguna somera)
C-LR 1.9 C 2.20 C 0.29
 "! "#$. $! /,0!  ""# #!1,1'2,1-
C-LE 3.2
  '!! "$! "#!"$'  ! "'"#!"+" $
 " % " $ "! &"% "-
  ! !  %   "#!"
 "  "+ $ $ #! %" !"#!!# #
Como se puede observar de la Tabla 5, las acelera; o si coinciden en dirección pero son
#!    "  + " $  !!#  "#! $ '  !   ( "
relaciones están en los intervalos típicos re- de sentidos opuestos, en cuyo caso lo frena;
$!# "-
comendados. El hecho de que en algún caso provocando una clara afección a los TRH en
la relación sea inferior a 1 no es negativo en todos los casos.  

cuanto a la distribución del flujo siempre que  
   (   

    & .',
se asegure una alimentación bien distribuida
       ! #

(en general esta afirmación es aplicable a to- Recomendaciones
  
   
 (
das las entradas de los HHAA pero más en Con el fin de minimizar el efecto de la resus-
,',
estos casos). pensión de sólidos por efecto del viento se
recomienda orientar los sectores tipo lagu-
Un factor ambiental importante que afecta al na somera y superficiales de manera que su
flujo del agua cuando se trabaja en espacios lado mayor no se oriente en la dirección de
naturales tan abiertos (interior de los sec- viento dominante.
tores tipo B y C) como los que en este ma-
.',
nual se describen, es el viento. En efecto, el


 
 
viento puede suponer un aporte de energía A2.2 Motas y diques  "  
externa a la masa de agua que tenga como !
  
 
consecuencia la modificación del campo de Las motas o diques de separación entre cel-   
 
&   
velocidades en la masa de agua somera. Con- das constituyen uno de los elementos princi- '  (
/',
secuentemente, el viento puede modificar las pales de los HHAA de tipo superficial (no son
,'.
direcciones principales de flujo en la celda, necesarios en los HHAA de tipo subsuperficial
pudiendo tener esto repercusiones en la loca- ni en las lagunas someras). Las motas confi-
lización y persistencia de las zonas muertas. guran la forma y tamaño de las celdas, permi-
ten el acceso a diversos puntos en su interior
Su efecto es mayor cuanto más larga es la para el mantenimiento, establecen límites a la
celda en la dirección del viento y menor el circulación del flujo y en ellas se ubican las
calado. Sus consecuencias dependen de si la tuberías o compuertas de paso de agua, por lo
dirección y el sentido del viento son coinci- que el comportamiento hidráulico del hume-
dentes con el flujo normal, en cuyo caso lo dal depende de forma directa de éstas.

24 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 25
!" !" -# 13.+   ! ! $ !$! # "  
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Elementos para el diseño de humedales artificiales
 !  !) !" ! # #  "#  !  %! " " !#
!# !40 "# )% #!$! # ! " !!!" !#!#   '*$  
  (
!20+   ! 
 '*$  
  (&
Figura 13 terreno natural poco compactado. Esta co-   !  
Imágenes de motas lonización de la vegetación es favorable para 
de tierra (izda. y dcha. la fauna pero dificulta la gestión del espacio. 

arriba) y hormigón
(dcha. abajo). En los tancats de Milia y L’Illa, la separación
 

entre las celdas se ha realizado mediante 

terraplenes que constituyen los caminos de


mantenimiento de unos 4 metros de anchura
y entre 1,5 y 2,5 metros de altura contados 

desde la base del HHAA (Figura 16). 




Recomendaciones 
Construir en los HHAA superficiales motas

 
  '+$            
de separación como si fueran campos de
arroz permite integrarlos mucho mejor en suaves del orden de 5H:1V o 10H:1V se em- Figura 15 
  $ 
el medio, pero dificulta su mantenimiento y plean en las lagunas someras para favore- Imagen de compuerta
  '+$            
accesos ya que se desmoronan con facilidad. cer especialmente la fijación de vegetación de paso construida con

Es mucho más resistente la solución realiza-   $
sumergida. bloques de hormigón 
 da en HATM y HATLI. Sin embargo, si no se sobre mota de tierra.
En el ámbito del arrozal del P.N de La Albufe- que sufren los de tierra debido a su desmoro- desea una infraestructura de separación tan
      
  

$   


  
%
No obstante, sí que se ha observa en todos



        
  
ra estas motas se elaboran indistintamente namiento o filtraciones a través de las motas voluminosa se recomienda que las motas  
 
    
los tancats que el carrizo coloniza muy bien
mediante tierra o con diques rígidos de hor- causadas por la fauna (cangrejo americano, tengan al menos 2 metros de anchura y que 
los    
laterales las

de todas  

$
parcelas, allí don-  
   
 #! " !# ""% #!$"   !"# #!# !  
      '
migón o bloques, aunque la forma tradicional por ejemplo). Además, constituye una zona sean de material bien compactado; en este  
 
    
de la humedad es abundante pero el nivel de
 "     !#el!
de dividir  "
parcelario es con motasde " !
tierra  " cuando
de paso $!   ! " !
los campos están  #!  !
inundados,      #  caso los canales de paso entre celdas deben agua bajo; mientras que la enea cubre las
-    (Figura
 ) .+ !)!""#%# &  !# ! !!" 
13). Debido a la escasa elevación de y al tratarse de un elemento rígido se reduce ser abiertos para facilitar su limpieza y tanto
 
      '*
zonas profundas, alcanzando una muy buena
Figura 14 los niveles de agua en el interior de las par- la vegetación que crece en su entorno. la boca de entrada como la de la salida del cobertura en el tancat de L’Illa.
# !)% " " !#" ! # $" # !#" +
Imagen del sector FG celas, las motas no requieren una altura de- canal deben estar reforzadas para que se fi-
del tancat de la Pipa masiado grande y es raro encontrar motas Estas tradiciones agronómicas pueden influir jen bien en la propia mota y no se erosionen
!" !" ! 
en abril de 2009. En
 !##  !!
que superen los 40 cm de altura, ya que los
"" #!!" #% lateralmente.
en la decisión sobre el tipo de mota que se
!!#
primer plano está  !+! 
 ! !#!" "
niveles del agua en los laterales del sistema construye en los HHAA superficiales. En !!,
los
FG3 y se"observan las no suele superar
!%*" !1)5" los 20 cm. HHAA del tancat de la Pipa se ha seguido
! # %60 "# - #   # " 20 esta
motas de separación tradición en los sectores FG y fp: motas de 1,5 A2.3 Taludes y pendientes
%30!.+
y las compuertas con El empleo de bloques facilita su manteni- metros de anchura y 60 cm de altura (para
FG2 y FG1. miento ya que se evita la reposición continua un calado de agua de entre 20 y 30 cm). Los taludes laterales de las celdas resultan
 relevantes por tratarse de zonas en las que
En la Figura 15 se puede observar la erosión en un reducido espacio se presentan una
 que se produce en los exteriores de los blo- mayor variabilidad de calados, por lo que
ques de hormigón que conforman la com- pueden ubicarse más variedades de espe-
puerta de paso y que obliga a una reposición cies. La realidad es que al tratarse de cala-
anual del material para que no se produzcan dos muy pequeños y pendientes de relación
fugas laterales. Por otro lado, requieren un 3H:2V o 2H:1V la variación de vegetación es
desbroce al menos dos veces al año (princi- muy escasa. La pendiente del talud suele
pios de verano y principios de otoño) ya que ser alta para no perder volumen útil al ser  ',$      ! $
el carrizo y la enea rápidamente las colonizan los HHAA unidades destinadas a la mejora Figura 16
 e impiden el paso al estar constituidos por de la calidad de las aguas. Pendientes más Terraplenes de separación de celdas en HATM y HATLI.
 ',$      ! $
'*$  
  (&&-$  )!   
  !  (!'$ 
26 // Manuales Técnicos para la gestión de*-      
humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 27
   
          

#   $ !$ #."' !  "  #0
& %%"$%/ '%'&"$ )' 0&$%#'
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora ''*'
del hábitat y de la calidad del agua $( " " ##!!. ! "# "!#
Elementos para el diseño de humedales artificiales
'$%+ %"$ '%/+ $&'$  32
 " ""&#! ! ".! $"!$ 
'$6:%'%&$%)&!#'$%$$ $%"$&$  #$&!#!!  !   "

'%%"$"   2 $ #! $""#   "# #0
(+$       #
 % $&  % $&$     %(++*&$
circule de unas a otras. Las compuertas que garantiza el nivel deseado en el sector. Esta
existen en los !!" ""."#&     ! $ "!# .
tres HHAA son de dos tipos: función se podría conseguir también con $ 4
clásicas compuertas de tajadera en hormigón una compuerta vertedero, que funcionaría a
#   $ !$ #."' !  "  #0"$ ""#!"
como las que habitualmente se emplean en el modo de vertedero con el labio a cota mó-
    
 
     $(
regadío tradicional " " ##!!. ! "# "!#
y que se sitúan fundamen- vil. El inconveniente de esta última opción es
7
 "! " "  4
    
 
    
 talmente en HATP (entradas a los sectores y que supone excavaciones mayores que en el
  " ""&#! ! ".!
motas intermedias) y en HATLI (entradas a los
$"!$    ! $ 0$ 4
caso de compuertas convencionales.
     
     
 sectores A y C); #$&!#!!  !   ""$"."#  
y las compuertas murales de
 apertura con volante, mucho más grandes En las compuertas se pueden colocar tablo-
$ #! $""#   "# #0
 "$!# " $""#   "# ""##$("#"$#! " "
que las anteriores y que están situadas en to- nes a modo de vertederos de sección rectan-
 "$!# "
""# ,(!#$""#   "# ""##$("#"$#! " "
$ $ !$$ " #! "/ "$!# "
dos los sectores del $'"#"#!"
HATM y en las salidas de gular que pueden cumplir una doble función:
""# ,(!# $ $ !$$ " #! "/ "$!# " $'"#"#!"
""#". " "$!# "#  ! ! " $ #$ #"0
las parcelas de HATP (Figura 18 a y b). Figura 20
)'$  % #    " #

""#". " "$!# "#  ! ! " $ #$ #"0
 ! #!  ( $""#% $ # #
1#!  " ""#!"(
 •M antener un nivel determinado en la celda Tipos de paso de agua
 ! #!  ( $""#% $ # #
1#!  " ""#!"(
# "#! "2( 1#!  " ""#!"(2-( "$!# "$! " !#$! 
Figura 17 En la Figura 17 se muestra la densidad de En el mercado existen otras compuertas aguas arriba. %" ! $ # "$! " #!!"." "" $
(arriba: en el terreno
  
  

    

 


# "#! "2( 1#!  " ""#!"(2-( "$!# "$! " !#$! 
 & #, $  " ! " $  " #!!" ( $ "#  "#$  "  #" " "#!" 
Imagen de vegetación vegetación que llegar a desarrollarse en el tipo tajadera manual que permiten regular •P oder medir fácilmente el caudal que circula.  #$!  ##"!".!  natural; abajo: bloques
$"!
 & #, $  " ! " $  " #!!" ( $ "#  "#$  "  #" " "#!" 
 ( ""  " " ! "
1$! 47 (2/
desarrollada en el perímetro de una de las celdas de la parcela el nivel aguas arriba sin necesidad de ta-
 ( ""  " " ! "
1$! 47 (2/   " $!# " " $  ! # "    &!#!"  " !# $ ! $
de hormigón).
perímetro de una de fp
 del tancat de
!  Pipa. #! " $!# " # #  ! 
'"# blones, inclinando
 $  la tajadera
$ !# !$ !(Figura
 &18c:
$ " Ésta es la solución que se ha adoptado en #!! #$!  $ !#! "#!$
$$!$  $/
las celdas de HATP.  compuerta
 !  '"# #! " $!# " # #  !   $  abatible)
$ !#o izándola
!$ ! en
!! "" # ",  #  ! 1$! 47.$!#   #2)   caso $ "
 & de los tancats de la Pipa y Milia, no siendo posi- &"$ 0
   #   #!    " !  #! 
tajadera enterrada en el lecho (Figura 18d:
!! "" # ",  #  ! 1$! 47.$!#   #2)  
 "#  ! #!!  1$! 47.$!# &!#!2/ $!#   # ble
• hacerlo en L’Illa debido a que la conexión "  ! $"  #$! ". !  $ "  # "$ " "#!
 #!$&#!    $ " !! 0
 A3 FLUJOS DEENTRADA Y SALIDA.$  "compuerta
 ", (  vertedero). La!
compuerta
 "#  ! #!!  1$! 47.$!# &!#!2/ $!#   #
" !  "#!$! # " !  "  # $    abati-
   $!#  entre celdas se realiza mediante tuberías$!$ 0
• !! # $  su-
CONEXIONES
" ENTRE
!  "#!$!  # " ! CELDAS
 "  # $  "ble ", (  $
se podría   
obstruir !   
o atascar
"# ! "!"$!,( ""#" &# ," "!"   &! !" más$!# 
fácil- mergidas. 
"# ! "!"$!,( ""#" &# ," "!"   &! !"
mente que las demás, ya que
$ " $ ("#   " #$ #"/ &#  " $$ " $!# " el eje de
78 giro "# " "$ $"  # "  ( .""  !
7
 A3.1 Compuertas.
$ " Vertederos.
$ ("#   " #$ #"/ &#  "   " $!# "
de la compuerta " $
$$ " $!# "
estaría siempre
 ! #) &" "#!/"# $"! "$!# $ $!#   ! # "  
sumergido, Los &!#!"
vertederos
1     "
pueden funcionar libres o $  2"!# 3 $   $$!$ !
!# $ !
$ '#! ""! )  ##$ ! ""$! "0
y debido $$!$  $/
 ! #) &" "#!/"# $"! "$!# $ $!# 
a los sedimentos o la vegetación,
&!#!, $$ !  &!#!  # &/&#"#  anegados, dependiendo sobre todo del nivel !  $& #! $ !$ #(   "0"!. 
#$"  " 0"!# #$  $ ""
"&!#!"$$ ! !"  "." !#& $ " 4
&!#!,
Las $$ !  &!#!  # &/&#"# 
compuertas que se instalan en las motas es más propensa a averiarse
%# " $"$' & " (!" $ "$!# "& "/ que las que
 #!$&#!    $ " !! 0
• actualmente
de aguas abajo, como se puede ver en la Fi- 
%# " $"$' & " (!"
constituyen los elementos de unión entre las $ "$!# "& "/
hay instaladas en los HHAA. La ."$&! $! 590
gura 19. En el primero de los casos, esto va acom-
• !! # $  $!$ 0 
celdas
2 del sistema, y permiten que el agua 2 ventaja es que con una sola compuerta se
)'$  % #    " #
  &$ pañado de la generación de una sección
2 2 crítica, lo que facilita la medición del caudal
"# " "$ $"  # "  ( .""  !
A B %" ! $ # "$! " #!!"." "" $ $! ) !"#!!
1    $ '#! ""! )  ##$ ! ""$! "0
circulante, como se explicará más adelante.
En los humedales costeros con muy escasa
 #$!  ##"!".!  $"! ! "0
"&!#!"$$ ! !"  "." !#& $ " 4 pendiente del terreno, la generación de esta
."$&! $! 590 sección crítica3 no siempre es posible debido
al escaso desnivel entre parcelas, por lo que

#!! #$!  $ !#! "#!$ (! $! #
no se produce la caída libre del agua. El fun-
(+$       #
 % $&  % $&$     %(++*&$
&"$ 0
   #   #!    " !  #!  ! "
cionamiento de unvertedero
 #! de forma  $4
libre
!!" ""."#&     ! $ "!# . $ 4
o anegada no depende sólo de su diseño, sino
"  ! $"  #$! ". !  #   $ !$ #."' !  "  #0"$ ""#!"
$ "  # "$ " "#!  !$ 0 " &!#!"
también del funcionamiento hidráulico del
7
Figura 18 $( " " ##!!. ! "# "!#
sistema en cada instante. "!"" 4
Tipos de compuerta
  " ""&#! ! ".!
$"!$    ! $ 0$ 4

2 2
existentes en los C2 D
2 #$&!#!!  !   ""$"."#  
Figura 19 Según se aprecia igualmente en las figuras an-
7
(+$       #
 % $&  % $&$     %(++*&$
HHAA del proyecto  2"!# 3 $ #! $""#   "# #0
$   $$!$ !!#.(!# #'"#$ 
Esquema de funcionamiento de vertederos: teriores, los pasos de agua pueden realizarse
(a y b) y otros tipos !  $& #! $ !$ #(   "0"!.    $ !!"% 4
libre (arriba) y anegado (abajo). Imágenes
!!" ""."#&     ! $ "!# . $ 4 en terreno natural o mediante elementos rígi-
de compuerta (c y tomadas de FAO (1997).
#   $ !$ #."' !  "  #0"$ ""#!"
#$"  " 0"!# #$  $ "" !0 dos, como hormigón o bloques prefabricados.
d). Compuerta tipo $( " " ##!!. ! "# "!# 7"!"" 4
c) tomada de Comín
68
 " ""&#! ! ".! $"!$    ! $ 0$ 4
[3] Se define “sección crítica” como aquella en la que el flujo circula en régimen crítico, y por tanto existe una relación biunívoca entre caudal

(2014).  circulante y calado en la sección. Es decir, a cada caudal le corresponde únicamente un solo calado posible. Es por tanto una buena sección como
#$&!#!!  !   ""$"."#  
 sección de aforo.


$ #! $""#   "# #0
 "% 
       
  
   
 
  

#!"$
 "% 
       
  
   
 
  

#!"$
28 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 29
56
)% 0"$)&$%&$$ %&$'+  $ &')$&$ &3
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Elementos para el diseño de humedales artificiales
'  $& %#'$'$& %&$'!' 0  "3
$0"$% &$ , %$ 1%& $'&" $&'%&+
$)'%$$1

elementos que generen una cierta obstruc- 


     

ción del flujo, como pequeños sacos de are- "!
na, piedras o trozos de ladrillo. Esto reduce "!
temporalmente el caudal saliente y vuelve a 
 '!& +   / ' " ." '  (& '+' '("&'5 ' &+ (
incrementar el nivel de aguas arriba. $ (&''('$&+ ('7 &'$+'(5' &"5 "'( '$""
$&+ #&+ + #  "/8"&" +'(&"'("&7 & 
,&"  ("&'  (&-     "&&( '(&+#   +" / 
Como el mantenimiento de los vertederos  (  (""' (#&"'5""$"&$"6
    #       
suele requerir tiempo por parte de los usua-   $      
•  +' (&8' •  "&'("&
rios del sistema, éstos tienden a reforzarlos, •  "(&' (&'8'' •   '" ''("&
•  $""6 $&'# " & •  -+9"': '("&
bien en sus laterales, o en todo su contorno.  
  
En esos casos podemos encontrar vertede-  ")-" ' " '+& %+  +"   (& ' '(&+/ " '
   

ros rígidos realizados mediante obra, que + "& ($"' (&"'("&5%+ "-/' (&
'  &(9 "0" '+&(':/%+5'5-""    #" 
apenas modifican su sección tras el paso con- %+&++ "'(   , $+ ("5$&-(&&'+'$ '#     ! 
 (&  " "7   .$&    "'   $&"/(" ;
 tinuo de caudal. Sin embargo, este otro tipo +&5'$+&" &6
Figura 21 En terreno natural quedan mejor integra- de vertederos rígidos también requieren de
       
       
Ejemplo de paso dos en el entorno del humedal y generan un un cierto mantenimiento, ya que la vegetación   + (& ,&" (&'8 4   """&' "'" )+"'       #    #   ! 
''$&' +&-"  5' " ( (&%+
 

de agua a través menor impacto visual. También mantienen el prolifera igualmente en su entorno.  + '5'"' '(  (&''/"&
de bloques de modo tradicional de separación entre parcelas +''" -"' $"'

&hormigón
   %en)$&$
el que %en
%' $#'$$
el entorno &"
de muchos  " $naturales,
parques "$& Por  %otro
'%'$ %número
lado, el  %%3de compuertas que   '!&' (&'8'' 4  " & (&&( (
+' "&5)$""/"(  (&'/''7
"&
se han erosionado por lo que se mantiene su diseño histórico de se instalan en cada celda es clave para lo- Cuadro 2
$ $,$ %0%'%&$%0 &  %' & $ 1% %% %" 3 $&-(&%+ (&'+ '(&+&'(&'""
los laterales y se han regulación. Los vertederos realizados de este grar una buena distribución del caudal en su $"&+ '%+$"&"(&' Recomendaciones sobre el número y distribución
&$colocado
%$sacos%$,
de %&
modo presentan $0#'"%
el inconveniente de que hay %'%!&$%
interior y minimizar la existencia de zonas   ""&'& (''"''
4   """&'' '&'5
/%+"$'"&' de entradas y salidas en una celda.
'1 $ 0%& &$ &" )$&$ %$ %&$#'$'
arena para obstruir el que reponerlos para que sigan controlando el muertas. Cuanto menor sea la relación en- -(# 5%+&0 
'(&+"&'+" (&"
" ("&0# 

& 0+#')&!"$ $'&%'& $ 1 tre la anchura de la celda y las compuertas,


flujo. flujo en condiciones adecuadas, pues en caso '("& 
contrario, la aceleración del flujo en su entor- mejor será la distribución del flujo. En el caso 
no provoca que el vertedero se vaya agran- de que la alimentación provenga de un canal
($  "'$&%#'%%&%)"$
dando por las erosiones. Este incremento de
$$''
lateral (por ejemplo el sector B de HATP), hay Recomendaciones fp2 del tancat de Pipa. Como puede apreciarse
($&$ /% $#'%$+!'/"$ %"$%"
'%'&$ $+,$*%&,
anchura aumenta el caudal de salida, %'$&%1'&
y genera que tener en $%
cuenta que a través de la prime- La experiencia indica que se requiere un man- existe un tablón en la sección rectangular que
'%&$" $ %&$%%&$'&'$ $!$%$ % 
un descenso de nivel del campo de aguas arri- ra compuerta saldrá más agua que a través tenimiento casi continuo de las compuertas, hace las veces de vertedero, sobre el que se
 '$    + %  "'$&%0  $ %$  %&$'!  ' 1   $" $'! %&% &%&$%/" $ &%&"% '
Figura 22 ba, alterando las condiciones del sistema. de la segunda y así sucesivamente ya que el tanto para proceder a la limpieza de vegeta- realiza la medición de caudal, pero se aprecia
&!"$ )'&$4"
Esquema del efecto del $" %& $ 50+#'
flujo pierde energía conforme avanza. Dicha ción que crece a su alrededor o restos flo-  a simple vista cómo parte del agua se filtra
'&$)%"$$
número de compuertas Como"'$&%$%'#'&$)%%'+
solución provisional, para evitar estar relación es de unos 30 m/compuerta en HATP tantes que obstruyen el vertedero, como en
sobre la distribución reconstruyendo de forma continua en verte- y en HATLI, mientras que es de unos 130 m/ la reconstrucción de sus estribos en caso de
+ #'  '  "$ $   $ ),1  $! %  ' % :7
del flujo. dero de tierra, los operarios suelen colocar compuerta en HATM. estar realizados con terreno natural. En caso
 + 0&$%#'%' %8:72 "'$&
1 contrario, se alterarán las condiciones de
' "$"

funcionamiento hidráulico del sistema.

Además, si se desea utilizar estos vertederos


como aforadores, se debe mantener estanca
la unión entre los laterales del vertedero y Figura 23
el terreno, para evitar que las fugas de agua Imagen que muestra la
distorsionen la medición, o que generen un existencia de un flujo
vertido de caudal excesivo. secundario en un paso
entre celdas, debido a
' %'$ 
Como ejemplo, en la Figura 23 se muestra el la erosión del lateral
 punto P4 de conexión entre las celdas fp1 y   de la compuerta.

 








   
  

        
  

 

  



   

  

 
30 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales '#'
Manuales Técnicos %"' %&&$#'$!'$2
para la gestión naturales // 31 
"'$&*&
de humedales artificiales en espacios
9; / % $    "$ $ % & &%    %   1  %
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Elementos para el diseño de humedales artificiales

por los laterales de la estructura de hormigón aunque como a menudo se trata de elemen-
al haberse erosionado. Se recomienda repo- tos reutilizados, pueden ser de cualquier
ner la unión con estas motas laterales, por material utilizado en la construcción.
donde también está pasando caudal. •S
 ecciones irregulares. A veces este tipo de
conductos sumergidos se realizan con tro-
Aunque no se pueda constatar que la rela- zos de tuberías divididas por su diámetro, o
ción anchura/compuerta haya afectado a los incluso se parten para tal fin. No es raro ver
resultados de calidad, se recomienda no em- conexiones realizadas con media sección de
plear relaciones tan altas como las de HATM. tubería. Su finalidad es aprovechar el con-
Los valores de 20-30 m/compuerta se consi- ducto para realizar dos conexiones, ya que
deran adecuados para este tipo de sistemas. el escaso nivel de agua no requiere de la
totalidad del diámetro.

A3.2 Conductos sumergidos El objetivo principal de este tipo de conduc- tenga tanto en la parcela de aguas arriba, 
La conservación y mantenimiento de los tubos Figura 25 
tos es: como en la de aguas abajo, ya que el control puede ser problemática al sufrir obturaciones Medición de velocidad
 !"
 
  


   
La conexión entre parcelas a veces se realiza hidráulico del flujo puede estar en cualquiera por restos de vegetación y/o colmataciones del flujo con
mediante conductos que atraviesan la mota •E
 vitar el mantenimiento y reconstrucción de las dos. En la Figura 24 puede apreciarse

 
     por acumulación de sedimentos. Si además se minimolinte.
         
    
  
sin quedar abiertos por su parte superior. És- de los vertederos realizados en terreno na- dos tipologías de funcionamiento hidráulico desea medir periódicamente el caudal que cir-
tos son los elementos que se han instalado tural a través motas de tierra, ya que estos     

diferente para estos conductos'

 

   &    
enterrados. cula a su través, es fundamental mantenerlos 
en mayor medida en los tancats para atra- tienden a desmoronarse con el paso del   
   
  

 $        

limpios de vegetación para poder localizarlos
 !"
 
  


   
vesar los caminos que separan las celdas y flujo. El uso  
 de estas
!
conexiones permite mejorar
   ya que 
 
 
 en muchas ocasiones
 pueden estar
        
 
conectarlas hidráulicamente. •M
 antener constante el paso de caudal, e in- la conectividad

 
para peces
 y otra fauna, per-
    sumergidos
   y no ser
  fácilmente
  visibles. 
  
 En   
  
• '% #   %% ) #$%#&   $ '#%#$ # * $  %##  %&#  
directamente el nivel de agua en las parce-
  &
 $  
   

 
 
 $  
mitiendo colonizar desde las zonas altas des- ocasiones, a través de la conexión puede se-
%# '$% $%## .) "&$%$% $# #$! $&/     
 '

 

   &     
   
      
 
   $  
 

Entre los tipos de conductos enterrados que las, ya que su sección permanece constante de las zonas bajas, conectadas a la masa de guir circulando un cierto caudal, que apenas
• %#$% %! $ & .#% %' &  $! # $.)    
   
  

 $        

se suelen encontrar, cabe destacar: en el tiempo. agua exterior. Por
   & ejemplo, en HATLI existe puede ser identificado visualmente debido a la
"&$&$ !# $% %%!/
•C
 ruzar infraestructuras de mayor tamaño,    
!     

esta conectividad desde l’Estany de la Plana 
 
escasa velocidad   
del flujo, lo   
que dificulta el     
  
• #&* ## $%#&%&# $ )#%  . $ ##%# $/
•M
 arcos rectangulares. Se realizan normal- como caminos o carreteras. hasta las celdas de cabecera del HA. control global del sistema.
  &
 $  
   

 
 
 $  

  
 
    
 
    
mente
 con
& %  hormigón in situ. Suelen
$& & % utilizar-
#&. $%$ &%$ !& & # !% % $&1 Figura 26
   
      
 
   $  
 

   
     

$ 
   

se para cruzar infraestructuras de cierta En cuanto a su funcionamiento hidráulico,
#$.$1$&#$.!' & "&$% % % ! #  Cuando se desea medir el caudal en este El control del flujo en los conductos sumer- Imágenes de la
entidad. estosconductos pueden 
funcionar comple-    &
 
     &
tipo de conexiones, resulta más complicado gidos es uno de sus principales inconvenien- salida de tubos
 & $ ## .      & $  . )  "& %# #& & !& $% # 
•& "&#  $$/ &# 23!& !# #$$%! $& %#&
C
 onductos circulares. Habitualmente son tamente sumergidos, o bien semi-sumergi- cuando están completamente sumergidos. tes ya que al tenderse a hacer de grandes sumergidos en los
tubos de PVC o prefabricados de hormigón,
#%! # $%$&%$%## $/ dos, dependiendo del nivel del agua que se 
  
 
    
 
   
Se recomienda utilizar un minimolinete que  
diámetros para evitar su colmatación, las ve- que se puede apreciar
   
     

$ 
   
(
se adentre en la sección del tubo, del modo locidades son imperceptibles a la vista para la acumulación de
Figura 24 que se ilustra en la Figura 25. los caudales que se manejan.
 
     & sedimentos.
Imágenes de conductos
sumergidos: desagüe
anegado en su
desembocadura (izda.)
y desagüe libre en el
que la condición de
aguas abajo no influye
en el vertido (dcha.). 
 !#  


  
   
   

 

    
 $%!             " !#        
 !#  


  
   
   

 
     
     " !#!   
  
32 // Manuales Técnicos para la
gestión
&$ de
$% $ ($
humedales !#%
artificiales # # naturales
en espacios   %'  ! #  !$ ) %#   & . !#%  Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 33
* # $  $ * $ % $ $  $ * $   $. %  $     $   &  (%##/
#         
       
   

&&2'% 35" $" /
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Elementos para el diseño de humedales artificiales
'$786%&&$($'% %&'%
 )!%%&$ %% %'&(%%" $
%$"$%% %%&!'
$ %& $5'$8:60
Recomendaciones una celda a otra celda situada lejos de ella) y Uno de los principales problemas que presen- agua y den lugar a posibles proliferaciones
Aunque el objetivo de este tipo de conexio- se integra mejor paisajísticamente; su abuso, tan las acequias tradicionales es su manteni- de fitoplancton.
*#'(&$+ %'$&% %%#'"$ '+'
nes enterradas sea reducir su mantenimien- junto con la escasa diferencia de niveles que miento, ya que requieren de un refuerzo de
to respecto a los vertederos en abierto, éste existe en las parcelas, puede condicionar ne- motas cada cierto tiempo para eliminar fugas,
" %%"$ $ %& "& 0
• $ " #(#$""  #. " !%% ## "" '$ #%3
no puede ser nulo, por lo que se recomienda: gativamente la gestión hídrica. y sobre todo, limpiar la vegetación que crece A3.4 Rejillas de protección
en sus márgenes, ya que reduce la velocidad 
$".# $$ #1
•R  ealizar limpiezas periódicas de los conduc- Los canales se diferencian básicamente en de la corriente y genera sobreelevación del Para evitar el atasco de los puntos de cone-
tos para retirar el material sedimentado dos tipologías según el material del que se flujo. En el caso de los HHAA, el crecimiento  

   
xión hidráulica entre las celdas, tanto en los

por las bajas velocidades del agua, y evitar forman: excavados en el terreno natural y de la vegetación en los canales es deseable conductos enterrados como en los vertede-
que estos elementos se cieguen. revestidos. durante los primeros años para mejorar su ros en abierto, pueden disponerse de rejillas

  
 

•L  levar a cabo limpiezas periódicas para que biodiversidad, pero si la densidad aumenta de protección
$ aguas
(&$  arriba
&% de los
  mismos.%   )! $' 
% "'&
 la vegetación no tienda a proliferar en su en- La excavación de acequias en terreno natural mucho puede dar lugar a los mismos proble- Con ello se impedirá que las cañas, sedimen-
&$$ %      % ($&$ %  $& / "' %"
torno, al tratarse de puntos con un aporte es la forma tradicional de trasegar el agua en mas que en las acequias del arrozal. tos o restos de vegetación puedan obstruir la Figura 28
#$" $."  ""* $%# $ # 
constante de humedad. Esto ayudará a evi- #" 
este tipo de sistemas, por lo que se conserva $$ %% %0  %"$#'%%/%
circulación entre parcelas, o bien falsear su Imagen de rejilla de
tar la reducción de capacidad del conducto. en gran parte de estas superficies del arrozal
###1 ##.#  ##" #$"%$%" #!%#'"$" $  La presencia de canales de conexión en los %&$'$$'!&$"$%/
medición %$%'!
de caudal (en los puntos aforados) protección aguas
• Identificar las conexiones enterradas, para y es la que se ha mantenido en los HHAA. Esta HHAA es interesante en la medida en que al generar una elevación puntual del nivel arriba de un conducto
"% $ #"$# #1 #" #$"%$%" ##$"$ $# " #) !%. " $$'(!"'&'(' "%&$(%
que cuando se desarrolle la vegetación en tipología resulta barata de ejecutar, lo cual es permiten transferir agua entre sectores ale- cuando pasen a través del mismo. enterrado.
 .2 # #1  ".#%%#
su entorno, sean fácilmente identificables. un aspecto relevante en"$$ " ##3
estas infraestructu- jados (por ejemplo desde B1E hasta B2O), lo
$  )"(  "  #$" 4 "%" #  %   $"  
ras lineales de gran longitud. En la Figura 27 que dota de una mayor flexibilidad hidráulica
se muestra un ejemplo de estos canales rea- al sistema. Se ha comprobado durante los
#$%  # 5)#$" " # #$ $/#% %#.%$ # # " 
A3.3 Canales de conexión lizados sobre el terreno de arrozal. dos años de operación que esta flexibilidad
'#!%(#$ # " #. % " $' $ #$" 1 requiere un mantenimiento de los canales y
Históricamente, en el área del arrozal tienen En cuanto a los canales revestidos, se suelen compuertas que no compensa los posibles
#  ##" # $#$  ##& $" !%#" 0( 3
funciones de alimentación de los campos o utilizar diferentes tipos de materiales: beneficios. Los canales de alimentación sí
' #$"" $%" )"'#$#1
de drenaje de los mismos. En el caso de los que son necesarios al igual que el canal de
HHAA, los canales son infraestructuras que •R evestimiento de hormigón realizado in situ, o salida del sector A (Figura 27 dcha.) median-
los vertebran conectando hidráulicamente medi antebloquesogaviones.Conestetipoderevestimien- 
 ( '  !% #$"" $%" # " $"  $" # " % #$$ te cuyas compuertas se puede regular el ni-
Figura 27 las diferentes celdas. No son infraestruc- to, la sección transversal del canal suele vel y el ritmo de vaciado de este sector.
##$ #. "!%##"' "  "$#$ ##% "# ""* )# !%# 
Imágenes de canales turas estrictamente necesarias ya que, por tener forma de U. Suele utilizarse para ace-
 $#1#$ $
de conexión: excavados ejemplo,  "#%$  " $ %$ ".% #% #
el HHAA del tancat de L’Illa no dis- quias de tamaño medio $"' $
o reducido.
#$ #" #$"%$%" # #" $%1 %" 79#%#$" % #$#  3
en el terreno natural pone de ellos. Sin embargo, su uso permite • R
 evestimiento con escollera. Se suele Recomendaciones
(izda.) y revestidos dotar al sistema de mayor flexibilidad para emplear en canales grandes, con sección Se recomienda minimizar la cantidad de ca-
#" * ##"$"" ""* 1
(dcha.). la gestión hídrica (poder conducir la salida de trapecial. nales de conexión entre celdas y que el flujo
sea de una celda a la inmediatamente “aguas

abajo” (por ejemplo, en HATM, de B1E a B2E, Estas rejillas de protección deben tener


     
   
de B1C a B2C…ver Figura 12) sin intentar lle- un perímetro amplio, para que tarden en
var el agua a celdas no situadas en la línea obstruirse,
%&% y requieren
$%  "$ de una limpieza
&!  pe-&$ ' "$&$  "
(por ejemplo de B1E a B2O). La conexión más riódica, para evitar que lleguen a cegarse.
#'$  ' "+ "$!/ "$ (&$ #' ' 
sencilla entre dos celdas consecutivas es por También se necesita fijar de forma fiable la
medio de tuberías directas. Sí que se conside- rejilla
$$ / '
al lecho, lo cual no resulta sencillo al $%'&% &$&
ran imprescindibles los canales de alimenta- tratarse a menudo de materiales muy suel-
ción de agua bruta a los sectores A ó B y los tos, formados con sedimentos de partículas
canales de recogida del sector A (Figura 27). finas.
La fijación puede soltarse cuando la
vegetación queda enganchada en la rejilla,
Hay que evitar zonas muertas en los cana- pues actúa de pantalla, ofreciendo una ma-
 les que produzcan un estancamiento del yor resistencia ante la corriente.

          




34 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales


% $ #  #"'#$#.##%%$* ""$#$ # $" #0 Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 35
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Elementos para el diseño de humedales artificiales

La altura sobre la lámina de agua debe de ser A4 EQUIPOS A4.2 Sistema de control SCADA
de unos pocos centímetros, para que las aves
que puedan acceder dentro accidentalmente A4.1 Motores de bombeo Los sistemas de control automático de las
puedan salir sin problemas. bombas son elementos imprescindibles
Las bombas permiten la gestión hídrica del hoy en día en todo tipo de instalaciones. Los
Estas rejillas pueden aportar un beneficio HHAA y son imprescindibles, ya sea para la HHAA, pese a ser infraestructuras muy sen-
ambiental en tanto en cuanto pueden limitar introducción de agua, la evacuación o ambas cillas, también deben disponer de sistemas
el paso a los HHAA de peces de talla grande, actividades. De manera tradicional, en los de adquisición, supervisión y control de datos
que pueden alterar el crecimiento de macró- tancats de arroz tan solo se requiere bom- (SCADA) para el control y programación de
fitos sumergidos por depredación y resus- beo para vaciar los campos, ya que el llena- los bombeos por ordenador (Figura 29). Si
pender sedimentos. do se realiza por gravedad. En los HHAA de además se dispone de conexión wifi, el con-
l’Albufera encontramos que el único de los trol diario del bombeo se puede hacer a dis-
tres que funciona hidráulicamente como un tancia, sin necesidad de que el operario tenga
Lecciones aprendidas tancat clásico es el de la Pipa, mientras que que desplazarse a la instalación.
La experiencia que se ha tenido respecto a los de Milia y L’Illa requieren bombeos de en-
este tipo de rejillas ha mostrado que su fre- trada al haber elevado cerca de 1 metro el Figura 29
cuente limpieza es un aspecto crucial a tener sector subsuperficial. Sistema de adquisición,
en cuenta en los programas de gestión para supervisión y control
evitar incertidumbres en las mediciones. A Es recomendable que las bombas de entrada de datos (SCADA) del
veces se producía un taponamiento por ex- sean de caudal variable (con variador de fre- HA del tancat de Milia.
ceso de carga flotante, que al soltarse, ge- cuencia) y al menos sean instaladas por du-
neraba una variación brusca de nivel en el plicado como mínimo, para que siempre exis-
vertedero, falseando la medida de caudal. ta una bomba de repuesto que funcione en
Es decir, que estas rejillas pueden generar caso de avería o mantenimiento de la bomba
indirectamente un funcionamiento a modo de principal. El caudal de bombeo dependerá del
pulsos en el vertedero cuando la limpieza no caudal de funcionamiento pero suelen ser de
se realice correctamente. alto caudal, hasta 500 l/s, y de unos pocos
metros de columna de agua de elevación.

Recomendaciones Con respecto a la evacuación, la tendencia en


Únicamente se requiere instalar este tipo los motores de los arrozales es a evacuar el
de protecciones si se instala un caudalíme- agua lo más rápidamente posible, por lo que
tro por ultrasonidos o sonda de nivel en el siempre se ha tendido a instalar sistemas de
interior de las tuberías. No se trata por con- bombeo de alto caudal. Esto no es tan ne-
siguiente de un elemento necesario e impres- cesario en los HHAA, en los que el agua ha
cindible en el HA sino que puede emplearse de ser evacuada de una forma más regular
puntualmente. y a caudales más bajos. Es importante dispo-
ner de alguna bomba de evacuación de alto
caudal, como las de la entrada, pero también
de bombas de caudal más próximo al ordina-
rio que se puede encontrar a la salida de los
HHAA: entre 20 – 60 l/s. El motivo es que la
situación ideal para el medio receptor (lago
de l’Albufera o Estany de la Plana) es aque-
lla en la que el bombeo de salida sea lo más
continuo posible.

36 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 37
B
Gestión de humedales
artificiales. Operación

Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 39


Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Operación

B1 VARIABLES HIDRÁULICAS B1.1 Carga hidráulica superficial (CHS) CHS (m3/m2/d) Tipo de agua Tipo de Humedal Artificial Referencia
0.033 – 0.120 Eutrófica Superficial Dunne et al. 2015
0.019 – 0.129 Eutrófica Superficial Martin et al. 2013
'
    


 '
 '
A continuación se exponen las principales
variables hidráulicas que es necesario definir
Se define la carga hidráulica superficial (CHS)
como el volumen de agua tratado por unidad
0.140 – 0.155

Agua fluvial afectada por áreas
urbanas y agrícolas
Superficial Nairn y Mitch, 2000

durante el periodo de operación de un HA. Ha de superficie y por unidad de tiempo. Las 0.190 – 0.382 Escorrentía urbana Superficial; Subsuperficial Terzakis et al. 2008
0.068 ARU (efluente de tratamiento terciario) Subsuperficial Martin et al. 2013b
de tenerse en cuenta que, a pesar de que se unidades habituales para esta variable son 0.050 ARU (efluente de tratamiento primario) Superficial; Subsuperficial; Hijosa-Valsero et al. 2010
*'!"!$#"' presenten de manera individual, todas estas m3/m2/d. Cuanto mayor sea este parámetro, macrófitas en flotación.
variables están interrelacionadas, y fijar una mayores cantidades de agua se estarán tra-
o varias de ellas determina directamente el tando, ya que la superficie de las celdas es para distintas aplicaciones; se puede obser- perficiales). Por otro lado, puede ocurrir que Tabla 6
valor de las restantes (Figura 30). un parámetro constante una vez construido var que las CHS para ARU suelen ser meno- esta cantidad de agua suponga costes exce- Valores de CHS
   "      !    
 el HA.  Sin
embargo,
   si el   
valor de CHS supera  res, debido a la mayor carga contaminante sivos de operación, en los casos en los que encontrados en la
     (  
Los valores de estas variables están  
fuerte- '      *
un determinado máximo, los rendimientos que contienen. el agua ha de introducirse en el HA mediante bibliografía para
mente conectados con los objetivos que per- de eliminación de nutrientes pueden verse bombeo. distintos tipos de agua
  ! '  !  
  '#   !      
sigue cada HA. Es necesario conocer las nece- disminuidos significativamente, y el funcio- Una vez fijado el calado de la celda, mediante problema.
  !    +
sidades específicas de /-,(
las especies a proteger namiento hidráulico del humedal no ser el tablones por ejemplo, éste depende también
(por ejemplo el calado), o los condicionantes adecuado. Este máximo no es un valor que de la CHS. No es sencillo determinar qué ca- Lecciones aprendidas
!   !  
      !
de los elementos (vegetación) que constituyen 
pueda conocerse a priori,  (
y la elección de la lado adquiere el agua en el interior de una Basándose en experiencias previas en el
             +  ,'
los hábitats que se pretenden regenerar, así CHS también ha de tener en cuenta la calidad celda para una CHS determinada ya que de- HATP, y de los resultados obtenido en los dos
como las eficiencias deseadas en los procesos de partida del agua a tratar (concentracio- pende, por ejemplo, de la rugosidad del fondo años de monitorización, se puede proponer
     +! ,   #
   *
de eliminación de contaminantes (por ejemplo nes de nutrientes, cantidad de sólidos sus- o la frondosidad de la vegetación y del núme- una valor adecuado para la CHS en este tipo
 '          
nutrientes), para poder  una
definir  
gestión hi- pendidos,
  la   
etc.). En Tabla 6 se muestran + ro de compuertas de salida, pero está claro de sistemas entre 0.05 y 0.10 m3/m2/d. De-
 ,'       
         (
dráulica del humedal acorde a las mismas. algunos valores típicos de este parámetro que a mayor CHS, mayor calado. Variaciones bido a los condicionantes impuestos por los
bruscas de la CHS pueden dar lugar a varia- HHAA, el valor de CHS ha variado de unos
ciones bruscas de calado –de hasta 12 cm en sectores a otros, con máximos en torno a los
Figura 30 el caso específico del sector B de HATM- y 0.150 m3/m2/d y valores mínimos de 0.005
Relaciones entre las repercutir significativamente en la avifauna, m3/m2/d.
principales variables en la época de nidificación por ejemplo.
hidráulicas. Los sectores subsuperficiales pueden col-
También el valor de la CHS está relacionado matarse si las CHS son muy elevadas y la
con el Tiempo de Retención Hidráulico (TRH, concentración de SST del agua es alta, pero
que se define más adelante). Si no se varía el no se ha dado el caso en los HATM y HATLI.
calado, altas CHS suponen menores tiempos
de retención, por lo que se reduce el tiempo En cuanto a los costes de operación, en
de contacto entre el agua y los microorganis- HATM y HATLI, donde el agua entra por bom-
mos o plantas encargados de los procesos beo, el valor de CHS sí ha tenido en cuenta
de asimilación y transformación de nutrien- estos costes.
tes y otras sustancias.
El mantenimiento de una CHS constante es
En algunos casos, además, es posible que bastante difícil si la alimentación al sistema
mantener las CHS óptimas en las celdas o es por gravedad y se producen oscilaciones
sectores de un HA, suponga introducir una de nivel significativas en la captación. En ese
cantidad de agua total al sistema que otros sentido, aunque los sistemas de bombeo
sectores no sean capaces de admitir (por requieren más inversión y mantenimiento
ejemplo, los sectores subsuperficiales, por sí que aseguran la CHS adecuada. En todo
los que el agua discurre a través de un medio caso hay que recordar que la inercia de es-
 poroso y, por tanto, más lenta que en los su- tos sistemas es muy grande por lo que hay


             

40 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 41
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Operación

que valorar si realmente es significativo que de la CHS sobre la eficiencia de los HHAA, Hay que tener muy presente que los porcen- suficiente de carbono al medio acuático. En
durante un par de días (tiempo entre revisio- ya que otros factores como la cobertura ve- tajes de eliminación indicados corresponden el caso de las aguas eutróficas, éstas contie-
nes de caudales de entrada en sistemas de getal y la concentración de entrada estaban a cargas másicas de entrada relativamente nen carbono fitoplanctónico que puede ser
gravedad) el caudal que haya entrado en el ejerciendo su influencia al mismo tiempo. bajas, lo que viene dado por el carácter eu- empleado por bacterias en los procesos de
HA sea superior o inferior al que le hubiera En la Tabla 7 se muestran los resultados de trófico de las aguas de l’Albufera. desnitrificación tras la muerte de las algas.
correspondido. porcentaje de reducción de contaminantes
para diferentes rangos de CHS, separando
En sistemas naturales tan extensos, la eva- los sectores por su grado de cobertura ve- Recomendaciones B1.2 Caudales
potranspiración juega un papel muy impor- getal, ya que se ha comprobado que éste es A la hora de operar un HA, es conveniente
tante en el balance hídrico (ver apartado de un factor muy importante. A grandes ras- buscar CHS de referencia según el tipo de Los caudales de entrada al HA son función de
caudales). Al reducirse el caudal que circula gos se puede concluir que para contribuir agua a tratar y las eficiencias de eliminación las CHS definidas para cada HA y del siste-
a través de las celdas, también se reduce la a uno de los objetivos de los HHAA, redu- de nutrientes deseadas. A continuación, ese ma de entrada. Si la entrada se produce por
CHS, que será menor a la entrada que a la cir fitoplancton y materia en suspensión, valor de referencia ha de corregirse en fun- gravedad, con una apertura de compuertas
salida. Si, por ejemplo, la CHS de entrada se es conveniente trabajar a CHS superiores a ción de las características específicas del HA fija se puede mantener un caudal sensible-
fija en 100 l/m2/d y la evapotranspiración es 0.050 m3/m2/d. En el caso de que el obje- (superficie, capacidad de trasegar caudales mente constante a lo largo del día. Si, por el
de 8 mm/día, la CHS a la salida será de 92 l/ tivo fuera reducir nitrógeno, sí que resulta- en caso de sectores subsuperficiales, costes contrario, la entrada se produce por bombeo,
m2/d, por lo que este proceso está reducien- ría recomendable aplicar CHS inferiores; en de operación en función de los caudales/vo- se puede introducir un caudal mayor durante
do la CHS media en toda la superficie en un este proyecto se obtuvo una eficiencia sen- lúmenes que esos valores suponen, etc.). menos tiempo de bombeo al día.
4%. La influencia relativa de la evapotranspi- siblemente superior para CHS menores de
ración depende del valor de la CHS ya que si, 0.025 m3/m2/d. Se recomienda en sistemas alimentados por La entrada de agua por gravedad al HHAA, a
por ejemplo, se fija en 20 l/m2/d, la misma gravedad que se corrija el caudal de entrada la manera tradicional de los tancats, obliga a
evapotranspiración anterior reducirá la CHS No obstante, como se puede observar en la para ajustar la CHS si se ha observado una un control constante de los niveles en la zona
a la salida en un 40% y la media en un 20%. Tabla 7, la masa que entra al sistema por uni- desviación significativa del valor fijado duran- de captación ya que se ha comprobado, por
Esta situación hay que tenerla en cuenta a dad de superficie y tiempo (CMSinf) aumenta te los días anteriores debido a oscilaciones ejemplo, que en el Bco. del Poyo se han pro-
Tabla 7 la hora de interpretar los resultados y en el al aumentar la CHS. Por tanto, se da el caso de niveles y también en aquellos periodos ducido bajadas de nivel del orden de varios
Resultados de porcentaje caso de que la desviación relativa entre la de que, aunque la eficiencia de eliminación de con alta evapotranspiración. centímetros en dos días (hay que recordar
de eliminación de entrada y la salida sea muy importante ha- NT sea menor para CHS altas, al estar tra- que la Albufera está regulada como un em-
contaminantes brá que aumentar el caudal de entrada. tando mayor cantidad de agua se está consi- La extrapolación de los porcentajes de elimi- balse por parte de la Junta de Desagüe). Si a
(% Elim.) para diferentes guiendo una mayor velocidad de eliminación nación a otros problemas ambientales (por este hecho se le añade que cada disminución
CHS (m3/m2/d) y sus Se ha demostrado que en el intervalo de de nitrógeno por unidad de superficie y tiem- ejemplo, reducción de altas concentracio- de 1 cm en el nivel del Bco. del Poyo implica,
correspondientes cargas CHS con el que se ha trabajado en este pro- po (mg/m2/d). nes de nitratos procedentes de escorrentías aproximadamente, una reducción de 7 l/s de
másicas superficiales yecto, la mejora de la calidad de las aguas agrícolas) debe realizarse con precaución. caudal se puede entender la importancia del
de entrada (CMSinf, mg/ en sus aspectos físico-químicos y planctóni- También se ha observado que la CHS no afec- El carbono disponible en el medio acuático control de niveles en la captación.
m2/d, para Clorofila a cos ha sido evidente. En este sentido, cabe ta por sí misma a la vegetación ni a la avifau- es limitante en el proceso de desnitrificación
µg/m2/d). destacar que es difícil distinguir la influencia na salvo cuando afecta al calado. (eliminación de nitratos), por lo que si este Se ha de tener en cuenta la capacidad de los
proceso puede ser importante en el global de sectores de entrada para trasegar flujo. En
Carga Hidráulica Nitrógeno Total Fósforo Total Fitoplancton (Clorofila a) Sólidos en suspensión eliminación de nitrógeno, hay que evaluar la los sectores superficiales no suele haber
superficial (CHS) CMSinf % Elim. CMSinf % Elim. CMSinf % Elim. CMSinf % Elim. disponibilidad de carbono. En el caso de que problema para evacuar los caudales con
Sectores con alta cobertura vegetal (>50%)
las aguas no lo lleven o no lleven el suficien- los que se ha estado trabajando (del orden
<0,025 63 75 3.7 50 664 43 623 62
0,025-0,050 138 53 11.4 45 1660 29 1729 80 te como para producir la desnitrificación de 10-100 l/s) pero, en los sectores subsuper-
0,050-0,075 245 55 11.8 34 5016 75 2873 79 todo el nitrato, deberán ser los residuos or- ficiales, si se bombean caudales demasiado
0,075-0,150 390 55 16.7 42 7335 79 4619 78 gánicos de las plantas y/o algas que coloni- altos durante varias horas, el calado en la
Sectores con baja cobertura vegetal (<50%)
cen el medio las que deberán proporcionarlo. sección de entrada puede subir muy rápida-
<0,025 29 53 0.8 -39 302 -46 113 25
0,025-0,050 104 36 7.5 0 1757 13 1050 4 Por ello, y enlazando con la gestión de la ve- mente porque en la zona porosa no se pue-
0,050-0,075 152 30 12.5 11 2030 42 1605 -9 getación, no se recomienda el cosechado más den alcanzar velocidades elevadas, y el agua
0,075-0,150 519 52 34.2 13 5572 55 5267 26 que cuando ya se haya observado un aporte puede empezar a fluir por la superficie del

42 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 43
%2&#%%$(!&(&'%'%*&!#(%'!&*!&3
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Operación
!&(&'!&#(%%!%%'&%#&&'%&&'!%6(%:972'%&
$((&&#$( !&#%'%(!%%#%'!(-!'%2!%!
'!!!&'!%6*&&'%&#'!!$(&#%'!!#(%'&73
en HATP y HATM este caudal es bombeado de la variación anual de niveles de agua en la
por medio de bombas de alta capacidad. En zona de captación, para saber en qué época
HATP, la capacidad de las bombas de evacua- del año hay que estar más pendientes de la
ción es tan alta que en pocos minutos vacían regulación de las válvulas de entrada. A la
el pozo de bombeo, provocando el arranque vez, calcular la reducción de caudal que se
de las bombas numerosas veces al día y unos deriva de cada centímetro menos de nivel. Y
consumos energéticos muy elevados. Se ha si es posible, automatizar la apertura de las
ensayado con éxito temporizar la apertura válvulas de entrada en función del nivel de
de la compuerta de paso desde el HA al pozo la captación.
de bombeo para que permanezca cerrada
durante el día y se abra durante la noche, lo En sistemas de bombeo de salida similares
 cual permite evacuar el caudal de forma más a los de HATP y HATM se recomienda insta-
continua. Ello implica el uso de parte final del lar varias bombas iguales, con variador de

                 
Figura 31 sector. Esta situación en la que el agua ali- manera sencilla, además de disponer de un HATP (canales de salida y sectores C) como frecuencia para que puedan funcionar de
Ilustración de la mento circula por encima del lecho de gra- caudalímetro que permite conocer el caudal depósitos de almacenamiento puesto que sus manera continua la mayor parte del tiempo

influencia del caudal vas es absolutamente indeseable en un HA de entrada al sistema. niveles suben durante el día y bajan durante posible. Un caudal razonable para este tipo
circulante sobre la subsuperficial que tratara aguas residuales la noche. Como se ha comprobado que estas de sistemas sería de unos 100 m3/h y una
  
 
distribución del flujo. urbanas, pero en el caso de HA subsuperfi- Sin embargo, el HATM únicamente dispone de fluctuaciones de nivel son muy pequeñas y no capacidad máxima por bomba de 500 m3/h.
cial destinado a tratar aguas eutróficas no es tres bombas de velocidad constante, en las afectan a la biodiversidad, la solución es muy Para mantener todas las bombas activas, y
!& , 2&'"!%!&(&'%&!%'*'&3
tan preocupante ya que la inundación finaliza que el volumen bombeado no puede regular- ventajosa ya que, además, se puede aprove- evitar averías asociadas al no uso, se reco-
&! 2&'%&&#!*%'%!&'%(%&$(#%'!%%(
a poco de cesar el bombeo, dependiendo de se con flexibilidad, resultando en un valor de- char la tarifa nocturna. HATM funciona de mienda ir alternándolas.
'%(%&2
la permeabilidad#!%!$(&&''((%'#%*&'!&'
del lecho de gravas. masiado elevado para la capacidad del sec- manera similar ya que evacúa directamente el
tor A incluso con una sola bomba. El bombeo agua desde el sector C y hace que sus niveles
:< B1.3 Volumen a introducir
En general, es preferible que los caudales de habitual ha sido de unos 3200 m3/d distribui- fluctúen.
 entrada a través de cada compuerta no sean dos en unas 8 horas, lo que hace un caudal
elevados. Los caudales altos pueden generar horario de 400 m3/h, que divididos entre 180 A nivel operativo y dado que las escalas
corrientes rápidas en las entradas del sector m de longitud de HA hace una carga hidráu- Recomendaciones de tiempo en las cuales se está trabajando
(Figura 31), mientras que caudales más pe- lica lineal de 2,22 m3/m h. Este régimen de Los caudales de entrada y los circulantes en- con este tipo de infraestructuras son del
queños permitirán un mejor reparto del agua funcionamiento provocaba la inundación de tre los sectores de los humedales dependen orden de semanas, una magnitud intere-
en la zona de entrada, a lo largo de todo el los primeros 10 metros longitudinales de las de los sistemas de alimentación y de las CHS. sante a manejar es el volumen de agua que
ancho del sector (véase a este respecto lo celdas centrales. Cuando cesaba el bombeo se introduce en una semana o en un mes.
que se indica en el apartado de compuertas). empezaban a bajar los niveles en todo el La principal recomendación que puede rea- Este volumen a introducir en cada sistema
sector A, consiguiéndose un funcionamiento lizarse al respecto es disponer de sistemas depende del resto de las variables hidráu-
mixto de humedal subsuperficial horizontal de alimentación tan versátiles como sea po- licas y las características del HA, aunque
Lecciones aprendidas y vertical con una diferencia de calados de sible, de manera que pueda definirse el valor es el parámetro que guíe las operaciones
En los HATP y HATLI, la gestión normal de unos 15 cm. del caudal de entrada a lo largo del día (sea semanales de entrada y salida de caudales
los caudales de entrada ha sido relativa- o no constante), y que no se superen ni las de los HHAA.
mente sencilla. En el caso de HATP, las en- Manteniendo el mismo valor diario de CHS, capacidades para trasegar agua de los distin-
tradas disponían de vertederos triangulares con un caudal horario menor y bombeando tos sectores, ni que los picos de caudal sean Es decir, el operador contará con un valor
que permitían aforar el caudal de entrada durante un mayor número de horas, se habría tan altos como para que generen condiciones objetivo de volumen a inyectar en el HA du-
de una manera sencilla, por lo que si se evitado que se produjeran situaciones de flujo hidrodinámicas no deseables a la entrada de rante un periodo de tiempo determinado (por
detectaba un caudal diferente al previsto superficial en el mansector A, haciendo que los mismos (altas velocidades en flujo super- semana o mes), que junto con otras variables
bastaba con abrir o cerrar manualmente la funcionara como subsuperficial horizontal. ficial, inundaciones en flujo subsuperficial…). como el caudal de entrada en las celdas y/o
válvula. En HATLI, las bombas disponen de el calado en las mismas, permitirán mante-
variador de frecuencia, lo que permite regu- Con respecto al caudal de salida también Otra recomendación en sistemas alimenta- ner los valores de CHS y TRH definidos en la
lar su caudal entre 100 y 400 m3/h de una conviene hacer algunos comentarios ya que dos por gravedad es construirse una gráfica estrategia de gestión.

44 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 45
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Operación

Lecciones aprendidas Como se comenta más adelante en el apar- aves ya que puede ser fijado (siempre dentro
Los volúmenes totales tratados por los dis- tado de control/monitorización, para la co- de los límites establecidos en el diseño) a vo-
tintos HA han sido muy diferentes, como lo rrecta estimación de los volúmenes de en- luntad del gestor del espacio.
son las dimensiones de los mismos. trada y salida del humedal, y de cada uno de
sus sectores, es necesario llevar a cabo una Desde el punto de vista de la calidad del
Para los responsables de la gestión diaria monitorización periódica. La recomendación agua, el calado define el volumen de agua
de los sistemas, contar con un volumen se- para el control de caudales (empleando las dentro del sector, una vez fijada la superficie
manal objetivo ha resultado útil, porque ha metodologías/herramientas que se descri- en la fase de diseño y posterior construc-
permitido ajustar bombeos y aperturas de ben en el apartado C) es diferente según se ción. Seleccionado el caudal de entrada, un
compuertas a lo largo del proyecto. trate de HHAA en los que el agua se intro- mayor o menor calado hace mayor o me- 
duzca por gravedad o por bombeo. En este nor el tiempo que pasa cada gota de agua
El aforo y/o la correcta estimación de los segundo caso, al disponer de un control to- dentro del sector al hacer mayor   
         
o menor Desde el punto de vista de las aves acuáticas, Figura 32
volúmenes realmente tratados es de suma tal sobre la entrada, el seguimiento de los el volumen disponible. Esa relación entre vo- dada la variedad de especies que utilizan estos Perfil de un humedal
&#('!+&'&+&('&4+%&#&$(('.
importancia cuando se trata de describir caudales se recomienda que se realice al lumen y caudal de entrada, un tiempo al fin espacios existen especies que se benefician de con taludes tendidos y
!&,&'&#&$(&!&&''!&!&$(&#(&'%6
cuantitativamente los rendimientos de los menos dos veces a la semana durante los y al cabo, se conoce como tiempo de reten- los distintos calados que se puedan establecer. diversidad de especies
HA. Tan importante ha sido comprobar dos primeros meses. Si tras este periodo
&4 &!!%(!&4
ción hidráulico (TRH), y ha de ser suficiente
! !) - !%(4 ('!  '& (!%& !!  #'
Así, zampullines, somormujos, focha común vegetales (adaptado de
cuánta agua entraba al sistema, cómo el re- no se observan diferencias significativas, se para que puedan darse todas #!%%"(%!#!!+&4&&'.!&#%!(&!!&
las reacciones y moruna, junto a anátidas buceadoras como varios autores).
parto de volúmenes entre las distintas cel- puede reducir a un control semana. En el !'%%!4&#&$(&'&'!&&#!&(%'!&#%!!&%
físico-químicas-biológicas necesarias para la el pato colorado, porrón europeo o malvasía
das y, finalmente, comprobar en qué medida primer caso, el seguimiento dependerá de eliminación del contaminante!&%%!&4!%%!&4%&!(&#%%.!&&!%&4#(!
de interés den- cabeciblanca, se establecen en zonas profun-
el agua que entra al sistema acaba saliendo las fluctuaciones de nivel en la captación de tro del sector. das con calados grandes. Por el contrario,
* (&4+!'&!!%'!&6&%4(&'"!&$(
del mismo. agua y será necesario fijar la frecuencia a especies que se alimentan en estos espacios
&%%!!+'"&+!%%"(&&'&&#&4-
partir del conocimiento que se disponga de Desde el punto de vista de los hábitats, hay durante los períodos de migración, como los
#%!#%"!&-%&6+.&%%!((!%'(
Sucede con más frecuencia de la deseada las fluctuaciones de nivel. que tener en cuenta que cada especie (ya andarríos, correlimos, archibebes o agujas
'"4''!!&#%!(!&:-!%@<;'('%(
que se producen interrupciones o reduc- sea vegetal o animal), tiene unas “preferen- prefieren zonas someras, pudiendo nidificar en
&(&!-'""4&#'#!&(&'%%!&
ciones en el caudal de entrada: fallos en el La aportación del caudal necesario para cias” respecto a los niveles de agua, o cala- el caso de cigüeñuelas, avocetas o chorlitejos.
suministro eléctrico, descenso de niveles en compensar el mal funcionamiento puntual dos. Por ejemplo, hay plantas &!#!!!4&!'%!&"(%#%!!%#(
que necesitan De la misma manera, una gestión de calados
la captación, acumulación de vegetación en debe hacerse de forma regular para que no un terreno húmedo, pero no%(%!''!%'(%#!!'#!#%%%"'(%
completamente que permita el desarrollo de vegetación densa
la boca de entrada, etc. En estos casos hay se produzcan incrementos de nivel o caudal saturado ni inundado, para "#%!!%%!'4&#'&!6
!%!4&#%&
poder desarro- favorecerá la nidificación de algunas de estas
que aportar el caudal necesario los días si- excesivos ni se reduzca en exceso el TRH. Se llarse en sus primeras etapas %%#%+#%!%"&'"%(!&!'+!&&
de vida. Otras especies, y la reducción de la probabilidad de
guientes de manera homogénea para llegar recomienda aportar como caudal de com- plantas pueden crecer en zonas inundadas, predación de nidos y crías. Una vez desarro-
((4-+(%&#!&&'%%&$(!&!'+!&&'"
al objetivo del caudal semanal/quincenal/ pensación no más del 30% de caudal diario. pero si los calados son pequeños, los brotes llada una buena cobertura de vegetación, el
'!&:(-+&;#(%(%6
%&!%"&!%%"'%!
mensual. Dado que los tiempos de residen- Por ejemplo, supóngase que en un día deter- tiernos están muy expuestos a la predación. mantenimiento de calados profundos (mayor
& %! !&('%  7&'"   +( #%  !%  &( &'!  !
cia en los HHAA son del orden de días, y si minado, de las ocho horas de bombeo diario En sectores con superficies del orden de de 50 cm) tiene la utilidad de reducir la inten-
'%!&'&!"6
se cuenta con los sectores C del orden de a razón de 400 m3/h solo se han bombeado hectáreas, la batimetría (o forma del fondo sidad de uso y alimentación del calamón, es-
semanas, la distorsión que se produce no es 3 horas, por lo que faltan 2000 m3 por in- del sector) puede hacer posible la coexisten- pecie típica de los humedales mediterráneos.
&'!%&'#!&(#%4!%&&'%(!!&''
muy significativa. troducir; la recomendación es que en los dos cia de zonas con calados profundos y otras En el caso de celdas con poco calado, las con-
&!!!'!&4!!-&!'"#%'!>6=6 !!&''4
días siguientes se bombee durante 10 horas zonas más someras, con el mismo nivel de centraciones de calamón fuera del período
y en el siguiente durante 9 horas.
 (' $( &!%
agua dentro del sector (Figura 32). Esto per-
 '"4  ( $( & ' %' '(% $( #  
de cría pueden llegar a reducir notablemente
Recomendaciones &!%+%'%!;4#!%!$(!%&%&'!!'":!&'';
mite mayor diversidad de hábitats dentro de la cobertura en poco tiempo e impedir la re-
A la hora de diseñar un HA, el volumen a in- un mismo humedal. Para más !&4información
 '(% &!%  +%'%!6
generación natural('&
de esta& !#(%'&
vegetación en el  & '  &'!% 
yectar suele venir determinado por el resto B1.4 Calados '(%&!%+%'%!-!&(%(&!%!6&'&(!'+!&4
sobre la relación entre calados y hábitats período de rebrote, especialmente en el caso
de variables hidráulicas definidas anterior- se recomienda consultar el #%
“Manual técnico %!
!%% de la enea. Por
ello,&'!%
es imprescindible estable-   #%'! >6=4 #% 
!! & !'"
mente. A la hora de gestionar un HA, es im- El calado en cada sector es un parámetro fun- para la gestión de la vegetación en humeda- cer de manera previa a la programación de la
+%&!#(%'&&6
prescindible proporcionar valores objetivos damental, desde los tres ámbitos de actuación les restaurados para la mejora del hábitat y gestión hidráulica los objetivos de gestión de
de volúmenes de entrada a los responsables que abarca este proyecto: calidad de aguas, de la calidad del agua”, dentro de esta mis- avifauna del humedal, y evaluar las posibles
&'!%&(!&(&(#%!%.!'4!&'!!!#!%#%!(
de la operación diaria de los mismos. mejora de hábitats, conservación favorable de ma colección. interferencias que los objetivos de gestión de
%&&#'&$(%&(#%5!&$(!&&%#
%(%'#&#'&4-$(&'!!&#&!%%+&&'%!(#!#!%%
&&'-.!(%.;-(%(%!%&!!6 
46 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales .%Manuales
 !!4 & &'%
Técnicos (de(!
para la gestión #%%'
humedales  en
artificiales (  &
espacios // 47
.! #%!(
naturales
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Operación

ambos aspectos (agua y aves) puedan dar a En general, los calados en los HA suelen os- seco (en el caso de HATLI habría que secarlos al mismo (suponiendo que éste sea igual al
lugar. Para más información sobre la relación cilar entre los 20 cm de los HHAA del tancat todos a la vez). A esto se le une el flujo de de salida), y corresponde a un TRH teórico
entre calados y hábitats se recomienda con- de la Pipa y 50 cm en el tancat de L’Illa, inter- agua debido a la conectividad lateral subterrá- medio (también denominado nominal). Esto
sultar el “Gestión de la avifauna para la mejora valo que se puede considerar adecuado para nea a través de las motas, por la imposibilidad supondría que todas las gotas de agua que
de su estado de conservación”, dentro de esta el diseño de estos sistemas. de utilizar materiales impermeables dentro entran al sector permanecen dentro del mis-
misma colección. del Parque Natural. En otros casos, como en mo el mismo tiempo.
el HATM, se decidió eliminar la conexión entre
En sectores de tipo superficial, la forma más Lecciones aprendidas varios sectores mediante terraplenes coloca- Sin embargo, este TRH nominal no es real,
sencilla de mantener un calado constante den- La regulación de calados en los HA del pro- dos en los propios canales de reparto. ya que dentro de cada sector existen zonas
tro de la celda es colocando tablones, como ya yecto LIFE ha sido, en general, difícil. Los de flujo preferente (por donde el caudal
se comentó en el apartado A3.1. No obstante, calados se han mantenido ligeramente por circula más rápido) y zonas muertas, don-
hay que tener en cuenta que sobre el tablón, encima (HHAA superficiales en HATM) o por Recomendaciones de el agua tiene poca velocidad y se renue-
el agua que sale tiene cierta altura que depen- debajo (HATP) de los definidos inicialmente, Por una parte, es imprescindible disponer de va más lentamente.
de del caudal (altura sobre vertedero), por lo pero dentro de los límites normales de este sistemas (como por ejemplo, tablones o ver-
que el calado real será el establecido con el tipo de sistemas. En algunos casos, sobre tederos) en la salida de las celdas para po- El TRH real de cada sector depende en gran
tablón (constante) más, al menos, la altura todo en los HA con funcionamiento disconti- der definir un nivel mínimo en el sector, pero medida de la forma del mismo, de la localiza-
sobre el vertedero. Cuantas más compuertas nuo, se han observado variaciones de varios también hay que tener en cuenta que las ción de las entradas y salidas, y de la presen-
de salida tenga el sector menor será la altura centímetros a lo largo del mismo día. posibles fugas laterales y la evapotranspira- cia de obstáculos que dificulten zonas de flu-
sobre vertedero y menos influirá el caudal so- ción pueden hacer descender los calados por jo preferente (el equivalente a cortocircuitos
bre el calado. Éste es un motivo más, además Las celdas de los tres tancats están muy in- debajo de los mínimos fijados, si el caudal de hidráulicos en terminología de tratamiento
de para mejorar la hidrodinámica del sector terconectadas, lo cual permite una gran ver- entrada no es suficientemente grande. de aguas).
como se comentó en el apartado A3.1, para satilidad en el funcionamiento del HA, pero
disponer de varias compuertas de salida. en la mayoría de los casos, las compuertas Si la regulación del calado se hace median- Así, una entrada del agua muy distribuida a lo
que separan los diferentes sectores no eran te tablones superpuestos, es necesario que largo de todo el ancho de la celda, una ade-
En sectores de flujo subsuperficial hori- estancas, o directamente no existían, como estos tengan un tamaño entre 5 y 10 cm. cuada relación de aspecto (véase apartado
zontal, el calado está condicionado por la en el caso de los tubos de conexión del HAT- Mayores tamaños llevarían a una regulación A2), y la presencia de vegetación favorecen
profundidad de las raíces de las plantas que LI. Esta falta de compuertas (recordemos demasiado grosera, mientras que menores TRH reales más próximos a los nominales.
crecen en superficie: lo ideal es que el cala- que en HATLI las conexiones son mediante tamaños no suponen una mejora sustancial
do sea similar a la profundidad radicular típi- tuberías enterradas) hace que los calados de de la regulación y son menos prácticos.
ca de las plantas, ya que así todo el espesor los sectores no puedan ser independientes; Lecciones aprendidas
Tabla 8 de gravas estará ocupado por raíces (cuan- es más, el calado de trabajo normal está de- Si los niveles deseados de calados en los dis- Pese a que no se han llevado a cabo expe-
Calados tolerables y do el sistema haya alcanzado la madurez) y terminado por el calado que se debe alcan- tintos sectores del HA son muy diferentes, riencias específicas para calcular los TRH
profundidad radicular el agua circulará de forma más homogénea. zar el sector C para desaguar en el Estany de es imprescindible independizarlos entre sí, reales en todos los sectores de los HHAA (en
aproximados de las Si las raíces no alcanzaran el fondo, se esta- la Plana por gravedad. por lo que una gran conectividad hidráulica el apartado C1.4 se comenta más sobre este
plantas empleadas en blecería un flujo preferente del agua en esa puede dificultar estas tareas, si las conexio- tema), algunas mediciones realizadas con la
el proyecto (fuente: zona profunda, ya que la resistencia al flujo A menudo se ha tenido que recurrir a cerrar nes no son estancas cuando se cierran. instrumentación de monitorización en conti-
*Cooper et al. 1996; sería menor y se produciría una disminución varios sectores a la vez con el objetivo inicial nuo de varios sectores del HATP muestran
**Kadlec et al. 2000). del TRH real. de que únicamente uno de ellos permaneciera indicios de que los TRH nominales podrían ser
B1.5 Tiempo de retención hidráulico superiores a los reales.
(TRH)
Planta Profundidad radicular Calado máximo (nivel de Duración de
(nombre científico) (en subsuperficiales)* (m) inundación, en superficiales)** (m) la inundación** (%) Por ejemplo, en la Figura 33 se observa la
Carrizo (Phragmites australis) >0.6 <0.05 – 0.50 70-100 El término “tiempo de retención hidráulica” evolución de niveles de agua a la entrada
Enea (Typha spp.) 0.3 – 0.4 0.10 – 0.75 70-100 se refiere al tiempo que permanece el agua y a la salida del sector fp del HATP, donde
Lirio (Iris spp.) - <0.05 – 0.20 50-100
dentro de un sector. En teoría, podría calcu- se observa una subida rápida de nivel a la
Juncos (Juncus spp.) 0.6-0.9 <0.05 – 0.25 50-100
Esparganio (Sparganium spp.) - 0.10 – 0.50 70-100 larse como el volumen almacenado en un entrada, y su réplica a la salida aproxima-
Ceratófila (Ceratophyllum spp.) - >3 75-100 sector, dividido entre el caudal de entrada damente un día después. El TRH teórico de

48 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 49
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Operación

encuentra con las plantas como obstáculos, Para evitar que los TRH reales sean inferio- Por una parte, cada especie vegetal tiene
lo que favorece el cumplimiento de los TRH res a los calculados, hay que tener en cuenta unos requerimientos en cuanto a nivel de
deseados. Pero cuando bajan los niveles de que la existencia de varias entradas facilita agua necesario para su desarrollo y super-
agua, se observa como el flujo prefiere rá- la distribución del volumen de agua en todo vivencia. Por otra, la existencia de vegetación
pidamente los caminos con menos presencia el ancho de la celda y disminuye las zonas helófita altera las vías preferentes del agua,
de plantas, reduciéndose drásticamente los muertas, pero si se dispone únicamente de la velocidad, modifica la influencia del viento
TRH (Figura). un punto de entrada y otro de salida, ha de sobre el flujo…
evitarse, al menos, que éstos se encuentren
Cuanto más abundante es la vegetación, alineados. La elección de la vegetación a plantar tiene
como por ejemplo en los sectores B del que ser coherente con las características hi-
HATLI, más se nota el efecto “tranquilizador” Además, cuanto mayor sea la presencia dráulicas de los sectores. Todas las partes de
del flujo por parte de la vegetación, ya que de vegetación y más homogénea su distri- las plantas juegan un rol en los HA, pero qué
  aunque los caudales de entrada por bombeo bución, la velocidad del flujo dentro de los parte de la planta es más importante depen-
sean grandes, el agua tarda más tiempo en sectores será menor, y se evitará el desa- de mucho del tipo de flujo en la celda.
     

 
 




  "   #!
Figura 33 este sector es de 3.3 días. Sin embargo, la llegar a la salida. rrollo de vías preferentes entre las entra-
Evolución de los variación brusca de nivel a la entrada se das y salidas, obligando al flujo a serpen- El sembrado es una operación importante en
 
$"&)$'%
niveles de agua en la -$%#!5
-&!&$&1
transmite a la salida únicamente un día tear entre la vegetación, y a obtener los los HA, ya que posiblemente sea necesario
entrada y la salida del después. Estas 24 horas tampoco repre- Recomendaciones TRH deseados. secar los HA para el correcto desarrollo de
!#"&$&%#$!%$$%&$-"&'#&!1

$$!     

 
 




  "   #!
sector fp (sector B de sentan el TRH del sector, pero constatan Se ha de tener en cuenta que los tiempos de las plantas en sus primeras etapas de cre-
$$.
#&$'$&-$$#'&!##
HATP). que hay parte del flujo que está circulando retención hidráulica calculados con las ecua- Se recomienda que cuando se realice la cimiento. Después, tendrá que controlarse
$$%#$$"&)$'% -$%#!5
-&!&$&1
$$!#$!%$-#&$#$%%$ 21
por el sector más rápido de lo que sería ciones correspondientes, normalmente no plantación en los HHAA superficiales, la el nivel en las celdas para permitir su futuro
####%!#"&$&%#$!%$$%&$-"&'#&!1
deseable. van a coincidir con los reales en las celdas densidad de vegetación en las proximidades crecimiento, sin poner en peligro los brotes
%$ $$.
#&$'$&-$$#'&!##
del HA. Aun así, estos cálculos teóricos son de las compuertas de entrada sea elevada tiernos, de los que se alimentan algunas aves.
En los sectores en los que hay más vege- necesarios, ya que ayudan a definir el resto para facilitar la ruptura del flujo preferen-
#!%$$$!#$!%$-#&$#$%%$ 21
tación, como el sector fp3 de HATP, el agua de variables con la que se llevarán a cabo las cial. Así se ha realizado en las tareas de re- En cuanto al esquema de plantación (o dis-
&#3. no puede discurrir en línea recta porque se tareas de gestión diaria del humedal. vegetación dentro del proyecto y se puede posición de las plantas dentro del sector),
encontrar más información en el “Manual una plantación en mosaico, a modo de ta-
Figura 34 de gestión de la vegetación para la mejora blero de ajedrez, con celdas de 4x10 metros
Ilustración del del hábitat y de la calidad del agua” de esta y densa vegetación en su interior, ayudará a
desarrollo de zonas misma colección.
de flujo preferentes y Figura 35
zonas muertas en el
&'" &'!&' &( #( '! Efecto de la vegetación
sector B del HATP. #!%' '   & '%& 
B2 GESTIÓN DE &'"   !&
LA VEGETACIÓN en la velocidad del
1 viento. La velocidad
A lo largo del proyecto se ha constatado la se reduce en la zona
intensa relación que existe entre la gestión de vegetación densa
hidráulica de las parcelas y la gestión de ve- (adaptado de Brix,
getación. No sólo el papel de la vegetación 1994).
es importante desde el punto de vista de la
creación de hábitats, sino también en la me-
 dida en que modifica el flujo y los niveles
de agua. Así mismo, desempeña funciones

  
 
     
 
     !
muy importantes en la mejora de la calidad
del agua, como se puede comprobar en las
%$'% -!#!$$%#$ -$$% mayores eficiencias de los sectores con
*#0&!#!#%'% -)"&&"&$&$%#  alta cobertura vegetal (véase Tabla 7). 
#$-&%#$%!#$.

$%!
  
 
     
 
     ! 
 
             
           
 50 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 51
&%$&%$'% -!#!$$%#$ -$$%     ""!
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Operación

aproximar los TRH a su valor nominal. La ex- tación, pero las bondades o inconvenientes de B2C y B2O pero se ha visto que este esque- cuando las aguas a introducir sean eutróficas.
pansión de la vegetación desde estas celdas cada uno de ellos no podrán analizarse hasta ma es complicado de gestionar hidráulica- Por ello, pese a que en un principio se pueda
permitirá alcanzar una buena densidad en que las plantas no se encuentren más desa- mente y no aporta grandes ventajas: lo mejor pensar que el modo de funcionamiento conti-
toda la celda de HA. rrolladas. Lo que sí se ha puesto de manifiesto sería, como en HATP, independizar hidráulica- nuo, más natural, es el más deseable para un
es que el carrizo necesita varios meses con el mente las líneas BE, BC y BO y gestionar la HA, existen beneficios asociados al funciona-
La presencia de vegetación reduce el efec- suelo semi-seco para arraigar y expandirse. plantación de la vegetación a nivel de sector, miento discontinuo que cabe destacar.
to del viento sobre la superficie del agua, Ello obliga a coordinar muy bien las acciones no de celda.
y disminuye la velocidad del flujo, creando de gestión hidráulica y gestión de la vegetación, Por ejemplo, pensando en un HA que se ali-
mejores condiciones para la sedimentación, así como los requerimientos de la avifauna, Si se desea un HA con calados del orden de menta por bombeo de manera intermitente,
y haciendo más difícil que se produzca res- cortando el flujo de agua en toda la parcela y 50-60 cm la planta más idónea es la enea. a lo largo del día (o de un cierto periodo de
uspensión de sólidos en la celda (Figura 35). regulando los caudales en las otras parcelas de Para calados del orden de 15-30 cm se reco- tiempo) se producen varios ciclos de subidas
Además, siempre hay que tener en cuenta los tancats. Esto se ha podido hacer con cierta mienda el carrizo pero tras un periodo prolon- y bajadas de caudal, lo que se traduce en su-
que mayor densidad de vegetación supone facilidad en el sector FG del tancat de la Pipa, gado de secado del terreno tras su plantación. bidas y bajadas del nivel de agua en los sec-
una mayor tasa de eliminación de nutrientes. con algo más de dificultad en los sectores BO tores. Esto puede ser beneficioso, ya que fa-
y BC del tancat de Milia. En este tancat también En el “Manual de gestión de la vegetación cilita la reoxigenación de la columna de agua
Por otra parte, también han de tenerse en se plantaron lirios que al no requerir un secado para la mejora del hábitat y de la calidad del pero hay que ser prudentes y evitar que las
cuenta las tareas de segado de la vegetación exhaustivo se ha desarrollado bastante bien. agua” se puede encontrar más información oscilaciones de nivel puedan comprometer la
cada cierto número de años, de manera que se al respecto. presencia/nidificación de aves.
pueda eliminar la biomasa generada. La ges-
tión de esta biomasa también es un punto im- Recomendaciones La decisión del régimen de funcionamiento hi-
portante en las tareas de gestión de los HHAA. A la hora de seleccionar las especies vegeta- B3 RÉGIMEN DE FUNCIONAMIENTO: dráulico también depende de la capacidad de
les que se plantarán en el HA, hay que tener CONTINUO / INTERMITENTE bombeo, y de la posibilidad de su regulación.
muy en cuenta sus requerimientos en cuanto Si se dispone de varias bombas cabe pregun-
Lecciones aprendidas a calados o niveles de agua a lo largo de to- Desde un punto de vista hidráulico, pode- tarse qué es mejor: si bombear menos ho-
En los tancats del proyecto se han llevado das las etapas de su desarrollo. La correcta mos dividir el régimen de funcionamiento ras con más bombas o más horas con una
a cabo tanto tareas de plantación como de gestión hidráulica durante los periodos más de los HHAA en función de la escala tem- bomba; e incluso en cualquiera los dos casos:
segado de la vegetación y fangueos o prepa- críticos de este desarrollo, es fundamental poral que consideremos: de varios días o de si hay que bombear 8 horas ¿qué es mejor,
ración de los terrenos. para que la vegetación cumpla las múltiples varios meses. bombear ocho veces al día durante una hora,
funciones que tiene encomendadas dentro cuatro veces al día dos horas seguidas para
Sin duda alguna, una de las lecciones apren- del humedal. Se debe disponer de todos los A nivel diario, los HHAA empleados como obtener un flujo más distribuido o bombear
didas es que las eneas soportan y crecen elementos necesarios para poder independi- sistemas de tratamiento de aguas residuales una vez al día ocho horas seguidas?
bien con calados de agua superiores a 30 zar hidráulicamente los distintos sectores. urbanas pueden ser alimentados de manera
cm llegando a calados de hasta 60 cm. Esta continua o discontinua. De igual manera, los Lo primero que hay que tener en cuenta es
capacidad de desarrollarse con elevados ca- El diseño del HA debe poder contemplar la HHAA que se alimentan con aguas eutróficas la gran “inercia” hidráulica que tienen estas
lados facilita su resistencia a la depredación posibilidad de secar un sector sin que los pueden funcionar de manera más o menos infraestructuras debido a los altos TRH (del
por aves, como el calamón. Por este motivo otros vean afectado su funcionamiento. Por continua, con pequeñas variaciones en los orden de días, ver Tabla 1). Una hipótesis ini-
en HATLI, el HA con mayores calados (Tabla ejemplo, en el tancat de la Pipa se pueden caudales de entrada y salida a lo largo del día/ cial razonable es que bajo una alimentación
8), la cobertura de eneas es muy densa y se secar independientemente los sectores FG semana; o bien pueden funcionar de manera intermitente, la variabilidad del caudal irá
mantiene y recupera tras los cosechados a y fp, aunque el secado debe ser completo y discontinua, con grandes variaciones de cau- disminuyendo conforme se avance en las
los que ha sido sometida, en los otros dos no por celdas independientes. Esta forma de dales, debido al tipo de alimentación del HA. celdas: en el tancat de Milia, por ejemplo, la
tancats la enea no sobrevive en las parcelas trabajar es más que suficiente para los obje- intermitencia del caudal se notará mucho en
de los HHAA. tivos de este tipo de humedales artificiales. Dado que es conocido que en HHAA destinados el sector A (subsuperficial) llegando incluso
En el tancat de Milia los sectores BE, BC y BO a tratar aguas residuales urbanas son más a detenerse el paso de agua al sector B, pero
En el HATP, en el que se realizaron labores de sí que pueden secarse por celdas indepen- eficientes los sistemas subsuperficiales verti- en los sectores aguas abajo la continuidad
plantación en el sector FG, se han probado dientes ya que se diseñaron con canales de cales intermitentes que los horizontales conti- no se verá interrumpida aunque sí varíen los
distintas configuraciones o esquemas de plan- reparto que pueden llevar el agua de B1E a nuos, es razonable pensar que sea así también caudales que circulan.

52 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 53
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Operación

En este sentido, los trabajos llevados a cabo las líneas de flujo recibieran caudales altos 3#
3#
""$"4 "1 95
""$"4 "1 95
a 3#
3#
$"94 ;5
$"94 ;5


b Figura 36
con el sistema de bombeo en HATM han per- durante parte del día, y muy bajos o nulos 9;8
9;8
9;8
9;8
Hidrogramas de
mitido demostrar que: durante el resto (aunque conforme avanzaba 9:8 9:8 entrada al sector A
9:8 9:8
la línea de flujo, los caudales iban siendo más 988 por P1 (a), entrada a
988 988
988
•E
 n el caso de HATM era más eficiente continuos debido al efecto laminador de los B1E por P4 (b), entrada
?8 ?8
?8 ?8
energéticamente trabajar con una bomba sectores). Concretamente, en el HATM, tuvo a B2E por P5 (c) y
=8 =8
que con dos. La tubería de alimentación que estudiarse en detalle el bombeo, ya que =8 =8 entrada a la laguna por
;8
al sector A tiene un diámetro inferior al las bombas no disponían de regulación (no es ;8
;8
;8 P7 (d), en el HATM.
debido, por lo que el funcionamiento de posible variar el caudal bombeado), y a partir :8
:8 :8
:8
dos bombas simultáneamente provocaba de un número de horas de bombeo, el sector 8
8
8
8
pérdidas de carga tan altas que el cau- subsuperficial se saturaba y el agua comen-

(""##
dal bombeado no era la suma de las dos zaba a fluir por la superficie. Este estudio
-"#%  $
(""##

-"#%  $ 9 :#
 9 :#
400+400 m3/h sino algo menos de 600 además, condujo a una nueva propuesta de 

m3/h. Por ello, hay que prestar mucha alimentación (cambio de horas de bombeo)
atención al diseño de los elementos hi- con el consiguiente ahorro de costes al apro- 3#
3#
$":4 <5
$":4 <5 c 3#
3#
$"'4 >5
$"'4 >5 d


dráulicos (bombas, conducciones…) vechar en gran medida tarifas eléctricas más 9;8 9;8
9;8 9;8
•E
 s más eficiente energéticamente trabajar económicas. 9:8
9:8
9:8
9:8
ocho horas seguidas que arrancando bom- 988
988
988
988
bas cada dos o tres horas. El arranque de La variación en los caudales de entrada a lo ?8 ?8
?8 ?8
las bombas genera un consumo elevado. largo del día dificulta las tareas de monito- =8 =8
=8 =8
•S
 e pueden programar los bombeos para rización, ya que no es suficiente con realizar
;8 ;8
;8 ;8
que se realicen en horas de tarifa eléctrica aforos puntuales para conocer la situación
:8 :8
reducida. real de funcionamiento. En la Figura 36 se :8 :8
8 8
observa la evolución de caudales desde el 8 8
A escala mensual el régimen de funciona- inicio del bombeo en diferentes puntos del
(""##
(""##

(""##
(""##
miento está afectado por la gestión de la humedal: entrada al sector A por P1 (a), en- 9 :# 9
9 :#  9 
vegetación y de la ictiofauna ya que es posi- trada a B1E por P4 (b), entrada a B2E por P5
tivo para el HA generar periodos de secado (c) y entrada a la laguna por P7 (d). Confor- 
#& 

 


 !



!$ 


"% 





#& 

 


 !



!$ 


"% 






'  
completo de ciertas celdas, y aprovechar- me nos alejamos del punto de entrada por HATLI, en los que se aprovechó para

'  
eliminar dial que éstas dispongan de un variador de
los para realizar actividades de laboreo con bombeo, se observa cómo disminuye el pico una gran cantidad de peces en ambos casos.
 '$"#$'1+!' frecuencia, e incluso de un'"$#$"#
sistema de accio-
 '$"#$'1+!' ##
## '"$#$"#
la maquinaria correspondiente. Esto permi- del bombeo, y como el volumen de entra- $ namiento remoto o programable.
$ "$$#$$'"$#
"$$#$$'"$# "#'$"'2 "
"#'$"'2 "
te reactivar el banco de semillas presente da está más repartido a lo largo del tiempo $$1
$$1 #
# $"#
$"# 
 $",
$", "
" #
# ##
## ++ '
' 
 '$'
'$' '
' #""#
#""#
en el terreno, de manera que nuevas plan- (efecto conocido como laminación). Recomendaciones
" "#$$)'"'$2
" "#$$)'"'$2 Por último, dado que los periodos de vaciado
tas pueden comenzar a crecer sin necesi- Como se ha expuesto, las variaciones en los son necesarios por varios motivos, es impres-
'$#
'$# "##+"#'#$"$1#$"#
"##+"#'#$"$1#$"# "#
"#
dad de replantación manual. Por otra parte, En el HATP el funcionamiento era más con- caudales de entrada y niveles dentro de los cindible poder asegurar la estanqueidad de las
) 
)  '# 
'#    +  1  # !' #  ") " " ' " $ 
en zonas donde la fauna piscícola esté muy tinuo, ya que la posición de las compuertas sectores conllevan un 
cierto+  1
número de
#be-
!' #compuertas
 ") que " "
separan'
los " $
distintos 
secto-
####2
####2
desarrollada, un vaciado o secado de los de entrada se mantenía prácticamente cons- neficios, pero dificultan las tareas de monito- res, sobre todo en los casos en los que existe
sectores puede aprovecharse para eliminar tante durante los periodos de funcionamien- 
 
 
rización y control, al ser necesario aforar en

 
  una gran conectividad hidráulica entre éstos.
biomasa en forma de peces. to normal del humedal. Por tanto, las tareas distintos instantes temporales.

 #
# 
 *
* '#$1
'#$1 #
# )"#
)"# 
 #
# '#
'# 
 $"
$" + )#
)# $"
$"  # #$"#
de monitorización eran más sencillas y una Para los HHAA +subsuperficiales 
se# #$"#
recomien-
)
) '
' "$
"$ ("
(" 
 #1
#1 "
" '$
'$ #
# $"#
$"# 
 $",
$", +
+ $"1
$"1 

medición puntual puede considerarse repre- Para poder realizar una gestión adecuada
#"#"""#$$##$$#$ da un funcionamiento mixto, vertical-hori-
Lecciones aprendidas #"#"""#$$##$$#$ "#2"#2
sentativa del flujo medio circulante. del régimen de funcionamiento del HA, es zontal, siempre que sea posible, para lo cual
En los HATM y HATLI el funcionamiento era imprescindible que los instrumentos que se deben dar dos condiciones: entrada dis-
discontinuo, ya que sólo se bombeaba cau- En cuanto a las operaciones de secado y la- controlan la entrada de caudales (ya sean continua y regulación de la salida mediante
<9
dal durante un cierto número de horas al día. brado de sustrato del HA, cabe destacar los bombas o compuertas) puedan regularse. En compuertas tajaderas (caudal de salida) <9 y

Esto provocaba que los primeros sectores de periodos de vaciado de lagunas en HATP y el caso de bombas por ejemplo, es primor- tablones (nivel interior) y siempre que ello no

54 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 55
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Operación

Cuadro 3 Acción de gestión Objetivo Beneficios Inconvenientes


Secado de celdas Desarrollo de la vegetación Reducción de los SS y aumento Efecto negativo sobre la
Análisis comparativo  




     

  de la transparencia reproducción de aves acuáticas
del régimen de si se realiza en primavera
'   '  $"  " " )   / #  ' # #' #" %'# +
funcionamiento: ## $#$ $#  " 0"' # $  "  /# Airear el sedimento. Reducción de la materia orgánica Disminución de la capacidad
continuo versus # ) " "#$ '   " / # " ") " #) del suelo de desnitrificación.
" ###$"# # "*#  $"  0 Durante el proceso se favorece
intermitente. la disponibilidad de alimento de
aves ictiófagas.
#$  ) "   ) ' "#$ " '# # $# ##/ " Germinación de semillas Nuevos brotes de vegetación Posibles brotes de vegetación
$      #$ " $  / +  !' ) " #  #  " # '  " 
helófita no acuática
$ "   0
Cosechado Retirada de biomasa para Reducción de materia orgánica Afección del hábitat, posibles
de la vegetación evitar su descomposición y nutrientes y del riesgo de impactos negativos en el

 
   
   
en el agua y retirar eutrofización siguiente periodo de
•   %)    nutrientes del sistema. nidificación
  #'#' "  Pesca Retirada de biomasa para Reducción de los SS y aumento
1 )  ###$  #
•   #' reducir la resuspensión de la transparencia
 )$    ')"#
#' #' "  "$ * 
 "% ###  , #  de sedimentos.
 "#+ ' 0 Plantaciones Mejorar la cobertura Mejora de la eficiencia de Desfavorable para algunas
 '# #  #)20
•  
" # # "* 

•    ' # '$# vegetal tratamiento del agua especies de aves si la
$"+ !'  "'"# #+
)  ##'%, $)' 
$"## #  + # Las especies utilizadas y el marco cobertura es excesiva
'$' ##" "#$ %) #0 de plantación pueden favorecer
 0
•  (   ' 
•  (   ' 
# "" / #$" #
lugares de nificación para algunas
# "" / #$" # especies de aves
 ## +"#!'"
 * ##"#!'
' $%'0
"' $%'0
•  #   %)   
)$  #'#' " 
1#$"#20 la propia circulación y depuración del agua Si el destino final del agua no es exclusi- Tabla 9
a través de los distintos sectores del HA ya vamente ambiental sino que puede em- Relación de actividades
cumple un objetivo, como es el de la genera- plearse para regadío, por ejemplo, habría de gestión de los
ción de hábitats dentro de los límites del pro- que comprobar que el efluente cumpla los HHAA, indicando
pio humedal, por lo que la calidad del agua requisitos establecidos en la normativa de beneficios e
comprometa ni la continuidad en el flujo ni esta condición deberán establecerse las re- a la salida no es un objetivo tan definido. En reutilización (RD 1620/2007), en cuanto a inconvenientes de cada
excesivos cambios de nivel en los HHAA su- glas operativas necesarias para ello. el caso en el que el HA vaya a contribuir a la contenido de patógenos y otros contami- una de ellas.
perficiales que estén aguas abajo. regeneración de la masa de agua de la cual nantes, según el caso.
Por ejemplo, el rebombeo de aguas desde la se alimenta (caso de HATP y HATM), hay que
Es importante disponer de al menos dos salida hacia la entrada es posible en todos priorizar la masa de contaminante elimina- En la Tabla 10 se resumen las característi-
bombas de entrada, como equipo de reserva los HHAA por lo que puede ser una herra- da frente al rendimiento en la eliminación. A cas de los efluentes obtenidos en los HHAA
para tareas de mantenimiento o fallos. Por lo mienta de gestión interesante para mejorar mayor CHS, puede ser que se obtenga me- del proyecto LIFE ALBUFERA. En general se
tanto, cada bomba debe asegurar el caudal el efluente. Durante el periodo de desarrollo nor rendimiento en la eliminación de alguno produce una mejora significativa de las va-
máximo de diseño tener un variador de po- del proyecto no se ha realizado dicha gestión de los contaminantes pero, al estar tratando riables físico-químicas y biológicas respecto
tencia para poder regular el caudal. por lo que no se pueden extraer enseñanzas mayor cantidad de agua, se alcanza una ma- a las entradas (Tabla 2). Se reducen conside-
al respecto. yor eliminación de masa (ver Tabla 7, apdo. rablemente las concentraciones de nutrien-
B1.1), por lo que si en un plazo de tiempo de- tes (nitrógeno y fósforo principalmente), los
B4 CALIDAD DEL EFLUENTE Diversas actuaciones de gestión contribu- terminado la masa de agua debe alcanzar el sólidos en suspensión y la turbidez del agua,
yen a mejorar aspectos de la calidad de las buen estado químico o ecológico es conve- mejorando así su transparencia, aspecto muy
La operación de los humedales artificiales aguas. En la Tabla 9 se muestra un resumen niente maximizar la CHS. positivo para la recuperación de macrófitos
como los del proyecto LIFE ALBUFERA debe de las realizadas en el proyecto. sumergidos. El fitoplancton se ve reducido
cumplir los objetivos de mejora de la calidad Además, mayores CHS también implican me- notablemente, tanto en biovolumen como la
del agua y de la biodiversidad. El efluente de Es en la fase de diseño de los HHAA cuando nores salinizaciones del influente ya que la concentración de clorofila a, alcanzándose en
los HHAA debe tener una mejor calidad que se debe establecer el destino final del agua proporción de agua evapotranspirada frente numerosas ocasiones valores inferiores a 5
el influente y en el caso de que no se cumpla que va a ser introducida. En muchos casos, a la influente disminuye. mg/L, propios de sistemas oligotróficos. Por

56 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 57
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Operación

Variable* Media Mín. Máx. Variable Media Mín. Máx. de esta tipología. Así mismo, en el proyecto
DQO total (mg/L) 42.7 18.5 85.0 Alcalinidad (mg/L) 216.0 125.5 315.2
DQO soluble (mg/L) 32.6 12.0 64.0 Conductividad eléctrica (µS/cm) 2866 1759 4690 se ha realizado un importante esfuerzo para
N Total (mg N/L) 1.73 0.10 3.74 Salinidad (g/L) 1.4 0.7 2.5 recuperar la cobertura vegetal en aquellas
Amonio (mg N/L) 0.316 0.006 2.140 Temperatura (ºC) 18.5 6.1 31.0 celdas en las que ésta es escasa; del trabajo
Nitritos (mg N/L) 0.033 0.005 1.010 pH 7.7 7.1 8.3 realizado se han extraído recomendaciones
Nitratos (mg N/L) 0.32 0.10 1.96 OD (mg/L) 6.7 1.6 16.4
P Total (mg P/L) 0.147 0.037 0.522 %OD sat 69% 21% 222% de gestión de los HHAA como las recogidas
Fosfatos (mg P/L) 0.006 0.005 0.035 Clorofila a (µg/L) 27.2 0.6 198.4 en la Tabla 9 (descritas con mayor detalle en
SST (mg/L) 31.6 6.0 121.0 Porcentaje cianofíceas (%) 15.8 0.0 70.6 el “Manual de gestión de la vegetación para la
SSV (mg/L) 10.7 1.2 36.3 Biovolumen (mm3/L) 8.7 0.2 75.9 mejora del hábitat y de la calidad del agua”).
Turbidez (NTU) 29.9 6.0 72.2 Zooplancton (µg PS/L) 319.1 24.1 2220.3
Sílice (mg/L) 2.1 0.2 6.1

Tabla 10 otro lado, un aspecto sumamente beneficioso recuperación ambiental. Así mismo, las con-
Características del es el aumento de la población zooplanctóni- centraciones de clorofila a en el interior de
efluente de los HHAA. ca, compuesta en gran parte de organismos los HHAA y en sus efluentes también alcan-
Se indican los valores filtradores, de manera que se están expor- zan cifras muy optimistas, inferiores a los 30
medios, mínimos (Mín.) tando hacia el lago de l’Albufera organismos mg/L, fijado como objetivo en el Plan Hidro-
y máximos (Máx.) que contribuirán a mejorar la calidad de sus lógico del Júcar para 2027 (RD 1/2016) para
obtenidos en los aguas. alcanzar el buen potencial ecológico del lago.
efluentes de los tres
HHAA del proyecto. En cuanto a la concentración de fósforo, Entre los sectores monitorizados el de flujo
nutriente limitante de la eutrofización en subsuperficial y los de flujo superficial con
el caso de l’Albufera, cabe destacar que se alta cobertura vegetal son los que mejores
llegan a alcanzar valores en torno a 0.1 mg rendimientos han presentado desde el punto
P/L, el cual coincide con el valor propuesto de vista de mejora de la calidad físico-quími-
en el “Estudio para el desarrollo sostenible ca y biológica del agua (véase Tabla 4 y Ta-
de l’Albufera” (MMA, 2004) como valor obje- bla 7). De ahí, que en las recomendaciones
tivo en las entradas al lago para conseguir su se incluya incluir en el diseño celdas de HA

Figura 37
Fotografía de las
muestras de entrada
con coloración
verde intenso (izda.)
y de salida, muy
transparente (dcha.).

Figura 37b
Fotografía de la desembocadura del tancat
de Milia en el lago de l’Albufera. Se puede
observar la pluma de agua transparente

 sobre el lago con coloración verde.


 !          
 
 
   
  
58 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 59
 
C
Gestión de humedales
artificiales. Control
y monitorización

Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 61


Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Control y monitorización

C1 INSTRUMENTACIÓN también depende del tipo de funcionamien- El caudal finalmente estimado será el prome- Figura 38
Y METODOLOGÍA PARA to del HA en cuanto a alimentación y retor- dio de las tres mediciones. Este método pro- Imágenes de molinete
MONITORIZAR LA HIDRÁULICA no de caudales tratados, en el sentido de si porciona buena precisión a un coste muy bajo. para medición de
DEL SISTEMA se alcanza o no el régimen estacionario de velocidad del flujo:
funcionamiento hidráulico, etc.). No obstan- esquema (izda. FAO,
Las tareas en campo de muestreo durante la te, para el conocimiento real del funciona- C1.1.b Flotadores 1997) y fotografía del
operación del HA tienen como objetivo ase- miento hidráulico del sistema, normalmente Este sistema también es muy sencillo aun- molinete empleado en
gurar que los volúmenes inyectados, los cau- con cierto grado de complejidad, y la mejor que su precisión es baja y hay que conside- el proyecto.
dales circulantes por los diferentes sectores estimación de alguno de los parámetros es- rarlo como una primera aproximación. Se

y los niveles en los mismos, son los previa- tablecidos, como el TRH, es recomendable basa en medir la velocidad en la superficie
mente establecidos. Las tareas específicas a cierto periodo de monitorización en continuo. del agua circulando en lámina libre por una  *,$  
  
 
  


 #  &
$")--+'
   
   $
realizar deben también ser seleccionadas es- La información así obtenida permite caracte- sección de una tubería abierta o un canal en
tratégicamente (en el tiempo y en el espacio) rizar el tipo de funcionamiento del sistema y donde se pueda considerar que la velocidad      #     !    )    "
para maximizar el alcance de la información conocer en función del tiempo tanto flujos se mantiene constante. Para medir dicha ve- 
   # !     " 
obtenida, permitir una mejora en el conoci- como niveles. locidad se lanzan pequeños flotadores pro-  
 *          !         !      
miento del funcionamiento real del HA y co- curando hacerlo en el centro del canal y que   
rregir, en su caso, las posibles disfunciones Dicho esto y ante la dificultad de acceder a no se desvíen hacia sus paredes. Se mide el
:&9'
respecto de lo establecido como estrategia equipos de medición en continuo por parte tiempo que tardan en recorrer cierta distan-
de gestión. La idea en definitiva es optimizar del personal encargado de la gestión técnica cia, la anchura y calado del canal o tubería,  -,+2. !        )-+2.!      
2
tanto el control como la propia operación. de estos espacios se recomienda realizar una se calcula su sección y se calcula el caudal .      *
campaña inicial muy intensa de mediciones considerando que la velocidad media del flu-
Se debe establecer por tanto la frecuencia de con molinetes jo está entre 0.8 y 0.95 veces la velocidad
los muestreos si son discretos o si se requie- superficial, en función de precisamente la
ren continuos, la necesidad de coincidencia A continuación se muestra la instrumenta- anchura y el calado en el canal.
temporal con los muestreos de calidad en su ción con la que habría que contar según las
caso, así como los puntos concretos de con- necesidades. Se recomienda que la longitud del recorrido
trol (de niveles, velocidades, caudales, etc). sea de pocos metros (hasta 5 metros ya que con el minimolinete a partir de la velocidad
Es en este último caso, cuando la selección las tuberías abiertas y los canales son de po- de giro de la hélice que se enfrenta a la
debe ser tal que con el mínimo número de C1.1 Aforos cos centímetros de anchura) ya que cuanto corriente.
puntos de muestreo se obtenga el máximo más larga sea y más turbulento sea el flujo
de información, bien directamente o a partir C1.1.a Método volumétrico con cubo mayor es la posibilidad de que el flotador Cada hélice está tarada y funciona en un ran-
del uso posterior de fórmulas que aplicadas Este sistema consiste en estimar el caudal se desvíe de la línea central de corriente. El go de velocidad, de modo que existe una ve-
 *-$      $
a los valores reales de las variables medidas a partir de la medición del volumen de agua tiempo de recorrido debe ser superior a cin- locidad mínima por debajo de la cual la hélice
    )#      
 ) 

nos permitan extraer nuevas conclusiones desaguada por unidad de tiempo. Para ello co segundos para no cometer excesivo error no gira y una velocidad máxima a partir de la
   *          
(p.e. se puede monitorizar una línea de flujo, basta con colocar un cubo aforado debajo de y hay que realizar al menos tres mediciones. cual la medición no es fiable. La ecuación que
       -
.   *   
la principal, y las entradas y salidas globales la caída del agua, a la vez que se cronometra Este sistema es interesante en los HHAA relaciona la velocidad de giro con la velocidad
         )    !     "* 
al sistema, y luego mediante balance, extraer el tiempo que tarda en llenarse cierto volu- para caudales de hasta 20 l/s, que corres- del flujo es una relación lineal del tipo

 )   41         !     
las oportunas conclusiones respecto del res- men. Es un sistema manejable para pequeños ponderían a mediciones en tuberías de cala- V = αn+β      .*   )!     
  -    
to de variables no directamente aforadas). caudales de hasta 1 l/s, para recipientes de dos del orden de 10 cm, anchuras de 40 cm donde V (m·s
!    
-1
) es la
  velocidad de
  * la corrien-
           
hasta 10 litros, y siempre que se disponga de y velocidades máximas próximas a 0,4 m/s. te, n (s-1) la velocidad de giro de la hélice, y α
!     $  
 !   # !    !
Habitualmente para la comprobación del la suficiente caída libre. Especialmente indica- (m) y β      
  (m·s-1) los parámetros tarados para
          
cumplimiento de los valores establecidos do en los casos en los que el calado impide C1.1.c Molinete cada hélice.
para las variables definidas en la estrate- además la inserción en el flujo de cualquier El aforo de caudal con molinete o mini-
gia de gestión, puede ser suficiente con una instrumento de aforo (molinete, etc.). Convie- molinete es un método directo de aforo En una sección de flujo, ya sea éste en presión
monitorización discreta o puntual con una ne repetir al menos tres veces la medición y a partir de la estimación de la velocidad y o en lámina libre, la distribución de velocidades
frecuencia en el rango de las semanas (esto lograr mayor representatividad del resultado. la sección del flujo. La velocidad se estima no es constante en la sección. En el caso de

62 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 63

 "
  !
 
  5
 6 #    #
  $  ,  !
  
 "

  

  
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua  !
  !" !
  /3:980,Gestión de humedales artificiales. Control y monitorización
:&9'


*
!

 

 %%
 "
"!
!
-
 -,+2. !        )-+2.!       )#&-.#'-,+ 
  
&
  
#

 !
#     #!  !
"
   
 

,   
2
.      * 
! 

  #! #!* 
 "

"
!

"
,

Figura 39 centro de la sección, donde ocurre la veloci- Figura 40


Minimolinete en dad máxima. Si el flujo es en lámina libre, para Arquetas de entrada
posición previa a la calados de hasta 60 cm suele ser suficiente al tancat de la
inmersión. medir la velocidad a una profundidad del 60% Pipa. Vertederos
del calado (medido desde la superficie del triangulares en pared
agua). En este punto, la velocidad es aproxima- delgada para el aforo
damente la velocidad promedio en la sección. de caudales.
Para secciones más complejas o calados más
importantes, conviene discretizar la sección en
  
  bandas verticales y medir la velocidad a varias
los flujos a aforar en humedales artificiales, profundidades, de manera que se estime el  #" 
 

 
   

 
  
 
 
Vertederos rectangulares
 *-$      $
Cuadro 4 lo normal es que éstos tengan lugar por con- caudal total de la sección como suma de cau- De manera análoga, el caudal sobre un ver-
    )#      
 ) 
 !       
   
Cómo realizar un aforo ductos circulares (tubos) o rectangulares. Si el dales parciales por cada subárea. tedero rectangular de pared delgada está re-
   *          )  
con molinete. flujo es en presión, la velocidad se mide en el lacionado con la altura de agua



 
*
"
 sobre éste a
 "#! !
"



 ! 

 
       -
.   *     )! +
través de la ecuación:


!"

"
   !
!
# 
 "
+
         )   C1.1.d  !     "* 
Vertedero de pared delgada    
Q = C L h1.5

 )   41         !          418 ; 3,7
 
 
  El aforo de caudales mediante vertederos
  -          .*   )!     "   
"! hace uso de la relación existente entre la al- donde Q (m3·s-1) 4es
 0 / .3el1  " ,"  !  
caudal, C un coeficien-  ,01 !"  !$  $! 
!          *               ) +
"! tura de la lámina de agua aguas arriba del te de descarga, L (m) la longitud efectiva
!     $  
 !   # !    !    ) + 0  !   !   !  ! 1'01  !"  !$  "
 #! 
 
      

"%%$  de la  82
  
 vertedero desde una determinada referencia del vertedero (descontando el efecto
           
 
          
 
#            
y el caudal que lo atraviesa. Existen varias

 * $!  "   !    4 5$  $ 
& - !   " 
 contracción lateral) y h (m) la altura efectiva  #! 
 
      

"%%$
Figura 41 
 
    #     + ' #    
+   '   ,   
formas de vertedero, que se describen a  flujo
del !    !"  ! 
sobre el labio del vertedero a una  Ilustración de 0%,38681-
un vertedero rectangular en
 

#% 
   # #

! $  


%#  #  # 
  #
   #+'#!


, continuación. distancia de 3 a 4 veces el valor máximo de h. funcionamiento (tomada de FAO, 1997).
 
   
El detalle de la formulación así como la esti-  
  
  ' ,"    "!    !   "      

 &$% 35
 
 Vertederos triangulares mación del coeficiente puede encontrarse en 
"
#!
En los casos en los que el vertido es libre,
& !  
  ! $    "   ", !"   $!   !

!
 "
+  ! "    
#&   
  $ 
"
#!
El caudal vertido se obtiene !

!
 "
+
a partir de la (Chow, 1959). se han calibrado las ecuaciones propias
   
 !   #   !  '  

(   ecuación:  - de

= estos
⋅ ⋅  ⋅vertederos
⎛ θ ⎞ 
   ⋅ ⎜ ⎟ ⋅ para poder aforar el
 ⎝⎠ 
% 
    ' & #  #      ,   +   ⎛θ ⎞ En los tancats de Pipa y Milia, muchos de los caudal a partir del calado sobre el verte-

#    %#     #  3 # + '    !    $    =  ⋅ ⋅  ⋅    ⋅ ⎜ ⎟ ⋅  
puntos  
disponen 
de "$! 
tableros aguas arriba de  ,
dero.     
La 5calibración
-3 se  " 
realiza a partir de  Figura 42  
-4 ! $! 
%#   #      %,  ⎝⎠ 
 / . 0 
"
*"  !

*/. 0





$  #  % 


  # '#   


      "   !   
la sección de aforo a través de los cuales los caudales  $! -      (   !
aforados con minimolinete Vertedero
/
0 "#! #!%/0

!"
 !#
" rectangular #!
donde Q (m3·s-1) es5el -3
caudal, Ce un coeficien- pasa el flujo, actuando como -4 vertederos rec-  en el
 "

tubo !
 

situado inmediatamente
5
 6 #    #
aguas
 $ de,pared
 !

delgada 
en
"

el
  !#

% 
   +    
 

  / . 0 


"
*"  !   "    


*/.  !!" 
0




#
*(
abajo
!"   ! ! "
!
  !" !
  /3:980,
   !
' 
  -#     #.,   

   #'    ' te de descarga, g (m·s-2) la aceleración de la tangulares en pared delgada. de los tablones. tancat de Milia.
#
 #   + ' #  %   # 

  '    !  gravedad, θ (rad) el ángulo del vértice del  -
/
0 "#! #!%/0

!"
 !#
"  #! #!-
#   +
  # 
#
 
    , 

*
!

 

 %%
 "
"

 "
  !
 
  5
 6 #    #
  $  ,  !
  
 "

vertedero y h (m) la altura efectiva del flujo 

 
&

  

#

 !
#     #!  !
"
   
 

sobre el vértice del vertedero a una distancia 


! 

  #! #!* 
 "

"
!

"
 !
  !" !
  /3:980,
  de 3 a 4 veces el valor máximo de h. El detalle
 
de la formulación así como la estimación del
  

*
!

 

 %%
 "
"!
!
-
  coeficiente puede encontrarse en Bos (1976).

  
&
  
#

 !
#     #!  !
"
   
 

,   

# # 

 - .7&   31


 
!
En el 


tancat de la Pipa, las #! #!*
entradas desde el 
 "

"
!

"
,
$   
  
 # 

7 Barranco del Poyo y de la Acequia del Puerto


•  851
+  #% (#  
   1,4%
 de Catarroja se realiza por gravedad a través

 ,
de sendos vertederos triangulares en pared
•  #  ' 3+   %
+1,2'1,6%
 

     +' 
   
 , delgada. Con los datos de calado sobre el  
• #  +  #% (  
  

,
vértice del vertedero, se calcula el caudal de
 #" 
 

 
   

 
  
entrada en el humedal.  
 
   

      





 
*
"
  "#! !
"



 ! 



!"

"
   !
!
# 
 "
+
64 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales  Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 65
;3,7





 




 

$
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Control y monitorización
#   
  

            

  "


 



# 
 



 



  #  

 
 



  
  "   





 



 #





 




 

Figura 43 #   
  

         
Figura 45   

 
Equipo de ultrasonidos 

 



# 
Sonda 



 
de presión e
instalado en un tubo   

  #  

 
 



  

instalación en "
el tancat 
pasante en un pozo de 




 



 # de la Pipa.
 
registro.


   
 

 ! " !
 %


!
!  !"( "
 !
"

#!

  ! 
 
"
  !)
(  !

!
 *
!
( " !" " # 
!
!
$!
)
   

   !

C1.1.e   (





  
"
 !
  con 



   
 
Caudalímetro de ultrasonidos los aforos manuales "
molinete. Sin"
em- Escalas fijas
           
(pluviómetro). Para cerrar balances hídricos

"
!"!

El!aforo de ) % $
" caudal por ultrasonidos es un !
!


"
($
bargo, necesitan !"( "

!
 %


!
! !
de alimentación eléctrica, !
"


El método manual más sencillo de medición en el humedal es suficiente con registros
método directo de aforo a partir de la esti- cuestión que suele resolverse mediante ba- del nivel son las escalas fijas. Se trata de acumulados. Para análisis más detallados



" ! ) ! 
  
"
 

" !
 

!
#!

  ! 
 
"
  !)
(  !

!
 *
mación de la velocidad y la sección del flujo. terías externas.
!
( " !" " # 
!
!
$!
)    
 
  
 
regletas graduadas, generalmente con preci- sobre la propia cinética del sistema, interesa
 !
" 
!
 
 !  "! ) sión centimétrica. monitorizar la lluvia con una mayor discreti-

La velocidad

se estima
  !
a   (



partir del principio En el caso de los sistemas

"
 de bombeo,
!
  para"
 " el zación temporal (horaria al menos).
           
 del efecto Doppler, esto
es, el aparente cam- aforo de los caudales también se suele dispo- ! 


 





 
 
Sondas de presión hidrostática

"
!"!
) % $ !
!


"
($

 "
 

# 








bio de

frecuencia


de una onda
" producido
! por! 
ner
)  de
 un caudalímetro

"
 por ultrasonidos.


" En 

!
!
 La medición en continuo del nivel de agua


 


 

 
#
 

el movimiento
 relativo
!
de la fuente respecto  

" 
!
HATM y
HATLI existen en la entrada
!  de agua,
"! ) en un punto puede realizarse con sondas de C1.2.b. Evapotranspiración
   
 
  
 
a su observador. El emisor del caudalímetro pero no existen en las salidas de ninguno de presión hidrostática. Estos dispositivos miden La estimación de la evapotranspiración es
  
   
(fuente) emite una señal acústica (ultrasoni-
los tres HA. En estos casos los caudales de la presión del agua a la profundidad a la que compleja. Atendiendo a la ecuación de Pen-

dos) que es reflejada por las partículas en salida pueden estimarse a partir del registro están instaladas, por lo que el dato de nivel es man-Monteith, recomendada tanto por la



 





 

 ! !
  !
#
"

 

suspensión presentes en el flujo (observa-
  !"
!

*
de horas de funcionamiento de las bombas o inmediato. Las sondas registran un valor de FAO como por la ASCE para la estimación
 "
 

# 








 






%  &

 
$
 
) dor). Por otra parte, el equipo cuenta con un del registro de consumo energético. corriente en función del nivel de agua. El dis- de la evapotranspiración, ésta depende de


 


 

 
#
 "



 %
&#

 



 


transductor de presión hidrostática que per- positivo debe calibrarse previamente en con- multitud de factores como la radiación, la

 #
 
 

"


 ! !
  !
#
"
   !"
!

*
   mite registrar el calado del flujo. diciones controladas, para tarar 
  
la relación temperatura del aire, la humedad atmosfé-
 

%
&#
 
)
C1.1.f Limnímetros  de agua.
entre el pulso eléctrico y el nivel real rica y la velocidad del viento. Este método
Figura 44 Estos equipos permiten la medición y al- Los limnímetros permiten la medición directa (Richard et al. 2006) es actualmente el único
!
"
    # 

   


)!
!
!

* 
 






%  &

 

Escalas fijas en el macenamiento de datos en continuo, lo del nivel de agua respecto de una determina- método estándar para la determinación de la Figura 46
"


tancat de(
!  
la Pipa. cual representa !!
)
!
"
    #
una ventaja respecto de 



)!
!
!

*
da referencia. C1.2 Caracterización de las  "



 %
&#

 




variables evapotranspiración de referencia, la que co- Pluviógrafo de balancín
"

(
!    !!
) meteorológicas. 
 #
 
 


rresponde a un determinado cultivo patrón e instalación en la
 

%
&#
en unas condiciones dadas. azotea de un edificio.
Para poder cerrar los balances hídricos en
los humedales es necesario contar con todas
las entradas y salidas, incluyendo precipita-
ción y evapotranspiración. Estos datos pue-
den obtenerse de estaciones meteorológicas
de las redes oficiales o bien instalando la
propia instrumentación.

    
         
 

C1.2.a Precipitación )(


La medida de la precipitación puede hacerse

   en continuo (pluviógrafo) o bien en canti-


dades acumuladas, generalmente diarias 
      

       
         
 


 
 
 
66     

// Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales -,  Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 67

)((%.$%%0 #%.43361$%&%'%$%#
          
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora(!%#$!#
!#%# del hábitat y de la calidad del agua
##,"&##$!&%# Gestión de humedales artificiales. Control y monitorización

    
 


&%(!%# &$$$. 
8' 978< '&('%& $ $' %9=77C 23
#% $%$$#$###&,!&#&###$  $%  
 
 

   


 !
    "


&$%#'%%& $.#'%&$ '%1'$.$8>77C 20
 $%# #%!# 0  1 $%##&%&#,/ $$  

$#  
$'%%& $. ' &$!%%%'"$ $%& $.
% ) %.$%!#%!#%$&%)$#$$&%$%$%/ "$'$  %& $ %$( ( '! '&(%'%4'$
Para la obtención de los datos necesarios C1.2.c. Viento C1.4 Trazadores mediano de retención (paso del$ 50%&$%
del tra-
# $al#$, "$&$'$( &&  &$ $.%"''$&"
;?50 %&$'&!%%& 
'&&$ %%&' %%'%&$% 3
de cara cierre $$
del balancedel$&$-
humedal, %!#%&#  
Algunos estudios #, &
específicos #%(  #,
en el humedal zador, tiempo análogo al &'
"'$&%%"$! TRH) mediante la si- %5 '&(*&"$&'3
487'&
()# (%,#
puede recurrirse al Sistema de Información $#,!#!% &&.$%$%$,!#!
pueden requerir de datos de viento (estudios $&!4"%
Con el fin <7B&$+
de mejorar el conocimiento de$0
la hi- $.&"
guiente    5&%'&'!/
ecuación:
!#% !#!#
Agroclimática $Regadío
para el (#$(SiAR)
 (!%#$!#
del Mi-  donde
hidráulicos ##  %#($
la influencia del %
oleaje pue- 
/ / drodinámica de los HHAA también puede ser
 !   !!&  ! !    - !. 
 %& %)"$&%"''%&$%'  && $& $+ "&
/ %%.
nisterio de Agricultura, Alimentación y Medio da ser significativa). Dada la alta variabilidad muy interesante el uso de trazadores, que en       
;
 
4  5"$'$($!

&$! $%"& &" '! .#'
  ! !!
Ambiente.     !  !
Este portal permite la consulta  $  
espacial que puede presentar este fenóme-   el caso de zonas especialmente vulnerables
&%'&)"$%!/    
y descarga de los siguientes datos meteo- no, es recomendable la instalación de un ane- debe realizarse empleando condiciones na-
!    ! &+ #  +     !  -   
rológicos diarios, semanales o mensuales: mómetro para registrar correctamente las turalesy evitando mayores alteraciones que Por lo tantose puede
   estimar elTRH
  real
 del

    
 
  
temperatura media del aire, humedad rela- condiciones locales de viento. las estrictamente naturales. Una aplicación sector A en 1,75 días  
aproximadamente, que
  ! # !
  ! +! ,
tiva del aire, velocidad y dirección del viento, que se ha constatado como muy útil es la es inferior al TRH teórico o nominal (3 días).

$ && %"'%&$ $%& $8.><%"$ )&.#'%
#'%"'($$"$%& %%'&'$/
radiación solar, precipitación acumulada. Con
&$$%&$$!$&!&#"&##%$(%0$%&$#&$ realizada durante el proyecto aprovechando
    estos datos, el propio portal proporciona C1.3 Compuertas  &!$   4:%50
  &   !& $#los
$%(1.   % (# $! "& !& la capacidad de rebombeo de las aguas tra- !
valores de evapotranspiración de referencia tadas en el interior de los HHAA y las altas 
!#$%#$% ,$#$% & %#!##$%####/
05/.31 ! +    !
a través del método FAO-Penman-Monteith. Las compuertas +0/
.4
son elementos 1   
de control  evapotranspiración de verano.
tasas de 
%%$$$(%. 
   $ + %01    !     !  &  01  de     !
flujo muy ! 
habituales en      .
los humedales  
Figura 47 artificiales. Suponen además un buen punto El 1 de julio de 2015 la conductividad del agua
! - 
Estación meteorológica para aforar el caudal a su través midiendo en el sector
; C de HATM era de unos 2600
 !   '!$'
!!&  ! !   &

&"''%&$%'
 - !.  $& $'
instalada en el HA del el calado inmediatamente aguas arriba de la µS/cm mientras que a la salida del sector A,
 # !   + , &!4 
5  &$ 3  %%$4.977?50
tancat de la Pipa. compuerta   ! !!
 !
y, si el desagüe 
es anegado, ade-      !  !
 !!& 
que estaba recibiendo  $  
! !  
aguas de l’Albufera, 
 - !.  

más el calado !    !
aguas abajo.
  ! !! &+ #  +     !  -
era de 1700 µS/cm. La idea era rebombear
     !  !   $    
         agua desde el sector C, con una concentra- 

Para un !    !


desagüe libre de compuerta en sec- &+ #  +     !  -
ción de sales ! +!
superior a la del sector 
  ! # !  , A, para           
+  + 01   !   ! - ción rectangular, resulta: calcular el TRH de dicho sector observando     
 


  ! # !  ! +!
la evolución de la conductividad , en su salida 
   
 !$  
Figura 48  !     !+ (Figura 49). Se instrumentó el canal de salida
 $%  
 
 

   


 !
    "

  
 

$#  
Sondas de presión  
   del sector A con tres conductímetros situa- C2.4 INSTRUMENTACIÓN Y Figura 49
$   ! '       !  #  !    
5 .3     +
hidrostática aguas donde Q (m0
·s ) es el caudal,
3 -1 / C1 ! +
8' 978< dos
el coeficien-    !
'&('%&
en sus tres compuertas de +0/
$ $' 1   
%9=77C 23
METODOLOGÍA
"$&$'$(
salida para la PARA MONITORIZAR
&&  &$ $.%"''$&"
Evolución de la  
$   
arriba de una    !   te de descarga +
   $ +
de la 5 .3
compuerta, g (m·s-2 &$%#'%%& $.#'%&$ '%1'$.$8>77C 20
%01    !     !
) la medición  &  01     
en continuo (cada 10 minutos) ! ! 
$&!4"%
de la .4 LA      .
CALIDAD DEL
<7B&$+ AGUA
$.&"    5&%'&'!/
conductividad en
0 / 1 ! +    ! +0/ 1   
$$ $'%%& $. ' &$!%%%'"$ $%& $.

compuerta.- aceleración !
de la gravedad,
- w(m) la apertura conductividad y la temperatura. 
      el canal de salida
    $ + %01    !     ! %&
"$'$  & $01    
%$(  ! ! 
( '!      .      
'&(%'%4'$
de la compuerta y h (m) el calado del flujo La instrumentación necesaria para  monito-
   del sector A (datos
;?50 %&$'&!%%& $ &$% '&&$ %%&' %%'%&$% 3   
aguas !
arriba -
de
  

     



   la compuerta. Los datos experimentales pueden ajustar- rizar la calidad del agua consta de diversos experimentales) y
 # !   + ,&' 487'& %5
"'$&%%"$!  '&(*&"$&'3
$0 se a un modelo matemático de reactor de elementos que podemos clasificar según las modelo de mezcla
  # !
Si el desagüe de la compuerta es anegado,   + mezcla ,completa4 (RCTA) para calcular
$ && variables
la de estudio:
%"'%&$ $%& completa
$8.><%"$ ajustado para
)&.#'%$ $
entonces:           %& %)"$&%"''%&$%'
variación de la concentración && $& $+
con respecto
 &!$   4:%50 "& un TRH de 42 horas.
   
  ;
4  5"$'$($! &$! $%"& &"
         &%'&)"$%!/ al tiempo en función del TRH, que tiene la si- '! .#'
 
+  + 01   !   !
guiente expresión: - Variables físico-químicas

Donde, además, ha (m) es el calado aguas    En la etapa de muestreo se emplean sondas
+  + 01   !   !      -
      ; 
 !$    !  
abajo de la compuerta.
65

    !+
'!$'
de medición universal &
(Tª,&"''%&$%'
pH, conductividad  $& $' "%3
 &!4 
5  &$ 3  %%$4.977?50
 $   ! '   
 !$      !  #  !  
 !     eléctrica  
  !+
y oxígeno
  disuelto),
 + muestreador y ==
Ambas curvas de gasto dependen en buena #'%"'($$"$%&
Y que se%%'&'$/
pueden ver representados en la fi- envases de muestra. Los procedimientos a
medida$ de 
$   
! coeficientes
los '   
de descarga
   !  
 por !  # 
gura!
49.     +
  seguir seencuentran
  +normalizados en la se-
!
 -
lo que, $   
si se va a utilizar sistemáticamente un    !  
 +
rie de normas UNE-EN ISO 5667:2006 relati-
desagüe bajo compuerta como elemento de A partir de la curva obtenida mediante el vas a muestreo y conservación de muestras.
 - 
aforo en el sistema, conviene calibrar dichos 
modelo anterior, se puede calcular el tiempo En espacios de superficie tan grandes como
coeficientes aforando el caudal de paso por 
[4] En función del régimen de funcionamiento también puede ajustarse a un modelo de reactor de flujo de pistón (RFP) o a otro de n-RCTAs en serie
 otro medio, por ejemplo con el molinete. (Kadlec, 2009).



     
    

68 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales  Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 69

%0#% *,!+%?7 ",*+)%) 1 #.**  ",*+)9
%* ')%"#+%*  *,) * #,#+)#
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Control y monitorización

#%)"!2%*#!*)#%)"* =   EFFG8DBBF)!+.*",*+)%1%#*).&#


",*+)*9#*'%**,')+#)#*%"%!%*!')%1+%*%#.##++#)
#%)"&#*%)!'%)+*,*+#*'%)'%*&#+"%*)7%!%#%#*+,'+%)*
los HHAA del proyecto es conveniente tener
información sobre el aporte de sustancias
En el proyecto LIFE ALBUFERA se han con-
siderado, además de las anteriores, los si-
riaciones estacionales típicas de este tipo de
sistemas.
preciso posible (género o especie), pero hay
que tener en cuenta que es preferible iden-

+"%*)%*,)EB9
por deposición atmosférica, colocando in situ
captadores atmosféricos Figura 50.
guientes indicadores físico-químicos: tificar correctamente a nivel superior que
hacer una identificación errónea a nivel in-
•M
 ateria orgánica, medida como Demanda Variables biológicas ferior (MAGRAMA, 2013). En algunos casos,
Química de Oxígeno total y soluble. En la etapa de muestreo se emplean mues- como puede ser entre las cianobacterias, se
•N
 utrientes principales en distintas formas: ni- treadores de agua para fitoplancton, ma- pueden tener especies indicadoras o poten-
trógeno total, amoniacal, nitritos y nitratos, llas de Nytal de 37 µm de luz de para el cialmente tóxicas por lo que es necesaria un
fósforo total y fosfatos, sílice inorgánica. zooplancton, red de tamaño 250 µm para identificación fina.
•E
 stado de acidificación: alcalinidad. macroinvertebrados epibentónicos, tubos
de metacrilato de 5 cm de diámetro para La evaluación del potencial ecológico también
El lector con experiencia en contaminación macroinvertebrados bentónicos, envases debe seguir los protocolos elaborados por el
de aguas se habrá sorprendido por no haber para conservar las distintas muestras y MAGRAMA. Una conclusión de los resultados
visto analizada la materia orgánica como De- agentes conservantes (lugol, formol). En del proyecto es que el potencial ecológico no
manda Biológica de Oxígeno a los cinco días la etapa de análisis se utiliza material de debería calcularse únicamente a partir de da-
(DBO5). El motivo reside en el hecho de que precisión y equipamiento de laboratorio tos estivales, ya que en sistemas con tanta
esta medición, con aguas altamente concen- (espetrofotómetro, microscopio con cáma- variación estacional la clasificación debería
tradas en fitoplancton, puede dar resultados ra digital, etc.). En ambas etapas, los proce- tener en cuenta los datos correspondientes
erróneos debido al consumo de oxígeno por dimientos deben ajustarse a los protocolos a primavera y otoño. Los resultados obteni-
 respiración fotosintética. Por ello se des- estandarizados7. Los indicadores biológicos dos en el proyecto indican que el potencial
Figura 50 En la etapa de análisis se debe emplear ma- aconseja este método cuando se trabaje con para lagos recogidos en la DMA son: fito- ecológico mejora en los HHAA. En el caso de

 #"            


Imagen de captador terial de laboratorio de precisión y métodos aguas hipertróficas. plancton, diatomeas, macrófitos, macroin- los macroinvertebrados, se considera que la
atmosférico colocado de análisis normalizados. En el proyecto LIFE vertebrados y peces. frecuencia trimestral podría reducirse a la
en HATLI. ALBUFERA se han empleado test basados en La frecuencia de monitorización dependerá mitad (dos veces al año) pero se ha observa-

#!+'#!***"'!)"+)!!%)+%)%')*&#1"+%%*#!**
las correspondientes normas ISO. Si se de-
sea conocer con mayor detalle los métodos
Para evaluar el indicador fitoplancton se
del tipo de aplicación del HA, si se trata de
debe cuantificar la concentración de cloro-
un sistema de tratamiento de agua residual
do que sería necesario un periodo de tiempo
mayor, para poder detectar tendencias tem-

#%)"!2%*9#!')%1+%

*#"'!%+*+*%*#!*%))*'%##+*
empleados se remite al lector al documento
“Informe del primer año de resultados de la
fila a (µg/L) y el biovolumen algal (mm /L),
la frecuencia será la que determine el orga-
para masas de agua tipo lago, y para em-
nismo competente en materia de vertidos,
3
porales y espaciales evidentes.

#%)"*  9**%#%)%#"1%)+!!!%*"+%%*"'!%**)"+!!+%)!%=
monitorización del impacto de la gestión so-
bre la calidad del agua y sedimentos. Acción utilizado se deberá cumplir también los re-
balses además de las anteriores se inclu-
en el caso de que el efluente vaya a ser re-
yen el porcentaje de cianobacterias y el ín- C3 OBTENCIÓN DE HERRAMIENTAS
,"#+%: #%)"!')")$%)*,!+%*!"%#+%)2&#!"'+%!*+&#*%)
C1” . Las variables de calidad del agua a anali-
5

zar son numerosas y dependen del problema


querimientos de la normativa de reutilización
(RD 1620/2007). En masas de agua tipo lago
dice
LIFE
de grupos
ALBUFERA
algales
se han
(IGA). En el proyecto
cuantificado dichos
DE GESTIÓN

la frecuenciaE mínima viene marcada por la


!!!,1*"#+%*9&#C;
ambiental considerado. Podríamos decir que
las incluidas en la DMA son de obligado cum-
9
*.)!*!!,#!2)*%##,"=
DMA, que en el caso de los indicadores físi-
indicadores y, adicionalmente, se ha consi-
derado la ficocianina, que es un pigmento
A partir de los elementos y dispositivos hi-
dráulicos dispuestos en el HA (vertederos,

)%**1'##!')%!""#+!%#*)%9%)"%*)(,!*#!,*#! 
plimiento, éstas son: coquímicos se establece en 4 veces/año. En
nuestro caso como se trata de un proyecto
específico
bacterias,
fundamentalmente
muy adecuado cuando
de las ciano-
existe do-
compuertas, etc.) y de su instrumentación/
monitorización (sondas, caudalímetros, etc.),

*%#%!%,"'!"#+%7*+**%#8
• Indicadores físicoquímicos generales: condi-
ciones térmicas, oxigenación, salinidad, es-
demostrativo cuyo objetivo es establecer
recomendaciones de gestión, la frecuencia
minancia de cianobacterias, como en l’Albu-
fera. La frecuencia de monitorización en el
es posible obtener una serie de herramientas
de gestión que facilitan las tareas ordinarias
tado de nutrientes, estado de acidificación. seleccionada ha sido mayor, cada tres sema- proyecto ha sido bimestral para fitoplanc- de control de niveles y caudales (repartos de
En el caso de lagos, los indicadores concre- nas para el agua y cada seis meses para el ton y zooplancton y trimestral para ma- flujo) en cada una de las celdas de cada sec-
• #%)**%(,"%*#)!*8%#%#*+)"*7%0#&#7*!#7*+%
tos dentro de este grupo son: fósforo total, sedimento. Cabe mencionar que en masas croinvertebrados. En cuanto a la precisión tor y por tanto en el conjunto del humedal. De
pH y transparencia (RD 817/2015). de agua eutrofizada se considera que la fre- en la identificación de fitoplancton, es re- esta manera, es posible la operación y el con-
#,+)#+*7*+%&#9#!*%!%*7!%*#%)*%#)+%*#+)%
•S
 ustancias individuales: sustancias priorita- cuencia mínima recomendable es mensual
comendable llegar al nivel taxonómico más trol de las principales variables hidráulicas de
rias, contaminantes específicos6. para poder registrar adecuadamente las va-
*+),'%*%#8&*%)%+%+!7'1+)#*')#>HCG<DBCE?9 [7] Pueden tomarse como referencia los protocolos de explotación de las redes de seguimiento del estado y potencial ecológico de las masas de
agua superficiales continentales, elaborados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) (http://www.magrama.
[5] Disponible en la web del proyecto, http://lifealbufera.org/index.php/es/documentos. gob.es/es/agua/temas/estado-y-calidad-de-las-aguas/aguas-superficiales/programas-seguimiento/Protocolos-de-muestro-laboratorio-y-calcu-

,*+#*#.,!*8*,*+#*')%)+)*7%#+"##+**'%*F9
[6] Este tipo de contaminantes quedaban fuera del alcance del proyecto, y no se han podido analizar. lo-de-indices.aspx).

#!')%1+%

*#%#*)%7"*!*#+)%)*7!%**,#+*#%=
70 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 71
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Control y monitorización

interés (caudales, velocidades,...) por perso- Curvas de Gasto y limpieza periódica tanto de la sección de 3& (%*&'! =5#:4#;6 Figura 52
nal no especialista, mediante sencillas opera- En diversos puntos monitorizados se han ajus- aforo como de su entorno (aproximación := Gráfica de curva de
ciones como la medida de un nivel de agua tado curvas de gasto. Éstas, son curvas que al vertedero y labio del vertedero libre de :8
gasto de P5 en HATP.
en un lugar determinado (estratégicamente representan la relación entre el calado o nivel vegetación que lo obstruya total o parcial-
dispuesto por el personal especialista). en una determinada sección y el caudal circu- mente, etc). 9=
,C:?92<;?1;@+=1@<
A continuación se incluye, tanto desde el lante por dicha sección, denominada sección AC81??
98
punto de vista hidráulico (cantidad) como de aforo. El objetivo principal de estas curvas Así por ejemplo, en los puntos P4 y P6 (Fi-
de calidad de aguas, las principales herra- es dotar a los encargados del mantenimiento gura 51) del tancat de Milia, el vertido a =

mientas de gestión obtenidas a partir de la del humedal de una herramienta para estimar, través del tablón situado aguas arriba de la
8
experiencia en la operación y control de los de manera rápida y sencilla, los caudales cir- conexión entre celdas –considerado como un 
tancats de Pipa, Milia e Illa. culantes entre periodos de monitorización con vertedero en pared delgada– ha sido libre en ('!&!%!& !'

tan solo medir el nivel del agua en determi- la mayoría de los aforos, de manera que ha
nado punto. Así, pueden realizar los ajustes sido posible ajustar sendas curvas de gasto.  
 
   
de funcionamientos del año 2014 y la prime-
C3.1 Hidráulica oportunos (maniobras de compuertas, etc.) Con los datos recogidos en el año 2015 se  ra mitad del 2015, el ajuste obtenido ha sido
en caso de que existan diferencias importan- completaron y volvieron a ajustar las curvas suficiente para que el personal encargado
 
   

Con la toma sistemática de datos de campo tes respecto a los caudales definidos en la obtenidas para estos dos puntos en el año del mantenimiento del humedal pudiera es-
y las observaciones realizadas durante las vi- estrategia de gestión del humedal. 2014. De esta forma, se han obtenido los
'%((&'!%!&!+!&%(&'%&(&!&'!%1%
timar el caudal circulante por fp, únicamente
&!&&1&'!)&2 !%'&!*%&&'%&4!%'%
sitas a los tancats, se ha ampliado el conoci- ajustes correspondientes. midiendo el calado en el punto P5.
#!%#!1#!%!#(%'&4(&'!%&(&'%("!*%!&!&!(
miento sobre el funcionamiento hidráulico de Estas curvas son muy útiles para la gestión
(!+"%('%&2%!'%!!('%'(!&
cada uno de los humedales, teniendo en cuen- diaria del humedal, pero se debe tener en Para P4, la bondad del ajuste resultó satis- 5&'!%!6('%&'("(!'!1#&%'!
ta sus distintos mecanismos de alimentación cuenta que su campo de aplicación o rango factoria (curva izda.), con un coeficiente R2 de Correlaciones Hidráulicas
&((&'%'&#!%(&!#(%'&!$(#&#!%(!!&
y reintegro de caudales a la Albufera (grave- de validez está asociado normalmente a un 0.97. No obstante, también se observó que '!&2!#%#!%$(%%"!!%!(%('#!%(&
La entrada de agua a un sector o las cone-
dad, bombeo). Así, a partir del conocimiento tipo de funcionamiento hidráulico y al con- para valores de calado sobre el vertedero (2 !!&''1&!!!$(&!&(&!&!#'&1#(&#!%
xiones hidráulicas entre celdas de un mismo
($(%#%'!'%!&!&'(!&4&!'%!4(!+"'%&!
Figura 51 adquirido se han preparado herramientas junto de datos que ha dado lugar a su obten- superiores a 13 – 14 cm, el vertido comien- sector, rara vez son sencillas, en el sentido
&!1(%('#&!!&'%,&4*&&
Ajuste de ecuaciones sencillas (curvas de gasto, ajustes correlacio- ción (ajuste), con ligeras extrapolaciones en za a anegarse, o no existe una aireación su- de únicas. Normalmente son varias las en-
&&&!&&&#%!&!&2'%$(1'%&(+'&# !%!&'
de vertedero nando variables, etc.) que facilitan la estima- todo caso. Estas curvas además, requieren ficiente entre la lámina vertiente y la pared tradas –normalmente reguladas, por ejem-
(!!&!('!&1&#(&'%'''&#2&'&(
%& 1 en
rectangular pared
%& %$  % 978<% "&$ +)
ción de las variables hidráulicas (menor coste )$ '%&$%'$)%
de calibraciones &2
o revisiones periódicas que del vertedero, del lado de aguas abajo, por lo plo, por compuertas– a un sector desde un
#'''%*%&%(&&!$(!&!%

delgada temporal y consumo de recursos) al mismo garanticen su idoneidad
para los % %"'& % 978;1%& $0% &  %'%&% $$%" 2 a lo largo del tiem- que la ecuación obtenida no es de aplicación    
2!%$(1#%'%#!%#!(%('#!%(!!&!&
canal de distribución o varios los conductos
%"$%& '!&#!!&!'%('!''%'4,#!%%!&'%(
puntos P4 y P6. tiempo que la hacen más sencilla. po. Además, es necesario el mantenimiento en esos casos, porque sobreestima el caudal de una conexión hidráulica entre celdas. Tener
&%1  !'%! '(!4 !1 #% (& !!&  (!'! &1  #%'%  ( %(
real. Mientras que para P6 por diversos mo- controlado el caudal entrante a cada unidad
(&'%&&'!%1('!''%&!2
tivos (modificación de la altura del vertedero, considerada (sector o celda) en una deter-
obstrucción por vegetación, etc.) no fue posi- &'&
minada !%%!&
situación%(& !&''(, '
de funcionamiento, implica( #!%'' %%'  &'"
'(*!!#%",!'%!&*%&%(&!& 2 &'&!#
ble obtener una curva de gasto que resultara necesariamente conocer la suma de caudales
&&&&,!%!&''#!%2
 totalmente satisfactoria. La utilización de la entrantes por cada una de las compuertas o
curva finalmente obtenida (y sus envolven- !%#!1  1&'!%&#!<'(!&'%,<'(!&&1!
qué pasa por cada uno de los conductos. Ello
!&!#%!%%'&'%("(!&1&((%1#%!"!!#%'
tes) se recomienda como primera aproxima- en principio requeriría de la medición o aforo
!&(&'%'&,&'&'!'&2
&&!&!%!!&('%'!&
 ción y sólo a falta de aforo directo. del caudal circulante por cada una de esas
'(%1&''!&&&''%%%! !,!1$(&
       vías de agua. No obstante, es bien conocido
#%#'&'&'!%2&'!#$(&&%!!%%('!!&!&#(
 
Del mismo modo, durante el periodo de mo- que esos caudales no son independientes,
$(#(+&'%%&%&'%!&2&1 &!!&#('!&&
  nitorización del sector fp en el HATP, se cali- pues por ejemplo, aunque el reparto entre
 bró para el punto P5 la curva de gasto de la  los dos tubos –del mismo diámetro– de una

sección de aforo (Figura 52). En este caso no conexión entre celdas no sea el mismo, el
 
se generaba una sección crítica, por lo que caudal circulante depende de las condiciones
 
los valores empleados en la calibración de- de entrada y salida –niveles en las celdas–,
  penden del nivel de agua en el sector aguas y esas son las mismas para los dos. De tal
        
 
   
   
  abajo (fp3). Aun así, para la situación normal manera que, tras una extensa campaña de


 
       
72 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 73
$ ;0 '%&$%'&!%&%& $4'$),150 ' & 971?>1
 %2
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Control y monitorización

aforos en todos y cada uno de los conductos, entre ellos. Además, el acceso a los puntos
      
    
se puede establecer matemáticamente esa más alejados de los caminos principales no
   
dependencia. Estas funciones de dependen- es sencillo durante determinadas épocas del
cia matemática entre variables hidráulicas es año, en las que la vegetación es demasiado   





 

 

lo que hemos dado en llamar correlaciones exuberante para poder transitar por los cami-  
hidráulicas. De forma que, a partir por ejem- nos con los aparatos de medida.
 
plo del caudal circulante por uno de los dos
 
conductos podemos obtener el caudal total En este punto, con los datos obtenidos de
entrante en la celda –y por diferencia con éste la monitorización, se han comenzado a es-  
el circulante por el otro tubo– o, para unas tablecer relaciones entre uno de los puntos  
condiciones de funcionamiento dadas, a partir de entrada y el resto, y uno de los puntos de
 
del caudal circulante por una de las entradas salida y el resto. De esta manera, aforando            
 
al sector, el caudal total de entrada al mismo. únicamente 2 puntos puede conocerse el    
 
   
 
caudal total de entrada y de salida. Para que  
Estas correlaciones hidráulicas constituyen los resultados sean fiables, se requiere un 
      
          

      
          
también una importante herramienta de número de puntos superior al tomado en los los propios sectores. Esto supuso aforar cada
línea de flujo en función de los cauda- Figura 54

gestión pues facilitan de nuevo la operación muestreos puntuales, ya que el sector FG se dos tubos más en cada muestreo, puesto les aforados en la línea central. Relación de caudales
y control de las variables hidráulicas en los monitorizó durante menos de un año. %&%
%&%
que % %
&"!&
ambas entradas &"!&
están compuestas de %%
%%%$
%$
%$,%"$%'$)%%&
%$,%"$%'$)%%&
en la entrada a la 
HA. Hacen estas operaciones más sencillas y '&
'&&&
&& 



dos conductos, situados además a diferen- %
%
%#'%
%#'%
$$
$$
%%
%%'%/%1
No obstante, en este humedal estos objetivos '%/%1
laguna. Caudal total
de menor coste temporal. Por otra parte, en la Laguna de Reserva (sec- tes alturas (por lo%+$)%
$
$ que los tubos
%+$)% de la pri- no pudieron completarse de manera satisfac- en función del caudal
%"$!%/&0
%"$!%/&0
tor C) del HATP existen dos tubos de entrada mera compuerta desaguan en lámina libre, y toria por diferentes motivos. En primer lugar, aforado en la primera
Por ejemplo, en el HATP, el sector FG dispone y dos de salida, en los que también se han los$
de
(&
$ (&/ 
/ 
la tercera  


suelen 

&
&
hacerlo %%
&&$
en presión).&&$
lostubos
&$
&$
 $$
 $$
de conexión %
entre %
&$
los &$
 % %&&
sectores % %&&
se % "'&
% "'&
compuerta. % 
% 
de 4 tubos de entrada y 4 tubos de salida, lo obtenido curvas de correlación hidráulica, Para facilitar
&$%& las
&$%& tareas de aforo, se analizó
$/+#''%encuentran
$/+#''% * a
* una
%cota
% muy baja,
%&6&' como
%&6&' ya se
%0'$/&1
%0'$/&1
$$!#!$$$&#%%#$!$1$"&)% 
que es beneficioso para la correcta distribu- para evitar el aforo de uno de los dos puntos la relación entre los caudales circulantes por ha comentado en el apartado de conexiones
$$*&#%!#!#%#$%#!#$$$!#%$2 %&&!&$$'#'$'"
%&&!&$$'#'$'" $'
$' '!
'! %'%
%'%
ción de flujos, dada su anchura, pero incómo- (Figura 53). cada una de las entradas y el caudal total entre celdas, y por tanto se aterraban con
 $$ %&$0
%&$0
do para determinar los caudales entrantes y
$%!&%1$%$%$%#, 1$,$%##3 en P7. La gráfica de la Figura 54 represen- mucha facilidad. Como no todos los tubos se
salientes totales. Las secciones de aforo no se En el caso del tancat de Milia, respecto a las
$%#&$!&%$%#+#$%1+&$!&%$$+#$%2$% ta la relación entre el caudal circulante por aterraban por igual, y la limpieza de los tubos
 %&&/%&'%&
 %&&/%&'%& % %&)
&)%% "'$
"'$ "&$%$%&%&
"&$%$%&%& $"
$"$ $
encuentran todas a la misma altura, ni están entradas a la laguna (Sector C), durante el
#1#'%8!&%$!&#$&%%%#+$2 # la primera compuerta, y el caudal total de era periódica, pero no con la frecuencia su-
$&%
$&%  &) &)
%0 
%0 
"$$
"$$ '$/
'$/
 % &'
% &'% 
% 
 *!
 *! &$
&$
 % %&
% %&$%$%
%%
'&$
'&$  '
 '
todas a la misma distancia de la entrada del año 2015 se mantuvieron abiertas tanto la
"&$#$&%$$$1$#"&#&'#!&%$$&!##%$&$3 entrada a la laguna. Para el rango de cauda- ficiente para que no se modificaran las sec-
Barranco del Poyo, de la que se abastece prin- &#%$&2
%#$!&%&$1+"&$%#$%#, primera como la última compuerta, para les&'+/
 aforados,
&'+/ 
es posible +%
+%
definir una &
&
relación "$&
"$&
ciones de aforo 
entre *
*%&$%/+"
muestreos, %&$%/+"
la relación $&&
$&&%%
cipalmente este sector. Esto implica que sea mejorar el desagüe y evitar niveles más al- &$$
&$$
lineal (ajuste de'0
'0
una recta) con un alto  
grado & &
 %
de  %
%&'
caudales %&' %%&$$"
entre %%&$$"
los tres tubos de$'/+",
$'/+",
entrada a % %
#%#!#%1 & $#)4$%#5 *$%$%&$%#+$
necesario aforar el caudal en todos los pun- tos de lo deseado tanto en el canal donde &'&'
de %$"$!/"$
ajuste%$"$!/"$
a los datos  
obtenidos.  
$'%'&"$#'
$'%'&"$#'
cada sector no era constante.%
%
Las $%%
$%%
relaciones %
%
$1$"&%$%&#)$## #&1!#)%##
tos, ya que pueden existir grandes diferencias vierten los sectores superficiales, como en   $ &$'%&$
$ &$'%&$ obtenidas durante
%/$!'%&$
%/$!'%&$ un muestreo
%&$%&'
%&$%&' se mantenían
%&$%&
%&$%& $$
$
$
&$$!&%$4&#;952
En este caso son también de aplicación to- durante otros dos muestreos más, aproxima-
 %&&0
%$
 %&&0
%$ %%
&%'$&''%&$
&%'$&''%&$ %&'$&
%&'$& &$ &$
%%%'%&$
%'%&$ % %
das las consideraciones realizadas para las damente, pero después era necesario volver a
   
     
 %/"$
%/"$ *&/"$
*&/"$ %"'%$%$
%"'%$%$ ) )
)$$&
)$$&  % %
%"'&
%"'&%/"$$1
%/"$$1
Figura 53 curvas de gasto en cuanto mantenimiento medir en todos los puntos, para recalibrarlas.
  $$%0
$$%0
Relación de caudales de condiciones bajo las que las correlaciones
  

' #&! ' !& !


  


en la entrada $'#"  $'#! han sido deducidas, necesidad de calibracio- En segundo lugar, las tres primeras celdas de
 %'
%' '$/%&$%"$$%%'
'$/%&$%"$$%%' 2495/6+73%&&$
2495/6+73%&&$ &1
&1
(izquierda) y salida nes y revisiones periódicas, etc. cada línea de flujo (B1+2, B3 y B4) están inter-
(derecha) de la laguna.   %&$%/%%&$
%&$%/%%&$  %%%&'%&&'%
%%%&'%&&'%
conectadas entre sí, además de estarlo con ' '
Caudal total en función  
%
%
2'$
2'$
830830
 
'!
'!
Por último, en el HATLI también se inten-  
 %&'!
 %&'! 
 % &'
% &'% 
% 
 *!
 *!
las celdas situadas inmediatamente aguas 
'%
'%$$
$$
 '%
 '%
 
del caudal aforado en  2%
2%
taron 
obtener %&$$
%&$$
correlaciones%3/+
%3/+
entre %)%'/%
los%)%'/%
dis- abajo de cada una%$) de%$) %&&
%&&
ellas (Figura 7). %$"$&
En %$"$&
fun- %'
%'
el tubo derecho.  tintos
&$puntos
&$
&$ de
&$ entrada
%%
&$%
&$% a %
cada
% sector,
 0ya
''  ción
0 
 de
%& la$"$&
%& situación
$"$& de
 &los 
 & tubos de conexión
%&,$%
 %&,$%

''
))$ %
$ % 

que
 cada
 una de las
% %%&&
 %&& conexiones

  $ $ consta
),
), de
   de aguas
 / % arriba
/ % a aguas
"
 " abajo
 %&$(más
 %&$ o menos
 
'
'
#'
#'
$'
$'
''
 
3 tubos. De igual manera, también se inten- aterrados), y de los niveles de agua, se han
   "     "     "     &
& 
" "
$ $
%%&
%%& $%+&%
$%+&% %6/(&
%6/(& $
$%&%&
%0 %0
          tó determinar el caudal que circulaba por observado distintos repartos del caudal de

 
                
  

     
74 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales      
 
 
     
 
 
Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 75
$
1#$!%$%#$&4 %#51&#%867;$
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Control y monitorización

entrada entre las tres líneas de flujo. Si bien dispositivos de control sea el requerido (com-
este reparto tiende a estabilizarse en un valor puertas en desagüe libre, vertederos no ane-
más o menos constante conforme avanza el gados y bien aireados, ...). Dado que, aunque la
bombeo, es complicado estimar el caudal que alimentación al HA pueda ser por gravedad o
circula en un momento dado por los sectores por bombeo, la salida va a ser prácticamente
adyacentes a los de la línea B3, únicamente siempre por bombeo, ya que es preceptivo que
aforando estos. el HA funcione internamente por gravedad, la
garantía del funcionamiento adecuado de los
diferentes dispositivos de regulación y control
Repartos en función del grado se sustenta en una diferencia adecuada de co-
de apertura de las compuertas tas entre celdas interconectadas.
El conocimiento del reparto de caudales en-
tre las diferentes líneas de flujo en función Normalmente, el conocimiento del repar-
de los grados de apertura o cierre de los di- to de caudales entre las diferentes líneas 
 
 

ferentes dispositivos hidráulicos de control, de flujo en función de las aperturas de las


resulta de fundamental interés para la ges- compuertas dentro de un canal de distribu- 
tión de los HA. No obstante, su conocimiento, ción, requeriría la monitorización en continuo
   
    
si los dispositivos son numerosos, no es en prácticamente de todo el HA. Monitorización de los puntos P2, P3 y P4 que dan paso a reparto no es tan grande, por existir la cone- Figura 55
absoluto sencillo. que debiera mantenerse el tiempo suficiente, las$ #  ,"#"$!# "#! "#!"#!,!""
líneas de flujo Oeste, Centro y Este, del xión entre las primeras celdas de cada línea (B1.1 Elementos de conexión
con la alimentación ordinaria en cuanto a vo- Sector B (Figura 55). Dado que todos estos – B2.1 – B3.1 –B4.1), como ya se ha comentado. en HATM.
 "  #!  1 $ " !!  " "6.5,7.5(8.52(  "  1 $ "   "/
Así por ejemplo, un número importante de lúmenes a inyectar al sistema, y recogiendo puntos disponen de una compuerta de re-
 "6.6,7.7(8.72.$ "   ) "#$ "$"#  !$ 1"
compuertas en un canal de reparto a la sa- todo el conjunto de maniobras de los órga- gulación, con una monitorización continua y Por la importancia de su conocimiento, en todo
lida de un sector, con varios elementos de nos de control, para llegar así a recoger toda !," $ "!$ #" #,"$!!$! # "!! "! "
prolongada se conocería con precisión su- HA con una vida útil razonable, esta monitori-
control por conexión hidráulica (duplicidad), la casuística posible de funcionamiento. 2,""!& 
ficiente, cuánta agua entra por$ $ !$ #!  #! 172" (!
la línea Este zación en continuo debiera llevarse a cabo. Con $ $!$ 
puede facilitar operaciones de mantenimien- con! " " #! "16;5(82, 
su compuerta totalmente abierta cuando ella, $  #! # "$!# " !# " 
se podría a su vez calibrar el correspon-
to, reparación o incluso de siembra o plan- En el HATP se dispone de control mediante la"  "#!    $ .
Oeste lo está al 20% y la Centro al 50%, diente modelo matemático hidráulico y a partir
tación de la vegetación en una determinada compuertas en la propia entrada al humedal por ejemplo. de posteriores simulaciones tener ‘controlada’
línea de flujo, pero sin embargo, hace muy –pudiendo ser mayor la cantidad de agua de  " "$!# "#!  ,#  !#$! $!# "! !#"
toda suerte de situaciones posibles en cuanto
complicado el conocimiento exacto del re- entrada por el lado izquierdo (Barranco del En# ! ,!'"#! '#! "!! " "   15.506.507.508.52,
cuanto al HATLI, éste no dispone de com- a distribución de flujos en el HA.
parto de caudales entre líneas. Poyo) o el derecho (Puerto de Catarroja)–, puertas intermedias dentro
( " # . del sector B,
en la entrada y salida al canal de distribución pero sí dispone de ellas a la entrada (aguas
En este sentido, desde el diseño del propio HA intermedio que discurre entre fp y F4, y en arriba de las celdas B2.1, B3.1 y B4.1) y a la C3.2 Calidad de aguas

! !#  "$#,#$ & %#! ) ,"# #!) 
deben tenerse en cuenta todos estos aspec- la entrada y salida del canal que discurre salida (aguas abajo de las celdas B2.2, B3.3
#$! & !"  . ,"!  "$&) ! !!!"#
tos. En principio, es preferible un número de entre la Laguna Educativa y la Laguna de y B4.3). Cuando se han alcanzado situaciones La monitorización de la calidad del agua en
 # #! $(  !#!"#!!""$ "#!3#!  3# "$!#"#$ /
conexiones suficiente pero más bien reducido, Reserva (Figura 3). Mientras las compuertas de flujo estacionario en el humedal (es de- distintos puntos de los HHAA permite obte-
"""$ # "#!$$".
evitando duplicidades y por tanto simplifican- de entrada permiten derivar mayor o menor cir, los caudales circulantes no dependían del ner diversas herramientas de gestión basa-
do la gestión. No obstante, ese número debe porcentaje de agua a los tres sectores de tiempo, como sí ocurre durante las primeras das en las variables monitorizadas, como son

ser suficiente tanto para la gestión de los flu- flujo superficial (FG, fp y F4, tipo B), las com- horas de bombeo), se observa que el caudal los modelos matemáticos. En el estudio de la
jos y niveles que se hayan establecido como puertas de los canales intermedios permiten circulante por la línea central (B3) es mayor
 
  calidad del agua se suelen distinguir dos tipos
para las posibles operaciones de reparación y regular el porcentaje de entrada a cada una que el que circula por las líneas laterales de modelos matemáticos:
mantenimiento de los propios dispositivos así de las lagunas (en especial, qué parte del flu- (B2+1 y B4), debido a que la línea central tie-
como las que se requieran para la adecuada jo saliente de fp, situado más o menos en el ne #!)     $ "##"$#""!##!&!" "
más compuertas abiertas en la salida del •M odelos matemáticos empíricos
gestión de la vegetación (siembra, coloni- medio, circula hacia cada una de las lagunas). sector B hacia la laguna. •M odelos matemáticos mecanicistas
!! # ""# "  " "& ! "#!)  ",""" # #".
zación, crecimiento, régimen de inundación,
"#$    $ ""$"#$!"#"" # #"-
...). Además, el diseño del HA debe ser tal En el HATM, el mejor ejemplo se encuentra a la En el caso de las compuertas de entrada, el Los modelos matemáticos empíricos cons-
que el funcionamiento hidráulico de estos salida del Sector A de Milia, en las conexiones efecto•de la apertura de compuertas en el
" # #"!" tan de relaciones matemáticas obtenidas a

• " # #" "# "

76 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales "" # #"  "# ! " # # "# "  !#! #"
Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 77
'!# " 1"!& "  "2. "# " ! " $ "!  "  , $& ! #" 
!),;#''$!!# #()'<6! '#3((*!''($!! +)%(
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Control y monitorización
&*%#')*!,'(!),3 #'!##!*()*$!%'*!(
,'(;@@<6()#( ##( %'#('%'(!)!*!'' !)'!*)'
 $! 56"$"#!  $""!"#" !'# $!  / () ',# !$!!*!$!#!!)'$!!)'.''*
%!" "% ! "#!"-"#""!#!#!% !$ % ! $' / (*%'3)!!#%'(!)&*(#!%(( %'&*(,'((!*!)'!!)'#
"   !#!#! % ! " - #('!#(,'$!%'#(*(!(##)!#(6

Figura 56    


   
   Figura 58
 ! !
Modelos empíricos que 
Dependencia de la

  


   !


  


    !

&    
relacionan diversas %  ' ' velocidad de eliminación
variables entre sí. $
 $! 56"$"#!  $""!"#" !'# $!  / % % de nitrógeno total
&
#
%!" "% ! "#!"-"#""!#!#!% !$ % ! $' /
*  *' # +%$ !$ & #
+$$!  &( $
)+%'
respecto a la carga
" $ )+'#
"   !#!#! % ! " -
(*' (*' ! ! másica superficial de
! "

  entrada (izda.) y respecto
 
 
 ! # % '  ! #  ! " # $ % & ' (  ! " #


! ! a la concentración de
  !
   

&    entrada (dcha.).
%    ! " # $ % &   " $ &   
     
  -/%                
     '
$  (! %)         (  %)%
& Variable Modelo de regresión lineal R2
# Nitrógeno total Velocidad de eliminación = 50.9·Cinf + 1287.1·CHS – 82.3 0.73

  
 


  
partir de datos experimentales (observados
*  •R  endimiento de eliminación: *'   ++%   (    )            %  '
" $ Fósforo total Velocidad de eliminación = 34.1·Cinf,)%(*!(#(%'
– 2.6 0.23
(*' ser li-             ( )'#((#!5
o!medidos). Estas relaciones pueden • Expresado como porcentaje de (*'
#!#"!#"# !"!"$# " !     $ -$ " eliminación
" Clorofila a ,# !$!;Velocidad A
de eliminación
7 7<3!; = 55.3·Cinf + 26767.8·CHS
74K7%'#'#<3;
B
7 7<6 – 2080.9
A
0.79
neales
 o no, univariantes o multivariantes.
""!"#!$!"##, (%), calculado como el cociente entre la di- Sólidos en suspensión Velocidad de eliminación = 60.7·Cinf – 823.3 0.52
 'orgánica (DQO) ##''($!! A
 ferencia (masa de entrada-masa de salida) Materia Velocidad de eliminación = 54.5·Cinf – 1753.5 0.59

)'$!#)#) # !$!JD?6H:!I@AGF6@:9GA6B ?6FB
En la   #  #, " #  #  !$ 
• Figura 56 se muestra algunos modelos y la masa de entrada.
   ! " # $ % &   " $ &    $(#'#)#) # !$!JBC6@:!9A6E ?6AB
empíricos"$!'#-
obtenidos 
en el proyecto que rela- • Expresado como ratio entre la concentra- componentes
  

/4 /3  #'# de la CMSinf #
(Cinf y CHS), se ob- normalmente
!$!JDD6B: en primavera y otoño
!IAEFEF6G:9A?G?6H ?6FH en el Tabla 11
cionan•  ! " "$! #!  ."  0
diversas variables entre sí. Éstos nos +
ción +
de salida y la  1, " #  #
concentración de entrada serva que la velocidad de eliminación
$#(!(*(%!($! también
# caso de
!$!JE?6F: lagunas eutróficas mediterráneas. Modelos de regresión
!9GAB6B ?6DA

  
 


  
$#! ." !$ "$!'#- $  !$# /
permiten por ejemplo obtener el valor de una (Cef/Cinf) )'#'!; <
depende en gran medida de #
la concentración !$!JDC6D:
•R educir!9@FDB6D
la CHS, aunque no por ?6DH debajo de lineal (univariante o
variable#! #!  0
cuya medición es  1"  0
compleja 1'  ! !$ 0 1-
a partir
#!#"!#"# !"!"$# " !     $ -$ " de entrada (Figura 58 dcha.), mientras que 0.025 m3/m2/d salvo que el contaminante multivariante) para

# ,
de otra variable de medición sencilla.
""!"#!$!"##, En la Figura 57 se muestran algunas de las la  
5
dependencia respecto a la CHS es poco de interés sea el nitrógeno, o incluso dete- diversas variables de
o &!" !#  0:1+ $ ##! 
relaciones que nos permiten obtener el ren- significativa (correlación no mostrada). Sin ner las celdas para tareas de mantenimiento calidad del agua. La
•   #  #, " #  #  !$ 
! 0 " #!  / " "  1'  " #!  - # &* )!)#
Otro tipo de modelos permiten estimar los dimiento de eliminación de nitrógeno total en embargo, si se hace
'!una!)#  #( 
regresión lineal# #  ,#
(secados,   retirada
siegas, !$!de
peces
#!) grandes
!!)( bondad del ajuste del
"$!'#-
o &!" ! ##! #! "  ' #! #!   %'(!)!*!'$!%#(),#!#!!)'$!!)'3('# !5
resultados en la mejora de la calidad del función de la concentración/4 /3 de entrada. Se ob- múltiple la CHS sí que aporta una variabilidad exóticos) cuando las concentraciones son modelo se expresa
•  ! " "$! #!  ."  0
0.1 + +  1, " #  #
agua. Algunas definiciones es preciso intro- serva claramente que los dos indicadores que significativa, mejorando la bondad del ajuste bajas. En caso de que se opte por interrum- mediante el coeficiente
$#! ." !$ "$!'#- $  !$# / • * !)'  ' '* (*%'  ,#'( )#( !)'#  '!# %'##3 !
ducir en este momento:
 $! 57"$"#!  $ " "! " se emplean revelan un mal funcionamiento
$"!##!!# de la ecuación para algunasB variables
A (Tabla pir el funcionamiento, es necesariomante-
)#'!##(?6?G? 7 73*!#(#!!)'#!(!)'(#!)(3!#' !) de determinación
#! #!  01"  01'  ! !$ 0 1-
para concentraciones
 #!## $ #! #!  - "!%  ! # de entrada bajas, esto $ 11). Estos!%'
modelos empíricos representan una ner algunas
,'.#)#"#!(#*!(*)'$( de las celdas en operación para
)''!(6 (R2). Las unidades

# ,
•"" !"
V
 elocidad de eliminación de contaminante: es, se obtienen rendimientos
$" !% $ $ # ! #! "#!   negativos o ra- herramienta de gran utilidad de cara a esti-
• *'3*!&*!#%#'#?6?AD seguir
B ofreciendo un hábitat adecuado.
7 A7(,#&*#!) !!)!)8 de los parámetros
o &!" !#  0:1+ $ ##! 
masa de contaminante eliminada por uni-
  "+"#"+"#!#" #%"! # tio Cef/Cinf.mayores
! 0 " #!  / " "  1'  " #!  - a la unidad. En contraste,
 '!"  $ -#! "#+ mar la velocidad de eliminación en función
'( (  !)'$!#3 # !*(# )!' ( ( %' )'(  !)! !)# ;(#(3 son: velocidad de
" !"! $$$ #" ! 
dad de superficie y tiempo. ambos indicadores
o &!" ! ##! #! "  ' #! #!    # "- un buen funciona-
reflejan de la concentración de entrada y la carga Los modelos matemáticos mecanicistas es-
((3')'%('!(-$)#(<*!#(#!!)'#!((#!(6!(# eliminación (mg/m2/d;
•C arga másica0superficial
.1 de entrada/salida miento de los HHAA para C altas. hidráulica superficial, teniendo presente que tán basados en la ley de conservación de la µg/m2/d para Clorofila
  
       
  inf
(CMS , CMS , mg m-2 d-1): masa de contami- & son aplicables siempre que las variables se materia y se desarrollan aplicando balances a), Cinf (mg/L; µg/L para
inf ef
 $! 57"$"#!  $ " "! " FG
Así $"!##!!#
&
nante que entra/sale por unidad de superfi- & mismo, empleando la variable nitrógeno encuentren dentro de los rangos de variación de materia a la masa de agua objeto de es- Clorofila a), CHS (m3/
 #!## $ #! #!  - "!%  ! # $ 
cie y tiempo. Calculada como el producto de total
& como ejemplo, la velocidad deelimina-
(
 para los cuales han sido obtenidos. tudio. En el proyecto LIFE ALBUFERA se ha m2/d).
&
"" !" $" !% $ $ # ! #! "#!   "(

la concentración de entrada (C inf
) o salida(- ción
& presenta una fuerte dependencia de la desarrollado un modelo de este tipo para
  "+"#"+"#!#" #%"! # &   .   '!"  $ -#! "#+
    !      
Cef) y la carga hidráulica (CHS). (
' CMS
& inf
(Figura 58 izda.). Respecto a los dos modelar la calidad del agua del lago, de los
" !"! $$$ #" ! 
 "(  # "-
& Recomendaciones HHAA y la influencia de los últimos sobre el
  &
  
      
& 
   Dado que tanto el rendimiento de los HHAA primero. En este caso los datos experimen-
 &
&
Figura 57         !       & como la velocidad de eliminación de conta- tales son empleados para calibrar las cons-
     
Relación entre la
 &  minantes presentan una relación positiva con tantes cinéticas incluidas en el modelo, que
&
 (
 
concentración de &
"(
la concentración de entrada, se recomienda: son parámetros que reflejan la velocidad a
&
entrada y el rendimiento 
&         !      77 la que se producen los procesos físicos, quí-
(
'
de eliminación,   "(
&
•A
 umentar la carga hidráulica superficial micos y biológicos en la masa de agua. Una
&
expresado como el ratio   & hacia valores altos dentro del rango proba- vez calibrados, este tipo de modelos son
&
Cef/Cinf (izda.) o como  &
do, en torno a los 0.080 m3/m2/d, cuando herramientas de extraordinaria utilidad para
        !      
porcentaje (dcha.).      
 las concentraciones de entrada son altas, simular escenarios de operación y evaluar la

77
78 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 79
($% &$$%#$& $'   !# %#  !#'$% ) # 0!
!. &# =A$&$%# ! #  $ & $$ %#  
Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Gestión de humedales artificiales. Control y monitorización
$% $&% $!# %' $"& $  #!#$% & 0 
 $%#*   & )'& && %#  )$  &# % 
!. &# =A$&$%# ! #  $ & $$ %#  :89=
 $%#*   & )'& && %#  )$  &# % /

eficiencia de diferentes medidas para la recu- cumplimiento de los objetivos planteados


peración de una masa de agua. con la operación del propio HA. Así, es ha-
bitual fijar el volumen total de agua a tratar,
Estos escenarios muestran que la super- los flujos –caudales– a que este volumen da
ficie total necesaria de HHAA destinados a lugar, y los niveles a mantener en cada una
la mejora de una masa de agua eutrofizada de las celdas del sistema, así como los tiem-
dependerá de diversos factores (disponibili- pos de retención del agua en las mismas,
dad de terrenos, dimensiones de la masa de directamente ligados con la mejora de la ca-
agua a recuperar, principalmente), pero se ha lidad de las aguas.
podido estimar que para lograr una mejora

significativa sería necesario una superficie En nuestro caso, en el documento “Defini-
equivalente a un anillo perimetral de anchura ción de la Estrategia de gestión de los tres diferentes variables hidráulicas de interés, si- desviación

)*% 

 se ha producido en HATLI por la Figura 59




 %
aproximadamente la quinta parte del diáme- humedales artificiales”, en adelante DEG, y guiendo los métodos y con los instrumentos

)*% 

 imposibilidad de bombear aguas desde L’Es- Evolución de caudales




 %
tro equivalente de la masa de agua”. con el fin de facilitar la comparación de re- 
descritos anteriormente, procede comparar- tany de la Plana durante los meses de oc- medidos y volúmenes
sultados, se homogeneízan en la medida de
los con los !&!# #"&$!#&$ $ $%#  $ $  $  $%$
realmente empleados, observar tubre y noviembre debido a la salinización acumulados tratados
En los documentos “Documento técnico de lo posible los factores de operación de los su desviación, ver en qué medida esta desvia- de sus aguas, hecho que no era conocido en HATM.
ampliación y calibración del modelo Albu- tres sistemas, tancats de Pipa, Milia e Illa. $
ción puede afectar a las4  $  %$
conclusiones .  
finales & %
previamente pero quese$ "&!$el#%$.
compensó se- %#$ !#'$%$1
fera” y “Documento técnico de simulaciones Se fija una CHS para los sectores B (flujo su- !&!# #"&$!#&$ $ $%#  $ $  $  $%
y constatar "&# !$ $!$%## 4'# ! #% 90;05!#&# "&' #  & $
los motivos para corregirlos. gundo año.
con el modelo Albufera”8 se describen de- perficial) de los tres humedales artificiales $ !#( # $!$ !#'$%0
4  $  %$ .   & %  $ "&!$ #%$. %#$ !#
talladamente el modelo desarrollado y las y se varia el tiempo de retención hidráulica Existe en algunos sectores una desviación
simulaciones realizadas. (TRH) modificando los calados. Para ello, se
"&# !$ $!$%## 4'# ! #% 90;05!#&# "&' #
apreciable entre la CHS prevista y la real. Ello Humedal artificial Volumen previsto (Hm ) Volumen real (Hm )
3 3
'&%% "&   %# &# %$$ $%#* 
HATP 4.26 3.10
#% "&$
toma en cuenta la experiencia obtenida en !#( # $!$ !#'$%0
pone de manifiesto las dificultades operati-
  !#'$%$&$%#    9;0
HATM 2.47 2.25
los años previos de funcionamiento del tan- vas que han ido mencionándose a lo largo del HATLI 1.71 1.30
C4 COMPROBACIÓN DEL cat de la Pipa, con resultados satisfactorios presente manual. Por ejemplo, en la Figura Total 8.44 6.65
'&%% "&   %# &# %$$ $%#*  #%
Tabla 12 CUMPLIMIENTO DE LAS para la gestión del sistema. 59 se muestran para el HATM los caudales @8
Parámetros hidráulicos VARIABLES HIDRÁULICAS   !#'$%$&$%#    9;0
medidos en la entrada en 2015 los días de Por ello, aunque se pueda producir un des- Tabla 13
de funcionamiento DEFINIDAS EN LA GESTIÓN/ Los parámetros hidráulicos y los caudales a monitorización de caudal y el volumen acu- ajuste puntual de unos días en el régimen de Volúmenes totales a
de los sectores OPERACIÓN ingresar en cada sector de los sistemas son mulado de entrada y salida durante el año: caudales, mientras se mantenga el balance tratar (previstos) y
monitorizados, los que figuran en la Tabla 12. semanal/mensual, los resultados en cuanto tratados (reales) en los
propuestos en la Desde el punto de vista de la gestión de los Se puede comprobar que se producen oscila- a mejora de la calidad de las aguas y de los HHAA.
Estrategia de Gestión HHAA, lo habitual es establecer los valores Tras dos años de monitorización de estos ciones en las entradas asociadas a fallos téc- hábitats.
y reales. de referencia o estratégicos en relación al valores de referencia establecidos para las nicos en los bombeos (caídas de tensión, mal
funcionamiento de los equipos informáticos,
otros imprevistos…) que eran compensados
Humedal CHS (m3/m2/d) CHS (m3/m2/d) Calado (m) Calado (m) TRH (d) TRH (d)
artificial Propuesta Real Propuesta Real Propuesta Real con posterioridad (ver apartado B1.3.) procu-
Tancat de la Pipa rando que el valor final anual se aproximara
2014 lo más posible al previsto.
fp 0.060 0.080 0.20 0.16 3.3 2.3
2015
fp 0.030 0.065 0.20 0.15 6.7 3.7 El volumen total que en cada HA han entrado
FG 0.060 0.030 0.20 0.20 3.3 9.3 durante los dos años de monitorización fren-
Tancat de Milia (2014-15) te al que se había previsto se muestra en la
BE 0.060 0.048 0.30 0.30 7.9 7.1
Tabla 13.
Tancat de L’Illa (2014-15)
B3 0.060 0.033 0.40 0.48 6.7 14.6
B4 0.015 0.024 0.40 0.55 25.9 23.3 Se puede comprobar que en el cómputo glo-
bal los caudales introducidos se han ajusta-
[8] A
 mbos disponibles en la web del proyecto: http://www.lifealbufera.org/index.php/es/documentos. do bastante bien al valor previsto. La mayor

80 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 81
D
Recomendaciones
globales

Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 83


Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Recomendaciones globales

A partir de la experiencia recogida en el pro- •E


 n cuanto a la forma, la relación entre su •L
 a separación entre las celdas tipo B debe superficiales se proponen mezclas diversas
yecto LIFE ALBUFERA, se proponen final- longitud y ancho (L:A) debe quedar com- realizarse mediante motas que permitan el de vegetación palustre (carrizo, lirios, enea,
mente una serie de ideas sobre cómo sería prendida entre 3:1 y 1:1, pues, de esta mane- paso humano, máximo dos metros de an- masiega, juncos…).
un HA destinado a mejorar simultáneamente ra, el reparto de flujos es lo suficientemente chura, y alturas máximas de 1 metro desde •E
 n el sector subsuperficial la vegetación
la calidad de las aguas y la biodiversidad de equilibrado y no se generan zonas muertas la base de la celda de aguas arriba (HATP). predominante será carrizo. No se aconse-
la zona. donde el agua permanece estancada duran- Las conexiones hidráulicas entre estas cel- ja plantar inicialmente una diversidad de
te largos periodos de tiempo. Estas rela- das deben ser mediante canales abiertos plantas puesto que en un par de periodos
El HA ideal sería una combinación de HATP, ciones no implican necesariamente que los (HATP), nunca tuberías a presión (HATLI). de crecimiento el carrizo dominará al resto.
HATM y HATLI puesto que se han visto aspec- contornos de las celdas sean rectos. •E
 n cuanto al tipo de conexiones, se reco- •C
 on el fin de complementar las funciones
tos complementarios en cada uno de ellos. El •L
 os taludes en los sectores B se recomien- miendan vertederos regulables en altura ecológicas del sector C y recuperar hábitats
diseño consistiría en lo siguiente: dan con una relación 3:2-2:1 mientras que (los tablones de 5-10 cm serían su expre- es necesario facilitar el desarrollo (espontá-
en los sectores C se recomiendan 5:1-10:1. sión más sencilla), ya que al mismo tiempo neo y/o asistido) de vegetación sumergida.
•D
 ebe contar con los tres tipos de sectores: •L
 os sectores C deben incluir pequeñas islas que controlan niveles, controlan caudales y •L
 a situación óptima es que la evacuación del
subsuperficial (A), superficial (B) y laguna para favorecer el desarrollo de vegetación permiten una fácil instrumentación. agua sea por gravedad (HATLI); si no es po-
somera (C) (HATM, HATLI). bajo distintos niveles de inundación y zonas •E
 s imprescindible que el equipamiento hi- sible, el bombeo deberá realizarse de la for-
•S
 i no se desea contar con un sector tipo A, de cría y descanso de aves, anfibios, repti- dráulico dispuesto en las conexiones per- ma más continua posible. El punto de eva-
hay que tener presente que un sector tipo B les, etc. Estas islas cortarán el posible olea- mita el aislamiento completo de las celdas, cuación a la masa de agua deberá estar lo
puede proporcionar los mismos rendimien- je originado por el viento, reduciendo así el para poder vaciarlas durante las tareas de más alejado posible del punto de captación
tos, excepto en la eliminación de DQO, siem- riesgo de resuspensión de sedimentos. Des- mantenimiento del humedal. (HATP); es absolutamente inadecuado que
pre que la cobertura vegetal sea muy alta. de el punto de vista hidrodinámico es impor- •E
 xistirá un canal de reparto desde el sector estén próximos (HATM) puesto que eso im-
Ello conlleva un esfuerzo importante en la tante que la longitud mayor del sector se A hacia los sectores B (HATM) pero no ha- pide el funcionamiento en continuo del HA.
gestión de la vegetación. sitúe perpendicular al viento predominante brán canales de reparto entre celdas tipo B •S
 e recomiendan al menos dos bombas con
•L
 a disposición ideal constaría de un primer con el fin de minimizar dicha resuspensión. (HATP). Una vez el agua entre en el sector B variador de frecuencia: una de capacidad de
sector subsuperficial (A), a continuación •L
 os sectores A y B deben tener un fondo la línea de flujo seguirá aguas abajo por el bombeo similar al caudal circulante me-
uno superficial poco profundo (B), tras él uniforme pero el sector C puede alternar mismo sector. dio al final del HA (20-60 l/s) y otra para
la laguna somera (C) y finalmente otro sec- zonas más o menos profundas con el fin •S
 e recomienda un canal de captación de evacuaciones de emergencias (vaciados
tor superficial profundo con alta cobertura de favorecer la presencia de macrófitos aguas desde los sectores B al sector C rápidos, lluvias torrenciales) de hasta 500
vegetal (B). Tomando como referencia a sumergidos, taludes vegetados y, en con- siempre que las compuertas de salida del m3/h. Si se puede disponer de tres bombas
HATM, la línea sería A-B1-C-B2. secuencia, crear una mayor diversidad de sector B no estén orientadas en la misma deberían ser dos pequeñas y una grande.
•L
 a superficie total debe ser aquella que ambientes que aumenten la capacidad de dirección que la compuerta de salida del •E
 n el caso de que el bombeo sea disconti-
cumpla con una CHS sobre los sectores A albergar una mayor diversidad de aves sector C (HATM). También cuando en el nuo se recomienda que se realice en horario
y B de entre 0.05 y 0.10 m3/m2 d. En la fase acuáticas. caso de que existan dos lagunas se desee de tarifa reducida.
de diseño, o bien se determina primero la •C
 on el fin de evitar vías de flujo preferente, aportar agua a ellas desde cualquier sector •C
 on el fin de reducir la dependencia energé-
superficie disponible y con ella se establece la alimentación y las salidas de las celdas B (HATP). tica es recomendable el empleo de bombas
el caudal máximo a introducir, o bien se fija debe realizarse mediante compuertas se- •L
 os niveles de agua en las celdas tipo B deben solares directas. El empleo de estas bom-
el caudal y se calcula la superficie. paradas cada 30 m, como máximo (HATP, ir incrementándose a lo largo de la línea de bas se limitaría a HHAA de reducida super-
•L
 a superficie del sector C debe cumplir con HATLI) y evitar que éstas se encuentren flujo. De esta manera se favorece la presen- ficie (pocos miles de m2) ya que las capaci-
una CHS entre 0.05 – 0.07 m3/m2 d (HATM, enfrentadas en la dirección del flujo. Tam- cia de distintos tipos de aves en función del dades de bombeo actuales son del orden de
HATLI). CHS de 0.02 m3/m2 d en sectores C bién es recomendable disponer de una calado que se alcance en cada una de ellas. cientos de litros por hora.
(HATP) son demasiado bajas e incrementan buena densidad de vegetación frente a las Se recomienda entre 10-20 cm en la primera •L
 as bombas deben ser gestionadas median-
el TRH propiciando el deterioro de la calidad entradas para lograr una buena distribu- línea, 20-30 cm en la segunda línea y más de te un sistema SCADA que permita su acceso
del agua (riesgo de eutrofización). ción del flujo. 40 cm en la tercera línea y siguientes. remoto.
•E
 l resumen de los dos puntos anteriores •U
 n beneficio añadido a poner el número de •L
 a vegetación será de eneas en las celdas
es que, de manera orientativa, la superficie compuertas recomendado es que se evitan más profundas, en las que si la profundidad
puede distribuirse en terceras partes entre oscilaciones bruscas de nivel asociadas a lo permite se podría aprovechar para in-
los tres elementos que constituyen el HA. cambios de caudal. troducir vegetación sumergida. En las más

84 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 85
E

Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 87


Gestión óptima de la hidráulica para la mejora del hábitat y de la calidad del agua Referencias

Allen R.G., Luis S. Pereira, Dirk Raes, Martin 1997. Medición sobre el Terreno de la L’Albufera de Valencia (Spain). Ecological Real Decreto 817/2015, de 11 de septiembre,
Smith, 2006. Evapotranspiración del cul- Erosión del Suelo y de la Escorrentía. Engineering 50:52–61. por el que se establecen los criterios de
tivo. Guías para la determinación de los (Boletín de Suelos de la FAO - 68). Depar- Martín, M., S. Gargallo, C. Hernández-Crespo, y seguimiento y evaluación del estado de
requerimientos de agua de los cultivos tamento de Desarrollo Sostenible. ISBN N. Oliver, 2013b. Phosphorus and nitrogen las aguas superficiales y las normas de
(Monografía 56). FAO Organización de las 92-5-303406-8. http://www.fao.org/do- removal from tertiary treated urban waste- calidad ambiental.
Naciones Unidas para la Agricultura y la crep/t0848s/t0848s06.htm (consultado waters by a vertical flow constructed wet- Salas J.J., Pidre J.R., Cuenca I. 2007. Manual
Alimentación. Roma. ISBN 92-5-304219-2 29/07/2016). land. Ecological Engineering 61:34–42. de tecnologías no convencionales para la
Bos, M.G., 1976. Working group on small hy- García, J y A. Corzo, 2008. Depuración con MMA (Ministerio de Medio Ambiente), 2004. depuración de aguas residuales.
draulic structures. Discharge measure- humedales construidos. Guía práctica de Estudio para el desarrollo sostenible de Terzakis S, Fountoulakis MS, Georgaki I, Al-
ment structures. diseño, construcción y explotación de sis- l’Albufera de Valencia. Asistencia técnica bantakis D, Sabathianakis I, Karathanasis
Brix, H., 1994. Functions of macrophytes in temas de humedales de flujo subsuper- TYPSA. Accesible en http://www2.chj. AD, Kalogerakis N, Manios T, 2008. Con-
constructed wetlands. Water Science and ficial. Accesible en http://upcommons. gob.es/albufera/index.html. structed wetlands treating highway run-
Technology, 29(4), pp.71-78. upc.edu/bitstream/handle/2117/2474/ Nairn, R.W. & W.M. Mitsch, 2000. Phosphorus off in the central Mediterranean region.
Chow, V.T., 1959. Open channel flow. London: JGarcia_and_ACorzo.pdf (20/09/2016) removal in created wetland ponds receiv- Chemosphere 72: 141–149.
McGRAW-HILL, 11(95), pp.99-136. Hijosa-Valsero, M., V. Matamoros, J. Mar- ing river overflow. Ecological Engineering UNE-EN ISO 5667: 2006. Calidad del agua.
Comín, 2014. Manual de restauración de hu- tín-Villacorta, E. Bécares y J. M. Bayona 14: 107-126. Partes 1 a 3.
medales en cuencas agrícolas. Comar- (2010). Assessment of full-scale natural Real Decreto 1/2016, de 8 de enero, por el USEPA, 2000. Constructed wetlands treat-
ca de los Monegros. Accesible en http:// systems for the removal of PPCPs from que se aprueba la revisión de los Planes ment of municipal wastewaters. Office
www.creamagua.com/documentos/Ma- wastewater in small communities. Water Hidrológicos de las demarcaciones hi- of Research and Development, Cincinnati,
nual_humedales.pdf. Research, 44, 1429-1439. drográficas del Cantábrico Occidental, OhioEPA/625/R-99/010.
Cooper PF, Job GD, Green MB, Shutes RBE. Kadlec RH (2016). Large constructed wet- Guadalquivir, Ceuta, Melilla, Segura y Jú- Vymazal, J., 2012. Enhancing ecosystem
1996. Reed beds and constructed wet- lands for phosphorus control: a re- car, y de la parte española de las demar- services on the landscape with created,
lands for wastewater treatment. Ed. WRc view. Water 2016, 8, 243; doi:10.3390/ caciones hidrográficas del Cantábrico constructed and restored wetlands. Eco-
publications. ISBN 1.898920 27 3. w8060243. Accesible en www.mdpi. Oriental, Miño-Sil, Duero, Tajo, Guadiana logical Engineering, 37, 1-5.
Dunne, E. J., M. F. Coveney, E. R. Marzolf, V. com/journal/water. y Ebro. Vymazal, J., 2013. Emergent plants used
R. Hoge, R. Conrow, R. Naleway, E. F. Lowe Kadlec, R.H. et al., 2000. Constructed wet- Real Decreto 1620/2007, de 7 de diciembre, in free water surface constructed wet-
& L. E. Battoe, 2012. Efficacy of a large- lands for pollution control. Processes, por el que se establece el régimen jurídico lands: a review. Ecological Engineering 61:
scale constructed wetland to remove performance, design and operation. IWA de la reutilización de las aguas depuradas. 582–592.
phosphorus and suspended solids from Publishing, London. ISBN 1 900222 05 1.
Lake Apopka, Florida. Ecological Engineer- Kadlec, R.H., Wallace, S.D., 2009. Treatment
ing 42: 90–100. Wetlands, 2nd ed. CRC Press, Boca. Ra-
Dunne, E.J., M.F. Coveney, E.R. Marzolf, V.R. ton, FL.
Hoge, R. Conrow, R. Naleway, E.F. Lowe, MAGRAMA (Ministerio de Agricultura, Ali-
L.E. Battoe & P.W. Inglett, 2013. Nitrogen mentación y Medio Ambiente). 2013. Pro-
dynamics of a large-scale constructed tocolo de análisis y cálculo de métricas
wetland used to remove excess nitrogen de fitoplancton en lagos y embalses.
from eutrophic lake water. Ecological En- MFIT-2013.
gineering 61: 224-234 Margalef, R. 1981. Distribución de los macrófi-
Dunne, E.J., M.F. Coveney, V.R. Hoge, R. Con- tos de las aguas dulces y salobres del E y
row, R. Naleway, E.F. Lowe, L.E. Battoe & Y. NE de España y dependencia de la compo-
Wang, 2015. Phosphorus removal perfor- sición química del medio. Fundación Juan
mance of a large-scale constructed treat- March, Serie Universitaria, nº 157.
ment wetland receiving eutrophic lake Martín, M., N. Oliver, C. Hernández-Crespo, S.
water. Ecological Engineering 79: 132–142. Gargallo y M.C. Regidor, 2013. The use of
FAO-Organización de las Naciones Unidas free water surface constructed wetland
para la Agricultura y la Alimentación. to treat the eutrophicated waters of lake

88 // Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales Manuales Técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales // 89
LIFE12 ENV/ES/000685

Manual técnico para una


gestión óptima de la hidráulica
en humedales restaurados
para mejora del hábitat y
Con el apoyo de:
de la calidad del agua

Con la contribución del instrumento financiero LIFE+ de la Unión Europea

Manuales técnicos para la gestión de humedales artificiales en espacios naturales