You are on page 1of 17

“AÑO DEL DIÁLOGO Y LA RECONCILIACIÓN NACIONAL”

FACULTAD CIENCIAS DE LA SALUD

ESCUELA PROFESIONAL DE ENFERMERÍA

ASIGNATURA :
Cuidados de enfermeria en salud del escolar y adolescente .
TEMA:
Trastornos de la Conducta Alimenticia en el Adolescente
INTEGRANTES:
❖ Pacherrez López Paola Alexandra
❖ Palomino Lloclla Ruth Damaris
❖ Preciado Valdiviezo Kathleen Tatiana
❖ Silva Yamunaqué Luz Maribel
DOCENTE:
Ms. Enf. Mery Rosa Coloma Cruz
INTRODUCCION

El presente trabajo trata a cerca de los trastornos de conducta alimentaria, siendo estas

manifestaciones extremas de una variedad de preocupaciones por el peso y la comida

experimentados por mujeres y hombres.

Los trastornos alimenticios pueden desarrollarse a través de la combinación de condiciones

psicológicas, interpersonales y sociales, sentimientos inadecuados, depresión, ansiedad,

soledad, así como problemas familiares y de relaciones personales pueden contribuir al

desarrollo de estos trastornos (1).

Una vez iniciados, los trastornos alimenticios tienden a auto-perpetuarse. El hacer dietas,

atascarse y purgarse son métodos emocionales que utilizan algunas personas para manejar

emociones dolorosas y para sentirse en control de sus vidas personales. A su vez, estas

conductas deterioran la salud física, la autoestima, la capacidad y el control (1).

Esperamos que este trabajo sea de vital importancia y sirve de ayuda para los futuros

estudiantes de enfermería para que adquieran los conocimientos necesarios para intervenir

oportunamente en este tipo de trastornos alimenticios para mejorar la salud de los

adolescentes.
ANOREXIA NERVIOSA
La anorexia nerviosa es un trastorno de la conducta
alimentaria que se caracteriza por una restricción de la
ingesta alimentaria, lo que da lugar a una
considerable pérdida de peso que se mantiene por debajo
del mínimo esperable para la edad, sexo o el desarrollo
evolutivo de cada paciente, hasta llegar en ocasiones a un
estado de grave desnutrición (1).

La anorexia nerviosa no es una enfermedad que afecte


exclusivamente a mujeres, pero es diez veces más
frecuente en el sexo femenino. El número de hombres con anorexia está aumentando en las
últimas décadas y suele tratarse de casos muy graves. El pico máximo de incidencia se da en
la adolescencia, se calcula que afecta aproximadamente al 1% de las mujeres menores de 25
años (1).

CAUSAS

La anorexia generalmente comienza como una conducta inocente de dieta, pero que
gradualmente progresa la pérdida de peso extrema y poco saludable. Las actitudes sociales
hacia la apariencia corporal, influencias familiares, genética, y factores neuroquímicos y de
desarrollo son considerados posibles contribuyentes a la causa de la anorexia (1).

Los adolescentes que desarrollan anorexia tienen más probabilidades de proceder de familias
con un historial de problemas de peso, enfermedad física y otros problemas de salud mental,
como la depresión o abuso de sustancias. Los adolescentes con el trastorno proceden de
familias que son desafiadas por la solución apropiada de problemas, ser demasiado rígidas,
demasiado críticas, entrometidas y sobreprotectoras. Los adolescentes también pueden ser
dependientes, inmaduros en su desarrollo emocional y tienen probabilidades de aislarse de
los otros. Otros problemas de salud mental, como los trastornos de ansiedad o afectivos, se
encuentran con frecuencia en adolescentes con anorexia (1).
LOS SÍNTOMAS PUEDEN INCLUIR:

• Bajo peso corporal

• Temor intenso a volverse obeso, incluso como persona que está perdiendo peso.

• Visión distorsionada del propio peso corporal, tamaño, o forma; se ve a sí mismo demasiado
gordo, incluso cuando está por debajo del peso normal; expresa sentirse gordo, incluso
cuando está muy delgado.

• Se rehúsa a mantener el peso corporal normal mínimo

• En las mujeres, la ausencia de tres ciclos menstruales


sin otra causa

• Excesiva actividad física con el fin de promover la


pérdida de peso

• Niega sensaciones de hambre

• Preocupación con la preparación de alimentos

• Conductas alimenticias extrañas

COMPLICACIONES

• Cardiovascular (corazón). Complicaciones cardíacas comunes que pueden ocurrir y que


incluyen las siguientes:

o Arritmias (una frecuencia cardíaca rápida, lenta o irregular)

o Bradicardia ( frecuencia cardíaca lenta)

o Hipotensión (baja presión arterial)

• Hematológica (sangre). Un estimado de un tercio de pacientes anoréxicos tienen anemia


leve (bajo conteo de glóbulos rojos). La leucopenia (bajo conteo de glóbulos blancos) ocurre
en hasta el 50 por ciento de los pacientes anoréxicos.
• Gastrointestinales (estómago e intestinos). El movimiento normal del tracto intestinal se
vuelve lento con frecuencia con la alimentación muy restringida y pérdida de peso severa.
Ganar peso y algunos medicamentos ayudan a restaurar la motilidad o movimiento intestinal
normal.

• Renales (riñón). La deshidratación con frecuencia asociada con la anorexia resulta en orina
altamente concentrada. La poliuria (producción aumentada de orina) también se puede
desarrollar en pacientes anoréxicos cuando disminuye la capacidad de los riñones para
concentrar la orina.

• Endocrinas (hormonas). En las mujeres, la amenorrea (cese del ciclo menstrual durante el
menos tres meses consecutivos cuando se espera que sea de otra manera) es uno de los
síntomas distintivos de la anorexia.

• Esqueléticas (huesos). Las personas con anorexia están en un riesgo mayor de fracturas
esqueléticas (huesos rotos). Cuando el inicio de los síntomas anoréxicos ocurre antes de que
se logre la formación ósea máxima (generalmente a la mitad o el final de la adolescencia),
existe un riesgo más grande de osteopenia (tejido óseo disminuido) u osteoporosis (pérdida
ósea).

BULIMIA NERVIOSA

La bulimia nerviosa, llamada frecuentemente bulimia, es un


trastorno de la alimentación grave y potencialmente mortal.
Las personas con bulimia pueden esconderse para darse
atracones, comer en exceso, y luego tratar de eliminar las
calorías extra de manera poco saludable. Por ejemplo, alguien
con bulimia podría provocar el vómito o ejercitarse en exceso.
A veces las personas hacen una purga después de comer solo un
pequeño tentempié o una comida normal (3).

La bulimia puede categorizarse de dos maneras:


• Bulimia purgante. Te provocas vómitos o haces un uso inadecuado de laxantes,
diuréticos o enemas con frecuencia después de un atracón.

• Bulimia no purgante. Usas otros métodos para eliminar las calorías y evitar el
aumento de peso, por ejemplo, hacer ayuno, dietas estrictas o ejercitarse en exceso.

SIGNOS Y SINTOMAS

• Estar preocupado por tu figura corporal y tu peso

• Tener constantemente miedo de aumentar de peso

• Sentir que no puedes controlar tu conducta alimentaria

• Comer hasta el punto en que sientes malestar o dolor

• Comer una cantidad mucho mayor durante un atracón de


lo que se considera una comida o tentempié normal

• Provocar el vómito o ejercitar en exceso para evitar aumentar de peso después de darte
un atracón

• Hacer uso inadecuado de laxantes, diuréticos o enemas después de comer

• Restringir las calorías o evitar determinados alimentos entre un atracón y otro

• Tomar suplementos dietéticos o productos a base de hierbas excesivamente para bajar


de peso

TRATAMIENTO

• Terapia de nutrición. Las personas que se purgan (se provocan el vómito o toman
laxantes) con frecuencia deben ser tratadas por un médico. Las purgas pueden
ocasionar desequilibrios de electrolitos que suponen un riesgo para la vida. Algunas
personas con bulimia pueden necesitar hospitalización si tienen problemas cardíacos
o renales graves.
• Psicoterapia. A veces llamada "terapia para conversar", la psicoterapia es una terapia
que ayuda a cambiar los pensamientos o comportamientos que hacen mal. Este tipo
de terapia puede enfocarse en la importancia de hablar acerca de los que sienten y
cómo los sentimientos afectan lo que hacen.
• Terapia nutricional. Un terapeuta o un dietista registrado pueden ayudarte a
alimentarte de manera más sana, sin atracones y purgas.
• Los grupos de apoyo pueden ayudar a algunas personas con bulimia, si se los
incorpora a otro tratamiento. En los grupos de apoyo, las niñas y mujeres, y a veces
sus familias, se reúnen para compartir sus experiencias.

Medicamentos. La fluoxetina (Prozac) es el único medicamento aprobado por la


Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para tratar la
bulimia, pero solo en adultos.Puede contribuir a reducir la necesidad de atracones y purgas y
mejorar tus ideas acerca de la alimentación. Hay algunos antidepresivos que pueden resultar
buenos para niñas y mujeres que también sufren depresión o ansiedad.

OBESIDAD

Enfermedad crónica tratable que aparece cuando existe


un exceso de tejido adiposo (grasa) en el cuerpo.

Los expertos advierten de que sus efectos más negativos se


producen porque actúa como un agente que acentúa y agrava a
corto plazo y de forma muy evidente patologías graves como
la diabetes, la hipertensión, las complicaciones
cardiovasculares (especialmente la cardiopatía isquémica), e
incluso algunos tipos de cáncer, como los gastrointestinales (4).
CAUSAS

Hay muchas causas implicadas en la aparición del problema

➢ Una mala alimentación o la falta de ejercicio físico, también existen factores genéticos y
orgánicos que inducen su aparición.

➢ También pueden influir los factores socioeconómicos. En algunos países desarrollados, la


frecuencia de la obesidad es más del doble entre las mujeres de nivel socioeconómico bajo
que entre las de nivel más alto.

➢ Factores psicológicos, que durante un tiempo fueron considerados como una importante
causa de la obesidad. Se consideran actualmente como una reacción a los fuertes prejuicios
y la discriminación contra las personas obesas.

SÍNTOMAS

❖ La acumulación del exceso de grasa debajo del diafragma y en la pared torácica puede
ejercer presión en los pulmones, provocando dificultad para respirar y ahogo, incluso con
un esfuerzo mínimo.

❖ La dificultad en la respiración puede interferir gravemente en el sueño, provocando


la parada momentánea de la respiración (apnea del sueño).

❖ La obesidad puede causar varios problemas ortopédicos, incluyendo dolor en la zona


inferior de la espalda (lumbalgia) y agravamiento de la artrosis, especialmente en las
caderas, rodillas y tobillos.

❖ Los trastornos cutáneos son también frecuentes. Dado que las personas obesas tienen una
superficie corporal escasa con relación a su peso, no pueden eliminar el calor del cuerpo
de forma eficiente, por lo que sudan más que las personas delgadas.
PREVENCIÓN

Llevar una dieta sana y equilibrada, junto con la


práctica regular de ejercicio físico son claves para
la prevención de la obesidad.

Los expertos aconsejan realizar un mínimo de


cinco ingestas de alimentos al día en raciones
reducidas, así como seguir un patrón alimentario
cercano a la dieta mediterránea, es decir, bajo en
grasas y rico en frutas y verduras.

En cuanto al deporte, la constancia es fundamental.


La recomendación es practicarlo de forma habitual al menos tres veces por semana durante
45 minutos. La intensidad debe adecuarse a las necesidades y al estado físico de la persona.

TIPOS

La obesidad se clasifica en dos tipos: central o androide y periférica o imoide. La primera es la


más grave y puede conllevar importantes complicaciones patológicas.

• La obesidad central localiza la grasa en el tronco y predispone a sufrir complicaciones


metabólicas (especialmente la diabetes tipo 2 y las dislipemias).

• La obesidad periférica acumula el depósito de grasa de cintura para abajo y produce


problemas de sobrecarga en las articulaciones.

• La obesidad mórbida es una de las enfermedades más características de nuestro tiempo,


sobre todo por el número de complicaciones que tiene asociadas.
ENFERMEDADES DIARREICAS

Se define como diarrea la deposición, tres o más


veces al día (o con una frecuencia mayor que la
normal para la persona) de heces sueltas o
líquidas. La deposición frecuente de heces formes
(de consistencia sólida) no es diarrea, ni tampoco
la deposición de heces de consistencia suelta y
“pastosa” por bebés amamantados (4).

La diarrea suele ser un síntoma de una infección


del tracto digestivo, que puede estar ocasionada
por diversos organismos bacterianos, víricos y
parásitos. La infección se transmite por alimentos o agua de consumo contaminados, o bien
de una persona a otra como resultado de una higiene deficiente (4).

Las intervenciones destinadas a prevenir las enfermedades diarreicas, en particular el acceso


al agua potable, el acceso a buenos sistemas de saneamiento y el lavado de las manos con
jabón permiten reducir el riesgo de enfermedad. Las enfermedades diarreicas deben tratarse
con una solución salina de rehidratación oral (SRO), una mezcla de agua limpia, sal y azúcar.
Además, el tratamiento durante 10 a 14 días con suplementos de zinc en comprimidos
dispersables de 20 mg acorta la duración de la diarrea y mejora los resultados (4).

Hay tres tipos clínicos de enfermedades diarreicas:

• la diarrea acuosa aguda, que dura varias horas o días, y comprende el cólera;
• la diarrea con sangre aguda, también llamada diarrea disentérica o disentería; y
• la diarrea persistente, que dura 14 días o más.

La amenaza más grave de las enfermedades diarreicas es la deshidratación. Durante un


episodio de diarrea, se pierde agua y electrolitos (sodio, cloruro, potasio y bicarbonato) en
las heces líquidas, los vómitos, el sudor, la orina y la respiración. Cuando estas pérdidas no
se restituyen, se produce deshidratación.

CAUSAS

❖ Infección: la diarrea es un síntoma de infecciones ocasionadas por muy diversos


organismos bacterianos, víricos y parásitos, la mayoría de los cuales se transmiten
por agua con contaminación fecal. La infección es más común cuando hay escasez de
agua limpia para beber, cocinar y lavar. Las dos causas más frecuentes de diarrea
moderada a grave en países de ingresos bajos son los rotavirus y Escherichia coli.
❖ Malnutrición: los niños que mueren por diarrea suelen padecer malnutrición
subyacente, lo que les hace más vulnerables a las enfermedades diarreicas. A su vez,
cada episodio de diarrea empeora su estado nutricional.
❖ Fuente de agua: el agua contaminada con heces humanas procedentes, por ejemplo,
de aguas residuales, fosas sépticas o letrinas, es particularmente peligrosa. Las heces
de animales también contienen microorganismos capaces de ocasionar enfermedades
diarreicas.

Otras causas: las enfermedades diarreicas pueden también transmitirse de persona a


persona, en particular en condiciones de higiene personal deficiente. Los alimentos
elaborados o almacenados en condiciones antihigiénicas son otra causa principal de diarrea.
El almacenamiento y manipulación del agua doméstica en condiciones carentes de seguridad
también es un factor de riesgo importante. Asimismo, pueden ocasionar enfermedades
diarreicas el pescado y marisco de aguas contaminadas (2).

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Entre las medidas clave para prevenir las enfermedades diarreicas cabe citar las siguientes:

• el acceso a fuentes inocuas de agua de consumo;


• uso de servicios de saneamiento mejorados;
• lavado de manos con jabón;
• lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida;
• una higiene personal y alimentaria correctas;
• la educación sobre salud y sobre los modos de transmisión de las infecciones;
• la vacunación contra rotavirus.

ROTAVIRUS
Los rotavirus son los agentes etiológicos más importantes de la gastroenteritis aguda
(GA) con deshidratación en niños menores de 5 años a nivel mundial, con mayores
frecuencias hasta los 2 años de edad (3).

Tratamiento.
Se basa en rehidratación oral y otras medidas de
sostén, no siendo necesario el uso de antibióticos
una vez confirmado el origen viral de la diarrea.

NOROVIRUS

El periodo de incubacion de la gastroenteritis asociada a norovirus es de alrededor


de 24 - 48 horas, pero la enfermedad también puede manifestarse al cabo de 12 horas
de exposición. El cuadro clínico es de presentación aguda, con vómito, náusea,
diarrea acuosa sin sangre, calambres abdominales. En ocasiones se detecta febrícula.
En los niños se aprecia diarrea con mayor
frecuencia que el vómito. La deshidratación es
la complicación más frecuente en infantes y
ancianos. (CDC). No existe un tratamiento
específico. Es necesario la rehidratación y
corrección de trastornos electrolíticos, por vía
oral o intravenosa(3).
ADENOVIRUS
Los adenovirus humanos se encuentran
asociados a una amplia gama de
manifestaciones clínicas que incluyen
infecciones en vías respiratorias, de la
conjuntiva y gastrointestinales. La
transmisión del virus es por vía fecal-
oral y de persona a persona, presenta un período de incubación de 8-10 días y la
enfermedad dura de 5-12 días, sin embargo se puede prolongar por más de 2 semanas,
generalmente la diarrea es acuosa y más prominente que en otras infecciones
gastrointestinales. Se caracterizan por presentar náuseas, vómito, diarrea, dolor
abdominal y fiebre(3).

ASTROVIRUS
La transmisión de astrovirus es por vía
indirecta mediante comida y agua, sin
embargo la transmisión de persona a persona
es la causa más probable en asilos de
ancianos. El periodo de incubación del virus
es de 3 a 4 días y los síntomas generalmente
permanecen de 2 a 3 días pero pueden
persistir hasta 12 días, sobre todo en
individuos inmunocomprometidos. Los principales síntomas que se presentan durante
la infección por astrovirus son diarrea acuosa, náuseas, vómito, fiebre y en algunos
casos perdida del apetito y deshidratación (3).
CUIDADOS DE ENFERMERIA

❖ Orientar, apoyar, informar acerca de los riesgos y esperar el


consentimiento de el/la adolescente para desarrollar un plan juntos.
❖ Colaborar con el tratamiento a cargo del endocrinólogo y la
nutricionista.
❖ Reeducación sobre las conductas alimentarias. Control cada 15
días.
❖ Reeducación sobre las conductas alimentarias. En la segunda
Dieta hipocalórica, nutricionista. Ejercicios pasivos (caminar).
❖ Trabajar autoestima e integración social. Fortalecimiento del
YO. Psicoterapia familiar.
❖ El control adecuado de peso y talla en forma periódica es la
estrategia de salud más sensible para la detección de problemas de
salud en la niñez, infancia y adolescencia.
❖ Fomentar su iniciativa, independencia y autoestima. (Tenga
presente que los anoréxicos y los bulímicos son perfeccionistas y
nunca están conformes con ellos mismos.
❖ Explicarle que tienen que tener paciencia, tener cuidado con
la duración de la enfermedad del adolescente. (Los anoréxicos y
bulímicos mejoran. Manejar su ansiedad.
❖ Ayude al adolescente a que comprenda que la vida es tan
importante como la de él. Detectar lo antes posible los síntomas de
la anorexia y bulimia. Si se observan actitudes sospechosas, no
encubrirlas sino informar a los padres acerca de las mismas.

Entre las medidas clave para tratar las enfermedades diarreicas cabe
citar las siguientes:

❖ Rehidratación: con solución salina de rehidratación oral


(SRO). Las SRO son una mezcla de agua limpia, sal y azúcar. Cada
tratamiento cuesta unos pocos céntimos. Las SRO se absorben en el
intestino delgado y reponen el agua y los electrolitos perdidos en las heces.
❖ Complementos de zinc: los complementos de zinc reducen un 25% la duración de los
episodios de diarrea y se asocian con una reducción del 30% del volumen de las heces.
❖ Rehidratación con fluidos intravenosos en caso de deshidratación severa o estado de
choque.
❖ Alimentos ricos en nutrientes: el círculo vicioso de la malnutrición y las
enfermedades diarreicas puede romperse continuando la administración de alimentos
nutritivos —incluida la leche materna— durante los episodios de diarrea, y
proporcionando una alimentación nutritiva —incluida la alimentación exclusiva con
leche materna durante los seis primeros meses de vida— a los niños cuando están
sanos.
❖ Consulta a un agente de salud, en particular para el tratamiento de la diarrea
persistente o cuando hay sangre en las heces o signos de deshidratación .
CONCLUSIONES:

Los trastornos de la conducta alimentaria constituyen alteraciones severas en la

ingesta de los alimentos, en personas que presentan patrones distorsionados en el acto

de comer en respuesta a un impulso psíquico, este grupo de enfermedades engloba a

varias entidades que varían grandemente.

Todas son más frecuentes en las mujeres e iniciándose generalmente durante la

adolescencia siendo enfermedades crónicas. La gran dificultad es que no existen

tratamientos farmacológicos o nutricionales de eficacia demostrada, por lo que éstos

se dan mediante grupos interdisciplinarios, basándose en psicoterapia, estrategias de

apoyo durante el proceso psicoterapéutico y un programa psicoeducativo.

Las diarreas reflejan un aumento en la pérdida a través de las heces de sus principales

componentes: agua y electrolitos. El término agudo viene dado de ser habitualmente

un proceso de carácter autolimitado, con una duración menor de 2 semanas.

Existen diarreas virales y bacterianas, las virales se caracterizan por la presencia de

deposiciones liquidas sin presencia de fiebre, mientras que en las bacterianas se

presentan deposiciones liquidas con presencia de mucosas y el paciente presentará

fiebre.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
1. Méndez J, Vázquez V, García E. Los trastornos de la conducta alimentaria. Bol.
Med. Hosp. Infant. Mex. [revista en la Internet]. 2008 Dic [citado 2018 Nov 16]
; 65( 6 ): 579-592. Disponible en:
http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1665-
11462008000600014&lng=es.
2. Bravo M, Pérez A, Plana R. Anorexia nerviosa: características y síntomas. Rev
Cubana Pediatr [Internet]. 2000 Dic [citado 2018 Nov 16] ; 72( 4 ): 300-305.
Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-
75312000000400011&lng=es.
3. Tinahones Madueño FJ. ANOREXIA Y BULIMIA. Una experiencia clínica. Madrid:
Ediciones Díaz de Santos; 2003. Disponible en:
https://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=1&docI
D=3159742&tm=1542417413556
4. Yosifides A. Bulimia y anorexia: clínica de los trastornos alimentarios. Córdoba:
Editorial Brujas; 2006. Disponible en:
https://ebookcentral.proquest.com/lib/bibliocauladechsp/reader.action?ppg=1&docI
D=3185928&tm=1542417619491