You are on page 1of 5

:

ACTIVIDAD.
RECURSO DE REVISIÓN Y RECURSO DE APELACIÓN

ALUMNOS: MARÍA GUADALUPE GONZÁLEZ REYES


MIGUEL JAFET ALMAZÁN JUÁREZ
MITZY KAREN BAHENA JUÁREZ
EMILIANO VILEGAS DEL CASTILLO
ÓSCAR LUIS ORTEGA ROJO

MATERIA: DERECHO ELECTORAL Y PARLAMENTARIO

PROGRAMA: LICENCIATURA EN DERECHO

FECHA DE ENTREGA: 08 DE NOVIEMBRE DE 2018

PROFESORA: DIANA TERESA CEPEDA DEL ANGEL

CICLO ESCOLAR: SEPTIEMBRE – DICIEMBRE 2018


“TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA”
1.1 PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA
Actualmente nos enfrentamos a una patología de origen psíquico principalmente,
que ataca toda la salud física de la persona que padece su sintomatología. Me refiero a los
desórdenes y trastornos alimenticios como la Anorexia y la Bulimia, que al presentarse,
generan daños irreversibles en la vida de quien los padece, son incurables y en la mayoría de
los casos mortales. Este tipo de trastornos tienen lugar en la pubertad y la adolescencia
temprana, en la mayoría de los casos, ya que se da en chicos, especialmente en la población
femenina, que tienen problemas afectivos, de autoestima y constantemente viven expuestos a
unos idearios sociales de aceptación, centrados en la perfección y la belleza física, y otros
porque tienden a seguir determinados estereotipos.
Es alarmante ver cómo nuestra juventud se deja llevar por todo lo que la sociedad
impone, especialmente por los medios masivos de comunicación, que se han encargado de
mostrar que todas las personas podemos ser perfectas, físicamente hablando, lo que llamamos
hoy en día cultura de masas; esto lo observamos cuando el individuo ha trazado una meta
para verse bien, y ésta no complace su propio criterio, llegando al punto donde su estado
emocional se debate entre lo que él cree que es y lo que la moda y los prototipos de belleza le
hacen creer; lo cual conlleva a una distorsión de la imagen, a verse menos atractivos de lo que
realmente son; ya que en el mundo actual todos estamos pendientes de nuestra apariencia
física, eso no está mal, pero comienza a salirse de control cuando se presenta un cuadro,
donde por lo general muchas de estas adolescentes comienzan a sentirse “feas”;
empujándoles esto, hacia una frustración, puesto que no se sienten acordes, con respecto a la
sociedad que les exige belleza.
Éste es un tema que demanda mucho cuidado, pues su aparición ocasiona
resultados con consecuencias alarmantes y degenerativas, debido al tipo de lesiones físicas,
emocionales y psicológicas que encierran tanto al paciente como a su entorno, que sufre con
ellos la sintomatología y las dificultades que él mismo tiene que atravesar, entre estas
podemos encontrar: físicamente; desnutrición, amenorrea, daños severos en el tracto
intestinal, descalcificación, caída del cabello y hasta la muerte; emocional y psicológicamente,
hipobulia, alexitémia, depresión, baja autoestima, distorsión del yo entre otros síntomas de
consecuencias nefastas para la vida de cualquier ser humano.
1.2 PREGUNTA DE INVESTIGACIÓN:
¿Cuáles son los factores que intervienen en una persona para que padezca de algún
trastorno alimenticio?
1.3 OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN
1.3.1 OBJETIVO GENERAL
Analizar en qué consisten la anorexia y la bulimia para conocer cómo el sector
social más vulnerable puede combatir dichos trastornos.

1.3.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS


I. Conocer el concepto de trastorno alimentario.
II. Identificar las causas del desarrollo de los trastornos de la conducta alimentaria.
III. Dar a conocer qué características influyen en el desarrollo de un trastorno
alimenticio.
IV. Explicar cuáles y cómo son los trastornos alimentarios.
V. Identificar quienes son los más propensos a padecer este tipo de trastornos.
VI. Investigar cómo se desarrollan estas enfermedades en las personas más
susceptibles a contraerlas.
VII. Detallar cómo se comporta una persona con un desorden alimenticio.
VIII. Conocer cuál es el tratamiento para erradicar o controlar las enfermedades.

1.4 JUSTIFICACIÓN
El motivo por el que elegí este tema es porque los desórdenes alimenticios son
trastornos que se relacionan con la simple alteración de los hábitos alimenticios comunes.
Gran parte de la población joven que no tiene sobrepeso, quiere estar más delgada, y a
menudo intentan perder peso haciendo dietas extractas, haciendo ejercicio en exceso o
saltándose comidas. Para algunos, las preocupaciones sobre el peso se convierten en una
obsesión, lo que con el tiempo provoca el resultado de un trastorno alimentario grave, en los
que influyen la salud, la autoestima y el sentido de competencia y control. Puede ser una tarea
difícil para los tutores o los docentes comprender la diferencia entre las dietas normales de
los adolescentes y un problema mucho más serio. Personas sensibles o ansiosas, con
dificultades para ser independientes también tienen más riesgo. Si el trastorno alimentario
está causando un daño físico, es fundamental el obtener ayuda médica a la brevedad, ya que
de lo contrario podría generar daños irreversibles. Si el joven recibe ayuda pronta de un
especialista, un tratamiento hospitalario podría ser descartado. Si no se trata, hay riesgo de
infertilidad, osteoporosis, pérdida del crecimiento e incluso la muerte, entre otras. El estudio
en cuestión está realizado con el fin de dar a conocer los diferentes factores que afectan a los
adolescentes, para informarles cómo poder evitarlos o prevenirlos; creando con ello una
conciencia de las consecuencias que pueden traer a la salud y a su entorno.

1.5. HIPÓTESIS
Existen diversos factores que intervienen en una persona para que padezca de
algún trastorno alimenticio, ya sea por los anuncios constantes de personas excesivamente
delgadas en anuncios publicitarios, por una baja autoestima, o por encajar en la sociedad o en
ciertos grupos. Lo que produce una excesiva preocupación por el físico ocasionando una
fuerte distorsión de la imagen propia, y por ende una alimentación desbalanceada o
simplemente sin ingesta de alimentos.
A lo que se presume que las personas anoréxicas y bulímicas no regulan su
manera de comer debido a una alteración de la conducta emocional que se produce cuando no
pueden controlarse, esta falta de control es producida por la incapacidad de estos sujetos para
reconocer sus estados de ánimo, y si surgen ansiedad y depresión en situaciones difíciles de
manejar por sí mismos es posible que se involucren episodios de anorexia o bulimia.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
 Ogden, J. (2005). Psicología de la alimentación. Comportamiento saludable y
trastornos. Edición Morata S.L.

 Gonzales, S. (2010). Psicología clínica, trastorno neurológico, hormonal y


psicológico. México, D.F.

 Yosifides, A. (2006). Bulimia y Anorexia. Clínica de los trastornos alimentarios.


Argentina, Córdoba. Editorial Brujas, Primera Edición.