You are on page 1of 31

APRENDER AJEDREZ PROFESIONAL

Bobby Fischer dijo una vez que el ajedrez consiste en una


búsqueda constante de la verdad, y en cierto modo, se podría decir
que esa es la clave de la cuestión: el objetivo del jugador de ajedrez
profesional es saber en todo momento la verdad de una
determinada posición, la verdad de un determinado movimiento, la
verdad de un determinado plan, la verdad de una determinada
combinación táctica, etc.

Para encontrar esa verdad existen métodos que, o hallan la verdad


absoluta, o al menos encuentran una certeza bastante segura que a
los jugadores profesionales les permiten ganar torneos.

Entre la multitud de métodos que, a lo largo de la historia, se han


ideado para aprender a jugar ajedrez profesional, el método
Chesscampus es uno más, pero lo relevante que hay que saber
ahora es que efectivamente existe un método, una forma de
aprender un ajedrez que te permitirá ganar torneos.

Índice de contenido

• 1. Comparación del valor de las piezas


• 2. El valor real de cada pieza
• 3. Valoración posicional de los peones
• 4. Criterios para evaluar la PME
• 5. El ciclo de evaluación posicional

1. Comparación del valor de las piezas

La imagen fiel y objetiva de la calidad de nuestras piezas y de las


piezas del oponente será dada por la comparación de las piezas de
cada bando comparadas una a una.
¿Cuánto de buena es nuestra Reina comparada con la Reina del
oponente?

¿Cuánto de buenas son nuestras Torres comparadas con las Torres


del adversario?

¿Cómo son nuestros Caballos comparados con los del oponente?

¿Cómo es nuestro Alfil de casillas negras en comparación con el


Alfil de casillas negras adversario?

¿Cómo es nuestro Alfil de casillas blancas en comparación con el


Alfil de casillas blancas del oponente?

Para esta comparación, tomaremos en cuenta la cantidad de


casillas que cada pieza controla y la importancia de su papel dentro
del grupo.

La posición que vamos a discutir ahora es de la partida Karpov -


Hamdouchi, 2005.

Comparemos la calidad de las piezas.

Dd2 > Dd8 (más libertad, el objetivo en d6, buen control sobre las
casillas oscuras mientras que los peones están en casillas claras).

Td1 > Te8 (columna abierta, objetivo en d6).


Tc1 < Tc8 (el negro tiene la columna abierta, activa en operaciones
para socavar el centro blanco por d6-d5 o b6-b5)

Cc3 ~ Cc5 (el Caballo negro es más activo, el Caballo blanco es


más seguro y controla impòrtantes casillas).

Cf4 ~ Cc7 (ambos Caballos no tienen perspectivas claras).

Ae3 ~ Ae5 (ambos Alfiles son buenos, defienden y atacan casillas


importantes).

Af1 < Ac6 (el Alfil blanco es malo).

En pocas palabras, la posición de peones es una estructura típica


de Hedgehog, con más espacio para el blanco pero más dinámico
para el negro.

Después de estas comparaciones de piezas y peones la posición


parece igualada.

¿Qué puede hacer el blanco? ¿Tienes alguna idea para el blanco?

En este tipo de posición, ambos jugadores tienen que componer sus


piezas en las mejores posiciones posibles y estar listos todo el
tiempo para atacar o contraatacar. Una operación imprudente o una
decisión tardía puede ser fatal, pero hasta entonces, las posiciones
de las piezas deben ser mejoradas continuamente.

¿Cuál es la peor pieza blanca?

Debido a que es una posición cerrada con los peones blancos


dispuestos en casillas claras, el Af1 es malo y parece que no
defiende ninguna casilla importante en el tablero.

Pero esto no es cierto. Las ideas del negro para el contrajuego en


esta posición están estrechamente conectadas con los avances b6-
b5 o d6-d5 para demoler los peones blancos. Así pues, acabamos
de descubrir que el Alfil tiene un papel importante para apoyar el
peón c4 y para controlar la casilla b5.

Por otra parte, el blanco no tiene posibilidad de intercambiar para


mejorar la posición de esta pieza.

¿Cuál es otra pieza blanca mala? ¿Puede el blanco mejorar la


posición de alguna de sus piezas?
Después de hacer la comparación de piezas, ya deberíamos saber
que el Cf4 no está en muy buena posición. El resto de piezas
blancas están mejor colocadas que este Caballo.

La pregunta es: ¿hay en el tablero alguna posición mejor para el


Caballo? ¿puede el blanco cambiar su Caballo por una pieza mejor
negra?

Después de la comparación de piezas, está claro que el Cc5 es


mejor que el Cf4, por lo que vamos a ver el resultado del
intercambio: 1. Cf4-d3 (obliga al negro a intercambiar el Caballo) 1...
Cc5xd3 2. Axd3.

Sin embargo, la casilla c5 está libre ahora y el Cd7 está listo para
tomar esa posición en este momento: 2... Cd7-c5! y parece que el
blanco no se dio cuenta de nada con este intercambio.

De hecho, intercambió el Cf4 con el Cd7, dos piezas con


aproximadamente el mismo valor. Por otra parte, los intercambios
no están a favor del jugador con más espacio.

Por lo tanto, de vuelta a nuestra pregunta: ¿hay en el tablero una


mejor posición para el Cf4?

Debemos buscar una posición mejor para el Caballo sin pensar en


cómo puede realmente llegar allí. Basta con mirar el tablero y
pensar dónde colocaría a este Caballo si es posible (por supuesto,
no exagerando).

¿Dónde quieres el Cf4? Tal vez una posición desde donde el


Caballo ataca una de las piezas negras mejor colocadas y desde
donde colabore con sus otras piezas.

¡Esto está en g4!

La maniobra para alcanzar g4 es Cf4-h3-f2-g4.

El blanco no puede comprometerse en ninguna operación activa por


ahora. Todavía tiene que mejorar la posición de sus piezas tanto
como sea posible, así que toma la peor pieza y la lleva a un mejor
lugar.

Ahora, sólo queda comprobar si el negro puede interceptar esta


maniobra de alguna manera o si tiene algunas posibilidades tácticas
hasta que el Caballo llegue a g4. La respuesta: está bien, la
maniobra no puede ser interceptada por el negro (sin crear
debilidades) y la maniobra alcanza un objetivo importante: el fuerte
Ae5 será perturbado y la casilla d6 permanecerá sin defensa.

Así, Karpov encontró el plan y fue directamente a realizarlo: 1.


Ch3!!

El juego continuó: 1... Dc7 2. Cf2 Db7

Es instructivo notar que el negro mejoró la posición de su Dama


también. Ahora, la Dama tiene una posición mucho más segura
desde donde apoya los avances b6-b5 y d6-d5.

3. Cg4

Supongo que estaréis de acuerdo en que esta posición es mucho


mejor para el blanco. El negro también mejoró su posición, pero el
Caballo blanco hace mucho más daño al negro que la Dama negra
hace al blanco.

Las casillas oscuras en la posición negra están a punto de ser


debilitadas seriamente. El blanco también consigue la pareja de
Alfiles y la posibilidad de avanzar sus peones en el flanco de Dama
sin preocupaciones.

El juego continuó: 3... b5 4. Cxe5 dxe5 5. b4 Ca4 6. Cxa4 bxa4 7.


b5 y el negro abandonó pronto.
En conclusión, cuando tengas una posición estratégica y el tiempo
lo permita, mejora la posición de tus piezas:

1. Analiza las posiciones y los roles (papeles que desempeñan)


de tus piezas.
2. Trata de encontrar cuál de tus piezas puede obtener mejores
posiciones y dónde.
3. Determina cuál de tus piezas está peor puesta o cuál de tus
piezas puede traerte alguna ventaja en otra posición. Como ya
se dijo, a menudo es más ventajoso perturbar el juego de tu
oponente que crear una posición ideal para tí.
4. Determina la mejor ruta o el mejor orden de jugadas para
llevar a cabo tu plan mientras, al mismo tiempo, te aseguras
de que tu oponente no puede detenerlo.

Comparación del valor de las piezas

En el curso "Aprender ajedrez en 30 minutos" vimos una


aproximación primaria del valor de las piezas: peón = 1; Alfil =
Caballo = 3,5; Torre = 5; Reina = 9.

Esto es casi correcto, pero no es completo en absoluto.

El valor de las piezas no es el mismo durante el desarrollo de la


partida. Durante la apertura y el medio juego, tenemos un conjunto
de valores y, en el final del juego, tenemos otro conjunto.

Esto se debe a que en el final, la Torre, el Alfil y el peón cambian


sus valores. Estas tres piezas aumentan su valor en el final del
juego, especialmente el peón.

En el final, el Alfil, por su movilidad, empieza a ser mejor que el


Caballo.
Pieza Apertura y Medio Final
juego
Alfil Mejor que 3 peones Equivalente a 3
peones
Caballo Igual que 3 peones Peor que 3 peones
Torre Mejor que 5 peones Equivalente a 5
peones

Además, las piezas tienen diferentes propósitos en el tablero.

Las piezas de largo alcance son excelentes atacantes y las de corto


alcance (peón y Caballo) son excelentes defensoras. Larsen dijo:
"Dame un Caballo en f8 y defenderé cualquier posición" (por
supuesto, es algo exagerado, pero no demasiado).

Dos piezas de largo alcance colaboran mejor que una pieza de


largo alcance y un Caballo. Por ejemplo, la Reina y el Alfil son
relativamente mejores que la Reina y el Caballo.

Por supuesto, hay excepciones, pero son pocas.

A continuación, vemos la tabla con el valor relativo de las piezas


durante la apertura/medio juego y finales. Estos valores debemos
saberlos para cuando el material de ambos jugadores sea diferente.
De modo que podamos comparar una pieza o grupo de piezas con
otro grupo de piezas y/o peones.

Notación: p = peón; A = Alfil; C = Caballo; T = Torre; D = Dama; "<"


= peor que; ">" = mejor que; "≈" = equivalente.

Pieza Apertura y Medio Final


juego
Torre ≈ A + 2p ≈ A + 1p

≈ C + 2p > C + 1p

≈ C + 2p
Torre + 1 peón <A+C ≈A+C
Torre + 2 peones ≈A+C >A+C
Dama < 3 piezas menores ≈ 3 piezas menores

≈ T + A + 1p ≈ T + A (+ 1p)
≈ T + C + 2p ≈ T + C + 1p

<2T <2T

> A + C + 3p ≈ A + C + 3p

≈ 2 A + 3p < 2 A + 3p
Dama + 1 peón ≈2T ≈2T

≈2C+A >2C+A

<2A+C ≈2A+C
2 Torres ≈ 3 piezas menores ≈ 3 piezas menores

≈ 2 A + 3p ≈ 2 A + 3p

> C + A + 3p ≈ C + A + 3p
2 Torres + Caballo ≈ T + 2 A + 1p ≈ T + 2 A + 1p
La presencia de una Torre junto con los dos
Alfiles, incrementa el valor de los Alfiles por el
juego coordinado de las piezas.
2 Torres + 1 peón <T+C+A ≈T+C+A

Debido a su fuerza de
ataque al Rey
oponente
2 Torres + 2 peones ≈T+C+A >T+C+A

<T+2A ≈T+2A

En ningún caso, estas evaluaciones del valor relativo de las piezas


es absoluto! También importa la calidad (movilidad, radio de acción,
desempeño en el grupo, ...) de las piezas, que hace que las
evaluaciones sean relativas.

Hay un conjunto de criterios para la evaluación de posiciones con


material equivalente (PME).

En una próxima lección de este curso vamos a tratar con detalle los
criterios de evaluación de las PME.
Valoración posicional de los peones

1.Ventaja de espacio

Cuando nuestros peones avanzan más que los peones del


oponente, crean un espacio protegido detrás de ellos que nuestras
piezas pueden usar para moverse más fácilmente y tomar mejores
posiciones.

Al mismo tiempo, los peones adversarios menos avanzados limitan


la movilidad de sus propias piezas.

¡La ventaja del espacio es la ventaja más importante en el ajedrez!

La más común es la ventaja espacial en el centro del tablero, pero


la ventaja espacial local (en uno de los flancos) también es
significativa, especialmente cuando el centro está cerrado.

Recordemos la interacción entre las piezas (junto con los peones).


Tenemos 3 formas de interacciones entre las propias piezas:
sostenimiento, protección y limitación y 2 formas de interacción
entre piezas adversas: ataque y obstrucción.

La limitación en el propio campo del oponente es, por supuesto, una


forma de mala interacción entre las piezas y la pieza más "limitante"
debido a su baja movilidad es el peón.

La obstrucción contra las piezas del oponente es mejor realizada


por el peón también, debido a su bajo valor cuantitativo. A ninguna
pieza oponente le gusta caer en el rayo de acción de un peón.
Además , los peones adversos bloqueados por sus peones
posteriormente limitan la movilidad de sus propias piezas.

Como consecuencia lógica de las dos formas de interacción


anteriores, significa que el peón tiene una influencia muy grande en
la libertad de nuestras propias piezas y de las del oponente.

Entre los dos bandos, podemos imaginar una línea de demarcación


entre la 4ª y 5ª filas del tablero.

Cualquier peón avanzado con seguridad en la frontera del campo o


sobre la línea de demarcación crea espacio.
Espacio para las propias piezas porque ya no están limitadas por la
presencia de ese peón (y la falta de espacio para las piezas del
oponente porque están obstruidas por el peón avanzado y limitadas
por sus propios peones bloqueados detrás.

En la posición del ejemplo, el blanco tiene más espacio debido a


sus peones d5, e4 y f4. Las piezas blancas son más móviles que las
negras. El blanco puede traer sus piezas casi donde quiera,
mientras que las piezas negras tienen una opción muy limitada de
movimiento.

También es muy importante notar la limitación que el peón d6 hace


a su propio campo:

Los dos flancos negros se comunican sólo a través de dos filas


(usando las casillas d7 y d8).

Debido al peón en d5, el blanco puede mover fácilmente una pieza


de un flanco a otro usando 4 filas.

En nuestra posición, después de 1. e4-e5, el blanco obtiene aún


más espacio (la casilla e4 estará libre para el Caballo, la diagonal
b1-h7 será libre para el Alfil, y la Te1 comenzará a ser peligrosa en
la columna e).

Mientras tanto, el Caballo negro será ahuyentado a una posición


muy pasiva.
La ventaja más importante en ajedrez es la ventaja de espacio.
Además, el espacio creado por los peones suele ser una ventaja a
largo plazo.

2. Peones débiles

Los peones que no pueden ser defendidos por otros peones pueden
convertirse en un blanco fácil para el ejército oponente
(especialmente en las columnas abiertas).

Las piezas que defienden a los peones débiles serán atadas en


defensa, mientras que las piezas atacantes pueden cambiar sus
posiciones en cualquier momento.

De esta forma, un peón débil puede generar un problema grave, e


incluso muy grave cuando está atrasado o cerca del centro.

El peón aislado es un caso especial de debilidad, ya que este peón


también ofrece algunas ventajas. Discutiremos este caso de peón
débil cuando tratemos las estructuras de peones típicas.

Es obvio que un peón defendido por un peón es más fuerte que un


peón defendido por una pieza. De hecho, cuanto menor sea el valor
del defensor mayor será el valor de lo defendido (sea casilla, peón o
pieza).

Por lo tanto, un peón que no está y no puede estar defendido por un


peón, es débil.

Si este peón necesita ser defendido por las piezas, el valor


cualitativo de las piezas se reduce a un papel defensivo.

2.1. Los típicos peones débiles

El peón aislado es aquel que está separado de los otros peones, es


decir, no hay peones en las columnas adyacentes.

En esta posición, el peón c5 negro está aislado ya que no hay


peones negros en las columnas b ni d.

Las piezas negras necesitan defender este peón y se puede ver que
hay una clara diferencia de valor entre la Torre negra (rol defensivo)
y la Torre blanca (rol ofensivo).
La debilidad de los peones aislados es mayor cuando el material en
el tablero se simplifica y los Reyes pueden participar en la batalla.

Por ejemplo, en esta posición, el blanco puede intercambiar a los


Alfiles y, luego, llevar al Rey a c4 o incluso b5-a6 atacando al otro
peón negro aislado en a6.

La situación más común de peón aislado se da en el centro, caso


que estudiaremos más adelante, hasta entonces, vamos a dar
algunos consejos para cuando juegues con o contra un peón
aislado.

Jugador con peón aislado:

• Evita simplificaciones innecesarias y evita el intercambio del


Alfil de color opuesto al peón aislado.
• El avance del peón aislado es uno de los principales objetivos.
Esta acción debe ser planificada y ejecutada muy temprano
antes de que el oponente tenga tiempo de organizar un
bloqueo.
• El peón aislado crea un poco más de espacio que debe
utilizarse para organizar un ataque. Los Caballos deben
ocupar los puestos avanzados sostenidos por el peón aislado.
• Defiende el peón de la manera más económica.
• Avanza el peón que puede destruir el bloqueo del peón
aislado (ej. para el peón aislado d4 del blanco, el avance del
peón f atacará al peón e6 y abrirá las líneas para el ataque).

Jugador contra el peón aislado:

• Bloquea el peón tan pronto como sea posible. El bloqueo


debe hacerse poniendo una pieza delante (el Caballo es
mejor). Simplemente evitar el avance sin una pieza delante
del peón no suele ser suficiente.
• Intenta intercambiar piezas que reduzcan el potencial de
ataque del jugador que tiene el peón aislado.
• Además de bloquear el peón, debes organizar las piezas para
ejercer presión sobre el peón aislado, obligando al oponente a
defenderlo.

El peón retrasado es un peón que queda en una columna abierta


detrás de los peones de las columnas adyacentes y ningún otro
peón puede defenderlo.
En el ejemplo, el peón d6 negro es un peón retrasado.

Es muy importante que el peón d6 no puede avanzar ya que el


blanco controla la casilla d5.

Al mismo tiempo, el peón blanco e3 no es un peón retrasado ya que


puede avanzar fácilmente.

En esta posición, el peón c4 es un peón fuerte, porque bloquea el


avance de d6.

Los peones retrasados suelen ser el resultado de un error en la


apertura.

En la siguiente posición, surgida después de los movimientos 1. e4


e5 2. Cc3 el negro jugó mal 2... c6? tratando de conseguir un centro
fuerte con d7-d5.
Sin embargo, el negro olvidó que deja el peón d7 retrasado y esto
puede ser explotado inmediatamente por el blanco (especialmente
ya que Cc6 tampoco es posible): 3. d4! exd4 4. Dxd4

Ahora, el blanco está mejor ya que d6 está retrasado en una


columna abierta y no puede avanzar a d5. Después de los
movimientos del blanco: Af4, Cf3 y 000 el negro incluso perderá un
peón.

Durante los finales o cuando el material en el tablero se simplifica,


los peones retrasados son serias debilidades. Las posibilidades de
contrajuego se reducen seriamente y por lo tanto la debilidad del
peón se convierte en el factor estratégico más importante.

En este ejemplo, las piezas negras tienen que defender el peón c6


retrasado. La diferencia de libertad de movimiento entre las piezas
de los dos bandos es decisiva para el resultado del juego.
El blanco puede moverse libremente y atacar al peón c6 cuando
quiera, mientras que el negro tiene que defender el peón cuando el
blanco lo ataque.

Además, el peón de c6 retrasado limita la movilidad de sus propias


piezas y el blanco tiene más espacio en el flanco de Dama.

Por lo tanto, el blanco puede mejorar la posición de sus piezas,


tomando el control de la columna b (1. Db4 es bueno), avanzar el
peón a hasta a6 creando un puesto avanzado en b7 y luego llevar la
Torre allí. En todo este tiempo, el Rey blanco es libre de acercarse
al centro preparándose para el final de peón. En negro tiene que
mantener a su Rey a salvo ya que debido a su mejor movilidad, las
piezas blancas pueden en cualquier momento lanzar un ataque
contra él.

Una de las principales desventajas del peón retrasado es que el


oponente tiene más espacio que puede utilizar para disponer sus
fuerzas en ataque (creando una superioridad local de fuerzas en el
lado del peón retrasado), como se puede ver en el siguiente
ejemplo.

Sin embargo, esto no siempre es así: en el siguiente ejemplo, el


blanco no tiene ventaja espacial en el centro (ya que el peón blanco
e4 es opuesto por el peón negro e5).
Al igual que con el peón aislado, el peón retrasado no siempre es
una debilidad.

En este ejemplo vemos una posición típica de la Defensa Siciliana


Najdorf, donde el peón d6 está retrasado en una columna central
abierta, pero el blanco no puede explotar esto.

El negro defiende el peón de una manera muy económica (sólo con


Ae7), mientras que las piezas menores blancas no pueden atacarlo
(el peón a6 defiende la casilla b5).

El peón d6 tiene el papel muy importante de sostener a e5 (y la


casilla c5) y mantiene la columna d cerrada.

Además, el blanco no puede usar la casilla delante del peón


retrasado (d5): 11. Cd5 porque después de 11... Cxd5 12. exd5
(forzada) Af5, la columna d se cierra y la debilidad del negro
desaparece.

Además, ahora, los peones e y f adquieren mayor movilidad y el


negro está mejor.

En conclusión: el peón retrasado no siempre es una debilidad real y


un peón puede tener papeles importantes. Para el jugador con el
peón retrasado, es importante:

• Poder defenderlo con un mínimo de fuerzas (buenos ejemplos


son los sistemas de la Defensa Siciliana).
• Poder intercambiar las piezas adversas que lleguen a la
casilla de bloqueo para que al final de los intercambios, el
oponente sea obligado a volver a tomar con un peón cerrando
la columna del peón retrasado.
• Utilizar las casillas defendidas por el peón retrasado o
preparar el avance de este peón.

Otra debilidad de peón se considera a veces la estructura de


peones doblados. Sin embargo, en algunas situaciones, estos
peones no son siempre una debilidad real y, a veces, pueden ser
incluso muy fuertes. Por lo tanto, este tema será discutido en detalle
en la siguiente lección (superioridad de la estructura de peones).

2.2.Explotando los peones débiles

Un peón débil debe ser primero bloqueado, fijado en su lugar


mediante el uso de peones para controlar su avance y bloqueado
con piezas. Sólo cuando la debilidad se fija firmemente, el jugador
debe organizar el ataque.

Por lo general, la casilla delante del peón débil es débil también, por
lo que es una casilla fuerte para el oponente. La mejor pieza para
este lugar y también para bloquear el peón débil es el Caballo. Esto
se debe a que el valor del Caballo (una pieza con corto rayo de
acción) aumenta cuando encuentra una casilla segura en el centro.
Por otro lado, los Alfiles pueden tener una buena posición incluso
en el borde del tablero.

La importancia de usar la Torre para atacar el peón débil es muy


alta porque la Torre no sólo ataca al peón, sino que también
controla la casilla delante del peón, obstaculizando su avance.
Además, por medios tácticos, la Torre ejerce presión incluso detrás
del peón débil.

Por lo tanto, una columna abierta hacia el peón débil aumenta


mucho la importancia de esa debilidad.

Al atacar la debilidad, el segundo jugador se verá obligado a ocupar


posiciones pasivas con sus piezas.

Al mismo tiempo, el jugador atacante debe mejorar la posición de


sus piezas al máximo y, a continuación, hay 2 posibilidades de
ganar el juego (además de los medios tácticos si son posibles):
• Intercambiar las piezas, entrando en un final ganador debido
al peón débil.
• Utilizar la mayor libertad de tus piezas para lanzar un ataque
contra el Rey oponente.

Situaciones especiales de peones débiles

Debería quedar claro por ahora cuáles son los peones débiles. Sin
embargo, su debilidad puede ser compensada por el dinamismo de
las piezas, especialmente cuando los peones no están en el centro
o no están en el rayo de acción de las piezas adversas.

En esta posición, el negro jugó: 15... Ca4! forzando el siguiente


cambio: 16. Cxa4 bxa4.

Ahora es instructivo evaluar las debilidades de los peones en el


flanco de Dama.

El negro ha doblado y aislado los peones en la columna a que son


claramente débiles. Sin embargo, el blanco no puede explotar
(ahora) estas debilidades.

Por otro lado, incluso si los peones blancos están en su posición


inicial (cuando por lo general no pueden ser llamados débiles), los
peones b2 y c2 son objetivos para las piezas negras.

Después de algunos movimientos: 17. e5 dxe5 18. fxe5 Axf3 19.


Cxf3 Cg4 20. De2 Cxe3 21. Dxe3 Dxc2 22. Td2 Dc4 23. Tfd1 Tab8
24. h3 h6 25. Td4 Da2 26. Txa4 Txb2, alcanzamos la posición del
segundo diagrama.

Esta posición ganadora para el negro es una consecuencia de la


acción iniciada por 15... Ca4.

Las columnas b y c abiertas le ofrecieron la posibilidad de conseguir


la iniciativa en el flanco de Dama, atacando, capturando los peones
blancos y entrando en la segunda fila con las piezas mayores.

Creo que es importante recordar que las debilidades de los peones


suelen ser factores a largo plazo y que las decisiones tan
interesantes de aceptar o incluso provocar el debilitamiento de la
propia estructura deben ser muy bien evaluada. Si el oponente logra
bloquear su juego activo, durante el juego final, tales debilidades
llevan al desastre.

En esta posición de la partida Lilienthal - Smislov, 1947, el blanco


tiene una estructura de peones muy débil con peones doblados en
la columna c y un peón aislado en el centro (e4).
Sin embargo, el peón c3 defiende la importante casilla d4 y el peón
c4 defiende la casilla d5, donde el Caballo tiene una posición
dominante.

El intercambio de los Caballos en d5 (Cc6-e7xd5) no es una opción


porque repararía completamente la estructura de peones blanca y
un peón libre aparecería en d5 después de c4xd5.

El blanco jugó 1. a5!? con la idea de destruir la buena estructura de


peones negra en el flanco de Dama después de b6xa5. Después de
eso, incluso con un peón más en el flanco de Dama, los peones
negros serán más vulnerables.

En cambio, el negro jugó 1... Cxa5 que es un error porque pierde el


control sobre la casilla e5 haciendo posible el avance de e4.

Después de 2. e5, el blanco transformó el peor peón e4 en un peón


libre fuerte.

El juego fue: 2... f5 3. De2 Tae8 4. Tae1 Te6 5. Cf4 Tfe8 6. Cxe6 y
el negro abandonó algunos movimientos después.

Por lo tanto, además de considerar que los peones son débiles, es


muy importante evaluar la importancia de las casillas que controla el
peón, en estrecha conexión con la posición de las piezas y la
dinámica de juego. En el ejemplo anterior, la posición blanca sería
mucho peor si el peón c4 estuviera en b2.

El peón problemático de la siguiente posición es d4.


Es el peón que confiere al blanco más espacio, pero con tan pocas
piezas en el tablero, esto no aporta nada (las piezas negras tienen
suficiente libertad de movimiento).

Al mismo tiempo, el peón d4 no puede ser defendido por otro peón


blanco y no puede avanzar ya que la casilla d5 está fuertemente
defendida por piezas negras.

Incluso no estando aislado o retrasado, el peón d4 es débil y el


juego del negro está concentrado en él.

En esta posición particular, el negro puede obtener un


debilitamiento de la estructura blanca después de 1... Db4! 2. b3
b5! con idea de crear un peón aislado o retrasado en d4 (después
de c4xb5 o c4-c5).

Ya sabemos que los movimientos de peón son irreversibles y por lo


tanto deben ser bien evaluados. Después de cualquier movimiento
de peón, algunas casillas/peones se hacen más fuertes y
otras/otros se vuelven más débiles y estos cambios son a menudo
ventajas o desventajas a largo plazo.

¡Evalúa las CCS de tus movimientos y de tus oponentes todo el


tiempo siempre que se mueva o se pretenda mover un peón!

Este ejemplo demuestra la importancia de esta evaluación.

Los peones negros son fuertes porque están en la fila que controla
todas las casillas de delante de ellos.
Aquí, el negro no debe avanzar ningún peón hasta el momento en
que el blanco no pueda bloquearlos en buenas condiciones.

El blanco tiene una mayoría de peones en el flanco de Dama y


ahora quiere ponerlo en movimiento con el siguiente movimiento: 1.
b4.

Sin embargo, este movimiento crea agujeros en c3 y c4 y deja el


peón c2 retrasado. El negro explota esto inmediatamente con 1...
Af8! eliminando el obstáculo de la columna c.

Después de 2. Axf8 Rxf8 3. Tb1 Tac8 4. Tb2 Tc3, el negro logró


bloquear el peón retrasado en c2, las Torres blancas se verán
obligadas a permanecer en posiciones pasivas y el negro logrará
ganar al final.

Criterios para evaluar la PME

Las posiciones con material equivalente (PME) son las posiciones


donde el material en el tablero de los dos jugadores tiene igualdad
en el valor, pero no son iguales las piezas.

Por ejemplo, uno de los jugadores tiene dos Torres y un peón,


contra una Torre, un Caballo y un Alfil (junto con otras piezas en el
tablero que son iguales). O: un Caballo contra tres peones, o una
Dama contra tres piezas menores, etc.

En la lección "Valoración posicional de las piezas" indicamos el


valor relativo de las piezas durante la apertura/medio juego y final.
Esa lección realizaba una valoración cuantitativa, ahora trataremos
la evaluación cualitativa de las posiciones.

Hay cuatro criterios de evaluación de la PME:

1. La posición de los Reyes

Cuando tenemos una PME, tenemos que comenzar con este criterio
que tiene un papel decisivo.

Para evaluar el grado de seguridad de ambos Reyes vamos a


analizar la estructura de peones que protege a los Reyes y las
posibilidades de ataque de los jugadores.

2. La calidad de las piezas menores

La calidad de las piezas menores (Alfiles y Caballos) depende de:

• El grado de coordinación entre las piezas menores


• La existencia de puestos avanzados para estas piezas

Analizaremos la posición en el tablero de las piezas menores y si su


posición está protegida contra los ataques del oponente.

• Los Alfiles deben estar activos en diagonales largas.


• Los Caballos deben tener bases seguras para las operaciones
activas.

3. La existencia y calidad de la pieza coordinadora del juego

Un criterio muy importante es la existencia de una pieza mayor


activa (Torre o Dama) por el lado con piezas (o peones) más
débiles. Esta pieza mayor coordinará el juego de las piezas
menores y su ausencia puede cambiar completamente la
evaluación posicional.

Por lo tanto, tenga cuidado con el intercambio de la última pieza


importante!
Una posición equilibrada puede convertirse en una mala posición si
esta pieza principal no existe.

Los papeles que desempeña la pieza coordinadora del juego son:

• Defiende sus piezas menores;


• Previene la penetración en su campo de las piezas del
enemigo
• Constituye un factor decisivo para los ataques contra el Rey
enemigo o para entrar en el campo del enemigo.

Nota: en partidas muy sencillas (con muy pocas piezas), la pieza de


coordinación de juego puede ser incluso el propio Rey (si el Rey
puede conseguir una posición activa).

4. La existencia de mayorías de peones móviles y la posibilidad de


crear peones libres

Es obvio que en un final con equivalencia material, el primer jugador


que cree un peón libre y protegido tendrá la ventaja.

El peón libre obligará a las piezas enemigas a ocupar posiciones


defensivas y, por lo tanto, dará al jugador que posee el peón libre la
posibilidad de entrar con sus piezas en el campo del enemigo.

Ejemplo de aplicación de los criterios de evaluación de PME

Vamos a ver un ejemplo muy instructivo de PME en la


partida Kramnik - Topalov, por el título de Campeón del Mundo de
Ajedrez, disputado en Elista, en octubre de 2006.
Configura la posición en tu tablero y sigue nuestra evaluación y
comentarios como parte de nuestra lección teórica.

El diagrama corresponde al movimiento 26 y juegan negras.

Se trata de una PME donde el negro tiene dos Caballos y una Torre
contra dos Torres y un peón. Se trata de un MJA en que el material
de ambos jugadores es equivalente.

Ahora vamos a evaluar la posición de acuerdo con los criterios de


evaluación de PME:

1. Posiciones de los Reyes

El blanco tiene una buena estructura defensiva en el flanco de Rey,


sin debilidades (la posición de los peones está intacta). Sin
embargo, el blanco necesitaría una abertura para evitar tácticas de
mate en la primera fila.

El Rey negro no está en peligro contra las dos Torres blancas. La


estructura de peones cerca del Rey negro no tiene debilidades que
el blanco pueda explotar con el material existente. El negro tiene
piezas para defender a su Rey (los Caballos son excelentes
defensores).

2. La calidad de las piezas menores

Como los Alfiles serán cambiados pronto, sólo evaluaremos la


posición de los Caballos.
El negro tiene puestos avanzados para sus Caballos (en b6 y f6) y
casillas centrales (en d5 y e4).

Estos puestos avanzados, o bases defendidas para operaciones


activas, son importantes y buenos para el negro.

3. La existencia y calidad de la pieza de coordinación del juego

El negro tiene la pieza coordinadora del juego, la Torre en h8. Sin


esa Torre, y sólo con los Caballos contra una Torre blanca, la
posición negra habría sido peor.

La Torre negra protegerá ahora el peón a7, por lo que su valor


cualitativo disminuirá.

4. Las mayorías de peones y la posibilidad de crear un peón libre

El blanco tiene una mayoría de peones en el flanco de Dama (dos


peones contra uno) y tiene la posibilidad de crear un peón libre,
pero no a corto plazo.

Así, según los criterios de PME, hemos hecho una evaluación que
está casi completa. Además, tenemos que responder a una
pregunta importante: ¿qué jugador tiene la iniciativa?

Esta claro que debido a que una Torre blanca está en la séptima fila
y ya que las piezas negras tienen papeles defensivos, sólo el blanco
puede tener la iniciativa en este momento.

Ahora sigamos el juego:

26... Ta8 El negro podía haber cambiado las Torres con 26... Tc8,
que parecía ser una reacción lógica si comparamos la Torre blanca
muy activa de c7 con la posición pasiva de la Torre en a8.

Sin embargo, tal intercambio dejaría al negro sin su pieza


coordinadora y ya vimos que esto es importante para el bando con
piezas menores.

Ahora, el plan del negro es:

1. mantener la última pieza mayor (la Torre) a casi cualquier


coste;
2. jugar a7-a5 para liberar su Torre;
3. mejorar la posición de los Caballos utilizando los puestos
avanzados en el centro.

27. Tb7 Re8 28. Axe7 Rxe7 29. Tc1

El blanco trae su segunda Torre a una posición mejor. Sin embargo,


la mejor práctica para nuestros juegos debería ser empezar a
promover la mayoría de peones, quizás con 29. b2-b4.

Después del movimiento de la partida, el avance de los peones


blancos del flanco de Dama será más difícil y, por tanto, después
del cuarto criterio de evaluación, las posibilidades del blanco
disminuirán.

29... a5!

Las CCS de este movimiento son:

• El soporte de Cb6 desaparece


• El avance de los peones blancos en el flanco de Dama se ha
obstaculizado
• La Torre negra es libre para moverse

30. Tc6 Cd5 El negro consigue defender su posición contra las dos
Torres blancas.

31. h4 Este movimiento nos muestra que Kramnik se quedó sin un


buen plan y, poco a poco, empieza a debilitar la posición de su Rey.

31... h6 32. a4 g5! (El inicio de la lucha por la iniciativa).

El negro gana espacio en el flanco de Rey y abre una columna


hacia el Rey blanco para su pieza coordinadora. Además, después
del avance de peones, los Caballos negros ganan más puestos
avanzados en el flanco del Rey y más cerca del Rey blanco.

33. hxg5 hxg5 34. Rf1 g4 Ya está preparado, el negro cuenta con
amenazas reales: g4-g3.

35. Re2 C5f6 El negro planea ahuyentar la Torre blanca de d7 con


la maniobra Cf6-e8-d6. Entonces, el segundo Caballo estará libre.

36. b3 Ce8 37. f3? El blanco debilita más la posición de su Rey. El


negro tiene tres piezas que pueden ir ahora hacia el Rey blanco
desprotegido (ej. 37. Tc1, Cd6; 38. Tbc7, Ce4).
37... g3 Ahora, el blanco tendrá problemas para defender su peón
g2 contra Ta8-h8-h2 y Ce5-g6-h4.

38. Tc1 Cef6 39. f4? El blanco quiere tomar el peón g3 negro con la
maniobra Re2-f3-fxg3 y debilita aún más la posición de su Rey.

Además, los Caballos negros obtienen un excelente puesto


avanzado en e4. Por lo tanto, vamos a hacer la evaluación de esta
PME de nuevo:

• La posición del Rey blanco se debilita y el negro tiene


recursos para iniciar un ataque.
• Los Caballos negros colaboran bien y tienen excelentes bases
para operaciones activas.
• El negro mantuvo su pieza coordinadora que puede entrar
ahora en la posición blanca debido a las columnas abiertas
disponibles (incluyendo la columna h).
• La mayoría de peones blanca aún está lejos de ser peligrosa.

39... Rd6 40. Rf3 Cd5 41. Rxg3?

Ahora, el material está en ventaja blanca si miramos el tablero con


el valor relativo de las piezas. Sin embargo, está claro que el negro
tiene ahora la iniciativa y terminará el juego a su favor con un
ataque directo hacia el Rey blanco.

41... Cc5 42. Tg7 (si 42. Tb5, Ce4+; 43. Rf3, Tg8; 44. Txa5, Tg3+;
45. Re2, Txe3+; 46. Rf1, Txb3)

42... Tb8 43. Ta7 Tg8+ 44. Rf3 Ce4 45. Ta6+ Re7 46. Txa5 Tg3+
47. Re2 Txe3+ 48. Rf1 Txb3 49. Ta7+ Rf6 50. Ta8 Cxf4 51. Ta1
Tb2

Y finalmente, la pieza coordinadora de juego negro llega a la


segunda fila, pero sólo por un movimiento más.

52. a5 Tf2+ y Kramnik abandonó [el blanco recibía mate con: 53.
Rg1, Txg2+; 54. Rf1 (si 54. Rh1, Cg3#), Tf2+; 55. Re1, Cd3+; 56.
Rd1, Cc3#] 0 - 1.

Conclusión

El blanco no encontró el plan de juego correcto después del


movimiento 26 y empezó a jugar mal, debilitando la posición de su
Rey y dejando en el centro casillas importantes sin defensa que los
Caballos negros utilizaban para las operaciones activas contra el
Rey blanco (ver los criterios de evaluación primero y segundo).

El plan blanco correcto, si quería jugar para ganar, era poner en


movimiento su mayoría de peones en el flanco de Dama. El blanco
no lo hizo, por lo que los Caballos negros eran libres y capaces de
salir del flanco de Dama (ver el cuarto criterio).

El negro jugó de manera formidable: 26... Ta8, colocando su Torre


en una posición pasiva, incluso pudiendo haberla cambiado por una
pieza activa blanca. Debemos mencionar que el blanco no fue
capaz de obtener demasiado de esta circunstancia, y después de
reagrupar a sus Caballos y realizar a7-a5, el negro pudo reactivar
su Torre (ver el tercer criterio de evaluación).

El ciclo de evaluación posicional

En el transcurso de una partida de ajedrez, la posición va mutando


(se transforma) tras cada movimiento de cada jugador. Por ello, la
evaluación posicional no se resume a un momento concreto sino
más bien, a un ciclo de comprobaciones que se repite tras cada
movimiento.

Por otra parte, los objetivos también van cambiando conforme


avanza la partida. En el inicio, por ejemplo, uno de los objetivos
consiste en el desarrollo de las piezas, en tanto que en el final, uno
de los objetivos puede ser la centralización del Rey.

En este curso hemos aprendido a apreciar los detalles que nos


permitan realizar una valoración cierta de la posición. El modo de
aplicar lo que hemos aprendido se llama "ciclo de evaluación
posicional" (CEP), y consiste en la siguiente lista de
comprobaciones, por orden de aplicación:

1. ¿Conozco el plan de mi adversario?

• Sí -> seguir
• No -> intentar averiguarlo
2. ¿Existe la amenaza de perder material por alguna combinación o
de sufrir un ataque al Rey?

• Sí -> neutralizarla
• No -> seguir

3. ¿Estamos en desventaja mayor que un peón?

• Sí -> provocar planes ofensivos como: atacar al Rey;


coronación de un peón; etc.
• No -> seguir

4. ¿Quién domina más espacio?

• Yo -> seguir
• Mi oponente -> luchar por el espacio

5. ¿Se plantea algún cambio?

• No -> seguir
• Si -> mucho cuidado con los cambios porque son definitivos.
Evalúa la posición que quedará después de los cambios:
¿quién dominará las mejores casillas?¿seguiré teniendo una
posición segura?¿podré seguir con mi plan?

6. ¿Tengo un plan?

• Sí -> seguir
• No -> elabora un plan

7. ¿Mi adversario tiene debilidades?

• Sí -> seguir
• No -> genera debilidades a tu adversario

8. ¿Puedo atacar las debilidades de mi adversario?

• Sí -> atácalas!
• No -> elabora un plan para atacar las debilidades de tu
oponente

9. ¿He llegado al medio juego avanzado?

• Sí -> seguir
• No -> volver a empezar desde el punto 1
10. ¿Cuál es la situación en el MJA?

• Igualdad total -> visualiza el final que se aproxima y considera


la posibilidad de proponer tablas
• PME -> aplica los criterios de evaluación de la PME que
hemos estudiado en este curso.
• Tengo ventaja material de un peón o más -> asegura la
victoria.