You are on page 1of 1

MOTIVOS SIN EXIGENCIAS OKOK

Nunca se deberá andar a ciegas e impulsado por los afanes;


hay que aprender a planificar y esbozar objetivos para el
corto, mediano, o largo plazo; en atención a las premisas
coherentes y a los motivos sin exigencias.

El tiempo es itinerante, y por ello nadie como pitoniso


sabrá si al día siguiente alumbrara el sol, o si amanecerán
tupidas borrascas; todo lo que acontezca para el camino
deberá ser producto de pensadas intensiones y de seguras
decisiones; porque para luchar contra lo adverso, hay que
estar muy seguro de lo que se tiene, y lo que se debe hacer
para ganar la batalla.

Para todo camino se debe obrar con el paso sosegado y


seguro; nunca en una carrera agitada o desbocada; no hay que
devorarse el maravilloso y expectante paisaje, ni el preciado
tiempo para conseguir pronto los objetivos.

Meditar y medirse es lo correcto, porque el tiempo no


vuela ni es cómplice de las exigencias que se alimentan de las
vehemencias; todo lo planificado tendrá el maravilloso sabor
de lo logrado, y ello será, no porque se ande a ciegas; sino por
el orden de las premisas que permitieron planificar y esbozar
objetivos sin la prisa de los afanes.