You are on page 1of 75

Segunda antología

de poesía española
El siglo XX
Resumen, métrica y figuras retóricas

PREPARACIÓN DE LAS PAU

A cargo de Pere Pajerols


FUENTES
● Segunda antología de poesía española.
Introducción, notas y propuesta didáctica de Féliz
López. Editoral La galera, Colección Llave Maestra,
Barcelona 2009.

● Poesía española. Edición a cargo de Francisco


Antón, José Ramón López y Agustín Sánchez
Aguilar. Editorial Vicens Vives.
Desde principios del siglo XX hasta el estallido de la
Guerra Civil Española (1936-1939), la poesía
castellana vivirá su período de mayor florecimiento
gracias a los poetas modernistas y los de la
Generación del 27.
La guerra y la dictadura de Franco truncarán todas
estas tendencias y aparecerán nuevas formas de
poesía profundamente marcadas por la experiencia de
la guerra, como la poesía desarraigada o la poesía
social de los años 40 y 50.
A partir de los 60, surge una poesía más intimista, que
busca explorar en la propia experiencia para
desarrollar un lenguaje más personal, y que dará lugar
a la llamada poesía de la experiencia o a la de los
novísimos.
LA POESÍA MODERNISTA
El Modernismo es un movimiento literario nacido en
el último cuarto del siglo XIX y difundido en España
por Rubén Darío.

Se caracteriza por la sacralización de el de la belleza y


el arte, que serán vistos como una forma de evasión
de una realidad vulgar. Otra característica es la
búsqueda de un lenguaje refinado y sofisticado, lleno
de cultismos, extranjerismo, expresiones exóticas

En una línea más intimista, como la adoptada por


autores como Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez
o el mismo Darío, el poeta se recluye en su propio
sentimiento, como signo del rechazo de la realidad
que lo rodea.
Canción de otoño en primavera,
de Rubén Darío (1867-1916).
TEMA Y RESUMEN

El tema es la añoranza del tiempo pasado y la


evocación de la juventud (la primavera) desde la vejez
(otoño) del poeta.

La nostalgia se va intensificando a medida que recuerda


tres de sus amores de juventud. En el otoño de su vida,
en cambio, ya “¡no hay princesa que cantar”; pero aun
así, el poema se cierra con una afirmación que hace
triunfar la sensualidad sobre el paso del tiempo y la
vejez: “¡Mas es mía el Alba de oro!”. En otras palabras,
él ya es viejo, ha sufrido, pero su corazón de poeta no
desfallece, y aún se siente atraído por la belleza y
puede amar más: “mi sed de amor no tiene fin; con el
cabello gris, me acerco a los rosales del jardín.”
MÉTRICA

Diecisiete estrofas de cuatro versos de arte


mayor, de nueve sílabas, también conocidos
como eneasílabos. Su rima es consonante y
cruzada: ABAB.

Posee un estribillo que se intercala cada tres


estrofas: “Juventud, divino tesoro,/ ¡ya te vas
para no volver!/ Cuando quiero llorar, no
lloro.../ y a veces lloro sin querer”.
FIGURAS RETÓRICAS

APÓSTROFE: (el poeta interpela a la juventud):


juventud, divino tesoro.

METÁFORA: “Era su cabellera obscura/ hecha de


noche y de dolor”. “sed de amor, rosales del jardín”
(“chicas jóvenes”).

SÍMIL: (comparación) “Yo era tímido como un


niño”.

HIPÉRBATON: (se altera el orden corriente de las


palabras.) “Plural ha sido la celeste/ historia de mi
corazón”.
Fue una clara tarde, triste,
soñolienta,
de Antonio Machado (1867-1916).
TEMA Y RESUMEN

El tema es la melancolía, que ha acompañado al


poeta desde su infancia.

En el quinto verso el poeta abre la puerta que da


a un jardín (“Rechinó en la vieja cancela mi
llave”). A partir de ahí, establece un diálogo con
una fuente que le lleva a un momento de
introspección en el que recuerda su pasado. Antes
de despedirse de la fuente, el poeta comprende
que su juventud ha pasado para siempre y que la
pena que sentía entonces es la misma que siente
ahora: “Dijeron tu pena tus labios que ardían; / la
sed que ahora tienen, entonces tenían”.
MÉTRICA

Versos combinados en dodecasílabos y


hexasílabos. Rima consonante y cruzada
(ABAB)
FIGURAS RETÓRICAS
METÁFORA: la sonora copia borbollante del agua
cantora.

PERSONIFICACIÓN: la fuente cantaba

ANÁFORA:
Adiós para siempre la fuente sonora,
del parque dormido eterna cantora.
Adiós para siempre; tu monotonía,
fuente, es más amarga que la pena mía.

SINESTESIA: (mezcla de impresiones de distintos


sentidos): agrio ruido , amarga monotonía .
Soledad
de Juan Ramón Jiménez (1881-1958).
TEMA Y RESUMEN

El tema del poema es la soledad del poeta, que es


comparada con la inmensa soledad del océano.

El poeta reflexiona sobre la soledad del mar que, a


pesar de su inmensidad, no es consciente de su
propia existencia. El poeta compara el ir y venir de
sus pensamientos con el movimiento de las olas
(“tus olas van, como mis pensamientos”). Pero
mientras que el poeta busca el autoconocimiento, la
soledad del mar es absoluta, ya que es un ser
inanimado que carece de conciencia de sí mismo
(Eres tú y no lo sabes” / ¡Qué plenitud de soledad,
mar solo).
MÉTRICA

Se trata de un poema en verso libre, ya que no


sigue ninguna pauta métrica establecida.
Tampoco hay estrofas ni rima.
Lo que da ritmo al poema son las constantes
repeticiones, con las que el poeta intenta
reproducir el constante vaivén de las olas
(pensamientos):
“y vienen, van y vienen,
besándose, apartándose,
en un eterno conocerse,
mar, y desconocerse.”
FIGURAS RETÓRICAS
PARADOJA (contradicción aparente):
v.1 y 2 “En ti estás todo… qué sin ti estás”,
v.11 “Eres tú, y no lo sabes”
v.12 “tu corazón te late y no lo sientes…”.

EXCLAMACIÓN RETÓRICA:
v.2 y 3 “¡qué sin ti estás, qué solo, qué lejos,
siempre, de ti mismo!”

ANTÍTESIS (ideas contrarias):


“besándose, apartándose /conocerse, desconocerse”
(versos 8-10).

EPIFONEMA (exclamación final que resume el


contenido del poema): ¡Qué plenitud de soledad, mar
solo!”
LA POESÍA DE LA
GENERACIÓN DEL 27
La generación del 27 es un movimiento poético que
renovó totalmente la lírica castellana aunando la
tradición literaria española –también en sus variantes
más populares– con las nueva corrientes de
vanguardia.

Los autores más representativos son Pedro Salinas,


Vicente Aleixandre, Jorge Guillén, Luis Cernuda,
Federico García Lorca, Dámaso Alonso, Gerardo Diego,
Rafael Alberti.

El grupo vivió su máximo apogeo en el período que va


de 1927 a la guerra civil española (1936-39), que
supuso la dispersión y disolución del grupo.
Para vivir no quiero
de Juan Pedro Salinas(1891-1951).
TEMA Y RESUMEN

El tema del poema es el amor puro, despojado de


lo externo y superficial, que se da entre los
amantes.

El poeta afirma que la felicidad no está en las cosas


materiales (“islas, palacios, torres”), sino en “vivir
en los pronombres”. Los pronombres son el “tú” y
el “yo”, que representan la unión amorosa entre el
poeta y la amada. Por eso le pide a la amada que
se desprenda de todo lo innecesario y accesorio, y
se presente tal como es: “te quiero pura, libre, /
irreductible: tú“. Por su parte, el poeta también se
presentará despojado de todos los condicionantes
sociales externos: “Yo te quiero, soy yo”.
MÉTRICA

El poema está formado por versos heptasílabos


que no se agrupan en estrofas y que tampoco
tienen rima. Junto a estos hay dos versos muy
cortos: el verso número 14 que es trisílabo y el
verso número 27, tetrasílabo.
FIGURAS RETÓRICAS

ENUMERACIÓN Y ASÍNDETON (omisión de la


conjunción “y”):
v2 “islas, palacios, torres”
v5-6 “trajes, señas, retratos”
v10-11 “pura, libre, irreductible,”
v19-20 “los nombres, los rótulos, la historia”.

METÁFORA:
v4 “vivir en los pronombres”

EPANADIPLOSIS (el verso comienza y acaba con la


misma palabra):
Último verso: “yo te quiero, soy yo”.
Más allá,
de Jorge Guillén (1893-1984).
TEMA Y RESUMEN

El tema del poema es el despertar del poeta y su


asombro ante la maravilla del ser.
Al despertar por la mañana, el yo lírico abre los
ojos, recobra la conciencia y contempla los objetos
familiares que lo rodean. A medida que la luz del
sol va iluminando la habitación, se va definiendo el
mundo del que forma parte el yo poético, el
milagro de lo cotidiano que se ofrece a la mirada
maravillada del poeta. Y es al contemplar ese
mundo que el poeta adquiere conciencia de su
propia existencia (¡Oh perfección: dependo / del
total más allá”) y de la “absoluta dicha de ser”
(Ser, nada más. Y basta. És la absoluta dicha”).
MÉTRICA

El poema está dividido en seis partes de las


cuales la primera y la última tienen 15 coplas y
las restantes 5.
Las estrofas son de 4 versos heptasílabos y la
rima sigue el esquema de la forma romance, ya
que es asonante y solo riman los versos pares:

(El alma vuelve al cuerpo, -


se dirige a los ojos a
y choca.) - ¡Luz! Me invade -
todo mi ser. !Asombro! a

Intacto aún, enorme,


rodea el tiempo. Ruidos
irrumpen. !Cómo saltan
sobre los amarillos
FIGURAS RETÓRICAS

EXCLAMACIÓN:
Parte 1 → v.3 “¡Luz!”, v.4 “¡Asombro!”
Parte 3 → v.1 “¡Más allá!”
Parte 4 → v.12 “¡Energía o su gloria!”

OXÍMORON (unión de dos conceptos opuestos):


Parte 1 → v.31 “Minuto eterno”
Parte 3 → v.8 “Jubilo triste”

INTERROGACIÓN RETÓRICA:
Parte 1 → v.17 “¿Hubo un caos?”

ASÍNDETON:
Parte 1 → v.21 “Una seguridad se extiende, cunde,
manda”.
Romance del Duero,
de Gerardo Diego (1896-1987).
TEMA Y RESUMEN
El poema transmite un sentimiento de tristeza y
nostalgia por el río Duero, emblema de la ciudad de
Segovia, al que ya solo bajan a ver los enamorados.

El poeta empieza lamentando la soledad del río Duero


porque ya nadie baja a contemplarlo. A continuación,
se produce la personificación del río al identificarlo
con un anciano (“tus barbas de plata”) que recuerda
con su canto las palabras de amor de los
enamorados. El poeta también expresa el deseo de
que su poesía sea también capaz de cantar los
mismos sentimientos, pero de una forma variada,
igual que hace el río Duero con sus aguas (“Quién
pudiera como tú, /a la vez quieto y en marcha, /
cantar siempre el mismo verso / pero con distinta
agua”).
MÉTRICA

Se trata de un romance, es decir, una serie de


versos octosílabos con rima asonante en los
pares.
FIGURAS RETÓRICAS
APÓSTROFE:
v.1. “Río Duero, río Duero”

PERSONIFICACIÓN:
v.9. “Tú, viejo Duero, sonríes”
v.10. “tus barbas de plata”

ANÁFORA:
v.2-3. nadie a acompañarte baja
nadie se detiene a oír

EPANADIPLOSIS:
v.16 “palabras de amor, palabras”.

METÁFORA:
v.21 “tu eterna estrofa de agua”.
v.1. “no quiere ver en tu espejo”
Ciudad sin sueño,
de Federico García Lorca (1898-1936).
TEMA Y RESUMEN
El tema del poema es la ciudad de Nueva York como
símbolo de una sociedad materialista,
deshumanizada y opuesta a la naturaleza.

El poema empieza describiendo la deshumanización


de la ciudad de Nueva York, en el que es imposible
hallar tranquilidad y paz, y ni siquiera los muertos
pueden dejar de sufrir. La única esperanza se halla
en un fin del mundo en que resucite la naturaleza
que ha sido aniquilada. Pero el poeta es pesimista e
invita incluso a “azotar” al que intente “cerrar los
ojos” para no ver la el espectáculo de muerte y
sufrimiento que es la vida: “abrid los escotillones
para que vea las copas falsas, el veneno y la
calavera de los teatros”).
MÉTRICA

Utiliza un verso libre, sin rima.


FIGURAS RETÓRICAS

EXCLAMACIÓN RETÓRICA:
¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta! (v.14 y v.30).

IMÁGENES / METÁFORAS SURREALISTAS:


y aún andando por un paisaje de esponjas grises y
barcos mudos / (veremos brillar nuestro anillo y manar
rosas de nuestra lengua. (v.28-29) / las hormigas
furiosas atacarán los cielos amarillos que se refugian en
los ojos de las vacas (v.24-25), entre otras.
SINESTESIA (mezcla de sensaciones de distintos
sentidos):
(escalofrío azul. v.37), (llagas amargas v.43), barcos
mudos (v.28
Insomnio,
de Dámaso Alonso (1898-1990).
TEMA Y RESUMEN

Los temas del poema son la soledad, el sufrimiento y


la decadencia en la España de posguerra.

Los habitantes de Madrid son cadáveres y a la ciudad,


un cementerio. Uno de esos muertos es el propio
poeta, cuya existencia enfermiza y desesperanzada se
describe como un nicho en el que se pudre
lentamente. Una serie de imágenes macabras
simbolizan el dolor existencial el poeta (paso largas
horas gimiendo, ladrando…), que lo lleva a interrogar
a Dios por el porqué de tanto sufrimiento: “Y paso
largas horas preguntándole a Dios por qué se pudre
lentamente mi alma”. El poema acaba recriminando a
Dios: (v.8: Dime, ¿qué huerto quieres abonar con
tanta podredumbre?).
MÉTRICA

Poema compuesto por diez versos irregulares y


de gran longitud. Utiliza un verso libre, sin rima.
FIGURAS RETÓRICAS
METÁFORA:
habitantes de Madrid = cadávares // vida = nincho (v.1).

SÍMILES O COMPARACIONES:
gimiendo como el huracán // ladrando como un perro
enfurecido // fluyendo como la leche (v.4-5).

ANÁFORA:
y paso largas horas oyendo gemir el huracan…
y paso largas horas gimiendo…
y paso largas horas preguntándole a Dios… (vv.4-6.

INTERROGACIONES RETÓRICAS
Dime, ¿qué huerto quieres abonar con nuestra podredumbre?
¿Temes que se te sequen los grandes rosales del día, las
tristes azucenas letales de tus noches? (v. 9-10).
Se querían,
de Vicente Aleixandre (1898-1984).
TEMA Y RESUMEN
El poema describe la relación amorosa de unos
amantes anónimos.

El amor que une a los amantes se presenta como una


fuerza todopoderosa e irracional, capaz de unir los
contrarios (“luz”-”noche”, “flores”-”espinas”,
“noche”-”día”, “placer”-”dolor”, “vida”-”muerte”…). El
lecho que une a los amantes es un “navío” en el que se
culmina esa fusión de contrarios (“mitad noche, mitad
luz”). El amor de los amantes abarca todas las partes
del día (noche, madrugada, día, mediodía), dando pie a
una serie de imágenes surrealistas que culmina con
una enumeración caótica de sustantivos y adjetivos
que simboliza la fusión de los amantes con la creación
entera. El poema acaba con su motivo reiterado (Se
querían), seguido de una apelación al lector (sabedlo).
MÉTRICA

Es poema formado por una serie de versos libres,


sin rima, todos de arte mayor. Se divide en ocho
estrofas de cuatro versos, a excepción de la
primera y la última, que tienen cinco.
FIGURAS RETÓRICAS
SÍMIL O COMPARACIóN:
se querían como las flores a las espinas hondas (v.6).

ANÁFORA:
“Se querían” (repetido a lo largo de todo el poema).

ANÁFORA Y PARALELISMO:
duras como los cuerpos helados por las horas,
duras como los besos de diente a diente solo (vv.16-17).

ENUMERACIÓN CAÓTICA Y ASÍNDETON


Día, noche, ponientes, madrugadas, espacios,
ondas nuevas, antiguas, fugitivas, perpetuas,
mar o tierra, navío, lecho, pluma, cristal,
metal, música, labio, silencio, vegetal,
mundo, quietud, su forma. (última estrofa).
Si mi voz muriera en tierra,
de Rafael Alberti (1902-1999).
TEMA Y RESUMEN
En este poema Alberti expresa su nostalgia por el mar
y el deseo de que lo entierren cerca de él cuando
muera.
El poeta pide que cuando muera lleven su voz (símbolo
de la palabra poética) cerca del mar, ya que imagina su
poesía seguirá viviendo allí convertida en un marinero
condecorado con la insignia característica. La vida en
libertad del marinero se contrapone a la vida gris y
anodina del hombre de ciudad. Es por ello que el
poema se estructura alrededor de la oposición
tierra-mar. Mientras que la tierra representa el mundo
adulto, la realidad cotidiana y vulgar, el mar es el
símbolo del paraíso perdido, de la infancia feliz, de la
fantasía, de la libertad y de la poesía.
MÉTRICA

Estructura propia de la lírica popular. Los tres


primeros versos presentan la estructura de una
soleá (una combinación métrica propia de la lírica
popular andaluza), compuesta por tres versos
octosílabos con asonancia en el primer y el tercer
verso y sin rima el segundo (8a, 8-, 8a).
El resto del poema (vv.4-12) presenta la
estructura propia del romance, con versos
octosílabos y rima asonante en los pares.
FIGURAS RETÓRICAS
PERSONIFICACIÓN:
Si mi voz muriera en tierra (v.1).

EXCLAMACIÓN RETÓRICA:
“¡Oh mi voz condecorada...” (v.7 y ss.).

ANÁFORA, PARALELISMO y POLISÍNDETON (v.10 y ss.):


sobre el corazón un ancla
y sobre el ancla una estrella
y sobre la estrella el viento
y sobre el viento la vela!

CONCATENACIÓN (repetición al inicio de un verso de una


palabra del verso anterior):
sobre el corazón un ancla
y sobre el ancla una estrella
y sobre la estrella el viento
y sobre el viento la vela!
Donde habite el olvido,
de Luís Cernuda (1902-1963).
TEMA Y RESUMEN
El tema principal es el olvido, pero entendiéndolo
como deseo de desaparecer, de no existir para no
sufrir el dolor que provoca el amor.
El poeta describe el amor como algo divino y cruel a la
vez: “un ángel terrible” que provoca dolor al poeta
clavándose en su pecho. También lo presenta como
algo tiránico y anulador, que exige una sumisión
absoluta a la persona amada.
Por eso, para liberarse del tormento amoroso, el poeta
desea refugiarse en el olvido, en un lugar donde
“termine ese afán” y “donde el deseo no exista”.
Indirectamente, el “olvido” se identifica también con la
muerte (“vastos jardines sin aurora”), entendida como
única vía de liberación: “donde al fin quede libre sin
saberlo yo mismo, / disuelto en niebla”.
TEMA Y RESUMEN
El título Donde habite el olvido está tomado de un
verso de la Rima LXVI de Gustavo Adolfo Bécquer.
¿De dónde vengo...? El más horrible y áspero
de los senderos busca;
las huellas de unos pies ensangrentados
sobre la roca dura;
los despojos de un alma hecha jirones
en las zarzas agudas,
te dirán el camino
que conduce a mi cuna.
¿Adónde voy? El más sombrío y triste
de los páramos cruza,
valle de eternas nieves y de eternas
melancólicas brumas;
en donde esté una piedra solitaria
sin inscripción alguna,
donde habite el olvido,
allí estará mi tumba.
MÉTRICA
Es un poema en verso libre; está compuesto por
22 versos estructurados en 6 estrofas. Domina la
polimetría (combinación de versos de distinta
medida) y no sigue un esquema métrico fijado.
FIGURAS RETÓRICAS
PERSONIFICACIÓN:
«el viento escapa a sus insomnios»

ANTÍTESIS:
«el amor, ángel terrible / gracia aérea[…,penas y dichas
[...] cielo y tierra»

REDUPLICACIÓN: «Allá, allá lejos»

PARALELISMO:
«Donde mi nombre deje [...]
donde el deseo no exista»

ANÁFORA: (todos lo versos que empiezan por “Donde”).

METÁFORA:
Elegía a Ramón Sijé,
de Miguel Hernández (1910-1942).
TEMA Y RESUMEN
El poema es una elegía ya que en ella el poeta expresa
todo su dolor, rabia e incomprensión por la muerte de su
amigo.

En la primera parte del poema (vv.1-18) el poeta expresa


el dolor que siente por la muerte repentina del amigo por
medio de una serie de hipérboles (“me duele hasta el
aliento”) y de antítesis (“siento más tu muerte que mi vida”);
destaca también la imagen del poeta como desconsolado
hortelano que cultiva la tierra donde yace el amigo.
En la segunda parte (vv. 19-33), el poeta expresa su
rebelión contra la muerte: su rabia lo lleva a querer
desenterrar el cadáver del amigo para devolverlo a la vida
(Quiero minar la tierra hasta encontrarte…).
La última parte (vv.34-49) es la de la consolación: el poeta
se reencuentra con el amigo, que vuelve a la vida en la
naturaleza que renace (“Volverás a mi huerto y a mi higuera”).
MÉTRICA
El poema está formado por 49 versos
endecasílabos agrupados en tercetos
encadenados (ABA BCB CDC …), un esquema
métrico clásico. La excepción es la última estrofa,
formada por un cuarteto con rima encadenada
(ABAB).
FIGURAS RETÓRICAS
HIPÉRBOLE:
«alimentando lluvias, caracolas» «tanto dolor se agrupa en
mi costado / que por doler me duele hasta el aliento» «No
hay extensión más grande que mi herida»

ANÁFORA Y PARALELISMO:
Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.
No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

EPANADIPLOSIS: «compañero del alma, companero»


DE LA POSGUERRA A
FINALES DE SIGLO
Después del final de la Guerra Civil, la poesía se verá
marcada por la profunda crisis económica y cultural en que
se vio sumida España durante los años más duros de la
posguerra.

Es una época marcada por la miseria, el exilio y la censura,


por lo que la poesía de ese periodo se caracteriza muchas
veces por el intento de dar expresión a la angustia
existencial provocada por el momento histórico. Dámaso
Alonso y Blas de Otero serán los màximos representantes
de esa línea existencialista.

Ya a partir de la década de los 50, esa poesía desarraigada


irá evolucionando hacia una poesía social, comprometida
social y políticamente, que verá en la poesía una
herramienta para denunciar la situación del país. Y a partir
de los 60, esa poesía social irá dejando su sitio a otras
tendencias, como las representadas por autores como
Ángel González o Jaime Gil de Biedma.
En el principio,
de Blas de Otero (1916-1979.
TEMA Y RESUMEN
El tema del poema es la esperanza del poeta en propia
poesía, en el poder de la palabra como lo único que da
sentido a su vida.

El poeta ha malgastado su vida y lo ha perdido todo; ha


sufrido sed, hambre y soledad (“he segado sombras en
silencio”); y ha contemplado la terrible situación de la
España de posguerra. Pero aún así, le queda una
esperanza: su palabra, su poesía, la cual le sirve de
refugio y da sentido a su existencia: “me queda la
palabra”.
El título procede del Evangelio de San Juan (1,1): "En el
principio existía el verbo". Si Dios es el poseedor de la
palabra creadora, el poeta hace también de la palabra el
algo esencial, ya que comprende que la poesía debe dar
voz a su sufrimiento y al de sus compatriotas.
MÉTRICA
El poema está formado por tres estrofas de
cuatro versos: tres versos endecasílabos y el
último heptasílabo. Encontramos una excepción
en el segundo verso de la última estrofa que es
eneasílabo. Destaca el uso del encabalgamiento.
FIGURAS RETÓRICAS
ANÁFORA:
vv. 1, 3, 5, 7, 9 y 11: "si (he)".
vv. 2 y 6: "lo que".

COMPARACIÓN:
"lo que tiré, como un anillo, al agua"

ALITERACIÓN:
“Si he segado las sombras en silencio”:
“Si abrí los labios para ver el rostro puro y terrible de mi patria”

ASÍNDETON:
“La vida, el tiempo, todo lo que tiré”
"La sed, el hambre, todo lo que era mío”

EPÍFORA:
“me queda la palabra”.
Para que yo me llame Ángel
González,
de Ángel González (1925-2008).
TEMA Y RESUMEN
El tema es la angustia existencial del propio poeta y el
conflicto que en el ser humano se da entre el deseo de
vivir y el carácter inevitable de la muerte.

El poeta concibe su propia existencia como el resultado


de un proceso largo y caótico en que generaciones de
hombres y mujeres se han reproducido hasta llegar a
él. Es este un proceso “lento y doloroso”, un “viaje
milenario” que ha ido dejando tras de sí “muertos y
naufragios” y cuyo resultado es él mismo: “esto que
veis aquí, tan sólo esto”. El poema acaba con una
sucesión de metáforas, paradojas y antítesis con las
que el poeta expresa la absurdidad de su existencia, así
como la absurda obstinación con que los seres
humanos luchamos contra la muerte..
MÉTRICA
Se trata de un poema formado por 26 versos con
mezcla de versos de arte mayor y arte menor. Hay rima
asonante en los versos pares y destaca el uso de
encabalgamientos (cuando una frase queda inconclusa y
acaba en el verso siguiente).
FIGURAS RETÓRICAS
ANÁFORA:
Para que yo me llame Ángel González,
para que mi ser pese sobre el suelo,

HIPÉRBATON:
De su pasaje lento y doloroso, de su huida hasta el fin,
sobreviviendo, naufragios, aferrándose al último suspiro
de los muertos, yo no soy más que el resultado

PARADOJA:
un escombro tenaz, que se resiste a su ruina, //
caminos que no llevan a ningún sitio

ANTITESIS y oxímoron:
El éxito de todos los fracasos. La enloquecida
fuerza del desaliento…
“Si no creamos un objeto
metálico”,
de José Ángel Valente (1929-2000).
TEMA Y RESUMEN
El poeta reflexiona sobre cómo debe ser la poesía para
que contribuya a transformar la sociedad.

La serie de cuatro estrofas iniciadas con una subordinada


condicional negativa (“Si no…”), permite al poeta exponer
el concepto de una poesía capaz de “poseer la tierra” e
influir en la vida de los hombres. Para ello el poeta debe
convertir su poema en “un “objeto metálico”, hiriente, en
un arma “incruenta” capaz de combatir la injusticia
imperante. Esa poesía debe contener también “el odio”, la
rabia de aquellos que se ven oprimidos por una realidad
deshumanizada. Al contrario de una poesía que busque la
belleza y lo agradable, esta poesía combativa debe ser por
tanto una poesía dura, incómoda, que confronte al ser
humano con su realidad.
MÉTRICA
Este poema está formado por 32 versos divididos
en 4 estrofas, con versos irregulares y libres.
FIGURAS RETÓRICAS
METÁFORA:
Metáfora: “de dura luz” (v.2), “de púas aceradas” (v.3),
“de crueles aristas” (v.4).

ANÁFORA:
Anáfora: “de” (v.2,3,4), “entre” (v.25-29)

ANÁFORA Y EPÍFORA:
Repetición de oraciones condicionales “si no”
(v.1,8,15,21), y la epífora que reitera las oraciones
interrogativas retóricas al final de cada estrofa “cuándo
podremos poseer la tierra” (v.7,14,20,30,31,32).

INTERROGACIÓN RETÓRICA:
“cuándo podremos poseer la tierra”
(v.7,14,20,30,31,32)
“Intento formular mi
experiencia de la guerra”,
de Jaime Gil de Biedma (1929-1990).
TEMA Y RESUMEN
El tema del poema es el contraste entre la brutalidad de la
Guerra Civil Española y los recuerdos felices que el poeta
tiene de ese período de su vida.

Durante la guerra, el poeta tenía diez años y recuerda esa


época como “los años más felices” de su vida. Aunque
“hubiera en España más de un millón de muertos”, él
recuerda los inviernos felices pasados en el campo, cerca
de Segovia. Para el niño, que es “una bestia”, la guerra
era un juego, una aventura llena de hechos heroicos y de
hazañas emocionantes. Su visión de la guerra cambió
“mucho más tarde”, al volver a Barcelona, cuando ya
adulto descubrió la catástrofe que la guerra había
supuesto para el país. Pero aunque entonces adoptó unas
ideas muy distintas, su experiencia de la guerra sigue
marcada por los recuerdos felices de su infancia.
MÉTRICA
Este poema usa el verso libre y no sigue un esquema
métrico fijo. Está formado por seis estrofas que
contienen diferente número de versos. En cuanto a los
versos, se mezclan versos de muy distinta medida,
desde pentasílabos hasta versos alejandrinos.
FIGURAS RETÓRICAS
El poema destaca por la adopción de un estilo
llano y coloquial, cercano al habla cotidiana, por
lo que no encontramos una gran presencia de
figuras retóricas.

HIPÉRBATON:
Las víctimas más tristes de la guerra, los niños son,
dicen…

HIPÉRBOLE:
es una bestia el niño

INTERROGACIÓN RETÓRICA:
Qué niño no lo acepta?