You are on page 1of 51

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

MALTRATO INTRAFAMILIAR EN COLOMBIA

JULIAN SANTIAGO APONTE ARANDA

JHON MARIO SIERRA PASTRANA

LEIDY DANIELA REY HERNÁNDEZ

NATHALI FERNANDA PÉREZ CABALLERO

PAULA GÓNGORA SANCHEZ

ALONSO DANIEL SANCHEZ RESTREPO

UNIVERSIDAD COOPERATIVA DE COLOMBIA

SEDE IBAGUÉ

FACULTAD DE DERECHO

IBAGUE -2018
PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

MALTRATO INTRAFAMILIAR EN COLOMBIA

JULIAN SANTIAGO APONTE ARANDA

JHON MARIO SIERRA PASTRANA

LEIDY DANIELA REY HERNÁNDEZ

NATHALI FERNANDA PÉREZ CABALLERO

PAULA GÓNGORA SANCHEZ

ALONSO DANIEL SANCHEZ RESTREPO

PROFESORA: NUBIA MANJARRES

UNIVERSIDAD COOPERATIVA DE COLOMBIA

SEDE IBAGUÉ

FACULTAD DE DERECHO

IBAGUE -2018
CONTENIDO

INTRODUCCIÓN

1 FORMULACIÓN DEL PROBLEMA

2 HIPÓTESIS

3 JUSTIFICACIÓN

3 OBJETIVOS

3.1 Objetivo General

3.2 Objetivos Específicos

4 RESULTADOS ESPERADOS

5 MARCO REFERENCIAL

5.1 Estado de arte


6 MARCO TEÓRICO

7 MARCO HISTÓRICO

8 MARCO LEGAL

9 MARCO CONCEPTUAL

10 MARCO GEOGRAFICO

11 INVESTIGACIÓN SOCIO-JURIDICA

12 INVESTIGACIÓN EXPLICATIVA

13 INVESTIGACIÓN DESCRIPTIVA

14 INVESTIGACIÓN HIRTÓRICO Y LÓGICO (TEÓRICO)

15 INVESTIGACIÓN MEDIANTE LA OBSERVACIÓN (PRÁCTICO)

16 RESUMEN

17 BIBLIOGRAFIA
INTRODUCCIÓN

La violencia intrafamiliar o violencia doméstica, es una problemática social que va de

generación en generación, en donde se encuentran diversas formas de violencia

intrafamiliar, entre estas, la violencia contra la Mujer, contra el hombre, maltrato infantil,

violencia filio-parental y abuso de ancianos, vulnerando así los derechos que dicta nuestra

constitución.

Esta violencia comprende todos aquellos actos violentos, desde el empleo de la fuerza

física, psicológica, hasta el hostigamiento, el coso o la intimidación, producido en el hogar

afectando al menos un miembro de la familia, causando el Síndrome de Estocolmo

doméstico que impide a las victimas defenderse.

La visión del proyecto de investigación sobre la violencia intrafamiliar es brindar la mayor

información y concientizar a nuestra sociedad, que no solo se trata de marcas físicas, sino

de daños psicológicos y de recuerdos que persistirán por el resto de la vida.


FORMULACIÓN DEL PROBLEMA

¿Cómo influye el maltrato intrafamiliar en la sociedad colombiana?

Las acciones que dentro del maltrato familiar se producen, corresponden a costumbres

socialmente aceptadas y a los sentidos que se agregan en las distintas relaciones humanas,

es allí donde fluyen de manera vigorosa, los conflictos entre las representaciones; siendo

las secuelas una de las formas por las cuales se hace visible esta situación. El maltrato

intrafamiliar ocupa una posición importante dentro de los intereses púbicos en salud

nacional e internacional, debido a la relación de este evento con limitaciones en el

desarrollo y calidad de vida de la sociedad en general. El conocimiento y los estudios que

se han llevado a cabo acerca del maltrato intrafamiliar, los menores que son los más

perjudicados siguen atravesando por situaciones que dificultan su desarrollo, físico, mental

y emocional. Es así como en los diferentes tipos de maltrato, se identifican secuelas desde

el ámbito, individual y familiar; El maltrato físico uno de los resultados del maltrato

intrafamiliar, contempla todas aquellas acciones que atentan contra la integridad corporal,

ocasionando marcas, sangrados, lesiones de tipo funcional e incluso sobrelleva a la muerte.

Como se mencionaba anteriormente los niños son los que son mayormente afectados en el

maltrato intrafamiliar tanto físico y mentalmente , desde el luego el niño al crecer su

relación con la sociedad no será la misma , teniendo un pensamiento y acciones violentas

contra las demás personas y afectará a las personas que lo rodean , de igual forma en un

futuro el menor al constituir una familia probablemente aplicará los tratos de su infancia y

se generaría una cadena de maltrato que iría de generación en generación.


HIPÓTESIS

La violencia intrafamiliar rompe todo vínculo respecto a los integrantes de la familia,

envolviendo tanto a la víctima como al victimario. Un hecho que se evidencia es el maltrato

físico y psicológico a los infantes.

En muchos casos de temprana edad los niños por el medio ambiente que están rodeados de

tecnología, video juegos, la publicidad, el medio globalizado, el menor tiene la capacidad y

analizar y manifestar por medio de gestos o palabras lo que está viviendo en su entorno

familiar.
JUSTIFICACIÓN

Como primera medida es importante recalcar que el propósito de esta investigación es el de

esclarecer al público el margen de dicha problemática en nuestro país, crear o propagar la

necesidad de un ente gubernamental que realice mejor la tarea de mejorar la convivencia de

una familia. Este proyecto de investigación frente a esta problemática es de suma

importancia debido a que se intenta concientizar a las personas de los daños psicológicos

que se pueden generar en nuestra futura sociedad, debido a que la mayor parte de los

afectados por esta problemática son menores de edad.


OBJETIVOS

3.1 OBJETIVO GENERAL

El objetivo de este trabajo es dar a conocer al público la taza de violencia familiar en

nuestro país y concientizarlos de los daños físicos y psicológicos a los cuales someten a

nuestros niños, niñas y adolescentes, planteando ejemplos de casos ocurridos en el pasado

y comparando como se sigue manifestando esta problemática la cual va dejando cada vez

más y más víctimas, todo esto en busca de hacer un llamado a quien tenga la oportunidad

de leer este proyecto de investigación para que tenga en cuenta que este problema se sigue

presentando debido a la flexibilidad de la ley frente a estas situaciones.

3.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS

- Promover la detención temprana de la violencia intrafamiliar

- Garantizar a las mujeres el acceso oportuno a servicios de atención médica y psicológica


especializada en las consecuencias de la violencia intrafamiliar.

- Contribuir a que las mujeres y sus hijos que viven en violencia extrema cuenten con
protección, atención médica, psicológica y orientación legal.

- Dar a los lectores información apropiada con el fin de hacer de ellos un medio de difusión
de los problemas que hace el tema de la violencia intrafamiliar.
-crear conciencia acerca de las consecuencias que trae para una familia este tipo de

violencia

- Difundir algunas formas para la prevención y denuncias de estos casos.


RESULTADOS ESPERADOS

A partir de la investigación se espera establecer medidas tanto en los colegios como en los

barrios y ciudades de Colombia esto para hacer un llamado preventivo y que puedan

establecer si están siendo parte de violencia intrafamiliar. De igual forma activar las alarmas

del congreso para que las normas que están vigentes y no son efectivas en esta problemática

sean derogadas y aquellas propuestas que alienten a la protección del núcleo familiar puedan

ser establecidas siempre y cuando tengan efectividad. Las redes sociales cumplirán un papel

importante debido a que es un medio llamativo y través de páginas realizar foros para

establecer un contacto con personas que tienen miedo a denunciar y así puedan acercarse y

establecer una recomendación a estas personas afectadas.


MARCO REFERENCIAL

La violencia intrafamiliar es un problema social de grandes dimensiones, una de ellas son

las variedades de violencia de género. La violencia siempre representa una forma de poder

mediante la fuerza, ya sea física, psicológica o económica, que adoptan habitualmente la

forma de roles, se da así una solución posible para los conflictos interpersonales, como un

intento de dominación, de inhabilitar su calidad de otro. Algunos autores expresan que la

creencia en una desigualdad en la que el hombre es superior a la mujer, y como efecto tiene

mayor poder. Después de muchos estudios realizados con hombres violentos y mujeres

maltratadas, se ha concluido que el único factor que aumenta el riesgo de la violencia, es el

hecho de haber sido testigo o víctima de violencia intrafamiliar en la niñez.


ESTADO DE ARTE

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

ANTECEDENTES HISTORICOS. En sus inicios, el cristianismo reforzó el principio de

sujeción forzosa de la mujer. Según san Pablo debía estar subordinada, y temer al marido.

En uno de los documentos más antiguos de la iglesia católica, el decretum (1140),

prevalecía el derecho del marido de controlar a la esposa a pesar del principio de igualdad

de todas las almas de Dios. El relato bíblico de que Eva tentada por el demonio, indujo a

Adán a pecar, proclamó la inocencia del varón y la culpabilidad de la mujer, quien por ello

fue condenada a estar sujeta eternamente al poder del marido. El Nuevo Testamento no

varió mucho tal situación. Pretendía la pureza del espíritu en contraposición a los deseos de

la carne, representados por el sexo y matrimonio. Por este motivo, el matrimonio era

considerado como un estado indeseable en el que caían solamente aquellos que no podían

controlar sus apetitos sexuales. Debió transcurrir un tiempo antes de que la Iglesia

santificara, el matrimonio y el amor marital y lo convirtiera en sacramento. Al predicar el

confinamiento de la mujer en el hogar, la religión se encargó de reforzar el orden del

patriarcado. Durante la Edad Media, la mujer adquirió el carácter de símbolo de poder y

honor del hombre. Era canjeada para estrechar vínculos o servía como instrumento de paz.

Una vez casada ella y sus bienes pasaban a ser propiedad del marido y de la familia de éste.

La castidad previa al matrimonio y la fidelidad al esposo eran aspectos importantes de los

derechos de propiedad masculina. El adulterio de la mujer merecía severo castigo por


constituir una grave ofensa a los derechos de su dueño. El cambio de actitud se inició en

Inglaterra, donde en 1929 se eliminó del Libro de los Estatutos el acta que daba derecho al

marido a castigar a su mujer. En 1853, se aprobó el Acta para la mejor Prevención y

Castigo de los Asaltos Agravados sobre Mujeres y Niños, que extendió a estos seres

algunas de las medidas de protección existentes para evitar la crueldad hacia los animales.

Fue hasta 1891 que se abolió de forma absoluta el derecho legal de que había disfrutado el

marido inglés para emplear la fuerza física contra la esposa. En 1851 se pronunciaron en

los Estados Unidos las Cortes de Massachusetts y en 1894 fue la de Mississippi donde

además se concedió a la mujer golpeada y maltratada el derecho a divorciarse. Y en 1910

en once Estados de la Unión Americana no se admitía el divorcio por la causal de crueldad

extrema. El libro llamado tortura de la esposa en Inglaterra escrito por Frances Power

Cobbe en 1878 tuvo gran influencia jurídica en el que recopiló más de 6,000 casos de

mujeres mutiladas, cegadas, pisoteadas, quemadas y asesinadas en el periodo de 1875 a

1878. En 1900 en el Código Penal Alemán se estableció la igualdad ante la ley de hombres

y mujeres. En Escocia en un fallo judicial de 1977 se estableció y reconoció que el marido

puede golpear a la mujer en el trasero, pero no en el rostro. En cada época, el modelo de

familia ha ido cambiando, adecuándose a las dinámicas históricas, los cambios de

organización social influyendo en ellos. Fue hasta el siglo XX donde se da un cambio

familiar y social y toma de conciencia personal en las mujeres y que el poder no sea una

forma de opresión dentro y fuera de la familia y de relacionarnos entre nosotros no como

objetos de posesión sino como sujetos. Sin embargo, los estudios e investigaciones han

demostrado que la violencia intrafamiliar es un problema de salud pública y de violación a


los derechos humanos. Los Organismos No Gubernamentales han demandado programas y

servicios para resolver la problemática, incluyendo la responsabilidad y el compromiso del

Estado.

-ORIGEN DE INSTANCIAS QUE AMPARAN A VICTIMAS DE

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR. 1996: Se aprueba la Ley de Asistencia y Prevención de

la Violencia Intrafamiliar y su reglamento. 1997: Se crea el primer “Albergue Temporal

Alianza” a favor de la mujer en el D.F., a cargo de la extinta Dirección de Protección

Social y el Sistema para el Desarrollo

Integral de la Familia – D.F. 1998: El Albergue se integra al Sistema para el Desarrollo

Integral de la Familia del D.F.; como parte del Programa de

Prevención a la Violencia Familiar. 1998: Se reforma la Ley de Asistencia y

Prevención

- CONCEPTOS DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR LA SUPREMA CORTE DE

JUSTICIA DE LA NACION ESTABLECE: La palabra violencia

deriva del latín violentia, y entre sus acepciones se encuentran las de “cualidad de violento”

y “acción y efecto de violentar o violentarse”. Por violento se entiende “que está fuera de

su natural estado, situación o modo”, “que obra con ímpetu y fuerza”, “que se hace

bruscamente, con ímpetu e intensidad extraordinarias” y “que se ejecuta contra el modo

regular o fuera de razón y justicia”; mientras que violentar significa “aplicar medios

violentos a cosas o personas para vencer su resistencia”6 Ahora bien, la violencia familiar
que también se le identifica como violencia intrafamiliar o violencia doméstica ha sido

objeto de análisis tanto doctrinal, como legal y jurisprudencial, motivo por el cual en los

referidos ámbitos se han formulado conceptos o definiciones al respecto. Puede hacerse

referencia a lo dicho por Adato Green, para quien la violencia familiar “se expresa como

una manifestación de poder que se concreta en actos u omisiones de un miembro de familia

hacia otro, tendiente a causar daño y subordinación como mecanismo de control”.7 A su

vez De la

Mata Pizaña y Garzón Jiménez la define como “La conducta constituida por el o los actos

dolosos, de contenido positivo o negativo, que efectivamente maltratan a los miembros de

un grupo social de convivencia íntima y permanente, unidos por lazo de matrimonio,

concubinato, parentesco, filiación o cualquier otra circunstancia, y cuyo sujeto activo es otro

de los miembros de grupo social” 6 Suprema Corte de Justicia de la Nación, Violación

Familiar,…op.cit,p.13 7 Ibídem, p. 14

-DEFINICION LEGAL DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR SEGÚN EL

CODIGO DE FAMILIA PARA EL ESTADO DE SONORA El artículo 166

define a la violencia intrafamiliar de la siguiente manera: “Todos los integrantes de la

familia están obligados a evitar conductas que generen violencia intrafamiliar. Por

violencia intrafamiliar se entiende todo acto de poder u omisión intencional dirigido a

dominar, someter, controlar o agredir física, verbal, psicoemocional, sexual o patrimonial a

cualquier miembro de la familia y que pueda causar maltrato físico, verbal, psicológico,
sexual o daño patrimonial en los términos de la ley de prevención y atención de la

violencia intrafamiliar”.

-DEFINICION DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR SEGÚN LA LEY DE

PREVENCION Y ATENCION DE LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR.

Violencia Familiar o Intrafamiliar: Todo acto de poder u omisión intencional dirigido a

dominar, someter, controlar o agredir física, verbal, psicoemocional, sexual o

patrimonialmente a cualquier miembro de la familia y que pueda causar los siguientes tipos

de daño: a).- Maltrato Físico.- Todo acto de agresión intencional en el que se utilice parte

del cuerpo humano, algún objeto, arma o substancia para sujetar, inmovilizar o causar daño

a la integridad física del otro, encaminado hacia su control y sometimiento personal; b).-

Maltrato Verbal.- Todo acto de agresión intencional, ejecutado a través del lenguaje, con el

propósito de ofender, agredir, menospreciar, denigrar o humillar a cualquier persona; c).-

Maltrato Psicológico.- Todo patrón de conducta consistente en actos u omisiones, cuyas

formas de expresión pueden ser: prohibiciones, coacciones, condicionamientos,

intimidaciones, amenazas, actitudes devaluatorias, de abandono y que provoquen deterioro,

disminución o afectación a la dignidad personal de quien las recibe. Aquel acto que se

compruebe que ha sido realizado con la intención de causar daño moral a toda persona

receptora de violencia intrafamiliar, será considerado maltrato psicológico en los términos

previstos por este artículo, aunque se argumente el nivel educativo y la formación personal

del receptor y del generador de violencia; d).- Maltrato Sexual.- Al patrón de conducta

consistente en actos u omisiones cuyas formas de expresión pueden ser: inducir a la


realización o aceptación de prácticas o conductas sexuales no deseadas o que generen

dolor, así como aquellas que impliquen prácticas de celotipia para el control, manipulación

o dominio de la pareja; e).- Daño Patrimonial.- Cualquier acto u omisión tendiente a

apropiarse o destruir el patrimonio del receptor de la violencia, ya sea apoderándose o

controlando la libre disposición de sus ingresos o de sus bienes muebles e inmuebles, o

bien menoscabando o destruyendo los mismos. II.- Receptores de Violencia Intrafamiliar. -

Aquella persona, grupo o Individuos que tengan entre si algún vínculo familiar y que sean

sujetos de cualquier maltrato físico, psicológico o sexual que los afecte en su integridad

personal

- CONCEPCIONES DOCTRINALES DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR.

Definen a la violencia en términos generales, como, violar, forzar, someter para provocar

daño, lo cual indica que lleva implícito el uso de la fuerza sobre una persona y la obliga a

actuar en contra de su voluntad. Es una forma de ejercer poder mediante el uso de la

fuerza. 8 LEY DE PREVENCION Y

ATENCION DE LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR PARA EL ESTADO

DE SONORA. (Vid. art. 8) La violencia puede ser ejercida por una persona sobre otra de

modo físico (fuerza), psicológico (intimidación) material, moral o ideológico. Toda forma

de violencia implica una relación asimétrica entre las personas, en la que una está arriba y

otra está abajo siempre, ya sea de manera real o de manera virtual: hombre- mujer, padre-

hijo, joven- viejo, patrón-empleado, etc., de aquí que la violencia constituya el uso abusivo

o irracional del poder a partir de una relación desequilibrada en el ejercicio del mismo. Uno
de los ámbitos donde el ejercicio del poder es notoriamente desequilibrado es el familiar,

pues la violencia entre sus miembros ha alcanzado dimensiones insospechadas y las

conductas más agraviantes: gritos, asedio, golpes, descalificaciones, ignorancia,

segregación, humillación, silencio, celos, controles, violencia, homicidio, etc. Dos son los

aspectos fundamentales que subyacen a la violencia familiar: el poder y el género.

- DEFINICION DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR BASADA EN EL

CODIGO PENAL PARA EL ESTADO DE SONORA. ARTICULO 234-A.-

Por violencia intrafamiliar se entiende todo acto de poder u omisión intencional dirigido a

dominar, someter, controlar o agredir física, verbal, psicoemocional sexual o

patrimonialmente a cualquier miembro de la familia, y que pueda causar maltrato físico,

verbal, psicológico, sexual o daño patrimonial, en los términos de la Ley de Prevención y

Atención de la Violencia Intrafamiliar. Comete el delito de violencia intrafamiliar el

cónyuge, ex cónyuge concubina o concubino; pariente consanguíneo en línea recta

ascendente o descendente sin limitación de grado; pariente colateral consanguíneo o afín

hasta el cuarto grado, adoptante o adoptado, tutor o curador que realice cualquiera de los

actos descritos en el párrafo anterior. 9

BAQUEIRO ROJAS, Edgard y BUENROSTRO BÁEZ, Rosalía, op.cit.p.212 Al que comete

el delito de violencia intrafamiliar se le impondrán de seis meses a seis años de prisión y la

suspensión del derecho de alimentos. Asimismo, cuando la víctima se trate de un menor, será

condenado a la pérdida, limitación o suspensión de la patria potestad, según las

circunstancias del caso, a juicio del juez. Si el delito se cometiera en contra de la víctima,
por su condición de género, se aumentará la pena que corresponda hasta en una tercera parte.

En todo caso, el victimario deberá sujetarse a un tratamiento psicológico especializado como

una medida para buscar su rehabilitación. Si se rehabilita, podrá recuperar el derecho de

alimentos por resolución judicial. Este delito se perseguirá por querella de la parte ofendida,

salvo que la víctima sea menor de edad o incapaz o persona mayor de 65 años, en este caso

se perseguirá de oficio. Dicho menor, incapaz o persona mayor de 65 años, sólo se reintegrará

a la familia, previo certificado o dictamen emitido por peritos psicológicos y/o psiquiátricos,

que determinen que la persona o personas que hayan cometido el delito no representan ya un

peligro o riesgo para éstos. Para que surta efectos legales el perdón de la víctima, el agresor

deberá abstenerse de repetir la conducta delictiva por lo menos en un año, cumplir con sus

obligaciones alimenticias, cuando las tuviere, someterse a terapia psicológica y/o

psiquiátrica y, en su caso, pagar el tratamiento que requiera la víctima.

Para tal efecto se suspenderá el procedimiento hasta en tanto se cumpla con medidas

impuestas por el juez del proceso.


MARCO TEÓRICO

Fenómeno de la violencia familiar y el maltrato dentro del ámbito familiar no es un

problema reciente. Los análisis históricos revelan que ha sido una característica de la vida

familiar tolerada, aceptada desde tiempos remotos. Sin embargo, algunas décadas atrás,

expresiones tales como “niños maltratados”,

“mujeres golpeadas” o “abuso sexual” tal vez habrían sido comprendidas, pero

consideradas como sinónimo de graves problemas sociales.

Hacia fines del siglo XIX, factores como la industrialización, urbanización y la inmigración

contribuían a la emergencia de nuevos problemas sociales, a la intensificación de los ya

existentes y a nuevas formas de conciencia pública acerca de ellos. La incipiente difusión

de pensadores liberales contribuía a la emergencia de sentimientos de responsabilidad

social. También nació el movimiento feminista que, desde el comienzo, impulsó iniciativas

en el orden de las reformas sociales. En el aquel momento, la principal causa de inquietud

era la explotación de niños en el ámbito laboral. De ahí que se fueran gestando las primeras

leyes tendientes a asegurar la protección de la infancia. Los tímidos intentos por lograr

medidas similares para el maltrato hacían la mujer resultaron infructuosos.

La violencia familiar comenzó a tematizarse como problema social grave a comienzos de

los años 60, cuando algunos autores describieron el “síndrome del niño golpeado”,

redefiniendo los malos tratos hacia los niños. El tratamiento periodístico de estos casos, en

una época en que los medios de comunicación comenzaban a mostrar su poder de

penetración, contribuyó a generar un incremento de la conciencia pública sobre un


problema. En el comienzo de los años 70, la creciente influencia del movimiento feminista

resultó decisiva para atraer la atención de la sociedad sobre las formas y las consecuencias

de la violencia contra las mujeres. Progresivamente, se comenzó a descorrer el velo sobre

otros fenómenos mucho más extendidos de lo que se creía: por ejemplo, el abuso sexual de

los niños y las diversas formas de maltrato hacia los ancianos. Hasta no hace mucho

tiempo, la violencia familiar era considerada como un fenómeno poco frecuente,

catalogado como anormal y atribuido a personas con trastornos psicopatológicos. Sin

embargo, la mayoría de los trabajos de investigación realizada en los últimos veinte años

nos demuestran que la violencia y el maltrato en la familia son fenómenos

“normales” desde un punto de vista estadístico a cuya definición, como una formación

cultural apoyada en valores, contribuyen mitos, creencias y estereotipos firmemente

arraigados en la sociedad.

La violencia y el maltrato dentro de la familia no es un fenómeno aislado, como durante

tanto tiempo nos empeñamos en creer. Diversos estudios estadísticos desafían nuestra

incredulidad: alrededor del 50% de las familias sufre o ha sufrido alguna de las formas con

las cuales se manifiesta el problema.

Si bien existen los casos de hombres maltratados por sus esposas o compañeras,

representan el 2% del total de casos de adultos víctimas del asunto.

Comprenderlo como un problema social implica cuestionar la creencia bastante común de

lo que sucede dentro del ámbito de la familia es una cuestión absolutamente privada. Esta

afirmación deja de tener validez si consideramos que cualquier acto de violencia de una
persona contra otra constituye un crimen, independientemente de que ocurra en la calle o

dentro de la casa. Pero, además, hay otras razones para dejar de considerarlo como un

“problema privado”:

Las personas sometidas a situaciones crónicas de violencia dentro del hogar presentan una

debilitación gradual de sus defensas físicas y psicológicas, lo cual se traduce en un

incremento de los problemas de salud (enfermedades psicosomáticas, depresión, etc.)

También se registra una marcada disminución en el rendimiento laboral (ausentismo,

dificultades en la concentración, etc.) Los niños y adolescentes, que son víctimas o testigos

de la violencia intrafamiliar, frecuentemente representan trastornos de conducta escolar y

dificultades en el aprendizaje.

Los niños, que aprenden en su hogar modelos de relación violentos, tienden a reproducirlos

en futuras relaciones, perpetuando así el problema. Un alto porcentaje de menores con

conductas delictivas proviene de hogares donde han sido víctimas o testigos de violencia

crónica. Un alto porcentaje de asesinatos y lesiones graves ocurridos entre miembros de

una familia con el desenlace de situaciones crónicas de violencia doméstica. Estas son

algunas razones por las cuales el problema de violencia familiar no puede seguir siendo

entendido como una cuestión privada, ya que la salud, el trabajo, la seguridad son

cuestiones públicas y comunitarias. Por lo tanto, un factor potencialmente perturbador para

todas estas áreas debe ser considerado como un problema que nos afecta a todos, en

cuantos integrantes de una comunidad. Si nos adelantamos a la realidad, encintaremos un

fenómeno complejo, multifacético y extendido: violencia conyugal, maltrato infantil, abuso


sexual intrafamiliar, maltrato a ancianos y a discapacitados son algunas de sus

manifestaciones más frecuentes. Lo encontraremos en todas las clases sociales y en todos

los niveles socioeducativos. Adopta diversas formas: maltrato físico, maltrato psicológico,

abuso sexual, abandono y negligencia. Es probable que la violencia familiar sea un valor

cultural con raíces profundas, que caracteriza la relación entre los más fuertes y los más

débiles desde tiempos remotos en la sociedad occidental. El análisis histórico de este grave

problema social revela, más bien, que se trata de un comportamiento 8 aprendido que se

transmite de una generación a otra a través de canales habituales, la familia, el juego, el

deporte, las instituciones educativas y últimamente, con el poderoso esfuerzo de los medios

masivos de comunicación.
MARCO LEGAL

Para el caso de nuestro proyecto de investigación, se trabajarán artículos de la constitución,

el congreso de colombia de la ley 294 de 1.996 relacionado al marco familiar.

LEY 294 DE 1996

(julio 16)

Diario Oficial No. 42.836, de 22 de Julio de 1996

Por la cual se desarrolla el artículo 42 de la Constitución Política y se dictan normas para

prevenir, remediar y sancionar la violencia intrafamiliar.

EL CONGRESO DE COLOMBIA DECRETA:

ARTÍCULO 2o. La familia se constituye por vínculos naturales o jurídicos, por la decisión

libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad responsable de

conformarla.

a) Los cónyuges o compañeros permanentes

b) El padre y la madre de familia, aunque no convivan en un mismo hogar;

c) Los ascendientes o descendientes de los anteriores y los hijos adoptivos;

d) Todas las demás personas que de manera permanente se hallaren integrados a la unidad
doméstica.
ARTÍCULO 3o. Para la interpretación y la aplicación de la presente Ley se tendrán en

cuenta los siguientes principios:

a) Primacía de los derechos fundamentales y reconocimiento de la familia como institución


básica de la sociedad;

b) Toda forma de violencia en la familia se considera destructiva de su armonía y unidad, y


por lo tanto, será prevenida, corregida y sancionada por las autoridades públicas;

c) La oportuna y eficaz protección especial a aquellas personas que en el contexto de una


familia sean o puedan llegar a ser víctimas, en cualquier forma, de daño físico o síquico,

amenaza, maltrato, agravio, ofensa, tortura o ultraje, por causa del comportamiento de otro

integrante de la unidad familiar;

d) La igualdad de derechos y oportunidades del hombre y la mujer;

e) Son derechos fundamentales de los niños: la vida, la integridad física, la salud, la seguridad
social, la alimentación equilibrada, su nombre y nacionalidad, tener una familia y no ser

separados de ella, el cuidado y el amor, la educación, la cultura, la recreación y la libre

expresión de sus opiniones;

f) Los derechos de los niños prevalecen sobre los de los demás;

g) La preservación de la unidad y la armonía entre los miembros de la familia, recurriendo


para ello a los medios conciliatorios legales cuando fuere procedente;
h) La eficacia, celeridad, sumariedad y oralidad en la aplicación de los procedimientos
contemplados en la presente Ley;

i) El respeto a la intimidad y al buen nombre en la tramitación y resolución de los conflictos


intrafamiliares.

ARTÍCULO 22. VIOLENCIA INTRAFAMILIAR. El que maltrate física,

síquica o sexualmente a cualquier miembro de su núcleo familiar, incurrirá en la prisión de

uno (1) a dos (2) años.

ARTÍCULO 23. MALTRATO CONSTITUTIVO DE LESIONES

PERSONALES. que, mediante violencia física o síquica, trato cruel o intimidatorio o

degradante, cause daño en el cuerpo o en la salud sicológica a un integrante de su grupo

familiar, incurrirá en la pena privativa de la libertad prevista para el respectivo delito,

aumentada de una tercera parte a la mitad.

PARÁGRAFO. Para los efectos de este artículo, obligar o inducir al consumo de substancias

sicotrópicas a otra persona o consumirlas en presencia de menores, se considera trato

degradante.

ARTÍCULO 24. MALTRATO MEDIANTE RESTRICCIÓN A LA

LIBERTAD FÍSICA. El que mediante la fuerza y sin causa razonable restrinja la libertad

de locomoción a otra persona mayor de edad perteneciente a su grupo familiar, incurrirá en


arresto de uno (1) a seis (6) meses y en multa de uno (1) a dieciséis (16) salarios mínimos

mensuales, siempre y cuando este hecho no constituya delito sancionado con pena mayor.

ARTÍCULO 26. No procederá el beneficio de excarcelación ni la libertad condicional,

cuando cualquiera de los delitos contemplados en esta ley se cometiere violación de una

orden de protección.

En la sentencia que declare una persona responsable de hecho punible cometido contra un

miembro de su familia, se le impondrá la obligación de cumplir actividades de reeducación

o readiestramiento.

ARTÍCULO 27. Las penas para los delitos previstas en los artículos 276, 277, 279, 311 y

312 del Código Penal, se aumentará de una tercera parte a la mitad cuando el responsable

sea integrante

CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE COLOMBIA

ARTICULO 42. La familia es el núcleo fundamental de la sociedad. Se constituye por

vínculos naturales o jurídicos, por la decisión libre de un hombre y una mujer de contraer

matrimonio o por la voluntad responsable de conformarla.

El Estado y la sociedad garantizan la protección integral de la familia. La ley podrá

determinar el patrimonio familiar inalienable e inembargable.

La honra, la dignidad y la intimidad de la familia son inviolables.

Las relaciones familiares se basan en la igualdad de derechos y deberes de la pareja y en el

respeto recíproco entre todos sus integrantes.


Cualquier forma de violencia en la familia se considera destructiva de su armonía y unidad,

y será sancionada conforme a la ley.

Los hijos habidos en el matrimonio o fuera de él, adoptados o procreados naturalmente o

con asistencia científica, tienen iguales derechos y deberes. La ley reglamentará la

progenitura responsable.

La pareja tiene derecho a decidir libre y responsablemente el número de sus hijos, y deberá

sostenerlos y educarlos mientras sean menores o impedidos.

Las formas del matrimonio, la edad y capacidad para contraerlo, los deberes y derechos de

los cónyuges, su separación y la disolución del vínculo, se rigen por la ley civil.

Los matrimonios religiosos tendrán efectos civiles en los términos que establezca la ley.

Los efectos civiles de todo matrimonio cesarán por divorcio con arreglo a la ley civil.

También tendrán efectos civiles las sentencias de nulidad de los matrimonios religiosos

dictadas por las autoridades de la respectiva religión, en los términos que establezca la ley.

La ley determinará lo relativo al estado civil de las personas y los consiguientes derechos y

deberes.

ARTICULO 43. La mujer y el hombre tienen iguales derechos y oportunidades. La mujer

no podrá ser sometida a ninguna clase de discriminación. Durante el embarazo y después del

parto gozará de especial asistencia y protección del Estado, y recibirá de éste subsidio

alimentario si entonces estuviere desempleada o desamparada.


El Estado apoyará de manera especial a la mujer cabeza de familia.

ARTICULO 44. Son derechos fundamentales de los niños: la vida, la

integridad física, la salud y la seguridad social, la alimentación equilibrada, su nombre y

nacionalidad, tener una familia y no ser separados de ella, el cuidado y amor, la educación y

la cultura, la recreación y la libre expresión de su opinión. Serán protegidos contra toda forma

de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o

económica y trabajos riesgosos. Gozarán también de los demás derechos consagrados en la

Constitución, en las leyes y en los tratados internacionales ratificados por Colombia.

La familia, la sociedad y el Estado tienen la obligación de asistir y proteger al niño para

garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos. Cualquier

persona puede exigir de la autoridad competente su cumplimiento y la sanción de los

infractores.

Los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás.

ARTICULO 45. El adolescente tiene derecho a la protección y a la formación integral.

El Estado y la sociedad garantizan la participación activa de los jóvenes en los organismos

públicos y privados que tengan a cargo la protección, educación y progreso de la juventud.

ARTICULO 46. El Estado, la sociedad y la familia concurrirán para la protección y la

asistencia de las personas de la tercera edad y promoverán su integración a la vida activa y

comunitaria.
El Estado les garantizará los servicios de la seguridad social integral y el subsidio

alimentario en caso de indigencia.

CÓDIGO DE INFANCIA Y ADOLESCENCIA

Artículo 7°. Protección integral. Se entiende por protección integral de los niños, niñas y

adolescentes el reconocimiento como sujetos de derechos, la garantía y cumplimiento de

los mismos, la prevención de su amenaza o vulneración y la seguridad de su

restablecimiento inmediato en desarrollo del principio del interés superior.

La protección integral se materializa en el conjunto de políticas, planes, programas y

acciones que se ejecuten en los ámbitos nacional, departamental, distrital y municipal con

la correspondiente asignación de recursos financieros, físicos y humanos.

Artículo 9°. Prevalencia de los derechos. En todo acto, decisión o medida

administrativa, judicial o de cualquier naturaleza que deba adoptarse en relación con los

niños, las niñas y los adolescentes, prevalecerán los derechos de estos, en especial si existe

conflicto entre sus derechos fundamentales con los de cualquier otra persona.

En caso de conflicto entre dos o más disposiciones legales, administrativas o disciplinarias,

se aplicará la norma más favorable al interés superior del niño, niña o adolescente.

Artículo 10. Corresponsabilidad. Para los efectos de este código, se entiende por

corresponsabilidad, la concurrencia de actores y acciones conducentes a garantizar el

ejercicio de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes. La familia, la sociedad

y el Estado son corresponsables en su atención, cuidado y protección.


La corresponsabilidad y la concurrencia aplican en la relación que se establece entre todos

los sectores e instituciones del Estado.

No obstante, lo anterior, instituciones públicas o privadas obligadas a la prestación de

servicios sociales, no podrán invocar el principio de la corresponsabilidad para negar la

atención que demande la satisfacción de derechos fundamentales de niños, niñas y

adolescentes.

11. Exigibilidad de los derechos. Salvo las normas procesales sobre

legitimidad en la causa para incoar las acciones judiciales o procedimientos administrativos

a favor de los menores de edad, cualquier persona puede exigir de la autoridad competente

el cumplimiento y el restablecimiento de los derechos de los niños, las niñas y los

adolescentes.

El Estado en cabeza de todos y cada uno de sus agentes tiene la responsabilidad

inexcusable de actuar oportunamente para garantizar la realización, protección y el

restablecimiento de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes.

Parágrafo. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, como ente coordinador del

Sistema Nacional de Bienestar Familiar, mantendrá todas las funciones que hoy tiene (Ley

75/68 y Ley 7ª/79) y definirá los lineamientos técnicos que las entidades deben cumplir

para garantizar los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, y para asegurar su

restablecimiento. Así mismo coadyuvará a los entes nacionales, departamentales, distritales


y municipales en la ejecución de sus políticas públicas, sin perjuicio de las competencias y

funciones constitucionales y legales propias de cada una de

ellas.

14. La responsabilidad parental. La responsabilidad parental es un

complemento de la patria potestad establecida en la legislación civil. Es, además, la

obligación inherente a la orientación, cuidado, acompañamiento y crianza de los niños, las

niñas y los adolescentes durante su proceso de formación. Esto incluye la responsabilidad

compartida y solidaria del padre y la madre de asegurarse que los niños, las niñas y los

adolescentes puedan lograr el máximo nivel de satisfacción de sus derechos.

En ningún caso el ejercicio de la responsabilidad parental puede conllevar violencia física,

psicológica o actos que impidan el ejercicio de sus derechos.

Artículo 16. Deber de vigilancia del estado. Todas las personas naturales o jurídicas, con

personería jurídica expedida por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar o sin ella,

que aún, con autorización de los padres o representantes legales, alberguen o cuiden a los

niños, las niñas o los adolescentes son sujetos de la vigilancia del Estado.

De acuerdo con las normas que regulan la prestación del servicio público de Bienestar

Familiar compete al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar como ente rector,

coordinador y articulador del Sistema Nacional de Bienestar Familiar, reconocer, otorgar,

suspender y cancelar personerías jurídicas y licencias de funcionamiento a las Instituciones

del Sistema que prestan


servicios de protección a los menores de edad o la familia y a las que desarrollen el

programa de adopción.

Artículo 17. Derecho a la vida y a la calidad de vida y a un ambiente sano. Los niños, las

niñas y los adolescentes tienen derecho a la vida, a una buena calidad de vida y a un

ambiente sano en condiciones de dignidad y goce de todos sus derechos en forma

prevalente.

La calidad de vida es esencial para su desarrollo integral acorde con la dignidad de ser

humano. Este derecho supone la generación de condiciones que les aseguren desde la

concepción cuidado, protección, alimentación nutritiva y equilibrada, acceso a los servicios

de salud, educación, vestuario adecuado, recreación y vivienda segura dotada de servicios

públicos esenciales en un ambiente sano.

Parágrafo. El Estado desarrollará políticas públicas orientadas hacia el fortalecimiento de

la primera infancia.

Artículo 18. Derecho a la integridad personal. Los niños, las niñas y los adolescentes

tienen derecho a ser protegidos contra todas las acciones o conductas que causen muerte,

daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico. En especial, tienen derecho a la protección

contra el maltrato y los abusos de toda índole por parte de sus padres, de sus representantes

legales, de las personas responsables de su cuidado y de los miembros de su grupo familiar,

escolar y comunitario.

Para los efectos de este Código, se entiende por maltrato infantil toda forma de perjuicio,

castigo, humillación o abuso físico o psicológico, descuido, omisión o trato negligente,

malos tratos o explotación sexual, incluidos los actos sexuales abusivos y la violación y en
general toda forma de violencia o agresión sobre el niño, la niña o el adolescente por parte

de sus padres, representantes legales o cualquier otra persona.

Artículo 20. Derechos de protección. Los niños, las niñas y los adolescentes serán

protegidos contra:

1. El abandono físico, emocional y psicoafectivo de sus padres, representantes legales o de las


personas, instituciones y autoridades que tienen la responsabilidad de su cuidado y

atención.

2. La explotación económica por parte de sus padres, representantes legales, quienes vivan
con ellos, o cualquier otra persona. Serán especialmente protegidos contra su utilización en

la mendicidad.

3. El consumo de tabaco, sustancias psicoactivas, estupefacientes o alcohólicas y la


utilización, el reclutamiento o la oferta de menores en actividades de promoción,

producción, recolección, tráfico, distribución y comercialización.

4. La violación, la inducción, el estímulo y el constreñimiento a la prostitución; la explotación


sexual, la pornografía y cualquier otra conducta que atente contra la libertad, integridad y

formación sexuales de la persona menor de edad.

5. El secuestro, la venta, la trata de personas y el tráfico y cualquier otra forma contemporánea


de esclavitud o de servidumbre.

6. Las guerras y los conflictos armados internos.

7. El reclutamiento y la utilización de los niños por parte de los grupos armados organizados
al margen de la ley.
8. La tortura y toda clase de tratos y penas crueles, inhumanos, humillantes y degradantes, la
desaparición forzada y la detención arbitraria.

9. La situación de vida en calle de los niños y las niñas.

10. Los traslados ilícitos y su retención en el extranjero para cualquier fin.

11. El desplazamiento forzado.

12. El trabajo que por su naturaleza o por las condiciones en que se lleva a cabo es probable
que pueda afectar la salud, la integridad y la seguridad o impedir el derecho a la educación.

13. Las peores formas de trabajo infantil, conforme al Convenio 182 de la OIT.

14. El contagio de enfermedades infecciosas prevenibles durante la gestación o después de


nacer, o la exposición durante la gestación a alcohol o cualquier tipo de sustancia

psicoactiva que pueda afectar su desarrollo físico, mental o su expectativa de vida.

15. Los riesgos y efectos producidos por desastres naturales y demás situaciones de
emergencia.

16. Cuando su patrimonio se encuentre amenazado por quienes lo administren.

17. Las minas antipersonales.

18. La transmisión del VIH-SIDA y las infecciones de transmisión sexual.

19. Cualquier otro acto que amenace o vulnere sus derechos.

CÓDIGO PENAL

Artículo 229. Violencia intrafamiliar. Modificado por el art. 1, Ley 882 de


2004, Modificado por el art. 33, Ley 1142 de 2007, Modificado por el art. 3, Ley 1850 de

2017. El que maltrate física, síquica o sexualmente a cualquier miembro de su núcleo

familiar, incurrirá, siempre que la conducta no constituya delito sancionado con pena

mayor, en prisión de uno (1) a tres (3) años.

La pena se aumentará de la mitad a las tres cuartas partes cuando el maltrato recaiga sobre

un menor.

NOTA: Artículo declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante Sentencia

C-029 de 2009, en el entendido de que este tipo penal comprende también a los integrantes

de las parejas del mismo sexo.

NOTA: Artículo declarado EXEQUIBLE por la Corte Constitucional mediante Sentencia

C-368 de 2014.

Artículo229A. Adicionado por el art. 5, Ley 1850 de 2017.

Artículo 230. Maltrato mediante restricción a la libertad física. Modificado por el art. 4,

Ley 1850 de 2017. El que mediante fuerza restrinja la libertad de locomoción a otra persona

mayor de edad perteneciente a su grupo familiar o en menor de edad sobre el cual no se

ejerza patria potestad, incurrirá en prisión de uno (1) a dos (2) años y en multa de uno (1) a

dieciséis (16) salarios mínimos legales mensuales vigentes, siempre que la conducta no

constituya delito sancionado con pena mayor.

Parágrafo. Adicionado por el art. 32, Ley 1257 de 2008

Artículo 230A. Adicionado por el art. 7, Ley 890 de 2004.

SENTENCIA C-029 DE 2.009 Violencia Intrafamiliar entre parejas del mismo sexo
SENTENCIA C-022 DE 2.015 El delito de violencia intrafamiliar MARCO HISTÓRICO

En sus inicios, el cristianismo reforzó el principio de sujeción forzosa de la mujer. Según

san Pablo debía estar subordinada, y temer al marido. En uno de los documentos más

antiguos de la iglesia católica, el decretum (1140), prevalecía el derecho del marido de

controlar a la esposa a pesar del principio de igualdad de todas las almas de Dios. El relato

bíblico de que Eva tentada por el demonio, indujo a Adán a pecar, proclamó la inocencia

del varón y la culpabilidad de la mujer, quien por ello fue condenada a estar sujeta

eternamente al poder del marido. Durante la Edad Media, la mujer adquirió el carácter de

símbolo de poder y honor del hombre. Era canjeada para estrechar vínculos o servía como

instrumento de paz. Una vez casada ella y sus bienes pasaban a ser propiedad del marido y

de la familia de éste. La castidad previa al matrimonio y la fidelidad al esposo eran aspectos

importantes de los derechos de propiedad masculina. El adulterio de la mujer merecía

severo castigo por constituir una grave ofensa a los derechos de su dueño.

En cada época, el modelo de familia ha ido cambiando, adecuándose a las dinámicas

históricas, los cambios de organización social influyendo en ellos. Fue hasta el siglo XX

donde se da un cambio familiar y social y toma de conciencia personal en las mujeres y que

el poder no sea una forma de opresión dentro y fuera de la familia y de relacionarnos entre

nosotros no como objetos de posesión sino como sujetos. Sin embargo, los estudios e

investigaciones han demostrado que la violencia intrafamiliar es un problema de salud

pública y de violación a los derechos humanos. Los Organismos No Gubernamentales han

demandado programas y servicios para resolver la problemática, incluyendo la

responsabilidad y el compromiso del Estado.


MARCO GEOGRAFICO

Nuestro proyecto se realizara en colombia, oficialmente República de Colombia, es un

país soberano situado en la región noroccidental de América del Sur que se encuentra

constituido en un estado unitario, social y democrático de derecho cuya forma de gobierno

es presidencialista. Es una república que está organizada políticamente en departamentos

descentralizados y el Distrito capital de Bogotá, sede del gobierno nacional.

Incluyendo la isla de Malpelo, el cayo Roncador y el banco Serrana, el país abarca una

superficie de 1 141 748 km²,3 por lo que es el vigesimosexto país más grande del mundo y

el séptimo más grande de América. Reclama como mar territorial el área hasta las 12 millas

náuticas de distancia,4 manteniendo un diferendo limítrofe al respecto con Venezuela y

Nicaragua.1213 Limita al Oriente con Venezuela y Brasil, al Sur con Perú y Ecuador y al

Noroccidente con Panamá; en cuanto a límites marítimos, colinda con

Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Jamaica, Haití, República Dominicana y

Venezuela en el mar Caribe, y con Panamá, Costa Rica y

Ecuador en el océano Pacífico.

Es la única nación de América del Sur que tiene costas en el océano Pacífico y acceso al

Atlántico a través del mar Caribe, en los que posee diversas islas como el archipiélago de

San Andrés, Providencia y Santa Catalina.


INVESTIGACIÓN SOCIO-JURIDICA

El maltrato intrafamiliar en la investigación socio jurídica que surge a través de la

necesidad y el estudio de la violencia contra cualquier miembro de la familia; es decir, la

desigualdad que se ha llevado a lo largo del tiempo en las relaciones de poder entre el

hombre y la mujer y así la discriminación generalizada contra la mujer ya sea en sectores

privados como públicos. La desigualdad económica ha llevado a violar los derechos

humanos de la mujer y perpetuar la violencia de factores como son las clases sociales, la

edad, la orientación sexual, la discapacidad y la religión.

Por ello la investigación socio jurídica en colombiana acerca del maltrato intrafamiliar para

darles seguridad y protección a las personas que lo sufren por medio de: conciliaciones,

comisarías de familia, sectores laborales, sector de educación y de salud.


INVESTIGACIÓN EXPLICATIVA

En Colombia cada día crecen cifras de maltrato intrafamiliar, tan solo en lo que va corrido

del presente año nos encontramos con 3,014 mujeres que han sido maltratadas por sus

parejas o excompañeros sentimentales.

Culturalmente se ha culpado a la mujer de ser maltratada. Por un lado, se dice que hicieron

algo para merecer el castigo y por el otro las señalan de ser cómplices de la actitud violenta

hacía ellas y de no denunciar. Ambos hechos han naturalizado este problema.

Los cuestionamientos no son si quiera razonables, pues no se basan en algo concreto, la

respuesta a estos, son que las mujeres por un constante maltrato desarrollan el síndrome de

Estocolmo doméstico, ahora bien, este consiste en que la persona víctima del maltrato por

parte de su pareja llega a adaptarse a esa situación aversiva que se da, incrementando la

habilidad para afrontar estímulos adversos y la habilidad de minimizar el dolor. Estas

personas suelen presentar distorsiones cognitivas como son la disociación, la negación o la

minimización. Esto les permite soportar las situaciones e incidentes de violencia que se

ejerce sobre ellas/os.

Las victimas por maltrato sufren 4 fases a nivel psicológico:

Desencadenante: los primeros malos tratos rompen el sentimiento de seguridad y la

confianza que la mujer tiene depositada en su pareja. Se produce entonces desorientación,

pérdida de referentes e incluso depresión.

Re orientación: la mujer busca nuevos referentes, pero su aislamiento es cada vez mayor.

Normalmente a estas alturas se encuentra prácticamente sola con el exclusivo apoyo de la

familia. La víctima no tiene con qué comparar o con quién al estar aislada.
Afrontamiento: la mujer percibe la realidad de forma desvirtuada, se auto inculpa de la

situación y entra en un estado de indefensión y resistencia pasiva. El agresor la hace sentir

culpable. Entra en una fase de afrontamiento donde asume el modelo mental de su pareja,

tratando de manejar la situación traumática.

Adaptación: la mujer proyecta la culpa hacia otros, hacia el exterior (locus de control

externo) y, el Síndrome de Estocolmo Doméstico se consolida a través de un proceso de

identificación con el agresor.

Además, el estudio reveló que Bogotá es la ciudad en donde más casos de maltrato se han

reportado con un registro de 760 mujeres afectadas por este tipo de violencia, y en su orden

la siguen los departamentos de Antioquía con 311, Cundinamarca (236), Valle del Cauca

(204), Santander (172), Atlántico, (136) y Meta (103).


INVESTIGACIÓN DESCRIPTIVA

La violencia intrafamiliar puede ser

Física: es la agresión en contra del cuerpo físico y que puede provocar hasta la muerte; se

interpreta en golpes, puñetazos, pellizcos, arañazos, mordeduras, empujones, patadas,

jalones de pelo, palizas, quemaduras, lesiones por estrangulamiento, lesiones por armas de

fuego y otras.

Psicológica o Emocional: es la agresión que una persona ejerce sobre otra a través de

acciones que disminuyan la integridad de su autonomía y que signifique su desvalorización

física, moral e intelectual, expresada en celos, aislamiento, agresividad, hostigamiento y

degradación verbal, humillación, acosamiento.

Sexual: es la agresión que una persona ejerce contra otra mediante actos sexuales.

Significa obligar a la persona a participar en actividades sexuales que lastimen su

integridad física, sexual y emocional, utilizando la manipulación afectiva, intimidación, el

soborno, o la fuerza física. Sus manifestaciones son de abuso sexual, incesto, violación,

acoso sexual, violación dentro de la pareja.

Económica o Patrimonial: es una forma de violencia psicológica ligada a los aspectos

financieros. Es la agresión que una persona ejerce contra otra a través del control

económico o financiero, sobre el salario de la víctima, sus pertenencias, negación del

agresor a asumir sus responsabilidades económicas y desviación de su salario para fines

ajenos a la manutención de la familia, robo, y destrucción de bienes de la víctima o

adquiridos en común.
Negligencia o Descuido: todo acto de omisión a través del cual no se satisfacen las

necesidades básicas como alimentación, protección, cuidados higiénicos, vestimenta,

educación, atención médica (tendiendo la posibilidad y hacerlo.)

Violencia de Genero: Todo acto de violencia hacia las mujeres y las niñas basadas en su

género; o sea por el hecho de ser mujer o varón que tiene como resultado posible o real un

daño físico, sexual o psicológico, incluida las amenaza, la coerción o la privación arbitraria

de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada.

Falta de comprensión hacia los niños: saber que los niños son criaturas que no saben lo

que hacen, son inocentes. Muchas madres maltratan a sus hijos, y generan así violencia.

El alcoholismo: un sin número de casos registra que un gran por ciento de las mujeres que

son agredidas por sus compañeros conyugales, están bajo el efecto del alcohol.

La drogadicción: es otra causa de la violencia, muchas personas se drogan para poder ser

lo que no son en la realidad, para escapar así de la realidad.

Fase del Ciclo de la Violencia Conyugal

Etapa de Acumulación de Tensiones. Manifestaciones Golpes menores

Hostilidad y tensión creciente Control excesivo Hostigamiento constante

Comportamiento de la mujer: Trata de no enojar al hombre Emplea su fuerza psicológica

en impedir la situación, no para salir de ella. Adopta una actitud pasiva Niega la situación

como mecanismo de defensa Minimiza la violencia, Se siente culpable de lo que pasa


Intenta controlar factores que provoquen la agresividad del marido, hijos, trabajo, etc.

Descarga agresividad contra los miembros más débiles de la familia.

Comportamiento del Hombre: Cree tener derecho a pegar La pasividad de la mujer le

refuerza la idea Adopta una conducta dual: sólo es violento en su casa Sabe que su

comportamiento difícilmente será castigado La impunidad refuerza su conducta Incrementa

paulatinamente su condición de abusivo y controlador. Establece un cerco en torno a la

mujer.

Etapa Aguda de Golpes.

Manifestaciones: Golpes graves, lesiones graves, Abortos. Hospitalización, muerte

Comportamiento de la Mujer: Trata de esconderse, no opone resistencia, considera inútil

trata de escapar. Queda en estado de Shock. Puede aparentar indiferencia, depresión,

desamparo. Se aísla al menos 24 horas. No suele buscar ayuda, salvo con las lesiones

graves. A veces abandonan la ayuda brindada.

Comportamiento del Hombre: Cree que solo la golpea para disciplinarla o darle una

lección. Pierde el control y no sabe cuándo terminará de golpearla.

Arrepentimiento o Luna de Miel Manifestaciones: Arrepentimiento del golpeador Promesa

de no volver a pegarle

Comportamiento de la Mujer: Se siente con fuerza y hace consultas. Quiere y necesita,

cree que él ha cambiado. Cree que, si ella fuera mejor, él siempre se comportaría como la

luna de miel. Siente ambivalencia frente a la situación Si ha dejado el hogar, puede volver

Puede desistir del tratamiento y acciones legales iniciales.


Comportamiento del Hombre: Cariñoso, gentil, protector Pide perdón, se convence que

no volverá a pegar Pide la intervención de otras personas a su favor Abandona tratamiento

en caso de haberlo comenzado.


INVESTIGACIÓN HISTÓRICO Y LÓGICO (TEÓRICO)

A lo largo de la historia el maltrato intrafamiliar en Colombia ha sido trascendental, ya sea

porque la religión impone cierta superioridad del hombre frente a la mujer y por estas

cuestiones de inferioridad de sexos, se crea un choque social, también encontramos otros

temas que han sido relevantes en el transcurso de la historia, como lo es el maltrato infantil

y a su vez que consigo el trabajo infantil y uno que hasta no hace mucho tomo fuerza como

lo fue el feminicidio.

En este encontramos a la mujer, a los niños y al adulto mayor como las principales víctimas

de estos hechos, y los hombres como victimarios, en su mayoría de veces por cuestiones de

estado embriaguez.

En la actualidad en Colombia cada día encontramos una tasa de 332 denuncias por

violencia intrafamiliar, y de cada 10 mujeres que denuncia esta misma, por lo menos una es

asesinada, a pesar de que anteriormente había hecho su respectiva denuncia ante las

autoridades.

En el año 2016 entre el mes de enero y octubre se presentaron más de 99.805 denuncias de

maltrato, donde el 80,6% correspondía a mujeres víctimas de este, esta cifra disminuyó en

2017, dejando en si 70.806 denuncias, que se dieron entre los meses de enero y noviembre

de dicho año.

De acuerdo con la información que utilizamos anteriormente, 9.766 de los casos fueron en

contra de niños, niñas y adolescentes, 45.490 casos fueron violencia entre pareja, 13.772

casos fueron por violencia entre familiares y

1.778 fueron casos de violencia en contra del adulto mayor.


INVESTIGACIÓN MEDIANTE LA OBSERVACIÓN (PRÁCTICO)

la violencia familiar es un problema social muy común en la actualidad, sobre todo en los

sectores de bajo nivel económico y cultural, donde debido a las carencias económicas que

impiden cubrir las necesidades más importantes, es que las familias se ven afectadas por

acciones violentas por parte del padre o jefe de familia, principalmente; quien adopta estas

reacciones ante la presión social y ante la impotencia de no poder hacer frente a sus

responsabilidades y atender sus necesidades fundamentales; lo cual se ve acrecentado

muchas veces por la falta de comprensión de su pareja, quien asume una actitud de

reclamo; es por ello que el varón reacciona violentamente y maltrata a su esposa o pareja e

incluso a sus hijos; y de otro lado, también es cierto, que en muchos casos, la pareja

maltratada coadyuva a la situación de violencia, por cuanto no la denuncia; es decir, que

consciente tal actitud, la misma que continúa cuando asume una actitud de sumisión.

Se realizó un estudio en el municipio de Planadas Tolima, en donde se observaron durante

6 meses diferentes familias ubicadas en diferentes zonas del municipio (estrato 1,2 y 3).

Durante la observación se comprobó que 4 de cada 10 familias de estrato 1 sufren violencia

intrafamiliar a causa de un miembro en condiciones de alcoholemia y también debido a

problemas económicos, 3 de cada 10 familias de estrado 2 sufren violencia intrafamiliar

debido a un hogar disfuncional (ausencia de una madre o padre), 3 de cada 10 familias de

estrato 3 también padecen de violencia intrafamiliar a causa de problemas de inestabilidad

emocional.
RESUMEN

La violencia intrafamiliar es un fenómeno de ocurrencia mundial en el que las mujeres y los

niños son los grupos más vulnerables. La OMS asegura que una quinta parte de las mujeres

en el mundo es objeto de violencia en alguna etapa de su vida y como consecuencia de ello

presentan altos índices de discapacidad, tienen doce veces más intentos de suicidio y altas

tasas de mortalidad en comparación con la población que no la padece. La violencia puede

ser estudiada desde varios enfoques: 1) Perspectiva biológica: algunos casos de lesiones en

el sistema límbico, en los lóbulos frontales y temporales o anormalidades en el

metabolismo de la serotonina pueden predisponer a la agresión. 2) Perspectiva psicológica:

los padres que más maltratan son aquellos que poseen baja autoestima, los que tienen

antecedentes de maltrato, los que están deprimidos, los que tienen baja tolerancia a la

frustración y los dependientes al alcohol. 3) Perspectiva psiquiátrica: los testigos y víctimas

de violencia presentan altas tasas de depresión y estrés post-traumático. El abuso de

sustancias y de alcohol, así como los trastornos de personalidad limítrofe o antisocial

incrementan de manera considerable el riesgo de violencia. La violencia y el suicidio se han

encontrado relacionados. 4) Perspectiva del contexto específico: hay diferencias en la

expresión de la violencia en medios rurales y en medios urbanos debido a que los estresores

en dichos ambientes son distintos. 5) Perspectiva social: Hay evidencia de que los aspectos

sociales juegan papeles importantes en la expresión de las conductas violentas, uno de ellos

es la trasmisión intergeneracional de la violencia.


BIBLIOGRAFIAS

 https://trabajadorjudicial.wordpress.com/causas-de-la-violencia-familiar-mas-

comunes-en-el-medio-social-en-que-nos-desarrollamos-y-acciones-que-se-deben-

adoptar-para-combatirlas-2/

 http://www.elpais.com.co/judicial/preocupante-panorama-de-violencia-

intrafamiliar-en-colombia.html

 https://www.fiscalia.gov.co/colombia/tag/violencia-intrafamiliar/

 http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-378102

 http://www.monografias.com/trabajos59/antecedentes-historicos-violencia-

familiar/antecedentes-historicos-violencia-familiar.shtml

 http://www.eltiempo.com/noticias/violencia-intrafamiliar

 http://m.eltiempo.com/justicia/cortes/cifras-de-violencia-intrafamiliar-en-colombia-

36207

 https://www.elespectador.com/noticias/nacional/mas-de-70-mil-casos-de-violencia-

intrafamiliar-entre-enero-y-noviembre-de-2017-articulo-728844