You are on page 1of 21
ARTE, CIENCIA Y UNIVERSIDAD Ce ARR ee cu) Lucas Ospina Hace poco nos encontramos casuaimente con Victor en una libre Fa y tuvines une conversacién acerca de la idea del cambio de paradigma entre Ia Escuela de Bellas Artes —en donde todos tal vez fuimos Tormados (0 defermedos)— ¥ 1 modelo universitario, Nunca lo he averiguado bien, pero creo que e! canbio iniciS debido a una ley del gobierno segin la cual los programas debian dejar de ser «Fscus~ las» para poder otorgar titulos universitarios. En esa ocasién hablabanos de una pregunta ave hora siempre esté en el aire: cémo investigar en arte y cémo @ todos nos toca hacer una especie de servicio militar para justificar lo que hacemos. Uno no entiende muy bien si tiene que justiticar la inves través de objetivos o de veloraciones. 0 si tiene ue inventarse un nuevo sistema de valoracién; pero esa opcisn trae una serie de perversiones que no pueden clviderse. Entonces, clertas aindnicas del arte —como lo inclerto, o como cierta inalviduaidad para crasr, en las que el artista trabaja a solas en un lugar y después muestra lo que tigacién llenando la bibliogratia, 0 8 hizom se inviertan, y ahora el artista dabe mostrar el proceso o @! proyecto antes de hacerlo, o garantizar ciertos resultados. Esto puede servir para ciertos tipos de arte, pero no para todos. victor y Manuel han trabajado en la organizacién del programa de Arte de la Univer sidad Jorge Tadeo Lozano. No s& cémo han visto ustedes ese problema y cémo creen que se pueda resolver Yo pienso que ase es un problema neursigico. Cuando la formaci6n fen arte entra @ la universided, gana unas cosas y pierde otras, y no hay suticlente conciencla de lo que ha perdido. Por un lado, nace falta hacer una revisién nistérica de ccémo ha sido el proceso de institucionalizacién de la pedagagia del arte en Colombia, y ‘también hay que revisar cémo ha sido la formacién en artes en general En el penorama eperecen varios asuntos problesticos, y ti ya has citado algunos. Para poder hacer parte de Ie universidad, el erte tuve que asumir la nocién de disci— pina, entenaiaa como e! conaciniento sistenaticamente estructurade por expertos, accesible a la verificacian de varios observadores y basada en criterios de verdad. L0Y la protesionatizactén, también. Ei Lustonente. & partir 3 la nocién de siacplina los artistas se deinen ahora cono profesionsies del arte. Le universided anit la isign de conservacién y trensnisién dsl conocimiento adcuirido pera paser tanbién a proctcirl. El probleme racice en que «8 conociniento 86 produce segin ls ciencias —que son 6! caradigns doninante oe Ie unversidac, es decir, a través de la investigacién. En consecuencia, a los artistas~ soca before: eBiiy sta tinh unpaar'n vente parle conocinientas.¥ los artistas-docentes se praguataron «que es investiga? zcoin cide con a forma cono el arte produce conaciniento desde sienpre o es un nodsio diferente? Los formatos de investigaci6n se estructuraron segiin las tres grandes eategorfas en que se divide la ciencia, los que supuestanente encontraron ns ~ditlogo entre Lucas ospin yl editoresivitados de Erracet 4, Pedagodia y ‘licen artistes: Manuel Sancana y Victor Lainelt Foter Varia Araety (lay