You are on page 1of 1

El miedo más grande está en nosotros

Edgar Allan Poe

“Paranoia es sólo un elevado sentido de conciencia”

Es un relato de un hombre que vivía con un viejo, al cual apreciaba, pero le


atemorizaba su ojo de buitre, tanto así que decidió matar al viejo para ya no ver
su ojo, quizá nunca odió al viejo, pero su temor más grande era ver a diario el
ojo que tanto lo hacía alucinar. Claramente el individuo estaba loco, pero nunca
quiso aceptar que sus trastornos mentales lo tenían enfermo; se encontraba
sumergido en la desesperación y en un profundo miedo que su mente había
creado.

Este hombre es inteligente y cuidadoso, aunque parece ser un hombre sin


experiencia tiene todo calculado a la perfección. Si bien nos damos cuenta,
este hombre que es el anti-héroe es hipersensible; la enfermedad agudiza sus
sentidos y lo lleva a la locura. El lector está casi convencido que este sería el
crimen perfecto, pero al final el giro es inesperado pues ese hombre pierde la
cordura porque su subconsciente no lo deja en paz, sus pensamientos juegan
con su convicción y él al no poder cargar con la culpa termina por confesar su
angustia para poder sentirse tranquilo.

Probablemente todos tenemos algo que nos hace llegar al borde de la locura y
así lo define Albert Einstein “Es hacer lo mismo una y otra vez, hasta esperar
resultados diferentes” aquel hombre lo hizo noche tras noche, espiar y planear
como iba a eliminar esa tomentosa mirada para siempre hasta que pudo
concluir su macabro plan y quedarse tranquilo; satisfecho por haber
desaparecido su mayor temor.