You are on page 1of 5

En Estos días les recomendamos rezar el Rosario Eucarístico, para esperar la

celebración del Corpus Christi.


“Vamos a contemplar cada misterio viendo a Jesús y a la Virgen María como están hoy
día: como nos aman y esperan en la Eucaristía, para llenarnos de amor, gozo paz y
vida.

SEÑAL DE LA CRUZ
+Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. +En
el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

SÍMBOLO DE LOS APÓSTOLES


Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo,
su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado,
muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa
Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de
la carne y la vida eterna.
Amén.

ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por
ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de
todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las
penas del infierno.
Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca mas pecar, confesarme
y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

PRIMER MISTERIO EUCARISTICO


Se contempla como Jesucristo, ha instituido el Santísimo Sacramento para recordarnos
su pasión y muerte.

Padre Nuestro…

Alabado sea Jesucristo en el Santísimo Sacramento del Altar


Sea por siempre Bendito y Alabado Jesús Sacramentado (10 veces)

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era desde un principio ahora y siempre
por los siglos de los siglos. Amén.

“Oh Jesús mío, perdona nuestra culpa, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a
todas las almas especialmente a las más necesitadas de tu Divina Misericordia”
“Dios mío, creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por aquellos que no creen, no
te adoran, no esperan y no te aman”.
“Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco
el preciosísimo cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo,
presente en todos los tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, sacrilegios,
indiferencias con los cuales te hemos ofendido. Y por los méritos infinitos del Sagrado
Corazón inmaculado de María te pido por la conversión de los pobres pecadores. Amén.
SEGUNDO MISTERIO EUCARISTICO
Se contempla como Jesucristo ha instituido el Santísimo Sacramento para permanecer
con nosotros por el resto de nuestras vidas.

Padre Nuestro…

Alabado sea Jesucristo en el Santísimo Sacramento del Altar

Sea por siempre Bendito y Alabado Jesús Sacramentado (10 veces)

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era desde un principio ahora y siempre
por los siglos de los siglos. Amén.

“Oh Jesús mío, perdona nuestra culpa, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a
todas las almas especialmente a las más necesitadas de tu Divina Misericordia”
“Dios mío, creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por aquellos que no creen, no
te adoran, no esperan y no te aman”.

“Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco


el preciosísimo cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo,
presente en todos los tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, sacrilegios,
indiferencias con los cuales te hemos ofendido. Y por los méritos infinitos del Sagrado
Corazón inmaculado de María te pido por la conversión de los pobres pecadores. Amén.

TERCER MISTERIO EUCARISTICO

Se contempla como Jesucristo ha instituido el Santísimo Sacramento, para perpetuar su


sacrificio sobre los altares por nosotros, hasta el fin del mundo.

Padre Nuestro…

Alabado sea Jesucristo en el Santísimo Sacramento del Altar


Sea por siempre Bendito y Alabado Jesús Sacramentado (10 veces)

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era desde un principio ahora y siempre
por los siglos de los siglos. Amén.

“Oh Jesús mío, perdona nuestra culpa, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a
todas las almas especialmente a las más necesitadas de tu Divina Misericordia”

“Dios mío, creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por aquellos que no creen, no
te adoran, no esperan y no te aman”.

“Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco


el preciosísimo cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo,
presente en todos los tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, sacrilegios,
indiferencias con los cuales te hemos ofendido. Y por los méritos infinitos del Sagrado
Corazón inmaculado de María te pido por la conversión de los pobres pecadores. Amén.

CUARTO MISTERIO EUCARISTICO


Se contempla como Jesucristo ha instituido el Santísimo Sacramento, para hacerse
cuerpo y sangre para nuestra alma.

Padre Nuestro…

Alabado sea Jesucristo en el Santísimo Sacramento del Altar


Sea por siempre Bendito y Alabado Jesús Sacramentado (10 veces)

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era desde un principio ahora y siempre
por los siglos de los siglos. Amén.

“Oh Jesús mío, perdona nuestra culpa, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a
todas las almas especialmente a las más necesitadas de tu Divina Misericordia”

“Dios mío, creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por aquellos que no creen, no
te adoran, no esperan y no te aman”.

“Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco


el preciosísimo cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo,
presente en todos los tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, sacrilegios,
indiferencias con los cuales te hemos ofendido.Y por los méritos infinitos del Sagrado
Corazón inmaculado de María te pido por la conversión de los pobres pecadores. Amén.

QUINTO MISTERIO EUCARISTICO

Se contempla como Jesucristo ha instituido el Santísimo Sacramento, para visitarnos en


el momento de nuestra muerte y llevarnos al paraíso.

Padre Nuestro…

Alabado sea Jesucristo en el Santísimo Sacramento del Altar


Sea por siempre Bendito y Alabado Jesús Sacramentado (10 veces)

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, como era desde un principio ahora y siempre
por los siglos de los siglos. Amén.

“Oh Jesús mío, perdona nuestra culpa, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a
todas las almas especialmente a las más necesitadas de tu Divina Misericordia”

“Dios mío, creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por aquellos que no creen, no
te adoran, no esperan y no te aman”.

“Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y te ofrezco


el preciosísimo cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de nuestro Señor Jesucristo,
presente en todos los tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, sacrilegios,
indiferencias con los cuales te hemos ofendido. Y por los méritos infinitos del Sagrado
Corazón inmaculado de María te pido por la conversión de los pobres pecadores. Amén.

LETANIAS A JESUS SACRAMENTADO

Señor ten piedad de nosotros: se repiten


Cristo ten piedad de nosotros
Señor ten piedad de nosotros
Cristo, Óyenos,
Cristo, escúchanos
Dios Padre Celestial Ten misericordia de nosotros
Dios Hijo Redentor del mundo
Dios Espíritu Santo
Trinidad Santa un solo Dios
Santísima Eucaristía: Nosotros te adoramos
Don inefable del Padre
Signo del amor supremo del Hijo
Prodigio de caridad del Espíritu Santo
Fruto bendito de la Virgen María
Sacramento del Cuerpo y la Sangre de Cristo
Sacramento que perpetua el sacrificio de la cruz
Sacramento de la nueva y eterna alianza
Memorial de muerte y resurrección del Señor
Memorial de nuestra salvación
Sacrificio de alabanza y de agradecimiento
Sacrificio de expiación y de conciliación
Demora de Dios con los hombres
Banquete de celebración de los ángeles
Pan vivo bajado del cielo
Maná lleno de dulzura
Verdadero ángel pascual
Viatico de la Iglesia peregrina del mundo
Remedio de nuestra cotidiana fatiga
Fármaco de inmortalidad
Misterio de fe
Sostén de la esperanza
Vinculo de caridad
Signo de unidad y paz
Torrente de alegría Purísima
Sacramento que germina la virginidad
Sacramento que da fuerza y vigor
Degustación del banquete celestial
Prenda de nuestra resurrección
Prenda de la gloria futura
Ven Espíritu de amor y de paz

ORACION

¡Quédate con nosotros, Señor! (Lc. 24,29)


Como los discípulos del Evangelio
Te imploramos, Señor Jesús,
¡quédate con nosotros!
Tu, divino Caminante,
Experto de nuestras calzadas,
Y conocedor de nuestro corazón,
No nos dejes prisioneros de las sombras de la noche.
Ampáranos en el cansancio,
Perdona nuestros pecados,
Orienta nuestros pasos por la vía del bien.

Bendice a los niños, a los jóvenes,


A los ancianos, a las familias
y particularmente a los enfermos.

Bendice a toda la humanidad.


En la Eucaristía te has hecho “remedio de inmortalidad”

Danos el gusto de una vida plena,


Que nos ayude a caminar sobre esta tierra
Como peregrinos seguros y alegres,

Mirando siempre hacia la meta de la vida sin fin.


Siguiendo el ejemplo de María, mujer eucarística,
Ayúdanos a vivir de Ti,

Que eres “pan de vida eterna”


¡Quédate con nosotros, Señor!
¡Quédate con nosotros Señor!