You are on page 1of 4

Arte y sus funciones

La función del arte ha variado a lo largo de su


historia cumpliendo con varios roles distintos
simultáneamente. Como el arte carece de un
valor de uso inmediato e intrínseco que lo defina
y restrinja, su utilidad le es dada arbitrariamente
y se puede manipular.
Las funciones del arte son múltiples, mutables,
combinables entre sí y dependientes de un
contexto: el entorno el que se crea la obra de
arte, aquel en el que se presenta o el grupo
social que la observa.
Funciones del arte
 Función mágico-religiosa. Es el uso del arte ligado a los rituales mágicos
para los que se produce. Se cree que esta es la función principal del arte
primitivo.
 Función estética. Impera la función estética cuando la obra de arte gira en
torno al concepto de belleza como, por ejemplo, en la representación
de ideales estéticos de la Antigua Grecia.
 Función ideológica. Se transmiten los pensamiento de un movimiento
(social, político, religioso...) a través de la obra de arte. Pueden ser los
pensamientos del artista o los de quienes han encargado la obra.
 Función conmemorativa y de promoción. Un arte frecuentemente usado
dentro de la propaganda política para la exaltación de triunfos y la
divinización de figuras históricas como en la Antigua Roma.
 Función pedagógica. Las clases dirigentes, como las órdenes religiosas
durante la Edad Media, encargan al artista representaciones que ilustren sus
mensajes para adoctrinar al grueso de la población que no sabía leer.
 Función de registro, análisis y expansión de la realidad. El artista
investiga su entorno y muestra la información que ha recopilado a través de
la obra de arte. El estrecho vínculo entre la producción de arte y su contexto
histórico permiten que, aunque el registro de su entorno no haya sido una
prioridad para el artista, a través de las obras de arte se pueda obtener
información de la cultura de la que proviene.
 Función modeladora de la sensibilidad. La contemplación de obras de arte
enriquece y da forma a la sensibilidad artística del espectador.
 Función ornamental. El arte se usa para transformar un espacio.
 Función mercantil. Las obras de arte tienen un valor de cambio y el arte se
convierte en un producto más. Con esta función aparecen intermediarios que
ponen en circulación las obras (marchantes, galerías, casas de subastas,
etc.) y crece la distancia entre el artista y el público general.
 Función de discriminador social. Cuando se compra arte caro se adquiere
un prestigio directamente relacionado con la capacidad de pagar grandes
sumas por un objeto que es innecesario y que carece de utilidad aparente.
Historia de la industria y organización
Organización industrial, en economía y
producción, es un campo o área de
conocimiento de teoría de la empresa que
trata de los sistemas productivos y de la
relación y límites entre las estructuras de las
empresas y los mercados. Trata asuntos
como la competencia perfecta, el costo de
las transacciones, acción de gobierno o
dirección.
Es importante hacer una referencia a las
formulaciones teóricas elaboradas alrededor
de la llamada Teoría de la Organización industrial. Fue Bain (1968) quien
sistematizó los aportes realizados por numerosos autores y estableció el
paradigma conocido como: "Estructura-Conducta-Resultados" como el elemento
básico de análisis y evaluación de los mercados y para investigar las relaciones
entre la estructura industrial y los resultados obtenidos por el subsector
correspondiente.1 economía de la información, las barreras de entrada de nuevas
empresas en una situación de competencia imperfecta2 y monopolio,.

En el libro de 2009 Pioneers of Industrial Organization se muestra el desarrollo del


campo de la organización industrial desde Adam Smith a los tiempos recientes
incluyendo numerosas biografías de las figuras más relevantes en Europa y
Estados Unidos que han contribuido al crecimiento y desarrollo de la disciplina.
Durante los años 1930, una nueva perspectiva comenzó a tomar formar,
especialmente debido a las ideas procedentes de Harvard, y la teoría empezó a
centrarse en el comportamiento de los agentes en la industria y en la estructura de
las empresas y la industria. En su libro “The Theory of Monopolistic Competition”
(Teoría de la competencia monopolística) de 1933, Edward H. Chamberlin escribió
sobre la competencia imperfecta y demostró que numerosos mercados estaban
diferenciados siendo únicos. Hubieron muchos trabajos sobre cómo estaban
organizados los mercados en términos de concentración de proveedores,
explicando cómo algunos mercados estaban dominados por un número reducido
de empresas.
En su libro “Industrial Organization” (Organización Industrial) de 1959, Joe S. Bain
Jr. presentó el paradigma estructura, conducta y resultado (SCP por sus siglas en
inglés), que es usado como un marco analítico para establecer relaciones en la
estructura, conducta y los resultados de un mercado. La estructura de un mercado
determinará su conducta y por tanto sus resultados.
Como resultado de esto, en lo referente a políticas económicas, la escuela de
Harvard reconoce el poder del mercado como peligroso y establece una relación
entre el ratio de concentración y los efectos perjudiciales sobre el bienestar social.
El comportamiento dinámico de compradores y vendedores tiene un efecto en el
mercado haciéndolo más difícil de predecir. Existen complicaciones al tratar de
explicar el paradigma debido a la escasez de datos y a las múltiples definiciones
de los mercados.
Características del emprendedor

1. Pasión.- Los emprendedores se entregan a su


actividad con cuerpo y alma para lograr las metas y
objetivos trazados. La pasión es un componente
esencial que orienta otras conductas , y hace
sobrevivir al sacrificio que requiere la empresa.

2. Visión.- Para alcanzar el éxito cada


emprendedor necesita un plan y la visualización de
los objetivos finales. El trabajo comienza
definiendo los pasos estratégicos que lo llevará a
alcanzar los resultados. Además a partir del
establecimiento de las metas, se gana una perspectiva más clara de cuáles son
las prioridades inmediatas y necesidades en el presente.

3. Capacidad de aprendizaje.- Los emprendedores exitosos reconocen que están


aprendiendo siempre y que pueden aprender de todos cada día. No estar
dispuesto a escuchar y a aprender, es negarse muchas oportunidades. Saben
como mejorar la formación para estar al día en cada una de las cuestiones que le
afectan.

4. Buscar lograr resultados.- Los emprendedores son personas prácticas que


creen que pueden controlar su propio destino y que toman decisiones llevadas a la
acción para lograr objetivos en un plazo determinado. Es necesario plantear los
objetivos correctamente para saber si conseguimos los resultados que esperamos.

Pack Nueva Empresa


Presenta de forma clara y sencilla los objetivos de tu empresa. Esta plantilla de
presentación ofrece una solución muy eficaz si necesitas preparar un plan de
negocio.

5. Determinación y coraje.- Los emprendedores tienen que aceptar los problemas


y tomar oportunas y firmes decisiones para solucionarlos con eficacia. Existen
algunos errores de emprendedores que se cometen a menudo. El emprendedor
debe anticiparse a las dificultades, y estar en la capacidad de identificar cuando
algo está mal para corregirlo.

6. Creatividad e innovación- La creatividad es el proceso por medio del cual las


ideas de negocio son generadas, desarrolladas y transformadas en valor
agregado. No es necesario inventar lo que ya esta inventado, pero si es necesario
identificar nuevas posibilidades de hacer las cosas y garantizar diferenciación.

7. Persistencia.- Toda iniciativa debe ser persistente. Tratar una sola vez y darse
por vencido no es suficiente. Hay que dar un paso a la vez y buscar perfeccionarlo
de manera creativa y organizada si es que no ha dado los resultados esperados a
la primera.

8. Sentido de oportunidad.- El emprendedor identifica necesidades, problemas y


tendencias de las personas que viven a su alrededor y trata de concebir
alternativas de satisfacción o solución según sea el caso.

9. Trabajo en equipo.- El liderazgo del emprendedor busca unificar ideas y lograr


consensos ante los problemas que se le presenta haciendo que el grupo humano
involucrado en el emprendimiento funcione en armonía. En el mundo del
emprendedor es necesario saber cómo gestionar los equipos de trabajo para que
cada una de las personas dé el máximo rendimiento posible.

10. Autoestima.- El emprendedor es optimista y seguro. De tener confianza en


uno mismo, combatir el miedo a emprender un negocio y confiar en las propias
habilidades y capacidades surge el poder mágico de ser positivo y atraer el éxito.

11. Asertividad.- No dar rodeos e ir directo al grano para manifestar lo que se


piensa, siente y quiere sin lastimar a los demás es una característica básica para
poder alcanzar los objetivos trazados.

12. Organización.- Establecer un cronograma de actividades que se programa


con la capacidad de recibir ajustes permanentes.