You are on page 1of 16

Corrupción en Colombia

De Wikipedia, la enciclopedia libre


Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Cuadro comparativo de la Corrupción en Colombia en el contexto global, según el informe


de 2016 de Transparencia Internacional, donde 0 (Muy Corrupto) a 100 (Muy
Transparente).

La corrupción en Colombia ha sido tradicionalmente señalada por muchos analistas como


uno de los principales problemas políticos del país. El Índice de Percepción de Corrupción
2016 (IPC), de la agencia para la Transparencia Internacional, – que califica de 0 (Muy
Corrupto) a 100 (Muy Transparente) de los niveles de corrupción percibidos por el sector
público en 175 países y territorios evaluados– Colombia, en ese estudio obtuvo una
calificación de 37 puntos, muy por debajo del promedio global que es de 43 puntos,
convirtiendo a Colombia en uno de los países más corruptos del mundo. Se ubica a
Colombia en el puesto 98 a nivel mundial, teniendo como base que Nueva Zelanda y
Dinamarca están en el puesto 1 como los países menos corruptos del planeta.12

Índice
 1 Formas de corrupción
 2 Condiciones sociopolíticas y culturales que favorecen la corrupción
 3 Entidades y mecanismos contra la corrupción
 4 Costo de la corrupción
 5 Casos de corrupción
o 5.1 2019
o 5.2 2018
o 5.3 2017
o 5.4 2016
o 5.5 2015
o 5.6 2014
o 5.7 2013
o 5.8 2012
o 5.9 2011
o 5.10 2010
o 5.11 2009
o 5.12 2008
o 5.13 2007
o 5.14 2006
o 5.15 2004
o 5.16 1999
o 5.17 1995
 6 Enlaces externos
 7 Véase también
 8 Referencias

Formas de corrupción[editar]
Según la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría General de la Nación, entre 2009
y 2016 las principales formas de corrupción sancionadas en Colombia fueron: 3

 Dar o exigir dinero u otra utilidad: para que se realice u omita un acto propio del
cargo de un funcionario público, o para que se ejecute uno contrario a sus deberes
oficiales.

 Retener activos que han sido confiados: para ser utilizados con fines privados.

 Dar un trato de favor hacia familiares (nepotismo) o amigos (amiguismo): a los


que se otorgan cargos o empleos públicos o incluso se facilitan permisos y licencias,
por el mero hecho de serlo, sin tener en cuenta otros méritos (meritocracia).

Por otro lado, en la época electoral la compra de votos es un fenómeno de intercambio


económico que hace parte de la corrupción en el país, en el cual los candidatos políticos
“compran” y los ciudadanos “venden” votos. Como por ejemplo como se compran y
venden zapatos, manzanas o televisores. El acto de comprar votos, conforme a esta
perspectiva, es un contrato, o tal vez una subasta, en la que los votantes venden sus votos a
la oferta más alta. 4

Por su parte, el soborno, la extorsión y los arreglos (acuerdos donde “el agente público y el
ciudadano privado establecen un pacto recíproco en perjuicio del público, de forma tal que
una decisión oficial favorece al privado a cambio de una recompensa o merced para el
agente público”; además de cuando hay alteraciones fraudulentas del mercado, en donde “el
agente público que decide en materias que introducen en el mercado externalidades
positivas o negativas. Utiliza su decisión para perjudicar o beneficiar a un tercero. Sin bases
objetivas para hacerlo”. También las malversaciones y fraudes y las especulación financiera
con fondos públicos e incluso la parcialidad en la aplicación de las leyes, administración o
cualquier tipo de decisión y colusión privada en concursos o convocatorias públicas, donde
diferentes participantes acuerdan niveles mínimos de subasta y el uso de información
privilegiada para tomar decisiones económicas o sociales privadas.3

Otros modos son la desviación de reglas en formas menores en beneficio de amigos


(amiguismo), como los oficiales que aceptan regalos, el favoritismo en asignación de citas
y contratos, las utilidades oficiales de decisiones públicas a través de ocupaciones
suplementarias, las personas que dan su voto de acuerdo con la dirección del patrón
(empleador, empresario o político), los clientes que necesitan intervención del patrón para
obtener procesos administrativos a tiempo, los oficiales que esperan regalos como
prerrequisito para que los procesos estén a tiempo, los oficiales (policías o militares) que
toleran crimen organizado a cambio de pagos y los activistas que repentinamente cambian
de partido político por razones económicas, y oficiales y ciudadanos que ignoran pruebas
claras de corrupción.3

Condiciones sociopolíticas y culturales que favorecen la


corrupción[editar]
Existen tres factores principales del contexto sociopolítico de Colombia que son
determinantes a la hora de entender el fenómeno de la corrupción, los cuales son:

 Debilidad institucional del Estado: la incapacidad del Estado para ejercer el


imperium ha desembocado en la primacía de redes locales y regionales de poder,
que han impedido que el Estado logre diferenciarse de los intereses privados de los
sectores dominantes.3

 Clientelismo (mafioso y de mercado): es un mecanismo no institucional de


lealtades asimétricas mediante el cual se intercambian bienes y servicios por apoyo
electoral, el clientelismo político es una práctica legendaria en la historia política
del Estado colombiano. El tipo de clientelismo que predomina actualmente es el
clientelismo de mercado, que tiene un carácter predominantemente local
(municipios). 3

 Narcotráfico: El narcotráfico es una economía ilegal, que en tanto genera riesgos,


requiere de ciertas inmunidades para poder subsistir. Por esa razón, los
narcotraficantes deben desarrollar mecanismos de protección eficaces para el
desarrollo de sus actividades.3

A nivel sociocultural en Colombia existen condiciones que favorecen la corrupción, se


destaca:

 Cultura del incumplimiento de las reglas: se trata de una cultura en la que no se


está dispuesto a aceptar el imperio de la ley, a menos de que la misma sea favorable
para los propios intereses. En consecuencia, las reglas se suelen subordinar al
interés personal (en términos de dichos populares "el vivo", "el avispado"), a la
defensa personal (en el caso del rebelde) o a valores familiares o religiosos que se
consideran superiores (en el caso del arrogante). Se trata de una cultura de desprecio
hacia la ley, que es vista únicamente como un instrumento que se respeta cuando es
útil para los fines personales, y se burla cuando resulta inconveniente.3

Entidades y mecanismos contra la corrupción[editar]

Fiscalía General de la Nación.

Las principales entidades para la lucha contra la corrupción del Gobierno de Colombia son;
la Fiscalía General de la Nación, la Procuraduría General de la Nación, Contraloría General
de la República de Colombia, Auditoría General de la República, y la Corte Suprema de
Justicia de Colombia.

Los principales mecanismos contra la corrupción son:

 Estatuto Anticorrupción: creado en 2011, se complementa con normas del Código


Penal, del Código Disciplinario y convenios internacionales que están incorporados
en la legislación colombiana.

 Política Pública Integral Anticorrupción: tiene como principal objetivo fortalecer


las herramientas y mecanismos institucionales para la prevención, investigación y
sanción de la corrupción en el país.

 Colombia Compra Eficiente: por medio de este mecanismo se garantiza la


transparencia en la compra y contratación pública.

 Ley de Transparencia (1712 de 2014): Al garantizar el acceso a la información


pública, buena parte de las decisiones públicas están disponibles para cualquier
ciudadano que las quiera consultar en Internet.

 Declaraciones de renta a la vista de todos: se trata de la declaración de renta,


siguiendo la tendencia de las normas de transparencia y rendición de cuentas
internacionales.

Aunque en Colombia hay entidades y mecanismos contra la corrupción, y penas de ley


severas para estas conductas, en la práctica la justicia colombiana se queda corta, ya que los
delincuentes obtienen beneficios y no devuelven el dinero robado, ni entregan cómplices en
muchos casos. De hecho, más del 50 % de los corruptos condenados no pagan siquiera un
solo día de cárcel.5

Véase también: Crisis judicial de Colombia

Costo de la corrupción[editar]
Se estima que el costo anual de la corrupción en Colombia es de más de 50 billones de
pesos; aproximadamente 17 mil millones de dólares anuales, representa el 5% del PIB y el
21% del presupuesto nacional (cifras de 2018). 56

Casos de corrupción[editar]
En este artículo se listan los principales casos de corrupción en Colombia desde el año
1995, incluyendo los principales implicados y el valor de detrimento patrimonial público y
privado estimado de cada uno (en el sector público, la corrupción no es solo económica,
también es política cuando los servidores públicos realizan pactos o actividades ilegales a
cambio de resultados operativos y/o electorales). La lista se irá expandiendo a medida que
se desarrollen nuevos casos.78910111213

2019[editar]

 Escándalo de corrupción de la DIAN. En abril por solicitud de la Fiscalía General


de la Nación un juez de Cali envió a la cárcel Omar Ambuila funcionario de la
Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), que fue capturado por hacer
parte de un esquema de corrupción al interior de la DIAN que permitía el ingreso de
contrabando al país, entre otras acciones irregulares, a través del puerto de
Buenaventura. Dentro de la investigación de la Fiscalía se encontraron vehículos
deportivos de gama alta, millonarias transacciones en dólares a Estados Unidos,
compra de costosos accesorios, viajes y fiestas hacían parte de las múltiples
actividades que realizaba la familia de Omar Ambuila. 14

2018[editar]

 Escándalo de las Chuzadas. En agosto, la Fiscalía General de la Nación destapó


un nuevo escándalo de "chuzadas" o interceptaciones ilegales desde dos empresas
de seguridad fachadas establecidas en la ciudad de Cali, con centro de operaciones
en la ciudad de Ipiales (Nariño), donde se habrían copiado información de
inteligencia sobre movimientos, ubicación y operaciones de objetivos militares,
políticos y sus familiares, además de otras personalidades nacionales e
internacionales. Las empresas de seguridad partícipes de estas actividades ilícitas
eran propiedad de tres oficiales de alto rango que estaban retirados de la Fuerza
Pública de Colombia (dos coroneles del Ejército y un general de la Policía), quienes
lideraron estas acciones ilegales en contra de personas naturales y jurídicas al mejor
postor. Los clientes de esta red criminal, que serían 167 aproximadamente, pagaban
entre $3 y 4 millones de pesos (entre USD$1.000 y 1.300 dólares) por intervenir
IMEI´s, mensajes de whatsapp y cuentas de Facebook de sus víctimas, además de
realizarles seguimiento a sus direcciones IP. Entre los clientes de estas empresas
estaría el senador Armando Benedetti, quien habría solicitado hacerle seguimiento
al Fiscal General Néstor Humberto Martínez y a su esposa; así mismo, solicitó
"chuzar" a tres prestigiosos abogados del país, acusaciones negadas por el mismo
Benedetti quien solicitó a la Corte Suprema de Justicia, como juez natural de los
congresistas colombianos, investigarlo sobre su participación en el escándalo. En el
desarrollo de este caso, la Fiscalía capturó a los tres propietarios de las empresas de
seguridad, además de un mayor retirado del ejército y varios civiles; entre ellos, una
exfuncionaria del MinTIC. Otros clientes de esta red criminal serían PepsiCo,
Sevientrega y Avianca; además, se cree que habrían vendido información de
inteligencia a Grupos Armados Organizados (GAO) como el Clan del Golfo y el
Frente Oliver Sinisterra de alias Guacho.15161718
 Escándalo en la Federación Colombiana de Fútbol. El año anterior, la
Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) inició una investigación contra la
Federación Colombiana de Fútbol (FCF) y las empresas de venta de boleteria por
internet Ticketshop y Tu TicketYa.com, además de a algunos empresarios
deportivos, por presunta reventa ilegal y masiva de entradas para ver los partidos en
condición de local de la Selección Colombia, durante su etapa en las eliminatorias
para el mundial Rusia 2018. Luego de casi un año de investigaciones, la SIC
anunció un pliego de cargos contra la FCF, Ticketshop y Tu TicketYa.com, además
de otras personas. La acusación de la superintendencia dice que las empresas y
personas implicadas planearon y diseñaron, junto a la Federación, una “estrategia”
para desviar entradas de los partidos en los que la selección colombiana ofició de
local y revenderlas a precios superiores. Durante la investigación, en la que se
recolectó material probatorio de Barranquilla, Bogotá y Cartagena, la SIC estableció
que el entramado se desarrolló por fases: La primera fase, direccionada a adjudicar
el “contrato de operación” de las entradas desde la FCF a Ticketshop y su asociada
Tu TicketYa.com; la segunda fase, la desviación de más de 42.000 entradas durante
la ejecución del contrato y, la tercera fase, la reventa de las mismas “a precios
superiores a los de taquilla”. Menciona la SIC que se desviaron un total de 42.221
boletas por un valor nominal de $8.700 millones de pesos (unos USD$3 millones de
dólares); en un escenario conservador de reventa, esas boletas hubiesen podido
generar ingresos por $21.800 millones de pesos (USD$7.5 millones de dólares), con
utilidades para los implicados por más de $13.000 millones (USD$4.5 millones).
Entre la lista de investigados se encuentran los representantes legales de Ticketshop
y Tu TicketYa.com, además de directivos y exdirectivos de la FCF, entre ellos, el
actual presidente Ramón Jesurún, el expresidente Luis Bedoya (detenido en Estados
Unidos por el caso Fifagate), el expresidente de la Dimayor, Jorge Perdomo, y el
presidente de la Difútbol, Álvaro González Alzate. La SIC reveló que la Fiscalía
General de la Nación tiene en sus manos el expediente con su investigación y
avanza en una investigación paralela para definir la existencia de conductas penales
en los hechos.1920 En agosto, la SIC sancionó a Ticketshop con una multa de
$740.000 millones de pesos (más de USD$246.600.000 dólares) por desviar para
reventa 6.000 entradas del partido entre Colombia y Brasil, disputado el 5 de
septiembre de 2017.21
 Escándalo de Fonade o de la "Mermelada Tóxica". El 19 de julio, la Fiscalía
General de la Nación capturó a 7 personas, entre funcionarios y contratistas de
Fonade, imputándoles los delitos de interés indebido en la celebración de contratos,
cohecho propio y concierto para delinquir, todo a raíz de un hallazgo hecho en un
contrato de interventoría por más de $16.000 millones de pesos (USD$5.517.200
dólares) de esta entidad. El Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade)
es una entidad del gobierno colombiano, creada para financiar proyectos de
desarrollo en los departamentos de país con un presupuesto anual de $2.2 billones
de pesos (más de USD$7.586 millones de dólares). El contrato que originó el
escándalo tenía como objeto supervisar la construcción de Vivienda de Interés
Social (VIS) en los departamentos de Boyacá, Tolima, Santander, Norte de
Santander, Caldas, Antioquia, Quindío y Huila, adjudicado este al Consorcio
Interviviendas con intervención directa de los entonces congresistas Musa Besayle
(detenido por parapolítica y por el caso del Cartel de la toga) y Eduardo Tous de la
Ossa (detenido por el Caso Odebrecht). A cambio de adjudicarles este contrato, el
consorcio debía desembolsar un 25% del valor del contrato a los senadores y un
10% para un sujeto, aún sin identificar, al cual le llamaban "Torre Negra"
(presumiblemente, un alto cargo directivo de la entidad estatal ya que ese 10%,
según la Fiscalía, iba a ser repartido entre funcionarios de la entidad partícipes de la
adjudicación). Según la información recopilada por la Fiscalía luego de
interceptaciones telefónicas hechas, el consorcio habría falsificado los documentos
que certificaban su idoneidad para adjudicarse el contrato; también habría pagado
$200 millones de pesos (USD$69.000 dólares) a uno de sus competidores para que
presentara una propuesta inviable. Los detenidos aceptaron los cargos que les
imputaron; aún así, podrían enfrentar una condena de 14 años de prisión.2223
 Escándalo de las elecciones legislativas de 2018. El Fiscal General de la Nación,
Néstor Humberto Martínez, dio a conocer en junio, a través de una rueda de prensa,
una serie de pruebas sobre diferentes tipo de delitos electorales ocurridos en las
elecciones del Congreso de este año, anunciando que le pidió a la Corte Suprema de
Justicia abrir investigación contra los congresistas electos Fabián Castillo (Senador
de la República) y Margarita Restrepo (Representante a la Cámara). También
anunció la ratificación de compulsar copias de la investigación a la Corte contra la
senadora electa Aída Merlano, quien fue detenida en Barranquilla el día de las
elecciones luego de ser allanada su sede política (detención ratificada por la Corte),
incautando vídeos donde se observa a la electa senadora repartiendo dinero a líderes
que se encargaban de pagar a los electores, por su voto a favor de ella, como si se
tratara de mercancía, identificándose dos fuentes de financiación para este fin: Una
del sector público (a través de contratistas del Concejo de Barranquilla) y otra del
sector privado (cobrando cheques de particulares que, sumados, excedían el valor
límite establecido por ley para las campañas políticas). Esta empresa criminal operó
desde las elecciones regionales y locales del 2015 y, ahora en las del 2018, para el
Congreso de la República (en Colombia, solo la Corte Suprema de Justicia está
facultada para investigar a congresistas electos y posesionados). También involucró
a la candidata a la Cámara de Representantes por el departamento del Atlántico,
Lilibeth Llinás, quien no alcanzó a ser elegida; aún así, la Fiscalía le imputará
cargos por los delitos de concierto para delinquir y corrupción al sufragante, al igual
que a dos diputados del Atlántico, dos concejales y dos exconcejales de
Barranquilla. En los casos de Fabián Castillo y Margarita Restrepo, las actuaciones
son similares que en las de Aída Merlano, pero en el departamento de Antioquia y
las ciudades de Medellín y Caucasia donde, en esta última, hasta el subdirector del
SENA de este municipio está salpicado. También anunció investigaciones por
hechos similares en otras regiones del país. El fiscal Martínez mencionó, además,
que un contratista del Distrito de Bogotá amenazó a trabajadores de jardines
infantiles en la capital con no renovar sus contratos si no votaban a la Cámara de
Representantes por Diego Caro y al Senado por María Fernanda Cabal, ambos del
Centro Democrático, por lo que se le imputará a esta persona los delitos de
constreñimiento o amenaza y corrupción al sufragante. Cabal negó ser parte de esta
red criminal reprochando las acusaciones del fiscal, al mencionar que sus votos
fueron "limpios" y "transparentes", pero también manifestó su disposición a
colaborar con la justicia para esclarecer estos hechos.24
 Caso Hyundai. Comenzó en 2015 cuando la compañía automotriz Hyundai Motor
Company, de Corea del Sur, le anunció a su representante en Colombia, Hyundai
Colombia Automotriz, empresa presidida por el señor Carlos Mattos, que no
renovarían con ellos el contrato de representación de su marca en el país luego de
25 años de trabajo ininterrumpido, entregando la representación de su marca a la
empresa Neocorp, del grupo ecuatoriano Eljuri. Mattos demandó en febrero de 2016
a Neocorp por más de $770 mil millones de pesos (USD$224.163.000 dólares en
2016) argumentando competencia desleal, inducción a ruptura de contrato y uso
indebido de la marca Hyundai en Colombia. En abril de ese año, el juez Reinaldo
Huertas estableció que Mattos era el único autorizado en Colombia para hacer
negocios con Hyundai Motor Company hasta que se resolviera la demanda. Como
consecuencia, más de 20 mil automóviles Hyundai se dejaron de comercializar
porque Neocorp no podía hacerlo, solo se vendían los carros que estaban en el
inventario de los concesionarios de Mattos. En noviembre de 2016, Mattos y
Neocorp firmaron un acuerdo en el que se estableció que Neocorp sería el
encargado de la distribución de Hyundai para Colombia y, a cambio, Mattos
recibiría una millonaria indemnización por daños y perjuicios ocasionados. En
enero de 2018, la Fiscalía General de la Nación anunció una investigación por
presunta manipulación al sistema de reparto de procesos, con el fin que la demanda
presentada por Mattos llegase a un juzgado específico. El ente acusador comprobó
que Mattos y su abogado habrían acordado un pago al juez Huertas por
aproximadamente $2.000 millones de pesos (más de USD$580.000 dólares) para
fallar a su favor. Por estos hechos, hay 9 personas capturadas, entre funcionarios y
exfuncionarios del juzgado donde se falló la demanda, entre ellos, el juez Huertas,
Carlos Mattos y su abogado. Los capturados deberán responder por los delitos de
utilización ilícita de redes informáticas, acceso abusivo a sistema informático, daño
informático agravado, cohecho impropio, cohecho por dar u ofrecer y cohecho
propio.25
 Cartel de los Alimentos en las Fuerzas Militares. El 22 de mayo, la
Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) formuló pliego de cargos contra 9
empresas privadas, entre ellas, 2 comisionistas de la Bolsa Mercantil Agropecuaria
(encargada del mercado bursátil de los productos agropecuarios en Colombia),
además de 11 personas naturales. La investigación esta encausada por un desfalco
que estas le han venido haciendo a la Agencia Logística de las Fuerzas Militares
(entidad estatal encargada de proveer las raciones de víveres a soldados, marinos,
infantes de marina y pilotos). Estas empresas y personas se pusieron de acuerdo
para repartir contratos y alterar los precios de las raciones alimenticias, que eran
acordados previamente con los proveedores, para hacerse con una parte del dinero
destinado a la alimentación de los uniformados, constituyendo una presunta
colusión en licitación pública. Esta práctica ilícita se desarrolló de manera
ininterrumpida durante 2011 y 2018 en, por lo menos, 10 procesos de selección
adelantados para elegir a los proveedores de los alimentos, por un valor total de $60
mil millones de pesos (más de USD$20.060.000 dólares). La SIC aclaró que no hay
miembros de las Fuerzas Militares involucrados en esta práctica, todo fue gestado
desde las empresas privadas. Además, las empresas y personas involucradas habrían
acordado repartir contratos con presupuestos oficiales que ascenderían a un valor
superior a los $47 mil millones de pesos (USB$16.200.000 dólares).2627
 Captura del alcalde de Armenia. El 30 de abril, fue capturado por el Cuerpo
Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación el alcalde en
ejercicio de la ciudad de Armenia, Carlos Mario Álvarez, por su presunta
participación en un caso de corrupción relacionado con irregularidades en obras
viales de la capital del departamento del Quindío. Estos hechos ya habían llevado a
la cárcel a la exalcaldesa de la ciudad, Luz Piedad Valencia, y a su esposo,
Francisco Javier Valencia, a quienes les imputaron los delitos de peculado, falsedad
ideológica en documento público, concierto para delinquir, celebración indebida de
contratos e interés indebido en celebración de contratos. El ente investigador
averiguó que, después de ser autorizado un recaudo por $100.000 millones de pesos
(más de USD$35.100.000 dólares a 2018) para ejecutar obras en la ciudad a través
de un cobro por valorización (impuesto sobre bienes raíces que se beneficien con la
ejecución de obras de interés público), Valencia y su esposo recibieron el 10% de
los contratos de obra pública y de supervisión o interventoría de estas para la ciudad
y el 100% de los convenios de consultoría y estudio de diseños de las obras, cifras
que rondarían los $22.000 millones de pesos (más de USD$7.700.000 dólares). Por
su parte, el alcalde Álvarez habría financiado su campaña con recursos de la misma
ciudad que aspiraba administrar por valor de $6.000 millones de pesos (más de
USD$2.100.000 dólares), a través de contratos de obras por valorización del
contratista Fernando Diez Cardona, dinero que debía ser restituido a este por medio
de otros contratos que deberían ser otorgados por la nueva administración en cabeza
de Álvarez. Hasta ahora, van 12 personas involucradas en este episodio de posible
corrupción. Los delitos por los que será imputado formalmente Álvarez son: Lavado
de activos, peculado por apropiación, interés indebido en la celebración de contratos
y concierto para delinquir.28
 Escándalo en Triple A y Operación Acordeón. El 17 de marzo fue capturado por
la Fiscalía General de la Nación Ramón Navarro Pereira, exgerente de la empresa
de servicios públicos de Barranquilla Triple A, por los delitos de enriquecimiento
ilícito de particulares en concurso heterogéneo con administración desleal y
falsedad en documento privado, quien habría defraudado a la entidad en más de
$27.000 millones de pesos (casi USD$10 millones de dólares a 2018). A través de
labores investigativas descubrieron que el exgerente, junto a los entonces
representantes de la empresa española Inassa S.A. (esta última propietaria de Triple
A) y de la firma Recaudos y Tributos S. A., aprobó y firmó 54 órdenes de pedido de
bienes y servicios que no fueron adquiridos y 4 contratos de consultoría que
pretendían justificar solicitudes de tarifas de acueducto y alcantarillado ante la
Comisión Reguladora de Agua Potable. Según la Fiscalía, estos gastos fueron
registrados en la contabilidad y en las declaraciones de renta como operaciones
normales de la Triple A y se usaron para calcular los dividendos de los accionistas
(Inassa S.A., socios particulares y el Distrito de Barranquilla) para así realizar los
cobros correspondientes por regalías; debido a estos hechos irregulares, se le
imputaron los mismos cargos a Julia Serrano Monsalve, exgerente financiera de
Triple A. El ente acusador también abrió una investigación formal y citó a
indagatoria a directivos y exdirectivos de las empresas vinculadas a la primera fase
de la denominada "Operación Acordeón", cumpliendo lo establecido en el antiguo
Sistema Penal colombiano ya que el presunto ilícito se presentó el 4 de septiembre
del año 2000, a través de un contrato suscrito entre Inassa y Triple A S.A. de esa
misma fecha, donde se pacta un pago mensual a Inassa del 4.5% del recaudo total
de los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo (brindados por Triple A) a
cambio de prestar servicios en gestión comercial, operativa, administrativa y técnica
a la entidad. Los fiscales anticorrupción calculan que, en 17 años de vigencia del
contrato, se habrían pagado más de $237.000 millones de pesos (cerca de USD$88
millones de dólares de 2018); adicionalmente, se presume que el contrato no se
ejecutó y, por el contrario, se presentó una supuesta desviación irregular de estos
dineros para beneficiar a terceros; entre ellos, las sociedades Canal Extensia S.A. -
empresa del Grupo Español Canal Isabel II, propietaria de Inassa – y Slasa. Por
estos hechos, fueron llamados a indagatoria 11 exdirectivos y actuales directivos de
las empresas implicadas en el caso por los delitos de concierto para delinquir con
fines de enriquecimiento ilícito y enriquecimiento ilícito de particulares.29
 Captura del alcalde de Barrancabermeja. El 6 de febrero, la Fiscalía General de
la Nación capturó al alcalde en ejercicio del municipio santandereano de
Barrancabermeja, Darío Echeverri, por utilizar medios indebidos para impedir el
desarrollo normal del proceso de revocatoria de su mandato, realizado a mediados
del año anterior. El ente investigador afirmó que "luego de diversas labores de
policía judicial y verificaciones, la Fiscalía constató una denuncia interpuesta por la
Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA, que puso en conocimiento
maniobras ilícitas para frenar la revocatoria del mandato al actual alcalde de
Barrancabermeja". Entre las irregularidades encontradas por la Fiscalía estarían
"maniobras engañosas para evitar que los votantes fueran a las urnas, pago de
dinero en efectivo, intimidación a empleados y funcionarios de la administración
municipal, utilización de planes de gobierno para comprar a la ciudadanía y
retención de cédulas", con el objetivo de impedir que el mecanismo de participación
ciudadana alcanzara el umbral (cantidad de votos necesaria para validar un
plebiscito o revocatoria de mandato), como efectivamente sucedió. Ante estas
evidencias, la Fiscalía le imputó cargos al alcalde por constreñimiento o amenaza al
sufragante, obstrucción al certamen electoral, peculado y concierto para delinquir.
Además del alcalde, se capturaron 4 personas más que eran parte del comité en
contra de la revocatoria de alcalde, entre ellos, un funcionario de la administración
municipal.30 En abril, los capturados quedaron libres en decisión judicial de segunda
instancia por supuestos vacíos jurídicos en la decisión tomada por el juez de primera
instancia; sin embargo, siguen vinculados a la investigación.31
 El Cartel del Sida. La Procuraduría General de la Nación, a través de su entonces
titular, Fernando Carrillo, reveló a finales de enero un nuevo escándalo de
corrupción en el departamento de Córdoba. El jefe del Ministerio Público explicó
que se habrían cobrado tratamientos para la enfermedad del sida por parte de
pacientes inexistentes o incluso muertos. Según la denuncia de Carrillo "los pagos
realizados por el llamado Cartel del Sida obedecen a pagos que no correspondían al
Plan Obligatorio de Salud (POS) del estado o a fallos de tutela que favorecían falsos
pacientes de la enfermedad; estos supuestos falsos pacientes eran parte del régimen
subsidiado de salud colombiano. En algunos casos, las Entidades Promotoras de
Salud (EPS) pagaban a la Caja de Compensación Familiar del departamento
(Comfacor) y este, al mismo tiempo, le giraba también recursos a la caja,
provocando el desangre de los recursos públicos". El funcionario calcula que más de
800 pacientes falsos serían parte de este escándalo, perjudicando la salud y calidad
de vida de los pacientes de Córdoba que realmente son portadores del VIH. Según
cálculos de la Procuraduría, el desfalco de recursos públicos estaría por el orden de
$210.000 millones de pesos (casi USD$75.500.000 dólares).
 Suspensión del gobernador de Córdoba. La Procuraduria suspende por tres meses
a Edwin Besaile, gobernador del departamento de Córdoba, mientras lo investiga
por el pago irregular de $1.500 millones de pesos (casi USD$525.000 dólares) a
falsos pacientes de hemofilia, en el escándalo del llamado Cartel de la Hemofilia.32
3334

2017[editar]

 Caso Manantial de Amor. Comenzó con una investigación periodística hecha por
el periódico Vanguardia Liberal de Bucaramanga en junio de 2016, donde denunció
una red de corrupción hecha por varias personas en la administración municipal;
entre ellas, el entonces alcalde de la ciudad Luis Francisco Bohórquez. El plan de
corrupción terminó en la concesión de contratos para un solo proponente: La Iglesia
Manantial de Amor, a la cual asistía Bohórquez como feligrés al igual que varios
miembros de su familia, por valores superiores a los $15 mil millones de pesos (más
de USD$5.200.000 dólares a diciembre de 2017) para cosas mínimas como podar
árboles, modernizar alumbrados o hacerle la interventoría o supervisión a la
construcción de un muro por medio de empresas constituidas por miembros de la
iglesia, quienes cobraron valores alrededor del 30% por encima del valor del
mercado. Luego de esta investigación el pastor de la iglesia, Óscar Leonardo
Rodríguez, fue asesinado el 22 de junio de 2016 en la sede de la iglesia ubicada en
el norte de la ciudad; su esposa, Rocío Méndez, recibió un atentado contra su vida
un año después; los dos recibieron contratos, según la investigación, por cerca de $7
mi millones de pesos (más de USD$2.330.000 dólares a diciembre de 2017). Por
estos hechos, la Fiscalía General de la Nación ha capturado y enviado a la cárcel, a
noviembre de 2017, a 8 personas implicadas en los hechos; entre ellas el exalcalde
Bohórquez, su Secretario de Infraestructura, Clemente León Ayala, y varios
contratistas pertenecientes a Manantial de Amor por los delitos de peculado por
apropiación, celebración indebida de contratos, interés indebido en la celebración de
contratos,falsedadideológica en documento público y falsedad en documento
privado, aunque dos de ellas fueron dejadas en libertad por falta de pruebas pero
siguen vinculadas al proceso.353637 En enero de 2018 se realizó una nueva captura, la
de Gerson Andres González, quien en el momento de su captura ejercía como
Secretario de Infraestructura en la ciudad de Barrancabermeja.38 Pese a los
resultados, aún no hay capturas o implicados por el asesinato del pastor y el
atentado contra su viuda.
 Capturas de los alcaldes de Pamplona y Curillo. El 24 de octubre, funcionarios
del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía General de la Nación
capturaron al alcalde en ejercicio del municipio nortesantandereano de Pamplona,
Ronald Mauricio Contreras Flórez, y a su Secretario de Gobierno, Yeiver Yesid
Acero Basto, además de la representante legal de la ONG Corporación Vida y
Progreso, por los delitos de peculado por apropiación y celebración indebida de
contratos. Las irregularidades tienen que ver con un contrato que fue suscrito entre
el municipio y la corporación el 24 de octubre de 2016 por un monto de $169
millones de pesos (USD$57.550 dólares), que tenía como objeto fomentar entre las
víctimas del conflicto armado la creación de proyectos productivos sostenibles.3940
El día anterior, habían capturado en el municipio de Curillo (Caqueta) al alcalde de
este municipio, José Ferrín Realpe, al igual que dos funcionarios de su
administración por los delitos de peculado, interés indebido en la celebración de
contratos, celebración indebida de contratos y falsedaden documento público, al
hallarse irregularidades en contratos firmados por Realpe donde los recursos
públicos terminaron en manos de terceros.4142
 Captura del alcalde de Barichara. El 5 de septiembre la Fiscalía General de la
Nación capturó en Barichara (Santander) a Israel Agón, actual alcalde municipal,
por las presuntas inconsistencias en un proyecto de Vivienda de Interés Social (VIS)
en el año 2010, cuando ejerció por primera vez el cargo. Junto al mandatario, y por
el mismo caso, también fueron detenidos el gerente de las Empresas Públicas de
Barichara y un exsecretario de Planeación del municipio. Según las investigaciones,
el entonces mandatario local (reelegido para el periodo 2016-2020) habría acordado
con los concejales de la época la compra de un lote de 7 hectáreas para realizar el
proyecto de vivienda La Primavera para familias de escasos recursos del municipio.
Se presume que, en desarrollo de dicho trámite en el concejo, el alcalde solicitó la
suma de ocho millones de pesos (USD$2.725 dólares) a cada una de las 280
familias que saldrían favorecidas en el proyecto, el cual a la fecha no se ha
ejecutado. Por estos hechos, el ente investigador le imputará a los capturados los
delitos de celebración indebida de contratos, interés indebido en la celebración de
contratos, peculado, urbanización ilegal y falsedad en documento público.43
 Desfalco a Ecopetrol. El juez cuarto laboral de Cúcuta, Samuel Darío Rodríguez
Duarte, luego de una investigación hecha por la Fiscalía General de la Nación, fue
condenado en juicio por el delito de prevaricato por acción en concurso homogéneo
y sucesivo con medida de aseguramiento en prisión, luego de decidir varios fallos
de tutela que no estaban conformes a la ley como el de algunos extrabajadores de la
estatal petrolera Ecopetrol, participantes de una huelga en 2004 que buscaban su
reintegro y liquidación de derechos laborales. Igual caso con el expresidente de la
Unión Sindical Obrera (USO), Hernando Hernández, el cual buscaba liquidar sus
prestaciones sociales, pensión de jubilación y otros beneficios laborales de un
periodo en que estuvo privado de la libertad. La Fiscalía calculó perdidas por
$134.000 millones de pesos (USD$45.560.000 dólares), además que los procesos de
los reclamantes no eran de la jurisdicción del juez Rodríguez. Por estos hechos se
encuentra en prisión el magistrado Félix Maria Galvis y próximamente se hará la
imputación de cargos al magistrado Fernando Castañeda, el cual esta prófugo de la
justicia.4445
 Captura del alcalde de Cartagena. El 3 de agosto fueron capturados por
integrantes del CTI de la Fiscalía General de la Nación el alcalde del Distrito de
Cartagena de Indias; Manuel Vicente Duque, junto a su hermano de crianza; Jose
Julián Vasquez y la contralora de la ciudad; Nubia Fontalvo, por los delitos de
cohecho y tráfico de influencias, debido a irregularidades presentadas en la elección
de Fontalvo, por parte de los concejales de la ciudad, como Contralora Distrital.
Unos días atrás, se había entregado a la justicia uno de los concejales que eligió a
Fontalvo; Jorge Useche. Por esta misma acción, fueron investigados y sancionados
disciplinariamente por la Procuraduría General de la Nación todos los concejales de
la ciudad que eligieron a Fontalvo, luego que ella obtuviera el menor puntaje de una
terna propuesta al Concejo Distrital para elegir la persona encargada del control
fiscal a la administración pública en Cartagena, siendo Jorge Useche quien
convenció a los demás concejales para que no eligieran al ganador de la
convocatoria; el abogado Ivan Sierra Porto, y en su lugar eligieran a Nubia
Fontalvo, cercana al alcalde.46
 Carrusel de las Cirugías Plásticas. A comienzos de Julio fueron capturados por la
Fiscalía General de la Nación el Contralor Departamental de Antioquia, Sergio
Zuluaga Peña, el gerente de la E.S.E. (Empresa Social del Estado) Hospital La
María de la ciudad de Medellín; Willian Marulanda, y tres hermanas del contralor
Zuluaga. El gerente Marulanda habría autorizado realizar cirugías plásticas sin
realizar el respectivo cobro a los beneficiarios de las mismas, incluyendo el
Contralor y sus hermanas; en su lugar, se hacían las facturas y posteriormente se
anulaban realizando cobros con valores menores a los reales, a veces, ni se cobraban
los servicios de quirófano, anestesiólogos y medicamentos, afectando la parte
financiera de ente de salud público. En otros casos, el gerente las hizo pasar por
otros procedimientos para que las cobijara el Plan Obligatorio de Salud colombiano.
A los detenidos se les imputaron los delitos de peculado por apropiación y
prevaricato por omisión. Según una auditoría hecha, se habrían hallado desde el año
anterior, cuando se solicitó la investigación a la Fiscalía de este caso por parte de
concejales de Medellín y diputados de Antioquia, un total de 102 procedimientos
médicos irregulares por valor de $130.762.550.oo (USD$42.873.oo).4748 Pese a las
pruebas recopiladas por la Fiscalía, el juez del caso les concedió libertad a los
imputados al considerar que no había suficiente material probatorio; aún así, el
proceso sigue su marcha.49
 Escándalo en la Justicia del Meta. Una redada llevada a cabo a finales de junio en
la ciudad de Villavicencio, Meta, por parte de agentes de la DIJIN (división de la
policía colombiana que realiza labores de policía judicial), concluyó con la captura
de dos fiscales Seccionales, dos jueces, un exjuez, un médico del Instituto Nacional
de Medicina Legal (entidad estatal encargada de la actividad forense en el país), un
asesor jurídico de la cárcel de Villavicencio, dos investigadores del CTI (policía
judicial de la fiscalía colombiana), y un exfuncionario de la Fiscalía; todos ellos,
supuestamente, estarían realizando maniobras dilatorias para entorpecer
investigaciones que, en teoría, debieron llevar a la cárcel hace tiempo a integrantes
de Bandas Criminales (BACRIM) de esta zona del país.50 Al mismo tiempo, la
Fiscalía realizó 24 capturas a miembros de la rama judicial, entre ellos, tres
magistados del Tribunal Superior de Justicia en el departamento del Meta,
funcionarios del INPEC (entidad estatal que vigila y regula las cárceles del país),
abogados y particulares; a todos ellos, se les imputaron los delitos de concierto para
delinquir, falsedad material e ideológica en documento público, cohecho por dar y
ofrecer y prevaricato por acción en concurso homogéneo, al comprobarse que estos
funcionarios conformaban desde 2013 una "empresa criminal" que otorgaba de
manera irregular, a cambio de sobornos, redenciones de pena, sustituciones de
medida de detención privativa de la libertad por domiciliaria y suspensiones
condicionadas en la ejecución de las sentencias a autores de delitos como
homicidio, concierto para delinquir y narcotráfico.51
 Escándalo en la Fiscalía y en la Corte Suprema de Justicia, este último llamado
"El Cartel de la toga".52 El 27 de junio fue capturado por agentes del CTI de la
Fiscalía General de la Nación, en su propia oficina y frente a sus empleados, el que
fuera hasta ese día el Jefe de la Unidad Anticorrupción del ente acusador; Luis
Gustavo Moreno, acusado, junto a un abogado llamado Leonardo Pinilla, de pedirle
dinero al exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, a cambio de desviar
indagaciones que cursan en su contra por posible malversación de recursos que
superan los $10.000 millones de pesos (USD$3.322.260 dólares), de lo cual sería
investigado formalmente por delitos como concierto para delinquir, interés indebido
en la celebración de contratos y peculado por apropiación. Lyons, quien pasó a ser
cooperante del Departamento de Justicia de Estados Unidos, denunció que Pinilla y
el Jefe Anticorrupción Moreno (quien apenas llevaba un mes en el cargo) se le
habían acercado para pedirle $100 millones (USD$33.200 dólares) a cambio de
entregarle copias de declaraciones juradas de testigos que habían hablado en la
Fiscalía en su contra. La DEA le preparó una trampa a Moreno en Miami, donde le
dió a Lyons USD$10.000 dólares con billetes marcados para que le entregara a
Moreno con el objetivo de rastrearlos. La Fiscalía de Colombia, sabiendo de
antemano la operación de la DEA, envía a Moreno para entrevistarse con Lyons;
luego, el dinero marcado es descubierto en manos del Jefe Anticorrupción y sus
familiares en el vuelo de regreso a Colombia. El Departamento de Justicia
estadounidense descubrió que Pinilla y Moreno, este último aprovechándose de su
cargo, inundarían a sus fiscales con trabajo para que no pudieran concentrarse en el
expediente del cooperante Lyons a cambio de $400 millones (USD$132.890
dólares) y una “adición” de USD$30.000 dólares que aspiraba recibir antes de irse
de Estados Unidos. Por estos hechos, la Corte del Distrito Sur de la Florida le va a
endilgar a Moreno y a Pinilla los cargos de conspiración para lavar dinero con la
intención de promover un soborno, haciendo formal la solicitud de extradición a
Colombia,53 además de la investigación que se les abrió en el país por el delito de
concusión. Luego de este suceso, la Fiscalía ha procedido a capturar más de 50 de
sus funcionarios a nivel nacional por hechos similares, varios de ellos podrían ser
solicitados en extradición por Estados Unidos.54 Luis Gustavo Moreno, luego de
confesar su delito, atestiguo en la Fiscalía contra dos exmagistrados de la Corte
Suprema de Justicia; José Leonidas Bustos y Francisco Javier Ricaurte (a los cuales
Estados Unidos les canceló la visa para ingresar a este país), manifestando que estos
absolvieron a los entonces senadores Luis Alfredo Ramos, Hernán Andrade y Musa
Besayle de investigaciones en su contra y que, por gestiones de Moreno y Pinilla,
fallaron a favor de los congresistas a cambio de coimas; la investigación contra los
exmagistrados esta en curso en la Comisión de Acusaciones de la Cámara de
Representantes.55 Por su parte, el senador Besayle admitió ante la Corte Suprema de
Justicia que, en efecto, pagó dos mil millones de pesos (USD$681.663 dólares) al
exfiscal Moreno y al exmagistrado Bustos para beneficiarle en un proceso en su
contra por parapolítica, de una cantidad inicial de seis mil millones
(USD$2`044.990 dólares) solicitada por estos.56 La Comisión de Acusaciones esta
investigando además al actual magistrado de la corte Gustavo Malo, quien también
estaría salpicado en el escándalo de sobornos del alto tribunal; la Sala Plena de la
Corte Suprema de Justicia le pidió al magistrado implicado apartarse del cargo
mientras continúe la investigación en su contra, petición rechazada por este
afirmando que es inocente. Su hija, Yara Malo, será imputada por la Fiscalía por los
delitos de extorsión agravada, al amenazar a una fiscal de Bogotá con "mover sus
influencias" para hacerla despedir del cargo o trasladarla a un sector con problemas
de orden público si no accedía a pagarle cierta cantidad de dinero por haberla
ayudado a ingresar a trabajar en el ente acusador.5758 La Comisión de Acusaciones
confirmó que el caso del exmagistrado Ricaurte queda bajo jurisdicción de la
Fiscalía,59 la cual le emitió orden de captura con detención en establecimiento
carcelario por parte de un juez.60 Por su parte, la Corte Suprema emitió el 25 de
septiembre una orden de captura contra Musa Besayle por los delitos de cohecho y
peculado, quien se entregó al CTI de la Fiscalía en Montería a comienzos de
octubre.6162 Otros implicados en el escándalo del Cartel de la Toga son: El
exmagistrado de la Corte Suprema, Camilo Tarquino, y el senador Álvaro Ashton.63
 Escándalo en Colpensiones. A comienzos de junio, una juez especializada de
control de garantías envió a prisión a 8 de 11 personas capturadas por la Fiscalía
General de la Nación (las otras 3 se les dio detención domiciliaria) por los delitos de
concierto para delinquir, estafa, acceso abusivo, violación de datos personales y
fraude procesal, debido a un desfalco cometido por estas personas, quienes
laboraban como contratistas en la parte de sistemas de la entidad estatal encargada
del Régimen de Prima Media para las pensiones en Colombia (Colpensiones). La
investigación comenzó el 8 de mayo de 2014, momento en el cual uno de los
directivos de la entidad denunció presuntas irregularidades en el sistema informático
de la empresa de pensiones. Se presume que los contratistas crearon una red
delincuencial que cobraba por la modificación de los historiales laborales entre $10
y $100 millones de pesos (entre USD$3.000 y USD$33.000 dólares), según la
complejidad del trabajo y el ingreso que representara. Los contratistas crearon dos
modalidades de delinquir: la primera, consistía en inventar desde cero el historial
laboral de una persona que nunca hubiese estado afiliada al Seguro Social (antigua
entidad encargada del sistema pensional) ni a Colpensiones; la segunda, consistía en
modificar el número de semanas cotizadas por trabajadores reales para que pudieran
pensionarse antes de lo estipulado. La Fiscalía continúa la investigación.64
 Escándalo de Llanopetrol. El 19 de mayo se realizó la imputación de cargos a 4
detenidos por el desfalco en la Refinería del Meta, a través de la empresa estatal
Llanopetrol. Se les acuso de apropiarse ilicitamente de más de $18.000 millones de
pesos (USD$6.138.825 dólares) durante el mandato del gobernador Alan Jara entre
los años 2012 y 2015, quien sería responsable de revivir el proyecto. El caso se
descubrió en la Jornada Anticorrupción en Meta realizada el 5 de mayo, la Fiscalía
dijo que los detenidos seguían órdenes de altos cargos y que esperaba emitir más
órdenes de captura a más responsables. Ninguno de los implicados aceptó los
cargos. A pesar de 3 plazos de adición presupuestal, donde la empresa incumplió, la
gobernación del departamento giro los recursos considerados injustificados.65
 El Cartel de los Abuelos. El 18 de mayo se realizó la audiencia de legalización de
captura e imputación de cargos a ocho implicados en irregularidades en los Centros
de Bienestar del Adulto Mayor en Pereira, donde se atienden 93 personas, el caso
fue denunciado por la Personería de la ciudad con ayuda de la Fiscalía Seccional de
Risaralda. Hasta el momento, la Fiscalía ha investigado 4 de 13 contratos en el
Programa del Adulto Mayor, pero las irregularidades superan los $700 millones de
pesos (USD$238.732 dólares). Entre los imputados están el exsecretario de
Desarrollo Social y Político de la Alcaldía; John Lemus, quien dice no tener
responsabilidad en los cargos imputados. De los 8 implicados, el fiscal solicito la
medida de aseguramiento para 7 de ellos; uno de ellos que aceptó cargos podría
tener rebaja de pena del 50% y detención