You are on page 1of 1

Estamos viviendo una política llena de errores que intenta abarcar el pensamiento

social que en verdad necesita pero es guiada ante un interés particular generado
por nuestros mismos representantes que han sido elegidos por una supuesta
“democracia”.
La política colombiana es el claro ejemplo de un engaño y esto no es nuevo, se ha
visto evidenciado desde el siglo pasado hasta el presente, lo que nos lleva a
preguntarnos ¿Colombia alguna vez ha obtenido una política igualitaria? Los
hechos que nos repercuten hasta la actualidad nos dicen que NO, hemos sido
víctimas de una realidad que asumimos pero no sabemos cómo afrontar y eso
conlleva a que sigamos cometiendo las mismas fallas y como quien dice “repetimos
la historia”.
Nos damos cuenta de sectores como la salud, la educación y la economía que se
han visto influenciados y afectados por las decisiones políticas, tanto así que los
mismos que destruyen el gobierno también son aquellos que lideran a otros
corruptos para dañar los sectores antes mencionados, es decir, que el poder que
obtienen para mejorar este país lo utilizan solo para su ganancia personal porque
esta cultura ha enseñado lo que una vez Gandhi dijo y es que “En la tierra hay
suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para
satisfacer la avaricia de algunos”.
¿De qué manera podremos avanzar? si en cada aspecto nos quedamos
estancados, si para creer que nuestros “representantes” cumplen debemos ver
construcciones grandes, masivas y para todo el público, mientras que nos olvidamos
de nuestras necesidades básicas porque para esa construcción que tanto nos gustó
ese dinero se ira a recuperar elevando los impuestos de cada ciudadano y eso es
lo que muchos no saben, esa es una de las tantas maneras que tienen para
engañarnos porque mientras observas lo realizado ellos se burlan de ti robando
internamente todo lo que no has notado.
Entonces, invitamos a que tomemos acción, demostremos que esta nueva
generación puede crear líderes que demuestren el verdadero concepto de hacer
política y es aquel plasmado por Platón en el que “La política es definida como
el arte de la convivencia, una condición natural, es decir, la vida humana
organizada alrededor de la justicia y el respeto, como una forma de distinguir
a los humanos de los demás seres”, acabemos con esta fase de la historia
colombiana y empecemos a cambiar todo ese aquel ideal de que nunca podremos
encontrar esa equidad en nuestra política, que piense en el presente y en el futuro
de este país.